El Solista versus Blind Side: la batalla por la neoesclavitud del cine contemporáneo

¿Es “Blind Side” otro manual de autoayuda?¿Más del cine choronga?¿Un “Sueño Posible” justificado bajo la coartada de “una película basada en hechos reales?¿Un cine oscarizable o más bien merecedor del reconocimiento de los Premios Razzie?Definitivamente, es una firme candidata a ganarse la categoría del “mejor gato por liebre” del año. Entérese por qué, a continuación. Bienvenidos a la secuela, de carne y hueso, de “La Princesa y El Sapo”. Es el renacimiento de la estética Disney.

Primero, como una versión edulcorada de “Precious”, se pretende un alegato contra el racismo. Pero en realidad lo refuerza, al satanizar a la comunidad afroamericana como un gueto sin salida( por su propia cuenta). La única alternativa para el protagonista, Big Mike, radica en descubrir el afecto y la redención social de la mano de Sandra Bullock,quien responde a su complejo de culpa al adoptar al niño de color, como si fuese Angelina Jolie en una cruzada altruista por el tercer mundo. Una variante posmoderna del mito maternal y paternalista del buen salvaje rescatado de la selva por el hombre civilizado, con alta conciencia por la diversidad étnica.

En pocas palabras, se trata de la reafirmación de una tesis caduca y anticuada, casi irrespetuosa, donde la emancipación del “negro” pasa, obligatoriamente, por el amparo del proteccionismo blanco, más allá del estado del bienestar. Entonces, el “american dream” sigue explotándose como consuelo y ficción compensatoria, en tiempos de adversidad económica, para contener el ánimo de frustración de las minorías.

Segundo, en tal sentido, el film es la plasmación de la teoría de Obama hecha fantasía virtual de Hollywood. Con trabajo y tesón, afirma el guión la obra, se pueden alcanzar las metas y romper las barreras de clase. En paralelo, la pieza recupera el tema del cuento del patito feo,para describir el proceso de maduración y ennoblecimiento del pequeño gigante, de origen tarzanesco, gracias al cobijo de la familia acaudalada.

Por ende, el mensaje de fondo, como me dijo la China con respecto a “Precious”, aboga por el aburguesamiento del muchacho de la partida, como tabla de salvación ante el descalabro de su comunidad marginada.

Según mi colega, dicha moraleja etnocentrista se equipara con la ideología de cualquier reality show, incorporado por chicas y chicos recogidos del guetho. Verbigracia, el programa de “Fifty Cent” transmitido por cable. Allí le enseñan al negro a renegar de su condición, de su lenguaje, de su manera de vestir y de su cultura, para adaptarse a los códigos de distancia y categoría de la aristocracia anglosajona, a efecto de garantizar su entrada al reino de riqueza, el éxito y el reconocimiento colectivo.

En “Blind Side” ocurre lo mismo y a la enésima potencia, mientras se dibuja el contexto del personaje con tintes de inframundo decadente. Sus amigos del guetho son una cuerda de holgazanes, de bandidos de poca monta, y encima, su madre tampoco representa mayor alternativa u oportunidad de encontrar la ansiada independencia profesional.

Para Big Mike, es preferible quedarse con la señora de los suburbios, en estado de catatonia y pasividad, en lugar de arriesgarse a reconstruir su hogar, al lado de los suyos. Por lo demás, una respuesta de lo más sencilla al tema de la pobreza, la orfandad y el desamparo. Es como el duplicado siniestro de la situación de Haití.    

Por último, el sistema escolar vuelve a servir de plataforma de lanzamiento, de catapulta, para la proyección de la agenda deportiva del héroe martirizado, en otro cliché típico de la industria. Sea a través del baloncesto o de la pelota rentada, el personaje afroamericano siempre descubrirá en el escenario atlético una manera de abrirse camino en el campo laboral.

Sin embargo, Hollywood nos echa el cuento real por la mitad,  porque la cruel verdad es diferente: por cada historia de éxito a lo Big Mike, se suman no menos de 100 relatos de fracaso en la durísima arena de competencia, por escalar a los puestos de honor de la NBA y la NFL.

Ciertamente, la odisea de Big Mike sucedió, y es muy bonita, y es muy constructiva, y es muy inspiradora, y es muy aleccionadora para los adolescentes desesperados de hoy en día. No obstante, ella se utiliza, al final, como una cortina espesa, para ocultar el auténtico dolor de las víctimas del sistema, de los perdedores ,de los descartados y de los olvidados.

En contraposición, surge una película más sincera y digna, aunque no menos tramposa, llamada el “Solista”, donde la música hace las veces del deporte para otro Big Mike recogido de la calle, por la voluntad compasiva de un equivalente masculino de Sandra Bullock, interpretado por Robert Downey Junior.

