La Escafandra y La Mariposa: ensayo sobre las pasiones posmodernas

25
168

poster-la-escafandra-2

La escafandra devino mariposa, como mecanismo de defensa ante la esclavitud de la inercia,  en la mente de un editor de modas postrado en un silla de ruedas, cual revisión fashionista del personaje de “Mar Adentro” ,  pero sin la solemnidad impostada del Amenabar con aires de importancia, y bajo la evidente inspiración de dos referentes audiovisuales concretos: “Mi Pie Izquierdo” y “Johnny cogió su Fusil” de Dalton Trombo.
Cine de impedimentos y discapacidades varias con olor a especulación Hollywodense, a chantaje sentimental, a corrección política y a mensaje de autoayuda diseñado para acumular tantos premios como reconocimientos ecuménicos en el espacio geopolítico de la globalización indolora,  conmovida por el dolor de la enfermedad individualiza y focalizada en una figura de éxito reconocible, aunque incapaz de identificarse con el trauma colectivo de las masacres, las muertes, las limpiezas étnicas y las degollinas de la contemporaneidad. Así son las contradicciones de la posmodernidad.
A propósito de ello, es interesante  analizar y comparar la diferencia entre la obra maestra de Dalton Trombo y la pieza laureada del artista plástico Julian Schnabel, para entender el inconsciente colectivo de nuestra época, de cara al pasado.

johnny_got_his_gun1
Johnny Got His Gun fue la traducción audiovisual de la novela homónima y el canto del cisne de uno de los diez de Hollywood, posiblemente el más trascendente de todos, Dalton Trombo, víctima de la peor cacería de brujas de la historia en el seno de la meca, al punto de llegar a destruir su vida y su carrera al condenarlo al ostracismo de las listas negras impulsadas por el siniestro senador Joseph McCarthy.

johnny-got-his-gun-film1
Por cierto, nada diferente al contexto descrito por Arthur Miller en “Las Brujas de Salem”, caldo de cultivo para la posterior deconstrucción neoclásica de George Clooney en la inspirada “Buenas noches, buena Suerte”, pintura negra de una época de delación y paranoia, no muy alejada de nuestra oscura época de sapos y torquemadas con licencia para sentenciar en vivo y directo. Disponga usted de las cámaras, de los tribunales y de los veredictos, señor presidente.
Por tanto, la adaptación de la novela de Trombo surge al calor tanto de las secuelas de la persecución de la guerra fría, como de las atrocidades cometidas en Vietnam, por tratarse de un alegato antibélico sobre un soldado mutilado durante la primera conflagración mundial, en un obvio paralelismo con la tragedia y el drama sufrido por los veteranos caídos en desgracia de regreso al hogar malherido de la pesadilla americana. Horror también estudiado por Oliver Stone en la estupenda “ Nacido el 4 de Julio”.

born_on_the_4th_of_july
Muy por el contrario, “La Escafandra y La Mariposa” abandona la tragedia y el melodrama de los conflictos colectivos del pasado para sumergirse de lleno en el océano o en el “Mar Adentro” de las pasiones subjetivas inherentes a la condición posmoderna. Algo muy bien interpretado por Olivier Mongin en el texto “El Miedo al Vacío”, a través del análisis de la película “El Gran Azul”, claro antecedente francófilo de la “Escafandra y La Mariposa”, porque en ambas subyace la interrelación entre la profundidad y la superficie, el arriba y el abajo, el ensimismamiento y la extroversión, el egocentrismo y la incomunicación.

b00004tbsx02lzzzzzzz
Ya no se trata de estudiar las repercusiones personales de las realidades políticas del contexto en el cuerpo del arquetipo del mártir, sino de evaluar el alcance de las problemáticas personales sobre un mundo apolítico y autoreferente, más allá de las ideologías duras de antaño y más acá de las necesidades básicas a cubrir por parte del individualismo en la actualidad.
Precisamente, allí radica la nueva fuente de terror existencial hacia la inmovilidad, a la luz de las exigencias de un universo en permanente evolución y mutación.

