twitterfobia

Llevo tiempo (por no decir toda mi twitter-vida) preguntándome cuál es la relevancia de la red social Twitter. Más allá de participar en el imperio de lo efímero en 140 caractéres y aplacar mis ansias de existir en ese mundo virtual, admito que soy un twitter-voyeurista: me encanta leer las confesiones de mis camaradas, quienes compartirán desde el menú del desayuno hasta el momento en el cual entran y salen del motel con su pareja.

Ayer leí la entrada de Luis Carlos Díaz, con quien discrepo más en la forma que en el fondo, y ambos llegamos a la conclusión de que twitter ha sido una bendición para los blogueros hardcore. Una vez pasada la moda de abrirle un blog al gato o el muy original “confesiones de un hombre/una mujer soltera”, los gritones erostratistas ávidos de fama virtual se han desplazado al twitter para llenarlo con sus sandeces. Así que por aquí reina la calma. Un alivio.

Por supuesto que no todo twitter son una parranda de ególatras teorizando sobre el mejor café Starbucks o escribiendo que la persona que tienen al lado en el metro apesta. Hay periodistas, escritores e intelectuales serios cuyos tweets permiten acceder a valiosos vínculos que jamás hubiésemos leído por nuestra cuenta. Así que cada quien hace su twitter: llena tu Timeline de imbéciles y no te extrañes de tener tweets imbéciles.

Sin embargo, me da la impresión de que lo más interesante de twitter no es el sistema en sí, sino la imagen o idea que se hacen de twitter los poderosos. Cuando leo sobre las restricciones a twitter en Irán o China, me pregunto si el gobierno que busca regular esos 140 caracteres con medidas draconianas está hablando de la misma red social que yo. ¿Qué importa que persiankiwi escriba y denuncie que le están cayendo a palos en las calles de Teherán? Lo leemos, nos sentimos mal, lo condenamos: la realidad es que la ONU no va a pasar una resolución porque Yoani Sánchez tiene un policía persiguiéndola por La Habana.

Por todo esto, cuando leí esta noticia hoy, “CICPC [la policía científica venezolana] detiene a 2 twitteros por difundir rumores falsos sobre bancos” me imaginé algo como la película War Games (¿se llamaba War Games?), donde un Mathew Broderick pre-adolescente se infiltraba en el Pentágono con una Comodoro 64 y desataba una guerra nuclear. Salí corriendo a buscar el Timeline transgresor: ¿qué se puede publicar en 140 caracteres que amenace al sistema?

La decepción fue total. Uno de los sujetos en cuestión, un tal “leaoxford” escribió, entre sesudos análisis sobre Maradona como “el drogo” y Galarraga lanzando “28 outs” que él “nos lo estaba diciendo”: teníamos que retirar nuestro dinero del banco X.

Vuelvo a la noticia original y veo que se le imputa intentar generar una corrida bancaria. ¡Una corrida bancaria! Pues no sé cuánta gente leerá el twitter del señor leaoxford, pero debe ser famosísimo. Porque estemos claros: poner sus finanzas entre las manos de un tweet de 140 caracteres es como creer que el Pulpo Paul es el Oráculo de Delfos. Surgen varias preguntas: si el sistema bancario venezolano es tan sólido (“uno de los más sólidos del mundo”), ¿cómo es posible que se derrumbe con el tweet de un desconocido en Ciudad Bolívar? Además, ¿qué clase de retardado va y retira todos sus ahorros porque un tipo en el interior, después de publicar “es mas no debe haber futbol en las pantallas de los estadium, tal como sucesio aca en la copa america [email protected]” (sic), dice que “él advirtió” que debíamos sacar nuestro dinero?

¿Habrá algo que no estoy entendiendo? ¿Se me escapa? Porque hasta acá, para mí twitter era una simple moda gritona, donde podemos leer insultos a Juanes o a Calamaro porque viene a Venezuela. Pero para mí es tiempo muerto o perdido leer al escritor Armando Coll, cuando afirma ““Hay que ser bien come m… para ir a un concierto de Calamaro gratis. Es que ni con un servicio de Veuve Cliquot por la casa”, y la diatriba que le sigue.

Por eso me pregunto, en medio de esta sarta de boberías, ¿por qué le interesa al poder que la gente ventile sus fobias barbáricas? ¿No les conviene más dejar a ese espacio estéril tranquilo? ¿Por qué le tienen fobia a twitter?

GD Star Rating
loading...
twitterfobia, 3.5 out of 5 based on 6 ratings

vinz

Barman, guía turístico, sirviente y amo de casa, traductor, profesor de lenguas, niñero, encuestador en la calle, extra de películas, vigilante nocturno, obrero de mudanzas, editor de películas, músico de Metro; eso hasta ahora. Aparte de sus incursiones en el mundo laboral, escribió y publicó novelas (https://www.panfletonegro.com/v/2010/11/22/yo-mate-a-simon-bolivar/), colaboró con periódicos y revistas electrónicas y participó en debates y mesas redondas. Hoy en día, colabora con oscuros y desconocidos artistas de todo tipo y añora realizar su sueño, ser dueño de un circo. Por las noches lleva a cabo audiciones para el puesto de “tragadora de espadas” con mujeres de todo tipo. Jamás ha practicado patinaje artístico.

Más posts - Website


Twitter

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo
Autores
Etiquetas ,

Publicaciones relacionadas

37 Comentarios

  1. Sergio M. dijo:

    Buen post mi pana. Diste en el clavo. Prepárate porque se viene una discusión larga. Un abrazo. De una para la sección de los destacados!

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  2. krisis dijo:

    Seguro, por acá estamos, para tratar de entender lo que, a mi parecer, es una ridiculez grandísima que confunde la manipulación intencionada con las opiniones sin base. En Venezuela, la diferencia entre “noticia” y “opinión” no parece estar clara, de allí que aparezcan aberraciones como ésta (o como la ley de videojuegos violentos).
    ¡Saludos!

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Martha Beatriz dijo:

    Krisis ;)

    Yo entiendo que la idea es amedrentar, con claridad meridiana. Al que el 26S diga que, Ma. Corina ganó 12 horas antes de que nuestro modernísimo sistema electoral, le dirán que está manipulando la información y que hay una ley por allí – de esas que ellos mismos han estado creando para cobrar y darse vuelto – que castiga al entusiasta que solo, quizás, apoya a esta dama.

    Como escribí ayer en twitter ;) “La aplicación de la leyes es directamente proporcional a como afecta la popularidad de la revolución.” Razón por la cual los “piadores” bancarios tomaron tanto milimetraje ayer como los terribles secuestros en el Táchira. EL mismo cuerpo policial que debía actuar en ambos, priorizó a los “desestabilizadores”.

    Saludos :D

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  4. krisis dijo:

    Sí, como comentábamos en Facebook, la confusión aparece al creer que una “opinión” tiene la misma fuerza lingüística que una “noticia”. No es lo mismo que Reuters o AP afirme que comer con aceite aumenta el colesterol, a que lo publique yo en mi Twitter.
    Entonces, el poder parece ver en cada uno de los ciudadanos que vehicula “noticias” u “opiniones” desde un punto de vista “opositor”, un tentáculo de manipulación mediática que debe ser combatido. Se cree que se ataca Globovisión porque twittero X es sancionado al expresar su opinión, que es contraria a la del gobierno.
    Al final, esta confusión y esta manera de actuar no hace nada para proteger a nadie contra la “difamación”. Al contrario, se erige como una forma de control más, como un modelo que será reproducido en serie a lo largo de todo el Twitter para cohartar opiniones creyendo que se combaten conspiraciones mediáticas internacionales.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  5. krisis dijo:

    Es preocupante que no veamos las consecuencias de la reinterpretación interesada de esto: “que difundan noticias falsas o empleen otros medios fraudulentos capaces de causar distorsiones al sistema bancario” como un twittero con cien seguidores.
    El salto analítico, el esfuerzo contextualizador es tan grande, que básicamente rompe toda lógica y da cabida al *absurdo como norma*.
    Es la puerta al atropello estadal amparado en la excusa más flácida posible. Si aplicásemos esto en Europa o los USA, no habría cárceles suficientes para la cantidad de gente que debería apresarse.
    Grave.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  6. The Goddamn Devil dijo:

    si, de pana no uso twitter, mas por falta de tiempo que otra cosa, pero de verdad la mayoria de las veces los twitts son irrelevantes… lo quie paso es que ya tu sabes quien no le gusto que se explayen insultandolo y mentandole la madre y como por ese camino sobraban quienes, pues mando a invadir tiwtter e incluso las carnadas que se pusieron fueron letales, primero el twitter de la hojilla y luego del cahvez candanga, de allí la entrada de los rojos rojitos fue cantada…
    y lo mejor de todo, muchos entran y la mayoria no dice un carajo importante, de verdad muy triste, pero bueno muchos tienen todos los medios para comunicar y no dicen nada, que podemos esperar??????
    saludos men muy bueno…

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  7. krisis dijo:

    Pues estoy de acuerdo en que los insultos y la difamación en Twitter se traten igual que en la calle, con multas (de lado y lado). Si ese es el problema, hay otras formas de tratarlo, pero estamos hablando de un tipo que *irá preso 11 años* por ese tweet.
    Piénsenlo: 11 años, por una interpretación interesada y arbitraria (y absurda) de una ley. Repito: abrimos la caja de Pandora a la persecución estadal encubierta.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  8. Aleister Crowley jr dijo:

    A mi me parece que el twitter es el colmo del egocentrismo por eso en Venezuela se ha vuelto tan popular al igual que Facebook y otras redes sociales, no hay nada que nos guste más que ser populares y llamar la atención, estos medios se han vuelto una extensión de nuestra pantallería natural.

    Hasta ahora el único Twitter venezolano que me parece útil es el de los usuarios del Metro de Caracas. Les dejo la dirección

    http://twitter.com/caracasmetro

    Lo mejor es que yo lo sigo por RSS y no por Twitter porque no tengo cuenta y realmente no me interesa abrir una, por ahora.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  9. lenguaeniple dijo:

    Hay dos razones por las cuales China y Venezuela atentan contra la libertad de opinión/expresión/información sistemáticamente, ya sea impidiendo el acceso a la página de twitter (caso China), o, a páginas como preciodolar.info y dollar.nu (caso Venezuela), páginas que pueden ser vistas desde cualquier país del mundo, excepto Venezuela -pues están bloqueadas-, salvo que el usuario sepa como acceder a través de un servidor proxy con una ip de otro país.

