Los Mejores Programas de Televisión de la Década

Ya una vez comenté en este espacio lo fútil que me resulta el prejuicio hacia la televisión. Hoy, cuando el puto siglo XXI está llegando a su primer decenio, todavía hay gente que, cual intelectuales de finales del siglo XIX, ven en la televisión a un monstruo alienante que debe ser controlado antes que acabe con nosotros. Personalmente, creo que la tele tiene mucha mierda, pero también tiene cosas grandiosas.

Algo que hay que entender es que le tv no es tan fácil de hacer como podría pensarse. La idea de llenar 200 capítulos de una hora, con material que resulte coherente, es un reto. Y ojo, estoy hablando de coherencia, no digo excelencia. Muchos programas de televisión (vean la lista para ejemplos concretos) alcanzan una profundidad psicológica y argumental, que ya envidiarían para sí, algunos de los mejores libros, obras de teatro o películas.

Como procuro no cultivar los prejuicios (o al menos no los mismos prejuicios de la mayoría, yo por lo menos tengo prejuicios distintos), diré: he visto más televisión que películas, he visto más televisión que leído libros, he visto más televisión que obras de teatro; de lo que no estoy seguro es si he visto más televisión o he escuchado más música.

Sea como sea, he aquí un listado (personal y parcial, por favor no jodan) de los que creo que han sido los mejores programas de televisión de esta década. Aclarando que no se trata exclusivamente de programas estrenados en el periodo 2000 – 2009, hay programas estrenados anteriormente, pero que tuvieron en estos diez años temporadas memorables. Como siempre, si les parece que mis opiniones son un mierda, dejen su lista en los comentarios, o regístrate y publica tu propia lista.

10 — The Big Bang Theory — (2007 – … ) — CBS (USA) Warner Channel (Latinoamérica)

Todo un caballo de troya (Pratt, dixit), subestimada y despreciada a primera vista por tratarse de un sitcom más (risitas grabadas incluidas) del montón. Pero una vez superado el prejuicio inicial, uno descubre la verdadera esencia de esta serie. Leonard, Sheldon, Kootrapali y Wollowicz, representan a una generación de inadaptados y mediocres, de personas con miles de contactos en Facebook y ninguno en la vida real.

Sheldon, vendría a ser el extremo: un personaje insensibilizado ante el mundo y reducido estrictamente a su raciocinio. Leonard, en cambio, vendría a ser la contracara, el tipo que sin poder adaptarse, al menos hace el intento, fracasando siempre, claro está. Es una lástima que por momentos, especialmente en la segunda temporada, los guiones flaqueen y cedan ante el gag fácil y predecible. Pero, cuando los guionista quieren, logran hilar un humor fino, inteligente y medianamente corrosivo, aunque nunca lo suficientemente duro como para alejar al gran público. Es decir, no es South Park, pero es mucho más que Friends.

Siempre he creído que la vanguardia que se anuncia como tal es aburrida. Genial, es cuando un programa logra, usando los medios del mainstream y los códigos más comerciales, colar ideas y propuesta realmente interesantes. Quise abrir con esta adrede, ustedes dirán si estoy meando fuera del perol.

9 — Plomovisión — (1999 – …) — Globovisión.

El día en que los dirigentes de oposición (ja, ja, ja) entiendan lo que Johnny Ficarella hace
¿hacía? con este programa, les irá mejor.

En un canal donde lo único que hay son políticos pajúos, hablando paja y fanfarroneándole a Chávez las 24 horas del día un periodista entiende que el verdadero periodismo es más que traer una vez al mes a Argelia Ríos y preguntarle, ¿cómo ves al país, Argelia? Más, cuando la tipa termina respondiendo, bueno, lo veo mal, con este rrrrrrrrrééééééééégimen regalando plata a la gente en vez de darles trabajo, promoviendo la vagancia y blah, blah, blah.

Ficarella es el único tipo serio que trabaja en el canal 33. El único que patea cerro parejo, el único que se mete al último barrio a preguntarle a la gente como les va y cuales son sus problemas, dándole voz a variopintas representaciones de la gente auténtica y no solo a las catiras de Chacao, con su mandibuleo cocainómano. Este sí es el periodismo que le duele el gobierno, el que le tumba la careta y lo muestra desnudo, el que se ubica en la acera del frente, no para entrevistar a los encorbatados que se le oponen, sino para mostrar los rostros de sus votantes decepcionados porque se les cayó el rancho, porque no tienen agua, porque una banda los tiene acoquinados, o porque en los baños de las escuelas donde estudian sus hijos sacaron una culebra de cinco metros (la imagen, a dos años de haberse transmitido, no se me sale de la cabeza).

8 — Family Guy — (1999 – …) — Fox (USA) – FX (Latinoamérica).

