Los venezolanos no votamos por la violencia

25
134

En los análisis postelectorales, existe un argumento extraño según el cual “ocho millones de venezolanos votaron por esto“. Es como si el siete de octubre hubiésemos realizado un plebiscito, como si ocho millones de personas hubiesen aprobado todos los desaciertos del gobierno en materia económica, de planificación urbana y social, corrupción y tantas cosas más. Como si el “esto” aprobado por los “ocho millones” de venezolanos fuese la guerra civil de baja intensidad que se libra en Venezuela. Como si ello no le importara a la mayoría, como si esos ocho millones, caracterizados como una masa rumbera, irresponsable y parásita, no tuvieran valores.

 

Nada más alejado de la realidad en lo que respecta a la inseguridad.

 

Las razones detrás del voto a favor de Hugo Chávez pueden ser variopintas, pero esto esconde el hecho de que antes, durante y después de la campaña presidencial, la mayor preocupación de los venezolanos es la inseguridad.

 

Es posible que exista un núcleo duro de desequilibrados que interpreta los alarmantes índices de secuestros y asesinatos como alguna forma perversa de lucha de clases que apunta hacia el fin de la historia u otro disparate marxista. Sin embargo, son una minoría: la mayoría, el ciudadano de a pie, no se regodea en la violencia ni se revuelca en la sangre derramada por cientos de víctimas por semana.

 

No es un tema que pertenezca “al gobierno” o “a la oposición”: a los venezolanos los matan por igual. El carné del partido PSUV sólo sirve para que te entierren con él.

 

La elección no es una validación directa de todas las acciones posteriores del gobierno. Nadie le dio carte blanche a Chávez para hacer lo que se le venga en gana. Se le ha legitimado como Presidente, lo cual implica (o debería implicar) liderar procesos de concertación con todos los sectores del país, para construir consensos y trazar direcciones de cara al futuro.

 

Por supuesto que todos conocemos el grave estado en el cual se encuentra nuestra democracia (o lo que queda de), el autoritarismo y el servilismo del Congreso y del Tribunal Supremo, entes que deberían funcionar como contrapeso al Ejecutivo. En Venezuela, el debate y el consenso han sido sustituidos por la ejecución, a través de la fuerza bruta y la arbitrariedad, de las ideas de una sola persona.

 

Sin embargo, cuando hablamos de la inseguridad, estamos hablando de un punto compartido por ambos bandos, por todos los venezolanos. Nadie votó para que lo mataran a tiros. Nadie votó para que lo secuestraran.

 

Por lo que sí votó la mayoría fue por una Constitución donde el Estado “garantiza el derecho a la vida” de los ciudadanos, en el preámbulo del texto.

 

Es por ello que es indignante e insultante aprender que, en el presupuesto de 2013:

-Se rebaja en 38,3% el presupuesto de seguridad interna y orden público;

-Se disminuye la partida para Administración de Justicia y Ministerio Público, de los Bs.13,48 millardos invertidos en 2012 a Bs.11,11 millardos en 2013;

-Se reduce la cantidad de funcionarios de la policía dependientes del Ministerio de Interior y de Justicia en 35,9%, de 8.803 policías en 2012 a 5.638 en 2013.

 

No existe justificación alguna para tal despropósito.

 

Políticamente hablando, la inseguridad en Venezuela podría erigirse en el puente que una a la población, de uno y otro bando. Puede ser la piedra fundacional para la construcción de una política post-chavista, post-oposicionista. Es el único destello de luz que aparece en medio de la política-para-la-muerte esbozada por el gobierno.

