13 años de panfletonegro: entre snobs, chorongas, hipsters y wannabes

35
381

Por algún motivo extraño y casual, Panfletonegro nace 13 años atrás, el lapso de la Quinta República en el poder.

Desde entonces, fue una página de oposición política, aunque vivió su temporada de romance ingenuo con el proceso.

Para ser más específicos, el sitio albergó un debate intenso alrededor del golpe de estado y el paro petrolero.

Muchos cuestionamos el desenlace del 11 de abril, pero sin defender a los pistoleros de Puente Llaguno. También criticamos la aventura suicida y contraproducente de la huelga general. El tiempo nos dio la razón.

En cualquier caso, después perderíamos los puntos de conexión con el gobierno, hasta llegar el enfrentamiento de la actualidad, donde muchos decidimos apoyar al candidato de la MUD.

A pesar de ello, tampoco le profesamos un fanatismo ciego, y de conquistar la victoria el 7 de octubre, le exigiremos cuentas claras, como a su antecesor en el trono. Es uno de los nortes periodísticos y éticos de nuestra publicación alternativa. Pero no el único.

Por motivos de afinidades electivas, coincidimos en cultivar el denostado ejercicio de la crítica, de la deconstrucción, al margen de compromisos sociales, políticos, morales y económicos.

Cero conflicto de intereses por acá.

Guste o no, duélale a quien la duela, pocos lugares gozan de la autonomía y de la libertad editorial del portal fundado por Daniel Pratt, alma e inspiración de su experimento anárquico, entre sus dos etapas claras y definidas.

Gracias a él, llegamos en la primera edad de la página, cuando nadie apostaba un centavo por nosotros.

En adelante crecimos, maduramos y evolucionamos con ella, al calor de sus foros, de sus amistades, de sus textos, de sus colaboradores fijos y ocasionales.

Parte de mi vida y la de muchos escritores se la debemos a la creación posmoderna y mutante, fabricada en el laboratorio de un Víctor Frankestein de Caracas a finales del siglo XX.

Hoy el monstruo camina solo y sigue marcando nuestro pasado, presente y futuro, más allá de inevitables deserciones y relaciones de amor-odio.

En lo personal, tuve mis lunas de miel y hiel con la red social donde conocí a Vinz, Xluis, Jhon Manuel, Adriana, Mirco, Luis, Chamán Urbano, Dieter, Enio, Edgar, Orlando, Andreína y Plácido, ente otros.

Cada rediseño lo recibí con sentimientos encontrados de rabia, malestar, ira, decepción, frustración y nostalgia por el formato superado.

Con el transcurso de los meses, aprendí a adaptarme al refrescamiento forzoso, como quien se acostumbra a mirarse en el espejo con una cirugía plástica.

Ahora precisamente abomino en silencio el último cambio de imagen. Idea compartida por varios colegas. Ya tendremos ocasión de asimilarlo o mejorarlo en conjunto. Al final es responsabilidad de todos.

En paralelo, las rupturas públicas con panfletonegro son tan comunes como sus nuevas adhesiones. Ambos lados esgrimen razones para justificar sus respectivas decisiones.

Los desertores acusan y denuncian los dobles raseros y los consensos de la plataforma, al carecer de auténtico y verdadero disenso en sus líneas. Comparto la raíz de la queja.

Una meta a corto plazo es lograr convocar a intelectuales, articulistas y aficionados de diversas tendencias.

A menudo, la alta intensidad de la página sirve y opera como un filtro de intolerancia y discriminación hacia la levedad y la oportunidad de esgrimir discursos menos partisanos.

De ahí el abandono de ciertas áreas temáticas desarrolladas en el pretérito. Panfletonegro se olvidó por completo de la poesía, para brindarle demasiada importancia a sus foros de la agenda nacional.

Yo no me preocuparía tanto de apoyar un fenómeno viral en pleno ascenso, como de incentivar la lectura de propuestas minoritarias, invisibilizadas por la web. Las dos opciones merecen coexistir en el ámbito de la promoción.

De igual modo, somos displicentes con los videos, las confesiones, las reseñas culturales, los cuentos, los relatos por entregas, los azares y las abstracciones.

Pragmáticamente, producimos, consumimos y compramos en masa la etiqueta del descontento.

La inmediatez de responder a las secuelas de la polarización criolla, impide el surgimiento y el establecimiento de expresiones diferentes al análisis puro y duro, a veces con pretensiones de rigurosidad, consistencia y altura discursiva.