Es triste haber crecido con Los Simpsons y ver la mierda en que se han convertido. Y es que aunque Casciari diga lo contrario, es obvio que más allá de que el público se haya vuelto exigente, Los Simpsons, han perdido mucho nivel y mucha fuerza. En Latinoamérica, además, el programa no es el mismo desde la quinceava temporada, cuando despidieron a los actores que hacían las voces originales y acabaron con la personalidad del programa. Siempre desprecié Padre de Familia, no solo por ser un plagio descarado de la familia de Springfield, sino porque la fórmula que seguían me parecía facilista y mediocre. Mientras los amarillos tienen una historia coherente, un guión elaborado, y han logrado algunos de los mejores capítulos que haya visto en serie alguna, en Family Guy no seguían ninguna línea argumental, era el gag lo único que importaba, siendo la historia algo secundario que llevaba al gag y no al revés. Pero a medida que le daba una y otra oportunidad, más iba entendiendo la genialidad de la serie. Poco a poco Family Guy ocupó el espacio de Los Simpsons en cuanto a humor subversivo, atentatorio contra el American Dream, ése espacio que King of The Hills (por citar un ejemplo) nunca pudo llenar. Las últimas tres temporadas han sido salvajes, memorables, absolutamente ofensivas.

…Por cierto, esta lista es mucho peor a cuando Oscar Pérez y yo esnifamos cocaína en casa de Juan Barreto…

7 — Sex and the City — (1998 – 2004) — HBO.

La cagaron feo con la película, un film conservador que negaba todo el discurso de la serie, por eso me lo pensé bastante antes de ponerla aquí. Sexo en la Ciudad es una defensa del hedonismo, de la insensibilidad capitalista, de la promiscuidad y el individualismo. Cuatro treintonas, solteras, profesionales exitosas pero mujeres fracasadas en asuntos amorosos, se pasean por Nueva York regodeándose en su vanidad y superficialidad, sintiendo poco o ningún remordimiento, y en el camino, filosofando sobre el amor, la vida y las relaciones de pareja.

Sex and the City es como un libro de autoayuda para sifrinos, narrado por Carrie Fisher (Sarah Jessica Parker), una versión posmoderna y consumista de Paulo Coelho, sin el tonito pavoso y aleccionador del brasilero. En paralelo, Samantha (Kim Catrall), el mejor personaje de la serie y la mejor actuación también, se declara liberada sexual, se acuesta con cientos de hombres sin sentir el dolorcito emocional que aqueja a las protagonistas de las telenovelas de Leonardo Padrón.

Con el tiempo, la fórmula fue adoptada en series mediocres como Lipstick Jungle, y en Venezuela las Wannabes caminaban en grupitos, ataviadas con ropita comparada en Zara’s, atravesando el Centro Comercial Sambil creyendo que era la Quinta Avenida. Se les veían las costuras, por supuesto.

6 — The Daily Show With Jon Stewart — (2000 – …) — Comedy Central (USA) Cnn International, Sony, y sobre todo, internet (Latinoamerica)

Nunca he entendido el culto a Letterman, ni a Leno, ni a ninguno de los stanupcomedyseros que hacen late night shows en USA. Será un asunto generacional, pero eso de un tipo parado echando chistes malos no es lo mío. Sin embargo, aunque Stewart usa la misma fórmula, lo hace con inteligencia.

Imitando un noticiero, incluido el set, Stewart se caga en la madre de todo el mundo.

El humor de Stewart funciona porque no es pretendidamente inteligente, como si lo es el del a veces insoportable Bill Maher (pronto hablaré por aquí de su documental Religious y explicaré con calma a que me refiero). Stewart se limita a señalar lo obvio, y a hacerlo con agilidad mental y mucho humor negro.

Su mejor etapa la vivió en épocas de George Bush, cuando su ácido estilo apuntaba a desmontar las patrañas belicista del clan de Powell, Rumesfield, Rice y Cheney. Igualmente la etapa de la campaña electoral Obama — Mc Cain fue memorable. Especialmente como Stewart dejaba claro que el racismo en EE.UU. está vivito, solo que se ha convertido en una discriminación políticamente correcta. Con la llegada del negro a la Casa Blanca el tipo ha perdido un poco de pegada, no sé, es demasiado complaciente con los demócratas en el poder.

5 — Californication — (2007 – …) — Showtime (USA) Warner Channel (Latinoamerica)

Un Bukowsky light y de buen corazón, un Arthur Miller que se preocupa por su hija, un Chuck Palahniuk que vende menos y tiene menos marketing, un Hunter Thompson menos intoxicado. Imaginemos a un Adriano González León con menos ganas de pontificar sobre su país y más deseos de cogerse a cuanta carajita le quiera abrir las piernas. Imaginemos a un Carlos Flores con más real y menos malditismo encima y obtenemos a Hank Moodick (David Duchovny), un ex-gruncheto escritor.

Moodick mantiene un relación tirante con su ex-esposa, a la que todavía ama con locura. Y es que Californication es, aunque no lo parezca, una simple comedia romántica. Mientras, trata de criar a su hija adolescente.

Showtime (Dexter, Weeds, Breaking Bad, The “L” Word), siguiendo la senda que trazó HBO (The Sopranos, Six Feet Under, Sex and the City, Big Love, True Blood, Epitafios, Alice), ha puesto en el aire programas honestos y frontales que tocan, a veces con muchas más crudeza que el cine, temas tabúes que no podrían tocarse en la televisión abierta. Aunque esta, haya empezado a dar pasos en ese sentido (Nick/Tuck, CSI, 24).