GD Star Rating
loading...
Los venezolanos no votamos por la violencia, 4.8 out of 5 based on 14 ratings

25 Comentarios

  1. Hola Vinz, a menudo leo tus escritos y comentarios. En general comparto tus ideas. A veces me abstengo de comentar porque a veces, y sólo a veces, no comparto un pequeño tono no conciliador (pero tampoco es criticable, vamos!). Pero este texto, esta muy bien Vinz, muy “clever” y maduro, te felicito. …y si, mas que criticas y palabras vacias (que sobras en estas redes sociales) necesitamos acciones, …como bien lo dijiste …puentes y urgentemente una era post-chavista post oposicionista! Saludos Vinz.

    ResponderResponder
  2. La elección no es una validación directa de todas las acciones posteriores del gobierno. Nadie le dio carte blanche a Chávez para hacer lo que se le venga en gana.

    ¿Tú estás seguro de eso? Porque si algo ha quedado claro en estos 14 años es precisamente eso: que el Presidente puede hacer lo que le da la gana y sus votantes no sólo no le reclaman, sino que siguen votando por él. Esas reducciones que señalas no le importarán a quienes votaron por Chávez, como no les importó reelegirlo luego de catorce años de ausencia de una política seria de combate al crimen que los proteja a ellos mismos que, como bien señalas, no son inmunes al problema.

    Yo creo que si llevas 14 sufriendo la criminalidad desatada y vuelves a votar por el gobierno que no hace nada para combatirla, pues la conclusión lógica es que estás votando a favor de la indolencia gubernamental, ¿no?

    ResponderResponder
  3. Debo reconocer que dudo la esencia de la democracia. Desde la época dorada de la antigua Grecia ya se hacían trampas electorales. Y muchas veces, bien es sabido, que la cantidad no garantiza la calidad, y más en nuestros queridos trópicos.

    ResponderResponder
  4. @John Manuel:

    Por más que uno le de vueltas resulta inconcebible, es cierto. Personalmente creo que no es que la gente de acuerdo con la indolencia gubernamental sino que está resignada. Mientras corra el dinero (ni siquiera digo “mientras haya trabajo”) y no se asome el hambre, el resto puede esperar. Así, tan absurdo o tan indolente como suena. La violencia es parte de la vida de quienes viven en las zonas donde ocurren el 90% de los homicidios; en la mañana puedes hacer cola para esperar el jeep cuando en la acera del frente está el cadáver de la noche anterior esperando al forense.

    Y nos vamos buscando soluciones alternativas. En CaracasChronicles recientemente pusieron una noticia sobre cómo las mujeres están pendientes de relacionarse o tener a algún pariente relacionado (sentimentalmente) con un malandro pues de esa forma compran “protección”. En definitiva, “nosotros nos resolvemos”, el gobierno “por lo menos” que siga trayendo la comida que hasta ahora lo ha hecho bien.

    ResponderResponder
  5. @John:
    Hablaba desde el punto de vista teórico (ay, sí, qué sifrino mariconsote y tal). Es decir, Obama ganó en los EEUU, pero eso no significa que si se le ocurre invadir Siria tiene el respaldo de la población para hacerlo. En teoría (repito: en teoría), lo único que se avala con el voto es el programa de gobierno. Podríamos decir que el venezolano escogió la paz interplanetaria por encima del progreso de Radonski. En teoría, lo demás se debería discutir…
    Claro que concuerdo contigo en lo disfuncional y lo enfermo de la democracia versión venezolana siglo XXI. Nadie nos representa, no hay ninguna discusión habermasiana abierta y libre en la esfera pública, Chávez controla todos los poderes y hace lo que le da la gana. Simplemente subrayo que el hecho de que sea así, no significa que *debería* ser así, al menos en teoría.
    Mi lectura es que la gente reeligió a Chávez *a pesar de* su política Apocalypse Now, no *gracias a* esa política. Me parece que, si 70% de la población dice que su preocupación número 1 es la inseguridad, habrán votado por Chávez por el principio aquél de igualación cognitiva, “…a pesar de eso, me encantan las misiones/ distribuye la plata/ me da trabajo/ jode a los ricos que se lo merecen, etc.”.
    Por eso me parece un buen punto de partida para unirnos todos alrededor de un tema que nos aflige a todos, y de allí… pues no sé. Paso como que de lo estríctamente teórico a lo estríctamente utópico.
    Saludos a todos, gracias Nelly, por el comentario, Renji y Corbu. Seguiremos conversando.

