Viaje al centro de mí mismo

5
374

photo

Esta es otra gran diferencia entre nuestra civilización y la suya,
Ustedes admiran al hombre que logra elevarse a la cima, en cualquier campo de la vida
Nosotros admiramos al hombre que abandona su ego…

7 años en el Tíbet

Tengo varios años meditando, y aunque se dice que con la meditación uno se puede conocer a uno mismo, aún no termino de conocerme, aún sé que tengo muchos demonios dentro, a veces se asoman, en forma de envidia, de celos, de rabia, sólo los siento, pero aún no los identifico, aún no salen de mí. Y estos demonios sólo pueden ser expulsados por mí mismo, por mi atención consciente.

Quizá uno de los demonios más tenaces sea el ego, que trato de sublimar lo más posible, pero al menor descuido salta para hacerme más ignorante, más odioso, más iracundo…

Una vez más intentaré sublimar mi ego, en un retiro personal, en que me dedicaré al yoga, la meditación, y el trabajo silencioso lo más que pueda, desconectándome totalmente de teléfono, internet y TV, por 10 días enteros.

Al regreso contaré mis experiencias, de ese viaje al centro de mí mismo, como un Otto Lidenbrock.

Artículo anteriorGran Gatsby, Hangover 3 y Side Effects: Ratón Moral
Artículo siguienteChao Globovisión
Mido un metro setenta y cinco. Tengo una docena de libros. En mi cuarto hay un altarcito con un Buda. Me gusta el color azul. A veces me despierto alunado. Prefiero los gatos a los perros, porque no existen gatos policías. Soy de acuario, pelo negro. No colecciono nada, guardo la ropa ordenada. Me aburro en las fiestas y soy de pocos amigos. Tengo los ojos color café tostao. Dicen que soy bueno, aunque no sea bautizado, y aún no me llevan las brujas. Nací a las siete y media de la mañana. No creo en ovnis ni en zombies (pero de que vuelan, vuelan). Uso prendas talla "m". Prefiero quedarme en silencio. Duermo del lado derecho y con franela si hace frío. De la vida yo me río, porque no saldré vivo de ella. No uso saco ni corbata, ni me gusta el protocolo. Estoy en buena compañía, pero sé cuidarme solo. No me complico mucho, no me estanco, el que quiera celeste, que mezcle azul y blanco. No tengo adicciones, mas que de leer y estar solo. Antes creía que no tenía miedos, hasta que vi la muerte a milímetros. No me creo ningún macho y soy abstemio, aunque si hay una buena compañía y un vinito se me olvida esto último. Prefiero más a los animales que a la gente. No tengo abolengo y dudo mucho que tendré herencia. Tengo una rodilla que a veces me fastidia. Tengo cosquillas, no las diré hasta que las descubras. No traiciono a mis principios, que son cinco. Me gusta ser muy sincero, por eso no hablo mucho. (Inspirado en una canción del Cuarteto de Nos)