No hablo de ceder al chantaje del populismo y de la demagogia. Me refiero a la ocasión de abrir el espectro y el corazón ante la alteridad estética, conceptual.

Los chamos y los jóvenes arrancan de aquí, porque los corremos y los intimidados. En definitiva, nos faltan matices y gradaciones. Queremos exhibirnos como tanques de pensamiento, como especialistas en la materia, como eruditos de la semiología pop.

En realidad, pecamos de esnobistas, de chorongas, de hipsters, de wannabes, de unidimensionales.

Por ende, valoro el esfuerzo de los empeñados en romper con el molde. Estimo un buen reportaje de investigación de campo, una crónica de viajes, un dibujo, un documental, una ficción, un haiku, un testimonio de humildad, una reflexión en voz alta.

Encima, Panfletonegro profesa la crítica, pero no la ejerce aguas adentro. Ojalá sea distinto en los próximos lustros. Nada difícil o complicado como obstáculo o límite para rebasar. Es uno de los retos del presente.

Lo mejor es anécdota conocida y utopía consumada. Erigimos la bandera de la calidad, nos fumamos la pipa de la paz y constituimos una comunidad de afectos, de acuerdos, de encuentros en la insólita adversidad del entorno.

Somos panas, hermanos, novios, compañeros de barra, pañuelos de lágrimas, padres, hijos, primos, sobrinos, rivales, incondicionales y caimanes del mismo caño.

Salimos a la calle, nos vemos, nos pegamos un abrazo y nos tiramos un trasnocho de aquellos. Vencimos la distancia de la second life, del universo virtual.

El desafío es depurar el vínculo y apostar por el costado ignoto, inédito, por descubrir.

Mis respetos para los logros del período cumplido. Conquistamos el mainstream de la Patilla, Twitter, Facebook y compañía, a la luz de éxitos incontestables como “OneChot, La Culpa es Tuya”, las polémicas de Capriles y “Caracas, Cuidad de Despedidas”, las repercusiones mediáticas del premio, las entrevistas de desenmascaramiento de Adriana, Noelia y Jhon. Le concedieron la palabra a los guapos del teclado y cayeron por el propio peso de su vacío.

Imprescindibles los estudios de Ulive, los juegos del hambre con Perdomo, las crónicas caninas de Ferri, las sátiras de Xluis, las incorporaciones de último momento.

Rompimos récords de audiencia, mientras la competencia cierra sus puertas y absorbe los golpes de la crisis.

Por fortuna, panfletonegro conjuró a los fantasmas de la depresión, con persistencia, trabajo y dedicación gratuita.

Ahí radica su principal capital.

Sus deudas pendientes, podemos discutirlas en el foro.

Por 13 años más, exorcizando a la mala pava.

Los hipócritas nos llaman “pecado culposo” y la mayoría finge ignorarnos.

Los números indican lo inverso.

35 Comentarios

  1. Excelente artículo, Sergio. Me gustó mucho y me parece pertinente.

    Desde esta mañana me quedé pensando en esto que dices:

    “Yo no me preocuparía tanto de apoyar un fenómeno viral en pleno ascenso, como de incentivar la lectura de propuestas minoritarias, invisibilizadas por la web. Las dos opciones merecen coexistir en el ámbito de la promoción.”

    Caigo en ello y es verdad, de eso se trata, tienes razón

    ——–

    En cuanto a la variedad de temas, es cierto, la etiqueta de descontento marca la pauta y la crisis política consume demasiado espacio. Pero como dice Pratt, las fuerzas que manejan al panfleto son otras, todo depende de la gente que entra, escribe y comenta.

    Pero sí, hace falta frescura, otras cosas, otros temas, yo también quisiera disfrutar de lo distinto. Y es un agotamiento natural, esta última década ha sido muy intensa y repetitiva.

    Ya veremos cómo va la cosa.

    Gran editorial para los 13, gracias :)

    Abrazosss

  2. Una pagina de minorías con infulas libertarias por mi parte y poco mas. La maldición de los escritores latinoamericanos, según Galeano.

    Felicidades :)

  3. Felicidades y los mejores deseos para este portal que se ha convertido en uno de los imprescindibles de Venezuela. Yo llegué un poco tarde a las “posteadas” pero espero seguir compartiendo mis lucubraciones por un buen tiempo con el lector de Panfleto Negro. Saludos.