De Californication se puede reclamar que la decadencia del protagonista nunca lo lleva a tocar fondo, que siempre, cuando el tipo parece que se va a convertir en una mierda impresentable, surge una salida fácil que le quita al guión la fuerza decadente o ácida que pueda tener. Pero de Californication se puede celebrar la recuperación de la imagen del escritor maldito, el humor siempre corrosivo, la creación de personajes entrañablemente coñoemadres, malditos, perdedores, sobre todo eso, perdedores. De la misma forma, la relación padre-hija está escrita como ninguna otra que yo recuerde en la tele, especialmente en la tremenda segunda temporada del programa. Otro mérito es su duración de apenas 30 minutos por episodio, media hora de guiones que bordean lo genial. Y finalmente ni hablar de David Duchovny cuyo revival ha sido asombroso. Por cierto, ¿qué será de la vida de Gillian Anderson?

4 — Días de Cine — (1991 hasta hoy) — TVE.

El más antiguo de los programas en lista. Pero, corríjanme si me equivoco, creo que fue en esta década que empezó a transmitirse en la señal de TVE en Latinoamérica. A los que creen que las críticas de cine que se publican en Panfleto Negro son muy rebuscadas y exageradas, les recomendaría que se vieran los enormes reportajes que se transmiten en este programa.

Deconstrucciones precisas e inteligentes, referencias cinéfilas de todo tipo, retrospectivas y brillantes trabajos periodísticos sobre entregas de premios, conforman un programa que está a años luz de lo realizado en nuestro país en shows como 35 MM, Cine Crónica de lo Posible (1) o el ya desaparecido Vamos al Cine. Es una lástima que el sempiterno conductor de este programa, el Doctor Antonio Gasset, haya sido reemplazado por Cayetana Guillen, una chica linda, sí, inteligente, sí, pero sin la malasangre del señor Gasset, que comenzaba sus reportajes diciendo cosas como: “tan bella la actriz como mala la película que ha venido a promocionar”.

Si no entienden lo que digo, vean esta recopilación de las mejores entradas y salidas de Dias de Cine.

3 — South Park — (2000 – …) — Comedy Central (USA) MTV (Latinoamerica)

Son la única razón por la que mtv no termina de apestar. South Park es la representación de todos los cuentos infantiles, desde aquel en el que Rey está desnudo, hasta los cuenticos aleccionadores que publica la gente de Ediciones Ekare. Después de todo el concepto es el mismo: el mundo adulto observado desde la inocencia de cuatro niños. Claro, la diferencia es que mientras los niños de los cuentos citados lo ven todo con dulzura, Cartman, Kyle, Kenny, y Stan, ven la realidad tal como es: hipócrita, racista, corrupta, etc… Así de simple, South Park no es más complicado que eso.

Trey Parker y Matt Stone han hecho miles de cosas más (That’s My Bush, Team American World Police, Basekeball, etc.) que no terminan de convencerme. Yo solo espero que no terminen como Los Simpsons.

2 — The Sopranos — (1999 – 2008) — HBO.

La serie que comenzó la llamada nueva época dorada de la televisión norteamericana, aunque esto sea un tanto discutible; yo soy de la teoría que tal “época dorada” en realidad nació con los programas de David E. Kelley (Picket Fence, Ally Mc Beal, The Practiques, Boston Public), y yendo más allá, podríamos citar programas como Freaks and Geeks, My So Called Life, o Family Dog, que fueron precursores de lo que vino a finales de los noventas con HBO, pero bueno… …Es raro que quienes presumen de su liberalismo intelectual nunca hayan hecho un trabajo similar a este, o peor, no se acerquen a una serie tan decididamente maldita como esta, solo porque es norteamericana y por tanto debe ser alienante. The Sopranos desmitifica la imagen del gangster, Tony, es como el nieto miserable de Don Corleone. Es el dueño de la mitad de New Jersey, corrompe a los sindicatos, a los políticos; mientras trata de lidiar con su madre, su esposa, sus hijos teenagers, sus amantes, y los matones de su otra familia, la criminal.

Lo que sorprende de esta serie, no es solo la densidad de sus guiones, su excelencia técnica, sus actuaciones perfectas, su violencia casi pornográfica, sino que Tony, lejos de ser ‘el villano’, pasa a ser una especie de espejo de cualquier persona. Es decir, Los Sopranos, lejos de ser una serie de criminales, es un programa sobre las personas y su naturaleza.

En las temporadas que se hicieron luego del 11 de septiembre, cuando la serie fue suspendida un año para no herir susceptibilidades, los guiones mantuvieron una valentía enorme, lejos de suavizarse, se pusieron más pesados. En el mejor capítulo Tony (James Gandolfini) le dice a Melfi (Lorraine Bracco): “¿Por qué crees que existe la mafia?, ¿cómo crees que llegamos a Estados Unidos, ah? En realidad la razón por la que los americanos nos dejaron entrar (a los inmigrantes italianos) no es porque quisieran calmar nuestra hambre y salvarnos de nuestra pobreza, es porque querían que limpiáramos sus cañerías, que laváramos sus autos, que coleteáramos sus pisos, que sirviéramos su comida; nos querían como esclavos, como empleados, como dominados. Pero hubo un grupo de nosotros que no queríamos eso, hubo muchos de nosotros que queríamos seguir siendo italianos, que queríamos tener una parte del pastel, así que hicimos lo que hacíamos mejor que nadie. Pero no fuimos los únicos, ellos, los Rockefeller, los Trump, los Ford, ellos también eran criminales, también robaron y mataron, pero mientras la historia los llamó a ellos patriotas, a nosotros nos llamó gangsters”. Debería estar de primera en la lista, ya que no dudo que esto es lo mejor que ha hecho la televisión en este decenio, y cuidado y si no es el mejor programa de la historia de la tv, pero mis gustos personales se impusieron.

