Quémese después de leer.

11
89

Burn After Reading

Ozzie Cox (John Malkovich) fue agente de la CIA pero debido a su alcoholismo debió abandonar la agencia y pasar a jubilación. Retirado y aburrido de su vida marital con Katie (Tilda Swinton), escribe su autobiografía la cual guarda en un CD. Posteriormente, gracias a que la mujer está buscando el estado financiero de su esposo para divorciarse de él, el CD cae en manos de Linda (Frances Mc Dormand) y Chad (Brad Pitt), dos empleados de un gimnasio que creen haber encontrado datos valiosos que comprometen la seguridad nacional. Como Linda desea hacerse varias cirugías plásticas para encontrar pareja, convence a Chad de chantajear a Ozzie y sacarle dinero a cambio del CD. La CIA manda a Harry (George Clooney), un asesino a sueldo cuyo pasatiempo favorito es conquistar mujeres a través de Internet, para que investigue si los datos en el CD de Ozzie son comprometedores. En paralelo un jefe de la CIA (J. K. Simmons) no entiende nada de lo que ocurre. Avísenme cuando, no sé, tenga sentido ,dice en un momento.

Aplicándole una mirada intensa y tratando de descifrarla, de pasarle por encima a su aparentemente superficial trama, se podría decir que Burn After Reading es una brillante sátira sobre las paranoias de la Norteamérica de hoy, una burla a la obsesión por la seguridad nacional post 11-S. Por ejemplo, un rudo ex-agente de la CIA puede ser puesto bajo amenaza por una neurótica que “sueña” con hacerse unas cirugías estéticas y por un(a) musculoca bastante tarúpido. Por otra parte los personajes están en una de teorías conspirativas a lo Michael Moore, además hay muchas referencias a la ingenuidad de la gente que cree que porque leyó una teoría conspirativa en Internet ha descubierto el agua tibia o puede poner en peligro al sistema. En fin, es una comedia que puede subestimarse fácilmente, pero yo no lo hice, entendí el mensajito subyacente, entendí la ironía de los Cohen.

Lamentablemente el que la película tenga intenciones de ser una comedia subversiva no es suficiente. A la cinta le falta veneno, los Cohen aciertan en algunos gags, dirigen muy bien a los actores, el guión es absurdamente cómico, pero le falta algo. No sé como explicarlo, pero la cinta no termina de cuajar, ni te dibuja la amarga sonrisa del humor negro ni te hace carcajear como lo hacen las comedias más tontas, no termina de ser ninguna de las dos cosas y por eso puede volverse aburrida.

También se repiten los sellos de los Cohen, esos son, para quien no los sepa: Peinados extraños, perros, personas gordas gritando y un personaje demasiado tonto y naif. Todo esto no decepcionará a los fanáticos de los Cohen, pero sin duda es un bajón luego de la extraordinaria No Country For Old Men

Actoralmente todos están correctos, Frances Mc Dormand se repite un poco, los gritos y exageraciones de John Malkovich van con su personaje, George Clooney repite los registros de Intolerable Cruelty, Tilda Swinton y J. K. Simmons están en su salsa. Pero es Brad Pitt el que está impagable, en serio, IM- PA- GA- BLE.

En líneas generales es una cinta un tanto débil, le falta, no llega a ser totalmente incisiva… No me malinterpreten, la pasé bien en el cine, me reí bastante, pero no me pareció nada del otro mundo.

7/ 10

GD Star Rating
loading...
Quémese después de leer., 3.0 out of 5 based on 3 ratings

11 Comentarios

  1. Coño, a mí me gustó burda. Creo que profundiza la vena caricatural de los Cohen y todo lo demás. La edición es excelente. Malcovitch es Dios. McDormand sigue trabajando en otro nivel cuando la dirigen ellos. Al final, puede que tengas razón, pero en un año plagado de películas malas y re-malas, un 7/10 para los Cohen es suficiente para que quede arriba.
    Salud…

    ResponderResponder
  2. Tengo la misma opinión que tú. Pero por otro lado, quedé también con la sensación de que esos tipos estaban fuera de lote. Lo de la subversión ni siquiera lo pensé (o mejor dicho, me gustaría pensar que no son tan estúpidos como para pensar que su premisa tiene algo de subversivo). Me dio la impresión de que su sátira es tan delicada y efectiva que puede pasar desapercibida.

    ResponderResponder
  3. A mí sí me pareció excelente, y en verdad no me parecía que la idea de la película era hacer una crítica subversiva sino simplemente comedia sobre lo que estaba pasando, sin juicios de valor. De paso, a Brad Pitt lo hicieron impagable para que cuando mataran a su personaje uno no pudiera dejar de reírse. Es muy de los Coen, y muy parecida a Fargo donde toda la trama gira alrededor de un error que termina por matar a los personajes.

