Estreno de Zamora en el Teresa Carreño: una telenovela personal en tres tiempos

24
157

Primer capítulo: el Señor Cobranza cabalga de nuevo.

4605pos

Hace un par de años, recibí clases en postgrado de periodismo de infiltración. Allí aprendí diferentes técnicas para desarrollar mi trabajo como reportero, como crítico de cine y como documentalista. Fue una clase increíble con una profesora de primera, cuyo nombre me reservo por razones obvias. Entre infiltrados trabajamos así, desde las sombras y en el anonimato. No importa el quién, decía ella, sino el “por qué” de las cosas.

“Sean humildes, siempre luzcan ingenuos, pasen desapercibidos, eviten polemizar con la fuente, jueguen en el mismo terreno del adversario, busquen mimetizarse con el ambiente de investigación,vacílense una de detectives, pero nunca pierdan su identidad”, acotaba, semana tras semana.

descargar-pelicula-los-infiltrados-the-departed

Yo la escuchaba con atención, de manera obediente y jamás la contradecía. Para mí, era y es un faro de Alejandría para ejercer el oficio en Venezuela. Por eso, casi nadie la conoce en el medio, aunque muchos la hayan leído sin saberlo, a través de nombres y pistas falsas.De ahí proviene su gloria.

Precisamente, la recuerdo con cariño ahora y la traigo a colación para empezar, con una nota de color personal, mi crónica sobre el estreno de Zamora en el Teresa Carreño, donde pude aplicar mis conocimientos adquiridos en la materia, gracias al apoyo de mi mentora.

conversation

Todo arrancó de forma inesperada, el viernes a las dos de la tarde, después del almuerzo. Unos colegas increíbles, me habían secuestrado a mí y a mí socia(La China), para ir a comer Chino en la Florida, a precios solidarios. Yo, como siempre, quería matarme el hambre con el McCombo del día, salir corriendo y seguir en la faena de edición hasta las cinco y media de la tarde con La China.Así es, por lo general, mi rutina deshumanizada de horario completo.

Pero, por fortuna, mis compañeros me convencieron de lo contrario: “asco, pana, ¿McDonalds? Olvídate de eso, vamos a poner los pies debajo de la mesa. Por el Chino vas a pagar lo mismo y vas a quedar mejor. Además, el pan es la merma”.

En efecto, no se equivocaron. El pan vino caliente, la ración estuvo súper(Size), el Nestea vino por jarra con hielo, y la conversa tan sabrosa como el condumio, entre picante, ligera, fresca, agridulce y con una pizca de soya. Al final, cubrimos la cuenta, muertos de la risa, y los chinos no nos pusieron mala cara por pagar con Cesta Ticket, como en el San Ignacio o en ciertos restaurantes esnobistas de la Castellana y los Palos Grandes.

A propósito, si quieren comer divino con Cesta Ticket, les recomiendo “Entre Panes”, un sitio maravilloso, sin pretensiones, y con una atención bárbara, al extremo de lo inverosímil. El éxitazo gastronómico del 2009, justamente al lado de “Evios Pizza”(lugar de referencia para los Poetas en Tránsito).

En cualquier caso, salimos del restaurant Chino y nos sentamos afuera, en una acerita al borde de la calle, a hacer la sobremesa mientras esperábamos un pedido para llevar( para otro colega del trabajo).

En el instante, yo aproveché para darme una caminata nerviosa de digestión por la zona, en dirección al McDonalds de la Florida. Por un extraño motivo de atracción infantil, las M doradas siempre marcan y definen mi destino.

