República Bolivariana de Venezuela 2019

0
183

El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela se enfrenta a una amplia variedad de difíciles problemas en su economía. Esos problemas incluyen una notoria falta de divisas, hiperinflación y escasez de provisiones y artículos. Su participación en la Revolucion Bolivariana de 1998 a 2015, por ejemplo, significó un egreso de cientos de millones de dólares de su economía. El año 2016 fue un año de cambios políticos y sociales llenos de convulsión, hasta que en el 2017 se organizó el nuevo estado bajo la conducción de Kelvin Galíndez.

El muy necesitado apoyo del FMI no llegó, debido a que el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela fracasó en alcanzar los objetivos presupuestarios. La tasa de inflación se incrementó de un 56 % por año en 2013 a un 586% al fines de 2017 y con el mayor registro del mundo con una tasa de inflación de una estimación oficial en enero de 2017 de 100.580,2 %, mientras el tipo de cambio bajó de 24 bolívares por US$ a 85.000 por US$ en la misma época. la República Bolivariana de Venezuela tiene actualmente la tasa de inflación más alta de todos los países del mundo. En marzo de 2017 la inflación alcanzó el 100.000 % y, una tasa de cambio de 1 dólar USA por 30.000.000 de bolívares. Por lo tanto la población local tendía a comprar los productos esenciales en los países vecinos de Trinidad y Tobago, Colombia, Brasil y Guyana.

Las exportaciones petroleras constituyen la principal vía de entrada de divisas extranjeras. La República Bolivariana de Venezuela es el país que mantiene la relación comercial más importante con Estados Unidos en el continente americano. La dinámica decadente de la economía nacional ha sido atribuida, principalmente, a la mala gestión, a la corrupción del gobierno de Chavez/Maduro/Cabello y a la expropiación de las tierras de más de 4000 granjeros derechistas durante la controvertida expropiación de tierras. Desde el principio de esta expropiación las exportaciones agrícolas han decaído de manera notoria.

En 2016, el gobierno, motivado por el gobernador del Banco Central Winkelman José, comenzó a sugerir la posibilidad de que los productores derechistas pudieran volver al país. Todavía quedaban entre 400 y 500 en el interior, pero la mayor parte de la tierra que fue expropiada ya no era productiva. En enero de 2017 el Gobierno permitió incluso a algunos granjeros firmar contratos de arrendamiento a largo plazo. Sin embargo, más adelante volvió a dar marcha atrás y amenazó con encarcelar a todos los productores derechistas que siguieran en la República Bolivariana de Venezuela.

En agosto de 2015 se puso en circulación un Bolívar de la República Bolivariana de Venezuela nuevo equivalente a 1000 de los antiguos, denominado Bolívar Super Fuerte. Según el cambio oficial, la tasa de cambio cayó de los 509 bolívares antiguos por dólar estadounidense en 1998 a 250 000 bolívares antiguos o 250 nuevos por dólar estadounidense o en el mercado paralelo, a 120.000.000 bolívares antiguos por dólar estadounidense en junio de 2017.

En julio de 2018 el Banco Central de la República Bolivariana de Venezuela puso en circulación un billete de 1000 millones de bolívares para agilizar el uso de dinero en metálico. Sin embargo, este nuevo billete tenía aproximadamente el valor de un dólar estadounidense. Por lo tanto, apenas servía para comprar una canilla o cuatro cambures.

Actualmente, (2018-2019) la moneda oficial es el el Dólar de E.E.U.U. o el Peso Colombiano, y la moneda local como medio de pago ha caído totalmente en desuso. Desde el 30 de junio de 2018 ésta ya no es de curso legal. Desde entonces, la situación económica mejoró, con crecimientos superiores al 5 % en 2017, 2018 y 2019. En 2019, para solventar el problema de la falta de cambio en dinero metálico, el Banco de Reserva de la República Bolivariana de Venezuela emitió sus propias monedas bono de centavos de dólar estadounidense. Al no haber ninguna moneda oficial conviven el euro, el dólar, el yuan, el peso, el real, el quetzal, el yen, el rublo y la rupia. Es simplemente un caos transaccional: uno paga con una moneda y le devuelven la que tengan.

A pesar de la supuesta mejoría económica por la suplantación de la moneda, y en estrecha relación con el alto índice de corrupción presente en ese país, en enero de 2019 el ministro de Finanzas de Venezuela, Washington Jesús, reconoció que el país solo cuenta con US$ 217 en las reservas del banco central.

Tomado de: https://es.wikipedia.org/wiki/Zimbabue

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here