Epílogo de “La ruta de los museos” (En defensa de la crítica o los topos necesitan lentes)

75
32

A raíz de la crítica/crónica que hice del festival “La ruta de los museos” me han acusado de sectaria, prejuiciosa, sifrina, y ya no me acuerdo de qué más. Yo he respondido, a cada uno, no sólo defendiendo mi punto de vista, sino mi derecho a expresarme libremente. Claro, eso lo he podido hacer a los foros a los que tengo acceso.

Me acusan de sifrina porque tengo miedo, porque deje el teléfono y el monedero en la guatera del carro, porque corrí al estacionamiento, porqué seguí las recomendaciones de los señores encargados de cuidar el estacionamiento, cuando me decían “¡Pilas! Esto por aquí es candela”, mientras abrían nerviosamente el portón.

Entonces, sentir miedo en la quinta ciudad más peligrosa del mundo, donde el año pasado hubo más de 18.000 homicidios, es un perjuicio. Entonces yo tengo que ignorar las anécdotas, los cuentos, las experiencias que he tenido. No puedo sentir miedo.

Yo no tengo perjuicio, tengo miedo, que es muy distinto. Tengo amigos que han sido secuestrados y han tenido que ir a terapia por meses para recuperar algo de tranquilidad y poder salir de la casa a la calle. Tengo amigos de mis primos que han sido asesinados para robarles el carro, al papá de un amigo lo mataron en la Fajardo y ni siquiera se llevaron lo que le querían robar. Además leo noticias. Yo quisiera ir a la ruta de los museos los fines de semana sin un cordón de seguridad y con cientos de policías desplegados a lo largo de la ruta. Estoy cansada de eso, y no me banco esta farsa que nos montan las diferentes alcaldías de Caracas. Todo este espectáculo político es de cartón piedra, se desvanece una vez pones pie en la calle.

Pero voy a ilustrar mejor este punto:

Yo vivo en el municipio libertador, el primer cadáver tapado con una bolsa amarilla que vi en mi vida, lo vi en la puerta del Banco Fondo Común, en frente del Cada de la Florida. El segundo cadáver lo vi en una calle de Chapellín, un día que iba a la ferretería a sacarle una copia a la llave de la reja de mi casa. Tibisay Lucena vive por ahí, y a parte de 8 escoltas, también la protegen 4 guardias nacionales. A una cuadra, vive el alcalde de Libertador, Jorge Rodriguez, y tiene aún más escoltas que Tibisay. Si ellos se protegen así, coño, pienso que debería tomar mis precauciones, yo no tengo escoltas ¿Saben?, 2+2 a veces es 4.

Yo no puedo denunciar que algo normal, como lo es caminar por la calle, o visitar los museos, de noche, algo que es normal en otros países, aquí, en Caracas, es un festival. Para hacerlo, hay que desplegar más de 100 policías. Entonces, todo, “Por el medio de la calle”, “La ruta de los museos”, todos esos festivales, son una ficción, patrocinada por el estado, para que te creas que puedes ir a los museos de noche, pero no se hacen responsables de lo que te pueda pasar si traspasas la línea que te dibujaron con tiza, si te sales del límite de la “ruta”, es bajo tu riesgo, es más, nos seas tan osado, mejor sigue la ruta, así como las vacas entran a un corral. No entiendo el complejo de quienes critican que uno tiene miedo. Lo siento, soy humana, y no hay una operación que te extraiga el sentido de supervivencia.

Me acusaron de que yo no hago nada para combatir el miedo. Mi aporte para combatir el miedo es simple, cuando mis amigos del interior vienen a Caracas, les armo el plan sin consultarles siquiera. Casi siempre los llevo a los museos (de día), ya que la mayoría, pasado los 30tas, no conocen la colección de arte moderno más completa de Latinoamérica, eso me parece un crimen, por eso casi les obligo. También los llevo a la Ciudad Universitaria, donde se graduaron 4 de mis 6 primos, y me parece uno de los sitios más hermosos del mundo. Otro crimen no haber estado allá.

No me acusen de que NO trato de superar el miedo. Conozco gente que no pasa del túnel de la Trinidad, y eso me parece infinitamente triste, porque vivimos en una ciudad fracturada, que no se reconoce. Yo quiero que eso cambie, por eso crítico la farsa de estos festivales, porque es flor de un día, es un espectáculo para que te sientas dueño de una ciudad que no existe, una ciudad que le pertenece más al miedo y a las pistolas, que a sus habitantes.

Le he dedicado bastante tecla al tema “Venezuela”, porque me interesa, me importa y me duele. Para mí, un hueco en la calle, donde dejas el tren delantero del carro, es un hueco, en Chacao, Baruta, Libertador o Sucre. Hago todo lo posible por mantener la independencia intelectual. Para mi, ser parte de un partido político no es una religión incuestionable. Para mí, apoyar a un político no es adorar a un semi dios, por eso hasta con el tobo con todos, por eso la crítica como ejercicio y catarsis.

Lo siento, como dije en otro foro, yo sólo le aplaudo ciencia ficción a Ray Douglas Bradbury, porque es un gigante, un absoluto genio.

(¡Carajo! Escribí un nombre en inglés ¡Un escritor estadounidense! ¡Qué bolas tengo yo! Soy una sifrina)

Entonces, yo no puedo señalar la olímpica contradicción de un gobierno, que en lugar de solucionar el problema de la inseguridad, te monta un festival, alumbra una ruta, mientras más allá de los límites de la “ruta”, todo es oscuro, una cueva, el guetto se queda sin luz, la morgue está colapsada, y le meten un tiro a las personas para robarles un miserable blackberry.

Yo tengo que ver las buenas intenciones, los “esfuerzos para recuperar los espacios públicos”, las cosas buenas y dejar de ser una sifrina paranoica amargada “me iría demasiado”, que corre a los estacionamientos y utiliza la guantera para “proteger” sus pertenencias, una loca que le da miedo salir de noche en Caracas.

Tengo que obviar el toldo rojo que estaba en frente del ateneo repartiendo propaganda política, y ponerme unos tapones en los oídos para no escuchar al tipo del megáfono diciendo que Chávez es el candidato de la patria, y a los cantantes en tarima hablando no sé de qué revolución. Tengo que hacer todo eso para no decir que “La ruta de los museos” es un evento político, descaradamente político.

Es más, le doy el beneficio de la duda al gobierno bolivariano, si este festival lo hacen después de pasada la campaña electoral, será la primera acción desinteresada que hacen desde que están en el poder. Veremos.

Entonces, yo no puedo señalar, que al igual que “Por el medio de la calle”, las “manifestaciones artísticas” en “La ruta de los museos”, son pobres, accesorios, porque la gente simplemente, está ahí, en la plaza, de noche, esa es la atracción principal de esos festivales, lo haga el municipio que sea. Digo eso, y me acusan de sectaria, que por qué no me puse a bailar salsa brava con un “tuki” (así me dijeron en un comentario).

Entonces, expreso mi muy particular opinión de que lo que tiene el chavismo con Bolívar es un fetiche sexual y me acusan de blasfemar. Yo tengo que aplaudir las contradicciones, las incongruencias, la demagogia, “el peor es nada”, “el aunque sea algo”, la estafa, el populismo brutal, las mentiras, la propaganda. Tengo que relajarme, ver el vaso medio lleno. Ser condescendiente, ponerme las gríngolas, pegarme a la antena del poder para que teledirija mis pensamientos.

Pues no, a mi no me criaron así, lo digo, y lo seguiré diciendo mientras pueda.

Lo que yo no entiendo es la indulgencia

¿Qué pasó con la independencia intelectual en este país?

¿Qué pasó con el punk, los jóvenes, la rebeldía?

¿De qué va esta domesticación, viejo?

¡¿Qué brujería es esta, pana?!

Vamos a ponernos serios, señores.

Vamos a ir, y le hacemos una entrevista a los vigilantes de los estacionamientos “de la ruta”, para que nos cuente cómo es eso por ahí cuando no hay “ruta”. Vamos a preguntarles qué significa “Esto es candela”.

Vamos a echarle bola, en serio, y hacemos la ruta de los museos, pero sin festival, sin policías, tipo 9, 10 de la noche.

¿Quién se aguanta?

GD Star Rating
loading...
Epílogo de “La ruta de los museos” (En defensa de la crítica o los topos necesitan lentes), 4.7 out of 5 based on 25 ratings

75 Comentarios

  1. Bueno Adriana, creo que las disputas causadas por tu artículo son una demostración más de eso que ha desarrollado el venezolano como resultado de 14 años ya de continuo maltrato físico y psicológico; no sabría ponerle un nombre específico a esta condición pero parece una variante del síndrome de Estocolmo o eso que se observa en las personas que son golpeadas por sus parejas y luego agreden a todo aquel que busca defenderlas a ellas (las víctimas) y/o denunciar al agresor.

    Eso de “bueno, peor es nada”, “no es perfecto, pero es muy bueno”, “de qué te quejas tú si no haces nada mejor”, “si no te gusta, por qué no te vas”, etc, podría una especie de “mecanismo de defensa” creado a partir de la resignación y -paradójicamente- el instinto de supervivencia como una forma de defenderse ante el depredador -decir que lo que hace está bien, darle la razón aunque no la tenga, acusar a aquellos que protesten de “perturbar el orden”- y de alejar a potenciales amenazas -gente que denuncie el caos, que muestre lo que falta y lo que está mal, o sencillamente que difiera del “todo está bien, dentro de lo posible” – del escaso “orden” que pueda haber.

    Por esto me parece Adriana que la gente ha desarrollado esta actitud tan virulenta hacia artículos como el tuyo, o incluso esa furia con la que atacaron a los chicos de “caracas ciudad de despedidas” cuando en otro momento habrían pensado que solo eran muchachos con una cámara, como habría pasado en los 80 y los 90.

    Esperemos que pronto la situación cambie y poco a poco la gente abandone este “mecanismo de supervivencia” que lejos de ayudarnos a sobrevivir, solo cava más profundo la fosa en la que estamos hundidos.

    Un saludo, Adriana.

    ResponderResponder
  2. Primero, nadie esta coartando tu libertad de expresión, deja el drama. Segundo, esto no es un epílogo, esto es un artículo diferente. Lo que molesta a muchos, es que si hacen estos festivales (o como se les llame) y van pocos policías, entonces lo critican por falta de seguridad, pero sí llevan 100 a cuidar la vaina, entonces también critican porque están armando una ficción…¿Quién los entiende? /// La violencia en los países latino-caribeños (salvo excepciones), es un problema de larga data y muy complejo… y resulta bastante injusto y chocante, ver como un problema tan profundo y tan arraigado culturalmente, es abordado desde una óptica tan hipsteriana…

    ResponderResponder
  3. Creo que estás meando fuera del perol, Elio. Lo que se está cuestionando es el espejismo de ciudad que se vende. Sea Chacao, sea El Hatillo o sea Libertador, uno puede disfrutar de algo que debiera ser normal sí y solo sí las autoridades despliegan un aparato notable de seguridad.

    ResponderResponder
  4. LOL buenisimo ese vídeo, ¡Gracias! :)

    ———

    Lore, no le cambio una coma a tu comentario, totalmente de acuerdo

    Saludos

    ———-

    Elio, a ver, está bien, pero explícame lo de Hipster. ¿Cuál es la óptica que tu quisieras? ¿Quieres que escriba aquí la receta mágica? ¿Será que puedo yo solita?

    o ¿Quieres más detalles escabrosos? El cuento del secuestro de mi amigo es aterrador, pero prefiero no contarlo, me entrssitece

    ¿Qué hago? ¿Me drogo y en lugar de correr, camino para el estacionamiento?

    ¿Le digo al vigilante que es un pajuo por darme una recomendación tan estúpida?

