panfletonegro es una mierda

Desde ayer en la tarde, cuando leí el post de Harold López Garroz, estaba pensando si valía la pena responderle. Explico, creo que la molestia de Harold es válida en muchos aspectos, principalmente al criticar ese empeño, un tanto infantil, que tienen algunos comentaristas de la página de negarle a Hugo Chávez su condición de izquierdista, con cabriolas verbales de todo tipo, con maromas intelectuales que pretenden negar lo obvio: Chávez es de izquierda!!!!!!! Que sea de un ala autoritaria y antidemocrática con la cual algunos izquierdistas —que se identifican a sí mismos como militantes de una izquierda democrática— no se sienten representados, no quiere decir que no sea de izquierda; sólo quiere decir que hay militantes de izquierda que no se identifican con ese sector de la izquierda al que Chávez representa.

Chávez no sólo es de izquierda, es de la izquierda más radical y dogmática, por tanto, puede que sea más izquierdista que los izquierdistas que no están con él. Chávez es de la izquierda más ortodoxa y cercana al comunismo (sí, comunismo), por eso su proyecto político sigue las recetas de Marx: expropiación de los medios de producción; control de cambio; control de precios; control de la actividad económica privada; eliminación de la libertad individual; control casi absoluto de los medios de comunicación y la estatización de casi todo el mercado laboral, lo que llevará a que pronto los venezolanos nos dividamos en dos grupos: empleados públicos y desempleados. Dicho de otra forma: o eres funcionario del gobierno y dependes de él, o te quedas sin trabajo y te mueres de hambre. Por sólo citar el ejemplo más contundente: en el sector cultura esto es ya casi una realidad.

Chávez es comunista, porque si no lo fuera el Partido Comunista de Venezuela (PCV) no le hubiese dado un constante apoyo durante estos 12 años, siendo el único partido político que jamás ha dejado de apoyarlo, a diferencia del Mas, Podemos, PPT, o los cascarones vacíos creados por el propio Presidente, llámense MVR o PSUV.

Chávez es tan comunista como su mentor Fidel Castro, el comunista más exitoso de América Latina, el dictador de izquierda más longevo que haya tenido este Continente. Chávez es tan de izquierda como Ortega en Nicaragua, Correa en Ecuador, Evo en Bolivia, o Cristina en Argentina. Quizás ya sea hora de decir esto sin ambages, y renunciando a esa estúpida muletilla verbal de decir: “Yo soy de izquierda pero no estoy con Chávez porque el es un izquierdista disfrazado, en realidad es de derecha”.

A mí también me fastidia la irresponsabilidad y el guabineo de los izquierdistas que están contra Chávez quienes siempre tratan de sacudírselo, como si al negarle su condición de izquierdista, marxista, socialista y comunista (adaptado a los mecanismos de poder del siglo XXI, dentro de otro contexto histórico, y sin duda usando métodos más sutiles que los usados por Fidel y la U.R.S.S.) de alguna manera los excusara por haberlo apoyado, o por seguir defendiendo las ideas que ahora se aplican en Venezuela, aunque se empeñan en negarlo.

Tal vez es el complejo de exchavistas lo que afecta a algunos y por eso hurgan en la historia, buscando ejemplos jalados de los pelos para negar lo evidente.

Si de verdad hay una izquierda que no está de acuerdo con las ejecutorias de Chávez y con el chavismo, como gobierno y como doctrina, pues deberían comenzar por asumir la condición izquierdista de éste, y luego establecer diferencias entre esa izquierda, supuestamente democrática y la autoritaria que Chávez representaría según ellos; pero seguir escurriendo el bulto es absurdo. Reconozco que esa actitud puede ser irritante y desagradable, y que uno se cansa de ella. Hace no mucho lo discutía, precisamente con Krisis.

Hace un año escribí este artículo diciendo:

Básicamente porque estoy cansado de ese maldito chantaje según el cual en toda opinión contra el gobierno debo colar también una reflexión contra Israel, una condena a Carlos Andrés Pérez, un insulto a Estados Unidos y una burla a cualquiera de los políticos opositores, porque si no lo hago soy pro-israelí, pitiyanqui, adeco, y títere de los medios. Como brillantemente señalara Israel Centeno, hace unos días: yo me cansé de ser un Chavezcoholic, que utiliza las neolenguas impuestas desde el poder.

Un año después sigo pensando igual.

También admito que algunos colaboradores de esta página terminan por sacarle la madre a uno. Por ejemplo, he leído y me he abstenido de comentar los post de La Lupe, cuyas posiciones siempre son indefinidas y mediocres. Amén de que siempre advierte al principio de cada artículo que: “ella es de izquierda y nadie le hará cambiar de opinión”, por lo que intentar discutir con alguien así es inútil. Otro caso que se me viene a la mente es el artículo de Sergio M dedicado al Premio Nobel que le dieron a Vargas Llosa, inventando falacias como que el peruano es un racista que odia a los indígenas, y que milita en la ultraderecha.

La izquierda celebra que Banksy haga un documental guerrilla en el que muestra como intervino museos y obras públicas, dicen: “Guao, que artista tan atrevido y contracultural”. Pero basta que alguien intervenga una imagen del sacrosanto Shit Guevara para que de inmediato salgan a decirle reaccionario y demás.

Si Dan Brown publica un libro diciendo que Jesús tenía una barragana (no una novia, sino una amante que escondía de todos, y hasta con la que tuvo una hija ilegítima) aquí, en la sociedad occidental, laica y de valores que le deben mucho al liberalismo, no pasa nada. Bueno sí, unos curas escriben algunos artículos y dan algunas declaraciones en TV. ¿Qué dice la izquierda? Nada, que el señor Brown tiene derecho a expresarse y que esa obra es ficción, así que no debería ofender a nadie, además los curas exageran.
Pero, si un caricaturista hace un dibujo de Mahoma, eso se traduce en protestas violentas frente a embajadas, quemas de banderas, agresiones físicas, despido de directores de diarios (que expresaron su apoyo al caricaturista), y hasta un grupo de fundamentalistas islámicos amenazan con una guerra. ¿Qué dice la izquierda? Que hay que respetar la cultura islámica, que la caricatura fue una provocación, que la libertad de expresión debe usarse con responsabilidad, que es de mal gusto burlarse de la religión de los demás…

Susan Sontag señaló, refiriéndose a los terroristas del 11 de septiembre:

Lo que intentaban conseguir quienes perpetraron la matanza del 11 de septiembre no era la reparación de las injusticias cometidas contra el pueblo palestino o el sufrimiento de la gente en la mayor parte del mundo musulmán. El atentado fue real. Fue un ataque contra la modernidad (la única cultura que posibilita la emancipación de las mujeres)”.

Esto, claro está, nunca se lo vas a leer a un izquierdista, siempre acostumbrado a citar a medias a Sontag, cuyos ensayos puedes encontrar, mochados y censurados, en rebelión, y cualquier site de la izquierda “bien pensante”.

Y ya que estamos hablando de esto: creo que también es hora de reivindicar algunos valores liberales como la propiedad privada, la libertad individual, el derecho que tenemos a dedicarnos a la actividad económica de nuestra preferencia, el aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo, el respeto a la vida privada, la igualdad entre mujeres y hombres, y sobre todo, el derecho que tenemos a un gobierno limitado. No tengo rollos en asumir que creo en todas esas cosas, y que haciendo una comparación, un tanto somera y superficial, cualquier sociedad liberal como Holanda o Costa Rica, resulta más feliz que los paraísos socialistas de China, Cuba o Corea del Norte.

En resumen, Harold, yo también estoy cansado de ese chantaje moral, de ese irrespeto constante de cierta izquierda que se cree intocable y sagrada, y que perjura que sus ideas son pluscuanperfectas e incuestionables.

Hace poco le hacía una pregunta a Krisis, que ahora me gustaría dejar para que los lectores y comentaristas de la página la respondan: ¿Desde cuando la izquierda se cree la reencarnación del bien y de la verdad? Y ahora agrego otras: ¿Debemos aceptar que una tendencia política nos extorsione y chantajee? ¿Quién ungió a la izquierda? ¿Reivindicamos nuestro derecho a cuestionar todo, menos a la izquierda?, y si es así ¿por qué?

Si panfletonegro se define como una página anárquica y participativa, no veo por qué deba cerrarse a una tendencia, o porque debemos estigmatizar a un militante de cualquier idea, sea liberal, conservador, socialista, o capitalista.

Ahora bien, ¿te cansaste de esa vaina? Perfecto. ¿Te aburriste del eterno escurrimiento de bulto de ciertos intelectuales izquierdistas, comentaristas habituales de la página? Eso está bien, y si lo que decidiste es irte, pues adiós y suerte. Además, dices que te vas porque asumes tu ideología, y eso es más que respetable porque, te advierto, desde que te definas como liberal, te van a caer encima para decirte reaccionario, conservador, fascista, lepegasatumama, noquieresatushijos, insensiblesocial, odiasalospobres, niegastuorigen, antilatinoamericano, y demás. Es difícil no ser de izquierda en este continente que sigue babeándose por las cursilerías baratas de los mercenarios de la trova cubana, y la imagen del Che en las T-Shirt que todo jovencito progresista que se respete debe tener en su guardarropa.

Si te ladillaste de panfletonegro, pues chévere, chao. Panfletonegro no es Cuba, no tienes que montarte en una balsa y huir. Basta que no la visites, leas, ni comentes más. Incluso, puedes bloquear la página (creo que hay una forma de bloquear páginas en Firefox, no estoy seguro) y las cuentas de Twitter y Facebook, para así no verla ni por error.

Sólo te aclaro:

No hay mentira en el concepto de la página. Tu puedes libremente ser parte de ella, leyendo, comentando, o si prefieres, convirtiéndote en articulista. ¿Qué los artículos de Sergio son más leídos? Pues sí, y ese mérito es suyo.

Me extraña que un liberal como tú se queje de las polémicas que se arman en el blog y que aumentan las visitas. ¿Tu no dizque crees en la libre competencia, otro valor liberal? Aquí todos somos iguales, y si alguien quiere ponerse a competir en comentarios y visitas con Sergio, pues que lo haga; pero no se queje si sale perdiendo. Las visitas en PN puedes llamarlas la mano visible del mercado.

Yo no escribo para tener comentarios, ni para competir con nadie. Me sabe a ñoña cuantos comentarios tenga tal o cual firma de la página, si quisiera comentaristas abriría un foro sobre Justin Bieber. Yo sólo aprecio que lean mis textos, y si alguien quiere dejar un comentario y discutir conmigo, pues adelante.

En panfletonegro se respeta la libre expresión de las ideas como en ninguna otra página en Venezuela (y eso hay decirlo sin pajas). Es una página anárquica porque permite que cualquiera se exprese en ella, sin pasar por filtro alguno (excepto un breve registro en WordPress). Si la mayoría de los comentaristas y colaboradores son de izquierda, es porque los identificados con la derecha no vienen, o si vienen pronto se molestan porque alguien dice algo que no les gusta y se van. ¿La paradoja? En esa discusión (la última en la que participaste), creo que tanto tú, como el respetable colaborador de esta página, lenguaeniple, tenían buena parte de la razón y sus brillantes argumentaciones me resultaron más convincentes que las de Krisis.

¿Cuál guerra?, ¿cuál bando? Tu problema conmigo surgió porque dije que la foto de la morgue en la primera plana del nacional era una respuesta política a las infelices risas de Izarra en CNN, y sólo por eso dices que soy un “ni-ni”, que no me defino. Y te equivocas. Yo me definí mucho antes que tú, desde que compartía comentarios contigo en Blogacine te debe haber quedado clara mi posición. Por eso jamás le he pedido plata al CNAC, ni tampoco me he preocupado por inscribirme en el fucking concurso inéditos de monte ávila. Porque soy coherente con lo que pienso, no tengo doble rasero, ni soy complaciente. En aquellos tiempos tú eras un comentarista complaciente de Blogacine, decías que la crítica no aportaba nada, y hasta que no te importaba quién te financiara una película. Yo te contrarié varias veces.

Después, te arrechaste, dejaste el discurso complaciente, tú sabrás por qué, y ahora sales con que Blogacine es una página conceptualmente mentirosa. Vale decir que yo también me cansé de Blogacine, y por eso dejé de comentar ahí, porque me harté de que me borraran comentarios y me pidieran ser políticamente correcto. Aunque no he dejado de leer y compartir su material cuando me parece interesante; amén de que yo no soy mezquino como para negar el loable esfuerzo de Carlanga (a quien respeto) por tener un blog que más allá de que no comparta su política de comentarios, sigue siendo una referencia obligada en la red a la hora de saber sobre cine, especialmente venezolano.

Ahora tener una posición clara no me hace renunciar a mi capacidad crítica, eso es típico de los conversos, imbéciles y fanáticos. Reivindicar el derecho de El Nacional a expresarse libremente, no significa que aplauda todo lo que hacen, o que voy a ser un lector eunuco sin personalidad, incapaz de contrariar la línea del diario. Si para ti “definirse claramente” y “tener bolas” es ser un militante irreflexivo, pues para mí no lo es.

Pero en fin, tu eres libre de vivir con tus contradicciones, y yo con las mías. La libertad es en parte eso, aprender a convivir con la estupidez ajena, y aceptar que los demás tienen derecho a ser contradictorios y absurdos, si les da la gana.

Pero la mentira que realmente me motivó a escribir esta respuesta fue:

Por algo puse esta entrada nada más acá, y simplemente le dirigí un mensaje al Twitter de PN (que maneja JMS), porque es al único a quien siento le debía algún tipo de explicación, dado que es él la razón de mi salida de esa página.

Simplemente no puedo seguir colaborando para una página “participativa” que utiliza una cuenta en twitter para tildar de derecha y fascista a cualquier cosa que le parezca mala”.

Mira, Harold, no seas tú tan mentiroso y hablador de guevonadas. Yo no manejo la cuenta de Twitter, sólo tengo acceso a ella, y cuando puedo la uso. Y las veces que la usé en tú caso no fue para llamarte derechista y reaccionario, por el contrario: cuando un post tuyo salió en la página, pero no se publicó automáticamente en Tw y Fb, fui yo quién lo hizo manualmente. Del mismo modo, cuando un comentario tuyo no se publicó, porque alguien marcó tu mail como spam, fui yo quién lo buscó en la carpeta spam y lo puso al aire. Lo mismo pasó con otro comentario de un artículo de tu autoría que no podías comentar por la misma razón. Te escribí una vez diciéndote que si eso llegaba a ocurrirte otra vez me avisaras para usar mis privilegios de administrador y resolverlo, en el sentido de reivindicar tu derecho de participar libremente y en igualdad de condiciones en esta plataforma.

Así que no vengas a victimizarte y decir cosas que no son.

Admito que, en contadas ocasiones, yo varias veces he usado las expresiones “ultraderechista” y “facha” para referirme al chavismo. Y reconozco que en ese sentido me equivoqué, aunque, si te interesa, te confieso que varias veces lo he hecho con ánimo de provocar a algunos interlocutores del chavismo, a quienes precisamente les irrita que les digan así.

Pero no es mi política personal decirle derecha al chavismo, porque quién tiene ese mojón mental (como dices tú) de que Chávez es un derechista disfrazado no soy yo, son otros comentaristas de la página, autores de la mayoría de esos tweets que irresponsablemente me atribuyes.

Quién ayer te respondió por Twitter desde la cuenta de la página no soy yo. Yo jamás diría que “pudiste cambiar la página”, tampoco me referiría a alguien como ultraderechista, sólo porque no esté de acuerdo con él. En fin, Harold, deja de mentir. Y deja el pique personal, yo no te he hecho un carajo a ti, chico.

De resto, la razón por la que PN te simpatizaba y ahora te deja de simpatizar, te las iba a cuestionar, pero no tengo derecho a hacerlo. Allá tú.

Saludos, malintensos.

GD Star Rating
loading...
panfletonegro es una mierda, 3.3 out of 5 based on 10 ratings

John Manuel Silva

Escribo... No sé si mal o bien, pero al menos trato de hacerlo honestamente. Página personal.

Más posts - Website


TwitterFacebook

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo

70 Comentarios

  1. Edgar B. dijo:

    Muy buen artículo John Manuel. Bien hilvanado. Que si es de izquierda, derecha, facha, nazi, anaco-sindicalista, mahometano, chamanista o espiritista…etc, etc…el es todo, y a la vez, nada. Lo que sea con tal de ser Amo del Poder. Personalmente creo que su marco de accion se basa en ideas nacional-socialistas clàsicas y bien rajadas. Saludos!

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Dannarwill dijo:

    Leído al completo.

    Aclaro que no tengo ni idea de qué causó el revuelo; ni voy a ponerme a hurgar sobre los dimes y diretes que le hayan ocasionado.

    Pero como anarquista creo que has utilizado mal el término: Panfleto Negro no es un blog anárquico, aunque sea innegable que es un sitio de total apertura a cualquier idea que cualquier persona que se tome la molestia de registrarse en WordPress tenga (y a veces ni siquiera hay te tener la idea, con la sola cuenta en WP basta).

    Precisamente esa apertura a todo tipo de pensamiento, cosa por demás extrañísima en este triste país, es lo que me ata a la página; porque dentro de mi ignorancia creo que tengo la capacidad de aceptar esa apertura de ideas. Ya veré yo con cuáles me quedo y cuáles decido desechar.

    Tampoco considero PN un sitio de contenido netamente político (de hecho la mayoría de mis posts han ido en otro sentido). Pero también es innegable que es el tema más tratado aquí. Esto se debe, precisamente, a que son los autores y nadie más que los autores quienes deciden qué y cómo se publica. La única censura que se pueda dar aquí es la autocensura.

    En fin, me he extendido. Aquí veo fuerte derecha y fuerte izquierda, e incluso a veces se ven ideas de una y otra que pretenden hacer ver que pertenecen al extremo contrario. Casi no se ven centros. Y que recuerde no he visto el primer post netamente anarquista o acrático (OJO: No puedo presumir de haber leído todos los posts durante los 11 años de PN, porque apenas si la conocí hace un par de años).

