La Polémica Estéril sobre Calamaro:de Regreso al Planeta de los Simios

37
181


Tengo entradas para el concierto de Calamaro en la UNIMET.Las compramos porque mi novia es fanática de “El Salmón” de siempre. No de ahorita por esnobismo. El dilema surge entonces cuando nos enteramos del tema de su presentación en público y de gratis, bajo el patrocinio de la Alcaldía Libertador de Jorge Rodríguez. Ante ello, asumimos dos posturas encontradas, una de comprensión y otra de cuestionamiento.

Primero, nos parece bien la oportunidad de ofrecerle a la ciudad de Caracas, un show de semejante magnitud, con un cantautor profesional de altura en su género. Lamentablemente, condenamos el sectarismo político de la maniobra y de la jugada, al ubicarla en un bastión cultural del nuevo PSUV, para favorecer su campaña populista y demagógica en pos de los votos de la juventud irreverente. Nada distinto a la operación montada con Kusturika, casi un remake de lo hecho con Calle Trece y un evidente caballo de Troya de los partidos en pugna, al estilo de Por el Medio de la Calle, cuya última edición fue también un vulgar reforzamiento de la marca de la oposición en el municipio. Así se organiza y se gestiona la polarización del colectivo ciudadano, desde arriba y con patrones fascistas de apartheid en nombre de la liberación a través del arte. Toda una patraña.

Por el otro, asistimos a una bochornosa cacería de brujas contra el invitado argentino, de Facebook a Twitter. ¿De verdad tiene sentido pagarla con él, insultarlo, denigrarlo y descalificarlo? Ciertamente, vale la pena pedirle una explicación, pero de allí a quemarlo en la hoguera de la intolerancia y la xenofobia, hay una distancia del cielo a la tierra.

Como prueba de la siniestra inquisición mediática del personaje en cuestión, cumplimos con publicar algunos de los mensajes dejados en sus redes sociales(sólo faltó el peor, porque lo borraron.”Ojalá te dé un ACV”).Disfruten del hermoso comité de bienvenida de la Venezuela unida:

“MrW0n
@andres_calamaro cretino sino te gustan los venezolanos con no venir tienes, ni falta que haces x aca.”

“edwin_laya
@andres_calamaro pana tu eres una mierda chavista digo, no es que los odie solo me dan asco y los bloqueo.”

Luego vinieron las replicas de Calamaro. Y como era de esperarse, generaron una reacción en cadena. Aquí se las pongo:

“Burgueses atados sus huevos al twitter y la internet capitalistas, dejenme cantar tranquilo … o abstenganse de comentar con odio mi verga.”

“No llegue a Caracas y ya me estan aburriendo con su polaridad furiosa, llevando todo al terreno del odio interior , soy argentino y cantor.”

“creanme , no soy un niño (!!), tengo mi antiguedad ;que twitter no me sea una herramienta de la deinteligencia y el irrespeto al dope !”

Palabras ciertas, posiblemente discutibles, aunque razonables y preferibles a las de sus obcecados y cerrados interlocutores.

Al respecto, el escritor Armando Coll afirmó:

“Hay que ser bien come m… para ir a un concierto de Calamaro gratis. Es que ni con un servicio de Veuve Cliquot por la casa.”

“Ir a un ¿concierto? de Clamarus gratis pagado por @jorpsuv es comer m… de la buena. Me quedo con el Pulpo Paul.”

“Retiro todos los improperios contra Calamaro. Acabo de ver una canción en youtube y ahora entiendo por qué es gratis. Al menos m… gratis”

“Los venezolanos nos merecíamos al menos a Calamaro gratis. Algo gratis…aunque sea m…”

Por lo visto, nuestro microclima de esterilidad y nuestros conflictos de intereses, vuelven a empañar y a eclipsar una simple jornada de reencuentro con el ídolo de una generación.

