Mi respuesta a Chamán Urbano por su artículo “Irse o No Irse”

18
691


No entiendo el por qué de la justificación,Chamán.Tampoco tu dilema binario,maniqueo.Me extraña muchísimo.
Yo estoy en Caracas y mi razón de quedarme escapa a la lógica dicotómica planteada por ti.Si te quieres ir por cualquier motivo,me parece bien y con sentido.No te culpo,no te condeno.Tendrás tus argumentos,todos válidos,por demás.Pero donde te pierdes y te equivocas,es cuando comienzas a soltar sofismas baratos y generalidades para hablar de quienes deciden seguir o vivir en Caracas.
Según tu artículo,la única alternativa entonces es montarnos en un barco,huir del holocausto y dejarle el país a los bárbaros de lado y lado.Sin embargo,nada menos cierto.Hay otras opciones.
Tu artículo también carece de densidad histórica y antropológica.Además es una pieza de un egocentrismo posmoderno,absolutamente banal y conservador.Imagínate,Chamán,si Gandhi hubiese resuelto abandonar su lucha y su resistencia en la India,para irse a refugiar en un apartamento con calefacción,fuera de su país.Y así cientos de casos,desde la independencia hasta la guerra civil española y más allá.
De un tiempo para acá,vemos surgir una cierta literatura del desarraigo y del exilio caraqueño,cuyo basamento teórico repite tus ideas vacías.Siempre es el mismo cuento,la misma cursilería,el mismo chantaje sentimental.
No quería responderle a semejante telenovela,para no herir suceptibilidades.No obstante,ya me cansé del cliché,del lugar común.
Es decisión legítima de cada quien irse o no irse de Venezuela en la actualidad.
Pero por favor,no me encasillen y clasifiquen en su dogmática lectura del problema.
En lo personal,soy bastante consciente de las limitaciones de mi país y del mundo.En lo personal,también soy consciente de las contradicciones del primer y tercer mundo.Soy escéptico ante el futuro de ambos,y me cuesta desligar a la parte del todo.
Más cuando vivimos en una globalización.
Yo ciertamente resido en Caracas con sus millones de adversidades.Pero no soy menos o más.Entiendo algo de física y de ciencia social.Por consiguiente,me asumo como sujeto de hecho y derecho de un mapa descentralizado y desterritorializado,donde las fronteras son para los hombres,nunca para las mentalidades.
Ahorita estoy en La Castellana.
Me pienso como ciudadano de aquí y de allá.

18 Comentarios

  1. Sergio M…

    Considerando el escrito del amigo «CHAMAN» creo que el «desenfocado en el tema» lo mantiene tus lineas, y me explico:

    1) Si reconoces que en este país existe un Holocausto, hay que abandonar el barco y dejar el país a los bárbaros , ¿entonces por qué no nos dices cuáles son las otras opciones?, que bandera estas defendiendo, porque por lo que yo aprecié del escrito, se basa el hecho en una realidad, aplastante por demás.

    2) En el contexto de tu «insulto literario» y en cuanto a la carencia de densidad histórica planteando el caso de Gandhi, «camarada»: este personaje vivió una realidad histórica muy diferente y con ideales muy distintos a los manejados en el siglo XXI.

    3)Es cierto, la gente «se va», nos estamos exiliando de un país que no nos respetas nuestras garantías constitucionales, que no nos valora como ciudadanos (o como simples seres humanos), que no nos respeta la vida, que lo mejor que nos pueda pasar es llegar vivos a nuestros hogares (porque ni siquiera casa tenemos), esa es la realidad de este país, del que lamentablemente hay que huir.

    4)Si estas tan claro con las limitaciones del país, ¿porque no ahondaste en las razones de la migración propiamente dicho y escuetamente expuesta en el punto 3)?.

    Finalmente, creo que esa particular forma de ver las cosas es la que nos ha dividido como pueblo, entre bandos, entre rojos y azules; así que de hecho y por derecho, te invito no solo a pensar en este tema (particularmente sensible) sino a que, con tu sapiencia social que manifiestas, nos ilustres sobre alternativas para no abandonar el barco y potenciar en su lugar la arquitectura del porvenir.

    Indiana Jones

  2. Lo del holocausto era una analogía hecha a la luz del esquema planteado por Chamán.Tampoco se trata de una realidad aplastante.No hay solución final en Venezuela.
    La comparación con la India se puede extender a otros países y contextos.
    Sencillamente respondí porque no me siento identificado con el punto de vista del colega.
    Lo siento conformista y propio de un pensamiento bien ligero.
    Saludos!

  3. ¿Cuál es la moraleja entonces?¿Si soy un tipo serio y consciente,debo irme del país?No me parece.

  4. Moraleja: «Si estas económicamente aplastado y tienes la oportunidad de migrar y explotar tus potencialidades en otras latitudes y considerando, como bien lo dices, que no hay solución final en Venezuela», la solución es MIGRAR.