    De cualquier manera seguiré leyendo los artículos de Krisis, Chamán Urbano, JM, y creo que se me escapan un par de nombres (disculpen); sean de la tendencia que sean, porque lo que más respeto de sus artículos no es el fondo (que ya es bastante respetable) sino la forma en que desarrollan las ideas.

    ¡Saludos a todos!

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Sergio M. dijo:

    Muy buen post, JMS.
    Sólo aclarar un punto,men.En mi artículo de Vargas Llosa, yo no me inventé lo de su lado negativo. Me remití a una fuente y la publiqué entre comillas. Aquí te la vuelvo a dejar por si a las moscas.Fuera de eso, suscribo cada párrafo de tu respuesta a Harold.Saludos y abrazos.

    “Se nacionaliza español despues de la cachetada de perder las elecciones…admirador de la thatcher y sus clones….utiliza a los indios en sus ficciones y en la vida real los desprecia…se burla de ellos como se visten, los trata de animales…es un oportunista, que se pasó a la extrema derecha, que busca parecer, y hacerse pasar por un intelectual politicamente correcto….”
    @ bouguereau

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  4. lenguaeniple dijo:

    JM, gracias por tu deferente comentario. Huelga decir que suscribo en un 100% tus palabras respecto al carácter político-ideológico de este gobierno, de hecho, ayer justamente tenía en mente escribir algo parecido con el título de “Si Chávez fuera de derecha…”, luego de haber leído tu escrito gran parte del fundamento para ese texto sería un refrito, solo agregaría a lo que ya has dicho que si Chávez fuera de derecha (como algunos absurdamente se han empeñado ad nauseam en afirmar en este foro) no podría pertenecer al Foro de Sao Paulo, adicionalmente, mantendría buenas relaciones diplomáticas (amén de comerciales) con los EE.UU., su padrino político y eterno asesor no podría ser Fidel Castro, no incluiría frases como “reconocer el trabajo como única fuente generadora de valor” (para quienes han leído algo de marxismo saben que significa esto y como apunta directamente al extremo más radical de la izquierda) en su Plan de Desarrollo Económico y Social 2007-2013 y finalmente no mostraría sus afinidades ideológicas por regímenes fracasados como el de la URSS o el de la China de Mao Zedong.

    Suscribo igualmente el escrito que dio origen a este (el de Harold) en todo lo referente a esa indefinición y esa izquierda que se considera impoluta e inmaculada y a la cual le hemos hecho tantas preguntas que jamás han encontrado respuesta. Una izquierda que, en mi opinión muy particular, es tan irresponsable que no reconoce como suyos los fósiles que representan su forma más ortodoxa y llegan al paroxismo de llamar fascista a Fidel Castro.

    Saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  5. The Goddamn Devil dijo:

    uhm bueno… de verdad el articulo esta bueno de la mitad pa abajo… lo de arriba no es que este malo, pero me da como ladilla leerlo.
    lo demas me parece, con todo respeto obvio, que si siguen asi se van a volver una pagina de chismes y cotilleo, pero de intelectuales escritores y gente que sabe, en la cual uno hace una vaina y viene otro se lo desmiente, otro se lo refuta, el primero regresa y da sus puntos entre otras…
    pero bueno esa son cosas que pasan cuando una pagina es participativa, de verdad con que el susodicho agarre y no publique mas si no le gusta como se maneja la pagina es suficiente, pero parece que no aguanto la tentación al igual de todos de responderle.
    en fin es su derecho. el detalle es que a veces los derechos de unos y otros como que chocan…
    igual de los que conozco de panfleto todos tienen sus puntos bueno y sus no tan buenos, sabemos que uno es muy radical en sus puntos, que por cierto malos no son, solo algo complicados para la gente comun, otro se automargina, otro se lanza unas peroratas un poco rebuscadas. pero en general cada uno le da cierto sabor a este sitio, algo llamado diversidad de pensamiento e individualidad en la forma de escribir y escoger los temas para escribir debe ser por eso que sigo viniendo a leer, porque no hay muchos lugares en la red donde se vea esto, así a veces los escritores se caigan a coñazo escrito limpio pues.
    en fin, me imagino que no sera la primera vez y menos la ultima que pasa algo de esto…
    saludos muchachos perdonen lo malo…

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  6. John Manuel dijo:

    Gracias Edgar. Tal vez sea verdad, pero lo que digo en este post es que su condición de izquierdista (con todas sus letras) no se le puede seguir negando, para seguir favoreciendo la idea de que este es un gobierno derechista (cosa absurda).

    Dannarwill: El término anárquico yo lo interpreto como el rechazo a toda autoridad, en tal sentido, una página anárquica no es aquella en la que se expresan los anarquistas, sino aquella en dónde todos se pueden expresar sin rendirle cuenta a ninguna autoridad, en el caso de las páginas Web esa “autoridad” vienen a ser los editores. Creo que ese fue el espíritu que movió a Pratt, editor de la página, a convertirla en una plataforma de libre publicación. En todo caso, es un tema a discutir. Especialmente porque el anarquismo (refiriéndome ahora sí, a quienes creen en las ideas anarquistas) en Venezuela parece un chiste de mal gusto. En las pasadas elecciones había anarquistas pidiendo que se votara por el gobierno. Saludos, pana.

    Sergio: Cierto, pero al citar esa fuente, de alguna forma validabas lo que decía. Pero bueno, ya yo hablé de eso en el perfil de Vargas Llosa que escribí para Replicante. Peace, bro.

    Lenguaeniple: Podríamos estar horas definiendo las características que hermanan a Chávez con la izquierda.

    Diablo: Sí, imagínate Chepa Candela Epistemológica ;)

    Gracias a todos, respetos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  7. Carlos Caridad Montero dijo:

    Lo que no entiendo es por qué en todo esto han salido a relucir quienes menos tienen arte ni parte en el asunto: Blogacine y yo. No entiendo, pero me lo puedo imaginar.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  8. JJ dijo:

    Es muy cómico que a 12 años de Chávez se esté discutiendo si el carajo es de izquierda o de derecha, cuando eso dejó de importar en el resto del mundo en 1989.

    El problema de la izquierda es que no puede soportar el hecho de que todos sus representantes se convirtieron con el tiempo en dictadores.

    Chávez es ante todo un comerciante de armamento. Esa es la parte que nadie ha terminado de entender. Su negocio es el militar, y lo lleva a cabo sin remordimiento con la extrema derecha de Putin, la extrema izquierda de Castro o el Fundamentalismo Islámico de Ahmadinejad. Cualquiera es bueno siempre que forme parte del mercado internacional de armas. Lo demás es cuento. Chávez nunca se ha parado en ideologías.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  9. Sergio M. dijo:

    Sí, a mí el tema del izquierdismo de Chavéz me rueda en realidad. Todo es una pantomima, un parapeto para seguir perpetuándose en el poder. La izquierda cuando llega al poder se derechiza.Me lo dijo Esther Díaz en una entrevista. Tiene toda la razón. El izquierdismo de Chávez es demagogia. Mosca.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  10. El Warholio dijo:

    Entiendo que haya gente que le ladille que algunos desde la izquierda tilden de derecha las vainas que no les gusten de algunos de sus compañeros de ideología. Puede ser quizás falta de autocrítica o negación de la realidad (algo no precisamente nuevo dentro de esa secta).

    Pero al final, qué diablos importa? Hay algo productivo que sacar de ese debate? El hecho de que ‘el gordito’ sea de derecha o de izquierda va cambiar la cagada que está poniendo? va a ser más o menos autoritario?

    Lo que a mi me da más caspa del debate necio e improductivo de izquierda-buena/derecha-mala vs derecha-buena/izquierda-mala, es que es una vaina bizantina que no lleva a ninguna parte. Por qué no, en vez de tratar de convencer al otro de que ‘el gordito’ es de esta secta o de aquella otra, nos ponemos a discutir y debatir acerca de nuestra visión de país (inluyendo la economía)? Pero no repetiendo dogmas en abstracto sacados de cartillas o trípticos de evangélicos o testigos de jehová. Lo interesante sería hablar de ideas en concreto, discutir cómo serían aplicadas en la práctica en un país llamado Venezuela.

    Ese sí sería un ejercicio interesante, donde incluso se podrían hasta alcanzar acuerdos acerca de posibles políticas para algunas áreas. Yo pienso que Venezuela (ni ningún otro país) no necesita recetas rígidas, por lo que sería bien interesante ir discutiendo una visión pragmática. Una visión basada en argumentación lógica y no atada a dogmas, donde se consideren la sostenibilidad económica, política, social y hasta la ambiental.

    En fin, esa es mi humilde opinión, pero si quieren seguir enganchados en esa necedad es su peo. Sólo les dejo esta imagen para que reflexionen un pelo:
    http://rookery.s3.amazonaws.com/1974000/1974330_0cf2_625x625.jpg

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  11. Carlos Caridad-Montero dijo:

    La verdad es que ya arrecha que hasta en las discusiones más inverosímiles, salga a relucir yo o salga a relucir Blogacine, sin tener arte ni parte. John, vuelvo a preguntar ya que no obtuve ninguna respuesta: ¿qué tiene que ver todo este verguero conmigo o con mi página?

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  12. John Manuel dijo:

    Que tal, Carlos. Disculpa por no haberte respondido ayer. Este post es una respuesta a otro: Es en ese artículo (que te invito a leer) se hace mención a Blogacine, comparandonos con nosotros como: “dos caras de la misma indefinición”. Allí también se…

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  13. John Manuel dijo:

    Hace mención a tú trabajo como: “un cineasta que quiere disfrutar las mieles de privados y públicos”. Yo simplemente estoy respondiendo diciendo lo mismo que ya he dicho varias veces sobre Blogacine. Y desde el respeto que le tengo a tú trabajo.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  14. John Manuel dijo:

    Sergio: Imagínate, todo lo malo que hace la izquierda cuando llega al poder es porque se “derechiza”, vaya tontería. De resto, creo que Chávez *es* de izquierda, por los argumentos que ya han sido expuestos aquí, y que muchos se empeñan en ignorar.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  15. John Manuel dijo:

    Lo que plantean Warholio y JJ, es otra cosa: ¿que estamos es una época en la que se impone el pragmatismo por encima de la ideologías, dando pie a gobiernos que no pueden categorizarse, al menos dogmáticamente, como de izquierda o derecha? Sí, pero…

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  16. John Manuel dijo:

    Precisamente, ese no es el caso de Hugo Chávez. Ese puede ser el caso de políticos como Lula u Oscar Arias. El de Venezuela, en cambio, es un gobierno dogmáticamente izquierdista, y enormemente ideológico, en lo económico, político y social.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  17. Sergio M. dijo:

    Estás cerrado con tu punto,JMS.
    No puedes catalogar a Chávez como un político esencialmente de izquierda, en una época en que dichas categorías están perfectamente erosionadas y diluídas.Si algo define a la política en la actualidad es su capacidad de mutación y adulteración populista para ponerse al corriente de las demandas del público. Ya lo decía Baudrillard, los políticos de hoy no son ni de izquierda ni de derecha. Responden pragmáticamente a las orientaciones del rating, la mediática y las encuentas. Son telepolíticos de izquierda y derecha, según sea el caso.Negar esta esquizofrenia sí es una tontería.Mosca.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  18. Sergio M. dijo:

    De hecho, la plataforma económica del estado, en casi todo el mundo, se maneja según criterios e ideales propios de la izquierda y la derecha.No se te olvide el híbrido de la economía China,modelo para la Cubana y la Venezolana. Es decir, hay proteccionismo y subvención en la defensa del libre mercado. Jorge Lanata hizo su documental Bric para demostrarlo. ¿También te parece una tontería?

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  19. Carlos Caridad-Montero dijo:

    Ah, bueno, ok. No había visto el post en cuestión. Pero no creo que merezca mayor comentario al respecto. Sucede cada cierto tiempo, generalmente ligado a factores externos. Esta semana me esperaba un nuevo brote. Como un reloj.

    Una cosa sí te digo: nunca te exigí corrección política y sólo te borré un comentario. Uno que podía (y efectivamente así fue) interpretarse como ofensivo hacia mí. Muy ofensivo, la verdad, aunque yo sabia que no estaba dirigido a mí en particular.

    Pero varios así lo entendieron. Sobre todo, varios de mi familia maracucha, que de intelectuales tienen poco y que sólo leen Blogacine porque lo escribo yo. Hubo mucha, mucha molestia. Y antes de que la cosa pasara a mayores, yo preferí borrar el comentario y pasar la página.

    ¡Saludos!

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  20. Carlos Iglesias dijo:

    Saludos.

    Animado por la discusión. Me impresiona la capacidad que tiene Chávez para meterse en todo, incluso en una discusión sobre blogueros en una página web. No me voy por ahí, lo siento.

    Definirse de izquierda está tan devaluado como definirse “liberal”. Hay que tenerlas buen puestas, o algo bastante flojo, para definirse en tiempos actuales como liberal. Con decirles que ni Von Hayek ni Milton Friedman se definían como “liberales”. Es decir que estamos hablando acá de liberalismo a lo ingles decimonónico. Coincido con Sergio que estas categorías están en desuso, son usadas de forma utilitaria por los políticos de turno.

    Sin tener todos los intríngulis de la polémica, la postura de Harold me suena a pataleta, a niñada, a ego herido. Quizás no estuvo de acuerdo con los comentarios hechos a algún artículo suyo, o quizás le molestaba que los artículos de otros comentaristas tuvieran más visitas, sea la causa que sea, a mi parecer no ameritaba tanta alharaca. Con dejar de escribir, comentar y seguir Panfletonegro tenía. Creo que al no tener razones validas para justificar su pataleta infantil se inventó todo aquello de la “doble moral” y los ataques a su postura “liberal”.

    Por tu parte John, sí asumir y defender “la propiedad privada, la libertad individual, el derecho que tenemos a dedicarnos a la actividad económica de nuestra preferencia, el aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo, el respeto a la vida privada, la igualdad entre mujeres y hombres, y sobre todo, el derecho que tenemos a un gobierno limitado” son prebendas única y exclusivamente “liberales”, estás no solo echando de lado una gran variedad de posturas ideológicas que defienden los mismos principios, sino que lo equiparas a cuando dices “Básicamente porque estoy cansado de ese maldito chantaje según el cual en toda opinión contra el gobierno debo colar también una reflexión contra Israel, una condena a Carlos Andrés Pérez, un insulto a Estados Unidos y una burla a cualquiera de los políticos opositores”.

    Simplemente para cerrar, todo esto se resume a una pelea de egos (ojo, no lo digo en mal plan), tanto el de John, el de Sergio y sobre todo el de Harold, cuestión muy humana, pero que buscan enmascarar con teorías y justificaciones. El que escribe algo público tiene que estar dispuesto a que ese escrito sea destrozado o alabado por todo lector, el que no éste preparado para ello que lleve un diario y lo queme antes de su muerte.

    De igual forma bienvenida la crítica y el debate. Eso sí, la próxima vez que queramos dejar de participar en Panfleto, con irnos tenemos.

    Un abrazo.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  21. Klaus Inspector dijo:

    De acuerdo con Carlos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  22. John Manuel Silva dijo:

    Yo también pasé la página, Carlos (hace raaaaattttooooo), la discusión sobre la política de comentarios de Blogacine no es nueva. Sabes que he sido lector de esa página, la admiro y respeto por su trabajo, y también te he dicho varias veces lo que pienso sobre borrar comentarios.
    Lo que pasa con Blogacine, Ficción Breve, Prodavinci y otras, es que creen en una forma de edición digital: la que tiene un editor y arbitra los contenidos, mientras que panfletonegro cree en la falta de edición, en la libertad absoluta. Eso no quiere decir que las otras páginas sean menos, o valgan menos, sólo que tienen filosofías distintas, válidas ambas. De resto, creo que, por ejemplo, prodavinci, es una de las mejores cosas que le han pasado a la divulgación de literatura venezolana en la Web, dese hace mucho tiempo.
    Yo leo Blogacine y comento cuanto tengo algo que decir, aunque no lo hago cuando se trata de temas como las asignaciones presupuestarias (que fue el tema en esa ocasión), porque sé que la política de comentarios de la página me llevaría a ajustarme a unas reglas que no me gustan: “evitar hacer alusiones personales, realizar una denuncia ante organismos competentes a la hora e hacer una acusación, como por ejemplo ‘estoy harto de la corrupción de Los Novoa’, etc”.
    En aquella ocasión, el comentario fue contra Elia Schneider y la familia Novoa, por la asignación abusiva de recursos públicos, no en tu contra. Igualmente pasó en otras ocasiones, como la discusión aquella en la que intervino Franco de Peña que culminó con una borrada de varios comentarios, incluyendo uno mío, y otro más que ahorita no me acuerdo.

    A sabiendas de esto, me abstengo de comentar e esos post, llamémoslos “polémicos” de la página. Pero la respeto y la leo, y entiendo por qué administras los comentarios, ya que, por ejemplo, puede venir Carlos Malavé a ofrecerte unos coñazos.

    De resto más nada, respect, y saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  23. John Manuel Silva dijo:

    Sergio: es que tú me hablas de dos cosas distintas: la praxis y la ideología. ¿Qué en la praxis es muy difícil atenerse 100% a los dogmas, y que los hechos llevan a los políticos a actuar contraviniendo esos dogmas para garantizar su subsistencia? Claro, nadie niega eso. Fidel lo ha hecho durante cincuenta años. La U.R.S.S., aún en los momentos de mayor tensión, jamás dejó de negociar y hacer intercambios comerciales con Usa, y eso no los hizo menos comunistas.

