Asoescritores Ocaña: Censura e ignorancia

0
94

rr (2)

¿Se imaginan cómo estaríamos hoy si se hubiesen RESPETADO LAS IDEAS de la esclavitud?, ¿qué tal sería la actualidad si la revolución francesa se hubiese callado y sometido, con tal de RESPETAR LAS IDEAS de la opresión y desgracia que sufrían?

Cuando no hay argumentos racionales, ni se aceptan los hechos y la observación de las evidencias: la censura es la opción final. Esta fue la elección más sencilla usada en el grupo: ASOCIACIÓN DE ESCRITORES DE LA PROVINCIA DE OCAÑA Y SUR DEL CESAR, el cual me censuró por medio de su secretario, el Sr. Luis Eduardo Páez, quien me llamó intolerante e irrespetuoso por criticar la manipulación religiosa con un tema concreto (http://on.fb.me/1DmBMzW). En dicho grupo de presuntos “aires intelectuales”, es común ver proselitismo religioso, y nadie llega a llamar “intolerante” o “irrespetuoso” a quien comparta dicha información. También es cierto que algunas veces se comparten críticas religiosas, y todo pasa sin pena ni gloria, pero llegó el día en que compartí una observación sustentada con más argumentos en mi libro, en algunas contradicciones bíblicas, y en la realidad científica e histórica, tocando el tema de la resurrección, ¡y listo!, las etiquetas inquisidoras cayeron sobre este servidor.

Después de dos largas respuestas de mi parte, quienes querían jugar a ser “los ofendidos”, guiados por el comentario del Sr. Páez, nunca demostraron que sus juicios (bastante equivocados) tuviesen algún fundamento. Acto seguido, el señor secretario cambió la privacidad del grupo de Facebook, de público a “cerrado”, por obvias razones, así menos gente podría leer nuestro intercambio (http://on.fb.me/1DWIRxY), donde él solo opinaba y defendía una creencia, y yo demostraba que sus señalamientos no tenían bases mientras le facilitaba bibliografía, estudios como los del doctor Bart Ehrman (http://bit.ly/1DKkq0c), erudito en el nuevo testamento, citas bíblicas, referencias verificables de ideología, estadísticas e historia, que yo mismo he recopilado y resumido en mi monólogo de la evidencia: 1) http://bit.ly/RiYEQ8 , 2) http://bit.ly/1jLxwWN , 3) http://bit.ly/1gpKed7

Frente a la ausencia de argumentos para debatir: me bloqueó, para así finalizar con la eliminación de mi publicación y todo el material y tiempo invertido en la conversación, tiempo y material expuesto en un supuesto grupo de académicos, cuya descripción (que se demuestra es falsa por su censura) dice: “Grupo destinado a promover, impulsar y divulgar la actividad de los autores de la antigua Provincia de Ocaña y de su miembros”.

En otras palabras, el Sr. Páez solo emitía opiniones, yo entregaba pruebas. (En el segundo enlace de este artículo, pueden leer lo único que quedó del intercambio en los comentarios).

Como dato curioso, no puedo dejar por fuera un caso de insolencia bastante pintoresco. Un día después de eliminar mi publicación en la ASOCIACIÓN DE ESCRITORES DE LA PROVINCIA DE OCAÑA Y SUR DEL CESAR, debido a su ausencia de argumentos y razón, contando con el silencio de los directivos, tiene el descaro de publicar una imagen, cuyo mensaje dice así: “Escribir es el único acto de libertad que nos queda”. (http://on.fb.me/1CWGmFf)

