Lo personal es político: Amar es trinchera

¿Cómo no comenzar con preguntas? ¿cómo integramos lo político y ético a lo personal? ¿qué es en sí mismo el amor? ¿cuántos tipos de amor existen y cómo hay un sólo símbolo para todos ellos? Hay quienes se refieren a ello como un concepto universal ¿Qué carajos cuenta como ‘universal’ en este planeta? ¿Qué código comparte ese carácter? No sé, no me convence. Ahora bien, ¿qué me trae a este planteamiento? Conforme pasa el tiempo, he ido puliendo mi percepción -o al menos, eso asumo- y vaya, cada vez siento un impulso más fuerte de entregarme conscientemente al arte/trinchera amatorio.

Vaya… Lo personal es político (por político me refiero a la acción individual que tiene re.percusión en la sociedad, que es partícula activa y coextistente [“La política: del griego πολιτικος (politikós) «ciudadano, civil, relativo al ordenamiento de la ciudad»”]. No hablo de partidismo [ew]). La manera de interrelacionarnos, de amar, de tratar a los vecinos, los prejuicios sociales, raciales… En resumen, todo, de alguna manera u otra es una postura u otra, del lado del miedo o del amor. Llevo años echándole cabeza a cómo es más sano interrelacionarme, a qué es lo realmente más orgánico, con qué me siento más cómoda y que vaya acorde con mis principios (¡Ja!). Honestamente, yo reconozco que siento muchos niveles de amor, la mayoría platónicos que no son mutuamente excluyentes entre sí (poliamor).

A continuación, debe considerar más valiosa la belleza de las almas que la del cuerpo, de suerte que si alguien es virtuoso del alma, aunque tenga un escaso esplendor, séale suficiente para amarle, cuidarle, engendrar y buscar razonamientos tales que hagan mejores a los jóvenes, para que sea obligado, una vez más, a contemplar la belleza que reside en las normas de conducta y a reconocer que todo lo bello está emparentado consigo mismo, y considere de esta forma la belleza del cuerpo como algo insignificante. ― El Banquede, de Platón.

http://3.bp.blogspot.com/_iSfRuXdeXw0/SyYpdlHgyDI/AAAAAAAAEJ4/h86FbpyX2AI/s400/mujer+con+flores+Eric+Laforgue.jpg
El amor, vaya palabrita ¡la antagonía de lo universal hecho palabra! Qué subjetividad tan jevi. Los griegos definieron cuatro (4) tipos de amor: Eros: un amor intenso, carnal y generalmente efímero. Algo tiene que ver con la idealización del momento, detonada por la pasión y el impulso del deseo carnal. El eros es en esencia sexual (Te tengo queso y quiero restregarte el tostón y jartá tostones) Storgé: un amor fraternal, comprometido y duradero. Generalmente se cultiva a lo largo del tiempo y en muchos casos implica una relación filial o una coincidencia añeja con alguien más. Es decir, eres sangre de mi sangre, un convive, te voy a dar la mitad de mi tajada. Philia: solidaridad, sororidad, hermandad y amor por la otredad. (Tengo una torta y te voy a dar la mitad, porque te amo). Ágape: se refiere a la frecuencia más profunda del amor. Su vehículo es la pureza, la incondicionalidad e incluso la devoción. Esta forma de amor es universal, como el amor por una deidad, por la naturaleza o por la humanidad completa. (Si habemos ocho, picamos la empanada en ocho por que amo y también a la comida). ¿Sabías que cuando estás produciendo serotonina no existen impulsos sexuales?0620d42e37e5ea296bcb3c2864ce1695

