SubHysteria:Descarrilada en un Túnel sin Fondo

33
57


Si el cine nació con el Tren de los Hermanos Lumiere,puede darse por muerto con el metro de “SubHysteria”,cuyo vagón se estanca en la nada y en el vacío de una escritura automática, de un grado cero del séptimo arte sin futuro,sin identidad, sin guión y hasta sin director, porque carece de las más mínima personalidad, al replicar y remedar patrones de “modernidad” en pleno desuso.

Por ratos, se plagia descaradamente al Dogma 95 y nos sentimos en un viaje de retroceso hacia el auge y la caída del movimiento encabezado por Lars Von Trier,pero imitado por un alumno con complejo de descubridor del agua tibia,quien cree inaugurar o desarrollar un estilo nuevo y propio, aunque nada menos cierto.

En realidad, las situaciones y los conflictos son tan de manual como las pobres psicologías de los personajes(fotografiados con cámara al hombro y tics nerviosos de “comunicador alternativo”).

Un grupo tiene problemas con la bebida y la droga. Otros rumian su infelicidad de pareja de principio a fin.La mayoría pelea por tonterías predecibles.La minoría de los diálogos hacen avanzar la historia, y superan el trámite de la verborrea superficial.

En algún instante, la sumatoria de ecuaciones y de fórmulas de crisis,producen como consecuencia ,involuntaria,la impresión de apelar al recurso fácil de la dramaturgia del reality show,con sus repartos multiculturales(para congraciarse con difererentes sectores de la demanda),sus ganchos de telenovela, sus excesos y sus interpretaciones sobreactuadas.

No en balde, el metraje pierde tiempo valioso en registrar las mismas nimiedades y miserias explotadas por el género de la gallina de los huevos de oro de VH1 y MTV.Así, de una conversación epidérmica sobre sexo a lo “Gran Hermano”,saltamos a una confrontación verbal y física al peor estilo de “Isla de Robinson”, en una reflexión neodarwiniana de literatura de bolsillo,de artículo de revista dominical.

La trama gira en círculos, las secuencias se estiran innecesariamente como el chicle,mientras unos flash backs buscan aclarar, cuando en verdad, oscurecen y empobrecen al relato, al dotarlo de una aparente profundidad y justificación, rayana en la obviedad de unas explicaciones entre escuetas y cursis.

La Palma de Oro a la ridiculez expresiva se la debe llevar el comodín de la mujer asiática,experta,naturalmente,en artes marciales.Absurdo pretexto para rodar una gratuita escena donde la vemos manipulando una espada, como una versión femenina de “Machete” o como una parodia de “Kill Bill” para youtube.

En paralelo, el premio a la subestimación se lo ganan ,en conjunto,los secundarios de nuestro país, desdibujados en un telón de fondo marcado por el trazo grueso.Héctor Palma y compañía sirven de relleno, en unos papelitos de tercera categoría.Supuestamente,van a un concierto a cumplir su sueño americano.

El otro monumento al desaire del gentilicio criollo, recibe el nombre de Rebeca Alemán,y ella simplemente se dedica a repetir su rol teatral de “Amanecí con Ganas de Morirme”.

En tal sentido, el film se presta para proponer una buena discusión,alrededor del viejo tema del “referente” en la industria vernácula.

Nadie puede negar el interés y el derecho de cada compatriota a narrar en el idioma de su preferencia y en el país de su predilección. Sin embargo, surgen preguntas e interrogantes incómodas de cara al estreno de una serie de películas como “Subhysteria”.Por ende, ¿el objetivo es rodarlas afuera por razones estrictamente de mercado?¿En cuanto afecta la creatividad y la credibilidad, el hecho de filmar así?¿ Se hace por oportunismo, por inseguridad, por esnobismo, por condescendencia con el modelo hegemónico, o por miedo a reconocer su propia lengua?Finalmente, y a la luz de los resultados,¿ el asunto funciona o es una impostura, un gato por liebre para embaucar a un público latinoamericano,identificado con lo extranjero?

En lo personal, no tengo la respuesta. Únicamente, cumplo con ventilar mis inquietudes y las de mis colegas de la crítica.Para ser sincero, yo soy absolutamente escéptico de la efectividad y de la viabilidad comercial y estética del paradigma encarnado por “SubHysteria”, una cinta a medio camino de todo. No es chicha ni limonada. No es indie ni es mainstream. Es un largometraje varado en el fondo de un túnel, donde subyace la ilusión de cierto cine nacional.

