Yo maté a Simón Bolívar

6
155

Una novela, disponible en línea en Amazon.com. Un intento de construir narrativa de ficción sobre la delgada línea roja de la realidad: el 11 de abril del 2002, o el “nain ileben” (9-11) venezolano.

Una realidad, dos lecturas, dos protagonistas: “Yo maté a Simón Bolívar” está compuesta por dos libros, ying y yang, que se complementan, se entrecruzan, a veces se funden en un solo relato. Los mismos hechos se narran desde extremos opuestos, por lo cual la lectura del libro debe considerarse incompleta si no se aborda “el otro lado”, sin importar cuál lado se ha leído primero.

Dos Historias, dos versiones de los hechos, dos bandos radicalmente divididos y enfrentados a ultranza.

Un solo país.

¿Quién mató a Simón Bolívar?

Acá les dejo la contraportada del libro. Estamos trabajando en la versión física en papel del texto, que reproduce de manera más fidedigna la idea inicial que tracé para el libro, en lo que se refiere a estilo y edición. Este libro “edición de coleccionista”, comprenderá *ambas novelas*, una contra la otra, con dos portadas y ninguna contraportada. El lector puede empezar a leerla desde cualquier “lado”.

En estos días publicaré por acá algunos capítulos representativos, para que puedan ver el estilo y la intención que se avanza en la narrativa.

Contraportada
11 de abril de 2002. En el Centro de Caracas, a escasas calles del Palacio de Miraflores donde se encuentra el Presidente de Venezuela, suceden enfrentamientos armados donde caen abatidos decenas de ciudadanos. La crisis institucional, social y política que le sigue constituye el polémico escenario sobre el cual se teje uno de los proyectos literarios más arriesgados de la literatura venezolana contemporánea.

A través de dos personajes opuestos pero complementarios, la novela Yo maté a Simón Bolívar pasea al lector por los discursos predominantes utilizados por el gobierno y la oposición, a la vez que construye una complicada telaraña de intrigas y tramas diferentes. Valiéndose de una diversidad de estilos tomados de la novela negra, la narración en primera persona, el surrealismo y las mangas japonesas, Yo maté a Simón Bolívar nos presenta un país radicalmente dividido donde se construye una novela que debe ser leída “desde ambos lados”, ying y yang, para ser entendida a cabalidad.

(Yo maté a Simón Bolívar está disponible acá: Ying y Yang)

GD Star Rating
loading...
Yo maté a Simón Bolívar, 4.0 out of 5 based on 5 ratings
Artículo anteriorFilven 2010. ¡Lluvias tristes!
Artículo siguiente-La Gran Ramera y sus Acólitos-
Barman, guía turístico, sirviente y amo de casa, traductor, profesor de lenguas, niñero, encuestador en la calle, extra de películas, vigilante nocturno, obrero de mudanzas, editor de películas, músico de Metro; eso hasta ahora. Aparte de sus incursiones en el mundo laboral, escribió y publicó novelas (https://www.panfletonegro.com/v/2010/11/22/yo-mate-a-simon-bolivar/), colaboró con periódicos y revistas electrónicas y participó en debates y mesas redondas. Hoy en día, colabora con oscuros y desconocidos artistas de todo tipo y añora realizar su sueño, ser dueño de un circo. Por las noches lleva a cabo audiciones para el puesto de “tragadora de espadas” con mujeres de todo tipo. Jamás ha practicado patinaje artístico.

6 Comentarios

  1. Una idea, si no es voluminosa la obra, la puedes poner en un solo volumen y al terminar la primera parte, para leer la otra se tendria que dar un giro de 180 grados para leer la otra, seguro que Cortazar la pondria de esa manera

    ResponderResponder
  2. Qué cómico, eso es *exactamente* como la obra está encuadernada, pero con Kindle hubo que darle la vuelta (metafóricamente). En la edición impresa, que viene pronto, retomaremos esa estructura original, que permite empezar-terminar a leer por cualquier lado.
    Saludos, ya colgaré capítulos seleccionados por acá…

    ResponderResponder
  3. ¡Seguro!
    Me encantaría leer tu análisis. Además, como la leíste saltando entre lados, creo que la experiencia vale la pena ser contada…
    Ahí vamos, poco a poco…
    Un abrazo

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here