Hablemos un poco de Chávez y de Boris Izaguirre

0
214

Boris Rodolfo Izaguirre Lobo, debo decir que es un personaje que a mi en lo particular me encanta, por su forma y sustancia, por su verbo, por su análisis, por su personalidad y por su llevar de la vida, él es venezolano, caraqueño, pero residenciado en Barcelona España, llegó a España un 21 de marzo de 1.992, para luego conocer a quien actualmente es su marido por las leyes de ese país, Rubén Nogueira, en junio de ese mismo año.

Creo que Boris ciertamente, se ha podido desarrollar mejor fuera de su país, él dice que decidió irse de Caracas porque la ciudad era ya muy pequeña para su gran personalidad, pero además de eso, que en Venezuela no hubiera podido desarrollar lo que en España pudo desarrollar, lo que ahora es, entre otras razones, como él dice, porque allá pudo empezar como un hombre sin pasado, mientras que en Venezuela hubiera tenido que enfrentar eso, además de la mirada latente de sus padres, aunque Boris siempre ha sido irreverente.

Me parece que hablar de Boris Izaguirre puede ser tan o más extenso que hablar de Chávez, y definitivamente más fascinante, y lo fascinante que encuentro en Boris, es ese hombre que hizo de él mismo un personaje, que sólo necesito desarrollar, decir y mostrar lo que es y lo que piensa para serlo, eso me fascina la verdad, creo que muy pocos nos atrevemos a eso, y no se si eso tendrá que ver con su preferencia y gusto por los seres de su mismo género, pero sea como sea, en mi criterio, Boris es uno de esos seres de los que uno, incluso sin conocerlo, puede verlo y escucharlo, y aprender de él y desear poder conocerlo o al menos topárselo e intercambiar alguna idea, porque dice cosas interesantísimas, a veces sacadas de su propio imaginarium y repertorio analítico, que nos hacen reír y nos hacen pensar.

Es además un personaje que tiene la capacidad de ser tan desenfadado y natural y que puede mostrarse y demostrarse con la capacidad de hacer las más alocadas travesuras y a su vez (aunque no al mismo tiempo) mostrar y demostrar que tiene una capacidad de análisis y conversación que llega a interesar y a fascinar tanto como su otra faceta. Demuestra que en un mismo individuo puede desarrollarse la capacidad del intelecto y del desenfado y la naturalidad.

Boris en fin, creo que es un personaje que tiene mucho para tomar de él y que tiene algunos aspectos en común con Chávez, como que en el año 1.992 Boris decide irse de Venezuela y en el mismo año Chávez decide dar un golpe de Estado en Venezuela, no están muy distantes de edad el uno del otro, Boris nace en 1.965 un 21 de septiembre y empieza su carrera en los medios a los 16 años y Hugo Chávez nace en 1.954 un 28 de julio y empieza su carrera ante los medios en 1.992.

Boris conoce y está al tanto de la política o del devenir político de Venezuela y así lo demuestra en las entrevistas que le han hecho y en las que se ha tocado el tema, y a pesar que radica en España hace varios años, de hecho una de sus más recientes novelas “Villa diamante” (2.007), habla de los tiempos del régimen Pérez Jimenista en Venezuela y también conoce del actual proceso que lideriza Chávez en Venezuela, hace una comparación entre ambos y Boris dice que es probable que Chávez termine traicionado, lo mismo creo yo, también dice que tiene que haber alguien detrás de Chávez, un guionista, y es a ese a quien realmente le gustaría conocer, yo creo que definitivamente si debe tener gente que le diga algunas cosas, aunque para Chávez resulta muy difícil ceñirse a libretos, es un tipo explosivo y espontáneo, aunque sabe medir que le conviene y que no decir y en que momento.

Boris sabe y habla de Chávez, ahora no se si Chávez sabe de Boris, lo que si es cierto, es que ambos son personajes nacidos el siglo pasado y personajes del siglo presente, ambos en su temática y en sus escenarios, y ambos personajes que en definitiva han dado y siguen dando de que hablar, son dos seres que dan para un tema y una discusión, a partir de los cuales se puede dirimir y sacar especulaciones y deducciones, de los cuales se pueden tomar particularidades y eso en conclusión los hace dos personajes.

En cuanto a Chávez por su parte y su proyecto de “Socialismo y Revolución”, sinceramente hace muchos años que deje de creer en eso, es decir, de que sea el fin de su idea y su filosofía, de que sea la meta y lo que desea materializar, de aquello que predica de “la mayor felicidad posible”, porque no se para quien será que la busca, creo que para el pueblo no es, entonces mucho menos para sus opositores y veo que para quienes están en su entorno tampoco, y si es para él mismo creo que tampoco lo está logrando, porque Chávez en un tipo de retaliaciones, de venganzas, de batallas, de descréditos, de chocancias, de autoritarismos y despotismos, pero también, es un ser que debe tener sus reflexiones y momentos consigo mismo, sus momentos en los que encuentra contradicciones en su vida y forma de ser, porque pasa que cuando uno no se corresponde con uno mismo, uno debe pensar mucho acerca de uno mismo, hasta ir encontrándose, hasta ir desarrollando la capacidad de escuchar a los demás, hasta poder sentir tranquilidad con uno mismo, porque de lo contario, podemos ser seres atormentados en la oscuridad, pese a que en lo publico parezcamos “tranquilos” “fuertes”, “poderosos” e “invencibles”, Chávez dijo una vez que “hay peores cosas que la muerte”, con lo que yo estoy muy de acuerdo, y quizá una de esas cosas es pretender ser quienes no sentimos que somos, es vivir en una constante e interminable batalla por pretender hacer daño al otro y por ir cargados de intenciones que no se corresponden con la esencia, vivir sin considerar ni respetar al otro, aspectos todos estos en los que no se parecen estos dos personajes como lo son Chávez y Boris Rodolfo Izaguirre Lobo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here