Falso dilema

2
442

falso-dilema

Eterno ha sido el conflicto entre el comunismo y el capitalismo, al menos considerando que ya el tema era álgido cuando vinieron a este mundo todos los seres humanos que actualmente viven. Todos hemos estado bajo los rigores de este antagonismo en menor o mayor grado.

Siempre se nos han vendido estos términos como diametralmente opuestos, como si fueran antónimos. Y es aquí cuando uno podría empezar a creer que son ciertas las teorías de conspiración, la existencia de los reptilianos y demás especies. ¿Por qué? Porque es  un falso dilema, una verdadera trampa, querer establecer diferencias en términos de existencia o no de capital y capitalistas. En ambos casos hay capitales y capitalistas involucrados.

La verdadera diferencia está en la restricción o no de capitales y capitalistas. En el comunismo solo al Estado se le permite “lidiar” con el cochino capital, es decir se practica el Capitalismo de Estado. Los abnegados burócratas que forman parte de la Nomenklatura, a pesar de, supuestamente, estar convencidos de que el Capital es maléfico, aceptan el riesgo de mantenerse en contacto con él, en procura de la mayor felicidad de su pueblo. ¡Tamaño sacrificio! Habría que desarrollar unas cualidades morales excepcionales, que muchos políticos pregonan tener, pero que en realidad poquísimos (por no decir ninguno) practican.

El comunismo es en realidad un supremo acto de fe, en donde los gobernados confían en una suerte de arcángeles terrenales, que solo actuarán y pensarán en su felicidad. Bueno, en realidad no hay que criticar, las religiones existen. Sin embargo lo que demuestra la historia es que lo peor sucede cuando los líderes también se lo creen, porque siendo sinceros, si tu fueras capaz de hacer feliz a todo un pueblo, como creía Lenin, Stalin, Tito, Fidel, Chavez… ¿No mereces un trato “especial”? Por más que sea, habría que rendirte pleitecía y satisfacer tu más elevado nivel de vida. ¿O no? Sin mencionar que sería un verdadero sin sentido, pensar en alternabilidad en el poder o en limitar a ese ser supremo con una constitución.¡Por favor! ¡Ni que la felicidad se encontrara a la vuelta de la esquina!

En el caso del Capitalismo, al menos los capitales existen en dos modalidades: públicos y privados. Nadie va preso si logra amasar una fortuna legalmente, gracias a su ingenio y esfuerzo. Aquí los de izquierda dirán que es imposible tener en una misma frase las palabras “fortuna” y “legal”. Lo más seguro es que lo vean así producto de una proyección. Yo pienso, por ejemplo, en las fortunas hechas por gente como google, facebook, apple y otras empresas de tecnologías que sacan provecho de la globalización y no veo nada inmoral.

¿Que hay estafadores, especuladores, mafiosos, egoistas, etc? Por supuesto los hubo, los hay y los habrá, pero no son exclusividad del capitalismo. O si no pregunten que pasó con los $24.000.000.000,00 (léase 24 millardos de dólares) que se extraviaron en algo llamado Revolución Socialista Bolivariana del siglo XXI. Ojo, no lo digo yo… dicho por el mismo que los administraba.

No defiendo a ultranza ninguno de los dos sistemas, porque ninguno es perfecto. Los seres humanos no somos perfectos, mucho menos lo serán sistemas creados por nosotros. Pero si me apuran en elegir uno, como que prefiero manejar yo mismo mi poco o mucho capital. Al fin y al cabo creo que solo yo conozco qué cosas me pueden hacer feliz.

2 Comentarios

  1. Me parece que caes en la misma confusión que tienen muchos entre que es una cosa y tu apreciación por experiencia o de otra índole de lo que es esta cosa.

    “Eterno ha sido el conflicto entre el comunismo y el capitalismo,…”

    No ha sido eterno. Explotación del hombre por el hombre ha habido siempre pero ni esto era capitalismo necesariamente ni las rebeliones que se han producido a lo largo de la historia producto de esta explotación inhumana han sido para implantar el comunismo.

    “La verdadera diferencia está en la restricción o no de capitales y capitalistas. En el comunismo solo al Estado se le permite “lidiar” con el cochino capital, es decir se practica el Capitalismo de Estado.”

