Tiempo de paz

2
265

2462380423_dbd7b7916f

tiempo de plantar y de cosechar
tiempo de hablar también de callar

-Andrés Calamaro

En nuestro país, Venezuela, han habido pocos momentos de paz, y mucho de no estar en guerra formal. Ha habido una cierta guerra informal, y hasta ha habido guerra de guerrillas. No es mucha la edad que tengo, pero creo que en Venezuela no se ha intensificado la violencia como en los últimos años. Creo que el momento más crítico en cuanto a violencia ha sido en los años 2002-2003, con los hechos de abril del 2002 y el paro petrolero en el 2002-2003. Resultaba muy difícil no ser “salpicado”, y en ocasiones ser partícipe, por el enfrentamiento de dos bandos, ha sido una guerra civil de “bajo perfil”. Los odios de parte y parte han sido exacerbados, lo sabemos bien, por ambas partes, han actuado como el perro de Pavlov. Soy de los que creo que quien rompió en dos la sociedad venezolana fue Hugo Chávez, pero la mayoría de nosotros hemos sido copartícipes de ese rompimiento, con nuestra manera de expresarnos y de actuar.

Las aguas aún están muy revueltas, tanto en lo social como en lo político, y creo que pasarán muchos meses, quizá años, para que las aguas se amansen. Ha sido profunda la grieta en Venezuela, y esa grieta no se repara con más odios y divisiones. Estoy convencido que la manera de reparar esa grieta, tanto en nosotros como individuos, y en lo social, es tener, de una manera sincera y profunda, un deseo y un trabajo arduo en erradicar, desde nosotros y de manera expansiva a nuestro alrededor, el odio, la avaricia y la ignorancia; y de cultivar, realmente, el amor, la compasión, la generosidad y la sabiduría.

No quería hablar de la muerte del presidente, pero me veo obligado a expresar mis condolencias a sus familiares, amigos, y todas las personas que lo amaban y querían, independientemente de estar en desacuerdo con su gestión de gobierno, era un ser humano, por encima de todo, a pesar de todos sus errores. Pienso que debe haber un respeto por el dolor ajeno. La muerte es causa de sufrimiento, independientemente de quien sea, es algo universal, sin importar ideologías o diferencias, que son circunstanciales. Se han cometido errores profundos, sin duda, pero no es momento de sacar a relucir nuestros lados más oscuros, eso profundizaría, aún más, las grietas en nosotros y en nuestro país.

Deseo profunda y sinceramente que donde quiera que se encuentre, que esté en absoluta paz y esté totalmente libre del sufrimiento.

Paz, armonía y felicidad, para todos ustedes, y para todos los seres, sin excepción.

Artículo anteriorEncuesta: ¿Cuál de estos estrechos colaboradores inoculó el cáncer a Chávez?
Artículo siguienteEl chavismo no ha muerto
Mido un metro setenta y cinco. Tengo una docena de libros. En mi cuarto hay un altarcito con un Buda. Me gusta el color azul. A veces me despierto alunado. Prefiero los gatos a los perros, porque no existen gatos policías. Soy de acuario, pelo negro. No colecciono nada, guardo la ropa ordenada. Me aburro en las fiestas y soy de pocos amigos. Tengo los ojos color café tostao. Dicen que soy bueno, aunque no sea bautizado, y aún no me llevan las brujas. Nací a las siete y media de la mañana. No creo en ovnis ni en zombies (pero de que vuelan, vuelan). Uso prendas talla "m". Prefiero quedarme en silencio. Duermo del lado derecho y con franela si hace frío. De la vida yo me río, porque no saldré vivo de ella. No uso saco ni corbata, ni me gusta el protocolo. Estoy en buena compañía, pero sé cuidarme solo. No me complico mucho, no me estanco, el que quiera celeste, que mezcle azul y blanco. No tengo adicciones, mas que de leer y estar solo. Antes creía que no tenía miedos, hasta que vi la muerte a milímetros. No me creo ningún macho y soy abstemio, aunque si hay una buena compañía y un vinito se me olvida esto último. Prefiero más a los animales que a la gente. No tengo abolengo y dudo mucho que tendré herencia. Tengo una rodilla que a veces me fastidia. Tengo cosquillas, no las diré hasta que las descubras. No traiciono a mis principios, que son cinco. Me gusta ser muy sincero, por eso no hablo mucho. (Inspirado en una canción del Cuarteto de Nos)

2 Comentarios

  1. El momento más crítico de violencia es cvada año, que la tasa de homicidios sube y sube.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here