Una miopía muy venezolana

30
136

Cuando el Rey de Epiro navegó la multitud de cuerpos destajados en el campo de batalla, exclamó, “otra victoria como esta y estaré vencido”. Había ganado una batalla contra los romanos, pero la violencia de la masacre le había costado todo su ejército. Su nombre propio, Pirro, dio nacimiento a la expresión “victoria pírrica” que ya habrán entendido, aunque si me preguntan a mí, debería significar “muerte estúpida” ya que Pirro murió en Argos cuando alguien lanzó una teja desde una casa y se la clavó en la cabeza sin querer. Digno final, dirán algunos.

Al ver el júbilo despertado por las elecciones me da por recordar a Pirro. Tal vez esté malinterpretando los signos de “la calle” y “el pueblo”, puede ser que la fiesta se deba simplemente al hecho de que ya se acabó la ley seca. Ahí yo también celebraría. Pero ahora que han pasado un par de días, vale la pena preguntarse, ¿qué pasó? ¿Qué fue exactamente lo que se votó?

A veces pienso que el pueblo venezolano está atrapado en la película intraducible, “eternal sunshine of the spotless mind”. Ya saben, aquella donde Mark Ruffalo va por ahí borrando los recuerdos de la gente. Porque es increíble que, a sólo tres días de una elección con carácter leguleyo, uno lea comentarios de gente estudiada y educada que votó a favor de la enmienda arguyendo que apoyaron la iniciativa porque bajaron las tasas de interés de los apartamentos o porque ahora sí pueden comprarse un carro. Según esta lógica, las personas que se opusieron a la enmienda son egoístas que desprecian Mercal y sólo quieren que los pobres se mueran de hambre como en Calcuta mientras ellos beben güisqui. ¿Vieron pasar a Mark Ruffalo? ¿Cuál era la pregunta otra vez?

Lo que dejamos de ver es que hay ocasiones en las cuales el método, la forma en la cual alcanzamos los resultados, es más importante que el resultado mismo. ¿De qué sirve que usted saque un doctorado en física si se copió la tesis completa? ¿De qué sirve ganar la batalla si perdió todo el ejército?

Esta “miopía de júbilo muy venezolana” es lo que estamos padeciendo en estos momentos y es la amenaza más grande que se le presenta al país. Pongamos los cosas en perspectiva: (1) La opción del Sí ganó, de eso no cabe la menor duda. Pero lo que tampoco se puede negar, sin importar el partido político o preferencia sexual que se tenga, es que el gobierno violó los artículos 67 y 145 de una constitución que él mismo redactó.

El artículo 67 prohíbe el uso de recursos públicos para campañas políticas. El 145 prohíbe la participación de empleados públicos en actos de proselitismo en sus puestos de trabajo.

Es más, el artículo 207 de la Ley orgánica del sufragio y participación política prohíbe el uso de propiedad pública para campañas políticas. El artículo 215 de la misma ley establece que los empleados públicos deben permanecer políticamente neutros y que no pueden hacer campaña durante horas de trabajo.

Estemos claros: No se trata de pequeñas transgresiones legales aceptables, como quien compra una película quemada en Chacalto. Se trata del uso flagrante y desfachatado de todos los recursos del Estado a favor de un gobierno (lamentablemente, en Venezuela Estado y gobierno son lo mismo) y del desconocimiento directo, con premeditación y alevosía, de unas leyes que el propio gobierno redactó hace nueve años. Esto es lo más importante de la elección del domingo, porque esta no es la última elección de la historia y por tanto tiene consecuencias sobre el futuro de mi país. Vale la pena preguntarse entonces, ¿cuáles son las consecuencias de estas violaciones a la ley? ¿Cómo podemos entender y justificar estas acciones? Me permito compartir algunas reflexiones sobre esta miopía pírrica, la forma en la cual se nos presenta y sus posibles resultados a futuro.