    ¿Las razones? Sencillas:

    1.- Porque puedo.
    2.- Porque twitter a pesar de sus falencias, sus charlatanes, ególatras, blogueros hardcore, etc. IMPIDE la tan ansiada hegemonía comunicacional que necesita el gobierno para que dentro de 2 ó 5 años cuando se pudran 120 ó 500 millones más de kilogramos de comida de PDVAL la gente no se entere, y es que a todo gobierno (y más aun a los autoritarios/totalitarios pues todo lo ven como una amenaza) le interesa que exista una matriz de opinión favorable a su gestión.

    Al final es la misma razón por la cual los soviéticos jamás se enteraron en 1986 que en Chernobyl había ocurrido un desastre nuclear, pues los medios de la URSS (que eran hegemónicos y no existía twitter) jamás lo informaron. Creo que con eso se responde a la pregunta “¿Por qué le tienen fobia a twitter?”

    El problema es que buena parte de los venezolanos siguen creyendo que el socialismo/comunismo puede coexistir con las reglas de la democracia: libertad de prensa/opinión/expresión, libertad económica, libertad individual, etc.

    Saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  10. Corbu dijo:

    Creo que la película se llamaba Defcon 4.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  11. xluis dijo:

    a mi me parece gravisimo este caso. que una simple opinion, sin dar ningun aval que la certifique como medianamente cierta, pueda constituir un delito. y pana. un delito de 11 años en una carcel del pais significa pena de muerte. No vamos a enpezar a caernos a coba.
    Creo que otros ya lo han dicho, y opino lo mismo, es para callarnos por miedo.
    la delincuencia es un plan premeditado para mantenernos atemorizado, la gente teme dar su opinion en la calle, no valla a ser que este un chavista por ahi y nos caiga a golpes.
    La gente dice que globovision es demasiado extremema, parecen que ya nadie se recuerda las criticas a CAP en los medios io como tratan los medios a Obama o zapatero, segun los paremetros del extrajero Globo es casi infantil.
    Pero nuestro miedo la hace que sea en extremista. o la percibimos. los jueces tienen miedo de tomar alguna decisión, ya que pueden terminar presos como afiuni. ¿para que metieron presos a esas personas? para que ahora en el twitter todos tengan miedo de decir cualquier cosa. no solo contra los bancos.
    Y para que aprendamamos que para entrar en twitter o en blog del gob hay que enmascarar la IP. yo lo hago. Y si tengo miedo, sere gallina. pero sobrevivo. en mi twitter hasta tengo otro nombre y nunca entro sin ocultar mi IP.
    vivimos en la granja

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  12. lenguaeniple dijo:

    Hoy dos personas (100% opositoras) me dijeron en facebook que el gobierno venezolano no es socialista/comunista. Lamentablemente la gente en nuestro país no termina de aprender a llamar a las cosas por su nombre y entender que no existe un socialismo bueno y uno malo, siguen repitiendo clichés como que Francia, Noruega y Suecia son socialistas, por Dios, socialistas mis cojones, en esos países se RESPETA la propiedad y la empresa privada. Lo que sucede es que en este país nadie ha leído ni lee a Marx.

    Esta es una de las respuestas que di hoy a una de estas personas:

    A mi me gustó mucho una frase de un reconocido académico en esta materia, el Prof. Alberto Mansueti, quien viviese en Venezuela varios años y fuese profesor universitario, y se encuentra dedicado desde hace mucho tiempo a la difusión de los postulados y principios del liberalismo clásico y a denunciar toda la farsa detrás del socialismo.

    Estas fueron sus palabras, con todo respeto profesor, es una cita textual: “El que diga que Venezuela NO es un regimen socialista o comunista no tiene conocimiento de estas dos teorias y sobre todo de cómo se aplican en la práctica. El socialismo suena bonito en el papel (para algunos), pero cuando se convierte en realidad, los hechos son: miseria, opresión, ignorancia, corrupción y servilismo.”

    La expropiación sistemática de los medios de producción, la pretensión de regresión al trueque, la afirmación en el Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2007-2013 de “reconocer al trabajo como la única fuente generadora de valor”, postulado mejor conocido en el mundo académico como Teoría Laboral del Valor de Karl Marx, el continuo avance en la sistemática eliminación de la propiedad privada y la empresa privada, y, finalmente, la búsqueda, sin prisa pero sin pausa, de una hegemonía comunicacional (al mejor estilo cubano, soviético o chino), definen claramente a este gobierno como socialista (marxista/real).

    Es hora de que los venezolanos:
    1.- Nos desprendamos de la peregrina idea de que para ser buenos cristianos tenemos que ser de izquierda, nuestra inclinación político-ideológica no tiene nada que ver con la solidaridad y el pragmatismo, y
    2.- Comprendamos que la izquierda en la práctica nada tiene que ver con la del papel, por eso existió un socialismo real y uno científico; irreconciliables.

    Algunos intelectuales contemporáneos como el Prof. Huerta de Soto, han definido al socialismo ya no solo como la expropiación de los medios de producción -a lo cual se refieren como una definición arcaica- sino básicamente como todo intento del Estado por imponer un modelo de sociedad a través de su poder coactivo.

    Por todo lo anterior, yo respetuosamente disiento de su posición y estoy convencido de que en Venezuela lo que el gobierno pretende imponer es un socialismo marxista, y el hecho de que el presidente lo haya negado ayer no hace más que confirmarme que estoy en lo correcto.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  13. krisis dijo:

    Hola, Lengua:
    La discusión que propones es larga. Creo que hay que empezar aclarando que la “izquierda” y la “derecha” son utopías que guían a las personas en la consecución de una mayor libertad. Si bien “el socialismo” jamás puede ser alcanzado, “el marcado libre puro” de Hayek y Friedman tampoco. En ese sentido, ambas ideas funcionan como eje hacia el cual los hombres dirigen la política. Cuando François Mitterrand instauró el paro y los edificios sociales en Francia en los ’70, no estaba siendo “comunista” o “socialista” en el sentido de tu definición totalitaria, simplemente estaba afirmando que, porque simpatiza con ideas “de izquierda”, cree que la sociedad es más injusta con los empleados a sueldo mínimo y por eso se les debe ayudar a salir adelante. Cuando la derecha se opone al plan médico de Obama, simplemente afirma que cree que cada quién debe lidiar con sus responsabilidades de manera fría y calculada y que si alguien no aprovechó las oportunidades de los USA pues merece joderse y no ser tratado médicamente igual que alguien con trabajo.
    Son argumentos, discutibles, debatibles, pero ni más ni menos que eso.
    Ahora bien, en este contexto, cuando digo que el gobierno de Venezuela “no es de izquierda” me refiero a que le da la espalda o contradice muchos de estos “principios discutibles”. Por ejemplo, tradicionalmente la izquierda tiende a intentar salir adelante con incentivos directos a la educación y a la investigación; y la derecha con la inversión y la economía (a grandes brochazos). Es por eso que es disparatado creer que un gobierno “de izquierda” ataque universidades de manera frontal, no le pague a los profesores, estrangule la educación y acabe, a lo Atila, con lo poco que había de cultura en Venezuela (discutible o no, el punto es que se sustituyó algo -criticable o malo, cada quién verá-, por la nada. ESTO es lo importante).
    Dicho de otra manera (siempre vuelvo con esto pero me perdonarán), George Orwell o Albert Camus, insignes pensadores de izquierda, jamás hubiesen aplaudido la creación de una boliburguesía ramplona, ignorante y arrogante, y la sumisión del pueblo a un estado de pedigüeños.
    Es en ese sentido, y por la combinación de valores reaccionarios nada de izquierda (“usar bikini es invitar a la violación”) con la arremetida contra los espacios públicos disidentes, que me lleva a afirmar que este gobierno es una autocracia militar con valores de la peor derecha posible (machismo misógino, ataques a lo Berlusconi a los medios, negacionismo histérico de la realidad).
    Fíjate que jamás he hablado de “socialismo” o “comunismo” porque habría que ser bastante ingenuo para ver en nuestro gobierno improvisado que avanza a traspiés un “gran esquema” detrás que lo unirá todo. Ese discurso, esa retórica, no son sino justificaciones para avanzar en el control de la sociedad, no son jamás acciones para darle autonomía, educación y fortaleza a “el pueblo” para que pueda decidir por sí mismo.
    Saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  14. krisis dijo:

    Qué belleza: “CICPC podría detener, en breve, a otros 15 twitteros por difundir rumores bancarios” http://bit.ly/c21KJz
    Pónganse las alpargatas, que lo que viene es joropo escobilla’o…

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  15. Tu nombre aqui dijo:

    Viendo sus opiniones me siento algo torpe porque son personas mucho mas estudiadas que yo sin duda, pero les dejo mi opinion al respecto:

    No era dificil imaginar que metieran sus manos, como el diablo metio la cola segun Cortazar, y ver a quien agarraban para meter miedo y seguramente para Agosto contaran con mas detenidos. En agosto hay que mantener la boca cerrada, sino esos 11 años pueden ser 20. El Twitter es el espejo del ego venezolano no creo que sea una red que deba preocupar mucho al estado, no deberian tenerle fobia, ni mucho menos detener a un individuo creyendo que su opinion tuviera algun fundamento real y si acasdo hubiera tenido algo de realidad, una persona pensante no le hubiera hecho caso. Una de las razones del exito del twitter: es que es un dialogo o monologo (depende de Ud querido usaurio) basado en las adulaciones que van y viene entre los followers, por lo cual es mas ridiculo el papel del estado por creer que x individuo haya querido desestibilizar al estado con su comentario si mas bien esos comentarios buscan, una retroalimentacion que sea igual de histerica y banal. Del twitter no lo tengo, ni lo quiero por el defecto de que soy de la vieja escuela: aquella que habla del contacto humano, tambien veo como una perdida de tiempo repetir los mismos contactos del messenger, del fbk, de donde sea, para decir lo mismo, se hace redundante y mas banal todavia.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  16. Krisis dijo:

    “Nombre”:
    Excelente análisis del fenómeno Twitter en Venezuela y su función de egolatría banal y vacía. Tienes razón. Venezuela es un excelente caldo de cultivo para los Reality TV. Nosotros no entendemos que “ser famoso” en abstracto es estúpido, que “ser famoso” no tiene sentido si no hay un Porqué de esa fama.
    Saludos

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  17. lenguaeniple dijo:

    Krisis:

    En efecto, esta discusión puede ser un poco larga, pero como dijo Mises “si queremos salvar a nuestro planeta de la barbarie, lejos de ignorar los argumentos socialistas, es preciso refutarlos”.

