FRAGMENTOS

0
133
Pixabay

*

He contemplado al mundo con los ojos cerrados.

*

Acaso abraces mi cadáver, pues ya no será mío.

 

*

Con aire en los huesos he llamado.
Silente nombré las hornacinas apagadas, el corro
de mangos, las sombras envueltas en el susurro del ocaso,
al claro de sopeñas en llamas
a las voces no escuchadas.

*

¿Cuántos no arrastran su propio cadáver
y todavía cantan bajo el crepúsculo?

*

Beber efusivamente del cuerpo.
Dar hálito al viento.

*

Dentro de las horas
juntaba piedras rojas.

*

Olvidar es una forma de hacer memoria.

*

Despuntan piedras enhiestas
adonde alumbren tus ojos;
los mismos vientres abiertos,
la promesa de yacer adentro.

*

Alto el humo del tabaco con forme
pueblan la noche las luces pesadas,
viene claro cuando no me llaman.

*

Aunque los visos de la madrugada
muestren ciudades como rodales,
nada más que las piedras pudiera levantarse.

*

A esto puedes aspirar todas las mañanas.
Pero el rumor de los mangos pasó claro
por la terraza en la que yacía recostado,
con libros cerrados, indispuesto a recibir gente.

 

 

GD Star Rating
loading...
FRAGMENTOS, 4.9 out of 5 based on 9 ratings

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here