SUPERHÉROES VENEZOLANOS: HISTORIA DE UN FRACASO

15
268

 

La noción de superhéroe es inherente a la cultura pop contemporánea. Su prototipo se condensa en Superman, aparecido en 1938 en una revista de historietas o comic book. A partir de entonces han surgido muchas otras figuras, y en todas ellas se expresa la misma estructura, a saber, un personaje con superpoderes, cuyas aventuras se centran en proteger al público.

Ya esto es suficiente para notar que el sólo intento por desarrollar un “superhéroe venezolano” nos confronta con la imposibilidad de salirnos de los parámetros de la cultura de masas globalizada a la que estamos inevitablemente entrelazados. Curiosamente, Venezuela firmó este pacto tácito de interrelación en el mismo período en el que la cultura del comic comenzaba a desarrollarse. Esto es, con la aparición del petróleo se trastocó el proyecto económico que traíamos como nación; apostamos a vivir de la renta petrolera, y nos volvimos dependientes del mundo externo (llámese Estados Unidos, China o la potencia que “voluntariamente” elijamos).

Mientras esta condición de base persista, mientras vivamos como nuevos ricos que compran todo en el extranjero, los desarrollos del superhéroe venezolano dejarán ver estas costuras, mostrándonos exactamente como somos: incapaces de autodeterminarnos.

Un G.I Joe venezolano que no vio luz

La historia del muñeco Francisco de Miranda, no tiene ninguna diferencia con la creación de otros juguetes “imperialistas”, como los G.I Joe o el Ken. El pintor Angel Parra y su hija Joyce armaron el proyecto de convertir héroes de independencia en juguetes bélicos y, al igual que Mattel, pusieron la producción en manos de una empresa china. El prototipo es de articulaciones movibles y viene con espada y pistolas. Fue prometido para finales de 2009 y, hasta donde se, nunca salió al mercado.

Un ñángara de Marvel se vino a Venezuela

Otro intento de superhéroe criollo lo encontramos en “el patriota” de Omar Cruz. El personaje fue creado en 1991, antes de la implantación del delirio chavista. Sin embargo, vino bien a los intereses de la “revolución”, con lo que comenzó a salir encartado en El Correo del Presidente en el 2000.

Por un lado, hay que reconocer que la calidad gráfica es muy buena y, por el otro, hay que admitir que carece de cualquier originalidad autóctona. Su estética parece salida de Marvel, al punto que Reuters, al reseñar al personaje indica que ‘parece una fusión del Hombre Araña, Capitán América y los luchadores mexicanos El Santo y Superbarrio’.

Quizás estamos siendo un poco injustos. Sí tiene un elemento que podría ser original. El patriota usa un bate. Desafortunadamente, fuera del contexto del béisbol, el bate nos remite a quien se toma la ley en sus manos; al hijo de vecino que escucha un ruido en su casa mientras duerme, a los cabezas rapadas cuando salen en plan de limpieza étnica y, sobretodo, a los homofóbicos cuando van detrás de un gay.

En resumen, es esta combinación entre una técnica gráfica impecable y un concepto pobremente desarrollado lo que hace del patriota un intento no logrado de superhéroe criollo. Muy patriota pero carece de identidad propia. La declaración del creador es que su inspiración está en ‘todo aquel que se levanta de madrugada para ir a trabajar pensando en sacar al país adelante’, pero el análisis gráfico nos muestra que ese que se levanta es un wannabe desprotegido, alguien que quisiera ser gringo pero que tiene que tomar la ley en sus manos, pues vive en un país regido por la ley del más fuerte.

¿Es posible crear un superhéroe venezolano?

Revolución significa cambiar estructuras, no reemplazar un contenido (foráneo) por otro (local). A fin de cuentas ese es nuestro drama, el de cómo los blancos criollos se apropiaron del derecho de la corona española de oprimir a la Capitanía General de Venezuela. Así pues, no va a surgir nada nuevo si comercializas un héroe criollo con el modelo globalizado para la creación de juguetes (un soldado de plástico, explotación de mano de obra barata en china…) o si repites la estética y el lenguaje gráfico de los superhéroes gringos, aunque le cambies el superpoder por un bate (que tampoco es criollo).

Este es, quizás, el punto crucial que todos los que quieran crear algo “autóctono” tienen que entender: hay que desarrollar una identidad propia. De lo contrario no estarán sino reforzando las estructuras de poder existentes, legitimando el paso de la opresión de una manos a otras. (Aunque ahora que lo pienso, capaz y algunos dirán que es mejor ser oprimido por paisano que por un extranjero. No se, así de loca está Venezuela).

Crear algo original, en este caso un superhéroe, pasa por empezar el proceso creativo desde un punto cero, el de cuestionar la idea misma de superhéroe. Supone el trabajo de investigación acerca de referencias criollas para los conceptos, los contenidos, los materiales y modos de producción que pudiesen utilizarse en el desarrollo de este proyecto. Por supuesto, implica además reconocer cuánto de nuestra identidad implica a aquellas formas globalizadas que hemos incorporado y como, al final, la tensión entre lo autóctono y lo foráneo es constitutiva de eso que llamamos “ser venezolano”.

