11A en dos tiempos

13
4

10 años que se dicen fáciles, la diferencia entre tener 20 y tener 30, entre tener esperanza que un país puede mejorar y tener casi la certeza que por mucho tiempo sólo podrán empeorar antes de cambiar para bien. El 11 de abril de 2002 es una de esas fechas clave, nuestro ¿dónde estabas cuando le dispararon a JFK?.  Cualquier relato acerca de esta fecha pasa por la experiencia personal y cómo la vivimos.

Ahora que ya no soy ese veinteañero que pensaba era “cool” escribir abusando de comas y malas palabras creo que puedo contar mi historia con pausa y la distancia, aunque corta gracias a internet, me permitirá contarla sin dejarme llevar por las emociones crudas que sólo se pueden sentir en el trópico.

2002

No tengo anécdotas heroicas de marchar a Miraflores porque en ese entonces vivía en Maracaibo. Yo lo viví por televisión y la incipiente internet. El día empezó bien, con esperanza, con la vista puesta en un futuro mejor, en fin, con los sueños alborotados y el vértigo de saber que todavía no estábamos pérdidos.

Por miedo o prudencia mi papá y yo nos quedamos encerrados siguiendo todo por televisión, por todos los canales, incluyendo VTV. Se hablaba finalmente de ir a Miraflores con la ingenuidad de creerse en democracia, de pensar que el gorilismo ya no tenía cabida en nuestra sociedad, pero no eramos tan pendejos para creer que los dejarían llegar, sólo no sabíamos de qué eran capaces los chavistas.

Digan lo que digan del papel de los medios nunca dejaré de estar orgullosos del momento en que mientras Chávez estaba encadenado, sudando, leyendo papelitos, se atrevieron a romper el cerco y dividir la pantalla, mostrar lo que estaba ocurriendo. Una auténtica emboscada. Guardias Nacionales con antimotines, la televisión del estado llamando a defender al presidente aún sabiendo que se dirigía hacia allá la marcha opositora.

En cuestión de horas la situación pasó de alegría a miedo. Miedo de la violencia que tanto el gobierno como sus seguidores desplegaron contra la marcha opositora. Recuerdo llorar con el hombre que mataron y se vomitaba mientras expiraba. Un sentimiento de odio, resentimiento y completa mentalidad de turba. Quería venganza y la justicia me importaba realmente poco.  Por eso celebré esa noche cuando los militares finalmente entraron en escena, al menos públicamente. El sueño nos venció a eso de las doce, no sabíamos nada de nada. Cadenas de mensajes de texto iba y venían, con informaciones, con chistes, con rumores y sobre todo con mucha incertidumbre.

Al día siguiente me enteré según uno de los canales de televisión que había caído el tirano, así mismo decía el cintillo que mostraba cómo se lo llevaban. Decir que me levanté eufórico sería minimizar el sentimiento. Mi papá y yo nos abrazamos. En la televisión podíamos ver una y otra vez a Lucas Rincón afirmando que el presidente había renunciado. Y luego empezó el horror. Con la alegría se me había pasado un poco el odio pero cuando vi a opositores buscando a chavistas en sus casas al principio me alegré malsanamente pero de inmediato empezaron las dudas. ¿Por qué había que detenerlos a todos? ¿Qué eran esas turbas apareciendo por todo el país? Las dudas no hacían sino empezar. Ahí estaba Capriles, en vídeo tratando de calmar los ánimos en la embajada de Cuba, intentando salvaguardar al personal diplomático y al embajador ¿había necesidad de llegar a eso?

Para cuando fue la lectura y firma del decreto ya no quedaba tanta alegría sino preguntas ¿quién estaba leyendo el decreto? ¿Dónde está Carlos Ortega? Celebré cuando le quitaron el bolivariana a la república (y lo volvería a celebrar) pero en el fondo sabía que algo andaba mal, que no era normal volarse todos los poderes ni simplemente anular al chavismo. Sin embargo, no pensé que regresaría.