    Dale, tú me dices por qué soy hipster y no trato el tema con seriedad, y edito el artículo

    Saludos

    ———-

    Mirco, word. Agreed

    ——-

    Gracias a todos por leer y comentar

    ResponderResponder
  5. Yo disfrute full la ruta nocturna y la recomiendo 100%… Jamás pensé que fue un montaje del gobierno para “engañarme” con una visión falsa de la ciudad, y si fue así, me hago pipí de la risa!!! qué caraqueño con 3 dedos de frente se va a dejar engañar por eso ?? // Ahora, la violencia en Venezuela es **otro** tema muy diferente // Gente como ustedes hay en todo el mundo, pueden estar en Londres o en Barcelona, y su actitud de vida sería la misma, siempre emanando el mismo cansancio… eso es lo que pienso.

    ResponderResponder
  6. Hola Adriana.
    En mi facebook tuve la oportunidad de criticar tu artículo con la previsible consecuencia de que Sergio Monsalve te haya salido a defender, porque en parte sus puntos de vista son semejantes sin embargo, a diferencia de Sergio, tu articulo flaquea en muchas cosas.
    Como flaquean todos tus artículos Adriana, donde solo te limitas a señalar lo obvio y algunos lectores aplauden tus perspectivas nada exigentes.
    Pero eso es una critica aparte.
    Como mi facebook es un sitio privado (y no un foro) puedo reservarme el derecho a aceptar o borrar a quien yo quiera, por eso rechace tu solicitud de amistad. Sin embargo Sergio salió en tu rescate con argumentos que sugieres en tu post y que sólo se limitaban a la forma .

    Nadie (y menos yo) te acusa de tener miedo, es un sentimiento natural bien aupado con el estado actual de las cosas. Lo que yo critique en tu post fue tu lugar comunismo, tu comodidad argumentativa, tu sectarismo y nada sutil manera de autoretratarte como “ciudadana victima del miedo a Caracas”.
    Tu misma lo dices en tu post “Es la primera vez que voy al centro a horas nocturnas” si es tu primera vez y ya que escribiste una crítica a la “Ruta Nocturna” con tanta pasión ¿conociste el centro antes de los programas de recuperación urbana? ¿te molestaste en ir a la plaza Bolivar durante su recondicionamiento en el 2005?
    Mientras te llenabas la boca diciendo tus maniqueismos y facilismos politicos del tipo “Chavez es una mierda” , había gente en el centro entre antropólogos, urbanistas, sociologos, promotores e inversionistas trabajando en los planes de recuperación urbana. Pero son antecedentes que tu no mencionas.
    ¿comparar el PEMDLC con la ruta nocturna? si tienen puntos que se encuentran pero no son todos y en eso flaqueas Adriana, porque mientras PEMDLC fue una iniciativa privada nacida de la fundación Platano Verde con miras a la toma de espacios urbanizados ( calles, edificios residenciales, etc) y patrocinios privados; la ruta nocturna es una iniciativa que se enmarca en el plan bicentenario de recuperación de espacios urbanos del centro, que insisto, se esta desarrollando desde el 2005.
    Siete años antes de estas elecciones.
    A saber: el Plan Bicentenario es un plan de gestión urbana (NO es una política publica como el plan de desarme o las misiones) por ende lo referido a la seguridad es responsabilidad de otra instancia, la jurídica en ese caso.
    En cuanto al asunto del patrimonio y el riesgo durante la realización de eventos de ese tipo, el cuidado del mismo es responsabilidad de FUNDARTE organismo que produce la ruta nocturna. Dicha responsabilidad es efectiva con evento o sin él.

    Si, la gente bota basura en los eventos. ¿De quien es la culpa salvo de nosotros mismos? somos ciudadanos, sujetos políticos con la responsabilidad cívica de no dañar nuestro entorno. ¿que podrían hacer los guardas patrimoniales? voluntarios sin poder de sanción. Esa es una observación que debe señalarse:
    “Que se incentive la responsabilidad ciudadana antes de los eventos sociales en los espacios públicos” pero esa observación ni
    siquiera la mencionas. Y es muy obvia.

    Claro, tu tienes la libertad de criticar lo que te venga en gana, pero no culpes a los demás de criticarte. Entonces, tu problema es la inseguridad y el doble discurso. Veamos.
    Si te hubieras molestado en documentarte antes de lanzarte esa reseña, sabrías que se asignan un numero determinado de efectivos para la zona del centro después de ciertas horas , en el caso de la ruta noctuna dicha cifra aumenta pero sin detrimento de las patrullas que hacen sus rondas en otras zonas de la ciudad (la PM) también la guardia nacional laboró en la ruta, como así lo hicieron los guardias patrimoniales, los cuales existen en los cascos históricos de ciudades como Lima, San Jose y Bogota. Recuerda que la ruta no duró toda la noche, de modo que una vez terminado el evento, los policías volvieron a sus rondas habituales.
    Es decir, la ciudad no quedo mas indefensa que otros días de jornada regular.

    El argumento de los homicidios, de verdad Adriana, no le veo sentido por ningún lado. Si bien la inseguridad es un problema gravisimo, no veo porque mezclarlo con algo como la ruta nocturna. Si bien es cierto que después de cierta hora el centro es candelita ¿como puedes escribir sobre ello si es la primera vez que vas al centro de noche? ¿como se escribe sobre aquello de lo que sólo se especula?
    La Ruta Nocturna es un evento cultural, llevado a cabo por la Alcaldía. El asunto de la inseguridad pertenece a otra esfera. Es decir, no mezclemos chicha con limonada, vamos a limitarnos al evento en sí mismo. A la ruta.
    Si quieres hablar de los 18.000 homicidios y en el mencionar a la ruta , entonces hazlo y lo compartiré con interés.

    ¿Porque en vez de una crónica con visos de crítica no escribiste sobre tu experiencia y dejabas a juicio de los lectores tu impresión sobre el asunto?

    Puedes, y en eso creo que fui clara, escribir lo que te de la gana ¿porque te molestas o te victimizas cuando te critican un texto? si tu misma haz dicho que la crítica no es una bitch.

    Adriana, yo no soy una bicht. O tal vez si, me importa un rábano.

    ¿La exposición sobre Bolivar? si, es un uso político del pasado, no es nada nuevo, es espantoso, lo sabemos. Pasemos la página.

    ¿Tienes algo nuevo que agregar?

    ¿Podrías escribir con mas compromiso y menos lucecitas de colores?

    ¿Podrías dejar de echar mano de los espantosos testimonios de inseguridad y darle cabida a los argumentos razonables producto de una reflexión sentida?

    Nadie (hablo por mi) te ha atacado, sólo he criticado un texto que hace aguas producto de una aproximación hecha a primeras vistas.
    Te invito a vayamos juntas a una ruta nocturna (yo he ido a todas) y sepas de lo que te estoy hablando y en base a eso si puedes criticar.
    Yo critico muchas cosas de la ruta, entre ellas el poco o nulo respeto por los sitios históricos, banalizandolos como si fuera la av. principal de Las Mercedes. Hay cosas que deben saber ser llevadas a cabo con sentido práctico.

    ¿Si la ruta nocturna es un espejismo? ¿y que cosa es el entretenimiento si no eso?
    Hasta PN es un espejismo bajo ese lente.

    No seamos ingenuos Adriana.
    Practiquemos la introspección…

    Saludos y abrazos.

    ResponderResponder
  7. “La violencia en los países latino-caribeños (salvo excepciones), es un problema de larga data y muy complejo…”

    Eso es mentira. Pero en todo caso no es excusa para que las “autoridades” se echen las bolas al hombro.

    ResponderResponder
  8. Lo de la violencia latino-caribeña es pura basura galeana.

    Adriana es otra victima mas de este sistema de censura estructural. Ay, lo que hace el autoconvencimiento y la falta de crítica.

    Ademas, eventos como este “La ruta…” solo denota una falta de autoestima grandisima, al querer emular eventos de paises que carecen de los problemas que tenemos a causa de este regimen castro-comunistoide. Es una mascara, para ocultar los problemas que tenemos. Es una fachada.

    Recibiran su merecido. Balance negativo de todo esto.

    ResponderResponder
  9. P.D: ¿ESTO DE LA RUTA DE LOS MUSEOS SE HA HECHO CON MI DINERO? ESPERO QUE NO. CRIMEN DE LESA HUMANIDAD.

    ResponderResponder
  10. Elio, chévere, me parece excelente que hayas disfrutado al 100%

    De acuerdo a tu comentario, supongo, que te pegas en el plan de museos el día que no haya festival. Vale, el primer tipo congruente que se pega a la partida, estamos en contacto.

    Quiero aclarar algo, parece que molesta el hecho de que corrí al estacionamiento, lo que pasa es que no me paré ni en el alba ni en el teresa, era otro estacionamiento, uno que está cerca, burda de oscuro, como a dos cuadras de la ruta. ¿Ahora si me entiendes o soy demasiado hipster?

    Ok, vaya, ya que vamos saltando de post en post, te recomiendo este

    https://www.panfletonegro.com/v/2012/08/19/critica/

    Saludos

    ResponderResponder
  11. Noelia te aplaudo! Quisiera agregar: la libertad de expresión implica responsabilidad… Si expreso publicamente una estupidez, algo especulativo, elucubraciones, etc… se debe tener templanza para aceptar una respuesta igual de vehemente… (ojo, y no me refiero a la censura)… allá Adriana si quiere escribir 1000 artículos más del mismo tenor, seguramente la gente terminará aburriéndose, y esa sí es la peor de las censuras!

    ResponderResponder
  12. Troll a la vista.

    Cuando Pérez Jiménez, la gente dormía con la puerta de la casa abierta de par en par. Eso me han dicho.

    Ah, pero el problema de la violencia ha sido siempre así y blablablabla… y el problema es complejo y blablablablablabla. Las excusas del que no quiere resolver un coño.

    ResponderResponder
  13. Además, señores, señoritas, no sean ustedes tan comemierdas. Hace menos de dos décadas yo me lanzaba esa fulana “ruta” todos los viernes, sin que hubiera necesidad de organizar ningún “evento” (palabra mal empleada en estos casos, además) ni de que estuviera esa mierda inundada de policías.

    Iba al Ateneo, o a la Cinemateca Nacional. Me quedaba con los panas hasta las tantas de la noche en la Plaza de Los Museos. Luego muchas veces caminaba por el Parque Los Caobos e incluso por Sabana Grande, hasta Chacaíto. Y no hacían falta policías, operativos, ni rutas, ni leches.

    Así de fea, terrible, oscura, represora y medieval era lo que ustedes despectivamente llaman cuarta república.

    Cuerda de pajúos.

    Vamos, vamos, llamen a todos sus amiguitos para que me pongan pulgares rojos, mamarrachos…

    ResponderResponder
  14. No, señorita, no soy ningún héroe. Soy un güevón más que patea las calles, las pateaba y las seguirá pateando. Solamente soy escoria, basura, desecho social. No tengo dinero, no soy “bonito”, no soy artista, no soy exitoso, no sé escribir, a duras penas medio sé leer. No formo parte de las élites de la intelectualidad jalabolas del país.

    Incluso fui desterrado de Caracas, por pelabolas. Porque la única opción para el que vive de un sueldo es endeudarse hasta los cojones e irse a vivir al quinto coño de la madre para pasarse cinco, seis horas diarias en una puta cola.

    Soy eso y mucho más.

    Pero todavía me funciona el cerebro. Todavía no aplaudo automáticamente. Todavía no me arrodillo delante del maldito Gran Hermano al cual ustedes le vendieron el puto culo (y no hablo de el minúsculo e insignificante teniente coronel Chávez, que es una mera anécdota, un caudillete más).

    Todavía tengo un resto de dignidad.

    Ahora, vamos, tiren sus piedras, me sabe a absoluta mierda. Y mira que he tragado bastante como para identificar el sabor. La cosa es que yo estoy conciente, despierto.

    Mucho más de lo que pueden decir ustedes.

    Soy la hostilidad resentida y destructora de Frank.

    ResponderResponder
  15. Pues no te veo a ti rumbeando hasta las tantas de la noche. Con razón no has terminado de trascender y hacer historia.

    ResponderResponder
  16. Frank…eres un héroe. Insisto.

    Da igual, sus impresiones no me interesan. Mi respuesta era para Adriana, nomás.