  4. ¿Qué tan arrecho sería que un chamo de 13 años empezara a publicar acá? A esta edad panfleto debería empezar a odiar ser visto con sus padres en público, quizá por eso se va de rumba esta noche.

    —-

    A mí también me parece que hay que tratar otros temas (y yo siempre hablo del mismo) pero encuentro complicado generar debate con cuentos o poesía más allá del te quedó lindo, pero habrá que intentarlo para darle un aire fresco a la página. En líneas generales creo que nos tocamos mucho las nalgas y nos hemos vuelto un poco sectarios con los nuevones que no entienden que acá hay que defender lo que se escribe y estar dispuesto a debatirlo.

    Te quedó lindo el post.

  5. Sí, coincido con Luis en que hay muchas cosas que deberíamos debatir o por lo menos poner en la palestra.
    Que el escepticismo, lo cínico y la crítica a ultranza se hayan convertido en el modus operandi de la página vale, ¿pero en aras de esa crítica, no deberíamos justamente preguntarnos si de verdad vale la pena caerle a porrazos a todo?
    Entiendo que en el contexto onfalocrático y sumamente complaciente de los otros medios venezolanos este sea el único sitio donde se puede llevar la contraria o sugerir que el Rey está desnudo, lo cual vuelve a PanfletoNegro en una especie de cruzada solo-contra-el-mundo que se vuelve increíblemente agresiva.
    Pero tal vez sería bueno abrir otras puertas, aceptar otros temas y colaboraciones, aunque sean menos polémicas y poco comentadas.
    Tengo muchos amigos y contactos que me dicen que Panfleto ha dejado de interesarles por varios motivos: (1) el excesivo ahínco en la realidad política venezolana, que no interesa tanto a la cada vez más grande diáspora cultural venezolana, y (2) porque no se identifican o se adhieren al tono camorrero de mucho de los foros.
    ¿Inevitabilidad de Panfleto, postura ontológica de la página?
    No lo sé. Solo subrayo algunas cosas que he escuchado por allí.
    Salud a todos los que brindan por este aniversario; ¡lo mejor que se puede hacer para apoyar a la página es escribir y contribuir!
    Vicente

  6. Luis, yo creo que nosotros nos “te quedo lindo, gordo” los artículos menos de lo que la gente supone.

    Claro, hay un grave problema de afinidades electivas que impide que nos caigamos a coñazos más seguido, pero no es tan terrible, a veces pasa, y creo que es mejor que no seamos unos haters, hipócritas, envidiosos como muchos suponen o quisieran que seamos.

    ¡Que hablen! ;)

    ———–

    Das en un punto clave: “¿Qué tan arrecho sería que un chamo de 13 años empezara a publicar acá?”

    Una cosa es que corramos a los troles, ése es un mecanismo natural que se activa para defender a la comunidad. Y ya ven, hasta con el tobo.

    Pero eso de que un grupo corre a los jóvenes o a quienes piensan distinto no es exactamente así, es más complejo.

    Yo misma he reclutado gente que ni la estrella de herbalife, vienen y publican pero no vuelven o no responden el feedback.

    Es más que tener la plataforma libre para publicar y ya está. La libertad trae responsabilidades.

    No es casualidad que casi todos los autores habituales responde el feedback, tanto para agradecer como para discutir en el foro. Estar pendiente del post y responder los comentarios es fundamental para construir una buena reputación y que la gente siga leyendo al autor cada vez que publica.

    Claro, cuando un foro se sale de los limites del post y se monta en 50 comentarios, eso es otra cosa, ya el foro cobró vida propia.

    Una vez un chamo publicó un post que tenía errores hasta en el título. En lugar de discutir el fondo del artículo todo el mundo se fijó fue en los errores y paliza de una grammar nazi no fue normal. Por supuesto, por más que algunos le dijimos que volviera con otro post pero sin tantos errores, el chamo no volvió.

    Pero esa es la otra, la comunidad también trata de filtrar para mantener cierta calidad en los posts.

    Ahora, cuando eres nuevo, bueno, logras captar la atención y respondes, seguro caen en el foro y te leen el próximo artículo.

    Es cierto, actualmente, no hay ningún chavista (creo) escribiendo en panfletonegro. Pero el problema no es que le caigan 15 comentarios en media hora desmontandole el post, el problema es que no siguen defendiendo su punto de vista, o se ladillan y se van, por muchas razones. No es culpa de un grupo que los corre.