Por lo pronto,será cuestión de sacar las conclusiones en el foro y augurar por un sano y pacífico desenlace para ambos eventos. Más allá del charco criollo, es necesario crecer y no enlodar el fango del debate con argumentos pasados de moda y falacias ad hominem.

Al final, la polémica favorece la publicidad y el mercadeo de “El Salmón”, el único beneficiado de la confrontación. De tal manera, atacarlo no es la salida y crea un efecto boomerang.

En Venezuela cabemos todos y nos merecemos no dos sino tres o cuatro Calamaros. Vamos a gozar de la velada y a respetar las diferencias. Si quieren criticar, pues adelante. Pero no cuenten conmigo para encabezar cruzadas y vendettas personales, al amparo de miradas parciales y maniqueas.

Sea como sea, retornaremos dentro de poco para compartir la experiencia del concierto con ustedes. Vayan al de su preferencia y hagan el favor de no cometer ninguna imprudencia. Cuídense y regresen enteros. Buena suerte.

Los dejos con uno de mis temas favoritos de Calamaro en su época de “Los Rodríguez”. Un clásico.

GD Star Rating
loading...
La Polémica Estéril sobre Calamaro:de Regreso al Planeta de los Simios , 4.4 out of 5 based on 8 ratings

37 Comentarios

  1. Pocas veces estoy de acuerdo contigo, pero hoy, lo estoy. País enfermo de odio. Que cagada.

    ResponderResponder
  2. Gracias por el feed back, estimado. Muchos saludos y comparto tu opinión.

    ResponderResponder
  3. jajajajaj de pana siempre me ha dado gracia, la combinacion de polaridad y de estupidez…
    o sea el concierto es gratis, no es que calamaro vaya a tocar gratis, y si ya saben quien lo usa como jugada alla ellos, se sabe de sobra que comprar votos trayendo artistas e4s mas viejo que matusalen y que sus efectos son limitados, supe de muchos quye fueron a todos los conciertos que hacia barreto en la alcaldia y sencillamente lo volaron a patadas…
    pero bueno, como dijiste vayan ustedes al que les convengan, a lo mejor me animo y voy al de los caobos…
    por cierto muy divertida la respuesta del calamaro, para que sean serios…
    saludos men

    ResponderResponder
  4. jejejeje…gracias por tu comentario, estimado. Un abrazo, suerte y a lo mejor nos vemos por ahí!

    ResponderResponder
  5. ah… me hiciste acordar de algo parecido… cuando gillman hizo el esfuerzo y trajo a megadeth en el 2008 se hizo un grupo de facebook en contra de eso, y entre sus enunciados estaba que era mejor pagar el doble para ver a megadeth solo que la mitad para ver a megadeth y testamente juntos en dos dias, habrase visto chico… de pana es arrecho…

    ResponderResponder
  6. No conozco al cantante (que raro, verdad Sergio? ) ;)

    Pero lo que si quiero destacar es como la frustración con el gobierno se vé reflejada en todo. Ayer, no más, después del triunfo de España los compatriotas “píadores” de basura se dedicaron a burlarse de los venezolanos que se alegraban, argumentando el mal trato que recibimos por allá. Los 140 caracteres no alcanzan para tanta rabia y frustración contra lo que supuestamente nos parecen ridiculeces, pero nadie analiza que estas son simples faltas de respeto y consideración. Y luego dicen que Esteban es intolerante.

    ResponderResponder
  7. Lo mejor sería que los militantes por la Venezuela pacífica y democrática recibieran a Calamaro a pedradas en el aeropuerto y le prendieran fuego de una vez. Así se acaba la violencia y la intolerancia…
    ¡Camino a Irán, a paso de vencedores!

    ResponderResponder
  8. Gracias a los dos por sus comentarios.Saludos y abrazos.Suscribo sus argumentos.

    ResponderResponder
  9. Yo de verdad no logro entender cuál es el problema en que haya un concierto gratis de Andrés Calamaro. Por supuesto que el que considere que no está de acuerdo con ello, o que simplemente no disfrute de la música del Salmón, es libre de no asistir y ya está.No entiendo la necesidad del berrinche que han armado unos cuantos por Twitter. Es algo que da verguenza ajena.