Partiendo de que amar es un arte, expuesto en El Arte de Amar de Erich Fromm (se lee Eric), cito: El proceso de aprender un arte puede dividirse convenientemente en dos partes: una, el dominio de la teoría; la otra, el dominio de la práctica. Si quiero aprender el arte de la medicina, primero debo conocer los hechos relativos al cuerpo humano y a las diversas enfermedades. Una vez adquirido todo ese conocimiento teórico, aún no soy en modo alguno competente en el arte de la medicina. Sólo llegaré a dominarlo después de mucha práctica, hasta que eventualmente los resultados de mi conocimiento teórico y los de mi práctica se fundan en uno, mi intuición, que es la esencia del dominio de cualquier arte. Pero aparte del aprendizaje de la teoría y la práctica, un tercer factor es necesario para llegar a dominar cualquier arte -el dominio de ese arte debe ser un asunto de fundamental importancia; nada en el mundo debe ser más importante que el arte. Esto es válido para la música, la medicina, la carpintería y el amor-. Y quizá radique ahí el motivo de que la gente de nuestra cultura, a pesar de sus evidentes fracasos, sólo en tan contadas ocasiones trata de aprender ese arte. No obstante el profundo anhelo de amor, casi todo lo demás tiene más importancia que el amor: éxito, prestigio, dinero, poder; dedicamos casi toda nuestra energía a descubrir la forma de alcanzar esos objetivos y muy poca a aprender el arte del amor ¿Sucede acaso que sólo se consideran dignas de ser aprendidas las cosas que pueden proporcionarnos dinero o prestigio, y que el amor, que «sólo» beneficia al alma, pero que no proporciona ventajas en el sentido moderno, sea un lujo por el cual no tenemos derecho a gastar muchas energías? Sea como fuere, este estudio ha de referirse al arte de amar. Yo opino que para amar, se requiere reconocerse vulnerable, abandonar la -aparente- separatidad (tomo tangente en Fromm) y tejer: el amor propio y el amor integral, el amor incondicional, no pasional y… unnamed-2Entregarse a ello.

 

 

¡Qué diferente sería una sociedad de individu+s san+s, segur+s de sí mism+s!

En síntesis, tod+s anehlamos lo mismo… No obstante, no abogo por la estandarización, por el contrario, todos tenemos diversas formas pero en el fondo -lo permtiamos y/o aceptemos o no-, queremos amor. Yo me reconozco a mí mism+ como un ser amador. Siento tantos niveles, tantos de amor y no son mutuamente excluyentes y es mágico. Autonomía y amor propio: parto que para amar a la otredad o tratar amorosamente, requiero amarme a mí mism+ y que ese es, sin duda, un modo de mostrarle al resto del mundo cómo me gusta que me amen. ¿Se puede amar algo que se desconoce, que se ignora? Estoy en proceso de autoconocimiento constante, al igual que de autoconstrucción: construyo ese hogar que soy yo mism+, ese país andante, sangrante, cíclico y ebrio de ideas que soy. Cómo amar se convierte en trinchera.

 

tumblr_o4ydaevhyl1qzcapfo2_540

Quiero entregarme sin perderme, quiero extrañarte sin destrozarme.
Escucharte sin silenciar mi voz, caminar contigo y caminar sin ti.
Quiero pedirte lo que necesito sin que se transforme en exigencia, chantajeo o soborno.
Quiero darte amor, caricias, besos, ternura, sin pasar la factura posterior.
Quiero vivir plenamente nuestros encuentros y comprender sabiamente nuestros desencuentros.
Quiero ser compañero, amante, amigo, sin ser la pareja simbiótica de la propiedad privada, de los modelos, de las ilusiones, de los engaños.
Quiero necesitarte porque me enriquezco con tu diferencia, sin que te transformes en mi bastón o salvavidas.
Quiero esperarte sin desesperarme.
Quiero valorar cada momento vivido [email protected], momentos únicos, como vos única, y yo único, estar abierto a nuevos momentos, sorprenderme, sin cerramientos y películas previas.
Quiero amarte y disentir amorosamente, no temer el no y el basta a lo que me moleste. poder escuchar lo que sentís, poder expresarte lo que siento.
Hacerme responsable de mi vida sin cargarte con mis frustraciones, desearte por lo que sos y no por lo que me falta.
Única vos, único yo, único amor.

― Raquel E. Disenfeld.