Ya sabemos que después del decreto hubo silencio y comiquitas. Las informaciones empezaban a cruzarse en CNN y en internet. Hay saqueos, hay gente en la calle, que lo traen, que lo mataron. Aparece el fiscal. Ricardo Lagos pide la aplicación de la carta democrática ¿Pero es que nadie sabe lo que está pasando en Venezuela? Para matar el estrés fuimos a alquilar algunas películas pero ahí nos enteramos que en RCTV habían chavistas. Todo parecía ir empeorando.

Ya cuando nos enteramos que Baduel había amenazado con irse a Caracas sabíamos que la ilusión no volvería. Lo que sí volvió fue Chávez, previo abrazo de congratulaciones entre Willian Lara y Cabello el brevísimo.  Cruz en mano Chávez prometió rectificar y no le creí. En ese momento entendí que el país donde crecí, el país de mis padres y mis abuelos agonizaba.

2012

Lo que siguió fue un circo de comisiones de la verdad que no llegaron nunca a nada. Nunca se supo quién puso los francotiradores ni porqué. Tampoco sabemos en qué momento una camarilla de unos cuantos decidieron simplemente secuestrar el sentimiento de la marcha del 11A y repartirse el país, dejando fuera a Carlos Ortega, tan protagonista como otros que también fueron excluidos.  Leímos novelas por entregas en los periódicos buscando alguna verdad. Y sigo sin saber por qué al presidente le parece genial que marchen frente a la Casa Blanca pero no deja protestar frente a Miraflores.

Pero al final, la verdad poco importa a ninguno de los implicados ni de un lado al otro. La historia y la verdad del 11A cambian todos los años. Hasta hace relativamente poco el gran héroe había sido Baduel, Arias Cárdenas era un traidor que había llamado asesino al presidente, hoy es al revés.

La marcha del 11 de abril ha sido anulada por la historia oficial, todo fue un complot de la CIA. Esa gente que llenó las calles de Caracas y murió por creer que otra Venezuela era posible no existe. En el país al revés que tenemos los pistoleros de Puente Llaguno son héroes de la patria y hasta cargos tienen. Los únicos dos presos son los comisarios a los que no les pudieron probar nada y sin embargo se llevaron una condena que no le dan a nadie. Además esa detención tiene un mensaje claro: Si acaso le daremos justicia a los nuestros, los muertos del otro bando son basura.

Diez años más tarde la historia oficial no es la que recuerdo, ni siquiera es la misma historia oficial, a Chávez lo trajo Baduel, no el pueblo. Y tan irresponsables fueron quiénes llamaron a ir Miraflores de la oposición como quiénes lo hicieron del lado del chavismo. Propiciaron un enfrentamiento que al final sólo benefició a un bando y no precisamente el opositor.

Pasado este tiempo me cuesta creer que las cosas serían peores de haberse consumado la transición. Durante ese tiempo casi todos los indicadores económicos y sociales cayeron. Nos cambiaron el lenguaje y no nos dimos cuenta, nos metieron palabras como oligarcas, expropiación, socialismo, guerra, violencia, morgue, imperialismo y un largo etcétera de términos bélicos o retrógrados.

Y hoy, hay un candidato que estuvo preso por algo que todos vimos en vivo que era cómo intentaba mediar en la embajada de Cuba pero que la historia oficial convirtió en un acto de guerra e irrespeto a la soberanía de esa pequeña isla que tanto daño nos ha hecho durante nuestra historia contemporánea.  También tenemos un Chávez enfermo de cáncer desconocido, rogando por más tiempo, aferrado con los dientes al poder y con intenciones de mandar muerto como Gómez. En su nueva epopeya seguramente dirá que Carmona hizo que le diera cáncer y que él mismo voló cuál Superman desde la Orchila a seguir liberando el país.

Mis esperanzas son cautelosas y tenues. Si bien la salida de Chávez es necesaria, no lo veo ocurrir sin intervención divina. Espero equivocarme y que en diez años finalmente sepamos la verdad de quiénes nos vendieron y las atrocidades del gobierno durante esos días por ahora santos en la mitología oficial.

GD Star Rating
loading...
11A en dos tiempos, 4.0 out of 5 based on 12 ratings

13 Comentarios

  1. También lo vi por televisión porque vivía en Puerto La Cruz, y por eso me identifico tanto con tu crónica. Pero yo el 12 de abril estaba feliz, y fue después que entendí que nos jugaron sucio.