    Adios.

    ResponderResponder
  17. Hola, Noelia

    Sí, qué galla soy, toda una ingenuidad pedirte amistad por el facebook (alguna vez lo fuimos) para ir a defender mi opinión, disculpa esa, no volverá a pasar. Zuckerberg pensó la vaina bien. Pasada la página del affair Facebook. Aquí sí estamos de acuerdo.

    ———-

    Lo de Sergio, disculpa otra vez. La amistad, la solidaridad, esas pavadas, esas cosas inútiles, no le prestes atención.

    ———-

    Las políticas de éste, y de gobiernos anteriores (tengo la impresión de que este país se empezó a ir a la mierda en CAP I), siempre me han parecido populismo, puro y duro. Una seguidilla de demagogos nos han mal querido a los venezolanos, nos han prostituido para su beneficio.

    Sí fuesen servidores públicos, si fueses congruentes, si realmente les importara sacar a este país del subdesarrollo, no habría necesidad de montar un estado paralelo, es decir, si los hospitales funcionaran no habría necesidad de “Barrio adentro” (ambulatorios, para ser más precisos).

    Si la inflación estuviese en un dígito, no habría necesidad de inaugurar “abastos”, que en realidad son hiper mercados, abastecido con productos exportados, subsidiados por el gobierno, para que sean más baratos, y te creas el cuento de que los demás, los privados, son unos especuladores, en fin, podríamos seguir hasta el infinito, el estado paralelo, el que usan para manipular, de eso estoy hablando. “Gracias por la casa, mi comandante presidente”

    Entonces, está bien las políticas culturales, pero no me las creo. Tampoco las conozco a profundidad. Pero cuando uno sale de la Galería de Arte Nacional, hay un terreno grandote, lleno de cabillas, que me imagino es la segunda etapa del proyecto, y a pesar de venir con ojos aluciandos después de ver todo lo que está adentro, no puedo evitar preguntarme:

    ¿Por qué esto no está terminado?

    ¿Por qué tardaron 5 AÑOS en construir el edificio de la galería, cuando un puente que comunica dos países europeos fronterizos, puede ser construido en menos de un año?

    ¿Cuántas veces se habrán robado la plata para construir la segunda etapa?

    ¿El transcaracas, el día que lo hagan, llegará a la Galería?

    Creo que veo mucho CSI

    Pero, la tele está infravalorada, porque uno si aprende su vainita.

    Realidad 1, politicas culturales del gobierno, la mitad de uno.

    ————

    Por cierto, hablando de políticas, el chavismo no fundó a Venezuela. ¿Cuál es la novedad? Gran parte del recorrido se hace en obras que no hizo el chavismo.

    y fíjate, mi abuelo estuvo en el golpe contra Pérez Jimenez, fue torturado por la seguridad nacional. Sin embargo, yo sostengo, que hay dos tipos de dictadores: Los que hacen algo, además de reprimir, y hacernos perder el tiempo, y los que hablan paja y no hacen gran cosa.

    ¿A quién vamos a engañar? El delirio tecnocrata de Pérez Jimenez, construyó media Caracas.

    Todavía no he visto el primer gallinero vertical. El vergatario, solo en fotos, y el satélite, (estoy brava con los chinos, no le pusieron discursos de Chávez al satelite para que los escucharan los extraterrestres ¿Por qué toneladas de cadenas solo para nosotros?), no le he visto, pero ni de casualidad.

    ——–

    Todo esto, para ilustrar un punto:

    Yo no puedo separar la chicha de la limonada, simplemente, no tengo esa capacidad, ese don divino.

    La ruta de los museos es una realidad, sucede en un contexto, y para llegar hasta ahí, hay que recorrer un espacio físico, calles, pues, avenidas, donde hay mucha probabilidad de que me peguen un tiro para robarme el carro o lo que sea.

    No me pidas que separe la chicha de la limonada, me es imposible.

    Además, dije que la ficción tiene cosas positivas, tampoco es para darse mala vida.

    ———

    Es verdad, nunca había estado en esa parte de la ciudad, de noche.

    Pero yo no tengo que dudar de la palabra de los vigilantes de los estacionamientos de la zona. Ellos se calan “la candela” haya festival o no.

    ¿Por qué habría de no creerles?

    ——–

    En cuanto a mi estilo, las luces, no ver lo que los demás consideran obvio, pues, disculpa, nuevamente.

    Yo tampoco es que me fajo mucho escribiendo, porque mis pretensiones no van más allá de publicar posts, o intentos de posts, en este espejismo que se llama panfletonegro.

    ——

    No me hagas caso, pero yo creo que la cultura puede ser más que evasión, espectáculo, también, a veces, puede ser reconciliación o algo en el medio de esos dos extremos.

    ——–

    Yo escribí sobre mi experiencia, no tengo más nada que agregar, esa fue, disculpa la sinceridad y la falta de criterio.

    Lo del Bolívar 3d, me la pusieron bombita, sorry.

    ———

    La crítica, esa bitch, tiene derecho a existir, a respirar, sin dar soluciones, pero a la crítica, también le sale crítica, es lo que algunos llamas discusiones e intercambio de ideas u opiniones.

    Aquí nadie es mocho, creo

    ——–

    Abrazos de vuelta, Noelia, vamos a ver cuando nos lanzamos la ruta, cuando no haya ruta.

    gracias a todos por comentar, nuevamente, y por demostrar que los foros abiertos rokean

    —–

    P.D. ¿Este comentario me salió muy dramático, o me fui demasiado hipster?

    ResponderResponder
  18. No entiendo la lógica de Noelia. ¿Para declarar que se tiene miedo de X hay que primero exponer la vida en X cuando *todo* indica que hay razones para temerle? ¿Los testimonios de la gente de carne y hueso y el sentido común no bastan?

    La inseguridad no es una fábula que hay que salir verificar. Viví durante los últimos 10 años en Caracas y entiendo perfectamente que Adriana tenga miedo de visitar ciertos lugares. No viví en el este, ni en el este del este, qué va, lo mío fue El Paraíso, El Guarataro, La Candelaria y Parque Central, varias fueron las veces en las que caminando para ir a clases o volviendo de ellas, me sorprendía pisando charcos de sangre coagulada, o cambiándome de acera para alejarme de los curiosos que rodeaban a un cadáver recién cubierto con una tela blanca en plena calle.

    Me llama la atención en las réplicas que se culpe a la autora por mezclar chicha con limonada. ¿Hay una receta para escribir, acaso? ¿La posibilidad de vivir la ciudad y sus eventos “culturales” acaso no está relacionada con la libertad que otorga la seguridad como garantía de poder regresar vivos de tal experiencia?

    Necesitamos un país donde las voces disidentes tengan espacio, donde cada persona pueda escribir un texto con el foco y la intención que quiera y establecer las relaciones que se le antoje entre uno u otro tema, por más disímiles que parezcan, y en este punto, sabemos de sobra que en Venezuela la chicha hace rato se mezcló con la limonada.

    ResponderResponder
  19. Aun a principios de los años 90 uno podia ir a tomarse unas birras en el ateneo y pasar un buen rato, a veces hasta mas alla de las doce de noche, era peligroso y uno se cuidaba, pero no era algo suicida como es ahora.
    Se podia ya que la violencia era algo comun, pero no un estilo de vida. Ratifico lo que dijo Frank se podia ir a esos lugares sin la parafernalia de policias.

    Este gobierno y la misma forma de gobernar ha potenciado el crimen, cuando uno de los primeros alcades de esta ciudad fue un carajo que robaba bancos (Freddy Bernal) ¿que podiamos esperar nosotros?
    Y estoy de acuerdo con adriana, eso es una ficcion montada para ocultar el fracaso en la seguridad. Tambien vivo en Libertador y por mi casa no salgo luego de las 9pm
    No tengo necesidad que me digan que es inseguro, me basta oir como se oyen los tiros desde la avenida y las patrullas con sus sirenas.
    Y los policias? y la GN? no se preocupen por preguntar caer en sus manos es igual que caer con los malandros

    ResponderResponder
  20. Amigos en verdad todos sufrimos de los mismos problemas que se han hablado aquí …y es natural y sano que tengamos visiones diferentes… pero por lo menos hay algo muy bueno, a pesar de nuestras diferencias, aquella noche todos estábamos allá en los museos, disfrutando en sana paz, e igualmente de nuevo nos encontramos, aunque sea virtualmente por aquí, a conversar y hasta discutir, también en sana paz… por eso es que todavía amo a este país… un abrazo a todos!

    ResponderResponder
  21. Ok Adriana, seré honesta.

    Hay algo tragicómico en ti. Te vendes como una paladín antisistema, y encima redactas esta larga melodramatización de tu vida, y luego, te quejas, rehuyes a la discusión, y, encima, admites que lo que dije es cierto. Cito: “Entonces, está bien las políticas culturales, pero no me las creo. Tampoco las conozco a profundidad.” ¿Criticas lo que no conoces? BRavo, eso se llama ignorancia. Al menos Sergio critica al cine nacional, pero lo conoce como pocos en el país.

    A ver Adriana. Nadie salió en defensa del gobierno, ni mucho menos a darle las gracias al “comandante” por La Ruta. Te dije, sí, que la restauración del centro de Caracas es una política cultural que nada tiene que ver con las elecciones porque, entre otras cosas, es parte de sus obligaciones (de las obligaciones del gobierno como rector del estado) realizar esas políticas. ¿te quejas de que el gobierno no hace nada, pero cuando hace algo que le corresponde, te quejas igual? Porque no se trata de una queja contra esas políticas públicas, no puedes quejarte de unas políticas públicas que orgullosamente dices desconocer porque, además, es bastante obvio Adriana que en tu vida te has echado una caminata por el silencio o por el centro, ni ahora con esta “dictadura”, ni antes ni nunca. Hablas, como toda persona de clase media que se cree intelectual porque se leyó a Cabrujas, desde la ignorancia. ¿Y sabes que es lo peor? Que a cierto grupo de personas eso les ha hecho mucho daño, muchísimo, no sabes cuanto.

    Si la gente que tiene que esperar que haya una Ruta para caminar el centro por primera vez en su vida y escribir una crónica de National Geographic que diga “Wow, estuve en el centro, donde matan gente para robarla” se tomara la molestia de conocer cómo vive la gente que existe más allá de los límites de suu urbanización, de repente los conocerían y sabrían dos cosas: La primera, por qué el chavismo sigue ganando e esas zonas. La segunda, y más importante, tal vez así sabrían cuáles son los problemas REALES de esas personas, las profundas fallas del gobierno en esos lugares (que son muchas, no sabes cuantas, pero no es mi trabajo decírtelas) y entonces sí, lograrían convencerlos de otra opción diferente.

    Pero que va, lo tuyo es el turismo de aventura de alguien tan enajenado y desconectado de la realidad como para creer que no se puede caminar por el centro porque te van a matar. Sí Adriana, sigue creyendo que millones de personas viven en una especie de salvaje oeste y aún así votan por el gobierno. Porque son brutos, ¿entiendes? Porque, como bien dices, son unos arrastrados que sólo saben decir “Grasia mi komandante Chiabe”. ¿Entiendes?

    Para el registro: John y yo nos hemos cansado de ir al centro, caernos a palos en Chocolates con cariño o en cualquier tasquita, y no nos han matado porque, contrario a lo que tu limitadísima visión del mundo te permite apreciar, en el centro no hay una guerra civil ni nada parecido. Hay sí, una enorme violencia, una creciente delincuencia, una penetración cada vez mayor de grupos ligados al narcotráficos y una policía a veces corrupta, a veces ineficaz. Pero no Adriana, la gente del centro no vive en ninguna fortaleza aislados y con miedo. Si lo hicieran no votarían por el gobierno. (Ay, dije que no te iba a explicar nada, y te lo expliqué)

    Bueno, ya que estamos, te explico otra cosa. En el plan de restauración del centro participaron arquitectos, ingenieros, entropólogos, etc que no son chavistas, que no son “pagados por el PSUV”. Que tú no “te las creas” ya es problema tuyo, el mismo que tienes si piensas que quienes trabajan en el Metro de Caracas son todos “agentes de la dictadura”. Mira Adriana si tú no puedes distinguir entre el empleado de la cinemateca y Diosdado Cabello, eso habla de una enorme limitación, tan grande como pensar que Vinz es cómplice del “régimen” por haber publicado una novela con El Perro y la Rana, o que todos los que usan el transporte público están siendo cómplices de “la dictadura”.

