Diario desde Gochywood #1

2
263

Todos te usan y se van

te aman un rato, te joden un rato y hasta luego

tú, como madre abnegada o putita barata

tú, con tus majestuosos senos húmedos en la mañana

tú ,con tu aliento frío que eriza la piel del poeta

Poema “Mérida” de Rois.

Me gusta el poema que está de epígrafe a esta entrada del diario. Así somos los venezolanos, no sólo con Mérida sino con Margarita o con cualquier ciudad que nos permita evadir la rutina incesante del caos en que vivimos. Tal vez por eso, el festival de cine venezolano tiene un cierto aire de evasión, medio avestrucezco (y me perdonan esa barbaridad)…

En horas de la mañana, estuve en el Hotel El Serrano, retirando la credencial; luego me di una vuelta por las salas dónde, desde hoy, se proyectarán las películas de la competición oficial, así como las secciones paralelas. Por cierto, aprovecho para decir que la sección “Desde el Cascarón” me parece mal programada: todas las películas se proyectarán el día miércoles, desde las nueve de la mañana, en el Teatro César Rengifo. Esto, parece previsto así para que no coincida esta sección con los foros que se realizan en las salas de Alto Prado en horas de la mañana. Aún así, me parece mal pensado, ¡va a ser imposible ver todas las películas de esta sección!

El extraño caso de Carlos Malavé.

Carlos Malavé me parece un personaje interesante. Amenazó con darle unos coñazos a un crítico de Últimas Noticias, se pelea con todo el mundo y suele ser muy frontal a la hora de hablar. Sus proyectos tienen algo de quijotesco, de locura, de salto al vacío. Al mismo tiempo, cuando defiende su trabajo, surge su vulnerabilidad. Aquí mismo en Panfleto Negro, el pana dijo textualmente: “Yo no vendo mi calidad como cineasta yo vendo mi capacidad de producir.

Por eso, aproveché de ver su película a mi llegada a la ciudad. Para mi sorpresa, me resultó un film bastante aceptable. De hecho, podría ser el mejor estreno venezolano del año, como ya lo afirmara Sergio en su enjundiosa crítica hace semanas.

Lo que Malavé no logró en Las Caras del Diablo, lo consigue con creces aquí: crear un film policial, sobre los bajos fondos de la ciudad, específicamente de Maracaibo. Para ello, el director se vale de la legendaria figura de Heberto Camacho, aquí transfigurado en Heriberto Camargo, un periodista de sucesos que le enseñó a los marabinos a leer el periódico “de atras pa´lante”, y cuya sola presencia sostiene buena parte de la película, en parte por el personaje y en parte por el enorme trabajo de William Goite, de lejos, lo mejor de la película.

Último Cuerpo toma lugar en los bajos fondos de Maracaibo, dónde la frontera entre la ley y la delincuencia no existe. Como se pregunta el personaje de Jean Paul Leroux, un supuesto asesino en serie (Vicent “El Matapolicías”) que termina siendo un asesino a sueldo bajo el mando de los corruptos: “¿y quienes son los buenos aquí?“.

Estos buenos, no existen, por eso la figura de Camargo se mueve entre acciones éticamente muy cuestionables, que van desde manipular evidencias, hasta entrevistar testigos antes de que la policía lo haga, además de portar un revolver y comportarse como policía.

Lo mejor del film es hacer lectura del comportamiento del personaje. ¿Quién es Camargo? ¿Un justiciero comprometido con la verdad, o un exhibicionista necesitado de fama que se aprovecha de la miseria ajena para satisfacer a sus jefes y ponerlos a vender periódicos, además de drenar sus frustraciones como escritor? El guión por momentos es tan ambiguo, tan decididamente cínico, que nos permite responder como queramos a esa pregunta.

En varias secuencias, Camargo posa con los delincuentes, se siente satisfecho porque lo reconocen, y siente cierto regodeo egocentrista consigo mismo, cosa que siempre le hace ver a su aprendiz, estereotipado personaje de rookie resuelto correctamente por Guillermo García, quién representa el reflejo de lo que una vez fue Camargo: un idealista apasionado, y que al final deberá decidir si sigue la senda de la muerte -a la que Camargo se refiere como una mujer que enamora para siempre- o si abandona y se va por el camino de la vida. Ya podrán imaginar que decide al final.

