DARK: Porqué no es tan ‘Dark’, pero aún así es genial.

0
137

Es horrible estar confinado en tu casa sin poder trabajar o viajar mientras un virus anda por ahí suelto, -me refiero al comunismo, por supuesto.- pero cómo estos tiempos nos piden que seamos héroes y no abandonemos la lucha, en las trincheras (nuestro sofá o cama) con nuestras armas (teléfono, laptop, pc) todavía podemos combatir de una manera heroica al coronavirus. Estos es, viendo historias que valgan la pena, o leyéndolas para los que menos.  En el día de hoy les vengo a hablar de una serie que se encuentra disponible en Netflix, una increíble historia de amor que tiene viajes en el tiempo, universos paralelos y mucho misterio: Dark. 

¿Has oído hablar del Eterno Retorno, de Nietzsche? Nuestra vida es una repetición para siempre, el menor pensamiento, idea o hasta el movimiento más breve de una mosca frente a nosotros, se repite, ahora y para siempre.

Aterrador, sin dudas, Nietzsche cuenta que en un sueño un demonio acostado sobre su pecho fue el que le planteo esta duda, que cuestionaba la ilusión del pasado y futuro, cómo pensamos normalmente al referirnos al tiempo. Dark es un escalofriante thriller psicológico con lo mejor que tiene la ciencia ficción de la última década; hará que te cuestiones si no eres el producto de un sueño de otra persona, cómo las Ruinas Circulares de Borges, o, si tal vez, eres el padre de tu padre.

Bromas a un lado, ¿qué hace que Dark sea una serie en boca de todos a día de hoy, realmente?  

Alerta spoilers.

La historia comienza con Mikkel escribiendo una carta y luego ahorcándose en una habitación en la terraza de su casa, pronto se nos presentarán el resto de los personajes; Jonas en su habitación, Ulrich teniendo un amorío con Hannah, y, una genial toma de una sola secuencia en la que se nos presentan a Katharina, Magnus, Martha y, sorpresa, un joven mago que también es Mikkel, de niño. La atmósfera opresiva llena de grises, escenarios oscuros y lluviosos junto con personajes que parecieran estar ocultando un misterio, serán una constante en la primera temporada. Y es que Winden no es un pueblo cómo cualquier otro; es un error en la matriz y eso lo iremos adivinando con forme avanza la trama y se desarrollan todos los sucesos de la historia.

 ¿Es posible cambiar algo de nuestro pasado sin alterar el futuro? ¿O pasado y futuro son parte de un todo mucho más complejo de lo que imaginamos?

Lo que sabemos es una gota, lo que ignoramos un océano. Esas preguntas acompañaran al espectador a lo largo de toda la serie, mientras sucede todo lo inevitable hasta llegar a nuestro idílico desenlace.

Y es que sí, Dark es una historia de amor, pero también es más que eso; tiene lo mejor del thriller psicológico, es una aventura de viajes en el tiempo y saltos cuánticos, y una profunda reflexión de la vida. Dark nos invita a soñar y a luchar por lo que creemos –es que al final los seres humanos somos tercos.- y que el amor, al fin y al cabo, es lo que hace a nuestra especie distinta del resto de los animales. Sin olvidarme de los perros y los gatos, esa energía que está en nosotros que nos lleva a luchar y sobreponernos del dolor de existir, esa voluntad de vivir; es lo que nos hace lo que somos. Despiadados, imperdonables, crueles. Demasiado humanos, diría Nietzsche: todo partiendo desde la metáfora del elefante. Depende desde donde veamos el asunto.

Sic Mundus Creatus Est. Y así fue creado el mundo, con amor y pasión pero también con guerra y sacrificio, la civilización es una obra de arte imperfecta, cómo los seres humanos. A lo mejor quién sabe, tal vez sí somos el sueño de algún otro soñador, cómo nos relataba Borges hace tantos años en uno de sus maravillosos cuentos.

Lo que sabes es… Una gota.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here