La Nueva era Bolivariana I

2
347

 

1499571_10202236025277773_99748096_n

Foto; Mirco o Mariela de Ferri

En el 2002 pensaba que estaba cerca el fin del gobierno de chavez y de cierta manera esperaba escribir su epitafio.

Escribí unas 70 paginas de la historia de esos años y lo deje de escribir cuando por fin vi la luz, y solo había oscuridad.

 Era como escribir la historia de esos años vista por la persona común, no como historiador o sociólogo. Contar lo que había vivido, sin pretensiones intelectuales de como habíamos llegado a esto.

 Lo encontré en un rincón del disco duro y le hice algunas correcciones, no muchas. Ya que tengo la fantasía que soy tan inteligente que  todo lo que hago no necesita de ninguna corrección.

 Es una fantasía, que me hace escribir directamente en el formato de edición de esta pagina, con resultados desastrosos. Pero mi ego sigue incólume.

 Sea como sea, aqui esta lo que escribí. Para lo que sirva.

La Nueva era bolivariana

 

O dark, dark amid the blaze of noon,

Irrecoverably dark, total eclise

Without all hope of day.

Milton. Samson Agonistes

 

Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos,

Era la edad de la sabiduría. Era la edad de la insensatez,

Era la época de la creencia, Era la época de la incredulidad,

era la estación de la luz

Era la estación de la oscuridad, era la primavera de la esperanza

Era el invierno de la desesperación

Charles Dickens

 

131015204827-04-banksy-1015-horizontal-gallery

 

Introducción

 

 

Muchos politólogos, políticos, economistas e infinidad de otras personas han dado su visión de la actual coyuntura que atraviesa nuestro país. Pero en ninguna parte aparece la visión de la persona común, de ese soberano al cual invoca el presidente a cada momento y al cual tampoco oye, ni él, ni la llamada oposición democrática. Nadie nos oye, todos se imaginan qué es lo que nosotros pensamos, o al tratar de influir en nuestras ideas, creen que en realidad nosotros pensamos lo que ellos creen.

La división del país no apareció súbitamente con Chavez. Eso estaba latente, fue Chavez quien exteriorizo esos sentimientos que se encontraban en una gran cantidad de personas en nuestra sociedad.

La idea que tengo no es hacer un estudio sobre la retaliación, ni sobre el odio social es simplemente darlo por hecho. Existe. Y las razones de su existencia, son evidentes, podemos leer algunos estudios sociológicos sobre ese fenómeno no solo en Venezuela, si no también en otros países con características similares a las nuestras, en los cuales podemos encontrar algunas explicaciones a ese fenómeno, pero que no se adaptan claramente a nuestra situación.

Ya que el caso nuestro es bastante atípico, debido principalmente a que tenemos un estado rico, habitado por pobres.

Ese solo hecho, atiza las tensiones que sufre cualquier sociedad, con una economía de mercado, pero lo que tiene mas relevancia en nuestro caso es el sistemático saqueo de los dineros públicos, directamente o indirectamente a través de preferencias de contratos a las empresas controladas por afectos al gobierno.

Ordenes de importación sin pagar los aranceles, a personas afectas al gobierno de turno y otras clases de argucias. Eso sucede en todos los países del mundo. Es cierto, pero en ninguno de ellos son tantas las personas implicadas en el robo de los erarios públicos, y tampoco el monto de lo sustraído.

Pero, y en esto hay que hacer énfasis. Los que roban por lo regular hacen ostentación de su riqueza mal habida.

Y en un país donde la mayoría de las personas, si bien pasan hambre o están bastante cerca de hacerlo, es grave. Ese hecho por si solo ya creaba un resentimiento, no solo hacia los políticos, si no hacia todos los que por una u otra razón tuvieran dinero, no importaba que esas personas jamás en su vida pensaran en robar, o se aprovechara de los dineros públicos.

Eso no es lo importante, si no mas bien el hecho que tuviesen tanto y nosotros tan poco.

Esta actitud existía desde antes de 1989 pero ese año hizo explosión el resentimiento, contra una clase dirigente que no entendía las necesidades de un pueblo depauperado.