    Este país ha estado gobernado desde el año 1958 por socialistas, desde los light (socialdemócratas y socialcristianos) hasta los “hardcore” (Chávez), en lo político; y en lo económico, todos, sin excepción han practicado el mercantilismo, el nepotismo y el clientelismo. En pocas palabras Venezuela no ha conocido su primer presidente de vocación liberal que defienda los postulados básicos de esta política: libre mercado, libertad individual, gobierno limitado y propiedad privada. Con respeto a la primera característica anteriormente mencionada, que es la más criticada, me permitiré recordar dos pensamientos de dos liberales: “El libre mercado no nos ofrece privilegios, favores, subvenciones, exenciones, monopolios… por eso es tan impopular” Earl Zabin; el segundo, “Tras la mayoría de los argumentos contra el libre mercado subyace en realidad una profunda desconfianza en la libertad” Milton Friedman.

    Lo anterior es una breve introducción para pasar a mi siguiente punto: no comparto esa división arcaica de “izquierda” y “derecha”, especialmente por las connotaciones que conlleva cada una de ellas profundamente arraigadas en la sique del venezolano, y es que lamentablemente izquierdista es sinónimo de progresista, solidario, fraterno, etc. y derechista es sinónimo de egoísta, defensor del status quo, explotador de la clase obrera, etc. En tal sentido estimo más propio hablar de socialistas y liberales.

    Ahora bien, Krisis, tú has dicho “Creo que hay que empezar aclarando que la “izquierda” y la “derecha” son utopías que guían a las personas en la consecución de una mayor libertad”, y se me hace obligatorio tener que enmendarte la plana, la izquierda no lucha (ni siquiera en la teoría) por la libertad, sino por la igualdad. El liberalismo sí, por antonomasia, lucha por la libertad.

    Tú línea argumental se dirige básicamente a explanar que este gobierno no es de izquierda porque la izquierda debería promover la educación y la investigación y lo que ha hecho es atacar universidades, sin embargo omites datos importantísimos al respecto, a saber: 1.- La matrícula del IUPFAN (ahora UNEFA) en 1998 comparada con la de 2010, y 2.- Lo que ha atacado el gobierno más que las universidades, han sido la autonomía universitaria y las autoridades de la universidades autonónomas no alineadas con la revolución. Créeme que si los rectores de la UCV, USB, LUZ, UC, UDO, ULA fueran chavistas, el presidente no las atacaría, como no ataca la UBV, UNEFA y demás universidades experimentales que dependen del gobierno y tienen autoridades eunucas y genuflexas al presidente.

    George Orwell y Albert Camus y seguramente José Saramago, no hubieran aplaudido el genocidio soviético, el levantamiento del muro de Berlín, los fusilamientos de Castro a finales de la década de los 50 y principios de los 60, ni la creación de las burguesías que alrededor del politburó de todos esos gobiernos se conformó, sin embargo a nadie se le ocurriría dudar que la URSS, la RDA y Cuba son/fueron gobiernos socialistas/comunistas. De modo que ese argumento tampoco tiene validez a la hora de negar el carácter socialista-marxista de esta revolución.

    Ya enumeré claramente, en mi post anterior, la receta del socialismo marxista. Tú dices que habría que ser bastante ingenuo para ver en nuestro gobierno improvisado un “gran esquema” detrás que lo unirá todo. Yo creo que hay que ser bastante ingenuo para no ver que este gobierno sigue una guión perfectamente calculado desde 1999, cuando decía que se quería quedar hasta el 2021 y nadie entendía como iba a llegar a esa fecha, y es que solo una cosa le falló para ello y fue la aprobación de la reforma constitucional de 2007 que alargaba el período presidencial a 7 años con lo cual efectivamente Chávez terminaba su segundo período en el 2014 y el tercer período en el 2021. Ingenuos los que creen que el gobierno improvisa. Ingenuos los que aun a pesar de la pretensión de regresión al trueque, de la estatización sistemática de los medios de producción, del feroz ataque a la propiedad privada, del cierre paulatino de todos los medios de comunicación e información no alineados a la revolución en la consecución de su ansiada hegemonía comunicacional y de una intromisión que pronto llegara hasta lo más íntimo de la sociedad, léase la familia, llegará mediante la manipulación de la historia y la reforma de los pensa educativos con lo cual enseñarán a nuestros hijos, desde pequeños, a venerar al líder como sucedió y sucede en los países comunistas.

    Sigan creyendo que Chávez no es comunista y el golpe que se van a dar con la realidad más temprano que tarde va a ser fuerte. Sigan creyendo que Chávez improvisa en la política y verán como seguiremos perdiendo espacios de voz de la disidencia en los pocos medios de comunicación que quedan. El día que bloqueen twitter en Venezuela, o facebook, o panfletonegro, ya será tarde para entender que… ¡coño, el tipo sí era comunista, qué bolas! ¿Y ahora?

    En mi primer comentario respondí a la pregunta de tu escrito “¿Por qué le tienen fobia al twitter?” ¿Tú crees que son exageraciones mías lo de la hegemonía comunicacional en la cual avanza el gobierno?

    Saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  18. Aleister Crowley, jr dijo:

    Saliendo del tema del artículo en Venezuela no habido gobiernos de derecha o izquierda, ni socialistas ni liberales capitalistas, solo un montón de populistas y demagogos, algunos algo liberales y otros bastante conservadores.

    Aquí ningún político que ha llegado al poder a tenido ideología, son demasiado básicos para eso. Los términos ideológicos solo se usan para disimular esa misma falta de ideología y como método para encubrir políticas populistas destinadas a mantener a un grupo de bandidos en el poder a través de un fantoche sistema democrático, así era en la cuarta y así es en la quinta.

    El experimento “socialista” de Chávez es un fraude, al igual que lo fue el experimento neoliberal de CAP en su segundo gobierno, lo demás es buscarle cinco patas al gato.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  19. Krisis dijo:

    Lengua:
    Los dos modelos son utopías porque si bien ustedes los “liberales” se rasgan las vestiduras diciendo que jamás ha habido libre mercado en Venezuela (o Europa, o Estados Unidos, etc.), igualmente, los socialistas o comunistas hardcore te dirán que en Venezuela “nunca ha gobernado el pueblo” (o en Europa, o los USA, etc.).
    El único “esquema” que existe en el chavismo es quedarse en el poder per secula seculorum. Eso dista de ser un “esquema”, como pudo tener Mao Tsé-Tung. Es una idea pragmática que se defiende con los absurdos y las contradicciones que sea. Por eso es ingenuo creer que pudrir comida en PDVAL responde a un paso calculado hacia el control de la comida, no de la simple negligencia, la falta de planificación y la ineficacia que los caracteriza.
    Por eso es que esta discusión bizantina me da dolor de bolas, aparte de que no contribuye en nada, más allá del onanismo intelectual.
    Para responder a tu pregunta y sentar posición, me parece que lo único en lo cual debemos concentrarnos, más allá de si creemos que somos de izquierda, de derecha, del grupo de hombres-lobos de Crepúsculo o del de los vampiros; es sobre *la restricción a la libertad individual*.
    En ese sentido, es obvio que, (1) el caso del Twittero es aberrante, insultante e inaceptable y (2) se inscribe dentro de las arremetidas contra los ciudadanos que todos los venezolanos, caraquistas o magallaneros, *debemos* rechazar, porque atentan contra nosotros.
    Creo también que, políticamente hablando, es más útil centrar la discusión acá y avanzar esa línea de razonamiento (como hemos estado haciendo en Panfleto hace tiempo) que ponernos a discutir qué hubiese hecho Marx si fuera gobernador de Táchira o por qué “las virtudes del egoísmo” no se aplican en Venezuela.
    Saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  20. lenguaeniple dijo:

    Krisis:
    Creo que el 99% de las discusiones en esta página no contribuyen en nada a la resolución de los problemas planteados y son un onanismo intelectual que puede terminar en síndrome metatarso-gonadal, que indefectiblemente duele.

    No considero que esta discusión sea particularmente inútil o bizantina, por el contrario, creo que es muy positiva porque panfletonegro tiene una audiencia interesante que dista mucho de la histeria colectiva y los insultos de noticias24 o noticierodigital, y tengo la sensación que desde hace algún tiempo en panfleto se viene evadiendo el tema político medular, que es justamente el de cómo enfrentar la barbarie chavista con un proyecto distinto, aunque solo sean pinceladas teóricas. Pero lo primero que necesitamos es llamar a las cosas por su nombre.

    Me disculpo por haber desviado el punto central de discusión de este hilo que tiene fundamentalmente que ver con el twitter.

    Y fíjese usted que casualidad, ¿no es acaso cierto que todos los mandatarios/presidentes que han ensayado la receta marxista han intentando entronizarse en el poder per secula seculorum, incluyendo a Mao? No es solamente que una cosa no es ajena a la otra, sino que ambas son condiciones conjuntas de un mismo plan. A veces me pregunto que más tiene que hacer Chávez para que la gente entienda de una vez y por todas, que el tipo es comunista, que sus relaciones con Fidel Castro no son casualidad, que sus discursos donde cita a Marx no son mera propaganda, que su única alianza electoral, el PCV, no es casual. Hace más de 25 de años, cuando el tipo estaba en el MBR-200 ya había escrito, en su primer manifiesto, loas al marxismo. ¿Qué más hace falta?

    El estajanovismo es mera propaganda, Krisis, los trabajadores de los regímenes socialistas/comunistas no son la mata de la eficiencia, la preparación y productividad, por eso sucede lo que pasó en PDVAL, son “daños colaterales”. Cuando digo que el gobierno no improvisa me refiero a sus políticas, a sus grandes decisiones; no a las desastrosas consecuencias de la ineptitud de un funcionario de segunda o tercera clase.

    Y finalmente, para definir el tema de la “restricción a la libertad individual” hay que estar claro ideológicamente. Recuerda a Lenin: “¿Libertad? ¿Para qué?” Los socialistas están dispuestos a sacrificar la libertad por la igualdad porque esa es su escala de valores, su valor supremo es la igualdad, y hago un parentesis aquí; el problema es que para el pobre que vive en el barrio la lucha por la libertad individual es un concepto abstracto, hueco y absolutamente inocuo. Para ese señor/señora la libertad es poder llegar a su casa sin que el malandro le cobre peaje porque ya es tarde y las calles tienen dueño. Libertad es que el policía no los matraquee y les quite la quincena.

