Mi vida a través de las putas (XI)

0
26

And so we lay, we lay in the same grave
Our chemical wedding day

Estoy arrecho, todo me arrecha, los carajitos, la mujer, la suegra, Venezuela, los amigos, las amigas, me voy pal carajo.

Salgo a “dar una vuelta”, ya se donde voy, desde antes de la arrechera ya la decisión estaba tomada, iba a dar una vuelta a los alrededores del parque Morazán, calentar el morbo con los transfor de la calle 8, 9 y 10, para luego terminar en 360, el mejor putero de Costa Rica sin duda.

Mi esposa lo sabe, no me lo dice, pero lo sabe, sabe que mi arrechera es falta de putas, sabe que me voy pa’l carajo a buscar putas, pero no sabe que yo lo sé, aún así me aguanta, ella es un ángel, yo no.

Después del morbo viene el envión de Adrenalina de escoger a la carajita… tiene lentes, cara de estudiante universitaria, flaca, tatuada, ya la escogí: flaca, tatuada, joven, nada más que decir, ya la decisión esta tomada antes de siquiera decir una palabra, todas se levantan, ella se queda sentada, todas me observan, ella me ignora y se esconde detrás de las cortinas, pregunto su nombre, Valeria me dicen, sale, le pregunto si esta disponible, subimos.

Bella, con tetas perfectas del tamaño de una mandarina, con piercing en la nariz, labios y ombligo, morena, es una diosa puta, es una puta diosa, sin duda la mujer mas diabólicamente hermosa que me voy a coger en mi vida. Es seria, pero amable, negociamos besos y mamada sin condon por 22.000, si va… me lavo, se lava…

Me da los besos pero con repudio, me deja besarle los pechos y el cuerpo, pero no por mucho, se apura por mamarme, me chupa como a una diosa, pero termina cuando ella quiere, me apura con el condón, quiere sacarse de encima ese meloso que se babea encima de ella, le pido besarla de nuevo, me dice que sin lengua, acepto, deja que se la meta, pero no quiere besos ni chupadas mientras se la meto, pone sus piernas entre nuestros pechos para que no la chupe por ningún lado, esta aburrida, pero es una diosa, es hermosa, sus cabellos negros y ojos de diosa egipcia, veo y detallo todos sus tatuajes, ella quiere acabar, gime, simula orgasmos falsos, viejos trucos que no funcionan conmigo, “te va a costar sacarme la leche mi querida diosa” pienso para mis adentros, cambiamos de posición tres o cuatro veces, al final en cuatro patas, observo su hermosísimo cuerpo, la tiro de lado, veo sus tatuajes y me riego… se mueve para terminar de exprimirme… antes de sacarme el condón me estimula con las manos hermosas, delgadas, tatuadas para terminar de exprimirme, veo su hermoso rostro de serpiente, estoy drogado de adrenalina, de juventud, de arte en la piel, me saca el condón, me baño, se baña, le digo que es muy hermosa, ella me dice que está pijada (tronada), me pregunta si soy papá, le digo que si, me felicita por mi día, le hago un saludo con las dos manos juntas, como se saluda a una deidad, le doy las gracias y me voy.

Cero feeling de ella hacia mi, pero no me puedo quejar es el precio por cogerse a una serpiente hecha mujer.

Apenas salgo del chante, sentimiento de culpa, mal sabor, pero la experiencia compensa mi malestar natural.

Rabia, deseo, morbo, pasión y culpa, en el día de nuestra boda química, ambos yacemos en la misma tumba.

 

GD Star Rating
loading...
Mi vida a través de las putas (XI), 5.0 out of 5 based on 2 ratings

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here