    De resto, no voy a seguir pronunciándome sobre los méritos de La Ruta. Y mucho menos me voy a poner a discutir que tan bueno o malo es este gobierno como pretendes hacerlo con esa retahila de especulaciones (incluyendo una acusación de que “se robaron” unos reales de un proyecto que, once again, no conoces; y lo demás, que si los vergatarios, que si los gallineros verticales. Si quieres, nos ponemos discutir el 4F y así te siente bien contigo misma ocultado las debilidades de tu superficial y clasista crítica con la catajarra de cosas malas que, ciertamente, ha hecho el gobierno). Si no te gustó la Ruta, pues no te gusto. ¿Qué se le va a hacer? Si eres opositora, lo eres, ¿quién coño ha tratado de convertirte? Ni siquiera te he subestimado, como lo haces tú al reducirme a la condición de aplaudidora sin dignidad. El problema de tu artículo no es la ruta, sino todo lo demás, ese arroz con mango que tienes en la cabeza.

    De resto, espero que nunca más debas pisar ese nido de ratas que es el centro de Caracas, no sea cosa de que te peguen un tiro o te violen y te maten en esos lugares salvajes que están más allá de Plaza Venezuela. Eso sí, Adriana, si el chavismo vuelve a ganar las elecciones con el voto popular, como lo ha hecho durante los últimos 13 años, por favor, no te quejes. La culpa de que la oposición esté tan mal la tienen esos sifrinitos de clase media-alta que, de verdad, se comieron su mentira según la cual la gente sólo vota por Chávez porque les regalan limosnas y bolsas de comida. Es tú culpa y de todos los opositores que comparten tu pensamiento, el reducir la realidad a esa caricatura barata y penosa. Ahora, el día en que quieras echarte una vueltica por el centro (sin ruta, sin carro, sin creer que eres una heroina que está explorando la selva de Madagascar) entonces sí, entenderás por qué “esa gente tan baja y sin tu alta capacidad crítica” no vota por ti ni se identifica contigo.

    Saludos.

    ResponderResponder
  22. verga que peo Noelia, ahora uno no puede decir un coño?, hay que argumentar toda mierda porque si no vienen los como tú a caerle a uno encima, verga es que tampoco se puede opinar ni por facebook?, anda a ponerte a limpiar la plaza bolívar es lo que es.

    vivo en las minas de baruta y la candela se ve todo el tiempo y no te tengo que argumentar un coño porque esta mierda me la calo todos los días, estamos claros? o es que me lo vas a negar?, en dónde vives tú?, has venido para acá?, acercate de noche solita para que vivas la revolución bonita.

    ResponderResponder
  23. Nosé,

    Si uno empieza un debate es para discutirlo, si tu no tienes nada que decir mejor quedate calladito la boca y anda a limpiar la Sadel.

    ResponderResponder
  24. Si , chamin y he vivido en Las Minas. Que peo con la gentecita como tu, panita.

    ResponderResponder
  25. jaja noelia,noelia, noelia, mandando a callar a la gente, triste gordita, muy triste,

    cuéntame puticadelarevolución, en cuál parte de las minas vivistes?, lo dudo, pero a ver…

    jajaja y no no me callo :D aquí en panfleto no puedes venir a imponer tu mariquera de niña rica disque revolucionaria

    te vislumbro usando blackberry (si no es uqe iphone), converse y otras basuras del capitalismo inmundo :)

    ResponderResponder
  26. Puejjj yo e vivio en el bronkkkxxx, en el morrro e rociña y gramoven. Me da el curriculum pa podel opinal jevita Noelia?

    * e escribio con faltas oltoglaficas pala aumental mis posiliaes de sel del pueblo mismo y opinal con base los mios. Patria, Kulda y Rocklankool.

    ResponderResponder
  27. y cómo salistes de las minas? (si es que vivistes aquí), jaja billete revolucionario

    ay estas mentecitas vacías!

    pues fíjate que opino cuánto y cómo me parece :) panfleto es brutal porque puedes decir lo que sientas cuando quieras, eso es algo que tú no entiendes porque siempre tienes que rendirle cuentas (o en tu caso voltearte y darle el culo porque no tienes cerebro suficiente, lo cual ha quedado claro en tus comentarios anteriorees) al ¨revolucionario¨ de turno que esté vigilando

    jajaja pobrecilla

    ResponderResponder
  28. Verga si “NoSé” yo si soy rolo de puta y como tal, me recojo en mi dignidad de puta y dejo la discusión.
    Y para que te duela, por gentita como tu es que gana Chavez toooodas las elecciones, papa.
    Con o sin minas de por medio.

    seee, see, see Hunter lo que quieras.

    Besos a los dos, muchachones.

    ResponderResponder
  29. jaja coño hunter me reí burda jaja

    de pana que esta gente pretende que le justifiques toda mierda, quién coño se creen?, nojoda, tiene pinta de jeva con prótesis y blackberry que no agarra camioneta pero ni por el coño y hay que justificarle toda mierda?, no me jodas

    te censuran por todo, ya a las 6pm tienes que estar con la reja y la puerta cerrada, todo tienes que justificárselo al puto gobierno y TAMBIÉN tengo que justificarle lo que siento a una carajita revolucionaria de touch screen con el cráneo vacío?, NO ME JODAS!

    ResponderResponder
  30. Si Nosé

    Las cosas son así, de hecho, estoy escribiendo desde mi MacBook Pro en mi casita del Cafetal. También insulto gente (no como tu, que Chavez te tiene como loco) mientras twitteo con mis panitas de NYC en mi Iphone.
    ¿Converse?
    No vale, yo uso Manolo Blanik .

    ¿Que mas?
    Si, vale, tengo unas tetas enormes para poder conseguir mas clientes que me paguen mis lujos como una Cannon DS70 y un rolex .

    ¿Camionetica? ¿Metro?
    no pana, yo no soy pueblo como tu. De modo que no sé nada de lo pasa.

    ¿porque te molestas en discutir e insultarme?
    Ya sé, vamos a salir!!

    Lástima que no puedas pagarme.
    XD
    Paz.

    ResponderResponder
  31. jaja jevita, no dijistes en cuál parte de las minas vivistes, jaja falsa!

    nah, eso de que ´´por gente como tú es que gana chávez´´ es como decir, ´´por basura como tú es que ganó esta basura mayor´´ , igual yo no voté por él desde que he tenido edad para votar. Estás usando un argumento caduco, vacío, (en tu lenguaje: pasado de moda). Igual ese tema es complejo y no vale desarrollarlo con un cerebro tan chiquito como el tuyo :)

    bueno chamita no tiene caso responderte más nada, parece que no entiendes ni sabes cómo responder ni mucho menos argumentar.

    me remito a conversar con quiénes me interesa, putéate a otro chavista para que te puedas ir a mayami como lo hacen todos los ´´revolucionarios´´ de aquí.

    hasta luego y aquí terminan mis comentarios para tí. No leo más otro comentario tuyo.

    habla todo lo que quieras, igual no tienes argumento ni calle. No te leeré ni responderé. Pero opinaré sobre este gobierno podrido cuánto quiera en DÓNDE quiera : )

    saludos : )

    ResponderResponder
  32. Yo he visto los vergatarios. La próxima vez les tomo una foto para que los vean todos aqui.

    ResponderResponder
  33. Todo iba majomesnos bien hasta los últimos comentarios.

    Qué pena, de verdad. Sobre todo porque si se tomaran la molestia de leer lo que Noelia escribió antes de que empezaran a llamarla puta, se darían cuenta de que, lejos de asumir una postura del tipo “soy del barrio y por eso sé de lo qe hablo”, les dio una clave muy importante. De hecho, su cierre: “Ahora, el día en que quieras echarte una vueltica por el centro (sin ruta, sin carro, sin creer que eres una heroina que está explorando la selva de Madagascar) entonces sí, entenderás por qué “esa gente tan baja y sin tu alta capacidad crítica” no vota por ti ni se identifica contigo.”, tiene que ser una de las cosas más honestas que le he leído.

    En efecto, el centro de Caracas no es ningún territorio comanche donde a la gente la matan en cada esquina, la genteque vive en el oeste no vive en ningún infierno, y si lo hicieran no votarían por el chavismo. Una de las razones que ha llevado a la oposición a facasar una y otra vez es, precisamente, el poco conocimiento que tienen de las personas que viven en el subdesarrollo a las cuales victimizan más de lo debido, estigmatizan y caricaturizan.

    Y precisamente por eso, la oposición no sale de Chacao y Baruta, de las zonas dresidenciales y las capitales del país, porque más allá de esos límites no existe la ciudad ni el país. Vale decir, contradiciendo a Noelia, que en los últimos años pareciera que cierta parte de nuestra clase política (hablo de la oposición) pareciera haber entendido eso y se han logrado cosas como el triunfo de Ocariz en Petare, o la misma campaña electoral de Radonsky quién, afortunadamente, no se ha quedado como los demás candidatos presidenciales hablándonos sólo a nosotros (los que pertenecemos a la clase media) sino que ha volteado a mirar más allá.

    Hace tres años, en esta página se dio una discusión similar en torno a Por el MEdio de la Calle. En ella, La China (autora de un post que Adriana respondió usando el mismo derecho que tiene Noelia a responder el suyo) le dijo a Adriana algo qué es la clave de todo esto: “El problema no es que haya una clase media enclaustrada que no puede salir a rumbear y ver actividades culturales en las calles, el problema es que TODOS no puedan vivir tranquilos”. Y eso mismo dice Noelia en su comentario porque, luego de tres años, parece que no se entiende.

    Así que toca decirlo, aunque a uno lo tilden de populista: niños, la clase media que está aterrada porque le van a robar el vehículo no son las principales víctimas de la violencia en Caracas, ésts son los habitantes de esas zonas que todos los días sufren asaltos, violaciones, asesinatos, cobros de peaje, etc. ¿Será que algún día nuestra onfaloscópica clase media entiende eso? Decir que en el centro, “hay mucha probabilidad de que me peguen un tiro para robarme el carro o lo que sea.“, es un simplismo tan alarmante que, de bolas, Noelia hace la acotación que hace, ¿cómo no hacerla?.

    Vale decir que creo que esta discusión iba más o menos bien, de veras. Incluso le iba a dar la razón a Adriana en muchas cosas, principalmente, en que La Ruta es una patraña, tan mediocre como Por el Medio de la Calle y cualquier otro evento que crea que caminar una ciudad es algo especial, que debe ser noticia y encima debe organizarlo el gobierno. Noelia se equivoca al defender un evento que es, en esencia, una versión degrada de Por el Medio de la Calle, que ya de por sí es un evento bien degraado y patético, más allá de que parece que este año tomaron las sugerencia de… la crítica, en especial, y lo digo con arrogancia, de las que escribimos en esta página durante años cuando nadie se atrevía a decirle cuatro vainas a los niños de Platano Verde.

    Pero de ahí a toda esta andanada de insultos contra Noelia, sólo porque se tomó en serio eso de que en PN somos gente abierta al diálogo y a la discusión y quiso venir aquí a exponer sus puntos de vistas con respeto y le responden de esta forma, hay un largo trecho. Sobre todo, porque como dice Nosé: “verga es que tampoco se puede opinar ni por facebook“… Yo le respondo, pues parece que no, porque bastó que Noelia dijera dos cosas en su FB para que le cayeran encima y le dedicaran un post y, además, bastó que viniera a opinar aquí para que tú e dijeras puta, escudado, claro está, en un anónimo.

    En fin.