    No podemos saber que defendemos, sino sabemos en que creemos.

    Saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  21. Krisis dijo:

    Lengua,
    1) No toda propuesta “de izquierda” termina indefectiblemente en el comunismo de Estado, que es una propuesta aborrecible por todos los costados.
    2) A lo que me refiero con “libertad” y “acción política” es que antes de caer en juegos de lenguaje que poco interesan al ciudadano común (sobre derechas e izquierdas), es una mejor opción presentar los argumentos con ejemplos y restringirlos a lo que son: casos, atropellos, acciones ilegales, que poco importa si son de derecha o de izquierda. Por eso digo que me parece mejor explicar que, grosso modo, podemos escoger entre un Twitter como en Corea del Norte o Irán, o uno como en Noruega o qué sé yo.
    Esto permite deslastrarnos de las etiquetas que han acabado con la discusión en Venezuela, reduciendo todo a adjetivos (a mi parecer) estúpidos, donde todo el lumpenproletariat apoyará lo que sea si se lo venden con una etiqueta de “socialista” y toda la pequeña burguesía hará lo mismo siempre y cuando se inserte el sustantivo “propiedad privada” en el discurso, por más aberrante que sea.
    Tenemos 10 años jugando ese juego y estamos más divididos que nunca. Tal vez sea hora de dejar las discusiones conceptuales en el sitio que les corresponde (como bien dices, tienen un rol importante), pero no utilizarlas como argumento federador o generador de consenso, sino explicar, simplemente, que no estamos discutiendo si Gramsci o Hayek tienen razón, sino defendiendo el hecho de que nos parece una aberración meter presa a la gente por opiniones dadas en Twitter y que denunciamos la cacería de brujas envuelta en “desestabilización” que se nos viene encima.
    Es, a mi parecer, una mejor manera de (1) explicar las cosas y (2) poner de relieve el contexto nefasto que se nos viene encima, que los venezolanos nos negamos siempre a ver. Empezamos permitiendo que el Presidente insultara a Zapata por televisión, nos reímos y no vimos las consecuencias, y ahora perdimos 34 radios y medios. Esos medios eran de *todos* los venezolanos y ahora no hay nada. Entonces, necesitamos mobilizar (aunque sea el pensamiento) en torno a estos actos y sus consecuencias, no en torno a su color político. Después, en la discusión bizantina, podemos conversar sobre cómo esto entra en la teoría de la acción comunicativa de Habermas (porque es así, no lo inventé yo), pero lo que urge, o lo que me aterra, es la reacción conforme o entreguista de un país ante un hecho tan descabellado como encarcelar 9 años a un tipo con 100 seguidores de Twitter. Muchos hermanos y activistas latinoamericanos y venezolanos dieron sus vidas en el siglo pasado luchando para arrancar con fórceps estas pequeñas libertades de nuestros estados autoritarios, y somos la vergüenza y la decepción total por permitir que este legado nos lo roben sin siquiera un pataleo.
    Escribí mucho, espero se entienda mi punto.
    Saludos y gracias por mantener un buen nivel de respeto a las ideas opuestas y contrarias, en la Venezuela de hoy en día ya parece un milagro poder tener un intercambio así.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  22. lenguaeniple dijo:

    Krisis:
    Quisiera poder decir que suscribo tus comentarios para lograr un consenso sobre el tema en discusión, sin embargo, en realidad estoy en desacuerdo con buena parte de lo que expresas. Veamos:
    1) Es conveniente hacer algunos comentarios a propósito de lo que llamas “comunismo de Estado” y sobre la factibilidad de otras propuestas “de izquierda”. Lo primero que deseo hacer en insistir en la no utilización de las etiquetas “izquierda” y “derecha”, como ya lo he dicho por las connotaciones que cada una tiene. Si bien es cierto que no toda la izquierda propugna los postulados marxistas como la lucha de clases, la dictadura del proletariado, la eliminación de la plusvalía, la Teoría Laboral del Valor y el objetivo máximo del marxismo: la creación del “hombre nuevo”; no es menos cierto que esas “izquierdas”, o los países donde gobiernan esas izquierdas, en realidad no viven en un socialismo, sino más bien en un sistema mixto donde se respeta la propiedad privada, la empresa privada, las libertades individuales y donde en buena parte existe un libre mercado (es el libre juego de la oferta y la demanda lo que determina los precios). Las políticas redistributivas, que son otro tema y que no tocaré aquí, de los ingresos es entonces lo que políticamente utilizamos como termómetro para afirmar que un gobierno es “de izquierda” o no lo es, pero de allí a hablar de “socialismo” en esos países hay un trecho gigante. Una brevísima aclaratoria: el comunismo de Estado no existe, pues en el comunismo (utópico marxista) el Estado ya ha desaparecido luego del período de transición socialista; hago esta aclaratoria no con ánimo de demostrar una superioridad académica respecto al tema sino porque es importante hacerla para explicar lo siguiente: esa etapa de transición socialista (que vivió la URSS) lleva a atrocidades y genocidios tales como el exterminio ukraniano en 1932-1933, con el hambre como sentencia de muerte, los ukraniamos murieron famélicos por orden de Stalin. Y yo me hago esta pregunta ¿por qué es de mal gusto usar una prenda con una esvástica y no lo es usar una con una hoz y martillo? Sencillo, porque los nazis tienen una fama mucho peor que los comunistas, pero en el fondo son muy similares, tanto así que el mismo Goebbles lo admitió a mediados de 1930: para la creación del “hombre nuevo” (llámese ario o comunista) el genocidio era, no un daño colateral, sino una necesidad para exterminar a aquellos que no podrían llegar a “convertirse”. El nazismo, el facismo y el comunismo (socialismo real) se parecen demasiado para darles espacio o cabida hoy día en nuestras sociedades.

    Alguien me dirá ¡en Venezuela jamás llegaremos a una situación similar a esa! Ciertamente, quizás no, no porque no quieran, sino porque no les hace falta: en Cuba desde décadas no envían disidentes al paredón, pero lo hicieron, y lograron arrodillar a todo un pueblo y hacerlo resignarse a vivir bajo la opresión de las cadenas del comunismo castrista. La historia y la experiencia política le han demostrado a los tiranos del siglo XXI que no es necesario llegar a los genocidios cometidos en en el siglo pasado para lograr el control absoluto del poder. Además hay formas más refinadas de liquidar a tu enemigo, no necesitas hacerlo físicamente, basta con que tomes tres o cuatro “contrarrevolucionarios” les des un castigo ejemplarizante (como meterte preso 9 años por un comentario en twitter) y la lección habrá llegado al resto: ¡Coño, el próximo puedo ser yo, mejor me callo! La autocensura funciona, es efectiva, quizás no en usted ni en mi, pero sí en muchos otros que pueden verse en ese espejo, o que son funcionarios públicos y les da miedo perder su trabajo, o que desean un puesto para un cargo público y saben que es mejor callar, y en fin, para muchos otros.

    Al General Francisco Usón lo condenaron a más de 5 años de prisión por haber explicado en TV como funciona un lanzallamas a propósito de los soldados quemados en Fuerte Mara. ¿Su delito? Injuria a las Fuerzas Armadas, a pesar de que otros altos oficiales prestaron testimonio en su juicio aseverando que sus declaraciones (las de Usón por TV) no configuraban de forma alguna una injuria a las FAN.

    Y de lo anecdótico podríamos quedarnos citando caso tras caso de violación grosera a los derechos humanos, a principios y garantías constitucionales y al estado de derecho. Pero allí se quedan, en la denuncia, la queja, en un grito ahogado en contra de la injusticia.

    En virtud de lo anterior yo difiero entonces que la discusión debe centrarse sobre la denuncia casuística, sobre la anécdota de la semana de a quien atropellaron recientemente, porque en realidad todas las semanas hay un caso nuevo, un caso tapa el otro y el anterior se olvida. Aquí nadie recuerda como hace algunos años sacaron a empujones, golpes y con bombas lacrimógenas en plena madrugada a unas madres con sus hijos menores de Los Semerucos (instalaciones de PDVSA). Eso se olvidó. Lo que hacemos entonces es empujar una rueda incesantemente sin ir al fondo del problema: este es un gobierno comunista y la lucha es, o debe ser, ideológica. O se defienden los valores del socialismo, o se defienden los valores del liberalismo, o simplemente se asume alguna posición en la gama ecléctica pensando que este es un gobierno democrático al que se puede convencer a través de la negociación y los argumentos lógicos. Chávez tiene la mejor oposición que el destino le haya podido otorgar: un montón de socialistas, socialdemócratas y socialcristianos, igual de demagogos y populistas que él y que pretenden enfrentarse a su socialismo marxista con un socialismo democrático.

    Y me voy a permitir copiar acá un par de frases, una del profesor Mansueti y luego una Barry Goldwater: “Ciertos principios, reglas y valores, sirven de fundamento a otros, y por eso son fundamentales. Algunos refieren a la raíz de los problemas, por eso son radicales. Otros no son del gusto de la mayoría, y por eso los encontramos en algún extremo del espectro de opiniones. Anotenme entre los ‘fundamentalistas’, los ‘radicales’ y los ‘extremistas’ por favor.” A.M. “El extremismo en la defensa de la libertad no es ningún vicio. Y dejadme que os recuerde que la moderación en la defensa de la libertad no es ninguna virtud” B.G.

    Y una última frase del ilustre Hayek: “Si pretendemos el triunfo en la gran contienda ideológica de esta época, es preciso, sobre todo, que nos percatemos exactamente de cual es nuestro credo”.

    Discúlpeme lo extenso.

    Saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  23. Krisis dijo:

    Lengua:
    No difiero demasiado de muchos puntos de tu diagnóstico. Lo que no entiendo es hacia dónde vas con eso. Me explico:
    1) Como vengo afirmando, la única opción es concientizar a la gente sobre *el grave atentado a sus libertades* que representan casos como estos para esperar algún resultado electoral el 26-S.
    2) Por eso, me parece que un discurso con más “fuerza ilocutoria” (Austin, Searle), que mobiliza a la gente, es este tipo de argumento. No creo que convenciendo a los electores de que “vamos al comunismo” se transmita el mensaje de qué significa esto, en términos de libertad individual (no digo que yo no lo entienda, digo “el elector”).
    3) En ese sentido, ¿cuál es tu planteamiento? Me da la impresión de que puedes convencer al 80% de la población de que tienes razón, de que vamos “a un régimen marxista” y sin embargo, no alterarías la relación de fuerzas electorales o sociales. Más bien creo que esa línea de discusión te hace perder votos.
    4) No es porque rechace muchas acciones del Ejecutivo que voy a suscribir o a militar en ciertos sectores de la oposición. Hasta que los venezolanos no depuremos la oposición rancia, falta de ideas, corrupta e hipócrita, no haremos sino balancearnos entre el chavismo y una oposición inaceptable. Creo que los que nos sentimos así somos mayoría, y somos los que vamos a ir bregando la tercera vía, a través de argumentos, discusiones y acciones como esta.
    Saludos

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  24. lenguaeniple dijo:

    Te estoy debiendo la respuesta Krisis, lo que sucede es que estos últimos días no he tenido suficiente tiempo para sentarme con calma a contestar tus preguntas y cuestionamientos.