    ResponderResponder
  10. Comparto tu enfoque, pero entiendo el punto de los críticos sobre el concierto, sin caer ,por supuesto,en el tono despreciable y mezquino. Ciertamente, el evento es discutible por su origen y su fin político. He ahí el dilema. En lo personal,yo no tengo problemas con el hecho de lo gratuito. Me molesta sí la utilización propagandística de un músico para apuntalar la campaña roja rojita del PSUV. De hecho, por algo el afiche, lleva los colores del partido. Así no me gusta. En cualquier caso, muchos saludos y seguimos en la discusión.

    ResponderResponder
  11. A mi la verdad Calamaro no me va ni me viene, me gustan algunas canciones pero no me mata. Es cierto lo que dice Goddamn, que el concierto gratis no implica que el tipo toque gratis. Yo realmente me he quedado sorprendido no sólo con la “polémica” en twitter sino de la forma como todo lo llevamos al mismo terreno y tomo el ejemplo de Martha con respecto al futbol, ahora agarramos la costumbre de tratar al adversario como un enemigo a muerte. Si no me gusta España deseo que se mueran todos, si no me gusta Alemania quiero que se jodan esos nazis de mierda y así. Se nos olvidó por completo la rivalidad con camaradería y joda, para todo es la mala vibra, el odio y la polarización. El equipo o cantante que no me gusta debe morir tomando diablo rojo y ya. Una soberana estupidez.

    ResponderResponder
  12. Pues yo tengo toda la intención de ir a ver el concierto gratuito de Calamaro. No he escuchado más allá de “Flaca”, pero sí era alto fan de Los Rodríguez. Aunque confieso que la primera vez que ví a Calamaro fue en el video de “Loco por tí”. La canción es una mierda, y el video es peor. Fue una agradable sorpresa ver que luego se convirtiera en un autor de canciones maravillosas como “Dulce Condena”, para mí, una de las cimas del rock en español.

    Sin embargo no pienso votar por nada que sea rojo-rojito.

    Y ya que estamos, sr. Jorge Rodríguez ¿será mucho abuso pedirle que traiga también a Dylan?

    ResponderResponder
  13. Sergio, entiendo tu punto. Yo tampoco estoy de acuerdo con la utilización de músicos con fines propagandísticos, aunque dudo bastante de la efectividad de estos métodos, (fui testigo de cómo el público bajó a Jesse Chacón a punta de botellazos de la tarima de un concierto organizado por ellos mismos).

    Como te decía antes, cada quien es libre de opinar lo que quiera al respecto y de asistir o no al concierto; pero eso en ningún momento justifica caerle a insultos al artista, que es a lo que se ha limitado la “discusión” en Twitter.

    ResponderResponder
  14. Buen post, míster Sergio. Qué cagada de país en el que de todo se levante una ráfaga de polémicas.

    Yo también tengo mi entrada para mañana y el sábado iré para el segundo round. Ya he ido a par de conciertos chavistas y me la he pasado bien (al de Ska-p y Kusturica). Digo conciertos chavistas porque el bombardeo de propaganda roja es absurdo, aunque la mayoría de las personas que vayan sean de oposición. Entiendo que en PEMDLC suceda algo similar con la oposición, pero es incomparable con la maquinaria propagandística chavista. Lástima ambos. Recuerdo el día de la primavera (20 o 21 de septiembre) del año pasado, que también es el día del estudiante en Argentina (como el coro de La Parte De Adelante de Andrelo), que fui a un concierto en un parque en Buenos Aires que era financiado por el gobierno y no tenías porque enterarte. Si acaso un agradecimiento de algún músico a la Alcaldía. Acá hasta el que recoge la basura de la calle tiene que tener una camisa roja de misión carroña para que le aplaudamos a Chávez que se recogieron unas latas vacías.