1 — Six Feet Under — 2001 – 2006 — HBO.

Una vez dije que era la mejor serie de la televisión. A lo mejor eso no es cierto, pero en mi canon personal lo es. Si Los Sopranos fueron arriesgados, la familia Fisher lo fue aún más. A pesar de que nunca se convirtieron en un fenómeno como sus primos de New Jersey; y digo primos porque ambas fueron lanzadas casi al mismo tiempo y les rodeó la misma polémica; si llegaron a ser un referente, una serie de culto.

Calificada de pedante y pretenciosa por sus odiadores, y amada por las misma razones por sus seguidores, la serie, es un compendio de temas que ningún otro programa ha logrado abarcar con tal maestría: sexo, muerte, violencia, amor, odio, relaciones homosexuales, sexo en la vejez, infidelidad, amor incestuoso entre hermanos, enfermedades mentales, drogas, suicidio, racismo, amores enfermizos, codependencia, amistad, familia, sexo en la adolescencia, arte, insatisfacción laboral, aborto, todos, tocados con profundidad, sin caer en estereotipos de ninguna clase, sin dar conclusiones moralistas (conservadoras o liberales, es lo mismo), sin llegar a nada, sin juzgar y tomando al espectador como un ser pensante e inteligente y no como el receptor de doctrinas pendejas. Leía recientemente en un blog que era una serie budista. Luego de revisarla, no suena tan descabellado.

A Alan Ball, luego de haber ganado un oscar por el guión de American Beauty, le fue encomendado realizar esta serie; sí, porque esta es una serie de encargo; y el resultado fue el trabajo más personal y profundo en la carrera de este brillante escritor norteamericano. Lo arrecho es como lo hizo, con una idea tan simple que parece increíble que a nadie se le haya ocurrido antes: narrar la historia de una familia dueña de una funeraria. Tan sencillo como eso. Y de allí tirarse un guión bestial que tocara prácticamente todos los temas posibles, con personajes que son personas comunes y reales, con conflictos reales, con dudas reales y que, como todas las personas reales, a veces pueden generar repulsión.

Uno de los aciertos de este programa es plantear tal relativismo moral en tiempos de absolutismos moralistas. Cuando todos los productos audiovisuales apuntan al adoctrinamiento deeprakchopresco y a la inquisición moral, Ball nos recuerda que las cosas no son tan sencillas, que la vida no puede reducirse a tres axiomas baratos, a cinco aforismos de autoayuda. Incluso el cine, cada vez más lleno de tipos como Paul Haggis y sus folletines repletos de obviedades, necesita de más guiones como éste.

Nate (Peter Krause), un chico malo, supuestamente exitoso, obligado a ocupar el espacio de su fallecido padre es, en el fondo, un perdedor disfrazado de ganador.

David (Michael C Hall), un ‘muchacho de buena familia’, ocupado del negocio de papá, que se escapa cuando puede para estar con su novio Richard (Mathew St. Patrick), un policía, un tanto violento y atormentado por la férrea crianza de su padre; mientras se debate entre aceptar o no su homosexualidad y reconocerla en público, porque además, es un cristiano devoto.

Claire (Lauren Ambrose), una adolescente inconforme que siempre tiene la salida perfecta a flor de labios. A lo largo de la serie, abortará, se drogará, experimentará con el lesbianismo, empezará y abandonará a cada rato sus estudios, pero al final, será el único personaje que termina relativamente bien.

Ruth (Frances o’ Connor), una correcta señora llegando a sus setenta años, esforzándose por ser algo más que la esposa de su esposo muerto y la madre de sus hijos, que no la necesitan nunca. A lo largo de la serie la veremos recuperar su vigor sexual, fracasar en varias relaciones, refugiarse en la amistad con su liberal hermana, y básicamente, buscar cualquier cosa que le dé sentido a su vida, cuando ya nadie la necesita para nada y ella lo único que sabe hacer es ser madre y esposa.

Federico (Freddy Rodríguez), un inmigrante puertorriqueño, brillante maquillador de cadáveres, capaz de reconstruirle el cuerpo a un tipo que murió en una trituradora de árboles, en cuestión de horas. Homofóbico y prejuicioso, amén de machista, le será infiel a su esposa y será víctima de la discriminación que el mismo practica. Lo mejor del personaje es que siendo un inmigrante latino, es también un tipo ambicioso, su relación con los Fishers es amor-odio, está más pendiente de su desarrollo profesional que de una familia que prácticamente lo ha acogido como un miembro más.

Nathaniel (Richard Jenkins), el patriarca fallecido, se le aparece a sus hijos como fantasma, fumando marihuana y desmitificando su propia existencia. Siempre tuvo en Nate a su hijo favorito, odiaba a David por ser gay (él lo sabía pero nunca lo dijo), y nunca tuvo mayor relación con Claire. Los momentos de mayor humanidad están a cargo suyo.