    Saludos…
    IJ

  5. En otras oportunidades, el Chamán, a quien respeto por muchas razones, ha hecho el mismo intento de «justificar» su propia decisión de irse. Pareciera que esos intentos fuesen una suerte de autoterapia para no sentirse culpable o reafirmarse en su decisión. Tampoco me interesan las razones de su insistencia. Esa dicotomía referida parece estar presente en las personas que tienen la posibilidad real de plantearse la migración como una opción, y constituyen, como todos saben, una parte muy pequeña de la población. La gran mayoría trata de integrarse como puede a esta situación entrópica porque esa es la única opción que tienen, la que viene por defecto con la venezolanidad. Pero hay una buena parte que, teniendo las posibilidades económicas de buscar nuevos horizontes, prefieren quedarse, ya sea por razones «emocionales» o «lógicas». No voy a defender ninguna de las posiciones. Me parece que todas las razones son válidas porque responden a necesidades individuales, muy específicas para cada quien. Pienso que la realización personal puede ocurrir en cualquier contexto, algunos más hostiles que otros, pero todos, sin excepción, pueden ser escenarios para ella. Lograrla en cualquier lugar depende de la voluntad.

  6. Bien dicho,David.
    Comparto tu punto.
    Por eso le respondí a Chamán.
    También lo respeto,pero siento muy autoindulgente su lectura sobre un tema tan complejo.
    Saludos!

  7. Excelente planteamiento, al grano, conciso y sin «disfraces literarios»…

    Bravo!!!

  8. Iba a responder largo y tendido, pero creo que todo lo resume muy bien David en su comentario: Las razones para irse no necesariamente son políticas, son personales.

    Creo que hay algo que obvias en tu texto, y es que las personas tienen un proyecto de vida personal que poco (o nada) tiene que ver con la situación política, sino con cosas más concretas: estabilidad económica, formar una familia, posibilidades de desarrollo profesional/académico, adquisición de vivienda, etc. Todo esto no puede resumirse a teoría alguna, porque los proyectos de vida de la gente son personales, contradictorios y válidos: en el ámbito personal no hay verdades absolutas.

    Entonces, lo que hay en la mente del emigrante es un pensamiento bastante básico: ¿puedo desarrollar ese proyecto personal en el país? Y la respuesta suele ser NO.

    En tal sentido se impone, en la balanza del que se va, algo así: de este lado, mi vida (la cual tiene un tiempo finito para ejecutarse), de este otro, la posibilidad de cambiar las cosas (que, por lo que se asoma, no es nada sencillo; amén de que tomará demasiado tiempo).

    Dicho de una manera más simple: llevamos 12 años en este peo, y la perspectiva es a que vamos a estar unos 12 años más, porque no se vislumbra ningún cambio ni a corto ni a mediano plazo. Ojalá me equivoque.

    ¿Entonces, que hago? ¿“suspendo” mi vida, mis proyectos hasta que el país se arregle, o busco un lugar donde pueda desarrollarme? Chamo, Chávez llegó al poder cuando yo tenía 14 años, ya me acerco a los 30 y ahí sigue. Esa es casi la mitad de mi vida, Chávez es el presidente de dos generaciones de venezolanos. Y el proyecto chavista se ha decidido impedir la vida privada de un amplio sector de venezolanos, que aunque son minoría (las elecciones lo demuestran), siguen siendo un sector importante. Yo no le puedo pedir a las miles de personas que sienten que no quieren criar a sus hijos aquí que “se esperen”, o peor, que “se adapten”.

    Coño, no puedo. Y hablo de un sector, porque como bien lo señala Chamán en su excelente post, los emigrantes no son otros que la clase media, los que pueden hacerlo, en palabras de David.

    Y te lo digo muy dolido, porque casi todos mis amigos se fueron del país. Hace días estaba pensando que casi nadie que conozco desde mi infancia sigue aquí; casi todos mis amigos son gente que conozco desde hace cinco o seis años, porque los demás se fueron. La mitad de la gente que se graduó conmigo se fue. Una chama que se graduó conmigo, y que es brillante (se graduó como 2da de la clase), me dijo hace días que lleva un año desempleada, y que acaba de aceptar un trabajo en Panamá, porque hasta tuvo que regresarse a vivir con sus padres luego de trabajar en una tienda de ropa y eso no le alcanza ni para alquiler y menos para pagar sus servicios.

    Las palabras que me dijo fueron algo así como: “Coño, John, yo no estudié para morirme de hambre. Lo siento, pero ganaron. Estos carajos decidieron suicidarse, y yo no me voy a suicidar con ellos”. Será muy difícil, pero la apoyo, me parece justo.

    Tú mismo lo dices: tú te quedas porque sientes que sí te puedes desarrollar aquí, que tú proyecto personal es realizable; incluso admites las limitaciones y te adaptas a ellas.

    ¡Bien por ti! Pero no juzgues a los que sencillamente no encuentran esa posibilidad en el país y deciden buscarla en otra parte. ¿Me explico?

    Un abrazo.

  9. Estoy totalmente de acuerdo con tu comentario, John Manuel. Conozco a personas que están encantadas aquí, ya que, pueden desarrollar sus proyectos personales sin problema alguno (sin ser chavistas ni nada).