No podemos renegar de lo que somos a partir de fantasías ingenuas acerca de lo que deberíamos ser, so pena de crear una imagen patética de nosotros mismos: un Miranda made in China, o un aspirante a superhéroe gringo que, a falta de poderes, va por la vida ofreciendo batazos.

GD Star Rating
loading...
SUPERHÉROES VENEZOLANOS: HISTORIA DE UN FRACASO, 4.1 out of 5 based on 10 ratings

15 Comentarios

  1. ¿Hasta cuándo la ladilla con los próceres? ¿Es que acá no ha nacido gente valiosa desde fines del siglo XVIII?

    ResponderResponder
  2. Interesante. La reflexión es el aceptar la dualidad, toda la herencia extranjera que tenemos más lo criollo. Por cierto que el beisbol es de las cosas más gringas que tenemos aqui y vino precisamente con el petroleo, cualquier intento de suponer al beisbol como algo criollo fracasa rotundamente. No aprendemos y no queremos aprender!

    ResponderResponder
  3. Superheroe venezolano es quien vive en el escalón 347, debe pararse a las 4:00 a bañarse con totuma, tomar un “yis”, un carrito, metro y otro carrito para llegar a un trabajo que le paga salario mínimo, con el cual apenas paga el transporte y la comida, y repetir el proceso de transporte a la inversa. Lo ¿mejor? ¿triste? de todo es que de ese tipo de superhéroes hay miles. No se como logran hacerlo.

    ResponderResponder
  4. ¿Y un Anti-Héroe no sería más parecido al venezolano? En mi opinión eso sería mucho mas interesante que un intento de Superman patriótico.

    ResponderResponder
  5. En mi opinión, crear un superheroe criollo no debe ser tomado como una copia barata de estereotipos foráneos, porque les recuerdo que el cómic es un ARTE como cualquier otra expresión artística que haya surgido en los últimos tiempos. Ahora, que nosotros como venezolanos no tuvimos mucho énfasis en seguir ese maravilloso arte, no quiere decir que sea ridículo o barato imaginar un personaje criollo INSPIRADO, lease bien, INSPIRADO en estereotipos foráneos basados en este tipo de arte, porque en seguida lo vemos como UNA COPIA BARATA, o FALTA DE ORIGINALIDAD o IDENTIDAD.

    Entonces según lo publicado aquí, el famoso corto que es publicado hace poco del metro que se transforma :ASTROTRAIN, es una copia barata de transformers… pero somos incapaces de ver quien fue el venezolano que pudo hacer esto, como lo hizo y que esta demostrando que podemos en nuestro propio país, llegar a hacer cosas tan buenas como esos efectos especiales que vemos en películas de ESTILOS FORÁNEOS… y les dejo un dato: detrás de muchas películas de efectos especiales y personajes de ficción de los cuales hemos visto últimamente, hay mas talentos venezolanos. Para concluir, quiero decir es que no es tanto por el contenido del material, si es una copia o no, si carece de originalidad o de investigación o documentación al respecto, sino que en nuestro país hay que destacar que habemos personas con el talento para hacer cosas grandiosas a nivel creativo (como los cómics o historietas, animaciones, películas). así que antes de señalar o destruir lo poco que hacemos… anímense, apoyen el talento y quítense esa mentalidad de que lo nuestro siempre es una basura, una copia barata, herramienta política o una imitación siempre, porque muchas de las producciones gringas que vemos y entre eso cómics… hay venezolanos que ha aportado para que lo vean, lo disfruten y hasta coleccionen. ahi se las dejo.

    ResponderResponder
  6. El problema con los venezolanos es precisamente este: apenas alguien intenta hacer algo nuevo, diferente y con valores venezolanos, ya viene un opinador de oficio y lo destruye con comentarios como “UNA COPIA BARATA, o FALTA DE ORIGINALIDAD o IDENTIDAD”.

    Yo le pregunto al “chamán” que en qué mundo vive, que si acaso no sabe que la potencia que tiene la tecnología para hacer juguetes en este planeta es China y que sí, lamentablemente es mano de obra barata, pero es por excelencia donde existe el desarrollo, tecnología y capacidad de producción para desarrollar un juguete. Acaso el chamán este, cree que va a hacer un juguete en dónde o cómo, el pana no tiene ni idea de lo que habla, sólo critica por criticar.

    Esta Iniciativa proviene de un artista (que además es un duro del dibujo) que materializó su ilustración en una figura de acción. Y si su estilo es muy Marvel ¿Cuál es el problema? Dios mío, qué ignorancia, ¿acaso no saben aquí que el arte es universal y siempre tiene influencias? Todo artista sobre la faz de la tierra tiene influencias en su estilo, ¡Por Dios es normal! ¡Hasta con la música es así!

