LA CASA DE LOS FANTOCHES

Ya no me da risa. Ya ni siquiera me enojo. Ahora sólo puedo sentir la perplejidad de quien ve un reality show de esos bien montados, donde los personajes se eligen precisamente por su peculiaridad y por la posibilidad de que, al ponerlos juntos, surjan situaciones insólitas para el deleite de la teleaudiencia, el rating de la emisora, y el beneficio de los anunciantes.

Y claro, en este caso, y pese a las fantasías paranoicas de quienes siguen la teoría de la conspiración de moda, no podemos hablar de un equipo haciendo casting. Mirando hacia atrás sólo podemos pensar en las contingencias históricas que dieron lugar a esta serie barata en concepto, pero con mucho presupuesto. Maldita Historia; sin mente, sin destino; errático azar que beneficia a unos y jode a otros (aunque algunos de estos aún siguen sin enterarse).

Podemos ir tan atrás como queramos. Por razones de conveniencia comenzaremos el relato en el momento en el que Francia invade a España y se encarcela a Fernando VII. ¿Y qué carajos tiene que ver esto con Venezuela? Ahí está el detalle. Nadie en Venezuela, ni siquiera los paranoicos conspirativos, parecen notar que la historia de este milagro que salió mal se inscribe en un cuadro un poco más complejo. Antes que el el Imperio fuese el imperio que conocemos, el dominio del mundo se lo peleaban otros reinos y, para el momento que nos ocupa, los principales eran Inglaterra, Francia y España.

Pero bueno, no puedo escribir una tesis doctoral acá, so pena que no la entiendan. Así que me limito a señalar que no es casual que Francisco de Miranda fracasara en sus intentos por “liberar a Venezuela”, que la “independencia” de Venezuela recibiese dinero de Inglaterra (soberanía, jajaja) y que la cosa ocurriera de la mano de unos blancos criollos justo cuando la Madre Patria no tenía control de las colonias americanas, pues ella misma estaba en la crisis de la invasión napoleónica. En corto, hablamos de una capitanía obligada a tener a un papel, que como vemos, aún le queda grande.

Tenemos que saltar adelante para entender por qué la mayoría no puede entender esto. Apuremos el paso y omitamos que lo que sigue despues es la pelea entre quienes querían ocupar el lugar de Fernando VII, ahora de manera directa. Comencemos en el capítulo que se inicia con la democracia que, con todo lo malo, fue lo más cercano a una democracia en el sentido usual que se le da al término en el mundo político contemporáneo. Destaquemos como a los líderes se les seguía saliendo su pasado blanco criollo y cómo, sin darse cuenta, crearon el mounstruo que ahora se está devorando a sí mismo.

Se pueden hacer muchas cosas para excluir a la gente, la más grave es dejarlas a la buena de Dios (léase en las garras de la iglesia) y negarle el acceso a la educación. Ambas cosas pasaron en nuestro capítulo democrático (pasaron otras cosas terribles, pero esta son, definitivamente, cruciales). El sistema educativo recibía dinero de manera inversamente proporcional: menos hacia el preescolar, mucho hacia la universidad. Junto a los otros factores, a la universidad tendían a llegar más privilegiados que menos privilegiados (el grueso de la deserción ya ha ocurrido al finalizar el 9no grado). Claro si tú estás leyendo esto (y puedes entenderlo) probablemente no los conozcas, pues tu idea de Venezuela se encuentra un poco distorsionada (precisamente porque no has interactuado con esta gente que, te informo, son mayoría en tu país. Lo creas o no, te guste o no).

Así las cosas, y si me vas siguiendo, puedes comenzar a entender por qué un líder carismático que busca la FELISIDAD de su pueblo tiene el éxito que tiene entre sus feligreses. Y de nuevo, vamos a estar claros, hay muchas razones para defender a Chávez (los intereses de un Barreto, la ingenuidad de un Penn) pero en el meollo de la cuestión se encuentran estos analfabetas funcionales (leen, pero no comprenden), absolutamente desempoderados porque no son capaces de entender cómo funciona el mundo contemporáneo; con su economía compleja (que a veces ni los economistas atinan a entender luego de haber inventado los conceptos que han complicado todo), con su falta de valores absolutos (los valores son cosas abstractas y eso de lo acstrapto, la misma palabra lo dice, no se agarra fácil), la sofisticación tecnológica, entre tantas otras cosas incomprensibles para muchos, obligan a la gente a refugiarse en lo que puede y tiene a la mano. ¡Maldición! ¡Por eso los evangélicos van ganando terreno en Latinoamérica, casi sin que nadie lo note!

