El fin de la guerra en Colombia

El titular suena bonito. Pero mientras más leo los puntos del acuerdo, más inquietudes me surgen. ¿Cómo es que las FARC no se reconocen como victimarios? ¿Por qué el Estado debe pagarles reparaciones? ¿Quién se queda con el negocio del narcotráfico? ¿A cuenta de qué se les va a dar participación en el congreso y financiación como partido político sin que nadie les haya dado un voto?

150923234817_saludo_santos_timochenko_624x351_afp

Pero en verdad creo que los colombianos deberían hacerse una pregunta antes de votar que sí al acuerdo de paz: ¿Es realmente posible el desarme total de las FARC? Me cuesta creer que una banda armada que está lejos de ser un grupo homogéneo decida en pleno dejar el lucrativo negocio de las drogas. Como ya quedó demostrado con la muerte de Escobar ese es un negocio que no admite paralizaciones, esa rueda sigue y sigue. Algunos grupos de las FARC, los más cercanos a ese negocio, ya han asomado que no se desarmarán. Sin eso, todo lo demás pierde valor.

Las FARC con este acuerdo quedan efectivamente reivindicadas en su “lucha” que desde hace muchos años no es si no una excusa para seguir con el conflicto y así controlar el negocio de las drogas, el secuestro y la extorsión. Entonces cómo es posible que no cumplan un día de cárcel por esos crímenes de guerra y por el contrario hay que conformar una comisión de la verdad para determinar qué le debe el Estado a ellos.

Colombia hasta ahora se ha salvado del embate del Socialismo del Siglo XXI que la última década dominó buena parte de América Latina y que pareciera estarse desinflando. Entonces me parece un absurdo que en este momento se le de la oportunidad a una organización con lazos más que evidentes con el gobierno de los Castro en Cuba y con el chavismo venezolano. Sentarlos a la mesa para que participen de un sistema democrático en el cual no creen no es sino darles la oportunidad de acabar con ello desde dentro. El acuerdo de paz, para mí, tiene demasiado tufo al indulto a Chávez que le dio cabida en el sistema político y que terminó como todos estamos viendo. Con los antecedentes de las FARC, por ejemplo con las zonas de paz de Pastrana, no es descabellado pensar que se desarmarán en parte mientras otros siguen con el negocio del narcotráfico y seguir financiándose de esa forma pero ahora totalmente reivindicados con curules en el congreso y acceso a los medios de comunicación. Es darle las llaves de la casa al ladrón y esperar que nada pase.

GD Star Rating
loading...
El fin de la guerra en Colombia, 4.9 out of 5 based on 10 ratings

Luis H. Acuña

No sé Kung Fu ni cómo derrotar a Zurg

Más posts - Website


Twitter

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo
Autores

4 Comentarios

  1. Gordon Garcwyn dijo:

    A ver varias cosas.

    El fin de la guerra en Colombia es solo eso, el fin de la guerra, no del narcotráfico. La guerra existía en Colombia muchísimo antes de que el narcotráfico se enquistara en ese país. Nadie cree que las FARC van a dejar ese lucrativo negocio de un día para otro pero dado el hecho de que la guerra ha terminado y con ésta las necesidades de financiamiento de armamento entre otros elementos logísticos que se necesitan en toda guerra, la necesidad existencial del negocio quedaría en entredicho.

    Básicamente el problema de la guerra en Colombia no es un problema de narcotráfico per se (aunque éste sin duda lo agrava). El problema de la guerra en Colombia es en una gran parte un problema político, o una continuación de ésta si tomamos la definición de guerra de Clausewitz.

    “Las FARC con este acuerdo quedan efectivamente reivindicadas en su “lucha” que desde hace muchos años no es sino una excusa para seguir con el conflicto y así controlar el negocio de las drogas, el secuestro y la extorsión. Entonces cómo es posible que no cumplan un día de cárcel por esos crímenes de guerra y por el contrario hay que conformar una comisión de la verdad para determinar qué le debe el Estado a ellos.”

    Tengo entendido que hay penas de cárcel estipuladas para ciertos crímenes. De todas maneras y como te pongo arriba, la guerra de Colombia es una situación política que se resolverá con política por lo tanto cualquier arreglo, inclusive dentro de su irracionalidad aparente, tiene que ser analizado bajo esa perspectiva. Tu estas planteando lo que te gustaría haber visto en el caso de una derrota militar. Derrota militar que nunca hubo. Un acuerdo de paz es un arreglo entre dos partes iguales, guste o no.