    De momento lo que te puedo adelantar es que “la gente” (punto 1) es una masa amorfa (no uniforme desde ningún de vista), ahora, si te refieres al pueblo, o al menos lo que los venezolanos entendemos por pueblo (estratos socioeconómicos D y E) ellos no están interesados en comprarte la cura a *el grave atentado a sus libertades*, sencillamente porque, como dije antes, su “libertad” es poder llegar a su casa sin que el malandro les cobre peaje y el policía les matraquee la mitad de la quincena. A esa masa proletaria poco o nada le interesa si al “pendejo” que puso el mensaje en twitter diciendo que sacaran sus reales del Federal, y que da origen a este hilo, le meten 5, 10 ó 30 años de cana.

    El fin de semana me tomo un tiempo continuar con esta discusión.

    Saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  25. Krisis dijo:

    Estimado:
    Las discusiones sobre libertad no pueden ser supeditadas a la malcriadez de los ciudadanos. Si en Alemania hubiesen hecho un referendum en 1938, capaz que la opción de “la solución final” hubiese sido aceptada por más del 50% de la población. Esto no lo hace éticamente aceptable.
    Este es el tipo de reflexión que me parece adecuado proponer, que es conducente a un resultado electoral.
    Sin embargo, espero tu respuesta y las alternativas que ves a estas arremetidas contra la libertad individual.
    Saludos y conversamos el fin.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  26. lenguaeniple dijo:

    Hay varias cosas importantes aquí, voy a referirme de momento a dos: la electoral y la político-ideológica. En virtud de que ambas están íntimamente relacionadas las trataré conjuntamente.

    En relación al punto 1 de tu comentario del día 14: no puedes concientizar al elector sobre el *grave atentando a sus libertades*, al menos no de aquí al 26-S sino se ha logrado en 10 años, sin mencionar cual es la base o la razón por la cual se da este atentado: este es un gobierno comunista.

    Primero me dices que mi argumentación aunque convenza al 80% de la población tiene poca o nula resonancia electoral, es más, dijiste y cito “esa línea de discusión te hace perder votos”. Luego cuando hago el comentario sobre lo abstracto que es la lucha por la libertad en el 80% de los venezolanos (estratos socio-económicos D y E) me dices que no se puede supeditar la discusión a la malcriadez de esos mismos electores, y más aun, haces una analogía entre estos y los nazis. La pregunta obligada entonces es ¿doy la discusión ideológica que debe darse o doy la discusión que me da votos? ¿Vendo lo que los electores puedan tener interés en comprar o me quedo vendiendo un producto abstracto de baja demanda? Y para responder a esta pregunta voy con los puntos 2 y 3 de ese comentario, pero antes de continuar me gustaría compartir contigo un artículo que casualmente salió publicado hoy en El Universal y que me ayuda un poco a explicar lo que viene: http://www.eluniversal.com/2010/07/18/opi_art_por-que-ataca-al-ca_1971775.shtml

    O le vendo al elector, malcriado o como lo quieras llamar, algo que pueda ser de su interés o simplemente me resigno a que no compren “mi producto”.

    Yo pienso que:
    1.- Vender la verdad sobre el carácter comunista de este gobierno le resta votos, y muchos. Si esos votos no vienen directo hacia mi ese es otro punto, pero para mi que el gobierno pierda votos ya es ganancia, electoralmente hablando.
    2.- La oposición partidista (AD, Copei, ProVe, PJ, UNT, etc) y la no partidista (ONGs y ciudadanos en general) tienen o tenemos 10 años intentando vender que “el gobierno está sistemáticamente conculcando nuestras libertades” y ¿cuáles han sido los resultados electorales desde 1998? Salvo la enmienda del 2007, el gobierno ha ganado. Y aquí es bien pertinente acotar que esa reforma la perdió el gobierno JUSTAMENTE porque perdió votos, porque esa reforma constitucional develaba su espíritu comunista, ¿lo recuerdas? Yo lo recuerdo claramente desde las propagandas (la del carnicero que le expropiaban la carnicería, entre otras) hasta el radio bemba se escuchaba que esa reforma lo que buscaba era implantar un socialismo que la gente no quería, y el Chávez que había sacado más de 6 millones de votos en 2006, apenas un año después no logró llegar ni siquiera a 5 millones. Y perdió.
    3.- Mi planteamiento es entonces reforzar, machacar, repetir, difundir, publicar, insistir y republicar que este es un gobierno comunista, que está implantando en Venezuela una revolución marxista que únicamente traerá miseria, opresión, servilismo y hambre. No le hables de libertad al pobre, háblale de como será su futuro económico en el comunismo y tendrás alguna posibilidad de ganar votos (o de hacerle perder votos a Chávez).
    4.- En cuanto al cuarto punto de tu publicación pues estoy totalmente de acuerdo haciendo la salvedad de que esa “Tercera vía” no sea la que comúnmente se conoce con ese nombre como propuesta política de gobierno. En ese sentido no hay terceras vías, es socialismo o es liberalismo, esas posiciones eclécticas no llevan a ningún lado y repito una frase que copié anteriormente “Si pretendemos el triunfo en la gran contienda ideológica de esta época, es preciso, sobre todo, que nos percatemos exactamente de cual es nuestro credo” F.A. Hayek.

    Los venezolanos tenemos que dejar la timidez y levantar sin miedo la bandera del capitalismo liberal, y dejo acá otro artículo a propósito de esto: http://www.facebook.com/?ref=home#!/notes/carlos-ignacio-ortega/en-defensa-del-capitalismo/412113141436

    Saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  27. krisis dijo:

    Pues en los puntos 1, 3 y tu posdata estamos en profundo desacuerdo.
    1) No existen gobiernos “comunistas” -condición utópica-, y comparar Venezuela con Corea del Norte, Cuba o el modelo socialista mixto chino arroja grandes diferencias. En ese sentido, no creo que podamos hablar de que “el gobierno de Venezuela es comunista”.
    2) Que “vamos hacia el comunismo” adolece de los mismos problemas. Yo propongo anclar la discusión en temas concretos, en aceptar que estamos ante un gobierno autoritario que, en muchas de sus acciones y leyes, coerciona la libertad de los ciudadanos, tú pareces querer, de manera lapidaria, inscribir todo lo que ha hecho el gobierno en 11 años como un fracaso orientado al ideal “comunista” en un futuro que nadie sabe cuándo vendrá (pregúntale a los cubanos). Como no creo que todo haya sido un fracaso o un retroceso (ni en Venezuela ni en Cuba), prefiero mi posición, en el presente, que subraya actos sin la histeria categórica.
    Pero lo que más me preocupa es tu fe ciega en el la utopía liberal, teoría que ha sido criticada seriamente en muchos ámbitos, incluso recuerdo haber discutido sobre ello acá con XLuis en otro thread.
    Personalmente, no veo el progreso de sustituir la teoría comunista, una aproximación total que promete resolver todos los problemas de la tierra de un plumazo; con una teoría liberal que promete resolver todos los problemas de la tierra de un plumazo.
    Sustituir un dogma por otro es contraproducente, desde mi punto de vista, sobre todo cuando entendemos las serias contradicciones y fallas de las teorías de Hayek, Friedman y demás. Pero esa es otra discusión y respeto tu derecho a eregir los idolos que mejor te parezca.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  28. lenguaeniple dijo:

    Yo creo que en mis comentarios anteriores he dejado bastante en claro todas las características por las cuales este es un gobierno de clara vocación socialista/comunista. Pensé que ya habíamos superado esa parte de la discusión, evidentemente no repetiré todo lo que ya he dicho en mis comentarios anteriores, me permitiré sí recordar de modo muy breve que el único aliado electoral de Chávez es el PCV, que el presidente se declaró marxista hace 3 años y que la expropiación continua de los medios de producción, el feroz ataque a la propiedad privada y la pretensión de una hegemonía comunicacional deberían ser suficientes elementos para ver ante que tipo de gobierno estamos.

    Repito entonces, el gobierno de Venezuela es de clara vocación comunista, y lo digo con total y absoluta responsabilidad. Hay que ser verdaderamente inocente para pensar que la infiltración cubana en registros y notarías (SAREN), en las Fuerzas Armadas, en los aeropuertos, en los puertos, en los anillos de seguridad del presidente y hasta en los órganos de inteligencia no tienen un objetivo claro y estratégico. ¿Hace cuántos años dijo el presidente “vamos hacia el mar de la felicidad cubana”? ¿Por qué le cuesta tanto a la gente entender que Hugo Chávez adoraría ver a Venezuela postrada como Cuba ante su amo Fidel? ¿Será por la misma razón que los cubanos en 1960 no creyeron que Fidel era comunista? ¿O es que no está claro que en Venezuela gobernaron/gobiernan los hermanos Castro en estos 11 años?

    Anclar la discusión en que este es un gobierno comunista ES un tema más que concreto, tenemos 10 años discutiendo sobre la “abstracta” libertad que el 80% de los venezolanos no está interesada en comprar. Electoralmente eso no vende en un país donde 4 de cada 5 venezolanos no tienen para cubrir el costo de la cesta básica, y no es una cuestión de malcriadez es una cuestión de necesidad, te lo dice alguien que se ha “ensuciado los zapatos” en un barrio.

    No, Krisis, no estamos ante un gobierno autoritario, estamos ante un gobierno TOTALITARIO, y hay una pequeña gran diferencia entre autoritarismo y totalitarismo, el socialismo/comunismo (el soviético, el alemán, el cubano… todos) han sido, son y serán gobierno TOTALITARIOS porque esa es la naturaleza inherente del socialismo: necesita controlarlo todo. No estamos de una dictadura como la de Pérez Jimenez o Pinochet donde si tú no te metías con el gobierno podías vivir en paz como te provocara (eso, eso es autoritarismo), es el que el socialismo se mete en tu vida en todos los ámbitos, desde el económico, político, el social y hasta en la crianza de tus hijos. ¿Se nota la diferencia?