a) “El relativismo maquiavélico socialista”. Muchas personas que votaron por el Sí argumentan que toda esta perorata constitucional que he llevado a cabo es irrelevante y pierde sentido cuando se contrasta con algo como, “los pobres están comiendo”, “ha disminuido la pobreza”, “se están repartiendo casas” o cualquier otra justificación barriguista. No creo que tenga que explicar lo que esto implica: Romper la ley está bien, siempre y cuando la vida de los pobres mejore. Puede ser. Es un punto a discutir, sobre todo hasta dónde es válido romper la ley. Lo que si es innegable es que nadie que se precie de demócrata, que crea en las Instituciones y el voto como forma de organización política, puede aceptar tal transgresión legal. Es sencillo: Si esta es su justificación, salga del clóset y acepte que no le interesa la democracia, que toda ley queda supeditada a la mejoría del pueblo. Deje de ser contradictorio. Diga que la constitución del 99 era una simulación, un relajo que estaba allí para romperse. Las leyes o se respetan o no: Si un semáforo no regula el tráfico sino cuando a los conductores les da la gana, pues no sirve de nada y es mejor quitarlo.

b) “La depuración histórica”. Otro argumento es que, mal que bien y no sin trastabillar, el país progresa y mejora históricamente y que todo esto no es sino parte de un proceso. La persona que admite que sí, que hay mucha corrupción en el gobierno pero que es un mal a combatir y erradicar a futuro. Esta incongruencia ya la habíamos tocado en “me gusta cuando callas…”, pero es simple: ¿Cómo puede un gobierno que rompe la ley cuando le viene en gana explicarle a los ciudadanos que ellos sí deben respetarla? No existe caso alguno en la historia de un país que se haya enderezado, reducido la corrupción y el despilfarro, mientras el gobierno rompe sistemáticamente la ley. Su padre fuma y le explica que no fume. Que es malo. Esta contradicción no puede ser eliminada históricamente y hay numerosas pruebas de otros países que han ido por esa vía sin llegar a ningún lado.

c) El abuso sistemático. Una predicción-pregunta. Si el júbilo miope es lo que importa, si ganar la elección a cualquier costo es lo fundamental, ¿qué nos hace pensar que esta práctica no se repita en el futuro? ¿Qué nos hace pensar que en el 2012 la campaña no se lleve a cabo entre el candidato del petroestado-gobierno-partido con todos sus recursos, versus el happy outsider que escape a la inhabilitación? No se cambia una fórmula exitosa. Mucho menos cuando nadie se queja y todos lo aceptamos tácitamente.

Es por todo lo dicho más arriba que el trabajo de todos los venezolanos que se precien de demócratas, sean de la tendencia que sean, debe ir orientado a enderezar los desmanes de esta elección. Esta campaña debe quedar enterrada como la excepción de los excesos y abusos electorales. Si no, si romper la ley se convierte en norma con tal de ganar elecciones, habremos terminado de destruir la institucionalidad democrática en Venezuela.

GD Star Rating
loading...
Una miopía muy venezolana, 4.4 out of 5 based on 22 ratings
Artículo anterior¡Alerta! Se busca brote de conciencia
Artículo siguienteMurallas, barreras y faltas de una derrota al estilo Vinotinto
Barman, guía turístico, sirviente y amo de casa, traductor, profesor de lenguas, niñero, encuestador en la calle, extra de películas, vigilante nocturno, obrero de mudanzas, editor de películas, músico de Metro; eso hasta ahora. Aparte de sus incursiones en el mundo laboral, escribió y publicó novelas (https://www.panfletonegro.com/v/2010/11/22/yo-mate-a-simon-bolivar/), colaboró con periódicos y revistas electrónicas y participó en debates y mesas redondas. Hoy en día, colabora con oscuros y desconocidos artistas de todo tipo y añora realizar su sueño, ser dueño de un circo. Por las noches lleva a cabo audiciones para el puesto de “tragadora de espadas” con mujeres de todo tipo. Jamás ha practicado patinaje artístico.

30 Comentarios

  1. Pana, que buena esa mordacidad subcutánea.

    Ojalá te hicieran (¿mos?) caso. Pero sabes, porque te lo dice la sangre, que esta no será la excepción a la regla. Que hemos inventado una nueva forma de fascismo y a la minoría más significativa le encanta.