La mejor historia de la serie es la de Brenda (Rachel Griffiths, en una actuación memorable), su hermano Billy (Jeremy Sisto, igualmente genial) y sus padres. De pequeños ambos eran manipulados psicológicamente por sus progenitores psiquiatras, que además los sometieron a estudios psicológicos, debido a la condición superdotada de Brenda y al desorden bipolar de Billy. Ella pudo sobrevivir, desarrolló una inteligencia cruel y tiene talento para casi todo. Durante toda la serie busca que hacer con su talento y no consigue nada. Intenta escribir un libro y lo abandona, intenta retomar su carrera como psiquiatra y no puede, intenta ser esposa y no puede; solo al final, cuando queda embarazada, logra ser una madre más o menos competente. De resto, termina sus días viviendo del dinero que le dan David y Richard por la parte que heredó de la funeraria luego de morir Nate (en esta serie el protagonista se muere tres capítulos antes del final). A Billy en cambio lo jodieron, lo convirtieron en esquizofrénico, un personaje oscuro, casi perverso, pero finalmente honesto y víctima de las circunstancias. El amor incestuoso que siente por su hermana, es lo mejor, esta relación enfermiza es mostrada en toda su crudeza, escena de masturbación hermana a hermano incluida.

Para cerrar diré que el programa tiene el mejor cierre. Ese capítulo final es toda una lección magistral de cómo hacer buena televisión.

He aquí los minutos finales del programa:

Top 20 al 10

20 — Alice — (2009 –…) — HBO. Con una sola temporada no se puede decir mucho, especialmente cuando parece que no habrá una segunda entrega. Pero los primeros capítulos dejaron un buen sabor de boca.

19 — Epitafios — (2005 – …) — HBO. El tema del asesino en serie, mucho más inteligente que los policías que lo persiguen, es latinizado y suavizado en esta serie. Su primera temporada fue mejor que la segunda, probablemente porque los guionistas optaron por repetir la fórmula en vez de explorar caminos distintos, y eso que la serie tenía por donde agarrarle sin necesidad de volver al tema del gato y el ratón.

18 — Breaking Bad — (2008 – …) — Showtime (USA) Sony (Latinoamérica). Un profesor de química, cuya vida se ha vuelto un fracaso, siente como lo que le queda se le va a la mierda cuando le detectan un cáncer pulmonar. Desesperado opta por una solución sencilla: usar sus conocimientos para elaborar metanfetaminas y aliarse con jíbaros y narcotraficantes para distribuirlas.

17 — ER — (1994 – 2009) — Warner. Un tanto alicaída en las últimas temporadas, la serie tuvo algunos momentos brillantes al inicio de la década. Lástima que los guionistas no hayan sabido irse cuando uno decía “lástima que se fueron”, sino que hayan optado por irse cuando uno dice “que bueno que por fin se fueron.”

16 — The Simpsons— (1989 – …) — Fox. Está bien, vamos a darle un espacio a los amarillos de Springfield. Hay destellos de lo que fue, momentos en los que uno siente que el veneno sigue allí. Amén de que el original, siempre será el original.

15 — Dexter — (2007 – …) — Showtime (USA) Fox (Latinoamerica) El que esta serie no haya causado mayor controversia, a pesar de que es la historia de un asesino en serie que trabaja como policía y extermina a los delincuentes que la policía no acaba, demuestra cuanto de la fórmula HBO ya ha sido asimilada y naturalizada en el mainstream. Más allá de eso, un palo de serie. Michael C Hall es un actor tremendo, pasar de David a Dexter, es similar al cambio de James Gandolfini cuando interpretó a un gay en The Mexican.

14 — True Blood — (2008 – …) — HBO. Otra vez Alan Ball. Aunque la segunda temporada no me ha enganchado mucho, la primera fue sublime.

13 — The Shields — (2001 – 2008) — Showtime (USA) AXN (Latinoamérica). La tele está llena de policías que combaten al crimen a toda costa y con inteligencia. Esta serie habla sobre la delgadísima línea que separa a los custodios de la ley y los criminales. Vic Mackey (Michael Chicklicks) un policía casi neonazi, desmitifica cualquier visión glorificadora de los pacos, en la onda de CSI, Law & Order, o cualquier otra de las cientos de series sobre policías buenos que hay en la tele.

12 — Later With Jools Hollands — (1991 – …) — HBO. Cualquier programa que monte en una tarima a Tv on the Radio, Foo Fighters, The Hives y The Killers en una misma edición, merece todo mi respeto.

11 — Aló Presidente — (1999 – ¿2021?) — VTV y la Red Nacional de televisoras públicas, aunque Globovisión es el que más lo transmite.

El show de Chávez, visto formalmente, estaba condenado al fracaso desde el principio. Es decir, la idea de un tipo sentado hablando por cinco horas es totalmente antitelevisiva. Pero nadie contaba con la astucia del tipo más ególatra, e involuntariamente cómico que haya tenido la televisión venezolana.

Aló Presidente es un show de variedades, musical, noticiero, mucha comedia, y sobre todo, es la primera feria televisada de Venezuela. Mujeres barbudas, hombres sin cabezas, enanos mentales, deformes de cerebro, zombies de todo tipo, hombres elefante, circos de pulga, y mucho funcionario sin el menor sentido de la dignidad y el ridículo, desfilan ante los ojos del conductor; una especie de sultán que se sienta todos los domingos en su trono esperando que todos hagan un show para él.

