La conjura de los necios

Or reason why A Confederancy of Dunces kick asses (Pratt dixi)

Es cierto, ya a este punto, es poco lo que se puede decir sobre La conjura de los necios, pero recién terminado el libro, todavía con la euforia, como diría Sir Mercury, floating around in ecstasy, es inevitable sentarse y drenar, golpeando el teclado:

-La conjura de los necios es un libro con un destino accidentado, porque gracias al gran prologo de Walker Percy, quien logró publicar, finalmente, el libro en 1980, te enteras que su autor, John Kennedy Toole, se suicidó 11 años antes, en 1969. Y que gracias a la insistencia de la madre de éste, Percy leyó la novela y consiguió que pudiéramos conocerla. Todo esto hace que este libro, desde el comienzo, sea sellado con una magia muy rara, una combinación de fatalidad, con tristeza, con alegría. Esos casos en que te das cuenta que la literatura es más que un libro o un manuscrito escondido, es también, el destino de la obra en sí.

-Lo que sucede con este libro, cuando lo lees por primera vez, es descrito con exactitud por Walker Percy: “En este caso, seguí leyendo. Y seguí y seguí. Primero, con la lúgubre sensación de que no era tan mala como para dejarlo; luego, con un prurito de interés; después con una emoción creciente y, por último, con incredulidad: no era posible que fuera tan buena.” Así que paciencia, en caso de que no te atrape en los primeros capítulos. La regla de lanzar el libro al cesto si no te atrapa en la primera página, porque hay miles de libros esperando por ti, y no hay tiempo que perder, te recomiendo, la rompas con La conjura de los necios. En serio.

-Y sí, llegado un punto, no te lo puedes creer, y sigues leyendo y te das cuenta que cuando un escritor puede surfear con equilibrio y brillantes por 333 páginas, como hace aquí John Kennedy Toole, sin desacelerar, sin perder el rumbo, manteniendo el libro, hasta la última línea, en perfecto estado de gracia, entiendes, mientras te revuelcas de la envidia y saltas de felicidad con el libro en la mano como un demente, que no le llegarás al sucio de la suela a este señor. Así de bueno es.

-Y mucho se debe a Ignatius Reilly, un personaje soñado, tiene que estar entre los mejores de la literatura. Inclasificable, inolvidable, genial. Un tipo que a los 33 años aún vive con su madre, un intelectual añorando la edad media, un maestro del insulto con el ojo entrenado para detectar la falta de “teología y de geometría” en el mundo que le tocó vivir. Un idealista, holgazán, retado por el amor que siente por Myrna Minkoff. Un drama queen de la vieja escuela que blasfema contra la diosa fortuna como un verdadero profesional. Ignatius Reilly es una delicia literaria.

-John Kennedy Toole dicta cátedra en las siguientes asignaturas: diálogos, descripción y estructura. Impecables, no, no, no, genial es la palabra

-El diario de Ignatius y la correspondencia que mantenía con Myrna Minkoff, es de lo mejor del libro, y muy probablemente, estará entre lo mejor del genero. Ese fue el único defecto que le conseguí al libro: me hubiese encantado saber más de la etapa de Ignatius y Myrna en la universidad y cuando vivieron juntos. Pero ya. Con conocer la correspondencia me conformo.

-Colocar a un personaje como Ignatius Reilly, ese extraño hombre del pasado, en plena década de los sesentas en los Estados Unidos, es para mí, la clave del libro. Así Toole logra, gracias al drama particular de Ignatius y utilizando como espejo a los personajes secundarios, poner en evidencia toda la decadencia, fracaso, miseria e ironía de un mundo que se pretende moderno, vanguardista, y que apenas se da cuenta de su propia disparidad e incongruencia.

Y por más peculiares y dementes que sean sus personajes, a todos los une una terrible soledad, un drama que sí es muy moderno y vigente. Y por más que Toole dibuje un concierto imposible, aquí no hay teatro del absurdo sino pura realidad. Esa sensación te acompaña todo el libro y no te abandona después que lo terminas, ese presentimiento de que el mundo que se nos muestra en La conjura de los necios, no nos es ajeno, así sea Nueva Orleans, así sea 1963. Y todo esto contado con un afilado sentido del humor, de vernos hasta con ternura, nuestras últimas fronteras, después de todo.

-Recomendaciones literarias de Ignatius J. Reilly:

“—Entonces, debes iniciar inmediatamente un programa de lecturas, para
que puedas llegar a comprender las crisis de nuestra época —dijo
solemnemente Ignatius—. Empezaremos con los últimos romanos, incluido
Boecio, claro. Luego, profundizaremos extensamente en la Alta Edad Media.
Podrás dejar a un lado el Renacimiento y la Ilustración. Todo eso es más que
nada propaganda peligrosa. Ahora que lo pienso, será mejor que te saltes
también a los románticos y a los Victorianos. En cuanto al período
contemporáneo, deberías estudiar algunos cómics seleccionados.
—Eres fantástico.
—Te recomiendo especialmente Batman, porque tiende a trascender la sociedad abismal en que se encuentra. Su moral es bastante rigurosa, además. Le respeto muchísimo.”

