Ayuno político

2
95

He sonreído al leer el post de el cumpleaños 13 de PN y la sugerencia de Adriana de hacer dieta política, porque eso es justamente lo que he tratado de hacer en los últimos tiempos.

Es cierto, pienso que esta página se ha enfrascado en el tema político y ha dejado de lado la literatura, la poesía, el arte… Es claro que vivimos un momento álgido en nuestro país, pero vaya, si más de la mitad de quienes nos leen son de fuera de Venezuela…

Y me gustó la propuesta de Adriana, porque no sólo sería más sano para PN, que respiraría otros aires, sino también hace que nosotros, los que escribimos de cuando en cuando, o a veces demasiado seguido, y para quienes nos leen, también respiren otros aires.

Por lo menos, desde que publiqué por primera vez en la página, he tratado de escribir temas que no son en esencia políticos, sino más bien de temática espiritual, o de filosofía, o pensamiento, oriental. Y el tema político, que desde luego he caído en él, trato, como si fuera un pegoste, de quitármelo de encima.

En lo que he leído esta página, he visto que buena parte de quienes escriben acá están emparentados a las ciencias “duras”, la sociología, el cine, la historia, el cristianismo… y creo que debemos tomar la palabra de Adriana, de hacer, tanto para beneficio de la página, como para nosotros mismos, de hacer un “ayuno político”, es decir, dejar en paz por un rato a los rojos y a los azules, que bastante cansan, y empezar a teclear temas más “universales”, por decirlo de alguna manera.

Yo por mi parte haré un gran esfuerzo, y sé que cuando escribo temas “espirituales” nadie comenta, pero bueno, al menos lo leen, algo es algo.

¿Alguien más se anota en el ayuno?

GD Star Rating
loading...
Ayuno político, 4.8 out of 5 based on 16 ratings
Artículo anteriorManuel Antonio González Cabrera: Escritor AutoPublicado
Artículo siguientePor el Medio de la Calle 2012: Pañitos Calientes y Fotos Fijas
Mido un metro setenta y cinco. Tengo una docena de libros. En mi cuarto hay un altarcito con un Buda. Me gusta el color azul. A veces me despierto alunado. Prefiero los gatos a los perros, porque no existen gatos policías. Soy de acuario, pelo negro. No colecciono nada, guardo la ropa ordenada. Me aburro en las fiestas y soy de pocos amigos. Tengo los ojos color café tostao. Dicen que soy bueno, aunque no sea bautizado, y aún no me llevan las brujas. Nací a las siete y media de la mañana. No creo en ovnis ni en zombies (pero de que vuelan, vuelan). Uso prendas talla "m". Prefiero quedarme en silencio. Duermo del lado derecho y con franela si hace frío. De la vida yo me río, porque no saldré vivo de ella. No uso saco ni corbata, ni me gusta el protocolo. Estoy en buena compañía, pero sé cuidarme solo. No me complico mucho, no me estanco, el que quiera celeste, que mezcle azul y blanco. No tengo adicciones, mas que de leer y estar solo. Antes creía que no tenía miedos, hasta que vi la muerte a milímetros. No me creo ningún macho y soy abstemio, aunque si hay una buena compañía y un vinito se me olvida esto último. Prefiero más a los animales que a la gente. No tengo abolengo y dudo mucho que tendré herencia. Tengo una rodilla que a veces me fastidia. Tengo cosquillas, no las diré hasta que las descubras. No traiciono a mis principios, que son cinco. Me gusta ser muy sincero, por eso no hablo mucho. (Inspirado en una canción del Cuarteto de Nos)

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here