    ResponderResponder
  6. El problema, mi estimado amigo (Vinz), es que esto: “Se le ha legitimado como Presidente, lo cual implica (o debería implicar) liderar procesos de concertación con todos los sectores del país, para construir consensos y trazar direcciones de cara al futuro.” choca con la realidad, a la mayoría de los chavistas les importa un pepino los “procesos de concertación con todos los sectores del país”, a ellos no les podría importar menos si Fedecámaras la CTV y el gobierno se ponen de acuerdo, lo que les importa es que le paguen (o le den su beca) 15 y último. Dejémonos de pendejadas teóricas aquí el “debería implicar” no llega ni siquiera a eufemismo o entelequia, aquí, en Venezuela, nada es lo que debería ser.

    Saludos.

    ResponderResponder
  7. Claro, Lenguaeniple, jamás supuse que el diálogo democrático funcionase en Venezuela. Pero ellos se valen de las herramientas democráticas para legitimar su despropósito, entonces, es bueno recordar que, bajo ningún precepto, ganar las elecciones supone un cheque en blanco.
    La última parte de tu afirmación me es extremadamente preocupante. Creo que mientras la oposición piense que 8 millones de personas votaron “para que les paguen una beca”, quince y último, que no les importa en lo más mínimo el país; pues no hay diálogo posible.
    Sé que voy a escribir algo que no le gustará a muchos, pero si asumimos que el bando de enfrente sólo quiere destruirnos, que no tiene ideal alguno, pues no hay diálogo posible. Lo único que se puede hacer es lanzarse a la guerrilla…
    Por eso me parece que, para los que no queremos lanzarnos a la selva con un fusil, la opción podría ser empezar a construir puentes en torno a la inseguridad.

    ResponderResponder
  8. No he dicho que los 8 millones estén pendientes de una beca (aunque un porcentaje importante sí lo esté) dije, o escribí, “que les paguen” luego entre paréntesis coloqué “(o que les den su beca)”, ergo, simplemente estoy asumiendo que actualmente en Venezuela el mayor empleador ES el Estado venezolano (esto no es un invento) y que, para ser sincero, muchos de estos empleados forman parte de una burocracia inútil y les conviene que Chávez siga ganando porque de otra forma su empleo probablemente esté en riesgo.

    ¿Es preocupante? Por supuesto que es preocupante que el mayor empleador en Venezuela sea el propio Estado, ¿y cómo no va a serlo si esto es la raíz del problema? La gran estafa funcional del sistema socialista soviético fue el estajanovismo, ¿y quienes son los asesores de Chávez? El G2, ¿y quienes fueron los asesores del G2? Los soviéticos: “ellos hacen como que nos pagan y nosotros hacemos como que trabajamos”, ¿te suena familiar?

    ResponderResponder
  9. La lógica del poder dentro del petroEstado y los modelos de desarrollo a plantear a partir de un Estado petrolero, son discusiones necesarias, que deben llevarse a cabo con la participación de toda la sociedad.
    Por eso creo que, en un ambiente ultra-polarizado como el nuestro, la única forma de avanzar hacia una discusión sincera de ese tenor, es empezar con los puntos en común, como la inseguridad, para de allí avanzar hasta poder llegar a la discusión política y económica en sí.
    El camino es largo -larguísimo-, pero no veo otra forma de abrir las puertas a esa necesaria discusión.

    ResponderResponder
  10. Estoy en contra de este artículo y de acuerdo con Corbu. Después de 14 años de tolerancia cuasi-oficial con la inseguridad, y de una campaña marcada por frases tan infames como “por eso les pido que vengan conmigo para que sean bienandros” o “Acá no importa la inseguridad, acá lo que importa es la revolución”, estaba más claro que un voto por Chávez era un voto por continuar con la inseguridad a tope.