La enorme diferencia con el caso anterior, estriba y radica en eludir el tono demagógico, hasta cierto punto, con el propósito de apegarse a una lectura honesta y sincera del fenómeno de la indigencia.

“El Solista” esquiva la ilusión de erigirse en la “Tocar y Luchar” de la zona roja de Los Ángeles, en cuanto se limita a describir la evolución de su personaje, de cara un futuro incierto, donde la música lo calma, pero no lo redime del todo de su sintomático padecimiento esquizofrénico.

En lugar de despedirnos con un happy ending por todo el cañón, la película nos abandona en un terreno de incertidumbre, con informaciones cruzadas y sentimientos encontrados. Nos alegramos por la aparente recuperación del mendigo y de su protector. Sin embargo, nos enteramos por una leyenda, de la magnitud del problema de la mendicidad en Estados Unidos, aun sin resolver.

Así, el film evoca la dramaturgia de tratados populistas como “Shine” y “Una Mente Brillante”, con la intención de revistarlos desde adentro. De ahí la escogencia del alter ego de Ray Charles, Jaimee Fox, para el papel del solista de la trama.

El director supera con creces el trabajo de su camarada en “Blind Side”, al deslastrarse del enfoque clásico del biopic de televisión, para decantarse por sus derroteros audiovisuales de costumbre: planos secuencia de alta factura, montajes intelectuales y una puesta en escena dominada con pulso, salvo cuando se va de rosca con el metraje y opta por estirar el argumento en demasía, al compás de unas prescindibles imágenes poéticas de la ciudad( con solo de cuerdas incluido como telón de fondo para el vuelo de un par de palomitas).

En resumen, preferimos al “Solista” por encima de “The Blind Side”, por su ausencia de dogmatismos, por recordarnos a la increíble “The Fisher King”, por hablarnos del valor de la amistad, por dejarnos con un sabor amargo de derrota y por carecer de apoyo promocional frente a la colosal campaña de publicidad de su rival en la cartelera.

Una es el espejo invertido de la otra.

Una miente de principio a fin.

La otra también lo hace pero, al menos, ofrece una radiografía pesimista de una realidad censurada por el cine espectacular.

En ambos casos,por cierto, extrañamos la presencia de un realizador afroamericano en la sección de créditos.

¿Regresamos a la época del cine confederado, cuando los blancos interpretaban la miseria de los negros?

¿Son sendos guiños complacientes a la nueva gestión demócrata?

¿Son caballos de Troya de Hollywood para conquistar a la Casa Blanca de los Obama? 

Decidan ustedes en el foro.

Nos vemos pronto.

GD Star Rating
loading...
El Solista versus Blind Side: la batalla por la neoesclavitud del cine contemporáneo, 2.7 out of 5 based on 6 ratings

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo
Autores

14 Comentarios

  1. The Goddamn Devil dijo:

    bueno Sergio no puedo estar mas de acuerdo contigo…
    hay un detalle con esa clase de cine, es que parece que no puede haber un punto intermedio con relacion a los negros en los United, o son salvados por la mano poderosa e interesada del capitalismo y la caridad hipocrita, o sencillamente el pobre se hunde en las sombras de la delincuencia, por no hablar de todos esos que casi se salvan por si mismos, pero el “destino” los agarra
    The Blind Side salvamos al carajito hijo de Sandra Bullock que es un tripeo, auqneu sea mucho te tipo final feliz, Sandra para los papeles que ha hecho no esta mal…
    y del Solista, bueno la interaccion Foxx y Downey Jr. es genial y es verdad, es mucho mas honesta que la primera… eso s prefiero a cualquiera de las dos antes que Precious…
    igual Hollywood nunca ha sido de esa cosa de acercarse a la realidad, no es que no vende, pero a alguien parece que le conviene tener a la gente adormecida,algo así como aqui con Venevisión que por cierto es muy sospechoso que pase la verdad incomoda en su programacion del domingo…ahora que ocultaran???
    saludos men muy bueno

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Sergio M. dijo:

    Gracias a tí por el feed back, y por el comentario. Tienes razón con lo de la química de los dos. Muchos saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  3. frank dijo:

    “para ocultar el auténtico dolor de las víctimas del sistema, de los perdedores ,de los descartados y de los olvidados”.

    Algún día nos levantaremos y arrasaremos con todo ese mundito falso y estúpido de los “ganadores”. Lo volveremos cenizas.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  4. Sergio M. dijo:

    Gracias por comentar, Frank.Muchos saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  5. vforte dijo:

    Hola Sergio.

    Completamente de acuerdo contigo en lo que respecta a Blind Side. No puedo decir lo mismo de El Solista, sencillamente porque no la he visto todavía.

