Venezuela, el pasado es un pozo sin fondo

0
523

Venezuela, el pasado es un pozo sin fondo
Peatón, el pasado está en usted
No puede encontrarse a sí mismo yendo hacia el pasado. Se encuentra a sí mismo viniendo al presente

Peatón. Debemos tener el animo o intención de hacer en el camino de la vida; de otra forma, simplemente vamos a la deriva; y el animo significa futuro, ¿no? ¿Cómo reconciliar esto con vivir en el presente?. Cuando Usted está de viaje, es ciertamente útil saber a dónde va o al menos la dirección general en la que se mueve, pero no lo olvide: lo único que es real en últimas en cuanto a su viaje es el paso que está dando en ese momento. Eso es todo lo que hay.

El viaje de su vida tiene un animo externo y otro interno. El animo externo es llegar a su meta o destino, lograr lo que decide hacer, alcanzar esto o aquello, lo que, por supuesto, implica futuro. Pero si su destino, o los pasos que va a dar en el futuro , absorben tanto su atención que se vuelven más importantes para usted que el paso que está dando ahora , entonces pierde completamente el animo interno, que no tiene nada que ver con a dónde va o con qué está haciendo sino con cómo. No tiene nada que ver con el futuro sino con la calidad de su conciencia en este momento. El animo externo pertenece a la dimensión horizontal del espacio y el tiempo; el animo interno conciente a una profundización de su Ser en la dimensión vertical del ahora sin tiempo. Su viaje externo puede constar de muchos pasos; su viaje interno soló tiene uno: el paso que está dando ahora mismo. Según se vuelva más profundamente consciente de ese único paso, se da cuenta de que ya contiene en sí mismo todos los demás pasos, asi como el destino. Este único paso se transforma entonces en una expresión de la perfección, un acto de gran belleza y calidad. Lo habrá llevado a usted al Ser y la luz del Ser brillará a través de él. Este es a la vez el animo o intención y el logro de su viaje interno, el viaje hacia usted mismo.

¿Importa si logramos nuestro animo externo, si triunfamos o fracasamos?.

Le importará a usted mientras no haya logrado su animo interno. Después de lograrlo, el animo externo es solamente un juego que usted puede seguir jugando simplemete porque le divierte. Es posible tambien fracasar completamente en su animo externo y, al mismo tiempo, triunfar totalmente en su animo interno. O al contrario, lo que es de hecho más común: ríqueza exterior y pobreza interior, o «ganar el mundo y perder su alma», todo animo externo está condenado a «fracasar» tarde o tempreno simplemente porque está sujeto a la ley de la falta de permanencia de todas las cosa. Cuanto antes se dé cuenta de que su animo externo no puede darle realización duradera, mejor. Cuando ha visto las limitaciones de su animo externo, renuncia a la expectativa irreal de que deberia hacerlo feliz y lo subordina a su animo interno.

El pasado no puede sobrevivir en su presencia, el pensar o hablar del pasado sin necesidad es una de las formas como eviramos el presente. Pero aparte del pasado que recordamos y con el que quizá nos identificamos, ¿no hay otro nivel de pasado dentro de nosotros que está mucho más profundamenteestablecido? Hablando del pasado inconsciente que condiciona nuestra vida, especialmente por medio de las experiencias de la infancia, quizá incluso de experiencias de vidas pasadas. Y además está nuestro condicionamiento cultural, que tiene que ver con dónde vivimos geográficamente y el periodo de tiempo histórico en el el mundo, cómo reaccionamos, qué pensamos, qué clase de reacciones tenemos, cómo llevamos nuestra vida.

Si usted ahonda en el pasado, se convertirá en un pozo sin fondo, siempre hay más. Usted puede creer que necesita más tiempo para entender el pasado o ser libre de él, en otras palabras, que el futuro lo liberará del pasado eventuakmente. Este es un engaño. Sólo el presente puede liberarlo del pasado. Mas tiempo no puede leberarlo del tiempo. Acceda al poder del ahora. Esa es la clave.

Asi pues pues, maneje el pasado en el nivel del presente. Cuanta más atención preste al pasado, más lo energiza y más probable es que lo convierta en una identidad. No interpretre mal: la atención es esencial, pero no al pasado como pasado. Dé atención al presente: preste atención a su conducta, a sus reacciones, malos humores, pensamientos, emociones, miedos y deseos según ocurren en el presente. El pasado está en usted. Si usted puede estar suficientemente presente para ver todas esas cosas, no critica o analiticamente, sino sin juzgar, está manejando el pasado y disolviéndo con el poder de su presencia. No puede encontrarse a si mismo yendo hacia el pasado. Se encuentra a si mismo viviendo al presente.

Asi pues, no busque entender el pasado, por el contrario, sea tan presente como pueda. El pasado no puede sobrevivir en su presencia. Sólo puede sobrevivir en su ausencia.

Un Peatón sin Barreras

Arq.Iván Enrique León Hernández
www.peatonessinbarreras.tk
[email protected]
[email protected]
0412-585-6762
Venezuela-Caracas, 24 de Mayo de 2010.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here