Yo sí me iría demasiado

27
899

Reconozco que también caí en el juego de criticar a los malpegaos de «Ciudad de Despedidas». De hecho estaba redactando algo sobre la importancia del compromiso de las élites con la conducción de un país.

Pero nada de eso tenía mucho sentido.

Caracas es una mierda, reconozcámoslo. Cualquiera con dos dedos de frente tiene la tentación de irse para el coño y absolutamente todos despotricamos del país. Sin embargo basta salir de la capital para reconocer a Venezuela y tomarle algo de cariño.

Pero Caracas pareciera irrecuperable. El problema no son los huecos, ni el deficiente alcantarillado, ni el alumbrado público, ni el cinturón de miseria. El problema es la gente. La gente en Caracas se comporta, generalmente, como una mierda. No son una mierda, que eso quede claro, pero sí se comportan así.

Aquí nadie respeta un semáforo, por citar uno de los más básicos acuerdos ciudadanos. Aquí la gente te circula por el hombrillo, quieren ser todo el tiempo los más arrechos sin importar a quién atropellen, son pantalleros, superficiales. Yese es un mal de todos los estratos sociales. El malandro que mata a alguien para robarle el celular, es igual que el malandro de cuello blanco que anda en su camionetota Toyota Prado, hasta el culo de cocaína y a exceso de velocidad.

Aquí la gente se colea hasta en la cola de la misa, esa que hacen para ir a recibir la comunión. Botan basura a la calle, desde el envoltorio de un caramelo hasta una nevera.

Por si esto fuera poco, el caraqueño es resentido y sectario. Los de clase alta desprecian a los que están debajo y los tratan como la mierda. Los de clase media quieren ser ricos y odian a los que están arriba, mientras le temen a los que están abajo. Son tan nazis, ambos grupos, que han convertido esta ciudad en un laberinto al cerrar las calles que pertenecen a todos y son tan imbéciles, que creen que tú no puedes estacionarte frente a su casa porque ellos «pagan derecho de frente». Maldita sea, ni siquiera saben en qué consiste ese impuesto, que a lo mejor ni lo pagan.

Más defectos de la clase media y alta: son pasmosamente incultos, aunque todo el tiempo quieran aparentar lo contrario. Tienen un gusto musical atroz. Son cursis hasta el hastío. Su manejo del lenguaje es, en el mejor de los casos, lamentable.

Las clases «populares» también tienen defectos comparables, o peores, no lo sé. Si nos atenemos al tráfico, que me parece un indicador fundamental del civismo… aquí nadie se salva.

El asunto es que en Caracas no hay una verdadera cultura de convivencia, pero no es porque el gobierno no haga nada, sino porque a la gente no le da la gana, porque nadie quiere entender que los demás también existen y que también son dignos de respeto. Como no parece que esto vaya a cambiar en un futuro razonable, parece que lo mejor es pirar.

Dicho esto: los chamos del video también son unos idiotas. Pero no porque hablen como si tuvieran una papa caliente en la boca ni porque se la tiren de intensos, sino porque ¿a quién coño de la madre se le ocurre decir que es «del este del este» y quedarse tan tranquilo con ese aire de superioridad? ¿a quién puede ocurrírsele que salir a «rumbear» a las 3 a.m. sea una prioridad con este cuadro de desempleo, carencia de vivienda y en general falta de oportunidades? Tienen las prioridades por completo trastocadas, eso está claro. Como las tienen trastocadas el 99% de la gente que vive in hac lacrimarum vale. Y me quedo corto.

El Ávila está sobrevalorado. Si el precio por no calarme más la viveza y la estupidez del entorno (aunque suena contradictorio, pero no lo es) es no ver más la dicha montaña, pues qué carajo.  Ni que fuera la Sierra Nevada de Mérida.

Se me acaba de ocurrir: ¿qué tal si el resto del país se une y le da la independencia a Caracas? Eso: que se convierta en una ciudad-Estado, a ver si esta ciudad deja el parasitismo y al fin produce algo que no sean problemas.

Y la moraleja es que sí, me iría para el coño ya mismo si pudiera, y lo cierto es que sí puedo, quizá no en este momento, pero puedo activar un plan beta e irme demasiado. El asunto es que hasta ahora me he quedado por optimismo, o idealismo, o lo que sea. Estamos acá, arrimando el hombro. Para poder remediar los problemas, hay que reconocerlos primero. A mí no me contarán entre los que han esgrimido esa defensa boba de que Venezuela es la vaina más arrecha. No, no lo es, bájense de esa nube. Porque si no se bajan, nunca lograrán que sí sea una vaina arrecha de verdad.