    Tu último párrafo obvia un hecho fundamental y es que a Chávez y al chavismo lo pusieron los mismos venezolanos en el poder con sus votos y gracias a otros venezolanos, muchos de los cuales fueron a su vez elegidos por instituciones democráticas (por ejemplo los magistrados de la corte, los jerarcas del CNE) se fueron socavando esas mismas instituciones “democráticas”.

    Darle las llaves al ladrón es grave pero si tienes cámaras por toda tu casa, unos vigilantes que se encarguen de revisarlo exhaustivamente antes de entrar y luego de salir, y la posibilidad de echarlo en cualquier momento inclusive con el uso de la fuerza no habría tanto problema. Todos estos mitigantes son el equivalente a las instituciones en un sistema democrático. Tomando el ejemplo de tu último párrafo, no solo se le dieron las llaves al ladrón sino que se despidió a los vigilantes, la luz no se pagó por lo cual las cámaras no grabaron y la caja fuerte se dejó entreabierta con todo el dinero y armas de fuego adentro. El resto como tú dices es historia.

    Lamentablemente la democracia tiene un defecto (entre otros) y es que por pura estadística (Borges decía que la democracia era un abuso de las estadísticas) se pueden montar indeseables en el poder (piensa en Bush o en el mismo Trump de llegar a ganar). En Latinoamérica se confunde con demasiada frecuencia gobierno con Estado y sus instituciones. Se puede tener un gobierno malo inclusive con talante antidemocrático pero esto no tiene por qué ser el fin de la democracia.

    En todo caso es potestad de los colombianos mediante un referéndum aprobar este acuerdo. Al menos se les da a los colombianos la oportunidad de elegir su propio destino en algo que los afectara tan fundamentalmente. Los que voten que no aprueban este arreglo están en todo su derecho. Es más, me parece que hay buenas razones para rechazar este acuerdo, no necesariamente las que dejas entrever, pero que lamentablemente dado el ruido que genera un tipejo como Uribe no se llegan a oír. Tipejo por cierto que cree que esto se trata de una derrota militar, que en todo caso cree que a las FARC se las podrá derrotar militarmente algún día y que debido a su obcecación solo ve lo que se le ha otorgado a las FARC pero calla convenientemente lo que podría ganar la sociedad colombiana como un todo si la paz se llega a consolidar. Nada más en términos económicos se habla de un punto completo en el PIB por año. Hay sin duda muchos riesgos pero el que no arriesga no gana sobre todo en democracias jóvenes o inmaduras como es el caso.

    Si algo fuerza este acuerdo de darse, es el de elevar el nivel de la política colombiana que no escapa de la mediocridad que se da en todo el continente. La política colombiana tiene ahora unos perros cuasi-rabiosos acechando. O cambian y mejoran las instituciones o no habrá democracia; como te digo el riesgo existe pero rara vez en la vida se mejora sino hay un incentivo poderoso.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Luis H. Acuña dijo:

    @Gordon Garcwyn: Efectivamente Uribe es un tipejo, por eso ni lo nombro. Las penas que hay estipuladas son entre 2-8 años por crímenes de lesa humanidad si el victimario (que puede ser de las FARC o del ejército colombiano). Todo por debajo de ello no conlleva penas.

    No se puede reconstruir una democracia con una gente que no quiere la democracia. Es obvio que el fin de las FARC no es otro sino llegar al poder y ahora se lo están poniendo más fácil. Y sí, a Chávez lo pusieron aquí los venezolanos para destruir la democracia, es una de las paradojas del sistema.

    Con respecto al narcotráfico no es un factor que simplemente se pueda obviar así a la ligera, ahí se mueve mucho dinero como para subestimar su importancia. Las FARC están involucradas en ese negocio desde los 80, tres décadas, casi tanto tiempo como el que tenían “luchando”. Si no se desmoviliza todas las FARC si no que se dividen en bandas más pequeñas no creo que se pueda hablar de paz.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Gordon Garcwyn dijo:

    Bueno pero entonces sí que hay penas. Te recuerdo que los crímenes fueron de bando y bando ya que es bien sabido la relación bastante tórrida entre el ejército colombiano y los paras. Estos últimos con un historial de crímenes tan tupido como el de las FARC.