    Una cosa es la praxis, y otra la ideología del gobierno, impuesta a través de políticas de estado. Y para mí, es evidente que la política de estado en Venezuela es, esencialmente izquierdista. Pregunto: ¿Expropiar, lenta y progresivamente, todo el aparato productivo del país, es de izquierda o de derecha? ¿Qué cada vez más el estado sea el gran empleador, y por tanto controlador de buena parte de la economía personal de los ciudadanos, es de izquierda o derecha? ¿El hecho de que para salir o entrar al país tengas que pasar por una serie de trámites absurdos para que te den una miserable cantidad de dólares, los cuales tienes que justificar de manera minuciosa ante un organismo público al volver (como relataste tu mismo por acá con motivo de tu viaje reciente al Festival de San Sebastian), es de izquierda o de derecha? ¿El trueque, ensayado (y sí, fracasado) en algunas zonas del país es de izquierda o derecha? ¿Qué las escasas y miserables viviendas que el gobierno ha entregado no sean propiedad de quien se les entregue, es de izquierda o de derecha? ¿Que casi todo el acceso a Internet sea del estado, es de derecha o de izquierda?

    El propio Chávez lo dijo hace un par de semanas “Debemos aprender de los errores e Cuba que lo expropiaron todo, hasta los negocios familiares. Nosotros no haremos eso, sólo expropiaremos los medios de producción” ¿Eso te suena más a Marx o a Adam Smith?

    “De hecho, la plataforma económica del estado, en casi todo el mundo, se maneja según criterios e ideales propios de la izquierda y la derecha.No se te olvide el híbrido de la economía China,modelo para la Cubana y la Venezolana. Es decir, hay proteccionismo y subvención en la defensa del libre mercado.”

    Ajá ¿y? Eso lo que prueba es lo que siempre ha demostrado el comunismo: que en la práctica es inviable, y que el socialismo, una vez que sale del papel y se aplica en la economía se trasforma en un capitalismo de estado, como lo fue la U.R.S.S. y como lo es Cuba, como lo es China, y como lo han sido todos los socialismo dogmáticos del mundo, llámense como se llamen.

    El esquema es el mismo: se toma el poder, se expropia el aparato productivo privado, se estatiza la economía, se enriquece una ínfima minoría de funcionarios y protegidos por el estado mientras se empobrece la gran mayoría, condenada a trabajar para el estado en condiciones casi esclavistas, y a satisfacer, en el mejor de los casos, sus necesidades más básicas.

    Para mí, esa es la política y práctica del gobierno venezolano, más allá de algunas contradicciones y de que la clase dirigente viva y rumbée como si fueran rockstars.

    Mi punto está dirigido a “la izquierda verdadera”, esa que dice que Chávez no es de izquierda, sino que es de derecha, citando ejemplos baladíes, como los relojes que usa, o la forma como se enriquecen sus colaboradores. La frase: “la izquierda cuando llega al poder se derechiza”, pretende afirmar una patraña: la verdadera izquierda no hace las cosas que hace Chávez. Y eso es, sí, *una tontería*, basta revisar la historia de la izquierda para comprobarlo.

    De resto, no puedo opinar sobre el documental que citas porque no lo he visto. Saludos, bro.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  24. John Manuel Silva dijo:

    Carlos Iglesias:

    Pana. Yo entiendo, y de hecho respaldo parte de lo que dices cuando señalas: “Definirse de izquierda está tan devaluado como definirse “liberal”. Hay que tenerlas buen puestas, o algo bastante flojo, para definirse en tiempos actuales como liberal. Con decirles que ni Von Hayek ni Milton Friedman se definían como “liberales”. Es decir que estamos hablando acá de liberalismo a lo ingles decimonónico. Coincido con Sergio que estas categorías están en desuso, son usadas de forma utilitaria por los políticos de turno”

    Eso es así, pero sólo en casos específicos. Yo puedo entender qué gobiernos como el de Oscar Arias en Costa Rica, Lula en Brasil, Zapatero en España y buena parte de las socialdemocracias europeas, puedan ser categorizados así. Incluso los periódos de Lagos y Bachelet en Chile, también.

    En esas socialdemocracias la cosa es: propiedad privada, libre mercado y flujo de capital por un lado, y políticas sociales populistas, y asistencialismo social por el otro. Son gobierno híbridos, que es difícil de categorizar como izquierdas o derechas, pero repito, aquí estamos hablando del *Gobierno Venezolano*, y en el caso de éste no creo que exista esa dualidad, por las razones que expongo en mi comentario anterior, las cuales no voy a repetir, te invito a leerlo.

    Lo de Harold, sí, el hecho de que en vez de venir a responder, le pida a Daniel que borre el artículo (consulten su blog) demuestra que en efecto lo que está es picao, y ya yo le respondí, no voy a volver a hacerlo.

    Gracias por comentar, dese el fondo de mi ego ;)

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  25. Sergio M. dijo:

    JMS, definitivamente no quieres ceder un milímetro en tu posición.Así se hace difícil discutir con alguien. Ahora, según tú, la ideología es distinta de la práxis. Y para tí,
    en tu razonamiento dogmático, la ideología de Chavéz es absolutamente de izquierda. Cosa discutible desde cualquier punto de vista.
    Primero, JMS, no hay divorcio entre la ideología y la práctica. Al decirlo, niegas miles años de investigación en teoría y filosofía.Es decir, te pones a la retaguardia del pensamiento humanista. Le pasas por encima a Smith, a Ricardo, a Marx, para empezar.
    Segundo, el proyecto político de Chávez conjuga diversidad fuentes disímiles, no muy bien digeridas,por cierto.
    En consecuencia, deberías rectificar tu posición. Nunca está de más reconocer la debilidad o el punto flaco de una tesis. Son los principios dinámicos de la ciencia social según Karl Popper.
    Ojo.
    Saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  26. Carlos Caridad-Montero dijo:

    Pues fíjate tú que el comentario al que yo me refería era uno en el que decías que los cineastas que trabajan para Villa estaban en cuatro patas, con las nalgas abiertas, y que se los estaban cogiendo. Algo por el estilo. Justo en esos días yo estaba terminando de trabajar en la Villa y bueno, la cosa se puso bien caliente por los lados de los Montero.

    Hay una cosa importante y es que en el cambio de sistema de comentarios, se perdieron muchos. Y, por otro lado, el problema de las denuncias surgió cuando un día, un cineasta de oposición me llamó y amenazó con demandarme por un comentario. En realidad, por un enlace a un artículo que alguien había publicado en Analítica, donde se reseñaba la visita que hizo a la Asamblea para pedir dinero. No sé si la visita fue real.

    Y sucede que una cosa es hacer denuncias de la boca para afuera y otra muy distinta es presentar las pruebas y que de una vez se acabe el tema. Por eso pido que la cosa se haga por los canales regulares, porque de resto, es habladera de paja. Eso termina afectando la credibilidad del medio.

    Hubo un tiempo que comenzaron a llegar denuncias sobre la Villa del Cine. En una, aseguraban que se había comprado no sé cuántas Hummers. Que se habían robado esto y lo otro. Si yo hubiera publicado una sola de esas denuncias sin base, me habría caído algún bufete y ya la página estuviera cerrada.

    Sobre el caso de los comentarios de Franco, pues fue él quien me pidió que borrara todos sus comentarios de la página. Algunos de terceros, que estaban anidados a sus comentarios, se perdieron en la acción.

    Blogacine, ya está visto, tiene demasiados enemigos (no más hay que leer tu post). Me han ofrecido coñazos por los comentarios que deja gente que no tiene el valor de firmar con su nombre para defender sus opiniones. Otros, lo hacen para desprestigiar la página y tumbarme los patrocinantes. Y, en general, porque no me he prestado (ni la he prestado) para hacerles el juego a algunos oscuros intereses gremiales —sean oficiales o de oposición—. En fin. Jueguito sucio en el que no hay que caer.

    ¡Saludos!

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  27. John Manuel Silva dijo:

    Chévere Carlos, Yo sigo pensando igual: en esta circunstancias en las que estamos, los cineastas que trabajan para el gobierno se están arrastrando al poder (y eso es ponerse en 4 paticas frente al poder), y lo lamento, pero esa es mi opinión. Pero claro, respeto la tuya.

    Sólo termino por aclararte que no soy, para nada, enemigo de Blogacine, todo lo contrario.

    Saludos de vuelta.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  28. John Manuel Silva dijo:

    “Y para tí,
    en tu razonamiento dogmático, la ideología de Chavéz es absolutamente de izquierda.”

    ¿No lo es? Ok, Sergio. Entonces, ya que tú lo afirmas, te pregunto: ¿cómo definirías la ideología de Chávez, y su práctica, a la luz de las acciones que ejerce desde el gobierno, las cuales ya te he citado en varias ocasiones, incluyendo mis últimos dos comentarios?

    Y sí, una cosa es *la teoría* comunista/marxista/izquierdista: la cual establece la comunidad absoluta de los bienes, la eliminación de la libertad individual, y el establecimiento de una sociedad en la que todos los individuos son iguales y carecen de iniciativa individual. Y otra es *la práctica* de esas ideas, que se llevó en la U.R.S.S., en Yugoslavia, en Alemania Oriental, y en Cuba, países en dónde, ante la imposibilidad de aplicar esas ideas –porque son contrarias a la naturaleza humana y la gente se resiste a ellas–, en vez de admitir el fracaso de las mismas, terminaron imponiendo sistemas de capitalismo de estado; totalitarios en lo político (inclusive, en el caso de Alemania Oriental y Cuba puede hablarse de un estado policial, donde sus ciudadanos eran [y en Cuba todavía son] vigilados las 24 horas, a veces por sus propios vecinos).

    Esa es una diferencia enorme entre la prédica de izquierda y su aplicación práctica. Y no creo ser el primero que se da cuenta de ello en “miles de años de investigación”, no son pocos los izquierdistas decepcionados y honestos que lo admiten (En Venezuela abundan).

    Vuelvo a repetir: “Mi punto está dirigido a “la izquierda verdadera”, esa que dice que Chávez no es de izquierda, sino que es de derecha, citando ejemplos baladíes, como los relojes que usa, o la forma como se enriquecen sus colaboradores. La frase: “la izquierda cuando llega al poder se derechiza”, pretende afirmar una patraña: la verdadera izquierda no hace las cosas que hace Chávez. Y eso es, sí, *una tontería*, basta revisar la historia de la izquierda para comprobarlo

    Y nada vale, tranquilo, yo no me lo tomo personal, sólo quiero discutir el punto.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  29. Carlos Caridad-Montero dijo:

    Sí, ya eso lo has dicho en incontables oportunidades (lo de las cuatro patas) y bueno, aquí nadie hace cine sin dinero del Estado. La otra opción es no hacer cine. Igual, esa fijación oral con la polarización política me tiene sin el menor cuidado.

    De resto, espero que te haya quedado clara la política de comentarios de Blogacine. Si vas a hacer una denuncia, pues hazla con base y sustentación. Si borré la denuncia contra Schneider, seguramente fue porque no aportabas nada para sustentarla. Y créeme: yo sería el primero en publicar una buena denuncia, con soportes y pruebas, contra quien sea.

    Pero, ¿sabes qué? Nadie pasa más allá de la pura habladera de paja.

    ¡Saludos!

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  30. John Manuel Silva dijo:

    Exacto, tú piensas que no se puede hacer cine sin dinero del estado, yo pienso que sí se puede. Tan simple como eso.

    Peace

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  31. Carlos Caridad-Montero dijo:

    Te equivocas, lee bien. Dice: “aquí nadie hace cine sin dinero del Estado”. Lo que es muy diferente pensar que no se puede hacer cine sin dinero del Estado. Lo primero es un hecho, lo segundo es una opinión.

    Yo estoy haciendo no uno, sino dos proyectos sin dinero del Estado. El primero lo estoy haciendo con financiamiento internacional. Así que mal puedo pensar que no se puede. Pero de que todos hacen cine con dinero del Estado, pues eso, todos lo hacen.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  32. Sergio M. dijo:

    ¿Ideología?¿Nada más de izquierda?Por favor.¿Lo apoya el PCV?Mentira.Tengo dos grandes amigos en la cúpula del partido. Lo respaldan de la boca para afuera.Adentro lo abominan por diferencias ideológicas. Lo acompañan por puro pragmatismo.
    La ideología de Chávez es un caso de estudio. Para mí es porosa,posmoderna y neobarroca. Mezcla con una irresponsabilidad tremenda,ideas de bolívar,del Che,de la revolución roja,del keynesianismo americano,de Fidel,de Mao,del populismo adeco, del militarismo criollo,de la socialdemocracia cristiana,del peronismo,del nacionalismo fascista,del indigenismo,del altermundismo.Si algo ha demostrado el presidente,a lo largo de sus últimos años, es su capacidad de adaptación y de mutación,de acuerdo a los intereses del momento y del contexto.
    Para mí la mejor ideología que lo define no es necesariamente la comunista,JMS. Lo de él es puro y simple travestismo político. Y ni siquiera vale la pena tomárselo tan en serio.Le haces mucho daño a las pobres ideologías, de izquierda y de derecha, al asociarlas irremediablemente con Chávez.
    Así lo veo yo,mi pana.
    Saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  33. John Manuel Silva dijo:

    Primero dijiste: ” y bueno, aquí nadie hace cine sin dinero del Estado. La otra opción es no hacer cine.“.

    Ahí dejabas una posición implícita, según la cual hacer cine con dinero estatal, era casi la única opción posible, y que los cineastas criollos estaban casi que obligados a hacerlo. Y ahora dices, que se puede, y que de hecho estás haciendo 2 proyectos sin dinero del estado.

    ¿En qué quedamos?

    Yo lo que llevo rato afirmando es que se puede hacer cine sin dinero del estado (que sea dificilísimo, complicado y medio Quijotesco es otra cosa), y que la generación actual de cineastas venezolanos han optado por rendirse ante el estado para obtener recursos públicos. Y que por eso tengo muchas dudas respecto a ellos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  34. John Manuel Silva dijo:

    “¿Lo apoya el PCV? Mentira. Tengo dos grandes amigos en la cúpula del partido. Lo respaldan de la boca para afuera. Adentro lo abominan por diferencias ideológicas. Lo acompañan por puro pragmatismo.”

    ¿YYYYYYYYYY????? Eso no significa que el PCV no lo apoye, y que no le dé la tarjeta en *todas las elecciones*. Significa que hay disidencia interna en el partido, pero que esos militantes asumen disciplinariamente las directrices del partido. Y eso no se llama pragmatismo, se llama oportunismo: apoyar a alguien aunque no se esté de acuerdo con él sólo para no perder las prebendas. Esa fue la diferencia entre los intelectuales que se separaron de Fidel (Vargas Llosa, Cabrera infante, etc) y los que siguieron a su lado, aún a sabiendas de que era un dictador (García Márquez, Cortázar, etc.)

    “La ideología de Chávez es un caso de estudio. Para mí es porosa, posmoderna y neobarroca. Mezcla con una irresponsabilidad tremenda, ideas de bolívar, del Che, de la revolución roja, del keynesianismo americano, de Fidel, de Mao, del populismo adeco, del militarismo criollo, de la socialdemocracia cristiana, del peronismo, del nacionalismo fascista, del indigenismo, del altermundismo

    ¿Los que te marqué en negrillas son movimientos de derecha?

    “ Para mí la mejor ideología que lo define no es necesariamente la comunista” ¿Y entonces por qué citas entre sus influencia a Mao, a Fidel, a La Revolución Roja (que supongo es la china), al Peronismo, Al indigenismo, y al Altermundismo? Todos ellos movimientos de izquierda, deudores en muchos aspectos de las ideas marxistas.

    De hecho, de todo lo que citas sólo El Socialcristianismo, y el Nacionalismo Fascista pueden identificarse con la derecha; todo lo demás viene de la izquierda ortodoxa, y de la centro izquierda. Por ejemplo, el populismo adeco viene del Aprismo, que surge de una división entre marxistas latinoamericanos, los que seguían a Fidel y los que seguían a Víctor Raúl Haya de la Torre (el primer gran marxista latinoamericano). Y respecto al militarismo, no sabía que era exclusivo de la derecha.

    No se trata de “asociar irremediablemente” una ideología a Chávez pero sí de identificar su tendencia. Y, según tus propias palabras, esta viene mayoritariamente de la izquierda, en sus múltiples versiones e intensidades.

    Al menos así lo veo yo.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  35. adrianonimo dijo:

    Desde anoche estoy pensando en una respuesta a este artículo, que en su primera parte,inicia una discusión sobre un tema que me tiene ocupada un casillero de la cabeza en los últimos meses.

    Verán, para mí el chavismo es un fascismo y si me llevas más allá, un bochinche en su estado más puro. La epifanía ocurrió cuando para mi gran suerte me topé con un brillante ensayo de Umberto Eco sobre el Fascismo. Pero me di cuenta que argumentar me punto de vista iba a tomar unos cuantos párrafos entonces decidí escribir un artículo para aportar a esta discusión que tiene que darse, así algunos piensen es una perdida de tiempo.

    En cuanto al segundo tema,estoy de acuerdo con Pratt, a muchos les cuesta una barbaridad entender realmente de que va la libertad de expresión.La intolerancia es una cualidad muy traicionera, muchos piensan que la han erradico,que son la mata de la tolerancia, y en los momentos clave salta Michael Jordan en un día de fiesta.

    Harold agarró sus cachachas, y cual avestruz, metió la cabeza en un blog. Blog, que estoy casi segura, ha recibido la mayoría de sus visitas últimamente gracias a que la gente entra a Panfleto Negro, lee la nota que escribió Pratt y pulsa el link para seguir el hilo del asunto.

    No sé si lo hicieron sin querer, pero bien visto, es una jugada maestra del marketing, tanto para Harold que incrementó el trafico de su blog, o Daniel trató de probar algo como, bueno vete si quieres, igual PN te apoya en tu nueva aventura y te manda gente para la acera de en frente.

    En fin, ése no es el asunto.