    Pero claro, ya se sabe como es la gente: “la inseguridad es solo una sensación”, “sifrino de mierda, siempre ha habido y habrá toda la vida inseguridad, deja la quejadera”, “Chávez es el menos malo, con el otro se viene el paquetazo y vamos a perder todo, van a quitar las misiones”, etcétera, etcétera.

    Después de lo ocurrido el 7-O, el pueblo venezolano se merece el poco de insultos y descalificativos que le han echado encima. Hablamos de CATORCE AÑOS DE GESTIÓN, carajo. Ya estoy cansado de tanto comeflorismo en plan “es que no entendemos a los pobres, toda la vida de ellos ha sido igual y blablabla”.

    Y aunque seguramente seré fusilado por “sifrino”, también hay que entender que esos pobres son gente como ustedes y como yo, no una cultura totalmente distinta a la nuestra, a menos claro, que alguno de ustedes sea un auténtico sifrino que se siente “como pez en el agua” en el Country Club.

    @lenguaeniple: sabes bien que eso que describes, ese “ellos hacen como que nos pagan y nosotros hacemos como que trabajamos”, es mucho más viejo que el chavismo en Venezuela, y que puede remontarse a los inicios de la decadencia de la socialdemocracia adeca en los años 70. La lista de casos de burócratas que a duras penas iban un día del mes a trabajar, es interminable. Y ya se sabe en que resultó el intento de CAP II de reducir dicha burocracia en empresas que solo serían estratégicas para un socialdemócrata/socialista rancio, pero bien rancio, a lo Alfaro Ucero/Óscar Figuera, pues.

    El primero que me diga que es conveniente para el país mantener bajo propiedad estatal a CANTV merece unirse a la larga lista de personajes y frases ridículos de nuestra historia, como el “golpe” que fue la privatización de CANTV según Aristóbulo el 4-F.

    ResponderResponder
  11. Lo que no me cuadra es que si un voto por Chávez era un voto “para seguir con la inseguridad” (inserte explicación psicologizante que mejor le convenga), la inseguridad no aparecería como la preocupación número 1 de los venezolanos, con 70% de la gente diciendo que es su principal problema.
    Saludos, Pablo.

    ResponderResponder
  12. Habría que ver que encuestadoras específicas dijeron eso, y no una noticia general de un canal extranjero, que generaliza allí sin dar fuentes, y más con lo poco fiables que han demostrado ser históricamente las encuestadoras venezolanas. Tan solo Datánalisis (of all people) acertó el “resultado” del 7-O (aunque ya dije que para mí hubo fraude, que en el mejor de los casos, abultó los resultados a favor de Chávez para hacer más duro el golpe moral a la oposición. Eso que ganó en el Zulia no se lo cree ni él mismo), carajo.

    Y miren, yo sigo sin entender el por qué la gente, si quiere efectivamente que se acabe la inseguridad, votaría por un candidato que durante 14 años ha tolerado la delincuencia y destruido los últimos restos del Estado de Derecho venezolano, a menos claro, que no le importe o se haya resignado.

    Vinz, es hora de regresar a la realidad, aunque si quieres seguir en la teoría, podemos bien denominar esto “democracia plebiscitaria” o “democracia tutelada” (por supuesto, por las Fuerzas Armadas, el tradicional “protector nacional” que nunca, pero NUNCA, puede faltar).

    ResponderResponder
  13. Pablo, la frase “ellos hacen como que nos pagan y nosotros hacemos como que trabajamos” se remonta a la Rusia soviética estajanovista.

    ResponderResponder
  14. Por supuesto que lo sé, Lengua, yo solo me refería a que no fue el chavismo quién lo implantó ACÁ. Ya lo que ocurrió en la URSS con el estajanovismo es otro tema…

    ResponderResponder
  15. Lo voy a poner rápido porque estoy en el trabajo.