    En una nota un pelo fuera de tema, y tratando inútilmente de ser imparcial, este es el único sitio donde he encontrado artículos sobre las elecciones del domingo que he podido leer hasta el final sin exclamar “Ah, ¡por Dios!”. Gracias a todos por la coherencia.

    ResponderResponder
  2. Sí, yo he encontrado mejores cosas en la web que en la lloradera ridícula de los medios impresos venezolanos. Una oposición que cuenta con intelectuales como Maritza Izaguirre y Chumaceiro, pues se merece el autismo político del cual son presos…
    Ojalá de los blogs salga la tercera vía.
    Pero sí. Soy utopista. Y el vino está bueno.

    ResponderResponder
  3. Saludos.

    Muy bueno el articulo a mi forma de ver las cosas la verdadera razon por la cual el gobierno abusa de este tipo de recursos (propaganda etc etc) es por el hecho de que tenemos una oposicion tan debil que solo se sienta a criticar y no propone soluciones, planes que la gente pueda ver y tomar en cuenta al momento de hacer su eleccion, la verdad es que el abuso debio de haber sido criticado y denunciado desde el primer momento, pero nuestros ‘dirigentes’ (me refiero a los mequetrefes que supuestamente dirigen la oposicion) no hacen nada al respecto, solo critican. La verdad es que no me queda de otra que pensar aquello que dijo alguien de que ‘cada pueblo tiene el gobierno que se merece’ y segun lo veo, :( espero que tengamos unos nuevos dirigentes mas conscientes de los problemas del pais, me refiero a nueva sangre que no de la espalda a los barrios ni a la gente comun. Saludos excelente articulo y excelente blog

    ResponderResponder
  4. De hecho Prat no es la primera vez que se aplico esta tecnica del fascismo “amable”. Desde 2004 ha sido la tactica prevalente de los neoadecos al poder: usar todo el musculo del Estado incluyendo listas vejatorias y discriminantes como la Lista Tascon para torcer la voluntad popular mediante el miedo.

    Eos tipos han actualizado practicas que le consagraron el triunfo a sus antepasados adecos: como el clientelismo (misiones, contratos, inmensa burocracia publica), el acoso politico seudo-legal (lista tascon, inhabilitaciones), el acta matavoto (REP abultado, multicedulados, sala de conteo electronico sin auditores), black out mediatico (casi todos los canales abiertos de TV a su favor – excepto Globovision, periodicos populares como el Ultimas Noticias por completo a su favor), grupos de fascismo urbano como la Piedrita imponiendo el terror en las calles y en los barrios, etc, etc.

    Ya crearon una formula de exito para paises pobres e ignorantes como los nuestros. Acabo de leer en un periodico extranjero que en Bolivia ya acaban de proponer la releecion indefinida. Y que el Uribe quiere hacer lo mismo en Colombia, aunque se habia retractado.

    Curioso sin embargo que aun 5 millones 100 mil personas en este país parecen inmunes a toda la manipulacion gobiernera.

    ResponderResponder
  5. OJO: No creo que esto sea una iniciativa partidista. Más es un punto común a todos los venezolanos. No se trata de neutralizar este debate haciéndolo sólo un problema de la oposición.
    Esto concierne a los del PSUV también: Lo que está en juego es que Diosdado, Barreto o cualquier candidato que no te guste, use y abuse del Estado para hacer campaña. El hecho de que a alguien le guste Chávez no significa que legitima la ruptura de la ley.
    En el futuro (digamos, 2050), Chávez no estará. Si la institución democrática no se rescata, estaremos a la merced de otro populista, uno probablemente muy malo.
    Eso es lo que tenemos que evitar, todos los venezolanos, y eso es más importante que la militancia partidista miope.