27 Comentarios

  1. Así es, claro y raspao caballo. O estamos conscientes de que estamos hasta mierda en el cuello que se lanzan entre si todos los guetticos de Caracas. O mejor piramos manquesea para el interior del país.

    Ya basta de esa bolsería de la arepita, las misses y la vinotinto. Mientras los carajitos de bachillerato amenazan a profesores por una nota, los hospitales y las carceles son unas pailas del infierno en la tierra, tenemos prendido un cojeculo en la circulación de armas y drogas, y a la vez un loco de metra que «gobierna» publicitariamente.

    Si los pichones de nazis a derecha e izquierda en esta verga quieren cayapear (por el twistter claro donde son la verga de triana de lo ingeniosos que son) a un grupito de sifrinos estan en plena libertad de hacerlo… pero por lo menos desde aquí en panfletonegro podemos decirles que estan miando fuera del perol y que vayan un poquito a lavarse ese culepe mientras reflexionan sobre de verdad que carrizo es que esta fallando en nosotros.

  2. «El Ávila está sobrevalorado»

    JAJAJAJJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJJAJJJAJAJA

  3. Pero escribe algo que tenga sentido, cabezaeguevo, nojoda…

    Ya me hiciste arrechar ya…

  4. En serio me ha hecho gracia la frase, deja la paranoia.

    Y aunque suena a topicazo, lo de los gustos musicales es una verdad como una catedral. A veces me siento como una especie de profeta que debe enseñarle a sus iguales contemporáneos en cuanto a esto. ;D

  5. Gracias! alguien que ve mas allá de su nariz, y mas allá de los meros problemas de infraestructura y gobierno, que no son más que la punta del iceberg. Un problema de mentalidad y ser ciudadano, que será muy difícil de erradicar y que toma mucho más que simplemente quedarse aquí (porque no te quedó de otra) y «echarle bolas». No seamos ingenuos, con un cambio de gobierno, así pongamos allí al carajo mas arrecho del mundo, si no cambiamos como personas, dejamos la intolerancia atrás y colaboramos los unos con los otros, esto no va para ningún lado.

  6. Lo que tu dices sobre caracas es lo mismo que puede decir cualquier habitante de Sao Paulo, Rio, New York, Hong Kong, singapur, Lago (el cairo es una categoria aparte, ya que las personas se la pasan tocando cornetas hasta las 2 am, y no es broma y al parecer solo le dan licencia de conducir a quienes prueben que son sicopatas)
    Lo que tienen en comun todas esas ciudades es la alta densidad. Caracas a pesar de no tener tantos habitantes como esas ciudades su densidad es de las mas altas del mundo, y este gobierno con su «mision vivienda» trata de batir ese record.
    Todos los animales cambian su comportamiento en funcion de la densidad, (ojo, no tanto la cantidad) uno de los mas espectaculares son el caso de las langostas, que hasta cambia su morfologia.
    Nosotros no estamos exento de ello. Nuestro comportamiento cambia dependiendo de la densidad media, como caraqueño, que he vivido casi la mitad de mi vida en otros pueblos y ciudades menos densa, lo puedo atestiguar.
    Mi comportamiento cambia cuando paso mas de tres dias en caracas, hasta que me adapto. Y de eso me di cuenta cuando tenia 20 años, no todos los que tienen esa edad son idiotas (me gradue a los 21)
    Fijate por los menos en Los Angeles a pesar que en su area metropolitana pasa de 14 millones, la densidad es 1/4 de la de caracas, por lo tanto tienen menos problemas que nosotros, aunque los tienen, ya que esa densidad es mil veces superior a la que hemos tenido en toda nuestra historia.

    Y eso causa graves problemas sicologicos, debido a que no evolucionamos para densidades tan altas. No estamos hechos para vivir tantos en un espacio tan pequeño, y por lo tanto nuestro cuerpo se rebela, haciendonos parecer a algo parecido a la langosta, pero en lo sicologico.
    La ciudad nos enferma

  7. Estamos de acuerdo en casi todo lo que planteas mi pana pero… CON MI AVILA NO TE METAS!!! Jejejeje.. No vale en serio… Como que sobrevalorada? Muy pocas urbes se dan el tupé que tienen un monumento natural de semejante envergadura a sus pies. Quizá no has conocido las partes mas arrechas de la montaña (que obviamente, no son ni los Venados ni Sabanieves ni Galipán). Resulta curioso porque yo aún considero al Ávila como el único sitio de Caracas donde podría pasar el resto de mi vida sin quejarme. Del resto, muy válido todo lo que planteas, yo adoro a Caracas y a Venezuela, pero es estúpido rasgarse las vestiduras por algo que a los ojos de cualquier persona que razone y tenga discernimiento, no sirve en lo absoluto, no ofrece la mas mínima alternativa para hablar de calidad de vida y no te garantiza ni la vida misma. Y todo eso se te exacerba cuando viajas y conoces otro país, es peor el sentimiento de «¿donde coño vivo yo vale?»