Lo peor sería su falta de honestidad y de humildad. Lo mejor es discutirla , deconstruirla y jugar a revertirla. De hecho, me gusta imaginármela en Caracas y grabada en un vagón del metro, al azote de malandros y mendigos;al calor de las contradicciones de la Quinta República.

Ojalá pronto renazca el interés de los cineastas criollos por leer y analizar la situación actual de Venezuela. En caso contrario, seguiremos corriendo la arruga, en un mar de escapismos y de evasiones foráneas, condenadas a pasar sin pena ni gloria por la cartelera y por la historia. Ya basta de filmar por filmar, o de rodar por rodar, en latitudes y distancias ajenas, para esconder la cabeza como la avestruz.

Sea como sea, si el caso es hacer la película fuera del país, vamos también a evitar incurrir en los clichés de siempre, porque para ello, nos quedamos tranquilamente con la oferta de Hollywood y de Sundace.

En efecto, “Subhysteria” es una copia barata de miles de productos y de propuestas de diversa procedencia y origen, reducidos a su mínima expresión.
Para cine de trenes y metros, me quedo con “Subway” de Besson, con “Tren de la Muerte” de Konchalowsky, con “Moebius” y con “1,2,3 Metro”.

Por último, “Subhysteria” tampoco aguanta y alcanza para radiografiar al mundo después del once de septiembre. Si acaso, llega de refilón para conectar dos estaciones, entre la parada del cortometraje hinchado y la salida de la ópera prima rematada con desorientación.El Norte es Lost. El destino logrado es un trabajo de ensayo para un taller de improvisación.

Al final, la histeria más preocupante es la de una generación enajenada y alienada por la fantasía mediática de conseguir la redención a través de la pantalla del cine, así sea cayendo en el refrito. Por algo, la trama se quiere políticamente incorrecta.Sin embargo, es moralista con el borracho y el adicto, como una campaña de Alianza para una Venezuela sin Drogas. De paso, comete la canallada de matar a personajes viciosos e imprudentes,y de convertir en asesinos a ovejas descarriadas.Todos son juzgados en un purgatorio y en un infierno, donde se ahogan las penas entre carteritas de aguardiente y frascos de etiqueta.

GD Star Rating
loading...
SubHysteria:Descarrilada en un Túnel sin Fondo, 2.5 out of 5 based on 11 ratings

33 Comentarios

  1. Yo pense lo mismo, cuando vi el trailer me pregunté porque esta historia no se contó en el Metro de Caracas que es super atractivo, no sólo por lo dinámico de su caos sino porque ese elemento de identificacion que podemos desarrollar hacia una historia que tenga de telon de fondo a esa arteria tan vital para una ciudad como Caracas es un elemento poderoso que sencillamente se desaprovechó.

    Ojo no he visto la película, espero poder verla. Espero que alguna alma caritativa la ripee y la ponga a rodar en internet.

    Soy optimista sin embargo, y yo voy a esperar “Metrohysteria” o “The Taking of Chacaito 123”.

    ResponderResponder
  2. Gracias por comentar,Juanito.Muchos saludos.Ojalá la puedas ver.

    ResponderResponder
  3. “¿El objetivo es rodarlas afuera por razones estrictamente de mercado?¿En cuanto afecta la creatividad y la credibilidad, el hecho de filmar así? ¿Se hace por oportunismo, por inseguridad, por esnobismo, por condescendencia con el modelo hegemónico, o por miedo a reconocer su propia lengua? Finalmente, y a la luz de los resultados,¿el asunto funciona o es una impostura, un gato por liebre para embaucar a un público latinoamericano,identificado con lo extranjero?”

    Pana, estas preguntas parecen redactadas por Chávez, hechas desde un nacionalismo resentido. El filme nunca se vendió como un producto venezolano, no puede ser complaciente con el modelo hegemónico porque no es una peli hecha para FOX, o MGM, es una peli independiente.

    Resulta absurdo reprochar que no esté rodada en el Metro de Caracas, su director no vive allí y hay que decirlo, a muchísimos cineastas noveles se les ha negado la oportunidad de rodar en el país. La emigración es grande. Es como si los mexicanos se pusieran a denigrar de Wallerstein porque hizo pelis en Venezuela. ¿Qué es eso? ¿Acaso grandes directores extranjeros no hicieron carrera en Hollywood??? Ese argumento es muy estrecho.