    ResponderResponder
  6. Te leo, y me digo, ajá, voy a joder a ese coño de madre abusador. Cómo? Seguro hay otras maneras, más originales y/o efectivas, pero se me ocurre ahorita que no pago impuestos, me voy a la montaña, tumbo los semáforos, salto la talanquera, (siempre he imaginado que a los que lo hacen, un toro arrecho los persigue defendiendo sus vaquitas) o voto en contra. Pero pienso en el posible, feliz, y habilitado político amateur pa’l 2012, y, coño…mejor lo jodo después.

    ResponderResponder
  7. De pana que con la “calidad” de la prensa venezolana, prefiero leer las noticias en El Chigüire Bipolar y los artículos de opinión en blogs como éste.

    ResponderResponder
  8. Por cierto, muy bueno tu artículo, krisis, coincido con todos tus planteamientos y comparto contigo la preocupación por la destrucción de la poca institucionalidad democrática que queda.

    ResponderResponder
  9. Otra cosa que se me olvidó mencionar. Con respecto a la pregunta: “¿Qué nos hace pensar que en el 2012 la campaña no se lleve a cabo entre el candidato del petroestado-gobierno-partido con todos sus recursos, versus el happy outsider que escape a la inhabilitación?”

    Nada nos hace pensarlo, de hecho, por comentarios de algunas personalidades chavistas y algunas del CNE (que al final son exactamente lo mismo) se puede esperar que la situación sea aún peor. Ye he oído a varias de esas joyitas decir que piensan que se debería establecer que el CNE financiara las campañas completas de los actores del show electoral. ¿Esto que significa en la práctica? que los candidatos que no pertenezcan a la secta chavista van a tener un límite de recursos en su campaña a diferencia que el mesías, quien va a contar con los recursos del CNE más todos los recursos del estado central y de las gobernaciones y alcaldías inscritas dentro de la corte de adoradores. Y si además consideramos que ahora el CNE podrá no sólo censurar la campaña de TV de los “oposicionistas”, sino que también podrá censurar la campaña impresa, de radio, volantes, mensajitos de texto, señales de humo, etc (bajo la lógica de si yo soy el que te da los reales yo decido lo que puedes sacar), para esperar que en el 2012 la situación del ventajismo habrá mejorado habría que ser un completo imbécil

    ResponderResponder
  10. Claro, pero entonces estamos simplemente ante un sistema electoral que no es democrático. Lo interesante es intentar amalgamar a la gente, de la tendencia que sea, chavista u otra, alrededor de esta idea de recuperar el balance en lo electoral, porque no le conviene a nadie, ni siquiera a los chavistas.
    La otra opción es que, a los “chavistas” que no les importa esta desigualdad, que más bien se regocijan en la victoria, pues perfecto: Admitan que no son demócratas y que no les interesa serlo. No tengo problema con eso, esa es otra discusión (o sea, sí tengo problemas con eso, pero bueh, for the sake of the argument), pero, ¿por qué es tan difícil hacer que la gente que le gusta Chávez admita estos abusos? ¿No ven que en el futuro nos vamos a tener que calar lo mismo, sólo que con un Diosdado a la cabeza? Allí será demasiado tarde…

    ResponderResponder
  11. Las formas de fascismo y ventajismo chavista son muy peligrosas para el desarrollo y la estabilidad democratica de nuestro pais. Si los venezolanos todos no nos damos cuenta de ello, estamos jodidos!!! pero de verdad, verdad.
    La cuestion del uso y abuso del dinero publico para financiar la campan^na por el SI debio ser discutida cuando todo estaba ocurriendo, o sea, en caliente pues.
    Ahora me parece un poco tarde aunque creo que articulos como este deberian ser mas difundidos para generar un debate que, de repente, contribuya a que el futuro la gente sea mas reactiva frente a lo que pasa.
    Saludos.

    ResponderResponder
  12. “¿por qué es tan difícil hacer que la gente que le gusta Chávez admita estos abusos? ”

    Porque al mesías no se lo cuestiona. Cuestionar sus designios sería una blasfemia. “Con Chavez todo, sin Chavez nada”. En el chavismo lo que queda es fundamentalismo puro y duro, a la militante islámico del medio oriente, del tipo “somos el pueblo elegido, los demás son infieles dirigidos por fuerzas malignas y oscuras”, léase el imperio. Los únicos con capacidad de criticar realmente y señalar los abusos (los más importantes y delicados) se volvieron ni-nis hace rato.