En algunos episodios, el show adquiere un tono melodramático, cuasi telenovelesco. En otros se transforma en un programa de acción, con militares y armas de guerra incluidas. Los episodios más fastidiosos son aquellos en los que el choz adquiere un tono autobiográfico, algo así como Life and Ties of Commandant Hugo, más o menos lo que veremos en el próximo documental del decadente Oliver Stone.

Lo más lamentable es que los más fanáticos del programa son quienes más lo detestan. Si estuviéramos hablando de música podríamos decir, sin equivocarnos un poco siquiera, que es el programa más influyente de los últimos años. Sus principales influenciados son los dirigentes opositores (je, je, je) que no hayan que hacer cuando el programa no se transmite, que le hacen el juego al poder, repitiendo como mensos todo lo que el animador de este peculiar programa hace y dice. Se roban su vocabulario, se clonan sus ideas, y se comen todo su casquillo. De ahí el éxito del chou, porque estoy convencido de que si los dirigentes opositores (más risas) no le siguieran el juego al animador de marras, sin duda, ya habría salido del aire.

Paradójicamente quienes siempre votan por el conductor, sus verdaderos fans, prefieren pasar el domingo haciendo cosas más productivas que oír a un monotemático showman que ha decidido que el gobierno, se hace a través de las ondas hertzianas.

(1) Nota: señores de Tves, de verdad, ¿qué le ven ustedes al inmamable de Daniel Siugzia?

Technorati Tags:

GD Star Rating
loading...
Los Mejores Programas de Televisión de la Década, 4.0 out of 5 based on 6 ratings

John Manuel Silva

Escribo... No sé si mal o bien, pero al menos trato de hacerlo honestamente. Página personal.

Más posts - Website


TwitterFacebook

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo

22 Comentarios

  1. Harold dijo:

    Detalle: el video de Six Feet Under no se ve. Por otro lado, sé que esta lista es subjetiva y tal, pero no deja de sorprenderme que “House” no quedara ni entre las primeras 20.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  2. John Manuel dijo:

    La idea es que copien y peguen el link del video, porque no pude colgarlo directaente.

    De la lista: House, The Wire y Weeds. Tres series, que todos adoran, pero aún no me terminan de enganchar.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Andreina dijo:

    Excelente! Daré mi aporte aunque me cuelguen…
    Two and a half men, es una excelente clase magistral de actuación en comedia, los Abott y Costello del siglo XX, no hay que subestimarla.
    Lost, no puede ser obviada de ninguna manera, al menos su primera temporada es de antologia. Se trata de las atmósferas, como me dijeron una vez.
    Arrested Developmnte pasa por debajo de la mesa y nadie se da cuenta de la genialidad y originalidad y sobretodo el transfondo tan petético que se esconde detras de la comedia.
    Mad Men, no la he visto bien pero por lo poco que he visto es un estudio sociologico arrechisimamente sutil de los alcances de la publicidad desde sus inicios.
    American Dad, es mucho mas mordaz que Los Simposon, South Park y Family Guy juntos. La CIA está de moda!
    The oficce, preferiblemente la versión original inglesa, la esclavitud laboral de la oficina, especialmente en las relaciones personales, es un cuchillo muy afilado.
    Los padrinos mágicos, si una comiquita, pero el retrato de los padres descerebrados e imbeciles que hacen que el niño tenga tanta “imaginación”, debería alarmarnos, esos son los padres de hoy!
    Por cierto, Sheldon tiene Síndrome de Asperger, de hecho los personajes de Big Bnad Theory no son solo unos freaks, en realidad tienen enfermedades y transtornos de actitud que en la vida real son arrechos pero en ellos son “graciosos”. Lástima que no nombraras el verdadero aporte de Sex and the city, pero aún hoy es mucho esperar que los hombres acepten la libertad sexual de la mujer, son unas perras ricas, es lo mejor que se puede decir de ellas, comprar zapatos en el sambil es más facil que acabar con la machistocracia. Y para mi, ni un solo minuto de la televisión venezolana merece la pena!

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  4. marvin dijo:

    creo q empezaste muy bien con the big bang tehory pues es una serie q a nadie convencia pero q termino llegando (por cierto sheldon no tiene ningun sindrome de asperger, simplemente traten de abordar el comportmiento de algunos geeks), con family guy, sex and the city, the sopranos y algunas otras ocho estoy totalmente d acuerdo, creo q faltan two and half men porq t hace cagarte de la risa y the soup de E! pq critican la basura de realytis y talk show q tanto hay en la tv.
    y ageadesco q porfin alguien haya puesto a southpark como uno de los mejores pues es un programa de madre

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  5. Krisis dijo:

    Buena selección, aunque para mí “The Wire”, por su profundidad y manejo de la trama, es imposible de obviar. La temporada 5, sobre los medios de comunicación, es sublime.
    Arrested Developpment. Lo más transgresor y osado que ha producido el sistema gringo en años. Tan cínica era que ni los gringos pudieron soportarla. Genial.
    ¿Rome? Excelente.
    “Six feet Under” sólo vi un episodio, hace como tres semanas, de madrugada, y casi me pego un tiro. Qué vaina tan deprimente. Supongo que tengo que verla de cero.
    Por ahora, vacilo “Mad Men” y me quedo perplejo ante la puesta en escena y los diálogos…