El amor es abundante, y cada relación es única

La anarquía relacional cuestiona la idea de que el amor es un recurso limitado que sólo puede ser real si está restringida a una pareja. Tienes capacidad para amar más de una persona y una relación y el amor sientes por esa persona no disminuye el amor que sientes por otra. Abrazar la diferencia, la retroalimentación y el amor. La decisión de no basar una relación en base a un modelo prefabricado se trata de respetar la independencia y autodeterminación de l+s demás. Lo que sientas por quienes amas no te otorga derecho para modificarle a favor de tus expectativas personales.  Se trata de saber cómo quiero ser amad+ también. Amar más allá de la heteronormatividad exclusivista e hipersexualizada es hermoso. Permitir que el amor nos libere del miedo y ser la llama misma, creando, dando vida. 

De igual modo, una persona poliamorosa, que puede generar y mantener muchos vínculos emocionales e intelectuales, puede estar en una relación monógama.

 

Resultado de imagen para poliamor golfxs

¿Cómo podría ser acaso el amor, si no es libre?

 

El amor, el más fuerte y más profundo elemento en toda vida, heraldo de la esperanza, de la felicidad, del éxtasis; el amor, transgresor de toda ley, de toda convención; el amor, el más libre, la impronta más poderosa del destino humano; ¿cómo puede una fuerza tan irresistible ser sinónimo de ese precario e insignificante hierbajo engendrado por el Estado y la Iglesia, el matrimonio?

¿Amor libre? ¡Cómo si el amor pudiese otra cosa que no fuese libre! El hombre ha comprado cerebros, pero ni todos los millones del mundo han podido comprar amor. El hombre ha sojuzgado cuerpos, pero ni todo el poder en la tierra ha podido sojuzgar el amor. El hombre ha conquistado naciones enteras, pero ni todos sus ejércitos podrían conquistar el amor. El hombre ha encadenado y puesto grilletes al espíritu, pero se ha visto totalmente indefenso ante el amor. En lo alto de un trono, con todo el esplendor y la pompa que sus riquezas le puedan ofrecer, el hombre estará pobre y abatido, si el amor lo pasa por alto. Y si llegara a quedarse, la más pobre chabola resplandecerá de calidez, vida y color. Es que el amor tiene el mágico poder de hacer rey a un vagabundo. Sí, el amor es libre, en ninguna otra atmósfera puede habitar. En libertad se da a sí mismo sin reservas, generosamente, totalmente. Todas las leyes de los estatutos, todas las cortes del universo, no podrán desterrarlo una vez que el amor ha echado raíces. Pero, si ocurriese que el suelo fuera infértil, ¿cómo podría el matrimonio hacerle dar frutos? Es como la última lucha desesperada de la vida fugaz contra la muerte.

El amor no necesita protección; él es su propia protección. En la medida en que sea el amor el que engendre vida, no habrá niños abandonados, ni hambrientos, ni faltos de afecto. Yo sé que esto es verdad. Conozco mujeres que han tenido hijos en libertad del hombre que amaban. Hay pocos niños nacidos en el matrimonio que disfrutan del cuidado, la protección, la devoción que una maternidad libre puede ofrecerles. (…) Algún día, algún día, hombres y mujeres ascenderán, alcanzarán la cima de la montaña, allí se reunirán grandes, fuertes y libres, dispuestos a recibir, a participar y a bañarse en los dorados rayos del amor. Qué fantasía, qué imaginación, qué genio poético podría prever, aunque fuese sólo aproximadamente, las potencialidades de una fuerza tal en la vida de hombres y mujeres. Si el mundo alguna vez diese a luz a lo que es una auténtica camaradería y unidad, el padre será el amor, nunca el matrimonio. ―Emma Goldmas’s anarchism and other essays. Second revised edition. New York e London: Mother Earth Publishing Association, 1911.