la-escafandra-y-la-mariposa_imagen1629
En tal sentido, el mérito técnico de la obra consiste en proyectar sus inquietudes por medio del plano y el encuadre subjetivo del protagonista, obligándonos así a identificarnos con la impotencia de su punto de vista.
De tal modo, somos nosotros quienes en nuestra condición de espectadores pasivos y postrados en una butaca, resultamos observados y evaluados por el lente y por la lupa de la película, como si fuésemos parte de un interesante experimento colectivo de catarsis y redención.
Según el subtexto del film, hemos perdido nuestra capacidad de soñar y de reconciliarnos con la otredad, por habernos refugiado en nuestra pequeña escafandra personal, al margen del entorno.

la_escafandra_y_la_mariposa_-_500_-_01
El film propone, a lo largo de dos horas, una posible respuesta, una posible terapia y una posible alternativa para lograr nuestro proceso de curación y búsqueda de la felicidad en medio de la adversidad. Típico recurso demagógico de la novela de autoayuda en fase new age.
Al servicio de la cruzada del libreto, el director cuenta con el respaldo de una fotografía publicitaria y embellecedora, funcional al edulcoramiento del trago amargo de la puesta en escena.
A favor de la cinta juega la intervención de un impecable plantel de primeros actores.Mención aparte para el secundario paternalista de Max Von Sidow. Ni hablar del desempeño interpretativo de Mathieu Amalric en el papel principal.

scaphandre-et-le-papillon-4
Para cerrar, el guión equilibra la balanza del discurso  con el cuadro goyesco y buñuelesco de un régimen institucional ya fracturado y resquebrajado de raíz, desde la familia hasta la iglesia, sin olvidar a la burocracia de la medicina.
Aun así, el comentario crítico de la “Escafandra y La Mariposa” nunca sube de la superficie del mea culpa restaurador, en orden de abrigar esperanzas para el desenlace consolador, donde el protagonista y el público verán como sus esfuerzos rinden frutos en el mercado editorial, cuando sea publicado el libro del personaje en cuestión. Un texto bipolar, a ratos conservador y a ratos agitador, capaz de competir con los éxitos en ventas de Pablo Coehlo.Un cuento de hadas reformista con happy ending incluido.

la-escafandra-y-la-mariposa
No hay por qué temer, no hay razón para no seguir adelante. “La Escafandra y la Mariposa” contiene la fórmula ideal para salir de cine con la autoestima en alto, a pesar de las circunstancias y de los pronósticos reservados. Es el cine como adormidera y como pare de sufrir.
Después de todo, la mariposa ha vuelto a quedar presa dentro del conformismo de la escafandra.Es el triunfo de lo mainstream sobre lo indie.

GD Star Rating
loading...
La Escafandra y La Mariposa: ensayo sobre las pasiones posmodernas , 3.3 out of 5 based on 11 ratings

25 Comentarios

  1. OK, Ya lo he leido, dos veces en realidad y de verdad de se habla de todo menos de la peli. Un pregunta simple..de que va la pelicula ? Por que tan rebuscado ?

    ResponderResponder
  2. Si quieres saber de qué va película, búscatelo en internet o síntoniza algún programa mediocre de la televisión como 35 mm. Allí pueden responder a todas tus interrogantes.Y sí, en mi artículo sí se habla de la película, pero no de una forma tan literal y periodística como tu quisieras.En realidad es una crítica de cine, y puedo ser con ella todo lo rebuscado que me dé la gana.

    ResponderResponder
  3. Caramba Cobranza, de verdad que no se te gana una o uno se alinea contigo o le sale paredon. Que taliban-sito, por que eres tan hostil ? yo solo pregunto por que ser tan rebuscado, que tratas de demostrar, superiodirad intelectual ? dialoga, aprende. Tu postura defensiva me hace dudar de la solidez que tanto predicas…

    ResponderResponder
  4. Una película maravillosa y totalmente recomendable. Espero que la crítica de este site no les prive de poder visionarla.