    Todo lo que ha hecho el gobierno en 11 años no ha sido un “fracaso” (tus palabras) orientado al ideal comunista, ha sido un ÉXITO orientado hacia el comunismo y le quito la palabra “ideal” para eliminar la connotación rosa al asunto.

    En las LÍNEAS GENERALES DEL PLAN DE DESARROLLO ECONÓMICO Y SOCIAL DE LA NACIÓN 2007-2013 se encuentra inserta esta frase: “reconocer al trabajo como única actividad que genera valor”. ¿Hace falta decir algo más? ¿Te suena familiar esa frase? ¿Marx? Si tiene cara de perro, hocico de perro, cola de perro, cuerpo de perro, patas de perro, orejas de perro y ladra, ¿qué será? ¿un gato quizás? Hasta la iglesia que muy poco se mete en la política ha afirmado a través de su más alto prelado en el país que vamos hacia el comunismo.

    Por supuesto que el comunismo utópico no existe, por eso se llama utópico, el comunismo que existe (y no hay otro) es el que existe en Cuba y Corea del Norte y el que existió en China, Vietnam, Laos, la URSS, la RDA, Polonia, etc. El socialismo (etapa de transición hacia el comunismo) es inviable, es un error intelectual, ergo el comunismo no existe sino en la mente de un montón ilusos y explotado por un montón de vivos. Pero los socialistas/comunistas gozan de una propaganda que los hace ver como los buenos de la película y yo repito la pregunta que hice arriba: ¿Por qué es políticamente incorrecto, además de mal gusto, usar una prenda de vestir con una esvástica y no lo es usar una con una hoz y un martillo?

    En cuanto a mi “fe ciega en la utopía liberal”, dos cosas:
    1. La única fe ciega que profeso en la vida es en Cristo. El resto de cosas en las que creo en la vida no las tengo como actos de fe.
    2.- El liberalismo, a diferencia del comunismo, no es una utopía por una razón muy sencilla: el liberalismo NO es contrario a la naturaleza humana como sí lo es el comunismo. Esa simple razón basta para diferenciar una utopía de lo que no lo es.

    No recuerdo en ninguna de mis lecturas sobre el liberalismo recordar alguna parte donde se asevere que el mismo “promete resolver todos los problemas de la tierra de un plumazo”. Vamos a cuidarnos de realizar este tipo de afirmaciones que lo que buscan solapadamente es estigmatizar lo que correctamente Mises afirmó “no es ni una religión ni tampoco una filosofía universalista ni, menos aún, un partido político defensor de intereses particulares. Desde un punto de vista histórico, el liberalismo fue el primer movimiento político que quiso promover, no el bienestar de grupos específicos, sino el bienestar general. Sus principios sobre el valor absoluto y primario de la libertad, la propiedad privada, el Estado de Derecho, la tolerancia y la cooperación entre los individuos y los pueblos, el protagonismo de la iniciativa individual y la sociedad civil frente al “Gobierno omnipotente”, entrometido y dispensador interesado de favores, subvenciones y privilegios…, define todo un modelo de civilización, el único que, además, ha demostrado ser capaz de crear riqueza y bienestar para todos y de elevar el nivel de vida de una población en constante aumento, posibilitando así también el florecimiento de los valores del espíritu.”

    Dicho lo anterior, huelga decir que el liberalismo no es un dogma. En todo caso y a propósito de esta afirmación “… las serias contradicciones y fallas de las teorías de Hayek, Friedman y demás”, estoy abierto a escuchar tus argumentos que fundamenten tal aseveración, a mi gusto temeraria.

    No tengo ídolos, tengo ideales.

    Finalmente y para que quede bien clara cual es mi posición: si bien es cierto que mientras en Venezuela existen elecciones periódicas y existe canales como Globovisión y periódicos como El Nacional, El Universal, etc. no podremos decir que estamos bajo una dictadura, lo cual no puede al absurdo reduccionismo de que, por descarte, vivimos en una democracia, al respecto recomiendo la lectura “las híbridocracias o dictaduras del siglo XXI” de Fernando Mires. En Venezuela vivimos, bajo mi apreciación, en un cesarismo.

    Saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  29. krisis dijo:

    Fíjate que jamás hablas en presente: Hablas de “vocación comunista”, “que se dirige hacia”, “que abre el camino para”; a eso me refiero. Por lo menos concedes que actualmente, hoy, en Venezuela no hay comunismo.
    Por eso mi postura de subrayar hechos concretos, acciones y leyes. Francamente, me importa poco que Chávez sea comunista, liberal, del Boca o del River. Con tu argumento jamás hubiésemos podido dejar gobernar a Rómulo Betancourt, alguien que, a pesar de ser afin al comunismo, logró instaurar una cultura democrática que, a pesar de ser deficiente, está a años luz del sainete palurdo que tenemos hoy en día.
    Con todo el respeto del mundo, decir que este es un gobierno totalitario es lo más absurdo que he leído en las filas de la oposición. Me parece un gran irrespeto con poblaciones que sí han sufrido el totalitarismo, como en Camboya, la URSS o Corea del Norte, el tratar de rasgarse las vestiduras e inscribir a los venezolanos como víctimas del totalitarismo. ¿Dónde están los goulags? ¿Dónde están los éxodos forzados al campo? ¿El exterminio sistemático de intelectuales? ¿Chang Kai-Chek lanzando subversivos a los calderos de los trenes para matarlos en masa? Dios. Voy a ignorar esa parte de tu comentario como un faux pas.
    Y el liberalismo es una teoría que supedita toda sincronización humana de percepción-acción a la relación de intercambio económico entre dos personas. De allí que la “libertad” se decante, prácticamente por modus ponens, a partir del respeto a la propiedad privada. Que ello funcione en lo económico es lo que ha construido esta derecha sin complejos (a lo Bush-Sarkozy) que se regodea en la reducción de toda acción humana a su capacidad de producir, *ahora*. De allí que tampoco entienda las reacciones de rechazo que genera su modelo, desde un suburbio parisino ardiendo hasta un ejército invasor siendo repelido. Pero esto es *otra discusión*, que ya hemos tenido en otros lados (si recordara el vínculo te lo pasaría), así que sólo te señalo algunos puntos sobre la cosa.
    Terminaré diciendo que no pretendo supeditar la ética o la libertad al proselitismo electoral. Ese populismo fue extactamente lo que llevó a Chávez al poder, es por ello que para mí, mobilizar a la gente con el cuento de un “comunismo” que no entienden pero rechazan, es mimetizar las acciones de propagandismo goebellsiano que usa el Ejecutivo. Sí, supongo que si Luis Vicente León dice que por allí van los tiros, pues los partidos jugarán esa carta. Pero yo no milito en partidos, sólo trato de analizar, de la manera más honesta posible, la forma en la cual un sistema más representivo y menos opresor pueda ser alcanzado. Nada que la izquierda tradicional no haya hecho, como escribí en “Memorias de mi izquierda puta y triste”.
    Saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  30. lenguaniple dijo:

    En orden:
    1.- El hecho de que no hable en presente no es impedimento para centrar la discusión en hacia donde vamos, ¿o es que entonces debemos esperar que acaben con los resquicios de libertad que nos quedan (propiedad privada, libertad de expresión/opinión/prensa/económica, etc) para entonces decir “Epa, este es un gobierno comunista”? ¿No te parece que esperar hasta allá es esperar que sea un poco tarde? ¿Vamos a esperar que el carro de vaya por el barranco para decir “viste, te dije que los frenos estaban malos”?
    2.- Subrayar hechos concretos, acciones y leyes no está mal, me parece justo, lógico y pertinente, lo que no debemos, en mi apreciación es centrar allí la discusión porque como dije antes también esa discusión no tiene fin, recopio lo antes dije “…yo difiero entonces que la discusión debe centrarse sobre la denuncia casuística, sobre la anécdota de la semana de a quien atropellaron recientemente, porque en realidad todas las semanas hay un caso nuevo, un caso tapa el otro y el anterior se olvida. Aquí nadie recuerda como hace algunos años sacaron a empujones, golpes y con bombas lacrimógenas en plena madrugada a unas madres con sus hijos menores de Los Semerucos (instalaciones de PDVSA). Eso se olvidó. Lo que hacemos entonces es empujar una rueda incesantemente sin ir al fondo del problema”. Krisis, somos el sapo que se cocina lentamente en el agua que el gobierno de forma magistral aumenta, sin prisa pero sin pausa, la temperatura. Hay una vieja monserga que reza algo así: si sigues haciendo lo mismo que has venido haciendo, seguirás obteniendo los mismos resultados. En pocas palabras, sigamos conformándonos con la denuncia de los casos concretos, acciones y leyes que están mal y pronto estaremos bien cocidos, como el sapo. Si este fuera un gobierno democrático, donde hubiera ápice de división en los poderes públicos, donde el fin último no fuera mantenerse en el poder per secula seculorum (creo que al menos en esto estamos de acuerdo) yo apoyaría tu teoría de que sigamos denunciando todas las barbaridades del gobierno. El detalle es que no nos estamos enfrentando a un gobierno de talante democrático.
    3.- Con respecto al asunto del totalitarismo. Es un error que todos los gobiernos totalitarios deben seguir un esquema al calco, que existe una receta única (que incluye genocidios y torturas según tu afirmación) para hablar de totalitarismo. Al respecto y para no profundizar en este que es un tema secundario me permito simplemente el significado que la Real Academia de la Lengua Española le da a la voz totalitarismo: 1. m. Régimen político que ejerce fuerte intervención en todos los órdenes de la vida nacional, concentrando la totalidad de los poderes estatales en manos de un grupo o partido que no permite la actuación de otros partidos. Visto lo anterior ¿es este o no es un gobierno totalitario?
    4.- “el liberalismo es una teoría que supedita toda sincronización humana de percepción-acción a la relación de intercambio económico entre dos personas” ¿En qué te fundamentas para hacer una afirmación de esta naturaleza? Te agradezco si me puedes citar la fuente, porque las discusiones académicas o doctrinarias sobre interpretaciones personales le restan objetividad al debate, amén de convertirlo en una diatriba de percepciones. La verdad no sé donde leíste o quien te dijo que Bush y Sarkozy eran liberales pero yo creo deberías replantearte esa premisa antes de llegar a tu conclusión, estamos mezclando “derechismo” con “liberalismo”. La derecha proteccionista del status quo, conservadora y defensora de sus propios intereses, nada tiene que ver con el liberalismo.
    5.- “Terminaré diciendo que no pretendo supeditar la ética o la libertad al proselitismo electoral”. Tú me dijiste, palabras más, palabras menos que con mi discurso no gano elecciones, más aun me dijiste que me haría perder votos. Te pregunto ahora yo a ti: ¿Tu discurso centrado en la libertad crees que gana elecciones? Si me dices que (que creo que sería lo más consecuente de acuerdo a tus propias afirmaciones) sería lógico al menos aceptar que la crítica que me hiciste deberías hacértela a ti mismo primero.

    Saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  31. lenguaniple dijo:

    FE DE ERRATA
    Al final mi último comentario:
    DONDE DICE: Si me dices que (que creo que…
    DEBE DECIR: Si me dices que NO (que creo que…

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  32. krisis dijo:

    Lengua,
    No creo que nuestras posiciones sean completamente excluyentes. A lo que me refiero en tu (1) es al hecho de que la pérdida de legitimidad en el discurso de oposición se dio por el exceso del “vieja-cacatuísmo”, com le llamo, es decir, el estar machacando desde 1997 que Chávez “le iba a quitar los apartamentos playeros” a la gente de La Guaira con la ley de costas, por ejemplo. Es por eso que, de tanto gritar lobo, a pesar de que podemos tener el lobo encima ahora, ese discurso se gastó. De allí que prefiera mi aproximación poco-ortodoxa.
    Lo demás, se resume más o menos en tu afirmación sobre “el fuego lento del sapo”. Es cierto que la pérdida de libertades que ha sufrido el pueblo venezolano no se ha llevado a cabo de manera “convencional” en lo que a “dictaduras” y “totalitarismos” se refiere. Acá no llegó un Pinochet torturando gente en estadios o un Mugabe decretando la muerte a los blancos a machetazos. Es por eso que tenemos que tener cuidado al etiquetar al gobierno, porque toda “etiqueta” se inscribe en el historicismo de esa etiqueta (algo que Derrida seguro avalaría). Además, esa etiqueta tiene un contexto, que es lo que le da significado (significado como uso), así que poco importa lo que dice el DRAE, si la palabra “totalitarismo” se usa para referirse a los Nazis y a los Khmer Rouge, es inevitable que su uso con Venezuela no sea adecuado. Es por eso que los amantes de la materia se la pasan inventando términos, “neo-autoritarismo”, o el que para mí se adapta mejor, “autoritarismo competitivo”: http://www.la.wayne.edu/polisci/kdk/global/sources/levitskyandway.htm
    No creo que sea propicio desviarnos en discusiones sobre la utopía liberal, que -oh, coincidencia-, niegas que jamás haya sido alcanzada, igual que los ñángaras niegan que el comunismo jamás se haya implementado. Pronto editarán un libro que contiene un ensayo mío sobre Lyotard, ventilando todo esto. Cuando aparezca, lo traduzco y lo cuelgo por acá para que ustedes lo destruyan (si no, cúal es el chiste).
    Por supuesto que un discurso centrado en la realidad y mostrando lo problemático de la libertad y el autoritarismo concientiza ciudadanos. De allí, supongo que, si no se ganan elecciones, por lo menos se ayuda a avanzar razones-razonadas (Mead, Habermas). En todo caso, es mi apuesta, que me parece más lógica que las estrategias de pánico (scare tactics) que ha aplicado cierto sector de la oposición desde hace más de una década y que lo único que ha hecho es hacer que los que conversamos de esta manera, como lo hacemos tú y yo, nos veamos mezclados con el vieja-cacatuísmo. No nos ayudan, digamos.
    Saludos y la seguimos en estos días.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  33. lenguaniple dijo:

    Tengo la impresión de que vamos llegando a puntos de inflexión donde existen posiciones irreconciliables:
    1.- Lo que llamas “vieja-cacatuismo” y que en realidad hasta es apropiado para el radio bemba chimbo que, OJO, funciona básicamente en la clase media (aprox. 17% de la población) y que habilidosamente mezclas con la cuestión del comunismo me parece incorrecto y de hecho, tal analogía es falaz. Yo estoy de acuerdo en que si doy 10 alarmas de terromoto y este nunca se produce, cuando dé la número 11 es bastante probable que la gran mayoría se queda tranquilamente en sus casas, sin embargo te recuerdo que no es cierto desde 1997 aquí se esté diciendo que Chávez es comunista, de hecho durante varios años el dijo que abogaba por un tercera, y en una entrevista concedida a Televisa dijo en voz clara e inteligible “no soy socialista”. Adicionalmente a esto insisto también en recordar la razón por la cual Chávez perdió el referéndum de la reforma constitucional en 2007. La gran mayoría de los venezolanos no quieren para Venezuela un destino como el que vive el pueblo cubano. Podrás llamarlo malcriadez si gustas pero debes entender que para ganar elecciones debes conocer las reglas del marketing electoral, si ninguna de tus ideas vende, no vas a ningún lado. Chávez llegó al poder en Venezuela montado sobre el caballo de la política de la antipolítica. Eso no es lo que yo vendo, así que condeno cualquier comparación que se desee hacer sobre mi propuesta (a nivel electoral) y la que hizo el presidente para llegar al poder.
    2.- Me preocupa que como los métodos de Chávez no hayan sido los convencionales de una dictadura aquí la gente se niegue a ver la realidad. Esto es sencillo hermano, o crees que Chávez es un demócrata o crees que no lo es, no hay medias tintes. Si crees que el tipo es demócrata toda esta discusión carece de sentido y podemos dar por terminado este debate; si, por el contrario, piensas que el tipo no es un demócrata entonces hay que evaluar las consecuencias de tener en el poder a un presidente que NO es demócrata, que maneja todos los Poderes Públicos y que viene construyendo una hegemonía comunicacional. De allí parte la discusión sobre desde que ángulo es óptimo luchar para lograr, como primer paso, que Venezuela tenga un presidente no tenga entre ceja y ceja quedarse en el poder per secula seculorum.
    3.- Me parece desde todo de vista inaceptable y condenable el denuesto, por más educado que sea, hacia la Real Academia Española, una institución imparcial, desinteresada en esta diatriba, objetiva, con casi 3 siglos de existencia y que le ha dado forma, sentido y evolución a nuestra lengua. Sino reconocemos la existencia de un “juez” que dirima nuestras diferencias conceptuales, también se acaba el debate. No puede ser que cuando el “juez” no me dé la razón yo lo descalifique con argumentos como “poco importa lo que dice el DRAE”, mucho menos si es en nombre de un historicismo que inclusive ha sido criticado por uno tus autores favoritos, Popper, en su libro: “La miseria del historicismo”. Pero voy a agregar una característica diferenciadora fundamental entre autoritarismo y totalitarismo, en el último existe como característica y conditio sine qua non el adoctrinamiento de las masas, cosa que no existe en el autoritarismo. Me parece lamentable que contra toda prueba la gente se niegue a aceptar que este es un gobierno totalitario, especialmente tomando como bastión el hecho de que no hayan ejecuciones ni torturas: en Cuba desde hace más de 40 años no se envía a nadie al paredón, supongo entonces que Cuba NO es un régimen totalitario, o peor aun, en los Estados Unidos existe la pena de muerte y también se conoce de las torturas que realizaron en Abu Ghraib, conclusión, el gobierno de los EE.UU. es totalitario. No hermano, estás equivocado, el genocidio y la tortura, aunque tu historicismo te digan lo contrario, no son los rasgos definitorios del totalitarismo. El rasgo definitorio es el control TOTAL (TOTALitarismo) del Estado. Si la Real Academia de la Lengua Española no tiene la última palabra en este asunto, muchísimo menos es aceptable que la tenga Derriba en nombre de un historicismo que tiene de vida menos de la mitad que la RAE.
    4.- Se tranca el serrucho cuando insistes en repetir cosas como “la utopía liberal” y posteriormente con la comparación a los ñángaras. No me lo tomes a mal pero me fastidia un poco tener que continuar repitiendo cuestiones que ya he dicho. No hay comparación posible entre el liberalismo y el comunismo: ya expliqué porque el liberalismo NO es una utopía, siendo de hecho la única política cuyos principios son consistentes con la naturaleza humana. No existe el “hombre nuevo”, ni el que quiso crear Hitler, ni el que quiso crear Stalin (Marx). No existe. Somos lo que somos y sino lo aceptamos seguiremos abogando por ideologías o doctrinas inviables por ser incompatibles con nuestra naturaleza. En tu escrito de la triste y puta izquierda haces referencia al sentido que significa ser anti-liberal (y anticapitalista… y en fin, aplica a cualquier anti) sin embargo con cada post lo que noto es que en el fondo tú eres un antiliberal convencido, de hecho a estas alturas no sé (porque no lo has dicho) cual es tu posición político-ideológica, entiendo por lo que leí en el otro hilo que eres de izquierda pero no dices más nada, insisto en que esas etiquetas “izquierda” y “derecha” no revelan más que un montón de connotaciones arquetípicas, es un cliché, casi un prejuicio. ¿Qué izquierda profesas? ¿La que respeta la propiedad privada o la cree en la propiedad social? ¿La cree aboga por la intervención del Estado en la economía o la que repeta el libre mercado? ¿La asume que el Estado debe intervenir en asuntos de los particulares o, debe respetarlas y mantenerse al margen? ¿La que defiende el centralismo/estatismo o la que cree en la descentralización y el federalismo? ¿La que cree que es tarea del gobierno redistruir la riqueza mediante el cobro de impuestos? ¿De la izquierda que cree que el Estado debe regular cosas como el gaytrimonio y el aborto? Yo te agradecería si puedes responderme esas preguntas, porque en este debate yo tengo “una etiqueta en la cabeza” y tú estás escondido, metido en un matorral donde no te puedo ver disparándome con un fusil de francotirador. Y eso es muy sabroso, criticar desde una posición donde nadie pueda responderte. Me parece justo que si quieres un debate abierto y franco asumas una posición clara.

    Saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  34. krisis dijo:

    Compa, unas respuestas rápidas (admito haber perdido la inercia en esta discusión):
    1) “La gran mayoría de los venezolanos no quieren para Venezuela un destino como el que vive el pueblo cubano”. Estas son el tipo de afirmaciones que se me hacen populistas y que me alejan de la realpolitik. “¿Destino como el pueblo cubano?” ¿Qué quiere decir eso? ¿No quieren llegar a la final del mundial de beisbol? ¿Prefieren la salsa puertorra que los Van Van? En fin. Para mi no hay (como ya dije) gobiernos “malos” per se o viceversa, hay *políticas*, acciones y violaciones a las leyes y el derecho. Pero preguntarle a un tipo parado en Sabana Grande si quiere “el destino” de Cuba es jugar con a prioris y prejuicios alejados de la realidad. Así que toda esa línea me parece la mímesis del discurso chavista del ’98 donde veníamos de 40 años de destino completamente horroroso.
    2) Obvio que hay medias tintas. Berlusconi, incluso Bush… Repito que estamos en “autoritarismo competitivo” basado en la lógica del petro-Estado, una especie de Tótem y Tabú donde PDVSA es el pater familias.
    3) “El significado como uso” no lo inventé yo. Es un consenso bastante difundido en lingüística y semiótica. La inescrutabilidad del referente, de Quine, y los estudios de Malinowski son la referencia para entender por qué un diccionario actúa como un cinturón semántico, no como un punto fijo.
    4) Lo que creo y utilizo como guía en mis acciones éticas, está en el artículo que leíste. Supongo que tradicionalmente representaría algo tendiendo a la izquierda, pero las etiquetas no me preocupan. Ya nos cruzaremos en otros post y allí expandiremos sobre el tema, por ahora no tengo tesis sobre la Seguridad Social y el proteccionismo de estado que pueda avanzar en un comentario de post.

    Sin embargo, para dejarlos con la anécdota asesina del día y del post: Resulta que una de las imputadas, Carmen Nares, es militante del PSUV, carnet en mano. Esta semana fue a la Asamblea a gritar lo más duro que pudo. Dijo ser una profesora de escuela primaria y que por eso no acudió a los medios a hablar de su caso, ya que “es revolucionaria”.

    Léase: Rechaza la medida arbitraria, porque es una revolucionaria, no una traidora… Y los demás ciudadanos a los que se les decomise sus discos duros, se lo merecen si no son del PSUV… Qué belleza.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  35. lenguaeniple dijo:

    En efecto, y como ya había comentado en el anterior post el serrucho virtualmente se tranco en virtud de posiciones irreconciliables, de desvíos innecesarios e inclusive de prejuicios.

    En todo caso brevemente y para concluir:

    1.- “Destino como el pueblo cubano” evidentemente no representa una idea uniforme sobre la cual exista un consenso nacional, lo que si le puedo apostar fuertes a lochas es que cuando el presidente que íbamos al mar de la felicidad cubana a nadie se le ocurrió pensar que se refería a llegar a la final de mundial de béisbol ni que vamos a preferir la salsa de Van Van en vez de la puertorra. Podríamos dedicar otros veinte (o doscientos) posts a discutir sobre exactamente que significa “destino como el pueblo cubano” y quizás no llegaríamos a una conclusión exacta. Lo que está clarísimo es que Cuba vive una dictadura comunista hace 60 años y los cubanos no conocen lo que nosotros llamamos libertades civiles, así como tampoco conocen la tecnología y la calidad de vida que esta trae y es no es un “prejuicio”.
    2. Con respecto a las medias tintas usando como ejemplos a Bush y a Berlusconi pues lógicamente estoy en franco desacuerdo, pretender hablar de un semi-demócrata o semi-dictador es negarse a entender la naturaleza común de todas las dictaduras: permanecer en el poder per secula seculorum. Me disculpas, Bush y Berlusconi podrán haber sido pésimos gobernantes, podrán haber participado en invasiones militares… todo lo que tú quieras, pero ninguno de los dos secuestro todos los poderes públicos de su país para mantenerse toda la vida en el país. Lo demás es intentar ramificar esta discusión a estériles y banales situaciones que en nada se asemejan a la situación política venezolana ¿o es que existe una implícita analogía entre Bush/Berlusconi y Chávez y yo no me di cuenta?
    3.- Bien, un “cinturón semántico” debe ser suficiente para entender los límites de una definición, en todo caso, ya que todavía insistes en negar el carácter totalitario del gobierno de Hugo Chávez te invito a leer “Los orígenes del totalitarismo” de Hannah Arendt, en especial los capítulos XI y XII. Te recuerdo una vez más: el autoritarismo NO busca adoctrinamiento de masas, el totalitarismo, sí.
    4.- Finalmente, y créeme que no pretendo a estas alturas banalizar esta discusión hasta llevarla al plano personal, ni mucho menos que esto represente una ofensa, pero lo que aseveras en tu punto 4 es justamente la razón por la cual he dicho que las etiquetas “izquierda” y “derecha” no representan más que un montón de connotaciones arquetípicas, clichés y prejuicios. Créeme, leí con atención tu escrito sobre la puta y triste izquierda: más allá de la crítica no hay rastro alguno sobre el modelo político detrás de la posición ideológica de “izquierda” del autor. Autodenominarse de “izquierda” sin tener una posición sentada sobre el papel del gobierno/Estado en una sociedad reduce la situación a qué… ¿ser antiderechista? ¿preocuparte más por la distribución que por la producción? ¿creer en la igualdad ante la ley? ¿antiglobalizador? ¿ecologista? ¿antiguerras? ¿solidario y preocupado por los necesitados? ¿anticapitalista? ¿antiliberal? Válgame Dios, pues yo soy lo que algunos/muchos llamarían de “derecha” y también estoy en contra de las guerras, también creo en la solidaridad (voluntaria, pues por la fuerza no es solidaridad), también defiendo la igualdad ante la ley, creo que debemos cuidar el medio ambiente, en fin… Entonces ¿soy de izquierda o soy de derecha? No es que tenga algún apuro en discutir este asunto, el detalle es que gran parte de la discusión, fundamentalmente cuando me refiero a posiciones irreconciliables, está relacionado con la gran indulgencia de la “izquierda” hacia el gobierno de Hugo Chávez; por eso el PPT, MAS, Bandera Roja, Podemos, UNT, y hasta AD y COPEI no le pueden hacer oposición efectiva a Chávez, porque en el fondo aunque no compartan las formas, comparten el fin: tener un Estado grande, burocrático, que intervenga la economía, que regule las relaciones entre particulares, que -aunque sea por omisión- estigmatice al “capitalista explotador”, etc. Ninguno de esos partidos creen en el libre comercio, su defensa a la propiedad privada (especialmente la de los medios de producción) es timorata, casi nula, y ninguno de ellos estaría dispuesto a defender un gobierno limitado que entienda que su labor es impartir justicia y mantener el orden y la paz social: si el gobierno falla en tareas elementales e inherentes a su razón de ser como lo es recaudar impuestos, ¿cómo carajo se va a meter en asuntos de educación y salud? Por eso es que los hospitales y las escuelas públicas son el hazmerreir de la gestión de Chávez.

    En fin, es imposible el debate político sin fundamento ideológico, y no hay fundamento ideológico sino se sabe exactamente que se defiende; a lo sumo habrá, como hay en tu escrito sobre la puta y triste izquierda, una crítica, buena o mala, pero crítica al fin que se queda sin indicar cuál es el planteamiento alternativo, cual es la propuesta, la posible solución. Repito la frase que he dicho anteriormente: “Si pretendemos el triunfo en la gran contienda ideológica de esta época, es preciso, sobre todo, que nos percatemos exactamente de cual es nuestro credo” F.A. Hayek.

    Cuando alguien se niega a asumir una posición, en cuanto a los fundamentos primarios de una discusión se refiere, sea porque efectivamente no tiene ninguna o porque no quiere hacerla pública, es inútil dar un debate.

    E insisto por última vez, hablarle de libertad a alguien que le duele el estómago por el hambre es tan productivo como intentar venderle helados a los esquimales: en su escala de valores tu producto no está ni remotamente cerca de los primeros lugares. Primero preocúpate por calmarles el hambre para que al menos puedan empezar a concentrarse en otra cosa. El discurso sobre la libertad es hermoso, loable, digno y hasta altruista pero no vende hermano, y donde vende ya toda la gente que te lo puede comprar, lo tiene (ya lo compró).

    Si Chávez, con todo el ventajismo que le ofrece el manejo absoluto de todos los poderes públicos, obtiene una mayoría en la Asamblea y luego una victoria en el 2012, olvídate de Globovisión, El Nacional, El Universal, los radios no alineadas con el gobierno y las páginas web no alineadas con el gobierno, entre ellas, panfletonegro: todo irá paulatinamente (como ha sido hasta ahora) siendo teñido de rojo, y lo que no pueda ser teñido será bloqueado, disminuido, allanado, apresado, etc. Mientras tú te concentras en la “realpolitik”, el presidente maneja al dedillo la “realpolitik” de “El Príncipe” de Maquiavelo.

    Saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  36. Alfonso Carril dijo:

    ¡Bárbaro! Esto más bien debería titularse “La argumentación de las ideologías y prácxis de las doctrinas e ideales socio-político-económicos entre Krisis y lenguaeniple a partir del tema de la twitterfobia (el cual si a acaso se exploró, analizó o debatió)”, sin embargo, es un dirimir arduo e interesantísimo y por ese mismo hecho extenso, profundo e intenso, donde pretender incluirse en la discusión a estás alturas y a este nivel se le hará a cualquiera harto difícil; por eso solo comento brevemente de la discusión y no acera de la discusión.
    En mi apreciación lenguaeniple es un abogado y catedrático muy bien plantado en el saber y en la teoría, mientras que krisis mínimo ha leído mucho para poder determinar y defender lo mejor posible su posición, ambos la defienden bien, y es por ello que la discusión se hace tan extensa, interesante y nutritiva.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  37. krisis dijo:

    Saludos, Alfonso.
    Sí, esta discusión tiene raaaaato… De hecho, Lenguaeniple y yo hemos ampliado el intercambio en nuestras cuentas de Facebook, ya que es una conversa que no se acaba. De todos modos, en Panfleto el tono suele ser un pelo más camorrero, por lo que la gente acostumbrada a las complacencias y a las rascaderas de espalda mutuas de siempre, creen que nos estamos cayendo a coñazos.
    Pues nada más alejado de la verdad. Lo que pasa es que creo que ambos somos un pelo egocéntricos y nos gusta defender nuestros puntos de vista a brazo partido.
    Sin embargo, ya ven: dos personas, dos puntos de vista casi en las antípodas e irreconciliables, pero logramos coexistir.
    Paz

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

Para insertar una imagen, escribe
<img src="https://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

*

Top