Resultado de imagen para poliamor golfxs

“El problema son los celos y la propiedad privada. Nuestra cultura amorosa está basada en la exclusividad y en la propiedad privada del objeto amado. ‘ Yo soy tuya y tú eres mío y de nadie más’. A los hombres, además, se les enseña a disfrutar mucho de su libertad, pero no a amar la libertad de los demás, razón por la cual no soportan que sus parejas sean tan libres como ellos. Es cierto que muchos hombres se acercan al poliamor para poder tener relaciones con mujeres diferentes sin tener que ocultarse, mentir o engañar a su esposa. Sin embargo, se les nota enseguida que no son poliamorosos en cuanto su compañera hace lo mismo que él, porque no lo soporta y empiezan los conflictos”. El poliamor nace del amor libre de los años 60 y 70 del siglo pasado, que impulsaron los movimientos libertarios, anarquistas y hippie. Según Herrera, “aunque todos ellos rompieron con la monogamia obligatoria, la ideología patriarcal que las recorre es casi la misma que la que impregna el romanticismo tradicional, pues siguen basados en el régimen heterosexual y en el concepto de dúo como patrón para unirse sexual o amorosamente. Las anarcofeministas entendían el amor como una estructura amorosa horizontal, sin jerarquías, pero en el poliamor hay gente que distingue entre su pareja principal y las demás parejas”. Coral Herrera

 

El amar abiertamente, entregarse al amor no es una manera de evadir el compromiso.

 

 

Amar abiertamente es amar con honestidad y transparencia, no sólo orgías; “Poliamor es la práctica, deseo o aceptación de tener más de una relación intima simultáneamente, con el conocimiento o consentimiento de todas las personas involucradas. Se define a menudo como no-monogamia responsable, ética o consensuada. El poliamor puede darse en muchas formas y con nombres diversos”, sí, íntimo… ¡Hay muchísimos tipos de intimidad!

 

 

Resultado de imagen para poliamor golfxs

 


 

Básicos de la anarquía relacional (en inglés)

Manifiesto anarquía relacional (Es muy corto y bueno… Ambiguo.)

Acracia: Acracia (del griego α-, a “no”, y κράτος, kratos “poder”) designa una concepción que niega la necesidad de que exista cualquier clase de autoridad. Usada ampliamente como sinónimo de anarquía,1 la raíz del concepto no es la misma: mientras anarquía alude a la ausencia de un gobierno o Estado que dirija la sociedad, acracia supone la ausencia de coerción. En el sentido etimológico, la palabra acracia amplía la idea de anarquía, señalando no solamente una sociedad organizada antiestatalmente, sino además un orden social basado en el principio de no invasión, en que las normas sociales de convivencia sean resultado de acuerdos voluntarios, y donde se rechaza la legitimidad de cualquier imposición por la fuerza. Las palabras ácrata (adjetivo) y acracia probablemente se originaron durante el siglo XX.

 

 

 

 

 

Y un otro poema:

Amo a los hombres y les canto
Amo a los hombres
Y les canto.

Amo a los jóvenes
Desafiantes jinetes del aire,
Pobladores de pasillos en las Universidades,
Rebeldes, inconformes, planeadores de mundos diferentes.
Amo a los obreros,
Esos sudorosos gigantes morenos
Que salen de madrugada a construir ciudades.
Amo a los carpinteros
Que reconocen a la madera como a su mujer
Y saben hacerla a su modo.
Amo a los campesinos
Que no tienen más tractor que su brazo
Que rompen el vientre de la tierra y la poseen.
Amo, compasiva y tristemente, a los complicados
Hombres de negocios
Que han convertido su hombría en una sanguinaria
Máquina de sumar
Y han dejado los pensamientos más profundos, los
Sentimientos más nobles
Por cálculos y métodos de explotación.

Amo a los poetas –bellos ángeles lanzallamas–
Que inventan nuevos mundos desde la palabra
Y que dan a la risa y al vino su justa y proverbial importancia.
Que conocen la trascendencia de una conversación
Tranquila bajo los árboles,
A esos poetas vitales que sufren las lágrimas y van
Y dejan todo y mueren
Para que nazcan hombres con la frente alta.
Amo a los pintores –hombres colores–
Que guardan su hermosura para nuestros ojos
Y a los que pintan el horror y el hambre
Para que no se nos olvide.
Amo a los solitarios pensadores
Los que existen más allá del amor y de la comprensión sencilla
Los que se hunden en titánicas averiguaciones
Y se atormentan día y noche ante lo absurdo de las respuestas.