    Pero irán llegando esa firmas nueva para refrescar la página, además, también eso corresponderá con el momento histórico, el agotamiento del que hablaba en el primer comentario.

    ——

    Es más chico, como aquí caímos en un pequeño desacuerdo, ¡los voy a eliminar del facebook!

  7. Es un hecho que nuestra fijación con la realidad política venezolana es lo que ha impedido que tengamos mayor exposición. Es una cagada, porque tenemos miles y miles de visitas de España, Argentina y México, pero por supuesto, se van inmediatamente por esa psicopatía de los escritores venezolanos que piensan que lo que escriben tiene un atractivo universal.

    Muchos de los mejores artículos de panfleto son muy específicos con cierta realidad venezolana. Eso está bien. Pero también sería bello que los autores se dieran cuenta de que su público potencial traspasa las fronteras y que están expuestos a –literalmente– decenas de miles de visitantes a los que les gusta pensar, pero no les interesa Venezuela en lo más mínimo.

    Dato para que lo piensen: 47% de los que leen esta página viven en Venezuela. Es decir, ¡la mayoría vive en otro país!

  8. @adriana lo que me gusta de PN es justamente la capacidad de autorregularse que tiene, eso no quiere decir que no caigamos en ciertos errores a veces, hace falta que nos veamos un poco el ombligo de vez en cuando y tratar de identificar aquello que está mal para mejorar en lo que podamos.

    PD: Pues te doy unfollow en twitter y quedamos a mano…*portazo*

  9. @Luis de acuerdo, pero lo que quiero decir es que no se corre a la gente por persecución a secas, la cosa tiene sus razones varias. De resto, por supuesto, no faltaba más.

    ahhh, y acabo de dejar de seguirte en instagram

  10. @Adriana Ah, no, claro, yo tampoco creo que lo hagamos por maldad, lo que veo es que a veces somos muy duros con los nuevos (independientemente que sean chavistas o no, aunque con los primeros a veces toca) tanto cuando les caemos encima, que no es fácil estar acostumbrados a recibir pocos comentarios en tu blog personal que además suelen ser todos tus amigos felicitándote o estando de acuerdo contigo y encontrarte con un grupete que te cae a palos, como le pasó al chamo que dices, a un recién llegado puede costarle trabajo entender la dinámica o incluso atreverse a publicar y lo digo por experiencia propia que me registré hace como 3 años y apenas ahora es que publico a pesar de estar siempre medianamente activo en los comentarios.

    Lo otro duro es el silencio y que nadie te comente nada, que todos sean indiferentes en tu post luego que te lo trabajaste y lo pensaste y crees que es arrechísimo (y a lo mejor lo es) pero nadie dice nada. A veces me gustaría comentar más en los artículos que no tiene comentarios y no se me ocurre nada, pero eso de que desinfla, desinfla.

    PD: A mí no me jodes, ya no te sigo en Pinterest.

  11. @Luis, sí, cierto, esas dos cosas pasan. Pero eso se escapa de las manos. Nadie dijo que sea fácil, a mi me cayeron encima cuando llegue, y seguí, y todavía me dan palo o tengo post sin comentarios. Es fuerte, pero eso depende de la personalidad de cada quien.

    Por eso hay páginas o blogs que cierran los comentarios, o gente que se viene buscando más lectores.

    El juego se tranca es cuando nos preguntamos ¿Qué se puede hacer para que la gente no reaccione así? Partiendo del hecho de que nadie se pone de acuerdo, ni se giran instrucciones, no hay algo que se deba dejar de hacer concretamente. Y por eso me parece muy difícil cambiar, por algún artificio, ciertas conductas.

    Yo creo que, comparada con otras comunidades, ésta no es tannnnn intolerante. Soy asidua de un blog español de cine que es una carnicería y sin embargo ellos siguen y se la tripean, los españoles son unos duros.