    Por cierto, me veía venir algo similar. El gobierno no podía pelarse un músico de tal magnitud con un avatar de twitter de Marx.

    Una de los episodios más lamentables de toda este polémica por twitter fue ver a códigovenezuela.com titular una noticia:

    “Andres_Calamaro “aburrido” de Venezuela – http://bit.ly/cZ5KZQ

    que como tageaba a Calamaro, él la pudo leer e hizo un par de réplicas:

    “No estoy ABURRIDO de Venezuela, ingratos !! Manipuladores de la razon.”

    “Gracias por no distorsionar mis palabras ni mi mensaje, culoblandos !!”

    Es una cagada que no son sólo twitteros diciendo idioteces si no que algunos medios son cómplices.

    En el planeta de los simios total, a nosotros no nos queda más que disfrutar.

    Saludos

    ResponderResponder
  15. Seguro men!La público mañana.Gracias por estar pendiente y por comentar así, tan fajado y profundo. Un abrazo.

    ResponderResponder
  16. Estoy de acuerdo contigo. Considero que la música es un arte y da tristeza cuando pretenden enlodarla con la polítiqueria barata o el puro mercantilismo. No soy fan de Calamaro, sin embargo, creo que el error aqui es haber pautado los dos toques tan cerca uno del otro, es decir, las personas que compraron su entrada tienen razon de estar molestas al enterarse que se va a realizar un toque gratis con diferencia de dos dias ( al menos yo lo estaria) y sobre todo con un tono político. Si el pana solo viniera para dar uno de los dos toques no habría levantado tanto polvo. Lo de insultar a Calamaro y todo eso, me parece chocante, igualmente la postura de él, yo simplemente no contestaria los mensajes. Igual el que más gana con todo esto es Calamaro, le van a pagar por los dos conciertos, sean gratis o no y con la polemica todo el mundo hablará de él, asi que para que preocuparse? vayan a los dos y disfruten pero siempre estén atentos del transfondo de las cosas.

    ResponderResponder
  17. Tremendos consejos y comentarios, Danipirina. Gracias por compartirlos con nosotros.Muchos saludos.

    ResponderResponder
  18. De acuerdo contigo en que la polarización nos tiene enfermos.
    En desacuerdo con tu segundo párrafo, sobre los usos políticos de esta clase de eventos. Es decir, sí, lo que dices es justamente lo que los políticos creen, que este tipo de eventos les capitaliza algo, los lustra, les hace ganar puntos.
    Y no.
    A Kusturica y quien se le de la gana venir, nos lo chuleamos. Le chuleamos el evento a cualquier alcalde que use nuestro dinero para pagarse publicidad. Con Kusturica tuvimos que calarnos las cuñas del gobierno bolivariano blabla, la pésima traducción y animación de una chica que no paraba de repetir “No seremos colonia de nadie”, e incluso el ridículo que pasó Juan Barreto cuando esa misma “juventud votante” le tiró papeles y basura y lo pitó hasta que se bajó del escenario amenazando “si no me dejan hablar, Kusturica no se sube al escenario”. Lo tengo grabado
    http://www.flickr.com/photos/periodismodepaz/2429006516/

    En términos políticos, deben aprender que estas cosas no funcionan. Le bailamos el vals, pero de puros ratas también sabemos decir que la quinceañera es fea y los tequeños estaban fríos. Así somos. Al final le decíamos a la presentadora: “No usaremos colonia de nadie”.
    Lo mismo pasó con el concierto con Calle 13. Que no se le olvide a la gente que también se trajeron a Molotov. Y que no se le olvide a la gente que la joya de Rasta-mandita como “…consigas un mango, el mango de un hacha / y luego te la ensartes en la cucaracha” sonó en televisión abierta en horario todo usuario. Fue la gloria. Además que por mamarrachos y mal organizados no dejaron cantar a Dame pa’matala, su propia gente.
    Así que no te preocupes. Podrás ver un gran concierto de Calamaro en la UNIMET y después también podrás ir a chulearle la cosa a Jorgito. Che, hacele ver al alcalde que “logró llevar miles de jóvenes” a su evento. Jóvenes que no se le traducirán en votos, y jóvenes que no pagarán el peaje de la fidelidad a cambio de propaganda política. Disfrútalo y deja a los locos seguir su rumbo.