    Me parece que Harold no está ejerciendo completamente su libertad más elemental.No hay necesidad de abandonar la página, tú eres el dueño de tu ratón y cliqueas donde te dé la gana, tan simple como eso… A menos que, no toleres la critica y ahí sí mi pana, te equivocaste de juego, como dijeron arriba, el internet no es lo tuyo, cómprate un diario.

    La crítica, esa gran incomprendida.Yo no entendía las bondades de la crítica. Coleccionaba lugares comunes tales como: “Deja de criticar y haz” “Si eres tan bueno por qué no lo haces tú pues” y el que nunca falta, “Critica pero también haz una propuesta o da una solución”.

    Y un día aprendí, por las buenas y por las malas, que la crítica inteligente es necesaria para crecer y mejorar. Porque una buena crítica tiene como fin último la reflexión. Y si no se está de acuerdo con algún comentario hay que tolerarlo, especialmente si estás en un espacio público.

    Y aunque ustedes no me crean, yo aprendí mucho sobre el arte de la crítica en Panfleto Negro. Especialmente cuando se prendió la buena con respecto a “Por el medio de la calle 2009”.Unos artículos provocaron otros, y se montó una discusión muy fructifica al respecto. Así aprendí que no hay que ser un cineasta para criticar una película y que un crítico no está obligado a dar soluciones o propuestas.

    La clave está en no confundir la habladera de paja con críticas. En ese terreno aplica el principio de que no insulta el que quiere sino el que puede. Generalmente una verdadera crítica te dolerá o sorprenderá, pero siempre te hará pensar.

    Lo ilustraré con un ejemplo.El primer artículo que publiqué en Panfleto Negro fue sobre la muerte de Mario Benedetti, en 2007. En él “blasfemé” contra Silvio Rodríguez y Gabriel García Márquez, pasé coleto con dos de los ídolos más adorados de la izquierda latinoamericana. Hace como dos semanas, tres años después de publicado el artículo, dejaron un comentario que decía algo como, maldita perra, Silvio por siempre.

    Harold ante algo así, tú te cagas de la risa y ya, esas son frases vacías que no pueden ofender a nadie.

    Por lo tanto, ya el asunto de la crítica es una etapa superada para mí. Me tienen que ver llorando por los rincones cuando me destrozan un cuento, pero si no fuera por eso, escribiría como Isaías Rodriguez.

    Y esto nos lleva a hacer una afirmación bastante odiosa: Muchos venezolanos tiene serios problemas para aceptar las criticas y para hacerlas también. Eso nos tiene bien jodidos y estancados.

    En internet hay cada talibán, que si algún día llegara a publicar en un blog español se suicida.

    La tolerancia, la libertad de expresión, son cualidades que se ejercen en la medida en que ejerzamos nuestra ciudadanía, tema de tesis en este país.

    Yo sabía que no tenía que halar en esta respuesta del chavismo,aunque un tema no está desligado del otro, pero yo siempre con mis testamentos.

    Saludos a todos, se les aprecia

    Adri

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  36. lenguaniple dijo:

    ¡Qué buena la que se armó acá en un solo día!

    Bien, como diría Jack El Destripador: vamos por partes.

    Para el señor Carlos que ha dicho que definirse de izquierda o liberal está “devaluado”, le tengo una pregunta muy sencilla y concreta. Ha dicho, y cito: “Por tu parte John, sí asumir y defender “la propiedad privada, la libertad individual, el derecho que tenemos a dedicarnos a la actividad económica de nuestra preferencia, el aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo, el respeto a la vida privada, la igualdad entre mujeres y hombres, y sobre todo, el derecho que tenemos a un gobierno limitado” son prebendas única y exclusivamente “liberales”, estás no solo echando de lado una gran variedad de posturas ideológicas que defienden los mismos principios.

    La pregunta es la siguiente: ¿Cuál es esa “variedad de posturas ideológicas que defienden los mismos principios que el liberalismo”, léase las siguientes características: propiedad privada, libertad individual, libre comercio y un gobierno efectivamente limitado? Es decir, sea un poco más específico en cuanto a esa “variedad de posturas ideológicas” que defienden los mismos postulados del liberalismo pero que no son liberales.

    Ya bien lo ha dicho John, el pragmatismo y la ideología son dos cosas distintas, ¿es que acaso China (incluso antes de las reformas económicas de Deng Xiao Ping) no negociaba con Estados Unidos? ¿Acaso hoy día China no sigue siendo un comunismo cultural con unas muy claras y definidas “Zonas Económicas Especiales”? ¿Qué carajo tiene que ver una cosa con la otra entonces? ¿Es que acaso Corea del Norte y Cuba no tienen relaciones comerciales con países no comunistas? Es más se lo pongo más fácil para los defensores que si la teoría y la práctica no coinciden entonces ya no estamos en presencia del experimento teórico: ¿Por qué existió un socialismo científico y uno real? Y por favor, no me vengan que la paja de la retórica aquella del desviacionismo stalinista, ¿O alguien se atreverá a decir que los Castro y los Kim Il no son comunistas porque ni en Cuba ni en Corea del Norte se alcanzó el sueño de Marx de una sociedad sin clases sociales donde hasta el Estado había desaparecido porque ya no era necesario? ¿No son comunistas los Castro y los Kim Il por eso? ¿No lo fue Stalin, Mao y Ceaucescu? ¿Seriamente hablando, cuántos aquí han leído a Marx? Y no me refiero a Groucho. Es decir, ¿qué tendría que más tiene que hacer Hugo Chávez para que quienes aun no aceptan que el tipo pertenece y representa a la extrema izquierda que representa el socialismo marxista, utópico o científico, digan “coño sí, el tipo es comunista”? ¿Qué más tiene que hacer? ¿Ponernos la hoz y el martillo en la bandera? ¿Acabar definitivamente con la propiedad privada? ¿Continuar atizando la lucha de clases? ¿Seguir insistiendo en la Teoría del Valor-Trabajo? ¿Qué más? ¿Qué más le falta? Quizás no tengamos un Holodomor, pero es tonto pensar que el g2 cubano que controla puertos y aeropuertos, notarías y registros y, según se denuncia, hasta la inteligencia venezolana están aquí haciéndole el juego a un discípulo de Castro que en realidad no comulga con sus ideas.

    Se cansa uno.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  37. Sergio M. dijo:

    ¿El peronismo es un movimiento estrictamente de izquierda?¿Y el Boliviarianismo también? ¿Y el Keynesianismo sobre todo? Y si Hugo tiene algo de capitalista y de neoliberal en la ideología, eso tampoco es importante. Porque es en la práctica y no en la ideología. Muy bien.
    La invitación es a reconocer la posibilidad de otra forma de interpretar la ideología de Chávez con sentido crítico.
    ¿Sabes que Domingo Alberto Rangel lleva dos años demostrando la inconsistencia del pensamiento intelectual de Chávez? Y nadie mejor que él porque es un comunista de pura cepa.Para él,Chávez no es estrictamente de izquierda.

    Yo te dije lo del posmodernismo, lo de la porosidad y la mutación. Pero de nada sirvió. Tu categoría de análisis es única e inamovible. Principio y fin de toda reflexión sobre el tema. Así se trancan los debates. Es una cuestión de ceder. Yo acepto tu tesis de la influencia izquierdista del Chavismo.Tiene sentido. ¿Pero es su única tendencia ideológica en un contexto tan líquido como el actual? Lo dudo, estimado. Aquí me cuesta acompañarte.Igual el cariño es el mismo.
    Saludos y abrazos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  38. Sergio M. dijo:

    Por cierto, la ideología de la política energética de Chávez no puede ser más tecnocrática y liberal. Atención.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  39. lenguaniple dijo:

    ¿Liberal? Por favor avísame cuando privaticen a PDVSA, Enelven, Edelca, Eleval, Eleoccidente, etc.etc.etc… ¿Tecnócratas? ¿Dónde? Ojalá y al menos hubiera un Miguel “Paquetico” Rodríguez en alguna de esas empresas. Por favor, Sergio.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  40. Sergio M. dijo:

    Lo ves por encima,Lengua. La estructura de contratación, de salarios y de control administrativa no puede ser más neoliberal.Y el tipo de explotación igual.Pero está bien. Sigan creyendo que la izquierda y la derecha están separadas en la actualidad. Y que la izquierda es mala. Y que la derecha es buena para manejar la economía.Por favor!!!!

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  41. Carlos Caridad-Montero dijo:

    Yo no hablo “implícitamente”. Yo hablo explícitamente siempre, John. Cuando dije: “aquí nadie hace cine sin dinero del Estado” y que lo contrario es no hacer cine. Es exactamente lo que quise decir. Que se pueda o no, es otra cosa, otro tema que te sacas del pumpá. No pongas en mi boca cosas “implícitas”, que es un recurso muy fácil.

    Pero creo que nos estamos saliendo del tema, que es la política de comentarios de Blogacine. Verás, yo soy estricto en mis contenidos y por eso mi política de comentarios es estricta. En el periodismo es una regla de oro que mientras más estricto eres en tus contenidos, mayor es tu credibilidad y como consecuencia, mayor es tu influencia. Y eso vale para la Web 2.0.

    Ese es el problema, por ejemplo, de la Wikipedia. Su nula credibilidad y, como consecuencia, su escasa influencia. Y eso pasa porque no tiene ningún tipo de política editorial. Un medio que publica cualquier cosa, de cualquiera, usualmente tiene nula credibilidad y muy escasa influencia. La gente lo toma como un entretenimeinto, Infotaiment. Algo que lees para divertirte, o para hacer catarsis, pero que no tomas en serio. Ni creerías ni una letra de lo que dice.

    Retomando más temas, con respecto al “dime para quién trabajas y te diré quién eres”, te puedo decir que eso es equivalente a pensar que todo aquel que trabaja para para un canal del episcopado, por ejemplo, es cómplice de pederastia. ¿No? ¿Estarias de acuerdo con una conclusión así?

    Razone su respuesta.

    Saludos!

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  42. Hunter: el Aportador dijo:

    Que la Wikipedia tiene poca influencia? Evidentemente no es 100% confiable, pero decir que tiene poca influencia no tiene sentido.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  43. lenguaniple dijo:

    Sergio, brother, varias cosas. Primero, una cosa es negociar, donde allí sí, uno debe estar dispuesto a ceder; y otra es debatir, donde cada quien sostiene sus ideas con sus fundamentos, y donde el fin lejos de ceder es convencer al otro (y/o inclusive a la audiencia si es un debate público) de que la posición de uno es la correcta. No confundamos entonces debatir con negociar. Harto conocida es aquella monserga gringa que reza “let’s agree on disagree”, significando que al final del día si en el debate tus ideas no me convencen, ni las mías te convencen a ti, pues terminemos acordando que no estamos de acuerdo. El consenso está sobrevalorado. Sino podemos ponernos de acuerdo pues cada quien cada quien respeta las ideas del otro. No nos vamos a caer a plomo, ¿cuál es el problema entonces?

    Pero inclusive, si el tema fuera negociar y no debatir, tú pecas de la misma cosa de la que acusas a tu interlocutor: de no ceder en tu punto de vista. Contra toda prueba tangible de lo que ha hecho y hace HCh y de lo que es la izquierda en la teoría y en la práctica, te niegas a aceptar que el tipo representa lo más recalcitrante, ortodoxo y radical de la izquierda.

    Con respecto a los últimos comentarios: cometes un primer “desliz” al usar indistintamente las voces liberal y neoliberal. Inaceptable. Y luego, olímpicamente obvias que la virtud fundamental que se requiere para pertenecer a la casta que rodea a HCh es ser un servil eunuco (él único economista con alguna credencial en el gobierno es Jorge Giordani y el comunismo parece haberle comido el cerebro), que nunca, jamás, se atreva a replicarle al amado líder, mal podría manejarse la política energética tecnocráticamente pues la tecnocracia es enemiga acérrima de la mediocridad inherente al proceso revolucionario so pena de caer en desgracia.

    Saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  44. lenguaniple dijo:

    Sr. Caridad-Montero, decir que Wikipedia tiene nula credibilidad es casi tanto como decir que Google no sirve como motor de búsqueda. Como lo dijo antes Hunter, Wikipedia no será infalible (¿acaso alguna página lo es?) pero si su credibilidad fuera nula no sería la séptima página web más visitada del mundo, lea bien: la séptima web más visita a nivel mundial. Su afirmación por tanto es absolutamente inverosímil y peca de una arrogancia impresionante al hacer una solapada comparación entre lo “estricto de la línea editorial” (implicando a blogacine con ese comentario) y su credibilidad. Díganos ¿qué lugar ocupa blogacine en el ranking de Alexa?

    Con respecto a la censura dejo acá algo que escribió un brillante crítico de predicado.com (página en la escribí durante varios años) a propósito de la censura, texto que suscribo en un 100%.

    Predicado Hoy (breves rasgos de la censura)
    Resulta asombroso que en esta época de pleno auge tecnológico, en donde según las democracias funcionan mejor que nunca y son el símbolo más concreto de libertad, existan los censores. Aún más increíble que en el Internet (lugar libertino por excelencia) existan sitios de carácter supuestamente literarios, realizando prácticas censoras. La actitud del censor es laudatoria, pues en realidad, en el origen de la censura siempre existe una buena intención: Proteger la salud moral de los miembros de la comunidad. Entonces me imagino al censor, o grupo de censores de predicado reunidos, en una especie de liga de la decencia, intercambiando opiniones trascendentales sobre las amenazas y el sentido común:
    -¿Ya viste lo que escribió fulano de mengano?
    -Sí, es necesario poner medidas coercitivas, esto no puede seguir así…
    Como el censor es alguien que impide a otro ver, oír o leer algo, las medidas consecuentes que aplica nuestra liga de la decencia son las de eliminar los comentarios y hasta el usuario, mediante estratagemas bastante convenientes:
    1.- La liga de la decencia coloca mensajes (con sus respectivas faltas ortográficas [lo que parece ya es una característica del estilo de quienes realizan predicado]) en donde invitan a los usuarios a reportar los comentarios.
    2.- Mengano le dice a fulano que es un imbécil.
    3.- Fulano, que es un imbécil, hace clic en (reportar comentario) porque fue un insulto.
    4.- La liga de la decencia evalúa el reporte bajo los siguientes lineamientos: Si es UPP el reporte no procede, de lo contrario envía un mensaje a Mengano: “El siguiente comentario fue reportado, bla bla bla, no hay derecho de replica”. Y decíamos que sus modus operandi eran muy convenientes por dos razones: 1) Lo que para los censores era algo nocivo, y es que el fin del censor es alcanzar la paz de la comunidad aunque sea a través de la ignorancia de sus miembros, al hacer partícipes a los usuarios reportando los comentarios, estos también se hacen parte de la censura, haciendo gala de su sentido de comuna. Así, las emociones deletéreas que antes únicamente les provocaban a la liga de la decencia los comentarios vertidos en los foros, son los mismos también ahora para los demás. Es decir, establecen la perversión de las masas: haciendo homogénea la idea de que la censura es legítima. Sin embargo la censura es un retroceso (y en una página que se presume literaria), es tirar a la basura la historia y nuestros derechos: “”No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé a muerte tu derecho de expresarlo”” Voltaire. 2) El hecho de que no exista replica, es sólo la síntesis del perfil censor, pues la censura carece de diálogo y argumentación, abunda en pereza mental y además está consciente en que su proceder es mezquino y por ende, no puede entrar en confrontaciones pues quedaría en ridículo. La censura parte del supuesto de que, una vez instauradas las medidas censoras, se terminan los males. Es decir que los niegan. El hecho de que los participantes de los foros sean más oblicuos a los denuestos (y que precisamente ese detalle es lo que hace a los foros más interesantes) es algo que el censor determina pernicioso, algo que es un accidente aislado y que no debería existir, como un espejismo, algo que no es real. Ante todo esto, el reglamento censor es interesante porque constituye un retrato de los censores. Pues ya sabemos que: Si uno anda de procaz (utilizando las florituras del lenguaje) a la liga de la decencia le da el patatús. Si uno habla de política, temen que se origine la tercera guerra mundial. Si uno le dice a otro que tiene una inepcia muy fecunda, la liga de la justicia piensa que el ofendido se va a cortar las venas ante el insulto, o que va a caer en depresiones tremendas. En realidad la miseria de espíritu en el censor es digno de compasión.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  45. El Warholio dijo:

    Carlos Caridad, ya se han hecho experimentos para poner a prueba la confiabilidad de Wikipedia, y en todos se ha comprobado de los voluntarios que chequean los contenidos corrigen los errores o colocan adverdencias (tipo ‘necesita colocar la fuente de esta información’) en un tiempo razonablemente corto, usualmente de unos pocos minutos. Decir que Wikipedia no cuenta con ninguna credibilidad me parece una afirmación que no se apega a la realidad.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  46. Carlos Caridad-Montero dijo:

    Ja, ja, ja. Nope.

    Ni la credibilidad ni la influencia de un sitio tienen nada que ver su tráfico. El tráfico de una página depende del buen o mal manejo de SEO (Search Engine Optimization). Distintos motores de búsqueda usan distintos algoritmos para medir el tráfico o relevancia de una página. Que Wikipedia aparezca en la lista de los 10 sitios más visitados del mundo de Alexa y la Enciclopedia Británica no, sólo quiere decir que Wikipedia tiene un mejor posicionamiento, un mejor maneje de SEO. Habría que ver qué datos toma el algoritmo de Alexa para elaborar esta lista.

    Pero ciertamente, ninguno de estos datos tiene que ver con la credibilidad de la página o sitio o su influencia. Vamos que no hay que tener dos dedos de frente para saber que la Enciclopedia Británica tiene mayor credibilidad o influencia que la Wikipedia. Y esto es, básicamente, por la rigurosidad en la edición de sus contenidos.

    Yo no sé de dónde ha sacado JMS que en Blogacine se borran comentarios. En todo caso, los casos a los que alude están muy bien explicados en mis comentarios anteriores.

    Reitero mi disposición a publicar cualquier denuncia debidamente respaldada. Pero no habladeras de paja.