    ResponderResponder
  5. No entiendo porque critican la forma de hacer críticas de Cobra, cada crítico tiene su forma de (valga la redundancia)hacer crítica, a mí en lo personal me gustan sus artículos sobre cine, siempre presenta una lectura diferente, enfocado en el contexto socio político en el que se inserta el film en cuestión. Sería ingenua, por decir lo de menos, la persona que dejara o no de ver una película por una sóla crítica, cuando lo más sensato sería leer distintas críticas, para hacerse una mejor idea de si vale la pena ser vista o no.

    ResponderResponder
  6. Más o menos en línea con lo que dice clerici.

    Uno lee críticas sobre cualquier expresión artística con las que está de acuerdo y otras con las que no. Al final las críticas son sólo opiniones. ¿Cuál es el rollo? ¿Es el tono o el vocabulario usado por Cobranza? Parece que a veces la gente peca de sensible y políticamente correcta.

    ResponderResponder
  7. A mí si me gustó el comentario de Cobra y creo que George está equivocado en lo que dice, ya que el artículo ayuda mucho en la comprensión de la película, que para mí fue tan buena y tan llena de matices. George, no tienes por qué picarte tanto…te recomiendo que te calmes y ya está…o como te dijeron por ahí, metete en internet si quieres saber de qué va la película…

    ResponderResponder
  8. Admito, soy minoria aqui. Cobra el griton y su club de fans ( con mas de un nickanme) . Yo aun creo que este senor esta muy bravo..furioso. a tal grado que no se puede diferir de sus sesudas y reduscadas formas de ver el mundo. Lastima que no sea capaz de compartir su sabiduria por medio de algo tan sano como el dialogo y no salga con medaladanismos a la primera.

    ResponderResponder
  9. Un peliculón. A mi me fascinó. El chistecito es que la están pasando en cable desde hace rato. Así que si no la pudieron ver en el Festival de Cine Franchute, pillénla en Cinemax, un día de estos.

    ResponderResponder
  10. Buenas noches. Muy buena tu lectura de la Película Cobra.

    George: existen otras páginas de críticas de cine aptas para “CUALQUIER PÚBLICO” la mayoría se expresa en lenguaje de teletubbies, lo mejor de todo: abundan críticas y análisis epidérmicos, en ocasiones complacientes para hacer feliz a personas como tu. Te vendría bien visitarlas de esa forma podrás sentirte bien, y podrás entender en lenguaje: “ohahh! me gutó la peli es boita”…

    Hasta luego.

    ResponderResponder
  11. Ningún club de fans con diferentes nicks, George.Aquí cada quien escribe porque le nace y porque le provoca, sin compromisos de por medio. Puedes revisar otros post en donde Warholio, Clerici y el mismo Pratt se muestran en desacuerdo con lo que digo. En panfleto no somos un coro organizado y afinado como el de la asamblea monocolor. Si en este caso hay consenso, es por casualidad.
    Bájale dos y no seas perdonavidas porque te queda bien grande el papelito.
    Acepta las críticas tu también y acepta representar un sector muy minoritario en esta discusión. De cualquier manera, tu opinión siempre será válida y bienvenida.
    Muchas gracias por comentar.

    ResponderResponder
  12. De igual modo, gracias a los demás por el respaldo y por los comentarios.
    Muchos saludos.

    ResponderResponder
  13. Panfleto Snobs club –
    “Yo si entiendo panfleto soy cool y leido, intenso y ex-ateneista. Ahora huerfano voy a San Ignacio a beber mis penas intelectuales”
    Aqui no se debate, lo que domina es la cayappa , si no te enfilas con Cobra, hoguera – demandan que te pongas serio chico….y nos ponesmos malandros clase media…
    Respeto a muchos de los que escriben aqui, en relidad la gran mayoria, pero la soberbia y distancia de Cobra no la paso, este tio lo que hace con los sesos, se l pasa por el culo. Arrogante tipillo…

    ResponderResponder
  14. Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en vez de atacar. Por ejemplo, “No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3”, puede ser acortado a “1+1 es 2, no 3”.

    Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.

    ResponderResponder
  15. Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en vez de atacar. Por ejemplo, “No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3”, puede ser acortado a “1+1 es 2, no 3”.

    Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.

    ResponderResponder
  16. George, creo que estás dándole más importancia a las cosas de la que en realidad tienen.