    Puede sonar que lo digo exagerando, en plan de joda, pero no es así, es en serio. Desde que he tenido que interactuar con “chavistas críticos” que no se están llenando de dinero sino que trabajan realmente con toda la buena fe del mundo (y me costan sus buenas intenciones) me he ido convenciendo cada vez más de esta percepción. Ellos son críticos a la hora de criticar a un ente abstracto, sin rostro, llamado Gobierno. Pero no les pidas que le pongan nombre y apellido a quien tiene la mayor responsabilidad sobre las decisiones que se toman en ese Gobierno.

    Adicionalmente, esas “críticas” se dirigen más hacia la forma que el fondo, hablan de corrupción y falla en las instituciones y nunca profundizan lo suficiente (o no les conviene profundizar) como para ver que esos males son promovidos por el mismo carajo por quien votan una y otra vez. Pareciera como que ellos hacen un voto de fé (y de allí mi analogía con los fanáticos religiosos) de que las mismas personas que hacen uso abusivo, arbitrario y ventajista de las instituciones van algún día, como producto de una inspiración divina, a darse cuenta de la gravedad del asunto y a tomar medidas para corregir la situación.

    En otras palabras, votan rojo y esconden la cabeza como las avestruces, esperando que la debacle institucional sea solucionada por quienes premeditadamente promueven la destrucción de lo poco que quedaba de esas instituciones. Y lo más triste es que te hablo de gente honesta (y algunos hasta inteligentes), gente que ha dedicado su vida a luchar por los derechos de los más pobres. Y hasta cierto punto puedo entender su supuesta miopía. Estoy seguro que ellos en el fondo saben que esta mierda de proceso no va a llegar a ninguna parte si sigue por donde va, pero es la única esperanza que les queda de que algún día la ideología en la que fervientemente creen e idolatran se llegue a poner en práctica y, contra toda lógica, hasta funcionar. Chavez es quizás la última oportunidad de que su visión de la economía y del mundo en general se haga realidad, por lo que no les queda otra que votar rojito, tal cual adequito que votaba blanco consecuentemente, sin importar las consecuencias.

    ResponderResponder
  13. Por cierto, les acabo de enviar por email este artículo a esos chavistas “críticos” de los que hablaba. Vamos a ver qué responden.

    ResponderResponder
  14. Chávez no tiene por qué ser la última oportunidad de nada, mucho menos de la aplicación de ideas alternativas para evaluar su resultado. Justamente, si los mismos chavistas permiten el uso y abuso de las leyes de esta manera, Chávez será la última oportunidad, porque está visto que la reacción viene históricamente dada por los militares y la derecha radical, si no los dos.
    Así que es interés de todos, no sólo de estos o aquellos, el apagar el rancho prendido en candela. Seremos todos los venezolanos, chavistas, opositores y otros, los responsables de las consecuencias nefastas de esta debacle institucional en el no-tan-lejano futuro. No me vengan después con la cantaleta de qué horrible el Pinochetico de derecha o el Pol Pot de ultra izquierda que se montó después de Chávez y que de dónde habrá salido, si con actos cómplices como esta falta de denuncia somos co-autores de ese negro futuro, sea del bando que sea.

    ResponderResponder
  15. Por cierto, asi quedo el pais luego de la eleccion, dividido en 3 toteles:

    El SI obtuvo 37,8%
    El No obtuvo 31,2%
    La abstención obtuvo el 31%

    ResponderResponder
  16. Krisis Y Warholio, como dijo alguna vez el infable Peña Esclusa: “La derrota de Chavez es la derrota de la izquierda” y por eso la minoria realmente ñangara del país se aferra al gorila militar, saben que él es su ultimo autobus para imponer sus locas teorias sociales y vision del mundo. Es una relacion de simbiosis, Chavez los usa a ellos, su simbologia y fraseologia para tapar su fascismo, ellos encaramados con Chavez creen que podran revivir a la URSS en el Tropico.