    Sólo una cosa. Con respecto a tu pregunta: “(…) ¿Regresamos a la época del cine confederado, cuando los blancos interpretaban la miseria de los negros? (…) “; yo creo que no. En mi opinión, que no haya “afroamericanos” en los créditos no quiere decir nada. Dice lo mismo que no hayan chinos, por ejemplo. No creo que las temáticas estén destinadas a una raza en particular. El hecho de que exista BET TV o directores como Spike Lee, no implica que siempre deba ser así, o que, de no serlo, estamos ante la presencia de blancos caucásicos suplantando a los negros. Sería como decir que los negros conocen su historia mejor que nadie y que sólo ellos pueden contarla bien. La otra cara de la moneda. El resumen del fenómeno etnográfico racial de la sociedad americana.
    Muy bueno tu escrito.
    Saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  6. Martha Beatriz dijo:

    Hola Sergio,

    Por fin opino de algo que vi ;)

    Si bien sigo tu tema de “el dilema afro-americano”, tengo que estar en desacuerdo con tu punto de vista en “El solista”. Tengo la impresión que se va mas allá de la raza y realmente intenta reflejar lo relativo a los enfermos mentales y su problemática (en este caso la mendicidad porque ya no hay nadie – ni familia, ni Estado – quién te tolere/asista). “Suerte” de este personaje que toca un instrumento musical, porque en la mayoría de los casos no hay ningún “treat” especial que haga que sean vistos dos veces con consideración, ni siquiera con lástima, mas bien son vistos con asco.
    Este es un problema severo en los Estados Unidos que se agravó considerablemente con la depresión, y todas las razas están involucradas. Los paliativos son como los que muestran en la película, pañitos calientes, que no combaten la falta de hogar, ni tratan la enfermedad mental/física.

    En lo que si concordamos es que la película se alarga sin necesidad, quizás con la idea de humanizar una realidad que dice mucho de como es la verdadera naturaleza humana.

    PD: No puedes haberme visto en Caracas, vivo y no he salido de la corrupta Miami en mas de un año ;)

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  7. Sergio M. dijo:

    Disculpa, me confundí de persona.

    Con respecto al tema de la esquizofrenia, no existen mayor discordia, estimada. En efecto, tienes razón en lo que dices. Sin embargo, creo que el fenómeno de la locura, es muy complejo como para reducirlo al esquema de “El Solista”. Naturalmente, la película tiene buenas intenciones. Pero difiero de su moraleja redencionista a través de la música. Ya hemos visto demasiadas películas por el estilo.

    En cualquier caso, muchas gracias por comentar.
    Seguimos en la discusión.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  8. Sergio M. dijo:

    Estoy de acuerdo, Vforte. El tema no le compete únicamente a la comunidad afroamericana. Sin embargo, la ausencia de alguno de sus representantes en la sección de créditos, no deja de ser sintomática y curiosa.
    Gracias también por comentar.
    Muchos saludos.
    Seguimos en la discusión.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  9. Puma dijo:

    ¿Y qué pasó con Zamora? aún faltaban dos capítulos ¿o no?

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  10. Sergio M. dijo:

    Sí Puma. Disculpa por el retraso. Ahora estoy trabajando en el capítulo 29. Cuando lo termine, lo publico. Intentaré no demorarme más de dos semanas. En cualquier caso, cuando lo tenga listo, le haré promoción por aquí. Saludos!

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  11. Antonio dijo:

    No entiendo como alguien con un mínimo de capacidad intelectual puede gastar “polvora en zamuro” criticando ese tipo de cine, paja intelectualoide y nada más, metéle el pecho a las películas basadas en los libros de Stieg Larson, a ver como te va, ahh perdón, en el monte donde vives aún no han llegado esas películas y dudo que lleguen.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  12. Sergio M. dijo:

    En el monte vivirás tú que crees que Stieg Larson es una gran cosota. ¿Lo acabas de descubrir, acaso? Te felicito. Ya eres uno más del montón. ¿De dónde eres, de Macondo? ¿También te emocionaste cuando llegó el hielo por allá?Te veo fallo con tu síndrome de realismo mágico.
    Ojalá puedas salir de la aldea.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  13. WAWA dijo:

    hahahhahahahaha no puedo con la alta intensidad de sus palabras, es usted un buen escritor de artículos para gente boba, “si esta bien escrito, es verdad” en vez de criticar películas de las masas, viendo q usted es amante del séptimo arte, le invito a ampliar su gama de directores ….ver las pelis de Spike Lee…
    a relajarse, lee un libro de Jodorowky o de Gibran o el Tao….

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  14. Sergio M. dijo:

    Amiga, me limito a escribir sobre lo estrenado en la cartelera. Deje usted su intensidad. Cuando llegue la última de Jonze a las salas nacionales, hablaré de ella. Tiempo al tiempo.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

Para insertar una imagen, escribe
<img src="https://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

*

Top