Mini relato de lolas en la calle

1
1670

Lo que se consigue uno a veces por ahí

 Chica
Esto me ocurrió en estos días y lo publiqué en mi cuenta Twitter @rska bajo el hashtag #TweetRelato que espero me haga famoso algún día jajaja. Bueno pues aquí se los dejo tal como lo colgué allí con algunos toques para darle más coherencia aquí. Es una de esas anécdotas que uno vive día a día en las calles de Venezuela y Latinoamérica en general.
Ayer me vine a Ciudad Ojeda en carrito por primera vez en más de un año ya que dejé el Polo (Mi carro) en el taller, me tocó una larga cola.  En la parada del Danto, de Ojeda, adelante tenía a dos chamas, una de 30 años, ya madre y la otra era una sifrina de barrio. Es una esas chamas que uno bucea, estaba explotada de buena pero mal vestida y hablaba un poco golpeado, pero era bien bonita.  Ellas hablaban las dos frente de mi. De pronto la más chocaíta le dice a la sifrina: ¿Tu te operaste no? Si Las tetas, contesta la buenota.
Entonces comenzaron a hablar de las operaciones. La sifrina le dio todos los detalles de la operación a la otra, y a mi por supuesto (escuchaba clarito todo). La no sifrina estaba muy interesada en operarse toda y anotó cada cosa. «Si operáte mijita y cambiarás tu vida» le decía la sifrina.  «Mirá ve, aquí te tengo una foto de cuando estaba recién operada» y la chama puso su BB de frente y le vi las lolas gratis jaja.
Entonces me cagué de la risa por dentro. Este tipo de conversaciones es muy común, hasta en los estratos bajos de la sociedad.
La chama que sin pena dice que se operó, que de seguro el macho ahora le dará más cobres, y que eso te asegura un mejor futuro.
Ahora dentro de un año regresaré a la misma parada a ver si esa madre treintona con una bebé de 4 años decidió ponerse buenota.
Tal vez me las consiga a las dos por la calle en tremendo camionetón nuevo, producto de su esfuerzo ayudado con bisturí.
Foto/cortesía (no es la misma tipa pero se parece)

1 Comentario

  1. TL;DR
    Tal vez en otro momento lo termine de leer, pero se me hizo pesado que todo estuviese apretujado en un solido bloque de texto…y el pequeño «intro» tampoco me animó mucho a proseguir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here