    10 años después, siento lo mismo que tú, esa desazón, hasta cierta tristeza, viendo todo en respectiva. Estoy de acuerdo, para saber lo que realmente pasó, el chavismo tendrá que estar fuera del poder, y la oposición y los venezolanos dejar de ver la historia como un cuento de buenos contra malos, como un asunto moral.

    En cuanto el futuro, ya sabes, soy Miss ECR, pero ya no tan ingenua. No hay magia posible, el país necesita tiempo para reconstruirse y sanarse.

    Hugs

    ResponderResponder
  2. Si vale, yo tampoco veo que salga por (¿democratica?) votos, el CNE solo lo va avalar si se saca el doble de los votos del chavismo, y aun de esa manera.
    Menos mal que que dudo que llegue a octubre y si llega es en ambulacia.
    Y sobre carmona pense lo mismo, de hecho tengo un post que no he publicado sobre eso, sobre esa tarde fatidica donde si se dio un golpe, al Carmona coronarse.
    Conoci a un sobrino de carmona, era pana, ya vive fuera del pais, y me conto que la familia fue la primera sorprendida.

    ResponderResponder
  3. Ese día estbamos en Guatire pero mi papa estaba en Caracas y en el centro, dijo que estuvo comprando refresco en un Farmatodo de El Silencio como a eso de las 3 de la tarde, mientras a 3 o 4 cuadras se estaban matando. No sé, la vida es así. Un tio estaba en la marcha de Chuao con sus hijas pequeñas pero entendio que cuando dijeron ‘vamos a Miraflores’ las cosas se ponían serias y decidió regresar a su casa con sus niñas. Yo tambien entendí, viéndolo todo por televisión, que con esa frase las cosas se iban a poner muy feas. Vivi mis primeros 20 años en La Pastora, conozco muy bien el centro y vivi 4 años a 2 cuadras de Miraflores, me di cuenta por una cuestión de entendimiento espacial de que era físicamente imposible que los pistoleros de Puente Llaguno hubieran sido los responsables de la muerte de Tortoza. Recuerdo un video de Lilian Blazer explicando eso y yo dandome cuenta de que conocia demasiado la Avenida Baralt y de que no tenia sentido alguno que la marcha pretendiera llegar a Miraflores subiendo por la baralt cuando estando en la esquina del metrocenter donde cayo Tortoza, estaban a 2 cuadras de Miraflores. Ese punto y ese momento crucial siempre me han perecido lo más sospechoso de todo el evento de ese día, algo no cuadra, nadie sabe exactamente que pasó o todos tienen su propia versión e incluso me he perdido en las miles de explicaciones de los hechos de ese día, pero tengo esa duda espacial: por que decian que la marcha subia por la Baralt para llegar a Miraflores si ya estaban cerca en El Silencio? Si alguien me puede explicar….

    ResponderResponder
  4. Andreina, se subio por la baralt debido a que asía la plaza O leary estaba full y ya no cabia nadie, te lo digo debido a que yo estaba en el primer grupo que subio por la baralt.
    estaba mas despejado y ademas vimos casi frente a la estacion del metro a un grupo de chavistas que ocupaban la calle, cuando llegamos la policia hizo una barrera para los chavistas y otra a nosotros, para evitar que nos enfretaramos
    A tortoza le dispararon desde el edificio de la alcadia, que estaba enfrente, desde ahi estaban disparando, la policia lo sabia y trato de subir, pero todas las puertas estaban cerradas, desde ahi tambien hicieron varios varios disparos e hirieron a la señora que la bala le entro por la boca y le salio, ella estaba la lado de una ambulancia en diagonal a donde le disparon a tortoza, por la calle que va a la biblioteca nacional Los vimos caer, peo como nos estabamos tirando piedras, pensamos que eran una piedras que le habian dado, luego fue que supimos que eran balas