    Finalmente, ¿alguna opinión sobre la otra pregunta planteada, sobre la moralidad de trabajar para una institución cuestionada por los numerosos casos de pederastia, uno de los crímenes más abominables?

    Saludos

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  47. lenguaniple dijo:

    Carlos,

    Varias cosas, yo puedo estar de acuerdo contigo en que la Enciclopedia Británica tiene más credibilidad que Wikipedia, digamos que es así por una mera cuestión de valoración conceptual referida, allí sí, a la rigurosidad en la publicación de sus contenidos, sin embargo, y a propósito de esas rigurosidad la da tener empleados (en vez de voluntarios) cabría preguntarse si en ciertos temas en los cuales la línea editorial de la Enciclopedia Británica tenga algún interés directo o indirecto esas credibilidad seguiría siendo superior a la de una enciclopedia que no tiene intereses económicos y, por tanto, no tiene interes en favorecer o desfavorecer ciertas opiniones. Pero vamos a lo segundo: infuencia. Tú aseveras que la Enciclopedia Británica tiene mayor influencia que Wikipedia, yo, sin emitir opinión al respecto simplemente te preguntaría: ¿Cuál es tu parangón? ¿Cómo mides la influencia de una y otra para decir que la Británica tiene mayor influencia que Wikipedia? ¿Cuál es tu fuente?

    Finalmente, afirmas que estás dispuesto a publicar cualquier denuncia debidamente respaldada, pero no habladeras de paja. La pregunta clave es: ¿Cuál es para ti (ya que tú eres propietario/moderador/censor de la página) la línea divisoria entre una denuncia bien fundada y una simple “habladera de paja”? ¿Qué pasa si la denuncia está “medianamente” fundada? ¿Se publica o no se publica? ¿Qué pasa en esa zona gris donde no es una “denuncia bien fundada” pero tampoco es una “habladera de paja”? Todas estas preguntas, básicamente retóricas, buscan simplemente desnudar el poder omnímodo, omnisciente y omnipotente del censor. Una de las razones por las cuales me agrada panfleto es justamente porque NO hay censura.

    Con respecto a tu pregunta, creo que es absolutamente capciosa: un monaguillo ¿qué responsabilidad puede tener en los casos de pederastía? ¿Es el feligrés entonces también responsable porque con su diezmo mantiene a la Iglesia (institución) aunque en su iglesia (edificio) no exista ningún padre/cura incurso en esta atrocidad? Como abogado te lo pongo sencillo: el contador de ladrón de cuello blanco no comete ningún salvo que INTENCIONALMENTE haya falsificado balances personales o se haya prestado de alguna manera para cometer un delito, el abogado que defiende a un pederasta no es un ser digno de repulsión, es simplemente parte de un proceso en el cual el acusado debe tener, aun siendo culpable, un derecho a la defensa. Tú, con tu pregunta, le endilgas una cuota de responsabilidad pedofílica a todo el “el que trabaja para una institución cuestionada” como la Iglesia, y eso no tiene asidero alguno.

    Saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  48. xluis dijo:

    Carlito m(en)oteroso, en el periodismo hay muchos que tambien son pedeastras, al igual que entre los militares, en los siaquiatras parece que es algo comun.
    Pero estas sacando las cosas de contexto una vaina es trabajar para una institucion donde algunos de sus miembros, sin ser politica de la institucion sea la pederastia
    Y otra vaina es trabajar para una institucion donde la exclucion, el sectarismo, la imposición sea la politica de esta y que solo algunos despalomados trabajen en ella y no se rijan por la norma.
    Trabajar para una institución del estado que persigue, ridiculiza y abochorna a quienes no piensen como ella, si es inmoral
    No puedes mezclar ambos razonamientos, esta es una de las falacias mas faciles de ver y la mas comun

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  49. John Manuel Silva dijo:

    Creo que aquí se han generado dos líneas de discusión. Una referida a Blogacine y otra al carácter ideológico del gobierno de Chávez. Me parece lógico responder a cada una por separado, así que ahorita voy a responder a la segunda.

    Adrianónimo. Gracias por tu esmerada respuesta. Comparto plenamente tu argumentación respecto a Internet, la página y la capacidad de discutir que todo deberíamos tener, amén del valor que le das a la crítica. Respecto a lo otro, lo del fascismo chavista, esperaré tu artículo para compartir impresiones contigo.

    Un abrazo, flaca.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  50. John Manuel Silva dijo:

    En primer lugar Sergio, me permito puntualizar una cosa: la línea de discusión aquí llevada se basa en algo simple: Critico el infantilismo de cierta izquierda, y específicamente de ciertos comentaristas de izquierda de ésta página que le niegan a Chávez su condición izquierdista.

    Tú, respondiste a eso diciendo que la izquierda de Chávez es “una pantomima”, una farsa demagógica para mantener el poder. Y yo te respondo que eso no es cierto.

    Para sustentar tú punto de vista citas a Esther Díaz y su ejem ejem, tesis: “La izquierda cuando llega al poder se derechiza”. Y yo te respondo diciendo que eso es una gran irresponsabilidad. Porque imagínate, la izquierda llega al poder opuesta a la derecha, llega con el apoyo de los partidos de izquierda, se sostiene sobre bases teóricas izquierdistas, pero sus errores son culpa de los contrarios!!!!!! Es decir, los errores de los partidos comunistas son culpa de los partidos liberales y su capacidad de metamorfosear a los gobiernos de izquierda. O sea, los errores de unos son culpa de quienes se le oponen. WTF????????????

    Esto es parte del infantilismo de muchos izquierdistas que, antes de poder criticar lgo de izquierda tienen que sacudírselo, identificando ese algo como una cosa contraria y distinta a la que ellos defienden.

    Por ejemplo, imagínate que los apólogos de Pinochet (que existen y lamentablemente son muchos), digan que los crímenes cometidos por este dictador, derechista y liberal, son producto de que “izquerdizó” cuando llegó al poder. Y que para sostener ese absurdo e irresponsable punto de vista, suelten argumentos como: “Fidel Castro también fusilaba personas, y lo hacía desde 1960; Pinochet llegó al poder en 1975, y empezó a fusilar personas, eso es típico de la izquierda”.

    Eso se llama irresponsabilidad, escurrimiento de bulto, habladera de paja.

    Luego, cambiaste de argumento y dijiste que el gobierno de Hugo Chávez tiene múltiples influencias y que estas se deben a ideas diversa. Llas ideas diversas que citaste son: “ideas de bolívar, del Che, de la revolución roja, del keynesianismo americano, de Fidel, de Mao, del populismo adeco, del militarismo criollo, de la socialdemocracia cristiana, del peronismo, del nacionalismo fascista, del indigenismo, del altermundismo”.

    Citaste 13 líneas de pensamiento que, a tu juicio, son influencia directa del chavismo, aunque no explicas en qué aspectos. Yo te dije que al menos 10 de ellas son identificables como de izquierda y centro izquierda, y que sólo dos pueden decirse tajantemente que son de derecha: específicamente hablé del socialcristianismo, y el nacionalismo fascista.

    Tú me responde diciendo que: “El peronismo es un movimiento estrictamente de izquierda? ¿Y el Boliviarianismo también?”. Aún cuando yo jamás dije que el bolivarianismo era de izquierda, ni que el peronismo fuera “estrictamente” (nótese la palabra entrecomillada) de izquierda. Dije que el peronismo es identificable con la izquierda y para sustentarlo: ¿Eva Perón es un ícono de la izquierda o la derecha? ¿Hoy en día, cuantos gobiernos de derecha dicen ser peronistas?

    Creo que los dos rasgos derechistas en el peronismo son: 1) El fascismo: la protección brindada por Perón a ex-jerarcas del tercer reich, quienes vivieron ocultos en Argentina, protegidos por el gobierno de Perón. Y 2) el gobierno de Menem que se decía peronista, pero cuya práctica fue innegablemente neoliberal.

    De resto, la mayoría del peronismo es de izquierda. Aunque acepto que el peronismo es algo tan difuso que algunos podrían no tener esto claro. Ese punto, te lo concedo sin problemas.

    Vuelves a preguntar: “¿Y el Keynesianismo sobre todo?”. Sí, Sergio, porque sí leíste bien, te dije: “todo lo demás viene de la izquierda ortodoxa, y de la centro izquierda”. El Keynesianismo es una influencia de la centro izquierda, específicamente de la socialdemocracia; que se identifica en su doctrina como mayoritariamente Keynesiana. De hecho una crítica que hacen los liberales más ortodoxos a Obama, es que es Keynesiano.

    Yo te dije, citaste 13 influencias de las cuales al menos 10 son izquierdistas ortodoxas (la mayoría) y centro izquierdistas (dos de ellas). El bolivarianismo si no me atrevo a identificarlo.

    Luego afirmas: “Y si Hugo tiene algo de capitalista y de neoliberal en la ideología, eso tampoco es importante. Porque es en la práctica y no en la ideología. Muy bien.”

    Vuelvo a preguntar: ¿Cuál influencia capitalista y neoliberal hay en la ideología de Chávez, y más importante en el gobierno llamado chavismo, que es bajo el cual tú y yo vivimos? Te invito a que me cites una política de estado del gobierno venezolano que pueda decirse que tiene influencias del capitalismo, y te pido que lo argumentes. No es que tengas que hacerlo, pero deberías si quieres seguir sosteniendo que el chavismo tiene ideas capitalistas.

    Y llegamos al punto que yo ya había planteado en los primeros párrafos de este texto: “¿Sabes que Domingo Alberto Rangel lleva dos años demostrando la inconsistencia del pensamiento intelectual de Chávez? Y nadie mejor que él porque es un comunista de pura cepa.Para él,Chávez no es estrictamente de izquierda.”Chávez es de izquierda!!!!!!! Que sea de un ala autoritaria y antidemocrática con la cual algunos izquierdistas —que se identifican a sí mismos como militantes de una izquierda democrática— no se sienten representados, no quiere decir que no sea de izquierda; sólo quiere decir que hay militantes de izquierda que no se identifican con ese sector de la izquierda al que Chávez representa.”. ¿

    ¿Tú sabes lo que es la disidencia, y entiendes cuál es su papel? La disidencia en política es natural, sobre todo porque las interpretaciones sobre doctrinas políticas y sociales son libres. Hay múltiples formas de interpretar el marxismo, y también hay múltiples formas de interpretar el liberalismo. Por eso, para probar que Chávez no es estrictamente de izquierda, se te ocurre citar dos ejemplos de disidencia. Primero dijiste que conoces a un par de comunistas, miembros de la nomenclatura del partido, que se oponen a Chávez por diferencias ideológicas. Aunque, desde luego, esa oposición no se expresa públicamente, sino que, al contrario, el PCV ha apoyado sistemáticamente al gobierno de Chávez desde hace 12 años.

    Ahora me hablas de un comunista al que Chávez le parece que no es “estrictamente” (vuélvase a notar la palabra entrecomillada) de izquierda. Supongo que entiendes que cuando dices “estrictamente” estás admitiendo tácitamente que el problema de Domingo Alberto no es que Chávez no sea de izquierda, como afirmaste en el punto que dio pie a esta discusión, sino que no lo es en un sentido estricto.

    Yo vengo siguiendo las posiciones públicas de Domingo Alberto, no desde hace 2 años, sino desde que Chávez empezó en el gobierno. En los primeros años lo entrevistaban cada dos semanas en el semanario la razón, siempre con titulares escandalosos, muy en la onda tremendista de sus torpes opiniones políticas.

    Domingo Alberto Rangel se opone a Chávez desde tres puntos de vista: 1) Le critica la lentitud en la expropiación de los medios de producción; y la lentitud en el establecimiento de estado ideal marxista en el que DAR cree. 2) Le critica sus alianzas estratégicas con algunos empresarios. Y 3) Señala ciertas incongruencias en su política exterior que para el, comunista de pura cepa, son inaceptables.

    Aquí, Sergio, me voy a permitir hacer una digresión: Dentro de la izquierda existen dos líneas absolutamente minoritarias e insignificantes que disienten de Chávez. Las primera es la línea que podemos llamar “Teodorista”, en la cual se ubican viejos disidentes de la izquierda autoritaria como Pompeyo Marquez, Teodoro Petkoff, o Hayde Deustch. Y otra, que llamaremos “Dominguista”, en la que se ubican los comunistas más ortodoxos, como tus dos amigos del PCV y el propio Domingo Alberto Rangel.

    La primera línea viene de aquella crítica que Teodoro Petkoff hiciera en su célebre libro “Checoslovaquia: el socialismo como problema”, en la cual se condena al stalinismo por su autoritarismo, sus violaciones a los DD.HH., y el totalitarismo centralista del poder. Con el tiempo esa línea fue evolucionando, y hoy, Teodoro, Pompeyo y los demás, reivindican la democracia y se ubican en una línea muy moderada, que puede tildarse casi como socialdemócrata. De ella vendrían a ser parte las divisiones internas del chavismo, como el Mas, y en menor medida Podemos.

    La segunda línea en cambio tiene que ver con el contexto histórico del chavismo. Es decir, los dominguistas son nostálgicos de Fidel y de su gesta, por eso, reclaman a Chávez que no actúe, como Castro, expropiando todo e instaurando una dictadura en 2 años; sino que se ajuste a mecanismos democráticos; que reconozca algunas derrotas electorales, como pasó en el referéndum de la reforma, y en las elecciones regionales; y que respete cierta formalidad democrática que, para estos comunistas de pura cepa (Sergio, dixit) es inaceptable, ya que la formalidad democrática es sinónimo de traición.

    De resto, Sergio, Domingo Alberto Rangel no dice que Chávez sea un capitalista, o que no sea de izquierda. Domingo Alberto Rangel no critica que se expropien empresas, sino que se haga de una forma tan lenta, y que se le permita a algunos grupos empresariales, como los representados por Juan Carlos Escotet y Gustavo Cisneros, convivir con el gobierno socialista, y cuando no sean una piedra de tranca para el lento, pero progresivo proceso de estatitzación de la economía

    Ahora, ¿Cómo es la situación de Chávez respecto a la izquierda en el mundo? ¿Existe alguna duda de movimientos de izquierda, partidos comunistas, partidos socialistas, movimientos políticos de centro izquierda, y hasta de parte de la socialdemocracia respecto al carácter ideológico de Hugo Chávez y su gobierno? Y voy más allá: ¿Los movimiento de derecha (liberales o no) reconocen a Chávez como uno de sus miembros o representantes? Yo creo que no.

    De hecho, no lo creo, estoy seguro. La disidencia de la izquierda en el mundo respecto a Chávez se expresa en individualidades, algunas de mucha relevancia pública como Domingo Alberto Rangel, y algún que otro movimiento aislado, como por ejemplo, el partido socialista francés que criticó los ánimos releccionistas de Chávez. Pero la izquierda no anda preguntándose si Chávez es izquierdista o no, y la derecha no anda diciendo que “hay que apoyar al derechista Chávez”.

    Por lo que vuelvo a decir: “que haya izquierdistas que no se identifiquen con Chávez no quiere decir que Chávez no sea de izquierda. Quiere decir que siendo de izquierda hay sectores de la misma que no se identifican con él.”

    Ahora agrego que son sectores minoritario e insignificantes; porque las organizaciones internacionales de izquierda, como el foro de Sao Paulo, tienen a Chávez, o a sus movimiento políticos, como parte de sus miembros; los comunistas más importantes del mundo, como el dictador de Corea del Norte, el de China, el de Vietnam, el de Bielorrusia, y el de Cuba lo ven como su igual, y Chávez no ha tenido rollo en asumir su admiración por ellos, y el ejemplo que ellos representarían para el modelo venezolano.

    Para explicártelo de otra forma: ¿Hay derechistas que se oponían a Uribe? Claro. Pero eso no significa que Uribe no fuera de derecha, como lo era, sino que había derechistas que se oponían a él. De hecho, Uribe no pudo postularse a una 3era reelección en parte porque miembros de su partido se opusieron. Es decir hubo una disidencia interna, que además se expreso a lo externo, y eso no le quitó el carácter derechista a su gobierno, sólo dejó entrever que existían derechistas nouribistas, así como existen izquierdistas no chavistas, pero difícilmente haya uribistas no derechistas o chavistas no izquierdistas.

    “Yo te dije lo del posmodernismo, lo de la porosidad y la mutación. Pero de nada sirvió. Tu categoría de análisis es única e inamovible. Principio y fin de toda reflexión sobre el tema. Así se trancan los debates”

    En realidad quién tranca el debate en ese punto eres tú. Porque afirmas que de nada sirvió tu argumentación sobre el posmodernismo, y de hecho, no sólo sirvió, sino que te di la razón.

    Tú afirmaste que existen fronteras desdibujadas hoy en día, y que estas fronteras han creado gobiernos que pudieran llamarse híbridos (o líquidos). Yo, no sólo no te contrarié, sino que te di la razón y te dije que en efecto, en tiempos modernos, hay gobiernos modernos que son difíciles de encasetar en una ideología inamovible. Te cité ejemplos: Oscar Arias, y el más emblemático a mi entender: Lula en Brasil, quién para mí es el paradigma perfecto de esos gobiernos posmodernos que son derechistas en algunos aspectos e izquierdistas en otros.

    Yo lo que dije es que ese pensamiento pierde sentido cuando se analiza al chavismo a través de él, porque el chavismo no es un movimiento moderno, sino, al contrario, es un movimiento profundamente anacrónico y retrógrada, cuya intención es resucitar ideologías y proyectos fracasados, que no tienen validez en el mundo actual a la luz de ese pensamiento posmoderno que citas.

    De hecho, ahora agrego ejemplos: José Luis Rodríguez Zapatero, Ricardo Lagos, Michelle Bachelet, y hasta Obama, podrían ser identificados con esa tendencia líquida. Pero Chávez no. ¿Si entendiste, mi pana?

