Val

0
294

Que desatino del tiempo en mi destino

al encomendarme ingenuo

a tu luz de cielos, a tu corazón mezquino

que hace mucho admiro en mi vagar continuo

 

Que ilusión intoxicante alimenta mi alma

al creer poder realmente amarte

dandole forma a mis versos, quitandome la calma

mientras [email protected] va con sus besos a embriagarte

 

Que tonto y candido pensar

en mover mi mundo al lado del tuyo

obviando la gravedad, obviando las distancias

con un falso aliento que se volvio murmullo

 

Que elasticas ideas

que infinita e infantil imaginación

hizo rodar mi cabeza por la insomne noche sin estrellas

dandome esperanza donde solo había quimera e ilusión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here