Las Cajas

1
882

En la habitación:
[Mujer]: Ummm… aaah… ummm…
[Yo]: Ummm… ¿te gusta?
[Mujer]: Ummm… sí… sí… la caja.
[Yo]: ¿¡Eh!?
[Mujer]: La caja… ummm… la caja.
[Yo]: ¿La caja? ¡La caja!

¡La caja! ¿Qué caja ni qué carajo? ¡Bah! Ya no puede uno tener un sueño húmedo en paz…
¿Es un sueño húmedo si no alcancé a acabar?
La caja… ¡jajajajajaja!

En la cafetería:
[Amigo]: ¿Qué caja?
[Yo]: ¿¡Qué importa!? El hecho es que estoy con esta mujer. Y era perfecta; aunque no llegué a verle la cara. De pronto eso lo hacía más perfecta…
[Amigo]: Claro.
[Yo]: Y estoy ahí, con ella, y el cerebro me sale con lo de la fulana caja.
[Amigo]: ¡Jajajajaja! Coño, [minombre], no pegas una ni siquiera en sueños…

Camino a la oficina:
El tráfico está insoportable. Bue… tampoco es que vaya apurado. Además la música está buena.
La caja… ahora sí que me estoy volviendo loco.
Bueno ¿¡y este jetón!? Cómo hay cabrones en la calle que no saben manejar…

En la oficina:
[Secretaria]: Hola, señor [minombre] ¿Todo bien?
[Yo]: Sí, todo bien, [nombredelasecretaria]. ¿Cómo amaneces? ¿Te sientes mejor?
[Secretaria]: Sí, al final de la tarde se me pasó el malestar. Hace nada le dejaron un paquete.
[Yo]: ¿Un paquete?
[Secretaria]: Sí, una cajita. Se la dejé sobre su escritorio.
[Yo]: ¿Una caja?
[Secretaria]: Sí.

En mi despacho:
Que vaina tan rara. Justo cuando una caja fue la causa de una frustración onírica, recibo una aquí.
¿Quién la mandaría?
No dice.

En el intercomunicador:
[Secretaria]: Dígame, señor [minombre].
[Yo]: Disculpa, [nombredelasecretaria]. ¿Quién dejó este paquete aquí?
[Secretaria]: Una mujer. Nunca la había visto. Pero no le pregunté su nombre porque me dijo que usted estaba esperando ese paquete. Supuse que usted sabría quién era…
[Yo]: Está bien, [nombredelasecretaria]. Gracias.

¿Quién dejaría esto aquí?
Seguro fue [nombredeamigo]. Por eso sería que esta mañana se fue antes que yo terminara el desayuno…
Pero ¿y si no fue él?

Al teléfono:
[Amigo]: ¿Aló?
[Yo]: [nombredeamigo], soy yo.
[Amigo]: ¿¡Quién!?
[Yo]: Yo, vale, [minombre].
[Amigo]:
¡Ah! ¿Qué pasó?
[Yo]: ¿Pasaste por mi oficina esta mañana?
[Amigo]: ¿¡Eh!? Si hubiera tenido intención de pasar por tu oficina te habría esperado ¿no crees? No vale, acuérdate que te dije que me tenía que ir temprano porque tenía cita con el odontólogo. ¡Pfft! Tienes que ver a esa odontóloga, [minombre]. ¡Qué mujer!
[Yo]: No me lo vas a creer, [nombredeamigo]; pero llegué a la oficina y [nombredelasecretaria] me dijo que una mujer desconocida había dejado un paquete aquí para mí.
[Amigo]: ¿Me estás jodiendo?
[Yo]: ¡No, vale! Es en serio. Si lo tengo aquí en mis manos. Pensé que lo habías traído tú, o lo habrías mandado tú con alguien más, por lo del sueño que te conté.
[Amigo]: No, para nada…
[Yo]: Ahora no sé si abrirlo…
[Amigo]: Yo que tú lo abriría.
[Yo]: ¿Y si es una bomba?
[Amigo]: ¡Jajajajaja! No seas pendejo, [minombre]. ¿Quién te iba a mandar a ti una bomba? Y en caso que lo sea, bueno, explotaría y tú ni lo sentirías. Abre esa vaina de una vez, [minombre], no seas pendejo.
[Yo]: Dale, pues. Te aviso cualquier cosa.