    Como tú afirmas que Chávez puede identificarse con esa línea de pensamiento, te invité a que me dijeras cómo, y el único ejemplo que citaste fue: “Por cierto, la ideología de la política energética de Chávez no puede ser más tecnocrática y liberal. Atención.”. Luego, ante la respuesta que te dio lenguaeniple, afirmaste, creo que molesto: “Sigan creyendo que la izquierda y la derecha están separadas en la actualidad. Y que la izquierda es mala. Y que la derecha es buena para manejar la economía.Por favor!!!!”

    Por favor, digo yo, mi pana. En primer lugar, ¿cuando rayos he afirmado yo que la derecha es buena??????????? Ni siquiera borracho yo diría algo así. Yo lo que sí dije es que el chavismo es de izquierda, y no de derecha, como irresponsablemente afirman algunos disidentes izquierdistas del chavismo. Además, como ya te dije en el párrafo anterior yo no afirmo que derechaa e izquierda están separas en la actualidad, dije que en el caso de Chávez se trata de un gobierno típica y ortodoxamente izquierdista.

    Hiciste una invitación: “La invitación es a reconocer la posibilidad de otra forma de interpretar la ideología de Chávez con sentido crítico.” ¿Te puedo hacer una invitación similar? Es decir, deja de estigmatizar a la gente, ponerle etiquetas y poner palabras en su boca que no han dicho.

    Yo no soy liberal, lenguaeniple sí lo es. El lo ha dicho, ha reivindicado sus ideas y desea discutirlas; y siempre que llama a una discusión en la página, suelen dejarlo hablando sólo, o le caen encima con estigmatizaciones y mucho reductio ad hitlerum =) con sus bien sustentados argumentos, que yo no comparto del todo, pero vaya que respeto, ya que lo considero un comentarista más coherente que la mitad de los comentaristas identificado con la izquierda, que vienen a argumentar sin base y terminan pateando la mesa cuando se ven desnudos en sus débiles argumentaciones.

    Al final, y disculpen lo laaaarrrrgggggoooooo de la respuesta, por favor; yo sólo he afirmado algo: el gobierno de Chávez es de izquierda. Y la razón por la que no he “cedido un milímetro” es porque he hecho preguntas y defendido puntos de vista que ninguno se ha tomado la molestia de rebatir. Y a riesgo de parecer pedante, los voy a copypastear otra vez:

    “Pregunto: ¿Expropiar, lenta y progresivamente, todo el aparato productivo del país, es de izquierda o de derecha? ¿Qué cada vez más el estado sea el gran empleador, y por tanto controlador de buena parte de la economía personal de los ciudadanos, es de izquierda o derecha? ¿El hecho de que para salir o entrar al país tengas que pasar por una serie de trámites absurdos para que te den una miserable cantidad de dólares, los cuales tienes que justificar de manera minuciosa ante un organismo público al volver (como relataste tu mismo por acá con motivo de tu viaje reciente al Festival de San Sebastian), es de izquierda o de derecha? ¿El trueque, ensayado (y sí, fracasado) en algunas zonas del país es de izquierda o derecha? ¿Qué las escasas y miserables viviendas que el gobierno ha entregado no sean propiedad de quien se les entregue, es de izquierda o de derecha? ¿Que casi todo el acceso a Internet sea del estado, es de derecha o de izquierda?
    El propio Chávez lo dijo hace un par de semanas “Debemos aprender de los errores e Cuba que lo expropiaron todo, hasta los negocios familiares. Nosotros no haremos eso, sólo expropiaremos los medios de producción” ¿Eso te suena más a Marx o a Adam Smith?”

    Si alguien, por ejemplo tú Sergio, quiere molestarse en leer y responder, lo escucho con mucho gusto.

    Si alguien quiere plantear y enumerar los argumentos según los cuales Chávez es derechista, yo con gusto los leo y comento (y sin problemas reconozco si estoy equivocado), pero como hasta ahora nadie lo ha hecho y sólo se han molestado en repetir como posesos:

    “Chávez no es de izquierda, la verdadera izquierda no es así”, “Chávez no es de izquierda, la verdadera izquierda no es así”, “Chávez no es de izquierda, la verdadera izquierda no es así”, “Chávez no es de izquierda, la verdadera izquierda no es así”, “Chávez no es de izquierda, la verdadera izquierda no es así”, “Chávez no es de izquierda, la verdadera izquierda no es así”, “Chávez no es de izquierda, la verdadera izquierda no es así”

    Pues yo no puedo hacer más nada.

    Un abrazo, pana y espero por tu respuesta. Respect

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  51. Sergio M. dijo:

    “Es decir, deja de estigmatizar a la gente, ponerle etiquetas y poner palabras en su boca que no han dicho.”

    Seguramente tienes una gran moral para pedirme eso. Dijiste que yo había inventado lo de Vargas Llosa. Te lo corregí y no me lo reconociste. Más bien te justificaste de manera arrogante.Pues ahora te llamo como te lo mereces: eres un hablador de paja y punto. Dijiste que yo había inventado y en realidad había citado. Cosa muy distinta.Y de paso me pones como ejemplo de los colaboradores que te sacamos la madre, por debajo de La Lupe.

    Lo mismo haces con tu cierre majadero: “Chávez no es de izquierda, la verdadera izquierda no es así”.

    No sé quién te crees para darle a tus interlocutores un trato tan bajo y despectivo. Pensaba que había respeto entre nosotros.Ya veo que las cosas han cambiado. Pues bien, JMS, de ahora en adelante yo también me voy a poner bastante malo y pesadito contigo.

    Insisto: nadie niega que Chávez sea izquierda.Te lo hemos sostenido miles de veces,mi niño. El problema es que su ideología también bebe de otras tendencias. ¿Lo copias?
    Me da ladilla argumentarte por qué.No tiene el menor sentido.
    Para la próxima ahórrate conmigo la clase de Teodoro.Estudié economía,chamo. Me la conozco de sobra. Y la de DAR también.

    Y termino como tú:

    “Pues yo no puedo hacer más nada.”

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  52. Carlos Caridad-Montero dijo:

    Lenguadeniple:

    Estoy buscando el estudio en el que me baso para hablar de la influencia y credibilidad de las enciclopedias. Hace poco tenías los enlaces a mano (era un documento de Google Docs) y ahora no los encuentro. Espero no los hayan bajado. Sí te aclaro que mi razonamiento no tiene nada que ver con que la Wikipedia sea producto del crowdsourcing, sino con la rigurosidad en el tratamiento editorial de los contenidos. No tiene nada que ver con que unos sean empleados o trabajadores contratados y otros voluntarios.

    Sobre las denuncias. ¿Dices que eres abogado? Pues creo que esas preguntas puedes responderlas mejor que yo. En mis tiempos de periodista (es decir, cuando trabajaba en un diario o una revista como reportero), cuando llegaba alguna denuncia, se solía proceder de la siguiente manera: tomabas la declaración del denunciante, recogías y procesabas las pruebas, llamabas al denunciado, te acercabas al lugar a ver si la vaina era verdad o no. Finalmente, escribías el reportaje o noticia, y éste pasaba por las manos del jefe de redacción, a veces por la del jefe de información (aunque antes pasaba por las del jefe de página).

    Cuando todos se aseguraban de la veracidad del asunto, la noticia se publicaba. Y generalmente tenía un impacto. Y eso se debía al trabajo de “censores” de un equipo. Hoy, los pocos diarios respetables que quedan en pie, hasta tienen un departamento de “fact checking” que se encarga de verificar la veracidad de lo que escribe el reportero.

    ¿Qué ha pasado ahora? Que la denuncia periodística se ha convertido en un género del entretenimiento. Me acuerdo de una crónica de Cabrujas en la que expresaba el asombro que le causaba el programa de José Vicente Rangel, por la cantidad de denuncias que no llegaban a ninguna parte.

    A Blogacine me han llegado denuncias de todo tipo: desde aquellas que aseguraban que en la institución tal o cual hacían orgías, hasta las tradicionales, sobre si fulano o mengano es un corrupto y tal. También he podido comprobar el impacto emocional que causa una denuncia de este tipo en alguien que es completamente inocente, que es acusado públicamente porque simplemente, el otro cineasta le tiene tirria porque su película es mejor.

    ¿Qué pasa si la denuncia entra en la zona gris? Pues nada, hay que investigar. E investigado algunas de esas denuncias y en el 100 por ciento de los casos (tampoco es que sean muchas), resultó simple habladera de paja. ¿Debería publicarlas si, al fin y al cabo, no eran verdad?

    ¡Saludos!

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  53. Carlos Caridad-Montero dijo:

    Lenguadeniple, xluis:

    Sí, era una pregunta capciosa y concuerdo plenamente con tu respuesta. Endilgarle la culpa a un individuo por las fallas de un sistema es completamente absurdo. Para empezar, porque siempre se le responsabiliza por lo negativo y no por lo positivo. La iglesia católica, por ejemplo, ejecuta importantes acciones sociales en los lugares más deprimidos del planeta, por ejemplo. No creo que haya mucho que abundar al respecto, pues ya lo has dicho todo.

    Pues yo creo que tu razonamiento se puede aplicar a las falacias de generalización que emplean políticos y medios venezolanos. Y me refiero a ambos lados. Y es una estrategia exitosa porque contribuye a reforzar los bandos en conflicto, te obliga tomar posición, te convierte en un militante, contribuye a deshumanizar al contrincante. Te obliga a “pronunciarte”, en un esquema similar al empleado por el stalinismo. Y esto lo practican en Venezuela tanto los de un lado, como los del otro.

    xluis: de acuerdo también. Hay instituciones moralmente abominables, donde no existe justificación alguna: un campo de concentración, la policía o el ejército en determinadas circunstancias políticas.

    Pero sucede que en Venezuela esa medida se ha perdido por completo y el asunto se ha convertido en una generalización indiscriminada donde se persigue, se abochorna, se excluye a todo mundo, estés o no de acuerdo con la política de la institución para la que trabajes, o independientemente de la situación personal del señalado. Eso, sin mencionar los intereses personales o económicos que hay de por medio en muchos de los señalamientos. ¿Es responsable un empleado público de la política de exclusión que está dictando su jefe? Puede que ese empleado esté de acuerdo o no, puede que vote a la oposición o no, puede que dentro del sindicato esté opuesto a esa política. Puede haber infinitas variables…

    Pues eso, que todo es relativo, que nada es absoluto. que la vida no es en blanco y negro, alto contraste y que hay toda una gama de matices.

    ¡Saludos!

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  54. xluis dijo:

    Es cierto montero, no es blanco y negro, algunos trabajan en esas instituciones por el dinero y se callan, eso deberia de destruirlos moralmente, pero por lo que veo eso no pasa. Y si desgraciadamente ese es el discuro que nos han obligado a tener y utilizarlo en nuestra vida diaria. no excluyo.
    Estamos rejodidos

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  55. John Manuel Silva dijo:

    Sergio: ¿Cuándo uno coloca una cita al comienzo, o en el contenido de un post, es porque está de acuerdo con ella, no?, porque si no ¿entonces para qué colocarla? ¿Qué esa frase no la dijiste tú? Lo admito, y me disculpo si no me di a explicar cuando dije que habías afirmado una falacia. De verdad, lo siento. Pero, si colocas una frase para sustentar un argumento —en este caso todo un artículo que denosta sobre el galardón concedido a un escritor— es porque la compartes. Colocas una frase de Esther Díaz sobre “la derechización” de los gobierno de izquierda, y yo asumo que si la colocas es porque la compartes. La única forma de citar a alguien sin estar de acuerdo es exponiendo esa cita con un comentario negativo al lado. Tú no lo haces, usas la cita de @bouguereau como epígrafe de un post lamentable donde calificas de reaccionario el Nóbel a MVLL, y encima te contradices totalmente sobre el supuesto ‘premio cantado’ del peruano, pero al mismo tiempo dices que ‘venció a los tres favoritos?’.

    Yo iba a comentar en aquel post, pero no lo hice cuando vi que en los comentarios ya te habían dicho lo mismo que yo te iba a decir. Luego conversé con el editor de Replicante, le presenté mi idea de enviarle en la colaboración de octubre un artículo sobre el tema (porque la edición cerraba al día siguiente, y ya estaba clara la temática del mes), y él me dijo que estaba bien, que no había problemas porque era relevante; así que en vez de comentar el post, escribí un artículo sustentado sobre los pros y los contras del nóbel al peruano, basándome en la admiración que siempre le he tenido como escritor y también del desprecio que me generan algunas de sus desajustadas opiniones políticas, especialmente las referidas a la invasión de Iraq.

    Ahora, si lo que estás diciendo en este momento es que no estás de acuerdo con las afirmaciones de @bouguereau, de verdad me alegra, porque las afirmaciones de esa personas son, en efecto, una falacia. Por las razones que ya me encargué de exponer en el citado perfil que hice sobre MVLL en Replicante.

    Mi referencia al post de MVLL. fue la siguiente: “ También admito que algunos colaboradores de esta página terminan por sacarle la madre a uno. Por ejemplo, he leído y me he abstenido de comentar los post de La Lupe, cuyas posiciones siempre son indefinidas y mediocres. Amén de que siempre advierte al principio de cada artículo que: “ella es de izquierda y nadie le hará cambiar de opinión”. Otro caso que se me viene a la mente, fue el pésimo artículo de mi buen amigo Sergio M, dedicado al Premio Nóbel que le dieron a Vargas Llosa, inventando falacias como que el peruano es un racista que odia a los indígenas, y que milita en la ultraderecha.

    Dije que un artículo tuyo era pésimo, no que como articulista no te respete. ¿Qué ese post en particular me sacó la madre? Sí, porque presumía que iban a salir varios izquierdistas de la página a soltar la gaznada de “el intelectual ultraderechista Vargas Llosa se gana el Nóbel porque es un reaccionario, fascista, racista y no lo merece, ya que blah, blah, blah”. Lamentablemente, tú también lo hiciste, citando falacias y contradiciéndote, como ya te lo hicieron ver varios comentaristas de este artículo. La oposición al Nóbel de Vargas Llosa no viene de un argumento válido, como que alguien diga que no sabe escribir, o que su obra no merece respeto; proviene de un argumento un tanto fundamentalista: como es derechista no lo merece. Y eso es injusto, es como que yo dijera que Neruda, indudablemente uno de los más grandes poetas latinoamericanos, no merecía el Nóbel por ser comunista y cantarle loas a Stalin. Gracias a ese pensamiento reduccionista, Jorge Luis Borges, a mi entender uno de los nombres más importantes de la literatura del siglo XX en todas las lenguas, fue obviado de ese premio. Y gracias a ese pensamiento en buena parte de América Latina hay una tendencia a identificar que el deber ser de un intelectual de este lado del mundo es militar en la izquierda.

    Eso, estimado Sergio, no es una falta de respeto, es una opinión que puedes rebatir y contradecir, pero que no sé por qué interpretas como una agresión, o como que te perdí el respeto. Yo tengo una concepción muy distinta respecto al respeto.

    El que te respete, y te aprecie como amigo, no quiere decir que si afirmas algo con lo que no estoy de acuerdo tenga que callar mi desacuerdo por no irrespetarte. Eso sería deshonesto, y la honestidad para con los amigos es una señal del respeto que se les tiene. Especialmente, porque en el párrafo en que te menciono hago una salvedad, yo no discuto con La Lupe porque ella se niega a hacerlo de entrada, antes de emitir una opinión, exige a sus lectores que no se la contraríen. Muy por en cambio, cuando tu emites una opinión, siempre llamas a la discusión, y esa es una de las cosas que más respeto de ti. Me parece más respetable un articulista que dice: “vamos a discutir este punto”, a [email protected] que dice: “esto es lo que pienso y les agradezco que no me digan nada que me pueda hacer cambiar de opinión”.

    Dicho eso, vamos a lo otro.

    Primero dijiste: “Sí, a mí el tema del izquierdismo de Chávez me rueda en realidad. Todo es una pantomima, un parapeto para seguir perpetuándose en el poder. La izquierda cuando llega al poder se derechiza. Me lo dijo Esther Díaz, en una entrevista. Tiene toda la razón. El izquierdismo de Chávez es demagogia. Mosca”.

    Luego afirmaste: “Estás cerrado en tu punto, JMS, No puedes catalogar a Chávez como un político esencialmente de izquierda, en una época en que dichas categorías están perfectamente erosionadas y diluidas. Si algo define a la política en la actualidad es su capacidad de mutación y adulteración populista para ponerse al corriente de las demandas del público. Ya o decía Baudrillard, los políticos de hoy no son de izquierda ni de derecha. Responden pragmáticamente a las orientaciones del rating, la mediática y las encuestas. Son telepolíticos de izquierda y derecha, según sea el caso. Negar esta esquizofrenia si es una tontería. Mosca.”.

    “JMS, definitivamente no quieres ceder un milímetro en tu posición.Así se hace difícil discutir con alguien. Ahora, según tú, la ideología es distinta de la práxis. Y para tí,
    en tu razonamiento dogmático, la ideología de Chavéz es absolutamente de izquierda. Cosa discutible desde cualquier punto de vista.
    Primero, JMS, no hay divorcio entre la ideología y la práctica. Al decirlo, niegas miles años de investigación en teoría y filosofía.Es decir, te pones a la retaguardia del pensamiento humanista. Le pasas por encima a Smith, a Ricardo, a Marx, para empezar.
    Segundo, el proyecto político de Chávez conjuga diversidad fuentes disímiles, no muy bien digeridas,por cierto.
    En consecuencia, deberías rectificar tu posición. Nunca está de más reconocer la debilidad o el punto flaco de una tesis. Son los principios dinámicos de la ciencia social según Karl Popper.
    Ojo”

    Y finalmente afirmas: “Insisto: nadie niega que Chávez sea de izquierda. Te lo hemos sostenido miles de veces, mi niño. El problema es que su ideología también bebe de otras tendencias. ¿Lo copias? Me da ladilla argumentarte por qué. No tiene el menor sentido. Para la próxima ahórrate conmigo la clase de Teodoro. Estudié economía, chamo. Me la conozco de sobra. Y la de DAR también.”.

