Los Simpsons, la película.

10
66

Los Simpsons

Yo no tengo ganas de analizar a Los Simpsons. No me provoca señalar que la serie está producida por la fox, y que la fox es la misma propietaria de la fox-news, uno de los canales más perversamente conservadores y reaccionarios de los EE.UU. Son muchas las cosas que he escuchado sobre Los simpsons, que si la ironía de la serie es para dopar a las personas y llevarlas a acostumbrarse a mansamente a la realidad, que si es una oda a la hipocresía y que su ideología subversiva es en realidad una simple estrategia de mercadeo, que si Los Simpsons existen para legitimar la imagen de Norteamérica como país libre y auto-crítico, etc.

Pero eso no me importa ya que Los Simpsons es mi programa favorito, a mí entender el mejor programa de la televisión; estos personajes me han hecho compañía durante toda mi vida, así que no me interesan los análisis sesudos sobre esta serie animada. Esperemos a que el Sr. Cobranza venga a destruir la serie, la película y demás. Yo solo escribo esto para hablarles de la película desde mi óptica de fanático acérrimo.

“Es estúpido pagar por ver algo que puedo ver gratis en la televisión. Creo que todos en esta sala son un montón de gente crédula, pienso eso de todos ustedes, pero en especial de ti”. La frase no es mía, es de Homero y con eso se abre la película. Posteriormente entendemos que las promociones que invitaban a ver en la cinta una animación tradicional en 2-D, eran patrañas. Los colores, la definición afanosa de cada personaje, y ese recorrido inicial por Springfield son brillantes. Se nota el trabajo esmerado de los creadores al respetar el estilo original de la serie y al mismo tiempo de entender que se trata de una película y por tanto las imágenes debían ser de más calidad.

La historia comienza cuando Homero y Bart comienzan una competencia de retos y, luego de que Homero reta a su hijo a ir desnudo y en patineta hasta el restaurante Krusty, Homero se enamora de un cerdito que decide adoptar y cuidar como un hijo; incluso se sugiere una atracción zoofílica hacia el animal. Homero empieza a dar al cochinito un trato que no da a su propio hijo quien se aleja de su padre y empieza a desarrollar una relación paterno-filial con Flander. En paralelo, Lisa empieza una campaña para reducir la contaminación ambiental en Springfield, específicamente en el lago que ha desarrollado una suerte de marea negra que se devora a Green Day en pleno concierto, y en el trayecto conoce a un ambientalista Irlandés del que se enamora. Cuando la comunidad acepta, por la fuerza, reducir la contaminación del lago, comienzan a descontaminarlo e imponen una severa restricción para no arrojar desperdicios a este. Por su parte, Homero lleva su relación con el cerdo demasiado lejos y debe obedecer a Marge que le ordena deshacerse del puerco y del tanque de mierda que este ha llenado en solo dos días; pero Homero, por irse a comer donas de una tienda recién clausurada, echa los desperdicios del animal en el lago, provocando una catástrofe ambiental que lleva a que el Presidente, que ahora es nada menos que Schwarzenegger, en una estúpida decisión zanje aislar a Springfield con un domo. Es ahí cuando empieza la película y no les cuento más…

La historia es original y divertida, pero, no esperen más de la cuenta. Los Simpsons llevan 18 años al aire; en realidad son veinte, solo que dos años solo se transmitieron en los Estados Unidos y eran parte de un programa de Tracy Ullman; y luego de una vida al aire la posibilidad de sorprendernos no es muy alta. Sin embargo, yo salí satisfecho, a pesar de que la cinta tiene momentos demasiado acaramelados y aleccionadores, como una de esas comedias familiares donde el padre bueno pero torpe debe ganarse la confianza perdida de su familia luego de meter la pata hasta el fondo. En la tradición de Papá por siempre y las películas vacacionales de Chevy Chase. Algo así, pero cargado del humor inigualable de esta serie.

No tengo mayor cosa que decir, si eres fanático de Los Simpsons te va a encantar, así de simple sin mayor análisis y sin pensar mucho en ella, solo yéndola a ver (¡Por favor, no la compren pirata!, tienen que ver esos colores y esas animaciones en la gran pantalla).

En fin, sin sorpresas, pero buenísima, divertida, medio cursilona, medio forzada en algunos gags, pero finalmente llegó la película de Los Simpsons y vale la pena verla.

10/10

John Manuel Silva.

GD Star Rating
loading...

10 Comentarios

  1. yo tambien soy un fanatico de los simpson, pero si quieres ver un angulo completamnte diferente de los simpson ve el post que puse sobre ellos, tal vez sea algo que no sabes de ellos

    ResponderResponder
  2. Para Luis: Quería leer el post, pero no me das el link, y cuando cliqueo en tu nombre me aparece que la página no existe.
    Para Lula: Ahorita lo veo.
    Para María Ines: Los comentarios buenos de las películas, son para las que los merezcan, los comentarios malos igual. Así de simple.

    ResponderResponder
  3. Para Lula: Coño, que video tan facista, lástima. Ahora, yo te aseguro que la mayoría de personas que estamos contra el gobierno no compartimos ese tipo de cosas. Una pregunta, ese video de verdad es original, o se trata de una de esa creaciones de personas que usan videos originales y le cambian el sonido. ¿Qué serie es esa?, ¿Cuando y a través de cual canal se transmitió?.

    ResponderResponder
  4. Bueno, no es extraño. Hace un tiempo vi una serie gringa donde Fidel Castro bombardeaba con un misil atómico a Miami. Esas son cosas típicas de allá.

    Por eso es que no podía obviar la contradicción de que Los Simpsons fuera transmitido por la cadena del señor Murdoch.

    Pero fíjate como son las cosas, Murdoch es socio de Gustavo Cisneros y Cisneros puso Venevisión al servicio del “antimperialista” de Hugo Chávez.

    Así de podrido está el mundo.

    Saludos pana.
    John Manuel Silva.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here