    Esto es totalmente falso. Capitalismo de Estado NO es Comunismo. Capitalismo de Estado es solo eso, Capitalismo de Estado que en verdad está más cerca del Mercantilismo que del Capitalismo. Quien controla el capital no define si se está ante un comunismo o capitalismo. De hecho la misma existencia de Capital en un sistema pone en entredicho la viabilidad del comunismo. El comunismo entiéndase bien busca abolir, enterrar, suprimir, al capitalismo. Es ciertamente su antítesis.

    “El comunismo es en realidad un supremo acto de fe, en donde los gobernados confían en una suerte de arcángeles terrenales, que solo actuarán y pensarán en su felicidad.”

    En sus preceptos originales el comunismo no establece llevar a los pueblos a la “felicidad”. Más bien son cosas más tangibles como la abolición de la explotación del hombre por el hombre, la abolición de la propiedad privada, la lucha contra el imperialismo (Lenin). Stalin quizás nunca pronunció la palabra “felicidad” públicamente. Esto de la felicidad fue un invento del chimbo de Chávez tomando una frase muy famosa del Libertador.

    “En el caso del Capitalismo, al menos los capitales existen en dos modalidades: públicos y privados. Nadie va preso si logra amasar una fortuna legalmente, gracias a su ingenio y esfuerzo. Aquí los de izquierda dirán que es imposible tener en una misma frase las palabras “fortuna” y “legal”. Lo más seguro es que lo vean así producto de una proyección. Yo pienso, por ejemplo, en las fortunas hechas por gente como google, facebook, apple y otras empresas de tecnologías que sacan provecho de la globalización y no veo nada inmoral.”

    Esto es de un simplismo increíble. Capital hay solo uno porque bajo el capitalismo la propiedad privada tiene rango de sagrada. Que el estado maneje capital bien por apropiación, bien por acumulación vía impuestos, bien porque lo produce el mismo (Capitalismo de Estado) no lo hace público per se ya que en teoría es de todos pero en verdad no es de nadie. Publico pueden ser las cosas en que se hagan con ese capital. Por ejemplo una autopista gratis pero esto ya no es capital.
    “¿Que hay estafadores, especuladores, mafiosos, egoistas, etc? Por supuesto los hubo, los hay y los habrá, pero no son exclusividad del capitalismo.”

    Sí en esto estamos claros. El sistema per se no hace a los seres humanos mejores pero SI los puede hacer muchos peores como Venezuela trágicamente está demostrando cada día.

    “No defiendo a ultranza ninguno de los dos sistemas, porque ninguno es perfecto. Los seres humanos no somos perfectos, mucho menos lo serán sistemas creados por nosotros. Pero si me apuran en elegir uno, como que prefiero manejar yo mismo mi poco o mucho capital. Al fin y al cabo creo que solo yo conozco qué cosas me pueden hacer feliz.”

    El problema no es ese porque de hecho tú ya manejas tu capital. Es una pobre defensa de porque prefieres al capitalismo francamente. Al capitalismo lo deberías defender, o preferir, porque es el único que organiza la producción y lo hace por la preminencia del capital por encima de todo lo demás. Gracias a él tienes (tenias) carne, cerveza y pan sobre tu mesa y no más bien por “la benevolencia del carnicero, del cervecero, o del panadero sino por el egoísmo de ellos” citando a Adam Smith. Éticamente da para mucho que hablar pero lo importante es que se le puede poner límites, se le puede regular y sus externalidades mitigar de alguna manera. Como tú dices no es perfecto, lejos de ello, pero al menos garantiza ciertas necesidades cubiertas para una mayoría apreciable de la población ahí donde se le ha dejado prosperar. Credenciales que el socialismo no ha logrado demostrar si bien oportunidades no le han faltado en la Historia y es que el socialismo no ha logrado resolver la gran cuestión de cómo producir sin la posibilidad de acumular capital y sin división de trabajo, es decir, sin incentivos. Hasta ahora ha sido imposible, ni mandando gente hambreada al campo (Camboya, China) ni industrializando a los coñazos y a pasos agigantados a un país (Unión Soviética). En todos los casos ha fracasado espectacularmente dejando un reguero de muertos a su paso. Y mucha hambre.

    Un saludo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here