5 Comentarios

  1. nunca vas a llegar a conocerte, porque cada minuto que pasa tu vas cambiando, tu no eres la misma persona que eras hace una hora
    y eso que llamas demonios, no son tales, es sólo parte de tu naturaleza, puedes aspirar a controlarla pero nunca podrás cambiarla, no trates de reprimirla porque sólo la fortalecerás, es como una represa que se va llenando hasta que cede y explota, tu no puedes desaparecer el río pero si puede encauzarlo, es lo más sabio
    rabia, celos, ego ira, etc es perfectamente normal sentirlos, no te sientas culpable por ello, dicen que no podemos elegir que sentir pero si podemos elegir como dejamos que nos afecte, no trates de sobrecontrolarte mejor aprende a fluir con tus energías y no en su contra
    Mira carlosLB yo se que no soy precisamente de tu más alta estima, pero ahora hago alto al fuego para decirte algo muy en serio con total sinceridad, sin sarcasmo ni ataques personales, eso podemos continuarlo después:
    yo hace mucho tiempo también emprendi una búsqueda como la tuya y descubrí que nunca termina, y eso es lo maravilloso precisamente, que todos los días, a cada instante puedes sorpenderte y descubrir cosas de tí mismo, suprimir el ego creo que es imposible, dependiendo también de que llames ego, pero creo que si puede ser encauzado, guiado para que no se convierta en algo dañino que nos aleje de nuestra verdadera esencia, no emprendas ese viaje creyendo que puedes predestinar a donde te va a llevar así que no te impongas metas como suprimir el ego o las emociones que consideras negativas, simplemente emprende el viaje y déjate llevar
    yo se que lo que te voy a decir es muy cliché, pero si alguna vez he llegado a algo cercano a “suprimir el ego” fue la vez que probé la mescalina, la cual supongo que sabes que es extraída del cactus “san pedro” y que era usada en ceremonias espirituales o religiosas por los mayas y otras civilizaciones antiguas a lo largo de América
    Eso que llaman supresión del ego es considerado una de las propiedades más características de ciertas sustancias alucinógenas, como el LSD y otras, y te digo por experiencia que si bien puede ser cierto en alguna medida, ninguna rivaliza con la mescalina, sobre todo en cuanto a lo espiritual…
    No fue una experiencia que yo estuviera buscando intencionalmente, de hecho toda la historia de como me ocurrió es digna de escribirse en un libro, sencillamente la sustancia me eligió y decidió llegar hasta mi cuando estuve preparado, y fue una experiencia muy espiritual, muy real y que me cambió para siempre, es algo liberador, podría pasar años intentando explicar como descubrí que la verdadera divinidad reside en nosotros mismos y este mundo que nos rodea, como algo tan sencillo como un abeja es algo tan maravilloso que podemos considerarlo un “milagro”, o como todo nuestro universo está conectado en perfecta armonía, pero como te digo: podría pasar años hablándote de eso
    En fin, mi punto es que: si de verdad estás interesado en esa búsqueda, si de verdad estudias las religiones de todo el mundo para acercarte a tu propia percepción de tu ser, si de verdad quieres experimentar la ausencia del ego y estás dispuesto a ir hasta lo más profundo de ti mismo para adquirir esa sabiduría, esa paz; entonces te recomiendo que consideres probar la mescalina
    en serio
    prejuicios aparte, por algo la usaban los mayas, no lo veas como que “que bolas juan me está diciendo que me meta droga”, no, nada de eso, según yo lo veo ha sido una de las experiencias mas bellas, atesoradas y enriquecedoras que he tenido, no te vas a hacer adicto (porque no es adictiva, de hecho sólo la he usado 2 veces en mi vida) ni te vas a volver loco y saltar de un décimo piso ni nada de esas chorradas, es un viaje hacía lo más profundo de tu interior
    capaz y ya lo has hecho, no sé, sólo te lo comento para que lo tengas en consideración
    conseguirla no es sencillo y procura obtenerla de alguien de confianza y que respete el peyote como un vehículo espiritual, no vayas a tomar nada de dudosa procedencia y trata de tener la experiencia con alguien iniciado, yo lamentablemente ahora no tengo idea de donde se puede encontrar, pero si la buscas y estás preparado ella llegará a ti
    yo te muestro la puerta, eres tu quien debe cruzarla, yo sólo comparto mi experiencia contigo
    salu2

  2. @juan: Al fin habla la voz de la sensatez.

    Si bien es cierto que a cada instante estamos cambiando, no sólo cada hora sino cada milésima de segundo, sí creo, y estoy convencido, que se puede acceder a una comprensión absoluta de la humanidad y de sí mismo. El Buda y muchos otros lo han logrado, si ellos pudieron yo también, aunque el trabajo es muy arduo, quizá me lleve toda la vida, o muchas vidas en ello.

    Los demonios no son parte de nuestra naturaleza, nuestra naturaleza es de luz, como un diamante de alta pureza, pero estamos llenos de porquerías, de basura, de m…, y la idea de todas estas prácticas y disciplinas milenarias es erradicar esas “basuras”, o demonios, y justamente la manifestación de su existencia es el odio o aversión, la codicia y la ignorancia. Y no hablo de reprimirlos, sé que es un error, es como mantener una olla de presión encendida permanentemente, que tarde o temprano estallará. Mi técnica consiste en otra cosa, en hacer que se diluyan, o se desgasten, los detalles no son fáciles de explicar.