    Otra cosa, los venezolanos debemos endurecer el cuero y dejar de ser tan sensibles. No se trata de linchar, como sucede, by the way, sino sentarse y relajarse a discutir tranquilo, you know what I mean…

    A mi también me pasa, que entro a leer a un nuevo, bueno o malo, y no me sale anda, y ya está, lo dejo así, forzado no vale en este juego

    En fin, entiendo que hay que revisarse, pero hay situaciones o características de la página que no dependen de alguien en particular o de un grupo que maneja unos hilos, etc, ése es mi punto

    ¡Coño!, se nos acabaron las redes sociales, viejo, me tocará odiarte con todas mis fuerzas

  12. Esta discusion esta interesante y seria muy bueno sacar algunos comentarios e ideas y ponerlo. Digo yo. En el faces de panfleto, como una recomendacion a los nuevos escritores, o cineastas que quieren mostrar su trabajo, tambien poner el famoso post de Pratt de como escrinir en panfleto y dejar por algun de la pagina algo como “recomendaciones a los nuevos escritores” entre ellas que si escriben algo lo tienen que defender con uñas o garras, que a veces nadie te va a comenar, pero que eso no significa que no es bueno lo que hicistes, Coño cosas basicas para que no le entre un ataque de panico y ni vuelva mas.
    Y que tiene que aceptar la critica, por mas dura que esta sea, pero no la cruel, pero que lo exprese.
    Aqui somos varios que tratamos que de no escribir solo para el publico venezolano, en ese aspecto ergio con sus criticas a las peliculas es el abanderado.
    Pero todos caemos en eso en algun momento, debido a la dura realidad que nos toca vivir y ahora mas en plena campña electoral seria como aguantar las ganas de orinar hasta reventar.
    Y esa tampoco es la idea.
    En Usa cuando pasa algo insolito en la poliitca o estan en campaña electoral incluso los blog de ciencia hacen de vez en cuando un Break y hablan de la politica. Es inevitable.
    Ahora estoy escribiendo uno sobre la sexualidad humana, va a ser largo y no he tenido tiempo de sentarme a escribir con calma, pero ssi comienzan a publicar muchos sobre politica lo puedo comenzar a publicar, como para romper la monotonia politica, que es inevitable en estos tiempos.
    Cuando vivi fuera del pais, apenas me entereba cuando hablaba pr telefono con mi familia, no me interesaba mucho el pais, ya que mi realidad estaba en otra parte e intetaba integrarme a ese pais que me acogio, no queria ser como la colonia italiana o china que trasplantaron su pais y constumbres en otro lugar, para seguir viviendo de la nostalgia de esa patria idealizada, pero que dejaron, la vaina es medio esquizofrenica . Pero sise sienten bien de esa manera…. ni modo.
    El exilio politico es diferente, ya que se espera volver cuando la politica cambien, y ellos si estan interesados en articulos politicos.
    Pero lo mas grave de buscar un target es primero preguntarse
    ¿nesecitamos buscar un target? ¿no es mejor que ellos vengan? con nuestros defectos y virtudes, ya que esto no es mio ni de nadie, es todos los que escriben aqui, y por lo tanto no se puede imponer una linea editorial. Amorfo como es mucha gente lo acepta, no quiere que tenga linea editorial, ni que se hable de un tema especifico. Lo quiere como es.
    Y eso es suficiente, y si no lo es… deberia de serlo.
    Que quienes escribamos aqui seamos unos amatgados hijodeputas intolerantes. Bueno la gente que le interesa eso lo buscara por esas razones, no debido a las odas a a agricultura, no soy yo o adriana, o sergio y ninguno los que imponen el estilo, son nuestras tripas, las de todos los qque escribimos aqui.
    Hacer lo contrario seria forzado, y no se veria honesto. Y eso la honestidad es lo que mejor se puede sacar de aqui.
    Lo unico importante es seguir siendo honestos

  13. En hora buena, felicidades a todos los que con su esfuerzo permanente han mantenido abierto este foro durante estos 13 años. Yo apenas llego, no soy muy constante, siempre ando muy disperso.
    En cuanto a los temas, considero que los asiduos pueden y deben imponer una matriz, cuando así lo consideren.
    Por otro lado lo que me parece interesante de panfleto negro es que cada quien escribe lo que quiere, sin mas. Por supuesto que eso conlleva a que te cales los elogios o las desventuras, y ahí queda esperar que salga el autor a defenderse y a seguir posteando, mas nada. Unos lo hacen y otros no.
    No estamos acostumbrados a las criticas y menos si son “destructivas”, nos inmoviliza. Lo que hace que desaprovechemos un portal sin censura ni tendencias per se, algo invaluable. De eso habría que tratar y ayudar.

  14. Claro, forzado no va a salir nada y entiendo que son dinámicas orgánicas dentro del sitio que se van dando, pero algo podremos hacer individualmente más que como colectivo, tampoco es cuestión de hacerle cariñitos a los nuevos o de comentar todo a lo loco.