    Copiado, pero francamente no entendido. Porque se trata de tres posiciones distintas, y no sólo distintas, sino absolutamente contradictorias entre sí. En principio viniste a contrariarme, señalando que la izquierda de Chávez es demagogia. Luego de mis respuestas, cambias de argumento y señalas que Chávez es parte de una tendencia posmoderna de telepolíticos cuyas influencias ideológicas son menos importantes que sus prácticas, dirigidas y gobernadas desde la necesidad de relevancia mediática. Para sustentar este punto, citas a Braudillard, y me invitas a no ser tan cerrado. En tu último comentario, en cambio, afirmas que Chávez es de izquierda, incluso dices que lo han sostenido miles de veces, cosa que a la luz de tus comentarios en este artículo no es cierta. Y que es menos cierta si revisamos las decenas de artículos hay en esta página (y no se te olvide que mis comentarios se refieren a una tendencia surgida en este espacio que compartimos) afirmando que Chávez en realidad no es izquierdista, sino que su izquierda es algo así como una trampa discursiva.

    Yo he sostenido, y sigo sosteniendo mi punto: El gobierno de Hugo Chávez es un gobierno anacrónicamente de izquierda, y de hecho es de la izquierda más radical y ortodoxa.

    No se trata de una necedad de parte mía, porque me he tomado la molestia de argumentarlo, de analizar sus políticas económicas y su práctica política. Me he dedicado a señalar decenas de medidas tomadas por el gobierno. He hablado de la doctrina del régimen, de sus discursos y de sus prácticas; es decir de su teoría y de su praxis. Todo ello con el objetivo de sostener, respetuosa pero contundentemente, mi punto de vista. No he recurrido a argumentos ad-hominem ni a descalificaciones personales, porque creo que descalificar a alguien diciéndole “mi niño” no le da más fuerza a sus argumentos. ¿Y que he recibido a cambio? Que cambies radicalmente tus argumentaciones, sólo para no tener que darme la razón.

    Una cosa es que Chávez sea un demagogo que usa el discurso de izquierda con fines más mediáticos que reales (este es el caso de Zelaya en Honduras), otra que Chávez represente una tendencia posmoderna de gobiernos de ideología difusa (este es el caso de Lula en Brasil), y otra que Chávez sea de izquierda, pero tenga algunas influencias de otras ideologías (este sería el caso de los gobiernos del frente amplio en Uruguay). Pero las tres cosas al mismo tiempo, no tienen ningún sentido.

    Si has tenido que cambiar de tu primer argumento al segundo y del segundo al tercero, ¿doy por sentado que he logrado rebatir con éxito tus dos puntos anteriores y por eso no vuelves a ellos, sino que los cambias?

    Además agregas que te ladilla argumentar por qué. Ese quizás sea el problema, yo dije algo, lo sustenté y lo sigo defendiendo con respeto. Tú afirmaste que me equivocaba, no lo sustentaste, sino que cambias de argumentación con cada comentario, y ahora me dices que te ladilla darme explicaciones.

    Claro está que no tienes que darme explicaciones, pero si quieres sostener una discusión conmigo (y el hecho de que hayas venido a mi artículo a decirme que no tengo la razón, me da a entender que eso es lo que quieres), entonces deberías tomarte la molestia de debatir lo que digo, así como yo me he tomado la molestia de debatir lo que señalas, haciéndolo además con respeto y afecto, pero sin ocultar lo que pienso, porque como te dije, me resulta deshonesto.

    Ahora, te diré algo: tu último punto de vista, el que afirma que Chávez es de izquierda, pero tiene algunas influencia que no necesariamente vienen de la izquierda, es quizás el punto más razonable de todo lo que has dicho. Porque al menos ya admites que el gobierno de izquierda puede ser considerado como izquierdista, aunque al analizarlo en detalle se puedan hacer algunas salvedades. Tal vez la más evidente sea la figura de Bolívar y el bolivarianismo, que como también te afirmé en anteriores comentarios, no puede identificarse como izquierdista, ya que Bolívar forma parte de una forma de entender el poder previa a Marx y previa a las consideraciones izquierda/derecha.

    A bolívar lo reivindica medio mundo, desde Marcel Granier en su panfleto derechista “El estado Omnipresente versus la generación de relevo”, hasta la izquierda más ortodoxa, representada en los comunistas latinoamericanos que respondieron a Marx cuando éste pasó le dijo a Bolívar de pillo para arriba. Esos marxistas latinoamericanos, han señalado el error de Chávez y reivindican a Bolívar como una figura pre-marxista. Esto lo último, el propio Chávez lo ha afirmado en varias ocasiones.

    Más nada, pues, creo que queda claro lo que intento decir.

    Saludos y cero agresiones de parte mía.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  56. Carlos Caridad-Montero dijo:

    xluis, Lenguadeniple:

    Nadie sigue ese discurso obligado. Todo el que lo sigue, es porque quiere. Vuelve a plantearse la paradoja. La iglesia católica no sólo ha defendido a sus acusados de pederastia. Y sólo ha venido a pedir perdón muy recientemente. De paso, es política de la iglesia católica oponerse al aborto e incluso al uso del condón, que en las actuales circunstancias, con una pandemia de VIH declarada, es casi que criminal.

    Pero en el otro extremo, dentro de la misma institución, tenemos sacerdotes católicos que arriesgan su vida atendiendo las necesidades en África. O, tenemos el caso de la madre Teresa de Calcuta. Y ellos callan. Y ni siquiera por dinero. Sino por convicción.

    ¿Son moralmente repudiables por pertenecer a una institución con semejantes políticas?

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  57. John Manuel dijo:

    Que tal Carlos Caridad. En primer lugar disculpa por no haberte respondido de inmediato. No suelo conectarme desde la computadora los fines de semana, ya que trabajo frente a una computadora de lunes a viernes y me gusta desconectarme un pelo; sólo me conecté en un par de ocasiones para responderle a Sergio. Me parece de mal gusto haberte dejado con la palabra en la boca.

    Vamos con calma:

    “Cuando dije: “aquí nadie hace cine sin dinero del Estado” y que lo contrario es no hacer cine. Es exactamente lo que quise decir. Que se pueda o no, es otra cosa, otro tema que te sacas del pumpá. No pongas en mi boca cosas “implícitas”, que es un recurso muy fácil.”

    ¿So? Los cineastas venezolanos pueden o no hacer cine sin dinero del estado???? Repito que en principio planteaste una dicotomía: dijiste que nadie hacía cine sin dinero estatal, y luego dijiste que lo contrario es no hacer cine. Lo que yo sostengo es que pueden hacer cine sin dinero del estado, pero que optan acomodaticiamente por no hacerlo, por pegarse de la ubre gubernamental.

    Toda la larga y sostenida argumentación defendiendo la política de comentarios de Blogacine, te la agradezco y respeto, aunque obviamente no la comparto. El que no la comparta no significa que crea que está “mal” (nótense comillas), sino que considero que es distinta a lo que yo pienso.

    Explico: Tú defiendes un concepto férreo de, vamos a llamarlo, disciplina de contenidos. Colocas en la página informaciones que ya han sido comprobadas, evitas comentar películas de otros cineastas porque te parece antiético que tú como cineasta hables del trabajo de tus colegas, al menos en Blogacine, ya que según tú mismo has manifestado, en privado si has comentado sin problemas lo que piensas de tal o cual película.

    Igualmente evitas que en la página se hagan acusaciones personales, ya que eso 1) te parece poco serio, o como dijiste: paja. Y 2) quieres evitarle consecuencias legales a la página.
    Bien. Por mí está bien, por eso te dije: “ A sabiendas de esto, me abstengo de comentar e esos post, llamémoslos “polémicos” de la página. Pero la respeto y la leo, y entiendo por qué administras los comentarios”, es decir yo asumí como válida la filosofía de tu página, y me abstuve de ser parte de ella como comentarista de ciertos post, cuando entendí que hacerlo implicaría colocarnos a los dos en dos posiciones incómodas: Tú en la obligación de borrarme los comentarios y explicarme por qué, y yo en la de ver mis comentarios borrados, arrecharme por ello, y hacer un intercambio contigo pidiéndote explicaciones.

    Porque mientras tú piensas que es paja denunciar por Internet, yo pienso que es una labor necesaria, porque creo que los organismos competentes no harán nada para solucionar las cosas que denuncio (otorgamiento a dedo de financiaciones a quienes no la merecen, nepotismo familiar en las asignaciones de recursos, groseros privilegio otorgados a familias intocables, fraude en la ejecución de proyectos, malversación de fondos destinados originalmente a la realización de una película, etc.), pero al menos al colocarlo en Internet se deja constancia de ello.

    Esto parte de una opinión muy personal según la cual yo creo que en Venezuela se ha resquebrajado el estado de derecho y todo intento de hacer algo por las vía regulares culminará en fracaso, un buen ejemplo de ello fue la respuesta que le dieron a las denuncias de Franco de Peña.

    Obviamente, Carlos, tú no tienes por qué compartir ese punto de vista, es mío, y yo sólo actué en consecuencia respecto a él.

    De resto, no creo que la forma de abordar la edición digital de una página, como lo haces tú sea excluyente de otras formas. Creo que Prodavinci, Ficción Breve, Blogacine, etc. Representan una válida forma de hacerlo, que puede convivir perfectamente con una formas abiertas, como la representada por panfletonegro. Si tú consideras que una página sin línea editorial no tiene credibilidad es una opinión válida, yo obviamente no lo comparto, porque si lo compartiera no escribiría aquí.

    Y respecto a “Yo no sé de dónde ha sacado JMS que en Blogacine se borran comentarios”. Pues tú mismo lo dices: borraste comentarios míos que te parecieron ofensivos. Borraste otros comentarios míos, porque hacían acusaciones respecto a Elia Schneider. Borraste otros comentarios porque Franco de Peña te lo pidió. Y seguramente, si buscamos los otros casos de comentarios borrados, tendrás una buena explicación para ellos.

    Dicho de una forma simple: borras comentarios si consideras que estos afectan la concepción, repito que válida, que tienes respecto a tu página. Que tengas buenas y válidas razones para borrar comentarios, no significa que no los borres. Lo que dije también es que me siento más cómodo en una plataforma que no borra comentarios, como esta, y por eso actué en consecuencia.

    Ahora lo otro: “dime para quién trabajas y te diré quién eres”, te puedo decir que eso es equivalente a pensar que todo aquel que trabaja para para un canal del episcopado, por ejemplo, es cómplice de pederastia. ¿No? ¿Estarias de acuerdo con una conclusión así? ”

    De entrada no. Digo, planteándolo así, en blanco y negro, y sin citar un ejemplo concreto no. Pero es que mi postura no es: hacer cine con el estado es un crimen.

    Yo creo que se puede hacer cine con un estado democrático, y en condiciones claras, que redunden en beneficio para la industria cinematográfica venezolana, y que a su vez no ocasionen daños patrimoniales al estado. Por ejemplo, en los 70´s varios cineastas hicieron en Venezuela una larga lista de películas que contaban con financiamiento del estado venezolano, pero esas cintas lejos de ser propaganda al gobierno de turno, eran bien críticas, eran cintas de denuncia, y algunas fueron muy polémicas.

    Mi oposición viene en el caso específico de la actual situación venezolana, porque actualmente no sólo se trata de dinero, sino de una política dirigida por el gobierno venezolano en la cual se ha señalado explícitamente que quién no se ajuste a la ideología oficial no puede, ni debe trabajar con el estado. Es mi opinión, a la luz de los hechos, que en las actuales circunstancias la única forma de trabajar para el estado, y precisamente en La Villa del Cine, es prestándose a ser parte de las políticas cultuales dictadas por el gobierno nacional, haciéndole propaganda, y aceptando filmar cintas reprimidas, ideológicamente dirigidas desde el gobierno. Un opositor puede hacer cintas con el gobierno, pero está obligado a hacer de esa cinta una herramienta propagandística.

    Me remito a las pruebas: de la villa del cine no sólo no ha salido ninguna película crítica o incómoda, sino que sólo se han hecho bodrios propagandísticos qué, además de lo políticamente tendenciosos y despreciables que pueden llegar a ser (caso de la horrenda Comando X) no tienen ningún valor cinematográfico, ya que se tratan de películas malas. Al menos en el caso de otros cines de propaganda, quedaron algunos nombres cuya calidad cinematográfica trascendió a las ideas políticas que defendían.

    Quisiera destacar un hecho: yo no me opuse de entrada a La Villa del Cine. De hecho, su primera producción fue Miranda Regresa, y cuando salí a reconocerle algunos méritos de producción, como la fotografía y la actuación de algunos de sus intérpretes. ¿Qué pasó? No había transcurrido una semana desde que dije eso, cuando la realidad se encargó de golpearme el hígado a través de la miserable actitud del Ministro de Cultura Farruco Sesto, respecto a Fabiola Colmenares, cuando, creo que te quedó claro, la directriz emitida por éste era de que no admitirían a ningún actor que se opusiera al gobierno.

    Yo pregunto: conocida esta situación, ¿trabajar para La Villa del Cine no es aceptar tácitamente una situación despreciable? ¿No hace esto muy cuestionable la ética de quienes trabajan para La Villa?

    El único caso de cine hecho con plata del estado que no es complaciente, es el del documental: “Nuestro petróleo y otros cuentos” de Gabrielle Muzio. Una vez estrenado, el gobierno mandó a silenciar la película, dejando muy en claro que la disidencia no se tolera. ¿Los cineastas venezolanos que trabajan con La Villa ignoran esto? Y si no lo ignoran ¿no se hacen cómplices al aceptar trabajar para gente así?

    Entonces, me planteas un caso hipotético: “ todo aquel que trabaja para para un canal del episcopado, por ejemplo, es cómplice de pederastia. ¿No? ¿Estarias de acuerdo con una conclusión así?”

    Si los directivos de ese canal le dicen a sus trabajadores que al trabajar ahí tienen prohibido hablar de los casos de pederastia, pues sí, eso convierte a ese trabajador en un cómplice. A menos que ese trabajador se rebelara ante ello y decidiera hacer caso omiso a la directriz del canal. ¿Ha sido ese el caso de La Villa del cine? Si un gobierno dice que no contrates a alguien si es de una determinada tendencia política, y tú lo aceptas, pues eres cómplice. ¿Alguien ha contrariado esa directriz? No, por eso afirmo lo que dije en ese comentario, aunque lamento que el tono del mismo te haya ocasionado algún problema con un familiar. Si te sirve, hazle llegar a ese familiar mis sinceras disculpas, aunque creo que fue una mala interpretación, ya que yo nunca te agredí.

    Saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  58. krisis dijo:

    Vaya, vaya, llegué tarde a la fiesta.
    Yo solo tengo una pregunta (porque si nos ponemos con el temita de izquierda-derecha, indefectiblemente saldràn comentaristas a plantear sus sofismas intensos: Si dices que eres de izq/derecha, por qué no respondes entonces qué piensas de las guerras del opio y por qué un economista vienés propuso privatizar tal producto, a menos claro que seas un ignorante y no te des cuenta):
    -???Donde diablos estàn las hordas esas de la izquierda en esta pàgina??? Donde estàn los comentaristas izquierdosos ésos que le caen a cayapa al pobre Harold? Por favor, por favor: Diganme, que yo lo defiendo. LenguaenNiple, vale, deja el izquierdismo; escribe unos articulos sobre el libre mercado en vez de esas apologias al estatismo. Es màs, voy a ayudar al pobre Harold y publicar un articulo sobre “el camino a la servidumbre” de Hayek (ah? ya publiqué eso? Qué cosas. Serà cuando era “tolerante”, hace como diez meses).
    Este “affaire” lo que me da es risa. Me recuerda una novia buenisima que tenia que se deprimia si una persona le decia que estaba gorda, a pesar de todas las pruebas de lo contrario.
    Sigan en el jueguito si les divierte. Yo estoy acostumbrado a leer “la pagina de ultraderecha” PanfletoNegro cuando publico algo contra Luis Britto Garcia o a calarme boberias sobre la propiedad privada de la parte de lectores tan miopes que no pueden dejar la asociacion “izquierda” con alguna masacre en el tercer mundo, o a hablar de una “arrogancia” de la izquierda que solo ves convenientemente en la dizque izquierda, jamàs en aquellos que pretenden resolver los problemas de Venezuela con tratados de Ayn Rand publicados antes de que llegàramos a la luna…
    Cada quien con sus complejos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  59. John Manuel dijo:

    Sí, Krisis, se acabaron las birras=)

    Yo no dije que hubiera “hordas” de izquierda, dije, y esto es innegable, que desde hace rato, se ha creado una tendencia en la página que afirma que Chávez no es parte de “la verdadera izquierda”. Hasta ahí bien, es una posición válida, con la que no estoy de acuerdo, ¿Por qué? Bueno, remítete a la larga y ladillísima hilera de comentarios en este post y el de Sergio, o remítete al artículo, en especial a esta parte: “Chávez es de izquierda!!!!!!! Que sea de un ala autoritaria y antidemocrática con la cual algunos izquierdistas —que se identifican a sí mismos como militantes de una izquierda democrática— no se sienten representados, no quiere decir que no sea de izquierda; sólo quiere decir que hay militantes de izquierda que no se identifican con ese sector de la izquierda al que Chávez representa. ”. Esa parte es la más importante, he intentado hacérsela entender a medio mundo, pero nadie parece pararme media bola. Si en algún momento quieres discutirlo, de pinga. Yo no he comentados tus post al respecto, y ahora lamento no haberlo hecho.

    Es un tema a discutir sin problemas, el rollo con Harold, es que pateó la mesa y se fue, y expuso sus razones en su blog y yo me vi forzado a responderle, en especial porque si algo hice en esta página, usando mis privilegios de administrador, fue garantizar que el pana pudiera expresarse sin problemas. Lamentablemente él no lo entendió así, y dijo que yo usaba el TW de la página para tildar de derechista a la gente y otras cosas más, que son las que respondo en el post.