    La gente reacciona cuando le dan donde le duele. Cuando al poner en esa balanza ves que el país te está arruinando los proyectos de vida que tenías pautados, al punto en que se convierten en imposibles que debes descartar por completo, pues considero totalmente lógico el considerar irse de aquí.

    El post de Chamán me gustó mucho, realmente me identifico con lo todo lo que dijo, a pesar de yo seguir aquí en el país, sin querer seguir estando.

    Saludos!

  10. Me parece interesante tu punto,JM,porque concilia los dos polos más allá de la justificación política.Con asuntos y decisiones personales,sin duda,no puedo discutir.
    Un abrazo.

  11. Sergio, coincido contigo en que Chamán simplifica la situación de los que se quedan o se van cuando lo limita todo entre los que quieren y se pueden ir, los que quieren pero no pueden y los que no quieren por lazos familiares/amistades. Pero me parece que si vas a montar un artículo completo, te agradecería que desarrollaras un poco más tu argumento. Porque lo que escribiste perfectamente podría ir resumido en un comentario en el mismo post del Chamán.

  12. Preferí publicarlo aparte por lo largo,por su extensión y para dejar sentada una posición en paralelo,como una respuesta.

  13. Mi caso es diferente, me pude ir, me ofrecieron un trabajo en el exterior, muy bien pagado, y no tengo lazos con ningun lugar, en mi vida el promedio que he estado en un lugar es de tres años. Me he mudado demasiadas veces tanto aqui en el pais, como en otros paises. dos de mis hermanas se han ido, mas que todo por el problema de la inseguridad y tienen hijos adolescentes, ya mataron a un sobrino y no querian que mataran a otro. Eso me parece muy valido, creo que muchas de las personas que se van es por el miedo a la delicuencia.
    Hace poco me robaron el carro con extrema violencia.
    Ese es un punto que ni chaman ni tu han tocado, y no tiene nada que ver con la politica, ni la situacion economica y es muy relevante.
    me da miedo salir de noche, quede algo traumatizado. Que le voy hacer. pero mi pareja no quiere irse, tiene miedo a lo desconocido, no conoce el idioma. y siempre ha vivido en caracas. Y otra pendeja que me aguante con todas mis rarezas no la voy a volver a encontrar. Como decia carlos fuentes en el libro la region mas trasparente «aqui nos toco. Que le vamos hacer. Chingado, pero en la region mas trasparente del aire»

  14. Gracias por responder con un post. La verdad me halaga el gesto.

    Sin embargo, y no es la primera vez que nos pasa, creo que le imputas al texto unas características que no tiene. Para decirlo en corto, peleas con un muñeco de trapo; con una interpretación que no me parece ajustada a la materialidad textual de mi post.

    Tan desfasada me parece que no considero útil ponerme con el punto a punto. Quizás lo mejor es que releas, esta vez fluyendo con el texto, más pendiente del lugar de la enunciación que del contenido que te irritan. Si la gente se conecta con el texto y se siente identificada, no es precisamente por algún bálsamo kitsch. Fíjate qué cosas, la gente se problematiza con el post, tú en cambio reaccionas para atacar al autor y tratándo de mostrarte como la excepción a una supuesta norma (que para nada intento plantear). El escrito es simplemente, una aproximación fenomenológica de lo que constato en la gente (no en mí).

    ¿Que te parece cliché? ¡Qué te puedo decir! Haber crecido configurados por lo que sale de la caja boba tiene sus consecuencias, especialmente si el grueso proviene de telenovelas.

    No se, se me ocurre que te pongas analítico: papel y lápiz, para identificar todas las categorías del texto. No son solo dos, y no son dicotómicas. Es lo único que me sale escribir en este momento.

    Ahora en una nota más personal, sí debo decirte que me voy decepcionando cada vez más de lo que escribes. Antes cuanto te leía veía claramente la apertura de los texto (esa era la nota de mis comentarios). Desde hace unos cuantos, lo que leo me parece más una queja amarga porque las cosas son como son. No se que sea, sólo me parece importante referirlo ahora, no porque reacciones a mi post, sino porque parece que algo pasa, no con los textos, sino contigo.

    Saludos,

    Ch.U.

  15. @David: es muy curioso. Cuando escribo del Vaticano me critican por la insistencia, ahora haces lo mismo respecto al tema de la cultura en Venezuela.

    Insisto: lee el texto, no trates de descifrarme que las intenciones de los autores no forman parte de la objetividad de los textos. Lo que se interpreta es lo que está escrito, no lo que imaginamos a partir de lo que está escrito. Deja la psicología fuera de esto (te lo dice un psicólogo que la odia cuando se sale del consultorio).

    Además, no, no es autoterapia. No, no trato de justificarme. Quizás soy un poco pegado, y sigo una linea hasta que salto a otra. Las cosas para que sean serias, hay que hacerlas en serie. No lo digo yo, es una frase de Jacques Lacan.

  16. Tomaré tu primer consejo:volver a leer el texto.
    Con la segunda no te puedo ayudar,estimado.
    Es mi manera de escribir.
    Y lo de la queja no lo entiendo.
    Se puede aplicar tranquilamente a cualquiera de tus textos.
    Saludos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here