    ResponderResponder
  19. Estoy de acuerdo, Luis. De paso, en ningún momento aseveré lo contrario. Si acaso se interpretó de la lectura. Pero no. También soy de tu opinión: montar eventos así se hace para favorecer a uno tolda política, pero en realidad generan el efecto inverso. De hecho,lo vengo sosteniendo desde mis crónicas sobre ambos eventos: Kusturica y Calle Trece. A lo mejor aquí no me terminé de explicar. De cualquier modo, gracias por complementar la idea y darme la oportunidad de suscribir tu punto. Muchos saludos. Y por cierto, aprovecho para hacerte la invitación formal para participar en nuestro documental sobre el impacto de las redes sociales en Venezuela. Después te cuento con más calma. Hasta entonces.

    ResponderResponder
  20. Me alegra que Calamaro venga, aunque solo conozco su disco de Marea Roja (covers de musica vieja), me alegra que cante de gratis y me alegraré cuando este regimen militarista y bruto se acabe con sus odios, mediocridades y podamos vivir en paz y sin tantos reconcomios balurdos de parte y parte

    ResponderResponder
  21. Todo depende del nivel de juicio que uno le tenga al gobierno. Si se considera que en Venezuela hay dictadura, es legìtimo criticar al calamar por venir a celebrarla. Bastante hubiese chillado él si un cantautor Venezolano hubiese ido a cantar gratis para los milicos de su país hace unas décadas.
    Pero si se considera que hay democracia, es absurdo criticarlo.
    El problema es que, en el país más ridículo del mundo, los que consideran que hay dictadura, se la pasan llendo a elecciones, con lo cual afirman que hay democracia. Así que es mejor no darle mucho coco al asunto. En Venezuela no hay ni dictadura ni democracia sino todo lo contrario. Un carajo que se culea al resto. Una mitad a la cual le gusta que se la culeen. Y otra mitad a la cual no le gusta tanto, pero aguanta porque ya tienen tantos años culeándosela que ni le duele.

    ResponderResponder
  22. jejeje…muy bueno,JJ.Un abrazo desde CCS.Gracias por comentar con rudeza y sin medias tintas.

    ResponderResponder
  23. Empiezo por confesar q no conocía esta página; llegué aquí “googleando” buscando info sobre ese concierto del Sábado, nada más y nada menos que con Desorden Público y Dame Pa’Matala.. Paso de inmediato a ponerla entre mis favoritos para que cuando llegue otra manada de bestias por el twitter o donde sea, pueda encontrar cordura y equilibrio…

    Mi opinión al respecto no deja de pasar, como ustedes, por la parte política y musical. Comparto todo lo que han dicho, desde un bando y desde el otro. Y no se trata de ser “ni ni”, sino de reconocer la forma y la manera de decir las cosas, más allá del fondo…

    En la parte musical, siento vergüenza, pena ajena por quienes se han descargado de tal forma con El Cantante. Una muestra inconmensurable de ignorancia pensar que estos artistas vienen a tocar gratis, o que apoyan la causa de quien los trae a escena (en este caso, el gobierno de turno).

    En la parte política, desconocer que el “pan y circo” es tan lamentablemente inherente al poder, es todavía más ignorancia. Y no se trata de la cuarta ni de la quinta… Aquí puede llegar la vigésimo sexta o la más infinita que se les ocurra, pero si a la hora de las elecciones te quedas en casa, o das tu voto al que te trae los conciertos “de pinga”, pero no cubre las necesidades más elementales para la supervivencia y desarrollo de tu especie (salud, educación, seguridad, alimentación, etc, etc, etc), además de ignorante, eres un prostituto…

    Apartando el temita de que si la cuarta fue mejor o peor que la quinta, lo que sí puedo decir, es que anteriormente adecos, copeyanos, chiriperos o la mierda que fuera, lograban convivir unos con otros, y, mejor aún, sucederse, alternarse en el coroto.. Es decir, sobrevivían con la esperanza de una remontada en la siguiente elección, y así transcurrieron, en mi opinión, esos famosos 40 años..