    Dentro de los cinco preceptos éticos que practico -que no son mandamientos ni obligaciones, sino que los practico voluntariamente porque considero que es lo mejor que puede hacer para mejorar mi práctica espiritual-, que son la no-violencia, la generosidad, el control de mi sexualidad (la no promiscuidad, tener sexo sólo con una pareja estable y en caso de no tenerla entonces mejor no), hablar siempre con la verdad, incluye también el no consumo de sustancias que alteren la conciencia, eso incluye alcohol, mariguana, mezcal, yagué, y cualquier sustancia alucinógena, natural o no. Por tanto, gracias por tu sugerencia con la mescalina, pero no, gracias. Prefiero mantener mi conciencia clara y lúcida.

    Me despido hasta la primera semana de septiembre. Que tú y todos los seres sean felices, estén en paz, se liberen del sufrimiento.

  3. vale te respeto eso, y como te dije sólo comparto mi experiencia no voy a insistirte o a tratar de convencerte, pero sí te digo que no te cierres del todo a la posibilidad, de todas formas es ella la que te elegirá y llegará hasta tí cuando estés preparado
    yo antes de hacerlo también creía que era cualquier locura o como estar en el video de yellow submarine y ver elefantes rosados con alas tocando trompeta, pero nada más lejos de la realidad
    precisamente porque en ese estado estás perfectamente lúcido y consciente, de hecho es estar MUY lúcido y consciente, como nunca antes lo había estado y fue ahí donde entendí lo que era mi ego al verme despojado de él, era como poder verte a ti mismo desde afuera, y es algo que se ha quedado conmigo desde entonces, no es que necesite mescalina para poder volver a experimentarlo y de hecho fue mas de hace la segunda y última vez q la usé, es como un mapa que usas para llegar a un lugar desconocido y luego cuando ya sabes donde queda puedes llegar sin mapa porque ya sabes donde está

    PD. no creas tampoco que he bajado la guardia contigo, me gusta llevar las discusiones al extremo para probar la convicción de aquel que se manifieste y sus argumentos, y así lo seguiré haciendo, esto es ESPARTAAAAAAAAAAAA

  4. A pesar de que no soy ningún pensador o sabio, si comparto algo que al parecer hacen ustedes a menudo, contemplar lo maravilloso de nuestro mundo, como todo se conecta y sentir regocijo. Algunas de las cosas mas dichosas que me han pasado esta semana han sido cosas tan insignificantes(para la mayoría) como recoger un escarabajo toro mientra regresaba de una clase de baile , o el revoloteo de una hermosa Mariposa Morpho Azul en una concesionario mientra yo tomaba un autobús.

    Trabajo duramente sin parar, para lograr mis objetivos, pero a veces cuando me encuentro ante estas situaciones y luego veo a mi alrededor, me siento tan solo y a la vez tan conmovido hasta tal punto que debo contener las lagrimas, aun no se muy bien que significa, pero supongo que es algo respecto a lo que ustedes hablan, de ser capaces de aislar tus vicios y conocerte en profundidad.

    Disculpen si mi comentario es tonto o fuera de lugar, pero de verdad el leer que alguien disfrute algo tan “diferente” como el zumbido de una abeja solo porque si, es algo que me alienta a seguir con mis convicciones…

  5. Luego de 10 días de semi-aislamiento (semi porque varias veces tuve que salir a comprar provisiones) retorno nuevamente a la “normalidad”. Quise estar en aislamiento completo, pero no me fue posible. A pesar de ello, estar casi en total silencio y casi total soledad, pude indagar un poco más en mí, y descubrir facetas “oscuras” u “ocultas”, que están ahí presentes, pero que sólo salen a flote en momentos de aislamiento. Desde luego esos descubrimientos no fueron muy profundos, ya que, como dije, el aislamento no fue total. Luego, en una próxima entrega, expondré con más detalles mi experiencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here