En la casa:
¿Por qué será que todavía no abro la fulana caja?
¿Qué es lo peor que puede pasar?
No seas imbécil, [minombre]. Abre la puta caja de una vez.
No, ya va. En realidad no importa mucho qué tiene la caja, sino quién la mandó.
Aunque el contenido es importante también. Si es una idiotez puedo dejar de preocuparme por la remitente.
Me doy una ducha y la abro. Sí, eso es lo que voy a hacer.

Al teléfono:
[Yo]: ¿Aló?
[Vecina]: Aló, [minombre], disculpa que te llame a esta hora…
[Yo]: No, vale, no te preocupes. Dime.
[Vecina]: ¿Recibiste la caja?
[Yo]: ¿La caja? ¿La dejaste tú?
[Vecina]: ¿Que si la dejé yo? Te estoy hablando del paquete que me llegaba el fin de semana. ¿Te acuerdas que te pedí que recibieras una caja que me iba a llegar y yo no iba a estar en la zona?
[Yo]: ¡Ah! Claro, [nombredelavecina]. Sí, la caja llegó el sábado. Aquí la tengo.

¡La caja! Esa era la fulana caja.

[Vecina]: ¿Te molesta si paso a buscarla ahora?
[Yo]: Para nada, [nombredelavecina]. Ven. Te espero.

En la habitación:
[Vecina]: Ummm… aaah… ummm…
[Yo]: Ummm… ¿te gusta?
[Vecina]: Ummm… sí… sí… la caja.
[Yo]: ¿¡Eh!?
[Vecina]: La caja… ummm… la caja.
[Yo]: ¿La caja? ¡La caja!
[Vecina]: La caja… pásamela.

[nombredelavecina] debe estar loca. Pedirme la caja en este momento…
Ahora que lo pienso, la mujer del sueño era muy parecida a [nombredelavecina]. Aunque tenía los senos más grandes…

[Yo]: ¿Una cámara?
[Vecina]: Sí… Ummm… ¿Te molesta?
[Yo]: Para nada…
[Vecina]: Ummm… ¿Te molesta si le mando estas fotos a mi exmarido?… aaaah…
[Yo]: ¿¡Eh!? No creo que sea una buena idea.
[Vecina]: Tranquilo… Ummm… no se te va a ver la cara… Ummm…

Definitivamente [nombredelavecina] está completamente loca.
Pero, ni modo… Si no se me va a ver la cara no hay problema, supongo.

[Vecina]: Uuummmm… aaaaah… aaaaaah… uummmm… umjumm… sí, sí, sí…
[Yo]: Aaah… aaaah… aaaaaaaaarrrgh…

En la cafetería:
[Amigo]: ¿¡La vecina!?
[Yo]: La vecina. Y de la caja sacó una cámara y comenzó a tomarnos fotos que y que para mandárselas al exmarido.
[Amigo]: ¿Y la otra caja?
[Yo]: ¡Mierda! Se me olvidó por completo la otra caja…
[Amigo]: ¡Jajajaja! Bueno, a mí también se me habría olvidado…

Camino a la oficina:
¿Qué habré hecho la otra caja? Debe estar en la casa, pero no recuerdo dónde.
¿Pero y este tipo se va a comer el semáforo así tan tranquilo? ¡Qué cabronada! De vaina le da al otro…
La caja, la caja… ¿dónde carajo dejé la caja?

En la oficina:
¡Claro! La puse en el sofá antes de meterme a la ducha. Debe estar ahí todavía.

En la casa:
Vamos a ver por fin qué hay en esta caja. Si lo dejo para después se me puede volver a olvidar…
¿¡Eh!?
¿Cómo es que aquí están las fotos que tomó anoche [nombredelavecina] si este paquete llegó a la oficina ayer en la mañana?
¿Y si lo hubiera abierto ayer?

(Publicado originalmente en Fucked Up Crazyland en febrero de 2010).

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here