    Ahora, mi opinión sobre La Ruta es simple: es una pantomima, barata y mal hecha, como Por el Medio de la Calle, una ilusión barata de quienes se quieren creer bohemios porque rajan caña y se fuman un porro en una nochecita con el permiso e las autoridades. Llevo años diciendo eso aquí, en Panfleto Negro, lo dije cuando PEMDLC y lo digo ahora. Yo he caminado y caminare Caracas cuando y cómo se me dé la gana, hoy mismo esaba en El Silencio atendiendo unas vainas. No dejo que “la inseguridad” me modifique mi vida y mucho menos me convierto en uno de esos paranoicos encerrados en su apartamento a la espera de un evento cool que les permita “retomar el contacto con la ciudad”. Creo que eso es hacerle el juego el poder.

    ResponderResponder
  34. No Sé, aunque te duela, al final eres igualito a Chávez: si una mujer no está de acuerdo contigo o es puta o es te quiere coger. Te acuerdas del esplendoroso capítulo Condoleeza?
    De todas formas te recuerdo que una puta es esa que se coge a todos menos a ti…
    por algo será…

    ResponderResponder
  35. Pero es que no todo fue un cuento de color rosa esa noche, en el platillo protocolar del Teatro Teresa Carreño algo misterioso pasó y los milicos irrumpieron contra todos con fusiles en manos buscando algo o a alguien al rato vi a uno de ellos empujar de forma agresiva a un joven y casi termina como cualquier triste evento que aquí se haga de forma masiva (en coñaza o en tiros). Yo estaba llegando en ese momento y tuvieron que apagar música y la gente empezó a migrar hacia otros puntos (de hecho todo culminó desde ese suceso) llamando a la gente a irse a un after party al Nuevo Circo, no hay que caerse a cobas, aquí nadie es pendejo y todo el mundo anda paranoico porque pase algo, o se arme una coñaza o termine en tiros (esto me recuerda a unos eventos similares promovidos por el alcalde Mayor Juan Barreto, que hacían allí mismo en bellas artes hace como 4 ó 5 años, que fueron suspendido después de que uno de ellos terminó en un tiroteo dentro del parque los caobos y mataron a un rapero e hiriendo a otros).

    En lo personal, me tripeo el evento como cualquiera, pero con la misma paranoia del ¿Qué pasará? o el ¡muevela que nos cierran el Metro! a diferencia de la autora de este artículo, vivo en el oeste, una zona que de noche es ruda, aunque haya vigilancia policial aparente, no tengo auto y se como es la cosa en un “sitio candela”, se lo que es, que que par de bichos en motos se te acerquen para robarte. No entiendo como pretende tapar las cosas con un dedo, y no lo digo solamente por la gente del gobierno si no de la gente que sigue a los políticos…

    ResponderResponder
  36. Nota importante:

    Señores, mantengamos la altura de la discusión, sin animo de censura, pero no vale la pena estar insultándose gratuitamente, teniendo tannnnnnntossss argumentos para conversar y mantener el foro “candela”

    (Espero que este comentario, en particular, no refuerce la imagen que tiene de mi, Noelia, de “heroína, antisistema, maldita, que hace excursiones en el centro, sifrina miedosa y estúpida, que no puede contradecir al gobierno y al orden establecido, porque sencillamente, es una loca de mierda”)

    Lo digo de pana, sinceramente, perdón, perdón,perdón…

    ———–

    Noelia, ya he escrito dos post, y dos comentarios/testamentos, donde agoté todo lo que puedo decir al respecto de la “Ruta de los museos”

    Pero, te voy a decir algo:

    Me pasa, una vez uno critica esta farsa, esta estafa, este gobierno que se contradice a mil por segundo, este holograma, esta mentira, esta cosa dizque revolucionaria, hipócrita, vacía y pérdida de tiempo, este retraso, me pasa, que quienes creen la vaina, por interés o no, por ingenuidad o lo que sea, me pasa, que esos defensores no les queda otra cosa que ser lo que tanto combaten.

    Es decir, llamarse progres, pero practicar el racismo a la inversa, sacar los cilchés, los lugares comunes del resentimiento (origen de todos los fascimos, razón por la que este país se jodió, y mantiene al chavismo, peronismo, castrismo, putinsismo… ponle el apellido que quieras, razón por las que se mantienen en el poder)

    A mi no me hieres acusándome de clase media, yo estoy demasiado orgullosa de mi origen, de mi educación y de mi herencia. Por eso es que estoy aquí, en esta página, en este foro.

    Lee mi comentario, ¿Te insulté en alguna parte? ¿No puedo contar anécdotas? ¿Qué pasó con la libertad de expresión? ¿Qué pasó con los valores de la izquierda? ¿No somos todos iguales, a pesar de nuestra raza, origen, religión u orientación sexual?

    ¿Tuve que nacer en un barrio o vivir en el centro para tener derecho de ciudad?

    ¿Y entonces?

    Hablamos guevonadas en la sala de una casa, pero de la puerta para afuera, somos unos sucios que no somos cónsonos con lo que decimos, entre el cenicero y la botella de vino.

    ¿Qué pasó con la tolerancia?

    ¿Somos reperos en tacones?

    A ver, no tengo problemas en seguir discutiendo en el foro, pero, por favor, hilemos fino

    Saludos

    ResponderResponder
  37. Yo no busque ofenderte Adriana, pero no niego el tono personalista de mi comentario.

    Solo ataque cierta postura que tienes al momento de escribir tus post, una postura innecesaria que a mi juicio te resta credibilidad.
    Yo también agote todo lo que tenía que decir al respecto.
    Esta ruta y todas las otras, deben defenderse solas , sin espadachines ni escuderos.

    saludos.

    ResponderResponder
  38. Gyubari dice: ”No Sé, aunque te duela, al final eres igualito a Chávez: si una mujer no está de acuerdo contigo o es puta o es te quiere coger. Te acuerdas del esplendoroso capítulo Condoleeza?
    De todas formas te recuerdo que una puta es esa que se coge a todos menos a ti…
    por algo será…”

    epale Gyubari, no es puta por estar en desacuerdo conmigo, pues en ese caso tú también lo serías por ese comentario

    y bueno John´s, el anonimato es uno de los ´´derechos´´ de panfleto
    igual defiendo el hecho de que vivo en el sitio y por lo tanto conozco las ronchas que hay que pasar DIARIAMENTE pues las vivo, que no es igual que alguien que viva fuera de esta vaina y se imagine cómo es y hable por ´´la masa oprimida e inconforme´´.

    y sí, es triste que ´´el debate´´ haya terminado en insultos, considerando que los hubo de lado y lado.

    bueno, seguiremos panfleteando

    ResponderResponder
  39. verga, tardo un mundo en escribir y la conexión es lenta para cargar la pàgina, igual aquí va otra vez:

    Gyubari dice: ”No Sé, aunque te duela, al final eres igualito a Chávez: si una mujer no está de acuerdo contigo o es puta o es te quiere coger. Te acuerdas del esplendoroso capítulo Condoleeza?
    De todas formas te recuerdo que una puta es esa que se coge a todos menos a ti…
    por algo será…”

    epale Gyubari, no es puta por estar en desacuerdo conmigo, pues en ese caso tú también lo serías por ese comentario

    y bueno John´s, el anonimato es uno de los ´´derechos´´ de panfleto
    igual defiendo el hecho de que vivo en el sitio y por lo tanto conozco las ronchas que hay que pasar DIARIAMENTE pues las vivo, que no es igual que alguien que viva fuera de esta vaina y se imagine cómo es y hable por ´´la masa oprimida e inconforme´´.

    y sí, es triste que ´´el debate´´ haya terminado en insultos, considerando que los hubo de lado y lado.

    bueno, seguiremos panfleteando

    ResponderResponder
  40. Yo creo que a nose se le acabó el litio por el problema de la escasez de medicinas. Tranquilo chichi, ya te vamos a dar churros con chocolates y luego te vas a dormir.

    Yo no piso Venezuela desde hace como 4 años por lo que no tengo nada que decir con respecto a la Ruta Nocturna o los últimos Por el Medio de la Calle. Pero sí observo cierta exageración, como mencionan John Manuel y Noelia en lo que respecta a caminar más allá de la Plaza Venezuela.

    Ya antes de salir de Venezuela ma habían asaltado 3 veces a punta de cañón y tenía varios amigos y familiares a quienes les tocó su secuestro express. Por lo que los niveles de delincuencia ya se encontraban fuera de control. Y a pesar de todo, caminar por el centro tampoco era mucho más peligroso que andar por otras partes de Caracas. De hecho, mis encuentro con la delincuencia fueron casi todos al este del este.

    Por cuestiones de trabajo pasaba bastante tiempo por los alrededores de Parque Central y la Av. Bolívar. Y al terminar el día, como es normal en un jueves o viernes, salía con compañeros de trabajo a tomar cervezas baratas en alguna tasca o restaurant chino de los alrededores. Eso significaba terminar caminando de noche por los alrededores de donde parece que están realizando la ruta nocturna. Aparte de algún indigente meando en la acera y mostrándole el chigüí mojado a las féminas del grupo, no ocurrió nunca nada fuera de lo normal. En la calle no habían zombies, hombres lobo ni ningún personaje sacado de la película Tropa de Élite. Había simplemente personas que viven en la zona, en plan de tomarse unas birras, al igual que nosotros.

    Ojo, esto no significa que esté de acuerdo con la visión displicente de personas como Elio, que vienen con una de que si la delincuencia es un problema inevitable de las naciones latino-caribeñas, como si la vaina fuera parte del clima tropical. Tú sabes, hace calor, a veces sale el sol, a a veces llueve, a veces te meten un tiro, a veces te secuestran, lo normal. Las cifras están allí, en los últimos 13 años la tasa de homicidios ha crecido exponencialmente, todos los planes de seguridad implementados han fracasado en detener el incremento de la misma tasa de crecimiento. No hay nada natural en esa vaina. Me parece inaudito que a estas alturas haya gente que no sea capaz de identificar la relación entre unos sistema policiales, de justicia y carcelarios que no sirven (y con supuestas ‘mejoras’ equivalen a ponerle pintura de labios a un cochino) con la delincuencia acosando impunemente a los ciudadanos. El hecho de que un problema se haya gestado en el pasado no es excusa para la desidia, ineficacia y el fracaso a la hora de afrontar dicho problema.

    Medio off-topic, pero en esas salidas de jueves y viernes al final del día mis panas me llevaron a un bar en Catia que se llamaba El Torero. Una de los poquísimos lugares de Caracas que me hacen sentir algo parecido a la nostalgia. Todavía existe?

    ResponderResponder
  41. maravilloso tu articulo adriana, yo tambien lo acompaño con un slow clap.
    interesantisima la conversa, incluyendo las discrepancias politicas (bien sabrosas por cierto), PERO de alli al ataque PERSONAL que estoy viendo de unos contra otros, ya el asunto se vuelve peliagudo.
    Estoy en desacuerdo con la critica de mi friend Noelia (esa es la idea, discutir; aqui nadie esta obligado a suscribir un demonio de nadie), pero los que la estan insultando se merecen un buen enema de guaritoto morado …. en mi humilde opinion mahometana.
    En otro tema, cada quien tiene una vision distinta del centro de Caracas, de diferentes epocas y desde diferentes opticas, cada quien con su propia particularidad sobre sus hombros.
    Again adriana, maravilloso tu articulo.

    ResponderResponder
  42. Por el Medio de la Calle y la Ruta de los Museos son el equivalente venezolano a la Zona Verde en Bagdad, son una ilusión creada por los políticos para ocultar sus fracasos.

    ResponderResponder
  43. Por si acaso, la época de la que hablo es por el 2007, no hablo de la ‘Caracas de los techos rojos’.

