IV Semana de la Nueva Narrativa Urbana – Viernes 24

4
740
Martha Durán, Ronald Delgado, Vicente Ulive y Rubi Guerra
Martha Durán, Ronald Delgado, Vicente Ulive y Rubi Guerra
Martha Durán, Ronald Delgado, Vicente Ulive y Rubi Guerra

24-04-2009.

Vicente Ulive: Sus pequeños ojos parecían escarabajos repugnantes que arañaban todo texto.

Martha Durán: Me fui a preparar un café.

Ronald Delgado: Celebración y júbilo. Universo como ninguno y todo bien.

Artículo anteriorIV Semana de la Nueva Narrativa Urbana – Miércoles 22
Artículo siguienteCon periódicos así, no hace falta enemigos
Barman, guía turístico, sirviente y amo de casa, traductor, profesor de lenguas, niñero, encuestador en la calle, extra de películas, vigilante nocturno, obrero de mudanzas, editor de películas, músico de Metro; eso hasta ahora. Aparte de sus incursiones en el mundo laboral, escribió y publicó novelas (https://www.panfletonegro.com/v/2010/11/22/yo-mate-a-simon-bolivar/), colaboró con periódicos y revistas electrónicas y participó en debates y mesas redondas. Hoy en día, colabora con oscuros y desconocidos artistas de todo tipo y añora realizar su sueño, ser dueño de un circo. Por las noches lleva a cabo audiciones para el puesto de “tragadora de espadas” con mujeres de todo tipo. Jamás ha practicado patinaje artístico.

4 Comentarios

  1. ¿Vicente Ulive no es aquel autor de como tres novelas, todas ellas de chismes caraqueños y parisinos, suponemos que mal contados, a juzgar por el papelón con que nos durmió a todos allá en la semana? Tiene bio en Wikipedia, y al parecer también es filósofo, aunque tampoco claro de qué…

  2. «Ulive Schnell ha citado como influencia mayor el trabajo de Hubert Selby Jr. y Fiódor Dostoyevski, así como la nueva literatura norteamericana (Paul Auster, Philip Roth, Bret Easton Ellis), y la vieja camada de los Beatniks (Allen Ginsberg, Kerouac), especialmente William Burroughs, aparte de los franceses Rimbaud, Baudelaire y Céline y el venezolano Francisco Herrera Luque»….. No joda, esta liga de los hippies con las locas francesas del siglo XIX y con el pésimo de Herrera Luque, autor de expedientes clínicos y no de novelas, es lo que en mi tierra se dice pegar el culo con las pestañas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here