¿Saben cuál es el irrespeto? Censurar al otro porque expresa una verdad incómoda. Es una total falta de seriedad y madurez. Ahora, por supuesto que todos sus miembros no comparten esa censura realizada, varios de ellos me apoyaron, pero el silencio de las personas que ocupan los cargos más representativos, fue bastante decepcionante. Por tal razón le escribí al presidente de esta asociación, Jorge Humberto Serna P., reiterando algo muy puntual e importante: el respeto es para la persona, no para sus ideas. Pero lamentablemente, el Sr. Jorge Serna respondió, entre otras cosas, que yo había irrespetado al Sr. Luis Eduardo Páez, cayendo así en el mismo problema de argumentación falaz, en la línea de la mala educación, esa que enseña algo tan equivocado como dañino: si le muestras un error a alguien, si le muestras algo que ignora o que es irracional de su parte, eres un “irrespetuoso”. Pues no. La silla es silla, el Sol es Sol, y la irracionalidad, la mentira y la ignorancia, son eso precisamente: irracionalidad, mentira e ignorancia. Luego de pedirle al Sr. Jorge Humberto Serna que me explicara cuál era mi supuesto “irrespeto”, esperé varios días y, como pasó en mi censura, no recibí respuesta, porque no hay bases para formularla. Por esta razón, decidí escribir este artículo, no recibir una explicación justa, pública, honesta y con fundamentos racionales de la mordaza impuesta en Asoescritores Ocaña, o una disculpa por destrozar mi libertad de expresión, deja mucho que desear.

Los pensamientos, creencias y exposiciones, sean cuales sean, deben debatirse, es así como se pueden sacar buenas ideas, y desechar las que no aportan. Y esto es muy simple: cada quien tiene derecho a creer u opinar lo que quiera, pero no por eso se le va a asesinar, a despojar de sus bienes, a agredir físicamente, la integridad personal está por encima de cualquier creencia e ideología. Por otro lado, en cuanto se ha manifestado una opinión, una creencia, una ideología… lo que usted quiera, ya esta debe ser sometida a discusión, no está sujeta a respeto, pues no es una extensión de su ser, sino que es información que necesita y tiene que ser puesta a prueba. Así es cómo ha funcionado la evolución intelectual, como se han mejorado las culturas, las sociedades, entendiendo que no se debía agredir al exponente, sino atacar intelectualmente, con fundamentos, los mensajes que el exponente entrega.

En Asoescritores Ocaña tienen una filosofía bastante cómoda, sin eficacia, que muestra ignorancia, y además es hipócrita. Allí expresan que se respetan todas las ideologías, creencias, etc., pero claro, siempre y cuando no vayan en contra de una creencia en particular que ellos quieran defender. Para ellos, decir: creo en un elfo de jupiter, es “respetable”, pero decir que el elfo de jupiter no existe, o que no tiene “x” o “y” característica o elemento comprobatorio: no es igual de respetable, y además es muestra de “intolerancia”. ¿Se imaginan cómo estaríamos hoy si se hubiesen respetado las ideas de la esclavitud?, ¿qué tal sería la actualidad si la revolución francesa se hubiese callado y sometido, con tal de respetar las ideas de la opresión y desgracia que sufrían? ¿Y si se hubiesen respetado las ideas de la inquisición y de las cruzadas? No es tan difícil de entender. Hoy la mujer puede votar y gozar de muchos derechos, porque NO RESPETAMOS las creencias e ideas machistas. Ha mejorado un poco la sociedad, porque IRRESPETAMOS los pensamientos de dictaduras, opresión, esclavitud… Y así es todo en la vida, hasta que no entiendan en su totalidad: que las ideas, creencias, ideologías, pensamientos… NO ESTÁN EXENTOS de crítica y no están sujetos a RESPETO, sino a discusión y confrontación, no podremos exigir mejoras educativas. El respeto es para la persona, NO para sus ideas.

Agradezco a todos los que me han censurado: editores de periódicos, profesores, compañeros, amigos, grupos… gracias por reforzar mi punto: sus mentiras e irracionalidad. Pero les tengo una mala noticia, la verdad no deja de ser verdad, solo porque ustedes la censuren.

La realidad y la verdad no son sistemas democráticos, a la realidad no le interesa lo que usted opine o crea, y la verdad sigue siendo verdad, le guste o no.
_Cristhian Meneses.
Twitter: @Chrismewol
Facebook: Cristhian . Menesesm10

– Cristhian Meneses (Colombia, 1985). Escritor, actor, activista y docente. Autor del libro: Notas rebeldes para un mundo sumiso. Disponible en Amazon: http://www.amazon.com/dp/1499371624

GD Star Rating
loading...
Asoescritores Ocaña: Censura e ignorancia, 4.8 out of 5 based on 4 ratings

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here