    Nadie votó por Chávez obviando las fallas en la inseguridad. Ese argumento de que hay gente que piensa que la inseguridad es una lucha de clases oculta solo se lo cree la oposición que sigue sin entender el país en el que vive.

    La realidad es que Chávez no sirve para nada pero la dirigencia política de oposición es una mierda, acaben de entenderlo… UNA MIERDA. Y entre el malo y el mas malo la gente se va ir siempre por el malo…

    Ahí tienen a Capriles, tanto hablar de democracia y voluntad popular y se acaba de limpiar el rabo con los votos de la gente que participó en las primarias, así de sencillo… se limpió el rabo con la voluntad del pueblo, “yo soy candidato a gobernador porque no me voy a quedar sin el cambur ¿te molesta? no me importa, si te quejas eres chavista”.

    Y ese es el que nos iba a salvar del cetro-comunismo-malandro-a-go-go? y lo peor es toda la gente que lo justifica y luego salen a criticar a Chávez y su dedo todopoderoso que elige candidatos.

    Por cierto Miranda está entre los 3 estados con mas violencia, sí ya se… culpa de Chávez que hace brujería con los cubanos y bla bla bla…

    Y el artículo de Vinz es muy acertado, nadie votó por la matanza de los fines de semana.

    ResponderResponder
  16. Me parece que realmente lo que sucede aquí es que no todo el mundo entiende la relación que debe haber entre la inseguridad existente y el hecho de que es competencia del gobierno combatirla, me da la impresión de que en general la gente asume el tema más como algo un tanto personal o a lo sumo comunal, un problema interno entre familias y vecinos en los que no se deben meter autoridades de ningún tipo, es un asunto naturalista, es un “así somos” y no hay nada que hacer, es el trópico y es el machismo, es la ley del más fuerte y ya y lo peor es que el gobierno también parece entenderlo así, “eso es problema de ellos, que vean que hacen”, es la idea de que cada quien arregla sus problemas a su manera, por eso los vericuetos legales para dejar de nuevo en la calle a los malandros, no se los quiere castigar, nadie se quiere encargar de ellos, por eso hay hacinamiento en las cárceles, nadie quiere hacerse cargo, es más facil dejar que cada quien arregle su culebra solo. El gobierno solo se comporta como una madre incapaz de corregir a sus niños tremendos y malcriados. no cree que deba hacerlo, simplemente supone que así se harán fuertes e independientes, los niños de hoy en dia son rebeldes y no hacen caso y ya. Hace poco en un carrito en Guarenas una señora me dice que va a al cementerio a enterrar a un nieto de 21 años que mataron de 23 tiros porque se puso a discutir con un tipo en la calle, “porque los muchachos ahora no quieren hacer caso”, y si esa es la respuesta de una abuela mucho más lo es del gobierno. Hay un gravisimo problema de familia y de crianza de los hijos, el que no quiere encargarse de sus hijos asume que alguien más lo hará y a nadie le importa, mucho menos a un presidente que dijo que no habria mas niños en la calle y esos niños se convirtieron en los pranes de hoy. Parece que nadie cree que nadie debe encargarse de la inseguridad, es la ley de la selva y punto, la gente cree que encontrarse con un malandro en calle es igual de fortuito y naturalista que encontrarse con una culebra en el campo, en todo caso es culpa tuya por meterte en su territorio porque la culebra está viviendo su vida y si te ataca es porque tu invadiste su terreno. No es casual que precisamente se use la palabra “culebra” en el argot malandro para definir a ese con quien se tiene un problema que solo puede terminar mal. Con las culebras no se dialoga ni llega a acuerdos. Esa culebra se mata por la cabeza!

