Harry Potter y la orden del Fénix.

1
62

Harry Potter y la orden del fénix

Es una lástima que La orden del fénix, el mejor libro de la saga Harry Potter, no haya sido bien adaptado por Daniel Yates.

La sub-trama de los periódicos amarillistas, incluida la censura a una entrevista con Harry Potter; la defensa de la iniciativa privada y del individualismo en tiempos de intervención y alienación estatal; la deprimente representación del mundo de los magos, viejos, desempleados, abandonados y solitarios; la dualidad moral del personaje de Mundungus Fletcher, una suerte jíbaro del sub-mundo de los magos; las sensaciones de Harry al descubrir la sexualidad con su primer beso qué, en el libro, es descrita de manera tremenda como un momento agrio y agradable al mismo tiempo, en la película queda ridiculizado en un beso más falso que los dos besitos que te dan las españolas cuando las conoces. Además, en ningún momento se atreven a exponer, como si lo hace J.K. Rowling, las emociones que experimenta Harry, esa combinación de hormonas y sentimientos que hacen de este el más disfrutable de los libros, apenas y si vemos una escena en que Harry comenta que el beso estuvo húmedo. El otro detalle imperdonable es la no aparición de Firenze, el centauro azul que les muestra que les enseña a los estudiantes que todo conocimiento, incluso el de los centauros, puede fallar. Una muestra de que los libros de Harry Potter que son constantemente despreciados como “fenómenos comerciales y libros tontos que no presentan nada nuevo”, son más serios y están mejor escritos de lo que muchos piensan.

La cinta prefiere concentrarse en el personaje de Dolores Umbridges, encarnado por una extraordinaria Imelda Stauton, una profesora de voz dulce y mano dura, una suerte de Margaret Tatcher con voz de Jessica Simpson; que representa la represión e intervención del ministerio en el desenvolvimiento de la escuela, impidiéndole a los estudiantes aprender los hechizos para defenderse de las artes oscuras, llevándolos a reunirse en secreto y aprender dichos hechizos como autodidactas. A los estudiantes se les prohíbe organizarse y hasta se les impone una distancia de 10 mts, para que no se acerquen entre ellos y no puedan conspirar contra el orden establecido. Esto en una referencia clarísima a las políticas de seguridad post-Torres Gemelas, a la manipulación de la paranoia y el miedo al que son sometidos los ciudadanos en nombre de la seguridad. Repito que en el libro, la trama es excelente, en la película es superficial y vacía.

La película es una apuesta segura por los elementos que han dado resultado en las entregas anteriores. La dirección de David Yates solo acierta en la dirección de actores, no solo con Stauton, que está tremenda en su rol, sino con Emma Watson, que en el anterior film sobreactuaba demasiado, aquí la vemos contenida y ajustada. El otro punto a favor de la cinta son sus secuencia de acción, tanto la de apertura en el parque, como la última con el recorrido de los aprendices de magos en la oscuridad guiándose con la luz azul de sus varitas, de resto el Señor Yates hace una labor tras las cámaras poco imaginativa, plana y aburrida. Sigo creyendo que Alfonso Cuarón es el que mejor ha captado la esencia de los libros de Rowling.

Con razón, el Sr. Cobranza la comparó con RBD, y es que este film es más cercano a la rebeldía juvenil de Tukiti que al oscuro e interesante libro en que se basa.

Digamos que 7/10

John Manuel Silva.

GD Star Rating
loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here