    Igual, no la he visto, no es mi intención meter las manos en el fuego por nadie. Sólo que me pasaron este link y bue… las preguntas-afirmaciones se me hicieron bastante injustas pues sí he seguido la promo de esta peli.

    ResponderResponder
  4. Vela primero,Andrea, y después hablamos. Lo del tema del referente, es un asunto viejo.Viene discutiéndose en el cine venezolano desde los ochenta.Por tanto, nada tiene que ver con Chávez,ni con un nacionalismo rancio. Son solo preguntas.
    Gracias por comentar, de igual forma.

    ResponderResponder
  5. Me parece muy bueno que en panfleto negro le den oportnidades a nóveles críticos!!! Pero es una falta de respeto para el lector, sin dejar atrás lo irónico de la situación, que se esmera en criticar hasta el mínimo detalle una película y su crítica tiene una redacción confusa y parece más un borrador.
    Entiendo de subhisteria, un film de bajo presupuesto, y eso se lo dejé pasar, pero tiene errores y hay que dejárselo saber a los realizadores. Ahora, que venga un niñato malcriado a soltar una serie de oraciones y a creer que tiene el toro agarrado por los cachos es de muy bajo gusto.
    Además, apoyo de manera incondicional a Andrea, quien argumenta que nunca se promocionó a la película como venezolana y que ahí se equivoca el autor, y con mucha soberbia este le responde que la vea. Este pana está bajo efectos de psicotrópicos? Entiendo que no te guste un film y que tengas tus razones y te aseguro que el director del que tanto despotricas tuvo una mejor reacción a tu crítica que la que tuvo el autor con Andrea.
    Déjese de la crítica y póngase a vender su mano de obra, aproveche que está joven…

    ResponderResponder
  6. Le den oportunidad a nóveles críticos?Por favor, chico, pero dónde saliste tú?Aquí el único nuevo eres tú.Yo tengo escribiendo ocho años en panfletonegro y 17 profesionalmente como crítico de cine. Más niño serás tú. ¿Cuáles son tus argumentos?Una pataleta contra mí, contra un supuesto crío.Ponte serio e investiga bien para la próxima.Si te interesa, busca mi CV en la página de circuitograncine, donde también colaboro desde hace añales.Ismael Serrano, eres un ignorante en la materia.
    Averigua primero y dispara después.

    ResponderResponder
  7. “Aproveche que está joven”.
    De verdad, eres un tremendo desubicado.

    ResponderResponder
  8. Ismael, en el fondo, eres un tipo conservador y condescendiente. Me invitas a callarme la boca y me descalificas, creyendo hablar con un menor de edad. Pero estás bien equivocado.Ni me intimidas ni me bajas la autoestima ni me vas a censurar. Por lo demás, si quieres discutir seriamente, aquí te espero. Pon el tema y yo te respondo.Chao.

    ResponderResponder
  9. Buenos días,
    Excelente tus comentarios. Yo no soy experto en cine pero si un fanático empedernido quien ve el cine y la televisión como un recurso para divertirme, aprender, sensibilizarme, enterarme de cosas que están pasando y ver cosas que no podría ver de otra forma porque tengo un círculo limitado. Lamentablemente nunca he podido encontrar nada de eso en el cine venezolano. De hecho no vivo en Venezuela desde hace dos años. Estoy de visita en Venezuela y tuve la oportunidad de asistir al estreno de esta película por lo que comparto 100% tu opinión. Pienso que los venezolanos muchas veces pierden la objetividad y se dejan llevar por un romanticismo en el que solo por apoyar el cine nacional o en este caso un venezolano haciendo cine “guerrilla” toleran cualquier pacotilla. En este sentido admiro tu valor de salir a decir unas palabras tan fuertes las cuales generarán muchas respuestas como las que leí anteriormente. Como un venezolano viviendo en el exterior pienso que es una pelicula lenta, aburrida y llena de estereotipos. No me atrapó ni siquiera el argumento de que se puedan quedar en el metro de Nueva York unas personas 48 horas y que nadie haga nada. Además me pareció de mal gusto la vulgaridad y la chabacaneria de los venezolanos diciendo groserias en español para ponerle el toque criollo que siempre me desagrada. Unos dialogos incoherentes, una visión pesimista del ser humano en la que todos son unos viciosos y miserables capaces de las peores atrocidades. Yo hago el esfuerzo de ver las peliculas venezolanas o en este caso hecha por un compatriota pero lamentablemente cada vez que lo hago me arrepiento.