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  6. ares1224 dijo:

    Yo añadiría a la lista, LOST, cómo nombró Andreína más arriba, la segunda temporada cojea pero se va poniendo mucho mejor a medida que avanza, metiéndose con casi todos los temas buenos de la ciencia ficción. Y ya que estamos en lo de Ciencia Ficción, recomiendo altamente Battlestar Galactica, a primera vista pareciera ser una serie de naves y explosiones y toda la cosa, en realidad es una mezcla de drama, política, acción y religión. Les recomiendo ver la miniserie para que se enganchen.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  7. Caque dijo:

    Excelente post!
    Tus comentios de Aló Presidente son geniales, estoy absolutamente de acuerdo, sólo que nunca lo haía podido expresar con tanta claridad. Cirque du freaks, absolutamente.
    Yo hubiera puesto The Shield un poco más arriba, pero al menos está incluida. Para mí, una de sus virtudes es el casting. Puro bicho feo, crudo, real.
    Y anexo mis 4 series favoritas de la década, casi todas de la BBC…
    Aquí no hay quien viva. Esta de Antena 3. Debió terminar mucho antes, sí. Que a veces las situaciones eran demasiado gafas y calcadas de formulitas sitcom, totalmente. Pero los 90 minutos que duraba cada capítulo (sobretodo en las 2 primeras temporadas) eran cómedias de enredo que adaptaban fórmulas archiconocidas a la actualidad española con una destreza de la que los venezolanos deberían aprender.
    Luego, mis verdaderas favoritas…
    The Office (UK)de Ricky Gervais. Un genio.
    Extras, también de Ricky Gervais. Insisto, un maldito genio.
    Y Spaced, de Edgar Wright. Donde la dirección es magistral.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  8. John Manuel dijo:

    Andreina: esa es la idea, que todos armen su lista propia.
    A mi Two and a half men, me divierte, pero nunca me ha parecido la gran vaina. La primera temporada de Lost me gustó, pero no la seguí más. A veces pasa, uno solo sigue lo que le gusta, y a mi simplemente no me gustó. Eso sí, la calidad técnica de la serie es para coger palco. Lo mismo me ocurre con Mad Men (y eso que yo soy acérrimo acólito de todo lo que hace HBO). The Office (la versión yanqui y la inglesa) es una exclusión imperdonable. Ayer en la noche fue que me di cuenta. A mi hermano le encantan Los Padrinos Mágicos, pero yo ya estoy como grandecito pa’ la gracia.
    Y finalmente, yo no niego el “verdadero” aporte de Sex and the city. De hecho, lo reclamo, porque la serie comenzó siendo una celebración de la liberación sexual femenina, pero en un punto terminó convertida en una mera comedia romántica (muy inteligente, eso sí). ¿Y la película? FATALLLLLLL!!!!!!!.
    Creo que Californication y The “L” word, tocan el tema y realmente lo hacen sin sucumbir a la machistocracia en la que cayó Sex and the City. Y para probarlo: Charlotte termina casada y adoptando un carajito, Samantha con un galán que además es sensible y la ayuda cuando tiene cáncer, Miranda termina felizmente casada [lo que no deja de ser una ironía porque Cintya Nixon salió del closed semanas después de terminada la serie], y la protagonista, Carrie, luego de mucho pensarlo se queda con el a veces misógino Big, en fin Andreina, esa serie terminó negando su discurso y la película terminó con lo poco que podía haber quedado del programa. Por eso me lo pensé antes de ponerla y ahora que veo los comentarios de ustedes, me arrepiento más.
    Dicho esto: AMERICAN DAD ES UNA MIERDA. Y perdonan sus recalcitrantes fans, pero que cagada de serie.

    Marvin, y también Andreína. Lo del síndrome de asperger, es un rumor de los foros de fans de la serie. También dicen que Sheldon es gay. LO genial de los guionistas es que nunca aclaran nada de esto.

    The Soup COÑO que fallo. Imperdonable, Joel Mc Hael es un maldito genio.

    Krisis, sigo pendiente de ver The Wire con fundamento. He visto capítulos sueltos y ninguno me ha parecido la gran cosa. Lo mismo me pasa con Arrested Devwlopment. Ahora respecto a: ““Six feet Under” sólo vi un episodio, hace como tres semanas, de madrugada, y casi me pego un tiro. Qué vaina tan deprimente.” Ja ja ja. Pues precisamente, ese es uno de sus méritos. Aunque si la ves completa, al final, te deja con ganas de vivir (como dice el dicho, cuando alguien te habla de la muerte en realidad te está diciendo que aprendas a valorar la vida). En la última temporada le dedican un capítulo a la muerte de Kurt Cobain, que es una joya.

    Ares 1224: ¿Battlestar Galactica?, ¿en serio? Bueno… Yo vi un par de capítulo y me dieron ganas de ver sábado sensacional.

    Caque: ¿Te acuerdas cuando Michael Chicklicks se ganó el Emmy? Ha de ser el actor con el fenotipo más desagradable que se haya ganado un protagónico en tv y además ha sido premiado. Por cierto, ese es uno de los subtextos de los sopranos porque muestran a personas obesas teniendo sexo.