    Odio 1.0, que retro.

  15. “Dinámicas orgánicas”, “lo único importante es seguir siendo honestos” y “no hay algo que se deba dejar de hacer concretamente” son la frases de los veteranos que están de acuerdo en que panfletonegro tenga resultados distintos pero haciendo lo mismo. Ok.

    El buen Pratt (y su burrito añejo) habla de que ya es hora de que panfletonegro sea presentado en sociedad y tenga una mayor exposición, que poco menos de la mitad de los visitantes No somos venezolanos y que Venezuela no es el ombligo del mundo. (Lo que no quiso comentar Daniel es la alegoría que creó su mente del “quién se robó mi queso” con los ratones veteranos de panfletonegro, pues cómo lo iba a hacer si ese pinche librito de “superación personal” es una bazofia) y sin embargo no hacen referencia a ello en sus comentarios.

    Pues yo opino lo que opina vinz “tal vez sería bueno abrir otras puertas, aceptar otros temas y colaboraciones, aunque sean menos polémicas y poco comentadas.” pero sin el “tal vez” y sin el “menos polémicas” porque por una parte, en el momento en que participemos con artículos los ciudadanos de otros países, lo que ustedes consideran polémico, bueno y malo, dejará de serlo, o por lo menos cambiará de bando y de intensidad. Por otra parte ¿porqué ha de ser la polémica el incentivo para leer o comentar un artículo, habiendo tantas cosas por aprender y por las cuales emocionarse?
    En verdad os digo, que siempre me ha parecido absurdo ese afán venezolano de crear polémica hasta por el Boson de Higgs o por las misses, o por los dientes con frenos (se me olvidó como le llaman ustedes), por eso es que no conciben que una poesía pueda ser comentada sin tener qué recurrir al “qué linda” cuando se podría comentar de ella las imágenes que llegaron a la cabeza cuando se leyó, o bien, si se conoce, hablar de su estructura, de su ritmo, etc, o del parecido con tal autor o de lo aburrida que resultó, o de contestar con otra poesía o de remitir a un video, o de entrarle al cadáver exquisito, qué sé yo.

    ¡Por cierto! aquí hace falta un buen crítico de libros, tipo Sergio M., hace falta un buen conocedor de deportes olímpicos, un músico de música culta, un pintor de exposiciones, un Director de cine, un empresario exitoso, un Legislador, Diputado o Presidente Municipal, un fotógrafo profesional, un…en fin, muchos profesionales específicos que andan en la red y que participan en otras páginas que no son panfletonegro, todo porque panfletonegro “no está expuesto”

    Saludos Sergio M., eres bueno en lo que escribes.

  16. xLuis, la página de ayuda arriba en el menú, tiene alguna de las cosas que mencionas, incluyendo el artículo de cómo escribir en el panfleto.

    ¿Ideas para esa página?

  17. Rebeca, lo leíste al revés porque lo escribí mal. El 47% vive en Venezuela, el 53% no. Es decir, las visitas de afuera son mayoría.

    Retoqué un poco mi comentario para que quedara más claro.

    Para ser aún más claro todavía: en este artículo sobre cómo escribir en panfleto, digo que es importante que pienses que tu audiencia es global, porque en realidad lo es.

    (en la época en la que escribí ese artículo, la relación era aún más dramática, 64% de los lectores provenían del extranjero)

    Muchos autores de panfleto creen que el mundo se acaba fuera de Caracas. Escriben no para venezolanos, sino para Caraqueños. Creo que es una enfermedad continental, la misma que hace que los niuyorquinos o los bonaerenses escriban en clave (algunos podrían argumentar que NY o BsAs o el DF son ciudades Alfa y son tres o cinco veces más grandes y complejas que Caracas. Así que sus autores tienen todo el derecho de pensar que el mundo se acaba en su periferia)

    Yo propongo que tú deberías escribir más por aquí :)

    “Los venezolanos y el Bosón de Higgs” –ahí tienes el título, pues. Lánzate.