    Saludos y excelente crítica desde mi punto de vista

    Jesus Pineda

    ResponderResponder
  10. Gracias por tu apoyo y respaldo,Jesús.Además,tu aporte al debate es muy valioso.Saludos y abrazos desde CCS.

    ResponderResponder
  11. Sergio, eres un crítico que toma muy mal las críticas…
    Exiges de subhisteria muchas cosas y tu nota está mal redactada (hay un párrafo con una sola oración simple, si puedes arréglalo ya que a diferencia de Zelig, tú sí lo puedes hacer).
    Es triste que tengas una actitud tan defensiva, lo cual indica graves problemas de inseguridad y tal vez hasta de frustración. Por lo menos, eso puedo decir desde mi falta de conocimientos en psicología. Sé que me vas a decir que entonces para qué hago el comentario, pues por lo mismo que tú sabrás algo de cine y haces críticas.
    Te repito: si de verdad piensas seguir con esa profesión mejora tu carácter, ya que en el caso de la acotación que te hizo Andrea me pareció sana y no te refieres en tu respuesta a lo que ella acotó, prefieres sentarte en tu trono de una crítica mediocre y, repito, con desaciertos en la redacción para declerarte poseedor de la verdad y ella no necesita ver el film para hablarte del mercadeo.
    Aque que sabe es paciente, aque que no, se mantiene a la defensiva siempre, como será de seguro la respuesta a esta nota.
    IS0473

    ResponderResponder
  12. Ya revisé en Gran Cine… si algún día estoy lo suficientemente fastidiado voy a ver “La Mirada del Otro”. Me imagino que es impecable y eres igual de crítico en su producción. Ya te lo compró BBCAmérica?
    Ya lo entendí todo, tú tienes un espacio en un canal que lamentablemente es de muy baja audiencia, y te causa mucha envidia que luego de todo este tiempo dedicado a producción, vengan unos críos que ni si quiera viven en esta versión paupérrima de Venezuela y sacan un film distribuido por la más grande distribuidora del país.
    Te entiendo, yo también me frustré cuando a mi hermano menor le regalaron un Nintendo antes que a mí.
    Espero tu vida encuentre sentido en algún momento, por los momentos su vacio me entristece…
    Si algún día regreso a la religión, rezaré por tu alma para que encuentre descanso dentro de toda la mala vibra que estás trayendo al mundo…
    Descansa en paz alma vacua…
    IS0473

    ResponderResponder
  13. No te contradigas,mi niño.No seas hipócrita.Pides cordura de mi parte, y me mandas a descansar en paz. Por favor.Ponte serio. Un párrafo con una sola oración?Vaya sacrilegio. Los hago así a cada rato,como un montón de gente. Lamentable tu tono al final, personalizando la discusión. Estoy satisfecho y realizado con mi vida,estimado.No tengo por qué envidiar a nadie. No reduzcas la crítica a un problema tan superficial. No puedes reaccionar así contra la crítica.Es una tontería sin sentido. En Cahiers Du Cinema, escriben peor o más duro, y nadie va a salir a tacharlos de envidiosos o resentidos.Igual en El Amante Cine.Sin duda, eres ignorante en la materia. Permite a los demás expresarme como quieran. No te conviertas en una mala copia de un censor oficial. Tus historias sobre Nintendos están completamente de más. De nuevo, te invito a discurrir alrededor de ideas importantes. Hablemos, por ejemplo, de la construcción de personajes de la película.¿Te parece afortunada?A mí no. Me resulta epidérmica y nada original. Espero por tu respuesta. En paralelo, te dejo con una crítica de otro colega. De pana, reservarte tus ofensas personales contra él.

    http://www.revistavertigo.info.ve/criticas/subhysteria.html#continuacion

    Y otra más, para tí: http://www.revistavertigo.info.ve/criticas/subhysteria2.html#continuacion

    ResponderResponder
  14. ¿Por qué será, estimado Sergio, que el venezolano perdió la sana costumbre de debatir con argumentos y ahora nos dedicamos al bajo arte de lanzarnos ladrillazos semánticos por la cabeza?