(Por cierto, esta recomendación se la da a Dorian Greene, uno de mis secundarios favoritos, junto a Myrna Minkoff y Burma Jones)

-Me entero que Zach Galifianakis negocia convertirse en Ignatius J. Reilly, después de varios intentos fallidos de llevar La conjura de los necios al cine. Con gran suerte, Galifianakis podría hacer el papel de su carrera, pero la intención no deja de producir pavor y escepticismo entre los admiradores del libro. Una de las partes más hilarantes de La conjura de los necios, es cuando Ignatius va al cine, pocas veces verás un placer culposo tan bien retratado, porque Ignatius odia la cultura pop de su época, pero no se perdía ningún estreno por el simple placer de destrozar a todos los involucrados en la película, en voz alta, en plena proyección. El miedo viene de ahí, que los incondicionales del libro estemos en nuestras butacas, pidiendo a gritos las cámara de gas para todos los que hicieron la película. Veremos cómo termina eso

-Conversando, comento, mientras leía el libro, que Ignatius J. Reilly me parecía una especie de bad ass Sheldon Cooper on acids, y Daniel Pratt me lo confirma, el personaje de Sheldon está basado en Ignatius J. Reilly, y así entiendes por qué The big bang Theory es una gran serie.

-Este libro es otra gran razón para visitar New Orleans y ver cómo Toole trabajó tu imaginario sobre la ciudad. Agradezco haber leído el libro antes de conocer por primera vez a esa ciudad a la que siempre le he tenido ganas

-Justo en la última línea es que te das cuenta que La conjura de los necios es también una historia de amor, ésa era la última sorpresa que te tenía preparada John Kennedy Toole

-En dos platos: Rayuela a los 15, La conjura de los necios a los 30. Nunca está demás agradecer el timing literario. Tenía tiempo sin ser tan deliciosamente secuestrada

La conjura de los necios PDF

A Confederancy of Dunces PDF

GD Star Rating
loading...
La conjura de los necios, 4.6 out of 5 based on 5 ratings

Adriana Pérez Bonilla

Trató de escribir, y ya, eso...

Más posts


Twitter

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo

12 Comentarios

  1. hunterElAportador dijo:

    Hace tiempo que la empecé … pero de un pdf aqui en la computadora … asi que por motivos ergonómicos no continue. Pero lo poco que avance me parecio bastante divertido. Lo del parecido con Sheldon Cooper es un datazo que no conocia.

    Ya la conseguí en epub (http://www.epubbud.com/book.php?g=7X9JVKF2)… así que va pal android este clasicazo que tengo pendiente desde hace tiempo.

    Gracias por la reseña.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Adriana Pérez Bonilla dijo:

    Seguro, Hunter, enjoy. Saludos, después nos cuentas :)

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Frank dijo:

    Brillante crítica, Adriana.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  4. Adriana Pérez Bonilla dijo:

    Muchas gracias, Frank :) Saludos!

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  5. Puma dijo:

    Buena reseña. Si te gustó la Conjura vas a disfrutar también de La maravillosa vida breve de Oscar Wao.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  6. Adriana Pérez Bonilla dijo:

    Sí, Puma, leí Oscar Wao, me encantó. Cuando hablábamos de la conjura, JMS dijo algo que me parece acertado, en cierto modo: Oscar Wao es la versión light de Ignatius Reilly.

    Saludos

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  7. Adriana Marchena dijo:

    Excelente reseña “tocaya” Quiero decirte que este libro es uno de mis “clásicos” y llamo así a mis libros favoritos que además me permiten adivinar un poco la personalidad de aquellos quienes los han leido y les han gustado. Tu comentario de “Rayuela a los 15 y la Conjura a los 30” me encantó solo que yo los leí ambos a los 15, pero el detallazo que mas se te agradece es que hayas colocado aqui el libro en pdf. No te imaginas como te agradezco el traer este libro de nuevo a mis manos, lo perdí entre alguna mudanza ya que han pasado casi 30 años desde que lo leí por primera vez e imperdonablemente lo habia olvidado. Te recomiendo si no es que lo has leído ya P.D TU GATO HA MUERTO de James Kirkwood. Y si le haces una reseña seguro me encantará leerla

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  8. Adriana Pérez Bonilla dijo:

    Tocaya, un millón por ese dato. Saludos!

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  9. vinz dijo:

    Sí, una excelente novela.
    Agregaría, puesto que pude leerla en inglés, que los diálogos afroamericanos de Jones y argots típicos son extremadamente limpios, algo muy lúcido y avanzado para su época. Fue una de las cosas que más me impresionó.
    A tu parecer, ¿quiénes son los necios que menciona Swift en la cita al inicio del libro, todos los demás, o los Reillys del mundo?

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  10. Adriana Pérez Bonilla dijo:

    Oye, Vinz, qué complicada esa pregunta, bro. Diría que esa frase es la base de la novela pero que Toole la troleó like a boss. ;)

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  11. Adriana Pérez Bonilla dijo:

    No tenía idea. Un millón de gracias por el dato, Yta :)

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

Para insertar una imagen, escribe
<img src="https://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

*

Top