    Lamentablemente, creo que ahora no hay convivencia un coño. Como dijo Desorden en el Teresa Carreño en ocasión de sus 18 años, aquí te matan por cualquier güevonada, desde lo q traes puesto, hasta por lo que opines o como te veas.. Racismo, violencia, INTOLERANCIA, son sinónimos de IGNORANCIA… Y esas canciones no eran ningunos estrenos en ese momento… Imagínense el nivel actual….

    Del “quítate tú pa poneme yo”, pasamos al “muérete tú pa poneme yo”… Y lo digo desde lo más metafórico hasta lo más literal!!! Basta con leer los comentarios que originaron esta columna para entenderlo…

    En fin, como asomé desde el comienzo, tanto o más importante es el “cómo se dice” que el “qué se dice”, y al respecto, sólo cito dos pensamientos: “Quien en nombre de la razón usa la violencia, deja de tener la razón”; y “no comparto tus ideas, pero daría mi vida por defender tu derecho a expresarlas”.

    Saludos,

    JERL

    ResponderResponder
  24. De nuevo por estos lados mi pana Sergio, disculpa la ausencia, bastantes nos hemos echado por este medio, ¿No? Haciendo uso de nuestro ejercicio del criterio y la libre interpretación, coincidamos o no. Perdonen de antemano, si me extiendo…

    “Calamaro GRATIS en Los Caobos”, esa vaina debe haber llegado a Trending Topic de Twitter el día que empezó a correr, peor a final de cuentas es un eufemismo: es gratis para el que asista, porque a cada grupo asistente, incluyéndolo a él, le darán sus reales y el colmo sería que no fuese así, sin embargo, también hay un “costo invisible” para muchos, un costo político que bien pagaron algunos empresarios cuando el gobierno, ahorrándose traslados y estadías, descaradamente acomoda shows improvisados para servirse de quienes asisten a Venezuela a presentarse, los ejemplos ya los has mencionado y seguramente serán pocos los empresarios que lo hayan aceptado por su propia voluntad más que por conveniencia, sabiendo cómo, penosamente maneja el gobierno estas cosas.

    Por otra parte, no sé por qué tenemos la absurda idea de que todo el mundo debe conocer desde “afuera” la realidad de este gobierno y no nos tomamos la molestia de intentar exponérselo de forma tal que lo escuche antes de desearle la muerte o toda suerte de calamidades, si seguimos así muy pronto nos van a calificar de “país no grato”; si una vez expuestas las razones, alguien no entiende la crítica al servilismo político en que caen, allí sí, entonces, definitivamente hablamos de otra cosa. Oliverio Stone o Sean Penn, por ejemplo, nunca han ocultado su fascinación por esa “izquierda” que no tienen en su país, pero eso es azúcar de otro costal. La payasada del Calle 13 haciendo alusión a la popularidad de nuestro “Fidelito” ya sabemos toda la tela que dio para cortar, pero ¡Ey! Atentos, ya se dice por allí que EVENPRO dará un 20% de descuento a quienes compren entradas entre hoy y mañana, eso si sería un abuso, no los creo tan irresponsables, pero ya veremos.