    Qué lástima que aquí sea la ley del martillo, apenas el que asoma la cabeza, vienen otros e intentan hundirlo a martillazos con opiniones destructivas y en muchos casos ignorantes. Si fuera un producto gringo, fuera aplaudido y ya se hubiese agotado la existencia en los anaqueles porque una vez más, ese es nuestro problema: admirar lo foráneo.

    El comentario de Enrique fue el más acertado de este foro en mi opinión.
    Y por cierto, dudo que esta opinión sea publicada.

    Y … ¿qué ha creado el chamán aparte de sus críticas destructivas?

    ResponderResponder
  7. Ya lo ves Yop, no sólo sale publicado tu comentario, sino que hasta me tomo el tiempo de responderlo. No es mucho lo que puedo decir, sin embargo. Eso de defender que se haga en China (cuando el juguete es una herramienta ideológica de un gobierno que se supone quiere alcanzar la felicidad interplanetaria) o el estilo Marvel (cuando el Imperio y el imperialismo son los archienemigos de dicho gobierno) sólo muestra el pasticho que tienes en la cabeza (el mismo que demuestran los creadores, tanto el intelectual como el material). Mejor sigue peleando campeón; aprende buenos insultos y grita lo más alto que puedas porque eso de argumentar, definitivamente, no se te da para nada.

    ResponderResponder
  8. Yo soy ilustrador y dibujante tecnico arquitectonico tengo varios comics pero no el recurso para publicarlos y me parece q tu opinion esta fuera de lugar si no siquiera pensar en crear un comic tambien es yankke? o un manga es ser japones? no mi amigo asi sea patriota o no el heroe tenga semejansas o no con lo hecho en estados unidos o japon no quiere decir q no sea creado aka o pensado aka en vzla no presisamente hay q hacer un heroe q sea BOlivariano o q haya sido parte de la historia de vzla la verdad seria aburrido mis historias son 9999 % originales pensadas escritas dibujadas x mi y si tubiera el dinero para publicarlas venezuela se soprenderia q un artista tiene el poder y talento de crear algo de tan buena calidad q otros paises

    ResponderResponder
  9. @CESAR DANIEL: entra en el blog la cueva del lobo ahi encontraras que los recursos para publicarlas en linea o preguntale al autor de ese blog donde lo puedes bajar

    ResponderResponder
  10. @CESAR DANIEL: Realmente, si tus historias son tan buenas, nos gustaria que nos las mostraras, monta un blog con alguna muestra para compartirlo, amigo.

    ResponderResponder
  11. El miranda lo venden por 200 bs , quizas menos , el todas las novededes de caracas
    yo lo he visto en varias.
    la nueva ley sobre juguetes belicos , impidio que se vendiera en las jugueterias y se hicieran otros personajes y de verdad que no le veo ningun problema a esta iniciativa.

    ResponderResponder
  12. Aunque soy historietista me encanta esa pintura eh tenido la oportunidad de tomarle fotos personalmente, dudas a que definimos como autoctono, si realmente nuestra sociedad esta desarrollada de un encuentro de culturas por eso se ha determinado el pais como Pluricultural y Multiectnico, si en si el mismo estudio cientifico de las revoluciones, la Dialectica fue filosoficamente creada en Europa, por decir algo no, entonces es plantearnos logicamente en que debe de nacer de aqui una propuesta de heroes y anti heroes o mas bien de villanos, porque el villano es el incomprendido en la mayoria de los casos. Es buena a critica pero Ali Primera siempre expreso que el vehiculo no importa siempre que el mensaje sea revolucionario, asi que creo que pensar que no hacerlo porque el Comics nacio en Europa es como querer ser puristas sin un sentido racional de para que pueden servirnos, les planteo a todos vamos a leernos a investigarnos y en un futuro cercano podremos ver historietas con un sentido latinoamericano bien interesante en eso andamos muchos. Y con respecto a los superheroes porque no el Capitan America nacio con un sentido politico en la segunda guerra mundial y asi muchos heroes, hacer lo mismo no seria trampa o si nos invaden nos vamos a defender con arco y flecha porque es mas autoctono una duda general….

    ResponderResponder
  13. Se que tratas de hacer un analisis objetivo, sin embargo lo analisas de una forma muy superficial, un articulo con caracter de ensayo requiere investigar, ir mas allá de solo lo q conoces o ves a simple vista. Hacer una caricatura con superheroes no implica seguir un patrón. No puedes hablar de esa “Cultura Pop”, sin conocerla. Los Japonenes tienen al menos 30 años haciendo caricaturas (anime), y tienen su propios estilos y patrones, no solo en la trama, personalidad de personajes, etc. sino hasta tienen una forma de dibujar unica, no todos los superheroes tienen poderes, algunos son humanos comunes. Nada impide que en Venezuela o en Latinoamerica surja un estilo autoctono, que al igual q el anime, cree patrones propios, y pq no, tambien valores nacionalistas. Pero para esto se necesita de artistas de verdad (no copiadores) y de mucho dinero.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here