    Despues de Chavez, por todos los extremismos cometidos en su gestion, lo que viene es un Pinocho.

    ResponderResponder
  17. Claro, por eso es que creo que la propia izquierda tiene que crear espacios para que se entienda que la propuesta de Chávez, un neo-pseudo-socialismo vertical de Estado centralista, es sólo una forma de concebir la izquierda, izquierda con muchos matices de derecha extrema, dicho sea de paso.
    ¿Se puede criticar a Chávez desde la izquierda?
    Por supuesto. No toda izquierda es misógina, homófoba, extremadamente religiosa y reaccionaria (prohibiendo ventas de alcohol y cigarrillos, por ejemplo, colocando vallas contra los bikinis, etc). De hecho, hay gente que tiene la loca idea de que la izquierda se trata de menos injerencia del Estado en los valores del ciudadano (véase Europa).
    Lamentablemente, aquí no hay izquierda, hay políticos y zátrapas que quieren poder y se recubren en cualquier discurso para alcanzarlo. Pero estemos claros: (1) Chávez no es de izquierda y (2) Chávez no es LA izquierda como un todo. Por ahora, con relación a este artículo, lo único que podemos afirmar es que Chávez está abonando el terreno para el Pinochet o el Pol Pot que venga después.

    ResponderResponder
  18. por ahora no hay rival contra chavez la celebración fue xq el precandidato eterno del psuv tiene, por lo menos ahorita, chance exagerado hasta la victoria siempre.

    a)el carácter revolucionario del gobierno le da la moral de romper las leyes, cuando chavez rompe una ley le esta dando entender al pueblo que él haría cualquier cosa por ellos hasta re-lanzarse por el fastidioso ejercicio de la presidencia por siempre.

    b)el encanto del presidente: el es como la gente. aqui nadie cumple una ley si no esta obligado a cumplirla y si no hay castigo menos; si no te coleas el la fila o
    no te comes una luz roja cuando puedes hacerlo eres un pajuo. el presidente seria un pajuo si se pone a pararle bolas a esas pendejadas constitucionales por encima del beneficio del pueblo.

    c)todo se vale en el amor al pueblo y en la guerra contra el imperio.

    tremendo articulo saludos.

    ResponderResponder
  19. Te envio un reconocimiento y apoyo en cuanto al enfoque del planteo y analisis de los resultados que nos ocupan, pero debemos reconocer que nuestra empobrecida y parcializada prensa (sobre todo Nacional, Universal y Vea) no se pueden permitir dar espacio para un dialogo como este. Le tienen temor al desarrollo de la critica y al reconocimiento de las diferencias entre actores. Prefieren sus latraguados habituales: Tulio Hernandez, Consalvi, B. Tyzka, Milagros, el marido de Miyó, etc. que nunca se expondran a discutir y a ocultar el fondo de sus intereses, hoy suspendidos.
    Sigamos leyendo lo que aquí cualquiera puede decir y felicitémonos por tener esta oportunidad de dialogar.
    Eso si, cuídemos la bibliografía, pues citar como referencia a Peña Esclusa es algo que la salud publica debería controlar. Sorry

    ResponderResponder
  20. Carajo, me salio censor. Xd

    Bromas aparte, de repente Peña Esclusa no sea un personaje chic para las sensibilidades de unos cuantos, pero el tipo sabia en qué iba terminar este país con Chavez desde los tiempos cuando el exgolpista era un abstensionista que llamaba a las guarimbas y todavia Jose Vicente ni Miquilena le habian lavado la cara para venderselo a la clase media irresposable que votaria por él en 1998.

    Peña esclusa conoce a la bestia por dentro y advirtio del giro “socialista” del puchtista mucho pero mucho antes de 2004 cuando Hugo se declaro adepto del “socialismo del Siglo XXI”.

    Cuando muchos decian – y eran chavistas en esa epoca – “No vale, yo No creo” sobre nefastas politicas que vendrian con el comandante, Peña Esclusa alertaba de su proxima aplicacion.