Hoy en día, me siento bien confundido con la vida y con mi lugar en el mundo. Fui víctima de un violentísimo “Secuestro Express” a lo “Camino a Guantánamo”, cumplí 33 años y entré en una profunda crisis existencial, profesional, emocional y sentimental. Pero de algo sí estoy seguro: “McDonaldssss me encantaaaaa”, como diría Pedro Penzini Fleuri. Y no es coba o ironía. Me alimento allí, en promedio y como mínimo, dos veces por semana. Aunque sea unas papitas o un “Sunday”, me zampo cuando le cojo idea a la franquicia. Entonces, ya lo sabes, JRD: ¡con mi McDonalds no te metas, brother! Además, ¿qué haría el barrio adentro sin “McDonalds”, sin la cajita feliz, sin los muñequitos de la Disney, de colección? Ojalá, no saquen la versión chavista, como en Cuba con “Burgys”, aquella consecuencia desastrosa del período especial en el estomago de los isleños. En el 98, fuimos, comimos y salimos con dolor de estomago de allí, por culpa de las tristemente célebres “papas lalgas” del establecimiento. Frente a eso, me quedo con “McDonalds”, pues. Incluso, prefiero un combo a un cena de lujo en el “Habana Libre”, donde sirven la peor comida del caribe. Dígalo ahí, JJ.

Sea como sea, iba arrastrando los pies por la acera, cuando levanté la vista de reojo y una imagen dentro de un kiosquito robó mi atención. Era un titular a cinco columnas, un tanto exagerado para mi punto de vista, acerca de un lanzamiento cinematográfico de la Villa del cine: hoy se estrena “Zamora, Tierra y Hombres Libres”, con la presencia de su director, Román Chalbaud, en la sala del Teresa Carreño. Según fuentes extraoficiales, el presidente Chávez planea asistir a la función”.

De inmediato, me mordió el gusanillo de la curiosidad, seguido por un llamado telepático o inconsciente de mi profesora: “Cobra, Cobrita, ¿vas a pelar ese boche, men?, deja la flojera. Va a estar el presidente y todo, a su regreso de Venecia. Yo sé que es viernes negro y quieres salir a desahogarte y a desconectarte con los panitas, pero algunas veces, la obligación es lo primero. Además, es una película y a ti te gusta el cine. ¿Qué puede tener de complicado? Para ti, más que un trabajo, va a ser una diversión. Piénsatelo, brou.”

De facto, me detuve a meditar por un minuto: “ suena bien,¿ pero cómo voy a entrar? Y si entro y escribo, ¿a quién se lo mando, si nadie me quiere publicar? Ya intenté en aquella revista donde tengo un pana, y nada. En aquella otra no me quieren ver ni en pintura. En aquel periódico, ya me cerraron las puertas. En fin, ¿para qué tanto esfuerzo? ¿Y si lo publico en panfleto? En panfleto sería lindo, además aprovecharíamos para darle otra lección de humildad, de periodismo alternativo a la prensa mainstream. Pues sí, pana. Panfleto se lo merece, a sus diez años. Voy a trabajar de gratis para panfleto y para sus lectores, porque ellos sí me respetan ,sí me valoran y sí me dejan expresarme en libertad. Plomo al hampa. Voy por ti, Chalbaud. Voy por ti, mi Comandante.El Señor Cobranza ataca de nuevo”.

Esta historia continuará con el capítulo 2 dedicado al desarrollo del evento…

La tercera y definitiva emisión girará en torno a mi análisis de la película…

No se lo pierdan…

No quiero comiquitas…

No quiero fraudulencias…

Se lo van a tripear un kilo…

Se los garantizo. 

GD Star Rating
loading...
Estreno de Zamora en el Teresa Carreño: una telenovela personal en tres tiempos, 3.8 out of 5 based on 12 ratings

24 Comentarios

  1. Gracias por estar pendientes!
    Estoy de fin de semana y quiero relajarme un pelo!Jugar basket, montar patineta, darme una vuelta por ahí, sin rumbo…
    A más tardar el lunes, vengo con la segunda parte!
    Muchos saludos!

    ResponderResponder
  2. Entre la descerebración del argumento Mac Donalds y el de gentes que uno lee a diario como Lina Ron (posible candidata para el 2012, si es que logra revelarse ante su mesías machote); de pana que uno dice: Vzla tiene el gobierno que se merece.
    Mierda, mierda en Mc Donalds, mierda patriótica, mierda en silicón, mierda en todas partes… Dígame esto: este niño debatiéndose entre el Zamora Bolivariano del TTC y el Mc Donalds… de pana, el cuadro es lamentable… drama en varios y muchos actos… Puccini y hasta Sófocles se quedan locos pues, no hay tanto patetismo!!!

