The Dark Knight Rises; fin del ciclo Nolan

6
383

Con el estreno de TDKR concluye la trilogía que reivindicó las adaptaciones de cómics en el cine, demostrando que un buen guión, una dosis de realidad y personajes bien construidos se puede trascender el género y llegar por igual a los fans, público general y críticos de cine. En Batman Begins sentó las bases que harían exitosa a la saga y con The Dark Knight las perfeccionó, la tarea con Rises no era nada sencilla: concluir satisfactoriamente la serie, tarea que logra con creces.

Sin embargo, la película no está exenta de fallos, después de un excelente inicio donde nos presentan al personaje de Bane en una escena de acción emocionante y a la par con la del camión que se voltea en The Dark Knight, nos enteramos que Bruce Wayne colgó su traje justo después de la muerte de Harvey Dent, encerrándose en su mansión por no poder superar la pérdida de Rachel Dawes, un comportamiento a mi parecer algo pusilánime para un tipo que escaló el Himalaya en búsqueda de conocimiento y habilidades para pelear contra el mal.

Cabe destacar que no hay crimen en Gotham gracias a una ley aprobada en honor a Harvey  Dent, lo que justificaría que Batman no existiera mas no que Bruce se encerrara a llorar en su habitación, ajeno a otros asuntos importantes como el bienestar de su compañía. Para alguien que ha sabido meterse en la psique de un personaje tan complejo como Bruce Wayne, se siente como un error de novato.

Afortunadamente a emo-Bruce lo tenemos que aguantar poco tiempo pues una vez que toma la decisión de encarnar al Caballero Oscuro la película toma otro ritmo más interesante. Además los personajes secundarios son de gran ayuda para redondear la trama, especialmente al inicio cuando no tenemos a Batman. Tendría que sacar la cuenta, pero creo que de las tres películas ésta es en la que Christian Bale sale menos en pantalla.

Nolan ha logrado plasmar todas las facetas y etapas de la vida de Batman/Bruce Wayne; en Begins nos presentó al protagonista lleno de miedo e ira, emociones que termina por canalizar al transformarse en Batman; en TDK lo encontramos cómodo en su papel, alternando la vida del millonario con la del superhéroe enmascarado hasta que enfrenta a esa fuerza del caos encarnada por el Joker. En esta última entrega se enfrenta al dolor y a la pérdida, Bane lleva al extremo de la vulnerabilidad a Batman, dejándolo reducido a nada, y queda de Bruce recordar la lección de su padre acerca de caer para aplicarla ya no como un joven rabioso sino con la madurez de la experiencia.

Asimismo, Batman enfrenta a un Bane convertido en mesías de los indignados que promete esperanza a costa de mano dura y represión, una esperanza falsa en verdad pues su plan no incluye sino destrucción.  En una metáfora poco sutil Bruce se ve en la necesidad de asumir las consecuencias de su confinamiento cuando
la ciudad Gotham que creía haber salvado se corrompía desde los cimientos.

Para equilibrar estas dos fuerzas Nolan se vale de Catwoman, interpretada hábilmente por Anne Hathaway, aunque en honor a la verdad me quedo con Michell Pfeiffer. Mención especial como siempre a Gary Oldman, Michael Caine y Morgan Freeman, los tres padres de Bruce, cada cual con su particular forma de ayudar a ver de otra forma el mundo de Batman. Para terminar con los personajes, el joven Blake nos muestra a un huérfano en otras condiciones distintas al privilegiado Bruce y como sus caminos convergen a pesar de tener visiones a veces encontradas acerca de la vida. Gordon-Levitt hace el papel a la perfección.

Superar The Dark Knight era una tarea titánica y probablemente imposible para Nolan, sin embargo el director y su equipo confeccionan un cierre casi perfecto a la trilogía, tres horas que no se sienten, conectadas con todo lo que vino antes y dejando el final lo suficientemente cerrado como para no caer en la tentación de una cuarta película hecha por Nolan & Co. pero abierto al estudio. Recomendada para cualquier aficionado al cine y los cómics.

6 Comentarios

  1. ajá, entonces punto al catwoman de la Pfeiffer. Sí, me parece muy difícil superarlo, por ahora. Veremos

    Y ahora sí, me entró mucha curiosidad por ver a Gordon-Levitt

  2. la verdad no espero una buena interpretación de anne hathaway y de marion cotillard mucho menos, hay mejores actrices que debieron poner ahí en lugar de ellas.

  3. Acabo de verla, y salí sumamente embroncado con la crítica, que me la había vendido como “incomprensible”, “larga” y “aburrida”.
    Yo no sé qué diablos esperan. Hacen una película boba, para embaucar al público, y la destrozan (no sin razón), por mediocre; pero cuando el sistema se digna a hacer una película fiel a las tramas y subtramas de una serie tan complicada como Batman, es “incomprensible”.
    Pues como fanático del comic, me pareció muy, muy fiel. El giro del guión con Ras Al-Gul es genial. De hecho, en el comic, Batman tiene un “affaire” con la hija de Al-Gul, del cual nace su hijo… Así de complicada va la cosa. Claro que, si te aventuras al cine en clave crítico sin ninguna comprensión ni respeto por el comic (y por cosas tan geniales como el “Dark Night Returns” de Miller), claro que no entiendes ni papa.

  4. Hay un sector de la crítica que se niega a aceptar que una película basada en un cómic tenga la calidad que tiene Batman, e incluso cuando aceptan que es buena dan a entender que no juega en esa liga, un absurdo total.

    Me quedo con las ganas de ver en pantalla el Dark Knight Returns, sueño con que lo hagan un día con Michael Keaton haciendo de Bruce viejo, aunque un amigo me comentó que le gustaría ver a Bryan Cranston en ese papel y también me pareció buena opción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here