    Por otra parte yo no creo que Twitter nos haya hecho más intolerantes, es sólo que decimos por allí cosas que difícilmente le diríamos a alguien en su cara, esa suerte de “distancia” digital, nos permite transgredir al otro y luego decir: ¿Viste? Me bloqueo y yo sólo le dije por Twitter que se muriera. Ahora todos nos enteramos rápidamente de lo bueno, lo malo, lo bonito y lo feo y estamos aprendiendo a convivir con eso, que hasta ahora no era tan presente en nuestras vidas. Pregúntenle a Kerly Ruiz que llevó tanto coñazo que se abrió otra cuenta. Pero ¡Ey! Cuidado, si eres una persona pública, si bien no necesariamente notoria, entonces debes estar preparado para asumir las consecuencias de tus actos, eres un mortal como todos, lo malo es que los artistas tienden a justificarse con una comodidad espantosa, a responder con la altivez que no los hace mejores personas, sino del mismo costal de quienes critican. Yo no juzgo a Calamaro, hace ratoooooo que compré mis entradas para ver al “Salmón”, al que nunca vi en Venezuela desde aquel celebre 1991 del Iberoamericano de Rock, cuando pocos sabían que existía esa genialidad llamada “Los Rodriguez”. Creo que los que escuchamos a Calamaro y le hemos seguido el paso iremos a nuestro concierto y lo disfrutaremos, a menos que empiece a decir: ¡¡¡Viva Chavéz!!!, allí, seguramente nos dará algo y nunca entenderemos porque el arte se liga con la política siendo esto último algo tan detestable.

    El gobierno, a mi modo de ver, pela bola pareja cuando pretende hacer propaganda con un show de un músico nada popular en Venezuela, ¿A qué juventud apunta? Estoy seguro que muchos de esos chamos cercanos a la edad de votar ni siquiera saben quién coño es y para colmo viene en una gira de un disco que no está entre sus mejores y apenas lo conocemos los cazadores de lo imposible en este país. No seamos ciegos: acaso de verdad hay quien crea que porque alguien vaya a un concierto organizado por un ente gubernamental eso lo convierte en chapista, o garantice que vaya a votar por ellos en las elecciones, dejan la pajuatada, no sean ingenuos, más bien recuerden que este gobierno piensa que se la está comiendo con esto y con todas sus payasadas y ya quedó demostrado que en las elecciones se han llevado sus sorpresitas.

    Finalmente, mi consejo a quienes ahora “odian” a Calamaro: estén seguros que muchos de los que irán a Los Caobos no son tan idiotas como para tragarse toda la propaganda que el gobierno lanza en sus shows de circo, si quieren, vayan, sino, dejen en paz al que quiera ir.

    Antes que nada, debo decir: que escribes de manera muy distinta cuando escribes a favor de algo o alguien, supongo que a todos nos pasa, pero no todos nos dedicamos a ser Haters al 100%, quizás por eso no se nos nota tanto. Nos vemos en Calamaro, no prometo pasar a saludarte. Abrazo igual.

    ResponderResponder
  25. Bueno Train, como quieras.
    De momento, no estoy escribiendo a favor. Tan sólo pretendo ser un poquito equilibrado y marcar distancia con el odio de cierto Twitter(real y poco productivo). En lo personal, no justifico la xenofobia o la intolerancia por allí ni por cualquier otro lado. De momento, tengo sentimientos encontrados sobre las redes sociales. Por lo pronto, me inclino por una visión intermedia a camino entre la critica y la asimilación. Pero no me interesa idealizarla desde una perspectiva de fanático. Tampoco voy pendiente de la satanización. Por eso, investigo y llevo adelante la producción de un documental para sacarme de dudas. Actualmente, leo un libro perfecto inspirado en Benjamin. Te lo cito porque, a lo mejor, te puede interesar. Se llama “La Intimidad como Espectáculo”. Es una pequeña joya. Te identificarías con muchas de sus teorías. En cuanto a Calamaro, el debate parece haber llegado a un callejón sin salida. De hecho, concuerdo plenamente con tu postura. Por ende, nada por discutir. Suerte en el concierto.Paz.