Esa explosión solo fue imprevista por los dirigentes y, los que vivían bien en este país. Para nosotros, los que vivíamos y vivimos con menos de dos dólares diarios era solo una cuestión de tiempo, cuanto más se podía soportar y, fue en ese momento que se les dijo basta, no vivimos en Disney World.

No solo de canasta básica vive el hombre, también queremos televisores, teléfonos inteligentes, computadoras, equipos de sonido, queremos todo los que nos han quitado, incluyendo las esperanzas.

Desde ese momento la posición se radicalizo, pero extrañamente, ni la clase media, ni los dirigentes políticos se dieron cuenta, que todo había cambiado y no se podía regresar a la situación anterior. Y todos ellos prefirieron voltear sus caras para no ver el rostro de la miseria. Y optaron por ignorarla.

Por ignorarnos.

131025134737-01-banksy-1025-horizontal-gallery

EN EL PRINCIPIO

 

Antecedentes históricos.

 

Mucha gente se pregunta ¿Dónde comenzamos a declinar? Esa pregunta tiene tantas respuestas como habitantes del país, la mía no tiene que ser la verdadera, es probable que todos tengamos una parte de esa verdad. Es mas fácil decir las causas por las cuales somos un país pobre.

Uno de los mitos que tenemos es que nuestra desgracia comenzó debido a que fuimos colonizados por los españoles y no por los ingleses.

Se piensa que si los ingleses nos hubieran colonizados, seriamos en este momento un país desarrollado, eso evidentemente es una falacia.

Los ingleses tuvieron colonias a todo lo largo del mundo, en el siglo XIX uno podía salir del Cairo y llegar a Sudáfrica sin salir en ningún momento de territorio Británico.

Pero no por ello el África oriental esta plagada de naciones desarrolladas, no fue por los ingleses que USA es ahora el país mas desarrollado del planeta, sino por la mentalidad que se le dio a la colonización del nuevo mundo.

Las consecuencias de esos hechos la podemos ver hoy, y esos hechos son los que mal que bien han marcado nuestra identidad nacional, nuestra manera de afrontar el país, la forma que actuamos ante la adversidad.

Las diferencias en la colonización se basaron en un modelo de explotación salvaje por las tres principales potencias de esa época, la mentalidad de los colonizadores se basaba en sacar el mayor provecho posible, en el menor tiempo y luego regresar a la metrópolis a disfrutar de su riqueza.

Ese se puede decir que es la raíz de nuestra desgracia, ya que América era solo un lugar de paso, un lugar al cual ellos llegaron para irse.

Tenemos que recordar que quienes vinieron a las colonias eran las clases mas desposeídas de las metrópolis, los mismo ingleses comenzaron la colonización de Norteamérica con esa misma ideología en sus colonias de Virginia pero al no tener esa zona del país grandes riquezas en metales preciosos se dedicaron a la agricultura, esto significaba una permanencia mayor en las colonias, pero en ningún momento perdían el objetivo de regresar a la metrópolis incluso mantuvo fuertes nexos con la metrópolis hasta la guerra de secesión.

Eso tuvo como consecuencia que el sur de USA siempre fue una de las zonas con menor desarrollo en el país, la religión tuvo también que ver muchísimo en ello.

Puede que parezca extraño pero la religión da pautas para interpretar la realidad de diferentes maneras, por lo menos en la religión musulmana el mayor logro de una vida es morir por su dios.

La religión católica no toma el trabajo como un valor supremo, o algo en que es necesario realizar compulsivamente, la religión Anglicana de la cual muchos de los colonos del sur seguían, tampoco pensaba que trabajar hasta la extenuación fuera un valor en si mismo.

Pero los colonos del Mayflower tenían una visión distinta, para ellos no había regreso, vinieron al nuevo mundo para quedarse, no pensaron en ningún momento en hacer riqueza y luego regresarse.

También tenían una religión con un código ético excesivamente rígido, casi no permitía leer otro libro que no fuese la Biblia.

La manera de evitar la lujuria o, las dudas mas probablemente, eran combatidas con trabajos manuales, esforzando sus cuerpos hasta la extenuación, para ellos el trabajo fuerte estaba de cierta manera coligada con su religión.