Bueno, ya estamos en el escenario actual: militares que se desmayan frente a “la presencia del espíritu santo”, un líder que mezcla a diestra y siniestra cuanto libro le pasa por delante para crear el delirio de moda llamándolo “misión” y, el verdadero problema, un pueblo que entiende que ser pueblo es padecer de desesperanza aprendida, es decir, que está convencido que no se puede salir adelante si no te dan una ayudita, que tiene que se en forma de pescado, no de la habilidad de aprender a pescar. Y claro, las voces ilustradas criticarán el paternalismo, y esa crítica se queda de forma masturbatoria en una élite con un intelecto un poco más desarrollado, sin que impacte en el grueso que disfruta de su presidente, el sabio, el tuerto entre tanto ciego. Y ojo, tampoco te creas que la oposición es mejor. Mira a Maria Corina, mostrando su ingenuidad/ignorancia política al resumir al cosa diciendo “hay que luchar contra este comunismo”.

Puedes hacer el estudio de campo, salir en plan antropológico. Entre las perlas que he encontrado está esta, del twitter:

HCH vino impregnado de mucha Dialéctica, Hegel, Marx, JeanPaul-Sartre. (Afirma, niega lo primero y niega lo segundo)

Yo pensé que era una manera cínica de burlarse del cantinflismo del máximo líder. En lo absoluto, la muchacha que escribió esto está genuinamente convencida de la coherencia de su comandante. Pobre. ¿Cómo le explicas? ¿Cómo sacas a los ilusos que ponen su corazoncito por encima de la capacidad de distinguir lo político, lo ideológico, lo estratégico, lo táctico?  Es precisamente por esta ignorancia crasa y supina que se le atribuye al pueblo (y que el pueblo con tanto gusto cultiva) que seguiremos escuchando estupideces como la de este video:

Porque claro, las soluciones tienen que ser concretas y por concretas se entiende algo que este pueblo pueda entender. No hay para donde agarrar. ¿Cómo les explicas que lo urbano tiene ciertos límites? (no entremos en el tema de la producción agrícola, pues la mayoría ni siquiera conoce qué significa la palabra Monsanto) (¿bueno y acaso ellos defienden una idea de lo urbano como se le suele entender? ¿Más aún, sabrán ellos que es lo urbano?). Cuando estabamos en plena modernización, al 23 de Enero tuvo que llegar la Guardia Nacional, para obligar a la gente a dejar de sembrar en los techos, de tener gallinas y cochinos en los baños de los apartamentos. Era la década de los 50, cuando Venezuela, y Latinoamérica en general, hacía la transición de lo agrícola a lo urbano. Fue acá donde se gestó otra de las heridas que aún no superamos. En Brasil surgieron las favelas y la armamentización de las pandillas que ahí se formaron. En Venezuela empezaron los barrios a crecer y a armarse también. ¿Por que nadie habla de esto? ¿Dónde están los planificadores, los urbanistas, los historiadores, los politólogos, los sociólogos? Bueno, casi todos ya estamos en el exterior, o buscando como irnos de un país que ya no sentimos como el nuestro, a pesar de saberlo como el nuestro. ¿Para qué nos quedamos si el Estado no tiene una estructura que nos incorpore y la planificación es así de insólita como la ves en este video? Cuando salimos al exterior, vemos cosas asombrosas: gobierno, comunidades y academia trabajando articuladamente para mantener sólidos sistemas de salud, educación y demás. Eso es un Estado, pero en Venezuela nadie lo sabe y Chávez, la verdad sea dicha, disfruta de estos “experimentos sociales” que carecen de cualquier fundamento. Se honesto contigo mismo, en Venezuela no hay Estado, sólo gobiernos que toman el control. Además, la poca infraestructura simbólica que teníamos ha sido desmantelada para crear esta relación directa entre nuestro líder y sus delirios y nosotros y nuestra incapacidad para autodeterminarnos. Es la era de las comunas, de los saberes populares (con la ignorancia como el primero de ellos), el desarrollo endógeno y de todos esos conceptos que muestran las ganas de hacer algo nuevo, de ser distinto y que, a la vez, encubren el desconocimiento del verdadero proceso en curso, junto a nuestra incapacidad para resolver la verdadera crisis.

Por eso ahora los cargos los ocupan jóvenes revolucionarios o vacas sagradas del chavismo. Todos a la saga del nuevo Fernando VII, al que aún parecemos extrañar. A estas alturas yo sólo digo una cosa: a mí este show ya me tiene fastidiado y estoy agarrando fuerzas para, por fin, cambiar de canal.

GD Star Rating
loading...
LA CASA DE LOS FANTOCHES, 4.9 out of 5 based on 14 ratings

Chaman Urbano

Psicólogo/psicoterapeuta, artista visual/conceptual, culture jammer... un chamán urbano pues.