  8. Leí el artículo y pensé que hablabas de Maracaibo jajaja sal de Caracas, toda Venezuela está igualita.

  9. Chamo, más claro imposible. Te felicito. Eres una de las pocas personas que le queda a este país con buena capacidad de discurso, intelecto nutrido y los pies bien en la tierra.

  10. En la página de Facebook «Me iría demasiado», uno de los protagonistas del felicita a los twiteros por la «victoria» que obtuvieron… Yo pienso que «Victoria» es una palabra de la que jamás se apropiará un miembro de un país con la miseria intelectual que impera en TODAS sus clases sociales… Vene-suela: oscura como el petróleo que la embadurna y paga con dólares sus excesos, sucia como la plataforma de unos zapatos que pisan desde una Gran Sabana rayada por las marcas de Toyotas, una orilla de playa que brilla por botellas de cerveza, hasta un baño público de cualquier local de San Ignacio. Una lata de bosta es más nutritiva que lo que se encuentra en los cerebros de éstos jóvenes venezolanos.

  11. La opinión de José Roberto Duque, bien interesante:

    http://tracciondesangre.blogspot.com/2012/05/ciudad-de-despedidas-ciudad-dividida.html

    Puede que lo que voy a decir dé para un artículo, puede que no. Pero como ya está bien de romper los huevos con el video de marras, mejor lo escribo acá:

    Concuerdo parcialmente con JRD en este tema.

    Después de tan tremebunda afirmación, explicaré por qué.

    Los carajitos de «Caracas, Ciudad de Despedidas» están repitiendo la conducta de sus mayores (padres, de sus tíos, etcétera) de mirar por encima del hombro a todos los que no somos de su círculo social. No sé ustedes, pero yo estoy hasta los cojones de ser tratado con esa extraña mezcla de lástima y condescendencia (cuando no abierta hostilidad) por parte de esos disfraces y sus familiares.

    Me puse a pensar en todas las veces que he tenido que calarme a viejas histéricas (no mencionaré que algunas incluso tenían acentos foráneos para que no me llamen xenófobo) reclamándome con una arrechera digna de mejor causa el haber estacionado mi carro *en la calle*, pero frente a su casa.

    Me puse a pensar en todas las veces en que me he topado niñ[email protected] [email protected] en el tráfico, tirándome encima la camioneta que les regaló su papito.

    Me acordé de la vez en que uno de esos hijos de puta me chocó y salió huyendo como una rata miserable. Afortunadamente ninguno de nosotros salió herido, porque el choque fue fuerte.

    Me puse a pensar todas las veces en las que vigilantes privados, contratados por esa gente para resguardar las calles que trancan ilegalmente, me han preguntado con una mezcla de sospecha y altanería «para dónde voy» o «qué hago ahí».

    Me puse a pensar en cuántas veces he escuchado en panaderías, en la barra del café, que los venezolanos no servimos para un coño. Dicho por venerables ancianos, de nuevo, de foráneo acento.

    (Yo puedo hablar toda la mierda que quiera, que para eso soy venezolano. Una vez un comentarista de PN llamado Steppenwolf me dijo que él y sus ancestros había hecho más por este país que los míos, que seguramente habían estado en un chinchorro y tirando flechas. Un comentario bien racista y bien digno de Herr Obermeier. Pero ya que estamos: por línea materna soy parte de la tercera generación de inmigrantes españoles, pero creo que eso no es asunto de nadie. Solamente lo hago constar para que nadie me venga con ese cuento barato de la xenofobia, o la «envidia» por los europeos que supuestamente sí construyeron este país).

    Y todo eso por no mencionar muchos otros desprecios de parte de esos parásitos que sería muy largo enumerar.

    Además, coño, pana: esas baldosas que están en la autopista de Prados del Este, que la vaina parece un baño público… ¿Esa vaina es arte? ¿en qué planeta?

    Entonces pensé que no, que ni por asomo estoy dispuesto a que este esquema se perpetúe.

    Pero tampoco estoy dispuesto a votar por Chávez. Ni por el coño.