Y lo hicieron, tuvieron también la suerte de llegar a una zona de Norteamérica que no fue asiento de alguna gran civilización y tampoco tenia grandes recursos de minerales preciosos.

En el resto de América la colonización tomo otro tinte, los Españoles descubrieron grandes civilizaciones, como las de México y Perú las cuales tenían ingentes cantidades de riquezas las cuales fueron explotadas en un principio con la mano esclava local, luego por la Africana.

El trabajo extenuante no fue necesario para la mayoría de esos colonos.

Y mantuvieron la idea de hacer riqueza rápidamente y regresar a su país a disfrutar de su riqueza.

Hubo regiones de sud america en que los colonizadores no encontraron ni civilizaciones, ni metales preciosos como: Argentina, Uruguay, Paraguay y el norte de México lo que hoy es todo el sud oeste de USA mas Florida y Venezuela, de ellos Venezuela fue la que tuvo la colonización mas extraña, debido a su ubicación en pleno trópico y apropiada para los cultivos tropicales, también que de ellos, era el que estaba mas cerca de la metrópolis y una de las colonias mas antigua de América.

En estos países la colonización tuvo un mayor énfasis en la agricultura y la ganadería y en la industria relacionada con ellas, eso no fue en vano, de esas regiones colonizadas por los españoles la que tuvo un mayor éxito fue Paraguay, la cual para mediados del siglo XIX estaba casi al nivel industrial de USA en ese mismo periodo.

Pero Venezuela tenia ciertas riquezas al principio, aquí se exploto las perlas con bastantes éxito, pero la misma sobreexplotación hizo que este recurso tuviera poca duración, pero vinieron muchos colonos con la idea de hacer riqueza rápidamente, y al no poder hacerla se quedaron, pero el propósito principal de regresarse a su país de origen no fue abandonada, se dedicaron explotar grandes haciendas de cacao, caña de azúcar y por supuesto la ganadería.

Poco antes de comenzar la guerra de independencia en los llanos ya existía una pujante industria basada en la ganadería, la cual a pesar de las restricciones impuestas por la metrópoli daba buenos dividendos y posiblemente con el tiempo es probable que seria la base de la industrialización  de nuestro país.

Naturalmente las guerra de independencia fue larga y cruenta y destruyo lo poco que se había logrado, la ganadería fue diezmada y las haciendas abandonadas. La casi totalidad de los varones estaban en alguno de los dos bandos, sin embargo eso no fue todo, Bolívar se empeño en no solo liberar a nuestro país sino que siguió al sur, regando en su camino la sangre de nuestros hermanos.

La consecuencia de ello fue que nuestro país, ya en esa época poco poblado, quedo casi vació. La industria quedo totalmente acabada.

Bolívar libero cinco países, y destruyo uno; el nuestro.

Pero el mito de que la estadía en el país era solo circunstancial pervivió en nuestra cultura.

Y aun continúa en la mayoría de los venezolanos.

Quieren hacer riqueza para disfrutarla en otros países.

Eso se ha venido viendo desde 1978 hasta ahora, los principales propulsores de esa ideología han sido principalmente los ladrones de los dineros públicos, quienes se han ido a disfrutar sus bienes principalmente al sur de florida o si sacaron mucho, España o New York, en esos lugares la colonia venezolana puede que no sea la mas numerosa, pero indudablemente es la mas opulenta o, por lo menos lo fue hasta el año 1999 cuando comenzamos a ser llamados los balseros del aire, y personas con mucho menos recursos comenzaron a emigrar, buscando mejores condiciones de vida.

En este marco histórico se desarrollan los hechos que nos llevaron a este desastre y a la confrontación que hoy 7 de septiembre del 2002 nos parecen inevitables.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2 Comentarios

  1. Evidentemente voy a seguir publicando las 70 paginas que escribí. Asi que ya saben si no les gusta pueden obviarlo facilmente

  2. Pero fíjate, desde aquel entonces hasta hoy, la huevolina que nos han estado metiendo es muy efectiva, de enfrentamiento, nada, seguimos aguantando pasivos aunque ahora la situación continúa peor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here