    Yo creo que la “democracia” colombiana más que reconstruirla hay que construirla de cero porque cuesta creer que lo que han tenido hasta ahora se le pueda llamar democracia más allá del hecho de que se vota libremente, pero esto último es indispensable para una democracia mas no es suficiente. El centro del conflicto que ha asolado ese país por tantas décadas precisamente muestra los límites de la “democracia” de ese país porque es un conflicto que perfectamente se pudo haber resuelto en sus orígenes con democracia y bajo el imperio de la ley pero la realidad fue, como en muchos otros países de la región, que hay unas leyes para unos pocos y otras leyes para la mayoría. El conflicto como era natural se hizo crónico.

    Sé que estoy cayendo en sofismas pero yo simplemente no veo otra salida que un tipo de arreglo entre las dos partes a pesar de los riesgos que hablas (que son muy reales). ¿Que este no haya sido el mejor arreglo de entre todos los posibles? Tendría que conocerlo al detalle cuestión que no es el caso pero lo que si tengo absolutamente claro es que es infinitamente preferible un mal acuerdo con el que se pueda trabajar sobre la marcha que la guerra. La guerra representa el fracaso de todo, de la vida, del orden y de la esperanza. La guerra es lo último, el precipicio, sobre todo si son guerras civiles. Casi siempre se sabe cuándo empiezan pero nunca cuando terminan. Si yo viera alguna posibilidad de acabar con la FARC militarmente bien, que les den, pero yo simplemente no lo creo posible. Las guerrillas son notoriamente difíciles de derrotar y hay infinidad de ejemplos en historia militar que sustentan esta afirmación. Colombia es uno de los países más montañosos del mundo, con pocas vías de comunicación (precisamente por esto), la política colombiana esta infiltrada por todo tipo de malignidades, desde corrupción hasta intereses espurios. Además las FARC controlan uno de los negocios más lucrativos del mundo después de la explotación petrolera lo que les da autonomía financiera. Yo es que no lo veo. No solo eso sino que las FARC como movimiento político tienen simpatía entre una porción significativa de los colombianos. Esto es innegable y puede gustar o no pero es una realidad política. Es preferible darles un espacio, mientras respeten la “democracia” que tienen, tanto en su forma como en su contenido, y que eventualmente se “quemen” políticamente que dejarlos en armas indefinidamente. En un eterno por ahora. Además es muy poco democrático juzgar a priori quienes son aptos para el ejercicio democrático y quienes no sobre todo si se hace desde el miedo a lo desconocido. Empezando que los jueces auto-ungidos que opinan quienes pueden ser elegidos y quienes no representan francamente a una democracia de muy poca calidad que no ha sabido o no ha querido evolucionar. Coño si a Uribe lo ponen como una especie de pro-hombre. Como lo mejorcito que ha producido ese sistema. ¡Por favor!

    Un saludo

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  4. Nestor dijo:

    Hay que agregar a las interrogantes: Por que Chavez y ahora la mafia castrista fue y son los supuestos mediadores imparciales?

    Uribe -les recuerdo que cada politico tiene camapana y contracampana asi que esta bien analizarlos sin construirse una opinion de ellos- habia dejado claro publicamente el problema que representa la beligerancia con las farc para la nacion y dejo claro cuales son los limites de las derrotas militares que los comlombianos lograron en estos ultimos 14 anos.

    Como el autor de este post dijo: las FARC existen como consecuencia de un problema politico (social) que no se ha resuelto. Lo que yo siempre mantengo en duda es… por que las iniciativas de los dirijentes colombianos nunca se ha enfocado en resolver ese problema politico a largo plazo?

    Ese tipo de grupos armados no puede existir sin apoyo o control eficaz de las poblaciones rurales. Como nacion se puede limitar el poder de ellos simplemente incentivando el desarrollo descentralizado y creando las condiciones para que los individuos de esas regiones puedan enriquecerse de manera privada y legal comparativamente mucho mas de lo que lo harian con la actividad militatnte irregular. Es lo que hicieron en Suiza en cierto modo con el nacimiento de la nacion pero tambien es el mismo principio que practico alemania para unificar los diferentes reinos muy desiguales en una sola nacion.

    De esto justamente sale otra interrogante mas: esta salida con resultados a corto plazo.. no va a mantener vivo el problema social indefinidamente? Es que en teoria con representacion politica este grupo velaria justamente por resolver la ‘injusticia’ que tanto predican, pero en la practica ya estamos claros que hay negocios grandes que mantienen y van a seguir ahora agregando un factor publico bastante expuesto (politiqueria, partidismo) y.. por supuesto como pregunte al principio: agregandole la agenda castrista a su actividad politica.

    Estamos claros que gente como nosotros no estamos enterados de los detalles mas importantes

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

Para insertar una imagen, escribe
<img src="https://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

*

Top