MAKLED, LA MANZANA DE LA DISCORDIA (O LA POLITICA EN ACCION)

2
52

Muchos creemos que la política es turbia por definición. Esta idea aplica especialmente a la política venezolana. En un país donde el estado es tan enclenque, donde las instituciones parecieran meras fachadas que esconden el medievalismo de las prácticas culturales, resulta muy difícil pensar en acciones transparentes o apegadas al estado de derecho.

Así que, a primera vista, la petición de extradición de Makled por parte de Venezuela, luce más como el intento para que no se destape una olla aun más grande que la del famoso maletín en Argentina. Pobre Colombia. Frente a ambas peticiones -la de Venezuela y EUA- quedo como Paris cuando le pidieron elegir cuál de las dos diosas era la más bella, si Eris (Discordia) o Afrodita.

Con este post solo quiero destacar que cualquier decisión es, necesariamente, problemática. Para decirlo en corto, el conflicto es inevitable, independientemente de la decisión tomada. Veamos:

  • Colombia tiene este pacto de extraditar a los narcotraficantes a EUA.
  • A la vez, y gracias a Chávez y su retropolítica exterior, Colombia y Venezuela mantienen una tensión como nunca antes en la historia reciente.
  • Venezuela se vende como enemiga del “Imperio” (aunque dependa como parásito de él).

Ya solo con estas tres notas, podemos ver la presión de Paris/Colombia. Darle la manzana a EUA implicaba ganarse el odio visceral y enfermizo del comandante. Tropas a la frontera y todo el show mediático que tanto critican los revolucionarios (¡Ah, pero verdad que estamos hablando es de “soberanía”!).

Finalmente, Paris/Colombia le ha dado la manzana a Venezuela/Discordia pensando que, quizás, con este gesto, apaciguaría la ira del Chávez y promovería la curación de las heridas relaciones bilaterales. (Vaya usted a saber que retorcidas tramoyas habrán salido a relucir en la negociación colombo-venezolana. Recordemos que Colombia como estado tiene más consistencia. Aun así, las vinculaciones de los políticos colombianos con la guerrilla y el narcotráfico nos hacen dudar, también, de acciones transparentes por aquellos lados).

En fin, la manzana ha sido puesta sobre la mesa. Ahora EUA ocupará el lugar de Discordia. Su estilo no serán las amenazas, a lo Chávez, sino la coacción a través de los convenios bilaterales que sostiene con Colombia. Eso lo sabemos. La política exterior del coloso del norte es directa y contundente. Ojo por ojo y diente por diente, para usar la imagen bíblica.

Interesante panorama, donde la decisión no ha sido, precisamente, para ahorrar dinero en el pasaje de Makled.

GD Star Rating
loading...
MAKLED, LA MANZANA DE LA DISCORDIA (O LA POLITICA EN ACCION), 3.0 out of 5 based on 4 ratings

2 Comentarios

  1. Salvo la analogía entre el caso Makled y Paris, en estos días estaba pensando exactamente lo mismo: Pobre Colombia…

    Pero hasta hoy estaba casi seguro de que Makled sería extraditado a USA. No voy a gastar mi tiempo y mis neuronas tratando de entender qué habrá pasado allí, aunque si tuviese que apostar por una hipótesis, diría que la extradición cuenta con la anuencia de la Casa Blanca. De pronto USA ya sabe de sobra qué información maneja el presunto narcotraficante y no le encontrará ninguna utilidad.

    A Colombia en asuntos de política podrá tildársele de todo menos de pendeja. Ellos saben muy bien lo que representa USA en materia de seguridad y economía; no creo que hayan sido tan imbéciles como para arriesgar el pájaro que tienen firmemente apretado con una mano para intentar agarrar al centenar que se le pasea por sobre su cabeza: el de una eventual recuperación de las relaciones con Venezuela. Ellos saben que, por mejores que sean sus relaciones con Chávez en un momento dado, la estabilidad de esas relaciones responderá por entero a los caprichos del barinés. De ejemplos de esos caprichos está llena la historia contemporánea de este triste país. Por eso creo -repito- que la extradición de Makled cuenta con el beneplácito estadounidense.

    La extradición de Makled es sólo un caramelo que se le ofrece a un muchachito antojado. Pero de cualquier manera prepárense todos a que Chávez cuente la extradición como una victoria más (¿?) de la revolución bolivariana. Y no sólo Chávez sino tooooodo el aparataje mediático de la revolución: tanto las cadenas como La Hojilla le darán a esa piñata hasta que encuentren una nueva que golpear.

    Y bueno… pobre Makled. Lo que le espera, me aventuro a predecirlo, es un juicio sumario -sumarísimo- como ningún otro, una condena máxima y una única posibilidad de comunicación: con dios, si es que cree en la mitología…

    ResponderResponder
  2. Gracias por comentar! Tu comentario es relevante e iluminador. Yo que pensaba en eso de “piensa mal y acertaras” y termine siendo ingenuo.

    Coincido contigo en todas las ideas que expresas. Respecto a Makled… bueno, tu sabes lo peligrosas que son las cárceles venezolanas, un motín, una cosa, un accidente y ups, se murió antes de hablar. A menos que pague el billete parejo, en cuyo caso sera como dices.

    La política es tan turbia!

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here