    ResponderResponder
  44. Warholio… ***jamás*** mi comentario sobre las naciones latino-caribeñas, lo hice con el fin de justificar la resignación y entender como natural la terrible violencia que viven actualmente algunos países de esta región… ***nunca*** fue el espíritu de mis palabras. Mi reacción se debe a la manera tan superficial en que algunos abordan el tema de la violencia, demostrando una ignorancia total no sólo del pasado, sino también del presente de este país… (Así que lamento que te hayas rasgado las vestiduras en vano)…

    ResponderResponder
  45. Saludos.
    Mi exceso de tiempo libre me ha permitido seguir la discusión. No tengo nada que opinar de eventos que no conozco, sin embargo es interesante ver como hay posturas que no cambian: cuando me quedo sin argumentos ante una mujer, no hay nada más fácil que llamarla puta, pero a la vez la agraviada como que estaba esperando una oportunidad para atacar personalmente a la autora del artículo ( a quién carrizo le interesa que le hayas rechazado la solicitud de amistad, pregunto, como para tratar de avergonzarla con esto públicamente ) y por supuesto aparecen los caballeros de siempre defendiendo a las damiselas indefensas. Al final, oculto entre toda esta maraña de intelectualidad y posiciones políticas, la discusión, tristemente se convirtió en una ‘cat fight’, menos mal que las chicas decidieron hacer ‘taima’ por si solas. Pasemos este trago amargo recordando siempre que PN necesita permitir estos excesos para conservarse como lo que es, pero a la vez quizás el punto es que cada uno verifique sus intenciones reales antes de empezar a teclear su comentario.

    ResponderResponder
  46. Tal vez yo esté más jodido que todos Ustedes, ya que percibo que de forma al menos, y desde el contexto de cada una de ellas, Adriana y Noelia tienen razón.

    Se dice que eso que llamamos verdad es sólo una fórmula: Verdad=(conocimientos+creencias) y que aquello a lo que llamamos realidad es una convención que afecta a quienes tenemos una Verdad en común.

    Esa es la raíz de las disputas tanto en el hogar como entre Estados. Soy realizador audiovisual y entre tantas cosas que uno hace en más de 20 años en esta vaina, fue participar en un proyecto capacitación audiovisual en las penitenciarías del país. Señores: Investigar lo que sucede en la Matrix de todo este peo de inseguridad es otro nivel, es entender por que la vida del ciudadano común no vale un céntimo para estas personas, se vuelve absolutamente entendible, cuando uno conoce a fondo las estructuras de valores que ellos manejan.

    No traigo una solución, lamentablemente, pero si la plena conciencia de que si no hacemos algo para cambiar los procesos que hacen cada vez más despiadados a los delincuentes, esto se lo llevará el diablo y los Mayas se reirán desde donde estén.

    Como una muestra, dejo esta serie de animaciones que realizó un recién salido de Yare I y quien pasó varios años en diferentes cárceles del país, ojalá tengan el estómago de ver los 7 capítulos, y que, en vez de regodearnos tanto en problemas y quejas, trabajemos concentrados y unidos en soluciones, responsabilizándoNOS.

    ResponderResponder
  47. Aclaratoria Necesaria: Si, fui convocado a ese proyecto de talleres audiovisuales en penitenciarías, y todo cuanto escribo a ese respecto fue producto de mis investigaciones preliminares, a fin de obtener una plena conciencia del perfil de los potenciales participantes, conversando con ex reos de esos penales y observando materiales producidos por ellos, más dicho proyecto aún no se ha cristalizado.

    ResponderResponder
  48. Alfirio, estoy de acuerdo contigo. Para solucionar algo hay que conocerlo y tener la voluntad política para hacerlo. Aquí al lado, tenemos el ejemplo del Milagro de Medellín.

    Lo que pasa es que nosotros estamos lejos de eso. Primero, unos aceptan el problema, otros lo padecen, pero te dicen que eres un exagerado, sectario. Y el gobierno actual, evita el tema. El presidente habla por horas, y horas, y horas, y apenas menciona el asunto, en una cadena.

    El miedo nos aísla, nos gueteriza, no entendemos lo complejo del problemas, los pocos que se han fajado a estudiar la situación de la violencia en Venezuela, y dan soluciones, son ignorados y seguimos con nuestras cifras de guerra.

    Estuve un tiempo, cuando estuvo de moda el tema de los pranes, diciéndole a este país “Pranparadise”.

    ¿Venezuela no es un paraíso para la delincuencia, para que la figura del pran se multiplique, sean legión?

    ¿Los pranes no nos revelan como país?

    ¿No revelan la profunda descomposición de la sociedad, del estado venezolano?

    Muy elocuentemente.

    Y la ceguera, el miedo es tanto, la falta de perspectiva es tan brutal, desproporcionada, que alguien que trabaja en FM Center, le PROHIBIÓ al helicóptero del traficó que dieses reportes de la zona de El Paraiso y aledaños, mientras se desarrollaban los sucesos de La Planta. Por ese par de días, El Paraíso no existió.

    Nosotros, las víctimas y co productores (por ignorancia o miedo, o indiferencia) de todo el asunto, los que no tenemos escoltas ni pistolas para caernos a plomo, podemos aportar, señalando la hipocresía y las contradicciones de un país que no se pone de acuerdo para salir de esta situación.

    Esta crítica es mi pequeño aporte.

    Pero más contundente y productivo es lo que has hecho tú, por ejemplo, lo que hace un tipo centrado y talentoso como Luidig Ochoa, desde hace una semana estoy recomendando su trabajo por el facebook.

    Cuando vi esta entrevista, me quedé con la boca abierta, tipos como Luidig son una rareza. Y es interesante, porque Luidg le está haciendo una dura crítica al sistema, mostrado lo que vivió gracias a su enorme talento, combatiendo el tabú de la delincuencia y la inseguridad en Venezuela, denunciando al poder, denunciando su absoluto fracaso en garantizarnos cárceles decentes o el derecho a la vida, y todo esto, sin dar soluciones especificas, no es su papel, ya con su trabajo cumplió su misión.

    Gracias por comentar, Alfirio, gracias a todos, y disculpen los malos ratos, escapan de las manos

    Saludos

    Aquí la entrevista

    ResponderResponder
  49. Adriana, si yo fuese Presidente y perdona si suena pusilánime (como la mayoría de los presidentes), sólo por política, pasaría el 95% del tiempo hablando de logros y dejando a colaboradores y a otros factores, como el tiempo y la mengua, encargarse de los problemas que aún persisten, así que lo que criticas lo veo absolutamente normal (en el ámbito político).

    Pero, ¿Cual es el problema? ¿Que las autoridades no se encargan? No. ¿El clima o nuestra posición tropical? Tampoco. ¿Que somos expertos quejándonos y criticando? ¿Que somos los Sergio Monsalve de la inseguridad Nacional? Quizás hay algo de eso.

    Con todo respeto Adriana, pero no entiendo en absoluto que expongas “Esta crítica es mi pequeño aporte”, creo que en este contexto, criticar no es aportar, tal vez considero como aporte algunos de tus diagnósticos, el considerar que esto cada vez más se nos va de las manos. Por tanto, como ante cada acción hay o debería haber una reacción, pues ensayemos re-accionar.

    Acciones:

    Extermino Sistemático o Limpieza Social : Hasta ahora no he sabido de una experiencia exitosa.

    Educar: A nadie le conviene un pueblo taaan educado, sino lo suficientemente alienado para que se consolide en el lado con el que más simpatize

    Llegar a la raíz del problema y recomenzar con los “cachorros”: Esto lo veo más viable.

    Cierro con esta anécdota a ver que se les ocurre:

    Durante la reunión de preproducción del proyecto que les mencioné antes, se manejan ciertos datos gracias a las experiencias previas, por ejemplo: Durante las visitas a los centros penitenciarios, los hijos de los privados (cachorros) tienen su espacio creado para su entretenimiento en el centro de reclusión, en el compartir de ellos durante la jornada de visitas o de juegos, se malandrean entre ellos, pelean y se preguntan entre ellos de quien son hijos, y el hijo del Volantero (pran), posee mayor jerarquía en el parquecito, le siguen los hijos de los Luceros, etc. Toda la estructura piramidal de la cárcel se replica en esas pequeñas mentes, en ese pequeño parque.

    Como colofón, las madres de esos niños, en su mayoría, están orgullosísimas de sus parejas, y les inculcan a sus hijos que sus padres son casi que unos Superhéroes, es más, ellos (esas mujeres, niños y jóvenes) sobreviven en sus barrios, porque toda la comunidad saben de quien son esposas e hijos y eso, les da cartel, prestigio.

    Como verán esto es muy muy grande y no se soluciona con uno o varios procesos electorales, tomar el 7O como una panacea, es volvernos a equivocar, creer que salir de alguien es la solución, peor aún, que poner a alguien nuevo será la solución, no es la solución.

    Se dice que de pequeños (ese “niño” de la PNL) apelamos ante una crisis a 3 fases como mecanismo de defensa: Negación-Justificación-Evasión.

    Ese “niño” nos cuida de que nuestro cerebro no se recaliente asumiendo, porque ese siempre es el último paso, lo último que hacemos, asumir. Y ante esta crisis nos ha cuidado nuestro “niño” de no caer en la locura tal vez.

    Al menos ya salimos de la etapa de negación, ahora sólo justificamos (culpa e’ chavez, etc.) y evadimos (el 7O lo sacamos nojoda!!)

    ¿Cuando asumiremos?

    Me formé como docente basado en las teorías de Pablo Freire y me consta que funciona, si me toca ir a Yare a dar clases, lo haré, lo haré para no quedarme en la fase crítica-diagnóstico, por dignidad conmigo mismo, para demostrarle a mi psiquis que (según la PNL) también habita un “padre” y un “adulto” y darle de vez en cuando un golpe de estado al “niño”, para dejar de herencia aunque sea que lo intenté, y sé que de tanta “mala semilla”, algo podré salvarse, como he sido testigo varias veces que se han salvado.

    Si todos hacemos algo, buscamos la forma de involucrarnos con la solución y no esperar a que nos terminen de matar a nosotros o a algún ser querido, o continuar encerrados esperando a que “Papá” resuelva, de pronto nos ganamos un mejor futuro y si nos matan, no muramos.

    Como una vez leí: Todo lo acá expuesto puede ser una falacia.

    ResponderResponder
  50. Alfirio qué buenas palabras, sobre todo…

    1) “Criticar no es aportar”… 100000% de acuerdo… es una arrogancia nauseabunda creer que la mera crítica es un aporte automático… te acepto que al criticar te desahogues, hagas catársis, pero hasta allí… si la mera crítica fuese una contribución per se, Venezuela desde hace décadas fuese potencia mundial.
    2) Pensar que el 7-O será una panacea… La panacea está, como tú dices, en la educación, empezando por la la familia y porsupuesto la escuela… cambiar “la pedagodía del oprimido por la pedagogía de la esperanza” (Gracias por mencionar a Paolo Freire!)

    Y ya que hablamos de aportes, de cómo se puede sanear nuestra ciudad, traigo unos breves ejemplos:

    Nueva York: en los 1980’s se convirtió en ícono del crimen. ¿Qué hicieron? Se eliminaron los “imanes” del delito: cerraron el 90% de las licorerías, puticlubs, sitios de mala muerte, limitaron y controlaron la vida nocturna sólo a sitios exclusivos y bohemios, con horarios restringidos. Se aumentó la cantidad de policías, se invirtió en su capacitación, en sus beneficios, en su moral, etc.

    Medellín: medidas parecidas a las de N. York, pero con un elemento interesante: **se controló la circulación de motorizados** (cuánto quisiéramos eso en Caracas!!). Y hoy día Medellín es una ciudad cosmopolita y foco de turismo, la nueva capital de Colombia. (los invito a que vean la peli “La Virgen de los Sicarios” -de la novela homónima de Fernando Vallejo- para que vean la terrible imagen del Medellín de hace 15 años)

    Hace algunos años un alcalde mayor propuso para Caracas el llamado plan Bratton (Bratton fue uno de los autores del saneamiento de N. York) y bueno, lo demás es historia…

    ResponderResponder
  51. Elio Hermano, agradezco tu comentario, así como en lo que entre todos podamos construir para la casa que queremos, nuestro País. Pero en lo personal, prefiero no adjetivar y menos aún de forma peyorativa a quien piense diferente a mí. Pienso que la batalla ha de darse con ideas y argumentos, suficientes ofensas habitan en nuestros contextos y dichas ofensas las considero motivadores de violencia o de mecanismos de defensa como los antes expuestos.