    De resto, Krisis. Lo único que he afirmado, y sostengo, es que es muy irresponsable que sectores de la izquierda que disienten o se oponen a Chávez, afirmen de manera absurda que Chávez no “pertenece” a la izquierda, sin antes asumir que simplemente la izquierda; al igual que la derecha, desde luego; tiene un lado autoritario y antidemocrático, al que Chávez representa.

    Es un argumento sencillo, pero no tienes idea de lo arrechamente difícil que se me ha hecho procurar que lo comprendan.

    Un abrazo, viejo. Y si vienes en Diciembre, podemos continuar esta discusión con una birra enfrente.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  60. krisis dijo:

    Entiendo tu punto. Te digo algo: El día que los comentaristas que se tildan de “liberales” en esta página acepten que Pinochet era de derecha, será el mismo día que la izquierda democrática acepte que Chávez es la revolución que se comió a sus hijos.
    Sin embargo, te señalaré un par de cosas que me parece deben esclarecerse para avanzar la discusión:
    1) Las tendencias políticas están ancladas en el tiempo y el contexto. Por eso cuesta tanto entenderlas y definirlas. La mitad de las vainas que dices creer (la propiedad privada, la moral individual sobre la estadal, el escoger su trabajo) son -en teoría-, banderas de la izquierda. De hecho, la revolución francesa, que los historiadores tildan de “izquierda”, tuvo como centro la propiedad privada.
    Apartado 1: Creo que uno de los problemas de todo esto es que yo he asumido honestamente la tarea (personal) de tratar de entender todo esto, por eso, cuando escribo cosas como el punto 1, la gente extrañamente me toma por un adalid de la izquierda y cree que preguntarme cosas es retar a la Internacional Socialista. Nada más alejado de la verdad, ya que yo sólo milito en el krisis-ismo, que va cambiando con el tiempo. Fin del interludio.
    2) Que la izquierda o la derecha tengan tendencias hacia el autoritarismo o el populismo no significa que ello esté consensuado por “la izquierda” o que indefectiblemente todo movimiento político termine allí. Uno de mis mayores problemas con tu argumento es (heideggerianamente) el verbo “ser”: ¿Se puede “ser” de izquierda? Si se “es” de izquierda pues no hay problema: todo lo que se haga “será” de izquierda. Creo que más bien hay *una forma de pensar* desde la izquierda, que fue lo que escribí en mi artículo que le recomendé a Lengua y -oh, sorpresa-, no se leyó y por eso sigue sin entender un coño de mi posición, y esta *forma de pensar* puede llevar a las acciones que enroban valores tradicionales de izquierda.
    3) Es por esto que me parece sumamente importante introducir el tiempo como variable en la lectura ideológica, lo cual combina 1 y 2. Es decir: Ni los valores de la izquierda ni sus aplicaciones prácticas son los mismos desde 1789 hasta el 2010 como los de la derecha y el libre mercado de Adam Smith son los responsables directos de la debacle de Wall Street. Dicho de otra manera: lo que me preocupa de tu lectura es la reducción de toda izquierda a una dictadura del proletariado, tarde o temprano. Lo que me incomoda de mucha gente que comenta acá es el asumir, de manera histérica y carente de base, que todo discurso de “izquierda” no es más que el reflejo autocrático de quien lo propone y que sus buenas intenciones son inexistentes, que manipula la “igualdad de oportunidades para los ciudadanos”, por ejemplo, para hacerse millonario y encarcelar disidentes. O como si toda izquierda tuviera que referirse a Marx. Como si en el PSOE o en el links partei andan por allí planteando acciones que tarde o temprano conducirán a Marx, pero no Marx en el siglo XXI, sino Marx el totalitario, la hambruna rusa, pues. Si lees los comentaristas de la página te darás cuenta que su discurso es machacar lo mismo: Cualquier intento por instaurar la izquierda termina sometiendo a la gente, como en 1913. No sólo es esto ridículo e irracional (como si el ser humano no pudiese aprender de errores históricos), sino que intenta pintar el cuadrito bello ese de izquierda opresora versus derecha emancipadora, planteamiento que no le era ajeno a Harold.
    Entonces, para terminar, no sé: creo que tienes razón en ciertos puntos pero creo que la discusión desaparece con un ejercicio lingüístico sencillo: cuando se dice que Chávez “no es de izquierda”, creo que lo que se quiere decir es simplemente algo como “Chávez toma un discurso anacrónico, caduco y superado de la izquierda para imponer el populismo, pero hoy en día eso no es de izquierda porque hemos evolucionado para creer que, en el 2010, la izquierda representa esto: X, que es opuesto a lo que plantea Chávez”.
    Creo que esto evita (1) circunscribir toda la izquierda a una persona (verbo “ser”), (2) inserta la lectura histórica que permite entender dónde está la izquierda hoy en día (entender por qué cierta izquierda es pro-palestina y antisemita, lo cual en 1945, estaba lejos de ser el caso) y (3) rompe un poco la dicotomía simplista de izq-derecha/autócrata-libertario, ya que deja espacio para entender que, en el 2010, tratar a la gente de “apátrida” y nombrar jueces a dedo no es “de izquierda”, lo cual tampoco lo hace “de derecha”.
    Saludos y las birras van seguro…

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  61. lenguaniple dijo:

    Krisis y John, me van a excusar pero yo quiero hacer algunos comentarios acá:

    Krisis: eso de que la revolución francesa la tildan de “izquierda” porque representó la emancipación de las clases oprimidas me sabe a esa afirmación tuya (citada de BHL) de que el liberalismo naturalmente es de izquierda y que John Locke pertenece esa “izquierda”, probablemente junto con Ingrid Betancourt (me pregunto si BHL la sigue admirando aun).

    Dicho esto te voy a hacer una pregunta que va directo al meollo del asunto: Si la izquierda y la derecha se difuminan o funden en tantos aspectos (la mitad de las vainas en las que John dice creer según tú) entonces ¿en qué se diferencia la izquierda de la derecha hoy día? Esa pregunta vendría, además, a responder lo que está detrás de la afirmación: Ni los valores de la izquierda ni sus aplicaciones prácticas son los mismos desde 1789 hasta el 2010

    Si tanto te disgusta o incomoda esos “encasillamientos” de izquierda vs. derecha, podemos dar la discusión en términos de socialismo vs. liberalismo.

    Por cierto, con esta es la tercera vez que te pido el enlace a ese escrito tuyo que me has pedido leer y que yo no he leído. Te recuerdo, por segunda vez, que de todas las cosas que me has pedido leer (salvo los libros) LO ÚNICO que no he leído fue una compilación de artículos de varios autores de los cuales ninguno de ellos se llama “Krisis” y como no sé cual es tu nombre de pila, no los leí. Por cierto, si sigues en twitter a Naomi Klein debes haber leído las cuatro que le cantó José Piñera (Liberal y Ph.D en Economía de Harvard) a la autora de La Doctrina del Shock. Hace dos o tres semanas. O quizás no, pues me parece que Klein nunca le contestó a Piñera.

    Krisis, nadie ha dicho que toda la izquierda tenga que referirse a Marx, tampoco se ha dicho que las buenas intenciones de la izquierda son inexistentes, deja el dramatismo, en todo caso te recuerdo que de buenas intenciones está empedrado el camino al infierno. Aquí la derecha no se está quejando porque la asocian con el macarthismo (a mi particulamente me han acusado de macarthista desde la extrema izquierda, ¿tú crees que me preocupa esa vaina?). Lo que se quiere dejar en claro es que si bien no toda la izquierda levanta postulados marxistas, tampoco puede la izquierda pretender que a Marx se le asocie con algo que no sea la izquierda, dicho de otro modo, no toda la izquierda es marxista, lo opuesto, sin embargo, no puede afirmarse, nadie en su sano juicio puede afirmar que “no todo el marxismo es de izquierda”, ergo, todo marxismo *ES* (heideggerianamente si gustas) de izquierda. Espero haber planteado lo anterior claramente, porque si bien es cierto que existe una izquierda socialdemócrata que no levanta los postulados marxistas, esa izquierda también ha mostrado sus defectos justamente allí donde todavía se le sigue dando preeminencia al Estado sobre el individuo, es decir, justamente allí donde se aleja de los postulados liberales del gobierno limitado.

    Saludos, y sino les molesta, aunque prefiero el whisky, yo también bebo birras.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  62. Carlos Caridad-Montero dijo:

    Te respondo primero la parte que toca a los comentarios en BlogaCine.

    Tú dices que en el cine venezolano pasan cosas como:

    …otorgamiento a dedo de financiaciones a quienes no la merecen, nepotismo familiar en las asignaciones de recursos, groseros privilegio otorgados a familias intocables, fraude en la ejecución de proyectos, malversación de fondos destinados originalmente a la realización de una película, etc.

    Y que eso hay que denunciarlo.

    Ok, fino: pásame todas las pruebas de esas denuncias y yo seré el primero en publicarlas y darte todo el crédito. Pero ¿sabéis qué? Me voy a tener que sentar porque me voy a cansar de esperar. El que los organismos públicos no hagan nada, no es excusa para hacer un periodismo mediocre o irresponsable. De andar acusando sin ton ni son. como hacen en muchos programas de noticias de la televisión.

    A eso es lo que voy. Pero eso nunca se entiende hasta que te toca estar del otro lado. Cuando injustamente y sin pruebas te acusan públicamente. O cuando se valen de una mentira para desprestigiarte públicamente. Sólo cuando uno es la víctima, se entiende.

    Luego sigo con lo demás,

    Saludos

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  63. Carlos Caridad-Montero dijo:

    Con respecto al tema de la relación con los cineastas con el dinero del Estado y todo el rollo, creo que pasa también como con los comentarios: nadie sabe cómo es la cosa hasta que le toca. Ni tampoco es capaz de entenderlo hasta que no haces una película. O intentas.

    Para el artista, las relaciones con el poder, llámese Estado, partidos políticos, medios o blogueros, siempre será difícil, conflictiva, exasperante.

    Pero para un cineasta, lo único que es criminal, es no hacer cine.

    Saludos

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  64. Carlos Caridad-Montero dijo:

    Sobre lo de trabajar en la Villa y la ética de sus trabajadores ante una situación como la de Fabiola Colmenares y el veto del ministro te puedo decir que la respuesta es no.

    En ese caso, la responsabilidad es de quien dicta la medida o la política, medida con la que seguramente algunos trabajadores estuvieron de acuerdo y otros no. La responsabilidad es de quien excluye. Pero en modo alguno, de quienes no tienen poder de decisión sobre eso.

    Y vuelvo al ejemplo de la Madre Teresa y la política de la Iglesia contra el uso del condón.

    Con dinero del Estado se pueden hacer buenas o malas películas, se pueden hacer películas ideológicamente abominables o políticamente correctas. Pero la política de financiamiento estatal no tiene nada que ver con el producto final.

    Esos sí: estoy seguro de que esa campaña contra el cine venezolano financiado por el Estado sólo beneficia a los mismos de siempre que reciben financiamiento. Que, oh casualidad, son los principales promotores de esa idea de que es criminal hacer una película con dinero del Estado.

    Saludos

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  65. lenguaeniple dijo:

    Un par de ideas que (se me ha hecho costumbre) se me quedaron el tintero.

    Yo no tengo empacho en reconocer que Pinochet era de derecha, así que puedes eliminando esas excusas que pones para aceptar que la “izquierda democrática”, que entiendo representas pues hablas en su nombre al hablar en su nombre, reconozca lo que tenemos semanas (o meses debatiendo) que Chávez tiene una clara vocación totalitaria y comunista aunque esto (aun) afortunadamente no sea Cuba, Corea del Norte ni la RDA.

    Ahora, hay más interesante que olvidé mencionar en mis líneas anteriores y es lo referido a esta afirmación: La mitad de las vainas que dices creer (la propiedad privada, la moral individual sobre la estadal, el escoger su trabajo) son -en teoría-, banderas de la izquierda. Tal afirmación es, en el mejor de los casos, un error conceptual por generalización, y es que no es cierto que esas sean banderas de la izquierda. Es decir, al decir la izquierda sin hacer especificar más nada, se sobreentiende estás hablando de TODA la izquierda, y no es cierto que TODA la izquierda defienda ni la propiedad privada, ni la moral individual sobre la estatal, ni escoger el trabajo que desees, y es que hay al menos una parte de la izquierda (llámala radical, ortodoxa, recalcitrante, marxista o como gustes) que defiende justamente lo opuesto a eso que tú afirmas. Así las cosas tú solo podrías haber dicho, en el mejor de los casos, hay una parte de la izquierda que reivindica los valores X, Y o Z, punto discutible por cierto. Ahora bien, lo anterior podría excusársete como un simple desliz sin importancia sino fueras tan exquisitamente teórico a la hora expresar tus planteamientos, siendo así, a la luz del nivel de discusión que pretendes plantear, tal error se me antoja inexcusable y casi malintencionado pues busca encubrir una verdad que otros deseamos desenmascarar: la izquierda le da preeminencia al Estado, como ente redistribuidor de la renta y la riqueza, sobre el individuo; la izquierda con las ideas “bien común” e “interés general” ha generado espantosos monstruos encarnados en las dictaduras de las mayorías pues han reducido, en muchos casos, la política a una cuestión aritmética de 50%+1, y allí, justamente allí, está la pata de la que fuertemente, estimo en lo personal, que cojea esa esa izquierda democrática de la que tú hablas.

    Saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  66. krisis dijo:

    Lamentablemente, no tengo tiempo para entrar en esto ya que estoy trabajando, aparte de que me desencanté hace rato de los “pissing contests”, como dijeron antes.
    No veo sentido en explicarte *de nuevo* lo que escribí más arriba: que las ideologías cambian y que en la revolución francesa, por ejemplo, la propiedad privada tenía una plaza importante en el discurso.
    De allí, tú entiendes que yo afirmo que toda la izquierda defiende la propiedad privada en el 2010.
    Francamente, así no se puede.
    Retendré que por lo menos estamos claros en cuáles son las vocaciones o tendencias últimas del Presidente de Venezuela.
    Quisiera leer lo que sigue del intercambio en Cine venezolano, algo que se estaba poniendo interesante.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  67. lenguaeniple dijo:

    Tranquilo, no necesitas justificarte tres veces, para no responder: que no tienes tiempo, que te desencantaste de los *pissing contest* (aunque aquí estamos remitiéndonos a una discusión en el plano teórico, no el personal) y que no le ves sentido a explicar *de nuevo* tal cual o cual cosa, lo podías resumir en algo más corto: no quiero responder. Y es válido.

    Inclusive te agradezco la deferencia de asumir que no deseas continuar la discusión a diferencia de lo que sucedió en twitterfobia y Reflexiones de un derechista, parte I, donde simplemente abandonaste sin decir más nada.

    En todo caso, y ya que te has tomado algunas líneas para hacer varios comentarios finales, me permito hacer lo propio: no es que “yo entienda” que tú afirmas que toda la izquierda defiende la propiedad privada, es que tú escriste esto: La mitad de las vainas que dices creer (la propiedad privada, la moral individual sobre la estadal, el escoger su trabajo) son -en teoría-, banderas de la izquierda. ¿Por qué el empeño de siempre sacudirse la responsabilidad?: “es el otro el que entiende mal”. El asunto entonces no es que esto sea un *pissing match*, sino que falta seriedad y responsabilidad en la discusión. Asume tu barranco mi pana, lo que escribiste está allí, a la vista de todos. Y es que “francamente, así no se puede.”

    No tienes que explicarme *de nuevo* que las ideologías cambian (según tú), sino me hubiera quedado claro eso (de tus líneas) no te hubiera respondido y preguntando esto:

    “Si la izquierda y la derecha se difuminan o funden en tantos aspectos (la mitad de las vainas en las que John dice creer según tú) entonces ¿en qué se diferencia la izquierda de la derecha hoy día? Esa pregunta vendría, además, a responder lo que está detrás de la afirmación: Ni los valores de la izquierda ni sus aplicaciones prácticas son los mismos desde 1789 hasta el 2010.”

    Pregunta que, valga la pena acotar, como es costumbre se ha quedado sin respuesta. Así, evidentemente, no hay debate, ni del tipo “pissing match” ni del tipo serio y respetuoso del intercambio de ideas.

    Esta es mi hipótesis (que no es originalmente mía, pero la comparto), la izquierda es aquel sector de la sociedad más preocupado por la distribución que por la producción, y por la igualdad, más que por la libertad. No en vano los gobiernos ultraizquierdistas son la verbigracia de la eliminación de la libertad y la producción, bajo la égida de la distribución equitativa y la igualdad. A la final, un reparto de miseria pues citando a Churchill si “el vicio inherente al capitalismo es el desigual reparto de bienes. La virtud inherente al socialismo es el equitativo reparto de miseria”. Que sea la historia la que condene o absuelva esa afirmación.

    Empezaré a creer que la izquierda defiende la propiedad privada cuando la escuche abogando por la reducción o total eliminación de aberraciones como el impuesto sobre la renta: robo a mano armada que comete el gobierno contra la propiedad privada que es el producto del trabajo de los individuos de una nación. Lo más atroz del asunto es que mientras más exitoso eres, más te mete la mano el gobierno en el bolsillo. Ya bien lo dijo Albert Einstein: “Lo más difícil de entender del mundo es el impuesto sobre la renta”. Y es que el gobierno nunca pierda una: si infringes la ley, el gobierno te castiga y te pone una multa, si eres productivo, exitoso y honesto (para declarar todos tus ingresos) el gobierno TAMBIÉN te castiga, y te cobra ISLR.

    La izquierda actual tiene de defensora de la propiedad privada lo que panfletonegro tiene de censura.

    Saludos y que disfrutes del intercambio sobre cine venezolano.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  68. reyes dijo:

    jajaja ya parece un monologo de elva escobar

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

Para insertar una imagen, escribe
<img src="https://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

*

Top