guia de cambio del latiguillo del váter

0
138

Guía de cambio del latiguillo del váter

En este artículo vamos a explicar todo lo que se debe saber para poder cambiar el latiguillo del váter de forma rápido y fácil o como algunas personas le conocen el inodoro. Realizar esta tarea es completamente sencilla y cualquiera la puede llevar a cabo sin tener que requería de un fontanero.

Siempre va a ser importante tener en cuenta ciertos aspectos, principalmente de las piezas o de los que están hechos los latiguillo, cosas que muchos conocen pero que otros no tanto y que hay que tener es cuenta pues de esto dependerá una buena instalación y el rendimiento que tenga a futuro.

Los latiguillo de agua

Antes de conocer la forma de cambiar el latiguillo del váter, es necesario saber qué es un latiguillo y como éste está formado.

Los latiguillos de agua que se utilizan en el váter son en una forma sencilla de describir unos tubos que están fabricados en goma, estos viene recubiertos con una especie de malla que a su ves está fabricada por acero inoxidable, razón por la cual parece estar hecha de metal, cuando en realidad no es así.

Su función es llevar el agua de las tuberías de la casa al inodoro, básicamente servir de suministro, es por ellos que van conectados por un lado a las tuberías de agua y por otro al váter.

Los latiguillos sirven para suministrar agua no sonó al inodoro, también para los grifos del lavabo, los fregaderos de la cocina o de bidés. Este tipo de latiguillos son los más utilizados, sin embargo, existen otro tipo de ladrillos que se utilizan para conectar el agua a las lavadoras o al lavavajillas, con aspecto distintos y que muchas veces no cuenta con un recubierto sobre el plástico.

Partes de un latiguillo

Básicamente, los latiguillos están formados por dos partes: el tubo de plástico que se encuentra protegido por la malla y ambos extremos.

  • El tubo: no hay mucho que se pueda decir sobre el tubo del latiguillo, es sencillamente un tubo de plástico se encuentra fabricado con un material que se denomina ETDM. Este material es muy resistente y posee una flexibilidad que le permite al latiguillo moverse sin problema y no se romperse.

Para mayor protección el latiguillo va recubierto por una malla de acero inoxidable, esto permite que el plástico no sufra ningún golpe del exterior o cualquier acción que pueda causarle una fisura.

  • Los extremos: en cuanto a los extremos si hay más de los que hablar, estos viene fabricados para que sean roscados al suministro de agua. Aunque no es una regla especifica, ya que en algunos casos los latiguillo viene provistos de una sistema especial que no van con rosca.

La mayoría de las veces que el latiguillo viene con un sistema diferente, se trata solo del extremo que va conectado con el grifo y el otro extremo viene como normalmente se conoce, en rosca. Eso solo ocurre cuando alguna marca de grifos los fabrica con otros sistemas.

En cuanto al tipo de rosca, existen de dos tipos: las denominadas roscas macho y las hembras. La macho es la que lleva la rosca en el exterior y la hembra la que lleva la rosca en la parte interna.

A demás de estos, existen también diferentes tipos de rosca, que varían dependiente del perfil de estas y el paso de la misma. Sin embargo, los latiguillo utilizan un tipo de rosca que es muy común y se denomina rosca métrica.

Para identificar la rosca, aunque no es nada difícil, vienen con una denominación. La letra M es la denominación de la rosca macho y la H es la de la hembra. También viene con un número luego de la letra, que significa el diámetro de la rosca.

Algo que se debe tener en cuenta con el diámetro que venga especificado en la rosca es si esta en mm o en pulgadas. Si el número o la fracción que se indica en la rosca está solo, significa que esta en mm, pero si el numero o la fracción vienen seguido del signo “, lo que significa es que esta en pulgadas.

Latiguillo de un váter

Una vez conocemos los latiguillo en general, hablaremos de los latiguillos que se usan para el váter o inodoro. Los que se utilizan en este caso generalmente viene con los extremos de tipo hembra-hembra, y con un diámetro de 3/8”, es decir, 16 mm en los dos extremos.

La salida de las llaves de escuadra son la mayoría del tiempo de tipo macho, con diámetro interior de 16 mm, igualmente la conexión a la cisterna se hacen con rosca tipo macho con un diámetro de 3/8”. Es por eso que el latiguillo viene con entrada y salida hembra.

Como resultado de esto, el latiguillo que se utiliza para el váter es denominado H 3/8’’ – H 3/8’’.

Cómo cambiar el latiguillo del váter paso a paso

Para cambiar el latiguillo del váter no es necesario que se corte el suministro de agua de forma general, solo se deben seguir los siguientes paso que explicaremos a continuación:

  • Lo primero que se debe hacer es vaciar por completo el cisterna del váter. Esto permitirá que cuando se quite el latiguillo no se derrame el agua.
  • En donde se vaya a conectar el nuevo latiguillo se corta el agua con la llave de escuadra, esto se debe hacer girandolo en sentido contrario a las agujas del reloj aproximadamente 1/4 de vuelta.
  • Se retira el latiguillo antiguo con una llave si es necesario, la mayoría del tiempo la cal dificultará el trabajo de extraer el latiguillo, pero se debe hacer con el mayor cuidado posible para no estropear la rosca del sistema o de la pared.
  • Para instalar el nuevo latiguillo sólo debes poner cada extremo con la entrada de agua junto a la llave de escuadra y a la entrada del cisterna, gira con la mano hasta que ya no puedas más y finaliza apretando bien con una llave.

Los 2 errores más comunes que se cometen al instalar un latiguillo

Cambiar el latiguillo del váter es sumamente sencillo incluso para aquellos que no saben nada de fontanería, sin embargo suelen cometer dos errores muy comunes, estos son:

  1. Sellar los extremos con teflón: algunas personas piensan que si no le ponen teflón a los extremos del latiguillo puede ocurrir alguna fuga de agua o goteos. Sin embargo, es todo lo contrario. Los extremos de los latiguillos bien diseñadas con una goma especial para evitar los goteos, al ponerles teflón si que pueden existir fugas.

Este material con el que están fabricados los extremos de los latiguillos son de EPDM, un plástico extremadamente resistente al envejecimiento y de gran elasticidad.

El funcionamiento de este plástico es muy simple, cuando se aprietan ambas roscas, la macho a la precio a el plástico que posee la hembra, uniéndose perfectamente y evitando el paso de agua.

  1. Apretar demasiado fuerte la unión: otro error que se comete muy seguido es querer a apretar demasiado fuerte la unión para que me excita fuga y de hecho este es un gran error, ya que, al presionar demasiado la goma de plástico que tiene la hembra puede romperse, generando la salida de agua.

Lo que más se recomienda es hacer lo que se indicó en los paso anteriores de como instalar un latiguillo, enroscar con la mano hasta que más no se pueda y finalizar con un pequeño apretón con una llave.

Si sigues todos los pequeños consejos que se han indicado, seguro podrás instalar un latiguillo sin problema, sin fugas de agua y que dure un largo tiempo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here