Otro aspecto que me gustó del film de Malavé, es la representación de una institución podrida por todos lados. Si Las Caras del Diablo parecía un canto a favor de la policía, Último Cuerpo se ubica en el extremo contrario. Desde el Alcalde, un sobreactuado Sócrates Serrano, hasta el último de los policías parece estar implicado en cosas sucias. En la nueva cinta de Malavé no hay muchas esperanzas, porque en todas partes vive la corrupción. Los testigos son asesinados, los policías honestos, también.

El cuerpo policial está dirigido por un real hijo de puta, encarnado de manera excelente por Miguel Ferrari, quién junto a Leroux (en la que probablemente sea su mejor actuación) secunda el tremendo trabajo de Goite. También merece mención, la actuación del televisivo Juan Carlos Adrianza, que aún teniendo un personaje lleno de tantos clichés, dota de humanidad y dignidad su papel de trasvesti marabino.

Mercedes Brito encarna el personaje peor construido de la trama: una estereotipada periodista, que también vive una forzada subtrama romántica con el asesino. El cine de Carlos Malavé es de hombres, los personajes femeninos siempre quedan relegados a un segundo plano. Por eso, Matilda Corral repite aquí el cliché que encarnaba en Las Caras del Diablo, con los mismos gritos y las mismas actitudes, algo lamentable en un personaje que pudo ser trabajado mejor, tanto en el guión como en el trabajo de la actriz.

Es obvio que así como la película acierta al presentar ese mundo corrupto que se expande en todos los niveles del poder, también el hecho de ubicarla en Maracaibo, permite extraer otras conclusiones non-sanctas. Cualquiera aceveraría que se trata de una de las tantas operaciones ideológicas de la villa del cine por seguir estigmatizando a los dfirigentes opositores, acusándolos de ser mafiosos y protectores de narcos, al peor estilo de la aborrecible Comando X.

Son para marcar distancia algunos subtextos de la película, sean intencionales o no. Igualmente, la representación de los directores del diario, tanto el dueño como el jefe de redacción, no son lo mejor, porque quedan reducidos a un arquetipo que no aporta nada, y que pierde la oportunidad de profundizar en el siempre fascinante tema de la ética y los límites del cuarto poder.

Finalmente, las escenas de acción están muy mal resueltas, sobre todo la última, en el supermercado.

En definitiva, Carlos Malavé se reivindica, y por primera vez justifica con hechos todo el recalcitrante discurso que siempre suele cargar encima a la hora de referirse a sí mismo como un cineasta guerrillero e independiente, aunque en realidad su cine tenga muy poco de ambas cosas. Espero que en sus próximas películas siga esta senda y deje de lado la complacencia de sus anteriores películas, por ahora, pulgares arriba para Último Cuerpo.

Party

Ya en la noche de ayer, a las 09:00pm, se realizó la inauguración del festival. No hubo palabras de apertura, los organizadores estuvieron casi toda la noche en un encuentro privado, mientras en Chicho´s Bar se realizaba una rumbita de bienvenida. Nada muy distinto a las típicas rumbas que me tiro los viernes en Discovery Bar.

Dos comentarios me golpearon toda la noche. El primero decía que este año el festival iba en picada, básicamente porque el gobierno prefirió “oficializar” como festival de cine venezolano el encuentro de Margarita, a realizarse el último trimestre del año. De ahí que la organización ha estado tirándole señales al estado, con ánimos de congraciarse.

El segundo, hablaba de como todos los invitados todavía se bajaban del avión, y por eso la fiesta estuvo llena de estudiantes de la ULA, periodistas y arroceros de costumbre, quienes nos quedamos hasta alrededor de las dos y media de la madrugada, bebiendo y hablando pendejadas.

Fue un placer ver a las pocas figuras del star system criollo que estaban presentes en otro ambiente, bajados de su pedestal, peleando contra los efectos del alcohol, desentonando canciones y echando chistes verdes.

Hoy es día de películas y foros. Mañana comentaré todo. Nos vemos…

2 Comentarios

  1. uhm muy bueno chamo…
    he estado pendiente de ver ultimo cuerpo, pero ni modo, sera buscarla en quemadito porque por lo menos aqui ya salio de cartelera…
    esperaremos las otras partes a ver que tal…
    saludos chamo suerte por esos lares…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here