    Así que me imagino que no votaré, pero no lo he decidido todavía.

  12. EXACTO.. a mi tambien me la cortaron los sifrinos, pero no hay que culpar al sintoma por la enfermedad… los jovenes soñamos con irnos a un lugar mejor (la mayoria) pero ese NO es el problema… si de verdad queren tanto a Vzla ACEPTEN que se va cada dia a la mierda… asi tal vez, hechandole bola, la podremos levantar al lugar que merece… la potencia que podria ser!

  13. Pero es que parte de la enfermedad es justamente la actitud de los mantuanos de ayer, devenidos hoy en sifrinos.

    Ellos llevan cinco siglos sembrando resentimiento en este valle.

    No por nada los lanceros de Boves se pasaron por el filo a cuantos pudieron, en aquel convulso año de 1814.

  14. Que manojo de extremos, por un lado a los sifrinos quemaos y por el otro a semi monos o frustados que se auto excluyen, Srs, olvidense del tango de los resentimientos a lo hecho pecho por que no les queda otra, sino empacar o evolucionar y el cambio, como lei anteriormente, en este mismo canal, esta en nosotros, no en un presidente marginal o en un super sifrino, tenemos en puerta la teoria del grano de arena, que detestas al pendejo de al lado bueno empieza por tu familia, se mejor ciudadano, mejor hijo, mejor hermano, nose men…. Lo que te salga del forro pero que se corra el comportamiento. Vende esa camionetota guevon que te van a matar y comprate algo mas de acuerdo a la situacion del pais pendejo… y cortate ese peinado de maricon jajajaj sorry me acorde del de ME IRIA DEMASIADO jajajaj al otro deja la envidia-frustacion y vive tu vida total el chavismo es dueno del pais puedes ser feliz en donde quieras… y no te quejes mas de los sifrinos que hay bastante mucho mono, podrio en billete que seguro querra un amigo como tu. jajajaj paja paja.

    Total de mil cosas que quedan sin mencionar, recomiendo ampliamente viajar ver algo de mundo, trabajar en el exterior asi sea repartiendo volantes en una playa en una isla al lado de africa, con un monton de xenofogos mamarrachos mirandote feo por q eres mas pilas que ellos, o de camarero en francia pelando bolas con el lenguage o vete pa la india a buscar un guru que hay de sobra, eso si no te cambies el nombre eso dejaselo a las come flores del este y finalmente en tu interin (minimo un ano) seguro sabras que quieres en la vida analizaras y valoraras tus prioridades, tus familias, amigos, calles, montanas, mierdas y demas o simplemente diras como tu servidor….Que les den yo no vuelvo por ahoraaa bastante y demasiado.

    Gracias por sus 2 minutos. Espero les sirva de algo mi momento de luz impertinente pero de buena fe.

  15. Si te vas, hazlo pronto aproveha y estudia redacción, un curso de escritura creativa, lo que te sirva para que puedas escribir algo potable

  16. A esooo me refiero… Ven el comentaria del muchacho sabino.
    Bueno si mi ortografia apesta pero ese no es el punto a discutir ni el sitio y si me fui o no… Hasta q no dejemos de excusar la mediocridad interna quejandonos o maltratando al contrario, nno cambiaremos nunca..por eso me fui sabinita y hace anosss. Sigue criticando en ves de evolucionar.
    P.s; Estoy en el college mas tarde te sigo el juego frustadito.

  17. Si el tal Jesús o el tal Sabino trataron de insultarme, no logré entenderlo. Tal vez si se tomaran la molestia de escribir en castellano…

  18. Para nana frank, opine aqui por q me parecio interesante, solo por eso. A ver que dice sabina.

  19. Solo tengo un comentario puede sonar un poco superficial. El Ávila no esta sobrevalorada, yo he tenido la oportunidad de conocer varios picos y montañas en Venezuela, y el Ávila es una maravilla natural, y tener la oportunidad de hacer excursiones hasta pico Naiguatá, Lagunazo o Solitario, no tiene precio, y es un privilegio tener algo como el Ávila.

    Lo que es que tal vez en el vídeo se trata de una forma muy cursi o tonta, como muchas de las otras cosas como en el video. Porque están tocando un tema muy serio, y hablar del Ávila está fuera de orden, y lo que resulta peor es el modo en el que lo tratan, que es el verdadero error, en mi opinión.

  20. Estoy de acuerdo con gran parte de lo que dices pero sobre todo con el último párrafo. Creo que debemos dejar de repetir como tarados que tenemos el mejor país del mundo, playas montañas etc… el país se tiene que hacer entre todos y no vivir de los logros del pasado ni de la naturaleza que nos rodea (que además muchos ni la cuidan).