    También en mi opinión personal, creo que Bratton hubiese fracasado, así como hubiese fracasado todo aquel que crea que existe una fórmula universal, un protocolo, para resolver este tipo de problemas.

    Sé que existen problemas y soluciones puntuales comunes en los distintos ejemplos que planteaste, pero nuestro problema es nuestro problema, y créeme, no lo digo como un nacionalista recalcitrante, lo digo porque mientras más leo, al menos deduzco que nuestra situación es asombrosamente particular y posee como que demasiadas aristas.

    Sólo un masoquista se va arriesgar a enfrentar este peo de forma proactiva y sin métodos represivos en un país extranjero, tan sólo por un pago en dólares, por jugoso que sea, y menos aún sin controlar todas las variables Venezolanas, y sin la más remota idea de cuan “holístico” es este peo.

    Si pensamos a cuantos factores de poder les conviene que todo siga como está o peor, es sencillamente monstruoso. Cuando internalizas que todo ese para-estado (y literalmente lo es, con códigos equivalentes a su propia Constitución, Código de Ética, de Comercio, Penal, Tribunales, su propio “seniat” etc.) que funciona casi como un reloj suiza, funciona así gracias a la cooperación de las fuerzas de seguridad internas y externas (los cuales se benefician), de los pecados de omisión de los funcionarios de Ministerios responsables (por un muy justificado miedo en algunos casos) entre otros, genera, o degenera en la situación actual que estamos padeciendo. Para muchos poderosos que se quejan desde afuera y critican desde adentro o viceversa, nuestros muertos son tan sólo somos un “daño colateral” a sus verdaderas metas. Cuando asumamos que este peo está sólo en nuestras manos, tal vez nos activemos.

    Por eso insisto en la raíz, en esos reos y en sus familias, mientras sigamos esquivando la mirada, negando-justificando-evadiendo, cada vez se harán más y más obvios, hasta que los asumamos, como quien asume al primo dañado, al pana alcohólico o a la tía anciana con discapacidad, y ya en ese punto, no queda de otra que resolver.

    ResponderResponder
  52. Ciertamente Alfirio… Con respecto a Bratton, el problema es que el plan que diseñó, que ya incluía un estudio y adaptación sobre la realidad caraqueña, ni siquiera se llegó a aplicar…
    Y tienes toda la razón, caigo en la debilidad de adjetivar… Sobre todo cuando detecto a un aspirante a “Anton Ego” (película Ratotouille)… pero hasta el mismo Anton al final de la película hace una maravillosa y humilde reflexión de su labor:
    “La amarga realidad que los críticos debemos encarar, es que al final de cuentas, la porquería que atacamos, probablemente tiene más sentido que nuestra crítica que así la designa”. Anton Ego.

    ResponderResponder
  53. Srta. Adriana

    algo me dice que antes de salir de tu casa , ya te habías preparado mentalmente para dictarle sentencia la ruta, y que , mas que tripiarte o no tripiarte la ruta, lo que hiciste al llegar fue ir buscando los detalles que te dieran la razón. ya estaba todo preparado en tu mente, solo necesitabas las pruebas. no se puede ser objetivo cuando ya estas cargando prejuicios desde tu casa y durante todo el camino.
    dices que la ruta fue solo una pantalla mal hecha de que “en el centro estamos bien y aqui no pasa nada” pues como estamos en elecciones hay que mostrar que todo esta al pelo. es una conclusión muy banal de lo que en realidad significa la ruta.
    la ruta para mi, y estoy seguro que para muchos tambien, es una CELEBRACIÓN. es la felicidad de recuperar espacios que nos habían arrebatado por el descuido y la falta de cariño a nuestra ciudad. a una parte de nuestra ciudad, a la caracas excluida, marginada y olvidada. tan olvidada, que muchos olvidaron que allí vivián personas y pensaron que era un territorio vacío, donde solo iban los malandros a ajustar cuentas y violarse a la primera mujer que se halla bajado en la estación del metro equivocada. espero que tu pequeña aventura en la ruta tambien halla servido para que te dieras cuenta de que eso no es así, que eso no es “el salvaje oeste” que pintan en las películas de vaqueros.
    Toda mi vida he vivido en el centro, en la av. Baralt, bien famosa por lo “candelita” que es, por sus bares y sus putas. he caminado, corrido, y recorrido sus calles por 24 años y puedo dar fe de que el centro es uno de los lugares con mayor actividad económica, social y cultural que tiene nuestra ciudad. Ahí VIVE gente, TRABAJA gente, ESTUDIA gente y RUMBEA gente desde hace muchos años. Desde antes que existiera la ruta y por el medio de la calle. con las calles vueltas mierda, con la basura acumulada de una semana, sin luz y con la oscuridad en cada esquina pues no funcionaban los postes, con piedreros, putas y malandros refugiandose en esa oscuridad. con eso y mucho mas se rumbeaba y se rumbea todavia. Lo que tu planteas como un reto, ir al centro y hacer la ruta sin el festival y los policias “extras”, para nosotros es el día a día, es lo común, es un “viernes mas”. Los alcaldes, empresarios, gobernadores y arquitectos se olvidaron de este lado de la ciudad, pero sus habitantes siguieron dandole vida y respirando esa caracas olvidada, excluida y marginada.
    Pero eso ha cambiado, de pronto, y sin darnos cuenta, empezamos a ser tomados en cuenta los que viviamos en este lado de la ciudad. ahora iluminaban nuestras calles, recogían nuestra basura, de vez en cuando acomodaban una calle, pintaban y arreglaban nuestras canchas, aceras, etc. empezamos a ser incluidos dentro de los planes y las gestiones de los gobernadores y alcaldes. imaginate, despues de años siendo invisibles, por fin nos hechaban una mano.
    como tu dijiste que nunca antes habias estado en bellas artes de noche, supongo que en la plaza bolivar y sus alrededores menos y el silencio y la pastora ni pensarlo, no fuiste testigo de el ANTES Y EL DESPUES de lo que ha significado esta recuperación y transformación de nuestros espaciós. Si antes rumbeabamos y haciamos vida social y cultural en las esquinas y calles oscuras y escoñetadas, imaginate ahora como nos enorgullece no solo rumbear nosotros, sino invitarlos a ustedes y a muchos mas a que se acerquen y vacilen con nosotros en lo que ahora podemos decir que es una zona “decente”. Si alguien ha logrado que te aventures a salir de tu casa un viernes en la noche y te hallas ido con un pana al centro a rumbear, vacilar, tomar o criticar cuando antes era impensable hacer eso, creo que merece un aplauso.
    Tu dices que esperas que esto sea una labor honesta y no mera campaña electoral. No puedo decirte que pasa por la mente de los que estan en campaña pero lo que si puedo decir es que, para hacer una ruta nocturna en el casco historico de caracas o en bellas artes, hacía falta un trabajo previo que no era de dos dias o de una semana. Fueron años de trabajo previo, igual que en sabana grande, ¿o crees que sacar a los buhoneros, reubicarlos, poner piso nuevo en el boulevar y sus alrededores, adornarlo con buena iluminación y una cuantas obras de arte regadas a lo largo y ancho junto con toboganes y demas juegos para niños, fue un plan para poder hacer el “festival de la salsa” y otros evento musicales que se hacen allí en función de una campaña electoral patrocinada por la estancia? coño si es así, QUE VIVAN LAS CAMPAÑAS y la mentalidad a largo plazo de los que las pensaron…
    aah una cosa si es verdad, el centro no es un paraíso ahora ni mucho menos, seguimos teniendo problemas, sigue habiendo violencia, malandros, piedreros y putas. siguen estando allí, y de vez en cuando los saludamos cuando nos encontramos con ellos. pero algo nos hace pensar que se esta trabajando para poco a poco ir mejorando tambien esas cosas. Antes era impensable soñar con rumbas de ese estilo en la plaza Bolivar o en bellas artes, pero hoy son parte de nuestra realidad, ¿quien quita entonces que una caracas libre de atracos, violencia, piedreros y putas deje de ser una utopía y se transforme tambien, en parte de nuestra realidad? amanecerá y veremos!
    Te invito entonces a que, en la proxima ruta, veas mas alla de lo que que a simple vista se presenta a tus ojos (una rumba en los museos) y contemples la profundidad de lo que ese acto significa.
    Saludos!

    ResponderResponder
  54. José MA… mi pana te aplaudo totalmente, así es que me gusta leer a la gente, sin ínfulas, sin resentimientos, sin sentirse dueños de una verdad… hablas desde tu cotidianidad, como habitante de la zona y no como turista que viene a comprobar que el centro es una mierda, y más con la irrefutable opinión del tipo del estacionamiento… me hiciste recordar mis clases de metodología de la investigación: un profesional debe cuidarse de no llegar a un trabajo de campo a comprobar las ideas que ya trae pre-concebidas, todo lo contrario, un buen investigador debe desconfiar de esos pre-conceptos y buscar la excepción, no la regla…
    Y otra cosa muy importante, sean de campaña o no, vengan de quien vengan, siempre aplaudiré los esfuerzos para humanizar a mi Caracas, y advierto, dicho reconocimiento **no implica** que automáticamente le daré mi voto a sus autores, ni que voy a ignorar que todavía existen grandes problemáticas por abordar… Esa es la pequeña diferencia que muchos no entienden, sobre todo aquellos que insisten en ver a Venezuela en blanco y negro.
    Pero bueno, te doy muchas gracias por tu opinión, porque me devolviste a la realidad, porque según la autora quienes tenemos una opinión positiva de la ruta vivíamos en la ciencia ficción.

    Y yo también sueño con una Caracas más decente y más humana, no estás solo!

    ResponderResponder
  55. Qué increíble, por no decir patético, esta discusión.
    Ahora resulta que Caracas es una ciudad idílica, a pesar de que las estadísticas demuestren que es una de las peores ciudades para vivir en el mundo, de las más inseguras y disfuncionales.
    Ah, pero eso no lo podemos decir, no podemos exigir que no nos maten en las calles, en cambio alabamos mediocres que están contentos viviendo en ese infierno y que les parece de lo más dandy.
    Miren panas, si ustedes están felices y contentos viviendo donde viven, ese es problema de ustedes.
    Pero venir a decir (1) que el Centro de Caracas es “seguro”, que allí “no pasa nada” y que la gente vive “de lo mejor”, es una mentira del tamaño de una casa.
    Exigimos seguridad. Exigimos respeto. Exigimos el derecho a transitar por las calles de nuestra ciudad, como lo hacen TODOS los demás países.
    Si ustedes con su displicencia mediocre conforme (“criticar no es aportar”, eso te quedó de perlas) les parece que estamos mejor imposible, chévere.
    Pero por lo menos tengan la decencia de callarse la boca y no andar inventando realidades que no existen, porque insultan a la gente que hemos perdido familiares por culpa del hampa en el Centro.
    Ustedes son el cáncer de Venezuela. Con esa actitud conformista de, “¡pero acá estamos buenísimo! Yo no cambiaría nada, ¡qué feliz soy!”, acrecientan el espiral destructivo que ha retrotraído a este país a niveles africanos.
    A nadie le importa que tú puedas caminar por donde vives, ni que seas tan idiota que lo hagas contento. Las estadísticas están allí, las cifras están allí, la cantidad de muertos, de sangre y de lágrimas que hemos derrochado los demás, no son de mentira.
    Ten por lo menos la decencia de respetar, no el sufrimiento ajeno, sino la REALIDAD de los caraqueños, que trasciende tu alienada experiencia.

    ResponderResponder
  56. Vinz… me recuerdas una ocasión, un cine foro sobre “La Pasión de Cristo”, uno de los ponentes dijo que la película no merecía ser considerada como antisemita, a lo cual un participante saltó y lo increpó con esta perla: “¿entonces usted apoya lo que hizo Hitler?” Aquello nos sentó de culo a todos… y fue un terrible elemento distractor de un debate que venía desarrollándose muy bien… Total que los ponentes terminaron pidiendo respeto para aquel pobre hombre, y aclararon que jamás se sintieron aludidos por esas palabras.