    ResponderResponder
  17. Andreína eres una fascista por insinuar que a los malandros hay que matarlos de un tiro en la cabeza. Esos son muchachos sanos, deportistas, estudiantes, padres de familia, que como son negros y pobres la gente piensa que son malandros nada más que porque le revientan la cabeza al mototasista que vive en la esquina de su casa pa quitale la moto pero ese maldito mototaisi se la buscó por oligalca. ploploplo.

    ResponderResponder
  18. A estas, con todo respeto, me van a disculpar todos aquellos que siguen pregonando que el gobierno ha fracasado en la lucha contra la inseguridad: a mí no me queda ninguna duda que los niveles de inseguridad, el pésimo funcionamiento del sistema de administración de justicia, de las policías, de las cárceles y toda la cadena de organismos responsables por el tema, todos, absolutamente todos han sido exitosos en su misión, que no es otra que atomizar a la sociedad, generar una anomia pandémica que haga sentir al ciudadano común absolutamente indefenso e inútil; en pocas palabras, no es solamente que al gobierno no le interesa luchar contra la inseguridad sino que, por el contrario, la inseguridad es una política de Estado que busca minimizar al individuo a la categoría de “tienes suerte de llegar vivo a tu casa”.

    ResponderResponder
  19. @Aleister: tú tendrías razón en criticar a Capriles (o a Pablo Pérez, por poner otro ejemplo) por el hecho que Miranda es uno de los estados más inseguros del país… si este fuera realmente un país federal donde los gobernadores pueden hacer algo más que construir colegios, dar materiales a la gente para hacer casas y guisar en alguna de las dos cosas previamente mencionadas.

    De todas formas, habría que ver la estadística de X muertos por cada 100.000 habitantes, mucho más objetiva que la tasa bruta de asesinatos, y evita el sesgo pro-regiones con poca población (o sea las rurales, o sea las más chaburras).

    Whatever, aquí el más malo, y eso está claro desde hace añales es Chávez. Criticas a Capriles por haberse pasado por el forro las primarias en Miranda, pero al tipo que designó a dedazo a todos los candidatos oficialistas a las gobernaciones, y que NUNCA fue electo en alguna primaria como candidato a la Presidencia, no le dices mayor cosa. Acá está claro que el más malo es Chávez, así que deberías reformular tu frase a “Y entre el malo y el mas malo la gente se va ir siempre por el MÁS malo…”.

    Los venezolanos votaron por la violencia, tal vez porque crean que es un precio a pagar por las misiones, pero lo hicieron.

    Por cierto, los únicos que se creen que acá una guerra de clases son los chaburros, la oposición ya dejó en el pasado esas tonterías.

    ResponderResponder
  20. Tengo dos teorías sobre “la inacción” con respecto a la violencia. La primera, va por el lado maquiavélico de Lenguaeniple, ya que podríamos asumir la violencia como una estrategia de ruptura del tejido social que conduzca a implementar reformas impopulares. Es lo que decía Naomi Klein en “La teoría del shock”, solo que, en vez de usar golpes de estado y tsunamis, el gobierno recurre a la anarquía y la destrucción.
    Sin embargo, mi segunda hipótesis es más sencilla (y por eso creo más plausible). Creo que el gobierno simplemente se aferró al dogma estúpido ese de que la delincuencia bajaría “naturalmente” al aumentar el nivel adquisitivo de la gente. Eso de que el robo era una “necesidad”, que obligaba al pobre a robar y que este no lo haría una vez que hubiese conseguido dinero gracias al trabajo “honesto”.
    Obviamente, después de un boom petrolero que cortó la pobreza por la mitad (según la CEPAL) y que, al mismo tiempo, aumentó la violencia de manera exponencial, podemos concluir que no hay vínculo causal entre las dos cosas.
    Lo cual lleva a un punto bis: el tabú de la represión. El gobierno cree que la represión es de “derechas” y por ello se opone a la tesis Bratton de la mano dura con la delincuencia. Esto, aunado al hecho de que la Policía Metropolitana participó en el golpe del 2002, y conllevó a que se les suprimieran recursos, crea el caldo de cultivo perfecto para la cultura de la muerte que tenemos hoy por hoy en Hugoslavia.