    ResponderResponder
  26. Comparto un comentario de mi pana, Baldomero Verdú, dejado en mi cuenta de Facebook:

    Nuevamente caen algunos, con su improperios, en el lugar común de lo que se han convertido los venezolanos ultimamente. Víctimas de la supuesta vanguardia de la que hacen gala, y que les “certifica” como dueños de la verdad. Calamaro que haga lo que quiera, eso es lo que se le agradece a los artistas; que sean ellos, como quieran ser, que toquen donde quieran tocar. Para Calamaro es otra oportunidad de hacer llegar a muchas otras personas lo que sabe hacer, su arte. Para el gobierno es la oportunidad populista de valerse de la legitimidad de los que aplauden la contratación de Calamaro y lo gratuito del asunto (hecho que no afectará mi postura en relación al gobierno en lo más mínimo). Si no les parece argumenten, si les parece argumenten también; a fin de cuentas lo que hacen es darle vida al acontecimiento por las razones equivocadas… Reflexionen… Y vayan a Calamaro, los dos días como yo!!! :-)

    ResponderResponder
  27. Ey Sergio, gracias por leer y gracias por la recomendación del libro que mencionas, esperemos que sea un gran show y la politica no pase por la puerta. Yo te recomiendo “La alquimia de las multitudes”, una mirada restrospectiva del origen, desarrollo y comportamiento que han tenido las herramientas 2.0, por supuesto, con la penosa limitante de siempre: lo escriben desde sociedades en las que “todo” funciona más o menos bien y por ende, a pesar del acceso a Internet, siempre hay una suerte de “distancia” en los potenciales y nuestra realidad. Una vez termines tu investigación sería interesante conocerla. En lo personal creo que las herramientas no tienen la culpa del uso que se les de, para bien o para mal, están desarrolladas así.

    ResponderResponder
  28. Seguro pana. Gracias por la recomendación.Muy pendiente de comprarlo y leerlo. Concuerdo plenamente con tu punto final. Saludos!

    ResponderResponder
  29. Transcribo lo que dejé en el post vía FB:
    Hay un “detalle” importantísimo en este asunto: Calamaro no tiene twitter, hace pocos días declaró a un medio -no recuerdo cuál, lamentablemente- que no está en las redes sociales y poco o nada puede hacer por controlar a alguien que use su identidad para hablar en su nombre. No perdamos eso de vista.

    Por otra parte, tal como leí en twitter ¿por qué se arremete contra Calamaro y no contra Desorden Público, que sí es un grupo venezolano, cuyos integrantes conocen la situación del país y dejaron en el olvido la crítica social justo ahora que Venezuela vive su peor momento?

    Es fácil que Calle 13, Kusturica, Manu Chao, Calamaro, etc, caigan en la trampa de la pose izquierdista. Al salir del país uno se sorprende de cuán bien funciona la maquinaria propagandista de la dictadura. Y en un país como Argentina, lo lógico es ser de izquierda, ergo, en líneas generales se asume que el nuestro es un país encaminado hacia la lucha social, las reivindicaciones, las mejoras para los más necesitados. Creo que de nuestra parte está el desmantelamiento de ese mito. No es tarea de ningún cantautor foráneo, pues visto así me suena a metáfora del “militares gringos, acudan al rescate”.

    Y aguante el Señor de Honestidad Brutal.

    ResponderResponder
  30. Aclaración: el link de twitter está en la página oficial de Calamaro. Así pues -como él dice que no lo administra-, estaríamos en presencia de otro @chavezcandanga. ¿?

    ResponderResponder
  31. El twitter es legítimo. Lo q el mismo Andrés ha desmentido es el fcb.
    Hay rumores q el de hoy sólo será de 5 canciones; alguien sabe algo al respecto? Aunq igual falta poco para despejar esa incógnita. Saludos!

    ResponderResponder
  32. Desde su legítimo twitter, nos reenvía del diario larense “El Impulso” la explicación de esa segunda función.. Me encantaría saber qué tienen ahora que decirle al artista cada una de esas “mentes brillantes” q la tomaron contra él… Ahí se los dejo, estimados:
    @andres_calamaro: http://bit.ly/ceO3T5 “i read the news today, oh boy”

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here