Más posts - Website

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo
Autores
Etiquetas ,

Publicaciones relacionadas

12 Comentarios

  1. DESDEMONA dijo:

    NO ES POR NADA… NO SOY BLANCA, SOY HIJA NATURAL DE UNA CAMPESINA ANALFABETA, FUÍ INDIGENTE HASTA LOS 12 AÑOS, Y ME GRADUE EN LA UCV EN INGENIERIA MECANICA HACE CASI 30 AÑOS… ASÍ COMO YO HAY MUCHOS… EL PROBLEMA DE VENEZUELA ES QUE HAY GENTE GORRERA Y CAMPORUSA QUE NO ESTÁ DISPUESTA A TRABAJAR CON FUERZA…
    TRABAJEN VENEZOLANOS EN VEZ DE ESTAR INVENTANDO HISTORIAS…

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Chaman Urbano dijo:

    Hola Desdemona,

    Gracias por comentar y por dejarnos un ejemplo claro de que algunos tienen suerte y salen adelante en el nivel personal, aún cuando no tengan idea del plano social y del problema político y cultural que nos agobia. Creo que no te has dado cuenta, pero con tu comentario estás confirmando, precisamente, lo que planteo en el artículo.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Locke dijo:

    En líneas generales. Me parece tu artículo bueno, hay unas cosas en las que concuerdo completamente contigo y una en especial en la que no. Empezaré por lo que concordamos. Surge dentro de nuestra, idiosincrasia o no sé si llamarle “Idiotacracia” una reacción total de rechazo y desconocimiento ante nuestro pasado histórico, nuestro presente y nuestro porvenir. Esto se manifiesta como un tipo de inseguridad o incertidumbre de que no sabemos qué somos, que tenemos ni mucho menos para dónde vamos. Hace poco acabo de leer un libro bastante interesante de Francisco Herrera Luque titulado los viajeros de Indias, en el que realiza un estudio sociológico e interpretativo de la realidad Venezolana tomando conductas precedidas por enfermedades mentales que trajeron los conquistadores al momento del descubrimiento. El plantea que el mayor atenuante de los problemas de los Venezolanos no es producido por las condiciones ambientales que lo rodean por ejemplo: La incapacidad de los organismos de seguridad por lo que aumenta la delincuencia o la falta de escuelas para mejorar la educación; él dice que es el mismo Venezolano el mayor causante de sus desgraciadas por un componente hereditario que se arrastra desde los primeros asentamientos españoles y al que llama sobrecarga psicopática. El ejemplo es visible en el comentario que hace desdemona que al parecer da a entender que nuestros problemas serán solucionados “trabajando y dejando de hablar paja” sin importar que nuestro valores culturales y morales y rasgos idiosincrásicos vayan por otro lado( es decir sigan involucionando colectivamente). Lo que según Herrera Luque define como la Historia detenida que trata de que nosotros tenemos un desconocimiento atroz sobre los conceptos de nosotros mismos, y todas las distorsiones de la realidad que se presentan actualmente han sido progresivamente distorsionadas por heredad antropológica.Entonces aveces nos parecen risibles muchas de las cosas insólitas que suceden en Venezuela y que las proyectamos en ideas y acciones como que confundamos negro con blanco, que un tipo nos diga que tenemos que sembrar en nuestros patios una matíca de caraota para solventar el problema del desabastecimiento agrícola, que creyendo que repletando a todo el país de incontables Universidades mejorará la educación, o que el mejor camino para ser exitoso en Venezuela es la corrupción, el nepotismo y la viveza.

    Lo que no puedo concordar contigo es el sentimiento de exilio que manifiestas en el que al fin de cuentas terminas aduciendo “ésto está jodido y no lo arregla nadie” mejor cojo mis maletas y me voy donde puedan valorarme por mis capacidades personales. Ahh y en el exterior todo es más bonito que en Venezuela y ya he comprendido por fin la notable diferencia de nuestro atraso. Soy de los que parto desde el punto de vista que si quieres criticar algo debes enfrentarte a lo que criticas y tratar de llevar a cabo cambios por más pequeños que estos sean para mejorar tú entorno, sino es muy fácil conjeturar cualquier tipo de conclusiones. El país necesita ciudadanos conscientes, inteligentes, críticos; capaces de brindar cambios para que la realidad Venezolana y la clase dirigente y cultura política de nuestro país cambie de una vez por todas. Te lo digo siendo apenas un joven Universitario con muchos coñazos por recibir de la vida, pero que se resiste a perder a tan temprana edad la esperanza.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  4. Chaman Urbano dijo:

    Locke

    Gracias por responder tan detalladamente. Me animas a exponerte mi punto con otro artículo sobre el asunto sobre irse o no. En resumen, te adelanto que creo que es una decisión personal (con lo que sí, tienes derecho a quedarte). No creo que puedas establecer una regla, simplista, de que “irse es malo y quedarse es bueno”. Más aún, no creo que puedas chantajear a los que quieren una vida mejor con el argumento de que deben sacrificarse por Venezuela. Esto por una sencilla razón: no se lo merecen. Venezuela como país no ha dado la talla para mantener a sus “hijos” en su regazo. Es una pésima madre, de hecho (lo que significa que somos muy crueles con nuestros compatriotas). Por otro lado, los que se suelen ir son los más talentosos (claro, hay muchos talentosos que deciden quedarse también) o los que por lo menos están convencidos de que merecen una vida mejor (aunque no sean tan talentosos). La cosa es simple, los que se van se van, en última instancia por supervivencia. Tu guste o no, estés de acuerdo o no.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  5. Locke dijo:

    Vale chaman. Asumo tu reto, prepararé un artículo referido a ese tema.
    Saludos hablamos pronto…

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  6. xluis dijo:

    hace unos tres años me ofrecieron un trabajo en canada, ganado lo que aqui seria una fortuna, se lo dije a mi esposa y ella no quizo, nos fuimos a conocer a las personas que me ofrecieron el trabajo, conocer la ciudad, pensaba que ella iba a cambiar de opinion, le decia que íbamos a vivir mejor, que aqui no habia futuro, que esta vaina se iba pal coño. etc, de hecho muchos de los argumentos expuestos aquí se los dije. Ella me convenció de quedarnos con un simple argumento ” si tu y yo tenemos problemas ¿te vas a ir, me vas a dejar por eso? ¿No es mejor seguir juntos y resolver nuestros problemas? Bueno con el país es igual, nos salvamos nosotros individualmente, pero no resolvemos el problema. Mejor nos quedamos y tratamos de arreglarlo, poniendo nuestro granito de arena”
    Contra ese tipo de logica, no se puede pelear

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  7. krisis dijo:

    Excelente artículo, Chamán. Creo que subrayas muchos temas interesantes, algunos sin duda polémicos; espero poder leer pronto el texto de Locke sobre la emigración y comentarlo allá. En cuanto a tu texto, me pregunto si el fantochismo-mediocre de la República actual puede entenderse como un análisis errado de que la crisis de los modelos globalizadores neo-liberales en América Latina, es decir, las propuestas político-económicas de los ’80-’90, son asociados a la intelectualidad y la tecnocracia. Tal vez por allí venga el « rechazo » a los universitarios, por la dicotomía absurda creada entre ignorancia/ingenuidad/sabiduría popular buena versus intelectualidad/sifrinismo/reflexión importada, neo-colonialismo.
    Tal vez de allí que yo entienda también un sub-texto según el cual la propuesta de un « gallinero vertical » de Hugo Chávez es una especie de reivindicación del modelo de sociedad pre-democrático, el cual fue erradicado, como señalas, con las fuerzas armadas.
    Hay muchísima tela que cortar acá, agradezco que hayas abierto esas puertas. Agregaría al análisis el lado antropológico mágico-religioso y la lógica económica de dádivas en el petroEstado, pero como bien dices, la idea no es hacer una tesis.
    Salud

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  8. Edgar B. dijo:

    Epale Chaman. me gusto bastante tu articulo. ya al describir esto como un reality show no hay mas nada que agregar. somos la version endogamica de survivor. el cantiflismo imperante (asociado a injernecia extranjera)ha construido un nicho impenetrable por lo decente o semi-decente de la sociedad. como bien lo dices…a cambiar de canal…¿pero por cual?

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  9. rafasuarez dijo:

    Hola Chamán. Te felicito por la forma en que has plasmado en noventa líneas este pasado que tanta gente está empeñada en olvidar. Posees una buena narrativa, siento que tu artúclo informa, educa y -sobre todo- no aburre. Es triste que Venezuela haya pasado a ser ahora un laboratorio lleno de Conejillos “de Indias”…

    A Locke: No sé que estás estudiando, yo también fui estudiante, hasta hace poco (tengo 28 años), y me gustaría decirte que una vez que eres un profesional en busca de sustento para tu familia, la perspectiva de salir del país cambia. Para que mi país sobreviva, yo debo anteponerme, si yo no sobrevivo, no puedo ayudar a los que me rodean a salir de éste o cualquier otro atolladero. Estas líneas te las escribo aproximadamente a doce mil kilómetros de distancia de mi Barquisimeto natal, donde lamentablemente veía con dolor, impotencia, rabia e indignación la situación laboral de mi esposa (que es médico cirujano). Hasta ahí la dejo, para no salirme más del tema.

    Saludos desde Noruega…

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

Para insertar una imagen, escribe
<img src="https://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

*

Top