  18. Gracias daniel. Me entero, te lo juro que jamas le he dado al link de ayuda, yo pensaba que eran las instrucciones para subir unas escalera

  19. ¡Hijos mano! la edad no perdona, tienes razón Pratt, leí mal el porcentaje, pero siendo indulgente conmigo, propondré una causa por la cual caí en el error: fue la inercia del pensamiento. A bote pronto, es difícil pensar que una página venezolana, con la mayoría de sus autores venezolanos, con temas mayoritariamente venezolanos, con intereses venezolanos, pueda tener esos números.
    Entonces algo está haciendo bien panfletonegro para llamar la atención de los extranjeros, por lo tanto solo falta explotarlo.
    Yo lo único con lo que puedo aportar para develar ese misterio, es que vengo aquí para leer a Sergio M. y escoger la película que veré en el cine o en cuevana, también vengo a leer a algunos temas de vinz y su visión occidental y así poder impresionar en el antro a mis amigos, también leo a xluis cuando habla de ciencia, con todo y sus malditas faltas de ortografía, porque la física no la encuentras en cualquier menú de la red, a no ser que te metas a una web específica y salgas huyendo de ella porque eres Licenciado. La física seguramente es otro Dios al que no le han hecho su Iglesia, pero que también tiene sus Lázaros.
    A Andreina la extraño y a Adriana la leo cuando escribe frondosa, como mujerista (mujer universal), de ti Daniel aprendo de 0 y 1 y de los narradores me entretienen sus historias. Tampoco me gustan los cambios de imagen de panfletonegro, pero yo sí acepto que son cosas de mi edad.

    Gracias por el título de mi primer artículo en panfletonegro, ya mero lo escribo, Daniel.

  20. Tres cosas,

    Se me había pasado comentar sobre el más reciente layout de la página. Terrible. Parece salido de una mente con ADD.

    Con respecto a la cantidad de visitantes internacionales. Quizás es hora de lanzar Panfeltonegro Internacional Inc. con sede en Mayami. Propongo contratar al staff desocupado de ‘Ocurrió Así’.

    Por último, he visto que en otros posts siguen mencionando el temita de un ‘documental’ sobre la emigración que monopolizó la discusión como por un mes. Por favor, les pido no sigan invocando esa maldición, que nos van a caer como 30 posts más.

  21. Rebeca, gracias por lo que me toca :)

    Pero pido comprensión. Es decir, todas las mañanas nos metemos a leer noticias de nuestro patio y nos empieza a dar vuelta la cabeza como a la buena de Linda Blair, es duro, y aquí tenemos para descargar. Sé que pasa en muchos lugares, en fin…

    Fíjate, hace nada, se fue algo viral que se publicó en el Ministerio de la Mujer (vaina loca), y ahí dice que las mujeres deben hacer tal, y los hombres lo otro, aquí te dejo el link https://www.panfletonegro.com/v/2012/07/17/sujto/

    bueno, dice que las mujeres deberían coser, y los hombre pelear, y yo no sé hacer ninguna de las dos cosas, entonces me encuentro, que según el ministerio de que “y que” me representa en mis país, no soy nadie, ni siquiera sé si existo. Esto va a influenciar terriblemente en lo que escribiré, de ahora en adelante

    Creo, que nos entiendes ;)

    Esperando por tu post, ya sabes cómo es todo por acá. Saludos

    ——-

    Bueno, bien, creo que ese post donde se dan las recomendaciones, lo mira muy poca gente, tal vez poniéndolo en “sugerencias” sea más visible, maybe, Who knows?

    Seeya people around :)

  22. Es más, pongo las cartas en la mesa y propongo:

    Hacer dieta política ¿Quién se anima? ;)

  23. ¿Andreina, has vuelto! (Pero tengo que ponerte una prueba de reconocimiento como lo hizo Penélope a Ulises cuando volvió a casa 20 después, para ver si realmente eres tú), aquí va ¿Dónde está México?

    Adriana, primero que nada mídete de leer noticias aunque seas periodista, como la pastelera se mide en la ingesta de bizcochos. Segundo, ya pasé a la liga y dejé un comentario, aunque solo hayas puesto la misma como referencia a tu inexistencia. Tercero ¡qué mejor que tener entre nosotros a un(a) asexuada, una apolítica, una asintomática y así.
    Sí comprendo y sí acepto la propuesta, aunque no sea para mí, es que el Ramadán exige.

  24. Rebeca: ¿Dónde está México? Quieres decir geográficamente o sicologicamente? Geográficamente está al norte, sicológicamente como que no tienen norte!

  25. ¡Andreina, eres tú!!! en tu puntual respuesta te he reconocido. ¡A trabajar se ha dicho, en tu nuevo post!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here