    ResponderResponder
  5. Si te refieres al metro de El Silencio que esta frente al liceo fermin Toro entiendo que agarraran por otro lado si es ahi donde estaban los chavistas. La plaza O’leary es una cuadra mas abajo y la marcha venia de la avenida universidad, no tenia por que pasar por esa plaza en cualquiera de las dos rutas, seguir derecho estando a 2 cuadras de Miraflores o subir por la baralt, la palza O’leary esta fuera de ubicación aunque cerca.
    se supo despues que a Tortoza le dispararon desde el edificio de la alcaldia pero los primeros dias y meses se insistio en que fue desde puente Llaguno lo cual era fisicamente imposible, y a eso me refiero, a que se insitiera en una idea que era facilmente desmontable ubicandose espacialmente. La verdad es que el desconocimiento del centro de caracas por parte de la mayoria de la marcha jugó en contra de la misma. Recuerdo un titular de El Universal unos dias despues en portada diciendo que a Tortoza le habian disparado desde Puente Llaguno, despues se supo la verdad, pero el punto es que muchos se lo creyeron llevados por la rabia y el absoluto desconocimiento de la geografia del centro de caracas.

    ResponderResponder
  6. No, la marcha venia por la av Bolivar, y entro al silencio frente a pajaritos donde estan los tribunales, esa av lleva directamente a la plaza , pasando por el norte de las torres simon bolivar. ¿ya te ubicas?, una marcha tan grande es posible que una parte de ella entrara por la av universidad, pero yo no la vi.
    Recuerdate que en el silencio hay varias entradas al metro, una de ellas, la mas alejada es la del fermin toro, me refiero a la que esta en la av. baralt

    ResponderResponder
  7. Ya va, ya va, venia por la bolivar si, por donde subio no recuerdo como se llama la avenida, pero termina en esa esquina del metrocenter donde cayo tortoza, alli hay una estacion del metro. Entonces quiere decir que la marcha se dividio y venia por dos calles paralelas, es eso lo que dices? Entonces la ruta era subir por la plaza O’leary pero decidieron desviarse por la Baralt. En cual estacion del metro estaban los chavistas? en esa frente a la alcaldia? Porque las unicas estaciones del metro capitolio sobre la Baralt son esa y la que quedo dentro del Metrocenter, las otras dos estan detras, justo por el lado de donde venia la marcha. Digo por que iba a haber francotiradores en el edificio de la alcaldia si la marcha venia por la cuadra de abajo? Y por que se agrupo tanta gente en Puente llaguno si la marcha estaba tan lejos? Ahora me confundiste más!

    ResponderResponder
  8. No adriana, por la calle que pasa FRENTE a los tribunales, creo que termina en lo que es korda moda, pero no estoy seguro, ademas los chavistas estaban en todas las calles. TODAS que subian a la urdaneta, me recuerdo que tambien hubo enfentamientos en la que esta paralela a donde estaba un cine frente a la plaza, Estaban en todas las calles para impedirnos subir.
    Donde la calle que pasa frente a los tribunales termina solo hay que subir una cuadra para llegar a la estacion del metro de la baralt. te tengo que poner un mapa, pero de verdad me da fastidio buscarlo en google
    y si, se dividio en muchas partes, yo quise llegar a la escalera del calvario donde estaba mi cuñado y no pude llegar, de pronto tuve que huir ya que empezaron a bajar GN tirando bombas lagrimogenas y la plaza se desalojo.
    La mayoria de las personas de la marcha jamas llego al silencio, no cabian, y cuando sali huyendo ya todos sabian que nos habian disparado y lo pensaron mejor y se devolvieron, para mi solo llego a todas esas zonas del silencio menos del 20% de todo los que venian

    ResponderResponder
  9. Me imagino (de verdad no se, la mente chavista es un enigma para mi) que estaba en el puente viendo como los primeros que llegaron fueron a la plaza y trataron de subir llegando a la av sucre y como eran tantos se pusieron a ver coo pasaban. Lo que te digo que eramos tantos que cuando no se pudo avanzar mas las personas comezaron a tomar atajos diferentes. Todos queriamos llegar a miralfores fuese como fuese. y por eso se tomaon tantas rutas ya que la principal, la que iba a la av sucre estaba copada

    ResponderResponder
  10. Mi unico recuerdo de esto es el de un amigo que colocaba en el msn: “Chavez HIJO DE PUTA” a raiz de la muerte de una mujer embarazada “por culpa de Chavez”.

    Era yo un niño a penas, pero si tenia un poco de miedo por la caza de brujas, miedo por mi familia. Una incertidumbre del carajo jaja, a saber si los mascachapas eran capaces de tumbar las puertas..