    ResponderResponder
  21. “Obviamente, después de un boom petrolero que cortó la pobreza por la mitad (según la CEPAL) y que, al mismo tiempo, aumentó la violencia de manera exponencial, podemos concluir que no hay vínculo causal entre las dos cosas.”

    Más allá de mi reticencia a aceptar esos datos de la CEPAL hay un dato interesante entre líneas, Vinz: no hay correlación entre el poder adquisitivo del ciudadano medio y la paz social, esto derrumba todas las teorías de que las políticas redistributivas de los ingresos planificadas desde el Estado y que buscan reducir las diferencias económicas genera, en consecuencia, menos conflictividad social. Es decir, si los datos de la CEPAL son ciertos, entonces es falso que menor pobreza significa menor conflictividad social y/o menor paz social. Me da la impresión que buena parte de la izquierda no está dispuesta a aceptar tales hechos so pena de quedarse sin una de sus mejores justificaciones para seguir empujando al Estado como interventor y regulador económico.

    ResponderResponder
  22. FE DE ERRATA:
    Donde dice: … y/o menor paz social.
    Debe decir: … y/o MAYOR paz social.

    ResponderResponder
  23. A los progres se les cae el discurso de que la delincuencia se explicaba por la necesidad que les generaba la pobreza y que esta ultima era culpa del Sistema cuando no pueden explicar como en una sociedad donde se ha reducido la pobreza de manera significativa los índices de Delincuencia por el contrario han aumentado. Que deben existir planes de prevencion? estamos de acuerdo pero en este punto donde nisiquiera le Estas garantizando el derecho a la vida a la poblacion algo como Estado estas haciendo mal y esta en sus manos corregir.Me pregunto para que son todos esos gastos en Defensa? Las Fuerzas Armadas hacen dos desfiles al año y de resto son felices bebiendo whisky. Miren lo que ocurrió en Brasil donde el Ejército se metió a las favelas.

    ResponderResponder
  24. Bueno, lo que se discute en estudios como este
    http://www.equalitytrust.org.uk/why/evidence/social-mobility
    Es que *la mobilidad social* es más grande en países con menos *diferencias en los ingresos*. Ninguno de estos países aplicó la política suicida de reducir la policía y el presupuesto de seguridad interna. Lo que estos sociólogos encontraron, es que hay menos estrés, menos sensación de ser juzgado, más confianza y más disponibilidad a ayudar a los desconocidos, en sociedades como la escandinava y la japonesa, que en el UK o los EEUU.
    De hecho, lo interesante del estudio es que no valida para nada la tesis del gran estado: compara dos países, uno con una política redistributiva de impuestos, otro con bajos impuestos y menos diferencia en los salarios, y encuentra que en ambos los resultados son positivos.
    Los investigadores concluyen que, sea como sea, tener menos diferencia en los ingresos produce esos resultados, muy positivos, diría yo.

    ResponderResponder
  25. En el Bronx (el condado más peligroso de todos los Estados Unidos de Norteamérica, con una población de 1.4 millones de habitantes) hay un promedio de 150 homicidios ANUALES. En Libertador (Caracas, con 2.1 millones habitantes) hay más de 200 homicidios CADA MES.

    Y Obama tiene de “derechas” lo que yo tengo Físico Teórico, obviamente hay que acotar que EUA es un Estado Federal donde Obama pinta muy poco en los índices de homicidios del Bronx pues no tiene una Policía Nacional Washingtoniana regada por todo el país ni tampoco tiene la Misión “A Toda Vida EUA”.

    La inseguridad en Venezuela va mucho más allá de la anarquía y la falta del “enforce the law”, como ya dije, es una Política de Estado bien planificada e instrumentada con un objetivo meridianamente claro y premeditado.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here