    Peña Esclusa es fascista por eso conoce bien a otro como el: Chavez.

    Quizas su gran error es creer que Chavez es un socialista genuino y no comprender que es un fanchote que usa el socialismo como cobertura.

    ResponderResponder
  21. Pues tal vez logremos sacar a ambas partes del autismo corto-placista en el cual se encuentran sumidos alertándoles y haciéndoles ver el futuro negro que se perfila con estas prácticas. Tal vez logremos que los periodistas ignoren sus mediocres intereses si se dan cuenta de que el andamiaje institucional se está cayendo. Tal vez logremos que los chavistas vean que un Jorge Rodríguez con todo el Estado y sus medios detrás de él es igual de malo que un Carmona Estanga.
    Tal vez.

    ResponderResponder
  22. Lamentablemente eso no lo veo posible, Krisis. Veo más probable que a esta mierda la arrase la crisis económica, siempre y cuando la crisis mundial sea lo suficientemente profunda como para afectar a las economías asiáticas.

    Lo más triste de todo es que esa crisis arrasaría tanto a este adefecio que llaman revolución como al resto de los ciudadanos comunes, que terminaremos más pobres y jodidos. Entonces seguramente llegará otro mamarracho populista ofreciéndonos espejitos y volveremos a comenzar el ciclo, que durará lo que le permitan los precios del petróleo.

    ResponderResponder
  23. Sep,
    yo también creo que la crisis pueda ser el punto álgido de este año 2009. Como dice un pana, en diciembre la enmienda será vista como un simple pie de página, ante todo lo que se nos viene encima.
    Igualmente, esto se puede poner interesante: Es muy fácil gobernar un país con el petróleo a 150$, otra cosa es hacerse el Obama. Ahora es cuando veremos si Chávez sabe gobernar. Ahora es cuando veremos si su teoría de Bodeganomics, de destruir el FIEM (fondo que nos hubiese evitado la crisis, por ejemplo) y manejar el Fonden como una caja chica, de negarse a devaluar el bolívar, rinde frutos o causa desastres.
    Lo importante es señalar causas y razones, no dejar que esa discusión, que es igual de importante, se convierta en la sempiterna perseguidera de brujas “capitalistas”, “acaparadoras” y demás y que ello evite reflexionar sobre la política económica del gobierno.

    ResponderResponder
  24. Sí, las brujas “acaparadoras” y “especuladoras” responsables de la inflación, al igual que en la época de Lusinchi. Hasta en eso se parecen los chavistas a los adecos, usan las mismas malas excusas para ocultar su incompetencia.

    Lo que más me caga es que con los atrasos de PDVSA en el pago a los proveedores pareciera el desastre es tal que hasta están matando a la gallinita de los huevos de oro. Algo que ni los adecos y los copeyanos, a pesar de su infinita ineptitud, se atrevieron a hacer.

    ResponderResponder
  25. Lamentablemente, tienes razón, bro.
    PDVSA está quebrada y no paga sus obligaciones contractuales desde agosto:
    PDVSA’s perfect storm:
    “Pdvsa stopped paying its debts in August 2008, and reported accounts payable totaling over $7.86 billion as of 30 September 2008, up over 30% from the same period the year before. However, as of 31 January 2009 its unpaid debts had climbed to over $11.5 billion”.
    Video de trabajadores quejándose de que no les han pagado:



    Y un último análisis corto:
    http://www.caracaschronicles.com/2009/01/pdvsa-maula.html
    Esa es la realidad.
    Veremos qué justificación dan ahora (hay una conspiración mundial de la CIA para bajar el consumo de petróleo, etc., igual que la CIA infiltró La Piedrita para asesinar a Marcel Granier, etc).
    Macondo nos quedó pequeño.

    ResponderResponder
  26. Y para terminar de embarrarla, acaban de nombrar a Giordani como Ministro de Planificación por enésima vez. Me pregunto si seguirá con lo del eje Orinoco-Apure y sus otras babosadas. Esto debería llamarse “El Retorno del Batracio”.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here