    ResponderResponder
  4. De hecho esa es la mejor escena. Clooney cagado frente al closet y la muerte absolutamente tragicómica del personaje de Bradd, pero me sigue pareciendo débil. Ha de ser porque después del peliculón que fue No Country For Old Men uno esperaba más…

    ResponderResponder
  5. …Pero es que estás comparando una adaptación de McCarthy con un guión original. Por eso es que me parece que “No country” habría que sacarlo del análisis de la filmografía de los Cohen, o ponerlo en una categoría aparte, sobre todo a ustedes que les gustó (eso ya lo comentamos en su debido momento).
    En cambio, si nos ponemos del lado de Fargo, O’brother, The Barber y hasta Intolerable Cruelty, vemos en “Burn…” una línea de continuidad Cohenística.
    Al menos yo lo veo así, razón por la cual también excluiría de la filmografía de Burton, por ejemplo, su Planeta de los simios, que nada tiene que ver con otras vainas que hizo.
    Saludos y cuidado que los de YVKE vienen por ti…

    ResponderResponder
  6. Me parece que tu eres el que “no entiende nada de lo que ocurre” en esta pelicula, al menos la viste? Me parece bastante arriesgado de tu parte lanzarte a hacer una “critica” si ni siquiera sabes de que va la trama. Te recomiendo para que no la sigas cagando que busques al menos la sinopsis correcta, por respeto a los que tenemos cierto gusto por el cine, o trata de no dormirte en los primeros diez minutos para que pegues “al menos una” cuando quieras compartir tus ideas. Te dejo una tarea: vuelve a ver la pelicula, no se como te jactas diciendo que tu SI entendiste el mensaje de los cohen, cuando ni si quiera puedes darme una correcta descripcion de los personajes. Creo que la sutileza de los Cohen subyace en que gente como tu crea que ha entendido, cuando no tiene ni puta idea de lo que ha visto. Esa es la verdadera ironia y por revelar la igmorancia de gente como tu, eleva su valor.

    ResponderResponder
  7. ?¿?¿?¿ Que no la vi? Chama, la vi dos veces. La vi pirata primero y como pensé que la traducción no era la mejor la fui a ver al cine.

    Y sí entendí el mensaje. Lo que sigo creyendo es que es una película débil, no es de lo mejor de los Cohen (por cierto, me encanta el cine de los Cohen). Por ejemplo, una buena comedia con críticas sutiles y que me pareció sencillamente genial fue Election de Alexander Payne. Ese es un buen ejemplo de como hacer una sátira sin que parezca sátira.

    De resto, ¿dónde está la genialidad de esta cinta? ¿en ridiculizar a la CIA al colocarlos como viejos que añoran la guerra fría mientras investigan la muerte de un entrenador de gimnasio?

    Yo he visto cosas mejores. Por ejemplo, mejor lograda es Charlie Wilson War de Mike Nichols. Esa cinta si lograba ser incisiva y me hizo reír mucho más. De resto, como ya dije, me parece una buena película, pero no es la gran cosa, o no sé a lo mejor es que yo no le termino de encontrar el punto. Porque parece que soy el unico al que le pareció floja.

    ResponderResponder
  8. Krisis: yo si vi punto de coincidencia entre No Country For Old Men y las demás de los Cohen. De hecho, creo que lo dije cuando la comenté por aquí. Mira: ahorita estoy leyendo La Carretera y mientras la leo más genial me parece No Country… Admito que no he seguido mucho la literatura de Cormac Mc Carthy, pero el señor es un escritor muy poco cinematográfico, los Cohen (y digo esto sin haber leído la novela en que se basó No Country…) han adaptado una novela sin recurrir a la voz en off y sin que la película parezca una lectura dramatizada. No sé si me explico. Creo que muchas adaptaciones de libros se pierden al recurrir a voz en off y explicaciones redundantes. Una de las cosas que más me gustó de No Country For Old Men fue que es una cinta casi sin diálogos, es una película totalmente cinematográfica, y eso es un mérito siendo como es la adaptación de una novela. De resto, No Country… tiene puntos en común con Fargo, con El Hombre que Nunca Estuvo y hasta con The Big Lebowski

    ResponderResponder
  9. …Pues todo el chiste de la novela No country se basa en la cursiva, “voz en off”, de Tommy Lee Jones, que incluso termina la película…
    Por lo demás, son sólo apreciaciones, no estudié cine y me ladilla bastante la crítica sesuda. Supongo que es simplemente la forma en la cual yo clasifico mi cine Cohen, lo que determina por qué me gusta de cierta manera.
    En fin, estamos pendientes, no he leído “The road” y no creo que la lea, tengo otras vainas de qué ocuparme primero, pero si me dices que es re-buena capaz que le meto el diente.
    Saludos y a ver cuándo bajas a la capital.

    ResponderResponder
  10. Pues yo tampoco estudié cine. Mis críticas siempre son escritas desde mi humilde perspectiva de espectador al que le fascina el cine, más nada. Nunca he pretendido ni escribir sesudo, ni mucho menos. La carretera, me está gustando bastante. Cuando lo termine lo reseño

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here