    Así como Cobra puede opinar de la forma que quiera sobre un determinado tema, expresándose de una forma para algunos políticamente incorrecta, tú igual tienes derecho de mostrar tu desacuerdo como mejor te parezca, y los demás reponderemos de igual forma en desacuerdo o acuerdo contigo, con Cobra o cualquier otra persona que escriba por aquí, en el tono que nos provoque. Así es la vida, de repente con respecto a este post eres minoría, pero con respecto a otro tu opinión es mayoritaria, y el hecho de ser minoría o mayoría en nada te legitimiza o deslegitimiza. Pero dudo mucho que aquí haya alguna conspiración para convertir a Cobra en el máximo inquisidor del cine mundial.

    ResponderResponder
  17. Gracias El Warholio, gusto leerte y entenderte sin falsas modestias…

    ResponderResponder
  18. La verdad, que cuerdita de snobs aquí que se masturban entre ellos…George, ve la peli y deja a estos niños bien divertirse con su endogamia intelectual. De pana dan pena

    ResponderResponder
  19. Por cierto, si este es un sitio anárquico, no creo que anarquía sea caerle encima al otro subestimándolo porque no está de acuerdo conmigo

    ResponderResponder
  20. Ok, ante-noche vi la película en Trasnocho. De acuerdo con Cobra en que toma elementos de Mi Pie Izquierdo y de Mar Adentro, pero igual me gustó. A mi me parece que Schnabel hace películas visualmente interesantes, de hecho lo considero mejor cineasta que artista plástico. Logró que disfrutara “Basquiat” a pesar de que no siento particular interés por el trabajo de Jean-Michel Basquiat.

    ResponderResponder
  21. Vi la escafandra y la mariposa no más por ver a esa mujer, que resume todo lo que es la belleza para mí, sin embargo, es una excelente película, que te deja vacío por dentro, como hacen todo el buen arte

    ResponderResponder
  22. pues a mi también me parece rebuscada la crítica pero es la manera de escribir del critico, donde por decisión propia deja de lado el (para mi opinión es esfuerzo) de escribir claro para muchos y procura el (para mi opinión, facil) camino de escribir para quienes ya conocen o entienden de lo que se habla. hace años escribía así como él, y aun me descubro escribiendo de esa manera donde solo unas cuantas pesonas entienden. Si el interes es que el mensaje llegue a muchas personas (como era mi idea para uno de los escritos), pues el camino es comunicar el mensaje de la manera mas sencilla posible, pero este proceso se descubre un gran esfuerzo por que, mas alla de comprender y entender, es llegar a consebir, dar a luz una claridad que permita comunicar a otros.

    Si por diversas y validas razones lo que se quiere es escribir para un circulo cerrado de unos pocos (científicos, amigos, etc), pues no hay por que tomar el esfuerzo de hacer mas sencillas las ideas y conceptos que con los años se han construido, o se sobreentienden o son facilmente manejables.

    es mi opinión.

    ResponderResponder
  23. Tu “critica” no trasciende de la estampa abigarrada del pobre juicio perceptivo que la post-modernidad ha enclaustrado a vuestra “innovadora” opinión personal.

    ResponderResponder
  24. hola, cómo estás?? yo vi la escafandra y la mariposa y me gustó mucho el modo de narrar una situación que no está buena. además que no salgo del asombro de que está basada en un libro de alguien real que pasó por esa situación. estuve en una situación parecida, paralizada, entubada, etc y el único modo de comunicación era pestañear…para una frase demorábamos media hora, era bastante cansador. entonces no dejo de pensar en que escribió un libro con el solo pestañeo de un ojo…sabés lo q es no poder moverte y q todos dispongan de tu cuerpo??? y sí, en un momento sentí que el único modo de que pasen los días sería tomarme las cosas con humor…y no me gusta pensar en rosa. estar enojado y desanimado es natural pero como dice roman gray “el humor es la afirmación de la dignidad, de la superioridad del ser humano sobre lo que le sucede”. esta peli llenó mis expectativas y más. y que no tuviera morbo me pareció sublime.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here