    Pura balurdez y pura comedera de mierda. Abráse visto tanto jalabolismo a Mac donalds… una vaina que destila carne muerta lon time ago, y que exhuda anti vomitivos a granel…

    Verga pana, la cotufa en la cabeza ni siquiera se hizo cotufa, esa semilla se chamuscó antes de tiempo. No pudo madurar. De plano, se quemó.

    Así estaremos de mal que tu antesala a la crítica de una película igualmente patética, es una oda a Mac Donalds. Definitivamente será muy jodido en Vzla, sacar a Hugo Chávez Frías.

    ResponderResponder
  3. Lupe,Lupe…Pobrecita…No tienes idea de nada.
    ¿Tu no vas a enseñar a salir de Chávez, entonces?
    Está bien.
    Ya voy por mi combo.

    ResponderResponder
  4. Tal cual, men!
    Lupe, una recomendación de pana: intenta tomarte las cosas de otra forma…no de modo tan literal y obtuso…en cualquier caso, bienvenida a la discusión…

    ResponderResponder
  5. yo tambien soy un fan del mac donald, es una comida completa, tiene carbohidratos, proteinas, vitaminas y grasa, en cambio se va a comer suchi y no es tan completa la comida. no existe comida basura, existe comida en malas condiciones y en buenas. Ese termino comida basura fue creada como una manera de descalifacar la comida rapida, ya que muchos pedieron y pierden mucho dinero gracias a cadenas como el Mac donald, aunque el valor alimenticio sea similar al de una comida francesa, pero sobre todo las hamburguesas, Tienen un balance alimenticio superior a muchas comidas consideradas de Gourmet, o como se escriba esa vaina

    ResponderResponder
  6. Te dedico esta: http://www.noticierodigital.com/?p=52047

    Después del comentario de Luis sobre las propiedades nutritivas de Mac Donalds, no hago sino corroborar que tendremos Chávez pa rato; y que seguro su popularidad de más del 50% luego de diez años de gobierno, se disparará. Al lado de tanta ignorancia y el vacuo esnobismo de ciertos venezolanos Chávez es Descartes.

    ResponderResponder
  7. Ya me lo había leído, mi amor, en la mañana con el café.
    ¿Tulio es uno de tus referentes, mi vida?
    Sin duda, tienes razón.
    Tenemos Chávez para rato.

    ResponderResponder
  8. caramba, lupe, esa es la opinio de tulio, no tuya ¿careces tanto de argumentos para llamar al resto ignorantes que tienes que apelar a la opinion de otras personas?
    y ¿como sabes que eso que dice es cierto?
    ¿Un palpito?
    ¿simple instuicion femenina?
    ¿lo leiste en el tabaco?
    ¿alguna relacion sentimental frustrada?
    O dios te dijo en el oido que esa era la verdad pura, desnuda y descarnada, y que cualquiera que osara ir contra ella, era no solo un infiel, si no tambien ignorante.
    “estamos mal, pero vamos bien”

    ResponderResponder
  9. Esperando la segunda parte. The Empire Strike Back.

    Por otra parte, y esto no tiene nada que ver (aunque, pensándolo bien, sí) la autocensura radial continúa: http://li.co.ve/l1

    Definitivamente, vamos a tener que coger consejo de la profesora de Sergio: “Sean humildes, siempre luzcan ingenuos, pasen desapercibidos, eviten polemizar con la fuente, jueguen en el mismo terreno del adversario, busquen mimetizarse con el ambiente de investigación,vacílense una de detectives, pero nunca pierdan su identidad”

    Pronto, será la única forma de hacer periodismo por estos lares.

    ResponderResponder
  10. Jajajajaja, luis, na guará. Será que estudiaste en la universidad de la hamburguesa. No sé si eso fue un comentario irónico, de ser así te quedó buenísimo, sino, como dirían Mafalda y Manuelito: “Pobre”.

    ResponderResponder
  11. Sergio basta de promesas, queremos la segunda parte, la ansiedad me corroe! Dame letra brooooo!

    ResponderResponder
  12. La segunda, Carlos? Ya voy por la novena parte, mi pana. Busca bien en la página, para que sigas el hilo de la publicación. Ahora es una telenovela por tiempo indefinido. Espero que te guste.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here