A todos amo con un amor de mujer, de madre, de hermana,
Con un amor que es más grande que yo toda,
Que me supera y me envuelve como un océano
Donde todo el misterio se resuelve en espuma…

Amo a las mujeres desde su piel que es la mía.
A la que se rebela y forcejea con la pluma y la voz desenvainadas,
A la que se levanta de noche a ver a su hijo que llora,
A la que llora por un niño que se ha dormido para siempre,
A la que lucha enardecida en las montañas,
A la que trabaja –mal pagada– en la ciudad,
A la que gorda y contenta canta cuando echa tortillas
En la pancita caliente del comal,
A la que camina con el peso de un ser en su vientre
Enorme y fecundo.
A todas las amo y me felicito por ser de su especie.
Me felicito por estar con hombres y mujeres
Aquí bajo este cielo, sobre esta tierra tropical y fértil,
Ondulante y cubierta de hierba.
Me felicito por ser y por haber nacido,
Por mis pulmones que me llenan y me traen el aire,
Porque cuando respiro siento que el mundo todo entra en mí
Y sale con algo mío,
Por estos poemas que escribo y lanzo al viento
Para alegría de los pájaros,
Por todo lo que soy y rompe el aire a mi paso,
Por las flores que se mecen en los caminos
Y los pensamientos que, desenfrenados, alborotan en las cabezas,
Por los llantos y las rebeliones.
Me felicito porque soy parte de una nueva época
Porque he comprendido la importancia que tiene mi existencia,
La importancia que tiene tu existencia, la de todos,
La vitalidad de mi mano unida a otras manos,
De mi canto unido a otros cantos.
Porque he comprendido mi misión de ser creador,
De alfarera de mi tiempo que es el tiempo nuestro.
Quiero irme a la calle y a los campos,
A las mansiones y a las chozas,
A sacudir a los tibios y haraganes,
A los que reniegan de la vida y de los malos negocios,
A los que dejan de ver el sol para cuadrar balances,
A los incrédulos, a los desamparados, a los que han
Perdido la esperanza,
A los que ríen y cantan y hablan con optimismo;
Quiero traerlos a todos hacia la madrugada,
Traerlos a ver la vida que pasa
Con una hermosura dolorosa y desafiante,
La vida que nos espera detrás de cada atardecer.
—Último testimonio de un día que se va para siempre,
Que sale del tiempo y que nunca volverá a repetirse—.
Quiero atraer a todos hacia el abrazo de una alegría que comienza,
De un Universo que espera que rompamos sus puertas
Con la energía de nuestra marcha incontenible.
Quiero llevaros a recorrer los caminos
Por donde avanza –inexorable– la Historia.
Porque los amo, quiero llevarlos de frente a la nueva mañana,
Mañana lavada de pesar que habremos construido todos.

Vámonos y que nadie se quede a la zaga,
Que nadie perezoso, amedrentado, tibio, habite la faz de la tierra
Para que este amor tenga la fuerza de los terremotos,
De los maremotos,
De los ciclones, de los huracanes
Y todo lo que nos aprisione vuele convertido en desecho
Mientras hombres y mujeres nuevos
Van naciendo erguidos
Luminosos
Como volcanes…

¡Vámonos,
Vámonos,
Vámonos!

― Gioconda Belli

 

“Si el amor no sabe cómo dar y recibir sin restricciones, no es amor, sino una transacción que nunca deja de insistir en más o menos.” ― Emma Goldman

“No puedes salvar a la gente. Solo las puedes amar.”

“El amor nunca muere de muerte natural. Muere porque no sabemos cómo reponer su fuente. Muere de ceguera, errores y traiciones. Muere de enfermedad y cicatrices; muere de cansancio.”

― Anais Nïn

 

 

 

 


Update 01/10/16: ¿Hay que llamarle amor a un sentido de justicia por el hecho de que se amen las ideas?

¿Qué coño es amor y qué no lo es?

Qué complicación.

GD Star Rating
loading...
Lo personal es político: Amar es trinchera, 5.0 out of 5 based on 1 rating
Tajadas Con Telita

Tajadas Con Telita

De la tierra al fogón: mi trinchera es bailarina. Me rigen 28 días y aullando doy con mi manada.

Más posts

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo

Publicaciones relacionadas

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

Para insertar una imagen, escribe
<img src="https://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

*

Top