    A diferencia de aquella ocasión, aquí las opiniones quedan publicadas, y afortunadamente no se pueden borrar, y así tú y todos los que puedan estar de acuerdo contigo, tienen la oportunidad de releer (¿o leer?) con toda la calma que quieran, y darse cuenta que *nada* de lo que dices se afirma, ni siquiera indirectamente.

    ..Es lo único que se puede responder a tu opinión.

    ResponderResponder
  57. Lo repetiré mil veces hasta el cansancio: Ledezma dejó Sabana Grande casi sin buhoneros y luego el gobierno dejó convertir el boulevard en un mercado persa, no me jodan con que lo recuperaron, o mejor dicho, lo recuperaron pero primero lo dejaron perder como pasó con el viaducto. Supongo que Jose M A cuando habla del antes y el después, el antes se refiere a como el mismo gobierno que hoy recupera, con su desidia dejó perder el centro, que por cierto, uno de mis paseos favoritos de niño era ir al centro en carro con mi papá en la noche, así que te puedo hablar del antes del antes.

    Porque una noche puedas ir al centro eso no quiere decir que se recuperó y que ahora todos podemos ir a ser felices. Es obvio que en el centro se hace vida, como se hará vida en Irak o en Afganistán, porque la vida sigue y no se detiene, es un comentario tan tonto como falaz ese de “yo vivo en el centro y nunca me ha pasado nada por tanto, el centro es seguro”. Yo caminaba todas las mañanas por la calle de los hoteles de plaza Venezuela para llegar al trabajo, pasaba por el puente que cruza el Guaire, nunca me pasó nada, eso no lo hacía ni menos peligroso ni menos cagante ni menos inseguro. Eso lo hice durante dos años y siempre que pasaba por ahí, lo hacía rápido y sin mirar a nadie.

    ResponderResponder
  58. (sólo cuando estoy de vacaciones puedo disfrutar de esta manera de panfleto negro!) … Luis1210, por lo menos en mi caso, si expreso que me parecen positivas iniciativas como la ruta nocturna, la recuperación del casco histórico, etc, no por ello estoy negando los vacíos en la gestión municipal -ni pasados ni presentes-, ni quiere decir que me sienta totalmente seguro, ni que tenga una visión idílica de Caracas, y muchísimo menos insulto a las víctimas de la inseguridad (habrase visto!)… Hay que dejar la opinión polarizada, hay que ver los matices, no por ser de la oposición hay que decir que tooooooooooodo lo que hace el gobierno es malo, ni viceversa, y si aplaudo una iniciativa puntual de este gobierno, no por ello soy un paranoide que vive en un universo paralelo, ni quiere decir que voy a votar por ch… las buenas iniciativas hay que apoyarlas, sin mezquindades, punto. No se nos olvide que al fin y al cabo, esas iniciativas están para todos por igual, reciben a todos, quienes quieran ir a disfrutarlas, y quienes van sólo para ver que le sacan para luego publicar sus brillantes y agudas críticas en PN, a nadie se le niega la entrada!!! Como ciudadano, si veo un buen precedente, quiero apoyar su asentamiento, y de alguna manera procurar que sea continuado por la próxima gestión, sea de quien sea.

    ResponderResponder
  59. El problema es que este es el país de los operativos. Llega Semana Santa, operativo para el tránsito. Cerca de las elecciones, operativo para renovar la cédula. Época de vacaciones, operativo ruta de los museos. Son soluciones coyunturales y no estructurales, y así con pañitos calientes no se avanza, se tiene la ilusión de avanzar que es diferente.

    ResponderResponder
  60. Alfirio, JMA, Elio

    Sí, yo sostengo que mi crítica es un aporte, que señala incongruencia e hipocresías

    Voy a explicar por qué creo que es un aporte. Pero es un tema que hemos discutido tanto, tanto, que me cansé de escribir la palabra “crítica”, hoy amanecí que el teclado no me la agarra, pero la voy a sustituir por la palabra “zanahoria” para que descansemos un poco los ojos.

    Todo parte que tenemos el derecho a expresarnos, a emitir opiniones, a señalar, para de ahí discutir y buscar soluciones. En este caso especifico, yo no soy socióloga, ni criminóloga, ni he tenido la oportunidad de hacer un proyecto y visitar las cárceles venezolanas, ni he estado en la cárcel, y me parece irresponsable dar soluciones al problema de la inseguridad en Venezuela.

    Pero sí vivo en Venezuela, y sufro las consecuencias de la inseguridad, y de todo lo demás. Entonces, tengo derecho a relatar anécdotas, a hablar de mi experiencia, tengo derecho de escribir una Zanahoría y decir que los festivales culturales que se hacen en la ciudad son una ficción, y que en NADA contribuye a resolver el problema, creernos que podemos hacer algo, que fuera del festival, fuera de la campaña electoral, no podríamos hacer.

    En la película anaconda, hay una escena donde sala la culebrota del agua, y se pueden ver los hilos de naylon que la sostiene. No tengo que ser directora de cine, ni tener a mis espaldas, 18 películas, para decir, que por ese detalle y por otras razones, Anaconda es una película pésima.

    Así pasa con todo lo demás, eso se llama tener criterio. Por la misma razón no puedo separar la chicha de la limonada. Nosotros vivimos en un lugar donde la chicha (la violencia) ha invadido todos los ámbitos de nuestra ciudad, incluido nuestro hogares (la limonada).

    Yo escribo, publico, y me celebran artículos, cuentos. Pero otros me hacen zanahorias que yo agradezco, así me duela, hiera mi orgullo. Pero eso me ayuda a mantener los pies en la tierra, a revisarme, de esa herida sale la fuerza para ser mejor, necesito esas zanahorias para no andar por ahí publicando bodrios y creyéndome que soy la gran vaina. Por eso estoy en paz con la zanahoria.

    La ruta en sí misma no es mala, como inciativa, pero es falsa cuando te despliegan 100 policías por la ruta y los vigilantes te dicen que corras, que esto es candela.

    El día que vivamos en una ciudad medianamente segura, donde se garantice la vida, etc. Ese día, yo podré hacer una lista de lo bueno, lo malo y lo feo de la Ruta de los museos, mientras tanto, lo siento, tengo cosas más importantes que señalar. Además, la ruta de los museos tampoco fue que tenía tantas cosas qué ver, para ponerme en plan: “La curaduría de tal exposición….”

    Elio, tal vez no tenemos el mismo concepto de “ínfulas”, pero para mí eso va de que me ponga a escribir un artículo para dar clase a las alcaldías y decir cómo se debería hacer un festival cultural, cuando, además, no tengo ni idea de planificación de eventos. Si me pongo a dar clases de cómo hacer las cosas, no solo tengo ínfolas, sino que también sería una comemierda.

    Por cierto, soy nerd Pixar. El protagonista, no tenía talento para cocinar, hasta que llego el ratón. El desenlace de la película, es un esfuerzo entre todos para conseguir la aprobación del crítico, para que escribiera una buena reseña y el restaurante no quebrara por falta de gente. Ya el crítico les había dicho que la comida era mala, pero esta vez, el triunfo, fue que cambiara de opinión.

    ¿Te das cuenta?

    De todas maneras, insisto, recomiendo este artículo: El problema grave con la crítica

    https://www.panfletonegro.com/v/2012/08/19/critica/

    Lo explica mejor y cito:

    “Así que la próxima vez que te preguntes por qué en Caracas no ocurren las cosas que quisieras (a nivel cultural, político o económico), permíteme sugerirte un culpable: nuestra incapacidad emocional, cultural, intelectual y genética para tolerar una crítica.”

    ———

    José M A, esto me parece alarmante, es decir, absurdo, la prueba de que vivimos en un país disfuncional:

    “Ahí VIVE gente, TRABAJA gente, ESTUDIA gente y RUMBEA gente desde hace muchos años. Desde antes que existiera la ruta y por el medio de la calle. con las calles vueltas mierda, con la basura acumulada de una semana, sin luz y con la oscuridad en cada esquina pues no funcionaban los postes, con piedreros, putas y malandros refugiandose en esa oscuridad. con eso y mucho mas se rumbeaba y se rumbea todavia.”

    Por estas cosas, es que seguiré escribiendo críticas

    Y también recomiendo el artículo que publicó Vinz, lo compartió más arriba

    Saludos

    ResponderResponder
  61. Qué locura esta discusión… Me puse de ociosa a leer todos los comentarios… Y de todo se puede opinar: mal que Adriana vea el centro como extranjera, mal que le dijeron puta a la otra (y eso que Noelia en lo personal me parece la peor pero eso es harina de otro costal), mal por los chavistas que defienden al gobierno sin análisis y mal los opositores que no le reconocen una al gobierno. Todo podría estar mal despendiendo del punto de vista. Pero para mí lo peor es que todavía hay gente que quiere negar lo innegable: ***Caracas es insoportablemente insegura. Hay muertes, robos, secuestros, mala educación, mal humor y todo con el Ávila de fondo****

    ResponderResponder
  62. Adriana gracias por responder… me encantaron tus palabras… Quiero aclararte, siempre consideré legítimo tu temor, jamás lo reprocharía, porque también lo vivo todos los días…
    Queremos una Caracas decente y segura, nos duele esta ciudad, esas son la grandes coincidencias a resaltar entre ambos, por encima de las diferencias… ¡Cualquiera puede cocinar! un saludo…
    ——————-
    De mi parte, ha estado muy bueno, pero lo más sano es ya despedirse de este debate, siento que ya se está lloviendo sobre mojado… nos vemos en otro tema… ¿alguien ha escrito sobre las pussy riot? anímate Adriana!

    ResponderResponder
  63. “me recuerdas una ocasión, un cine foro sobre “La Pasión de Cristo”, uno de los ponentes dijo que la película no merecía ser considerada como antisemita, a lo cual un participante saltó y lo increpó con esta perla: “¿entonces usted apoya lo que hizo Hitler?”

    Virgen, la mejor respuesta que he visto en Panfleto Negro despues de todas las mias y alguna ocasional de Frank…

    ResponderResponder
  64. Elio, de acuerdo, todos queremos lo mismo para la ciudad que padecemos

    Cada quién hace lo que puede, yo escribo aquí, estas cosas.

    En fin…

    En lo único en lo que jamás estaremos de acuerdo es que todo el mundo puede cocinar

    ¡Déjate de vaina!

    Hay gente que debería tener prohibida la entrada a cualquier cocina :P

    ——–

    Paz :)

    ResponderResponder
  65. Adriana, hoy, más en frío, sólo quiero agregar que el hecho de exponer mi punto de vista, en absoluto pretende deslegitimar el tuyo, creo que nadie tiene a al menos debería tener esa potestad.

    Han habido es este tan particular y ecléctico post, un crisol de puntos de vista según el contexto de cada quien, absolutamente respeto a todos, leo a todos, me nutro de todos.

    Quizás exista algo común de fondo en todos, queremos el país que creemos merecernos, y a la manera de cada quien, lo estamos construyendo.

    Un Abrazo a todos.

    ResponderResponder
  66. No, pana, no…

    No estoy de acuerdo con este atajaperros.

    Reconozco que el domingo pasado no estaba en mi mejor momento y que solté una respuesta muy hijadeputa y muy resentida. No retiro ni una coma, porque eso fue lo que me salió y básicamente esa es mi postura al respecto, aunque pudiera expresarla de una manera un poco menos brusca. No sé si ganaríamos algo con eso, pero de seguro podría hacerlo.

    Pero de ahí a personalizar la vaina…

    Chorizo: sí, en alguna época me iba de marcha hasta las tantas de la noche. También yo he sido joven, aunque alguna gente no me crea.

    “Virgen, la mejor respuesta que he visto en Panfleto Negro despues de todas las mias y alguna ocasional de Frank…”

    Gracias.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here