    Ah, y a Carmones en plan Darth Vader, claro :D

    ResponderResponder
  11. Acá tienen un mapa de quién murió dónde:
    http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/11-de-abril/
    Algo parecido fue lo que usé cuando hice las investigaciones para mi novela.
    Cualquiera que siquiera arañe la superficie de los hechos tangibles ese día, se dará cuenta de que ninguna de las explicaciones, del gobierno u oposición, están completas. Nadie puede rendir cuentas de todos los muertos y todos los hechos y ocultan convenientemente ciertas cosas.
    Pronto aparecerá el libro “El silencio y el escorpión” de Brian Nelson, en español. Allí el autor intenta dar cuenta de lo que pasó en Puente Llaguno. Sus resultados son reveladores y tumban la tesis de los francotiradores.
    Pero él no puede dar cuenta de los videos grabados el día antes, o de las explicaciones egocéntricas de González González diciendo que tenían que mantener a Chávez en el país o el plan no funcionaba, o el nefasto programa de Napoleón Bravo el 12 de abril, o por qué los líderes de la marcha no fueron a Miraflores, o el decreto, o Carmona…
    En fin, en este tema sólo hay medias verdades. Mi conclusión personal, después de algunas entrevistas con militares del alto comando y mis investigaciones, es que lo paradójico de todo esto es que no hubo golpe de Estado, hubo varios “golpecitos” de diferentes facciones que se pisaron los pies. Eso fue lo que salvó a Chávez.
    Uno de los puntos de inflexión fue el Fuerte Tiuna (capítulo disponible en mi post #autopromoción). Cuando le pregunté a mi contacto militar al respecto, me dijo, “Vásquez Velasco pifió. Si yo hubiera estado allí, ¿qué hago? Me agarro el poder. Chávez va preso, me lo agarro y veo a quién se lo doy”.
    Es como paradójico que lo que salvó a Chávez fue que Vásquez Velasco era DEMASIADO demócrata, igual que Baduel, y no quisieron seguir a la junta.
    Esta es una de las tantas historias desconocidas del 11A.
    Ah, claro: para más información e historias, COMPRENSE MI LIBRO ;-)

    ResponderResponder
  12. Gracias a por comentar:

    Adriana, yo creo que el país puede reconstruirse pero no creo que pueda hacerse con Chávez en el poder. Tampoco creo en fraudes, genuinamente creo que Chávez no pierde.

    xluis y andreína, gracias por sus recuentos, para mí es muy difícil ubicarme en el centro de Caracas con respecto a Miraflores.

    Vinz,lo que dices de los golpecitos me gusta, es una buena forma de verlo y entender la fractura que terminó por robarse el sentimiento de la marcha original olvidada de la historia oficial.

    ResponderResponder
  13. Si los mapas y todo lo implique ubicación debe ayudar, porque insisto que esa desubicación espacial fue clave para que muchos cayeran y se desatara el caos, los cahvistas estaban en su territorio, hay que aceptarlo y entenderlo, se conocían las callecitas y vericuetos, y aún asi insisten en que la mayoria de muertos fueron de ellos. Ese es apenas un detalle, todo da a entender que hubo mucho desorden e improvisación.
    Por cierto hay un detalle del que me parece se ha hablado poco, y es la famosa carta que Chavez firmó en la que decía que no había renunciado. Hay un documental sobre el soldado que se encargó de guardar y hacer pública la carta, lo transmitieron en VTV un par de veces y me extraña que no haya tenido mas difusión, se llama Un golpe y una carta, lo pueden ver por aqui: http://www.dailymotion.com/video/x8bqrq_un-golpe-y-una-carta_news fue realizado por David Segarra, el español que secuestraron en el barco aquel los israelies hace 2 años. Yo entreviste a David en aquel entonces para YVKE sobre el documental y la historia de ese soldado como él la cuenta es de casi arriesgar su vida por darle al mundo la noticia de que Chavez no habia renunciado. El hombre no queria hablar con nadie, aun teme por su vida, solo se permitio hablar de eso con un extranjero. A mi se me hizo muy fuerte todo el cuento. Otro detalle más investigar bien.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here