Tolerancia ajena.

0
839

Exprimo con mi mano las gotas
Que decaen
De los ácidos frutos
Antes estrechados por usted

 

Extiendo la otra palma
Para asir la suya
Para no dejarle caer
En menguados estanques de fonemas

 

Pero sigue usted deslizándose
Sobre la superficie
De cuestionables juicios impávidos
Con sus aristas inconmensurables

 

Me toca, convive
Apartar el rostro
De esos vestigios de la quejumbre
Ácidos como zumo de lima

 

Yo me tomaría -en su lugar-
Considerable tiempo para callar
Antes que las palabras emuladas
Me hagan caer en el hueco

 

Quizás sea mejor
Prescindir de la mnemotecnia
De forma exclusiva
Para este suceso

 

Para no recordar
Sus valoraciones sobre el universo
Sobre su universo

 

Para evitar memorizar

Lo que ha traído usted

Con execrable acento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here