    ¿Aquí no hay quien viva? Discúlpame, pero esa serie es una cagada. Y el problema con Extras es que la pasan en Isat, pero con un horario esquizofrénico, imposible de seguir. Por eso no he podido verla con calma.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  9. ares1224 dijo:

    En serio pana, una serie que en los primeros veinte minutos tiene a una de las protagonistas rompiéndole la traquea a un bebé y luego no te deja pensando si lo hizo por maldad o por compasión, es una serie que hay que ver.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  10. Frank dijo:

    Nadie se acordó de CSI Las Vegas. Lie To Me, que está comenzando, se ve bastante bien. En producción latinoamericana, Tiempo Final es buena. También me gusta Los Simuladores. Frasier también era muy buena, aunque corresponde más a la década de los noventas. My Name is Earl era simpática, y tengo cierta debilidad por Scrubs, tiene buenos personajes. Una que solamente me gustó a mí fue “That Eighties Show”.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  11. John Manuel dijo:

    Ares1224 Si va entonces le echaré un ojo cuando pueda.

    Frank: CSI. No. No. No. Lie To Me arrancó bien, pero ya me empieza a aburrir, y apenas va por la primera temporada.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  12. Frank dijo:

    Jeje… ¿qué tiene de malo CSI?

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  13. Puma dijo:

    Ciertamente Ares1224, las primeras temporadas de Battlestar Galactica son las mejores. Transmiten una sensación de verdaderos naufragos que Lost nunca me dio.

    De Lost me quedo en con las dos primeras temporadas.

    Otra que no me gustó mucho al principio fue 24, pero luego me enganchó. Es la sicosis terrorista llevada al extremo, el ultranacionalismo de una agencia que al finalmente se convierte en el Big Brother. Jack Bauer, peor que American Dad, es el rey midas de la muerte, todos los que lo conocen terminan muertos tarde o temprano. Y los primeros en morir son los inocentes. El tipo termina torturando a su hermano y a mata a su padre, el propio facista arropado con la bandera.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  14. Sombra dijo:

    Que paso con Seinfeld iria en mi lista como la primera Lost como segunda Californication estoy de acuerdo contigo muy buena Jericho me gusto bastante aunque son solo dos temporadas y The sopranos lo mejor de la TV.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  15. El Warholio dijo:

    Hablando de series de HBO, una que me gustaba bastante era The Spawn. Era en dibujos animados y basada en el comic.

    De los programas tipo entrevista-comedia-jodedera me gusta mucho The Graham Norton Show. El pana tiene un humor muy ligero pero que puede llegar a ser bastante ácido en algunos momentos y a veces tiene unas dinámicas en las que incluye al público que son muy divertidas.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  16. modo dijo:

    MAD MEN bro sobre todas las cosas del mundo, METALOCALYPSE de cartoon network, DR HOUSE y WEEDS. NI TAN TARDE y NOCHE DE PERROS son los unicos programas nacionles q recuerdo haber visto regularmente. Y la mejor serie de ciencia ficcion la cancelaron, THE 4400.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  17. Manu dijo:

    Y porque nadie menciona a TV de Ciertopelo o FurTV, el famoso y sadico show de muppetts de MTVUK pero que a veces pasan en MTV latino???

    Este show se mea en South Park mil veces. Los dialogos son demasiado comicos y rompedores. Los muñecos son unos malditos.

    Vacilense algunos episodios de ese programa en yotube:

    Guia del metal

    http://www.youtube.com/watch?v=jjBLJkCBWfE&hl=es

    Furia Marron

    http://www.youtube.com/watch?v=eoZWd5YJrfE&feature=related

    Hay algo sobre mervin:

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  18. John Manuel dijo:

    Gracias a todos pos sus comentarios. Disculpen si no les respondí, cuestiones de tiempo.

    A Frank: ¿lo malo de CSI? Dos cosas: New York, Miami. :)

    Manu: Ciertamente, es otra exclusión imperdonable de esta lista.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  19. EDUARDO dijo:

    LA MEJOR SERI PARA MI ES SOUTH PARK Y TIENEN RAZXON ES LO Q HACE BUENO A MTV, Y ESPERO Q NO SEAS COMNO LOS SIMPSON Y LA TEORIA DEL BIG BAN ESTA 2 3.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  20. fresita dijo:

    No se arrepienta por poner Sex and the city… Usted mismo dice que Lo underground termina sucumbiendo al Mainstream… Eso le ocurrio a Sex and the City. Y le ha ocurrido ha muchas otras series mas…

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  21. mirco ferri sette dijo:

    Sheldon no tiene Asperger. Huele a Asperger, sabe a Asperger, mi hija que estudia psicología dice que tiene Asperger, pero los escritores de la serie lo niegan categóricamente. Y ellos sabrán más sobre sus criaturas. Sobre la lista, concuerdo en un 50% maomenos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  22. Chorizo dijo:

    Pues nada, lo que han dicho. The Wire es lo mejor que ha pasado por la television. Solo Los Soprano podria hacerle frente, y tengo mis dudas. La calidad de The Wire no ha sido superada, eso si.

    Recomiendo cosas como Curb Your Enthusiasm, Bored To Death, Sons Of Anarchy, Mad Men (Calidad cuasi-HBO), y en especial Carnivale, aunque este sin finalizar.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

Para insertar una imagen, escribe
<img src="https://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

*

Top