    No he visto la película, pero es que me llama la atención que siempre se armen estas grescas en Panfleto.

    Supongo que cuando deje de ser así, dejaré de leerlo.

    Saludos.

    ResponderResponder
  15. Tal cual,Frank. No tengo la respuesta,hermano. Pero es así.Gracias por comentar.

    ResponderResponder
  16. Es curiosa la reacción de Ismael Serrano, porque ni el mismo director,Leonard Zelig,se tomó mi crítica tan mal y tan personal.De hecho, hasta la apoyó por Facebook.

    ResponderResponder
  17. Verbigracia, aprovecho para publicar uno de sus comentarios escritos en mi página de Facebook:

    Leonard Zelig:
    Yo me dedico a observar… es muy interesante hacerlo. Como director de la peli, no me queda otra… Lo que esta pasando, si me atrevo a decirlo, es interesantisimo. Jamas pense que una peli pequeñita como esta iba a generar tanta polarizacion. Gracias a todos por sus francos comentarios, me hacen crecer, no solo como cineasta, sino tambien como ser humano.

    Siempre lo he dicho y lo dire, no quiero que me “apoyen”, porque es cine venezolano, quiero que vayan al cine, porque ya sea el afiche, el trailer, el concepto les llama la atencion… y luego diganme que tal les fue? Por eso les doy las gracias totales! Porque asi lo estan haciendo. No creo que valga la pena seguir “apoyando” al cine venezolano… de hecho creo que eso le hace un daño tremendo a nuestro cine.

    Foros como este, simplemente, ponen una sonrisa en mi rostro.

    De nuevo gracias!

    ResponderResponder
  18. A mí me gustó la película, me pareció solvente y acertada, probablemente en lo que más le criticas: la superficialidad de sus personajes y la construcción de la trama a partir de lugares comunes. Quiero decir, estoy de acuerdo contigo, pero aquello que te parece deleznable, a mí me parece bueno. ¿No puede ser esa una forma efectiva de presentar una historia, o al menos un fiel mosaico de retratos?

    En este punto debo decir que conozco al director y me interesa más hacer una defensa que plantear una argumentación falsamente objetiva.

    Eso sí, también comparto lo que dice Andrea, al principio: rodar una película en el Metro de Caracas no la hubiese salvado, ni la habría hecho mejor experimento. Además, entiendo que el equipo que estuvo al frente de la producción y la dirección desde la gestación del proyecto, vive en NY. ¿Por qué habrían de suplantar una identidad inherente a lo que respiran a diario en función de apelar a un nacionalismo que no sienten, o no padecen?

    La búsqueda del proyecto obedece menos al mercado que a su propia camisa de fuerza: construir a partir de la nada, llamando a concurso por canales no tradicionales y creyendo en ejercicios de improvisación para plantear que es posible hacer cine con menos recursos y más juego de cintura. ¿Eso la convierte en mejor película? No. Pero a mí me gustó lo que vi, lo suficiente como para decirle a mis amigos: vayan y véanla, les puede gustar o no, pero hay coherencia de principio a fin, y en estos tiempos –ya sabes, obedecemos a él, además del espacio– es algo que se agradece.

    Salud.

    ResponderResponder
  19. Buen comentario,Leo.Gracias por compartir tu opinión con nosotros.Muchos saludos!

    ResponderResponder
  20. no he visto la peli, voy pendiente.

    a mas nadie le llama la atencion la redaccion de ismael serrano? parece que escribiera sus cometarios en otro idioma, los pegara en el traductor de google y despues los transcribe de un dictado de loquendo, q vaina tan rara estos robots.

    ResponderResponder
  21. De acuerdo con Leo Felipe con respecto a lo que dijo al equipo de produccion. No lo pude haber dicho mejor.

    ResponderResponder
  22. Sí y después habla de la redacción. Pobre Ismael. En sus palabras textuales:descansa en paz.

    ResponderResponder
  23. Gracias por comentar,Modo.Igual Klaus.Muchos saludos a los dos.