  21. Yo creo que la clase media venezolana (a la que pertenezco). Es sin duda las mas triste y deslucida de toda América Latina. Es tan ridícula y frívola que casi da vergüenza. No debemos olvidar que la clase media de este país colocó a Rafael Caldera de nuevo como presidente y sin los votos de la clase media Chavez nunca hubiese llegado al poder. La clase media de este país se suicidó masivamente, hasta el punto de que hoy en dia no tiene ningún poder electoral. Yo estoy rodeado de familiares que se consideran italianos o españoles a pesar de solo sus abuelos (si acaso) lo fueron. Cuando la mayoría de los habitantes de España e Italia, no se consideran españoles e italianos respectivamente. Aquí aun hablan de esos países como si fuese nuestra casa. No amamos nuestro país y lo hemos perdido. Cuando visite a mis tías en Roma, me sorprendí al saber que vivián con Nigerianos, incluso mis primas. Y en Venezuela hay que conseguir un buen «matrimonio italiano», a pesar de que los verdaderos italianos de mi familia viven con unos negritos que parecen morcillas y los otros italianos ni bolas le paran. Somo tan ridículos que escuchamos música que se burla precisamente de la clase media y nuestros valores. Da risa ver como los héroes de los intensos mas intensos del país idolatran a artistas como Radiohead mientras que ellos realmente aman a Chavez y a Fidel. Es la triste realidad de nuestro enterno social: Llena de ridículos que solo se mueven por la imagen y no entiendan la realidad del país en que habitan.

  22. yo amo Venezuela pero claro no vivo en caracas y me cuesta mucho entender a la gente que vive allí, estudio en una de las mejores universidades de latinoamerica «Ranking mundial» y esta aquí en Venezuela y he descubierto científicos sorprendentes,nominados al nobel, y como señalo uno de mis profesores,,»la mejor importación y las mas importante de Venezuela no es el petroleo, es el recurso humano» que se va a otros países a hacer grandes logros, busquen un poco de lo que los Venezolanos han hecho en el exterior, de como somos respetados en muchas partes del mundo porque no vamos a ser esclavos de nadie por vivir en otro país, vamos a hacer de ese país un país mejor,que me duele que no pueda hacerse por Venezuela,lamentablemente Venezuela es muy limitada en cuanto a recursos para proyectos y mejoras del propio país..en parte entiendo a esos chamos, pero no comprendo su desprecio por Venezuela y por nosotros que todos somos venezolanos, seamos pobres ricos clase media clase baja,y..no todas las personas que viven en otras partes del mundo son mejores que nosotros por ser españoles italianos que se yo..no todos los que escriben en estos blogs representan a Venezuela no llamen ignorantes a todos porque sencillamente no conocen a todos los venezolanos y otra cosa Caracas no es el centro del universo ni tampoco representa a Venezuela. En todo el mundo hay pobreza en todo el mundo hay violencia..Espero de verdad conseguir mas soñadores como yo que me apoyen por hacer de este país un país mejor..encuentro la política despreciable pero es la manera de llegar a las personas para lograr cambios, como dicen es mejor tener al enemigo cerca.. y algún día voy a llevar mi bandera en alto y habré hecho algo por este pais que lo haga un pais mejor!!

  23. Frank. Aunque no estoy de acuerdo con algunos de tus planteamientos, apoyo la idea central que nos coloca a todos los habitantes de la ciudad de Caracas como responsables de su desastre, debido sí en parte, a esa alta densidad de la que muy acertadamente habla XLUIS, pero más en mi opinión, a esa pérdida de valores que paulatinamente fuimos perdiendo desde hace muchos años los caraqueños y en general los venezolanos, producto de «modelos» que privilegian el individualismo y el culto a lo material por encima del ser humano, eso es Caracas en realidad una ciudad deshumanizada.
    Ciertamente, los muchachos del documental quisieron plantear este tema , pero desde su «pobre» perspectiva burguesa.
    A propósito, abordas muy atinadamente un tema álgido en estos momentos como es el de las clases sociales y la lucha de clases, aunque no lo mencionas como tal.
    Particularmente pienso, que hay mucho por hacer. Los que habitamos esta querida ciudad deseamos que mejore y para ello pienso debemos apoyar iniciativas como la recuperación del casco histórico y el rescate de espacios públicos para el sano esparcimiento, como las plazas por ejemplo, por algo se empieza. El tema de la violencia es un fenómeno más complicado, que también pasa por el deterioro de los valores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here