Maduro Aprieta y (no) gana

4
650

TresChifladosEl madurismo apela a que el pueblo es bruto por encima de farandulero. Más allá de la indignación de los otrora «oprimidos» que hoy apoyan al oficialismo, y se indignan por la ofensa racial  y el razonamiento burgués de adjetivar a sus líderes de malandros,  tendrán que callarse la bocota al ser testigos –y partícipes obligados, claro- de la colosal payasada de situar en las candidaturas del municipio Sucre y Baruta a El Potro Álvarez y Winston Vallenilla respectivamente. Podría hacer el ejercicio creativo de adivinar cuál de las figuras de logística del nuevo Estado apostó por el beisbolista-pégale a tu mujer-perreo intenso de El Potro y el (cómo olvidarlo) Winston Traje de dos colores Vallenilla, y no vislumbro a ningún personaje lo suficientemente atrofiado –es que ni el ñángara de Villegas, vale- como para cederle tamaña responsabilidad a dos oportunistas de rigor que, más temprano que tarde, se pintarán de colores y ninguno será rojo.

Inclino mis apuestas a que la orden vino de la isla. La misma donde pasó sus últimos días el finado que encarnó en un pajarito llamado nostalgia, donde se puso la soga al cuello el palangrista comunicacional de las noches oficialistas y la misma a la que cada alto funcionario de este país pasa reporte de los escenarios actuales para ser asesorado sobre cómo actuar en los escenarios futuros.

¿Escenario futuro? Diciembre

Baruta y el municipio Sucre son para el madurismo aquello que los gringos (sí, los gringos que qué arrechera les tienen) llaman petty cash. Sabido es que figuras como Layla Sucar; Roberto Messutti; Roque Valero; Susej Vera y los aquí mentados El Potro y Winston, son meros culitos del oficialismo o el combo necesario para adornar sus mítines: los culos, el cantante y los papiaos chupa esteroides que hablan de Izquierda y Revolución.

Sin ánimo contestatario, dudo que algún venezolano apueste por la sapiencia y conocimiento político y gerencial del Potro y Winston. Ni siquiera incluí en este artículo la candidatura a la alcaldía de Maracaibo de Pérez Pirela porque, al menos, cierta formación académica y política tiene –dice su CV cibernético que hasta en La Sorbona; no consigo link en la red que me lo confirme-  y lleva varios años payaseando en su Cayendo y corriendo.

Si hay algo que tiene este pueblo es la condición de farandulero. Habrá que esperar hasta diciembre para comprobar si es cierta también la tesis del madurismo de aquí somos brutos por y sobre todas las cosas.

Artículo anteriorContra el gorila.
Artículo siguienteUna realidad colectiva.
Periodista y docente venezolano/mexicano. Cursó estudios de maestría en Lenguas Extranjeras y Literaturas Comparadas en la Universidad de Buenos Aires (UBA). Trabajó en diversos periódicos en Venezuela y fue coordinador editorial de la revista Exceso. Ha colaborado en medios internacionales como el diario El Espectador (Colombia); NewsWeek (Venezuela) ViceVersa (Estados Unidos) y SinEmbargo (México). Fue docente de la cátedra de Géneros periodísticos en la Universidad Monteávila en Venezuela e Innovación y estructura periodística en la Universidad Anáhuac Cancún. Reside en Ciudad de México donde está al frente del área de comunicación y redes de Kybernus, Asociación Civil, dedicada a captar y potenciar liderazgos en todo el país.

4 Comentarios

  1. asi mismo es, así como en el medio oriente la política y la religión son indivisibles, ahora en venezuela cada vez más lo son la política y la farándula, aquí todo es un show, jamás un candidato ha ofrecido polítcas bien diseñadas, discursos inteligentes o cosas así, todo se reduce a besar viejitas aparecer en tv, decir q el otro candidato es un amierda y tratar de ser estrellas pop
    ¿alguien recuerda el último mítin de chávez?
    aquel donde saltaba como un mono con estos artistas fantoches, qu een lo que empezó a hablar la gente se le iba y lo dejaba hablando solo? que fue eso sino un show tragicómico?
    así mismo
    pura farándula

  2. Los chavistas lograron armar un escándalo con sólo 3 de sus 335 candidatos. Eso les permitirá tapar el robo de 332 alcaldías mientras nos ocupamos de farándula política con tipos que igual para ellos son desperdicio porque saben no tienen oportunidad. No solo eso. Lograron que nos ocupemos de un tipo que ni si quiera es candidato. Lo lograron de nuevo.

  3. bueno y como guinda del pastel, diosa Canales está considerando ser candidata…y lo peor del caso es que ha dicho cosas mucho más inteligentes y sensatas q sus homólogos, dijo que agarraría el dinero de la campaña y lo inveritría en hospitales y vainas sociales y q su campaña la iba a hacer ella sola con su cuerpo, y pana: es la vaina más genial q haya dicho candidato alguno aquí, la probabilidad es ínfima pero de hacerlo creo q sería una estrategia bastante exitosa
    por supuesto q eso no significa q esté capacitada pero ha demostrado tener algo que ningún político ha tenido en Vzla en los últimos años :INTEGRIDAD
    en serio esta tipa se está ganando mi respeto

  4. Inicialmente me sorprendió el anuncio, pero de la porqueriza «política» que representa el madurismo, la más presente, de mayor tufo gorilista
    y hediondez autoritaria primitiva es la de lanzar militares activos de nuevo a cargos civiles electos, militares que inician la campaña vestidos de verde, rodeados de hombres armados y con pistola en el cinto. Directo al revelar que el gobierno es militar, los militares mandan y Maduro es sólo una figurilla porque el insepulto así lo pidió.

    La lista de militares es grotesca y así vamos. El sólo hecho que el congreso sea liderado por un militar golpista, la verdad disminuye a la nada al grupo de payasos pintados que lanzaron a las alcaldías.

    Es sencillamente un circo de payasos dentro de una instalación militar, el circo de fuerte tiuna.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here