    ResponderResponder
  24. Hola… me encanta tu forma de escribir. He visto muchas entrevistas, notas, opiniones sobre esta pelicula. Y NADA de esta pelicula hace que me llame la atención, pero el dia de hoy (20 de mayo) debo ir a verla, ya que pidieron mi opinión al respecto. (ojo no soy critico profesional de cine) Me gusta lo que piensas de la pelicula, de hecho coincido contigo en varios punto, basandome en la información que tengo sobre desde la producción de la pelicula hasta una simple entrevista a personajes… claro hoy tendre una visión mas amplia de esta pelicula al ver el resultado final de todo lo que leido y me han informado. Gracias por hacer esta critica y compartirla. Estare pendiente de lo proximo que publiques. Me gustaria saber que piensas sobre la pelicula “Candy” cuando tengas tiempo. Gracias

    ResponderResponder
  25. Aún no he visto el film. Tu crítica, ha sido la más dura que he leído, otros, creo, han tratado de ser más diplomáticos. Pero lo que me lleva a escribir un comentario sobre tu “post” no es la calidad artística de SubHysteria, sino por el contrario la calidad de tú artículo.

    Los signos de puntuación son un desstre, comas colocadas al azar, tanto que parece que cayeron donde no debían, como por ejemplo: “naturalmente,en” o “artes crítica.Para”. Ésos, son apenas dos ejemplos. Creerás que soy un incruste, y tal vez lo sea, pero hombre si vamos hacer las cosas, las hacemos bien, ¿no?

    Si escribes una crítica, debes ser coherente, un texto mal redactado, por más acertado, no me merece el respeto del lector. Tu críticas la forma y estilo de la película, pero no tienes ni forma ni estilo de escritura.

    Señalo otro punto como una sugerencia, el fondo negro y la tipografía dificultan la lectura. Si a ello le sumas el desastre de los signos de puntuación, intuirás que no termine de leer el texto.

    Espero, mi comentario sea entendido. Lo hago sólo porque, cuando escribes algo y lo publicas, debes estar consciente de la responsabilidad que ello implica; no podemos dejar que la cultura se pierda.

    Atte.
    (i)LETRADA

    ResponderResponder
  26. Buuuu…la correctora de estilo…¿Tienes algo serio para discutir?

    ResponderResponder
  27. “No dejemos que la cultura se pierda”…jajajajajajajajajajajaja…Además de incauta,eres reaccionaria, conservadora y anticuada. ¿Cuál cultura,mijita?

    ResponderResponder
  28. Ya he visto la película, y sinceramente no me gusto tanto como esperaba que me iba a gstar, lo que veo es que hay gente que tiene problemas con respecto a que se realizo en otro pais etc. eso no me parece un problema cada quien hace su produccion donde quiera y con el idioma que quiera no importa, vine a dejar mi comentario o critica de la película. En primer lugar el cortometráje que antecede a la película “Jesus TV” me gustó, ahora hablando de la película e si me parecio que le faltó y varias cosas, en el aspecto tecnico me refiero a la postproduccion, en algunas tomas el color discrepaba y se notaba mucho el cambio, un problema de correccion de color, la iluminacion tambien le falto un poco en algunas tomas que estaban muy oscuras y no se apreciaba la accion muy bien de algun personaje, muchos planos tipo primer plano o plano extremo haciendo que se pierda la accion de alrededor facilmente y el espectador no sepa lo que ocurre en la escena con detalle, la falta de estabilidad de la cámara en una escena donde todo es tranquilo tambien cansa. Con respecto al audio si estuvo bien y no tengo que decir nada malo de eso, ahora con respecto a la historia hay algo en la linea de tiempo de la historia que no es natural o no concuerda, no estoy diciendo que esta mal sino que simplemente se uso mas de un ingrediente que de otro por decirlo de alguna manera, uno de esos ingredientes que le faltó se puede decir que fue un toque de suspenso o algo que dejara al espectador en mas suspenso del que simplemente estaban atrapados, y el ingrediente que se les paso fue que en algunas escenas hubo un tiempo largo solo mostrando un argumento entre los pasajeros del tren y su comportamiento no era en algunos casos concordante con la situacion, a eso me refiero y por eso no me gusto como pense que me iba a gustar, pero en general se ve que fue un buen trabajo pero no lo suficiente.

    Espero que tomen las criticas para bien y que no piensen que les estoy diciendo como hacer su trabajo (los realizadores del film) un saludo.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here