“…Y los que se nos viene”. Un pequeño golpe a la filosofía del venezolano.

1
246

De seguro muy pocos venezolanos no se han enterado que subieron las rentas telefónicas, las mensualidades de Internet y el precio del cable (servicios de canales de Televisión por cable digital) esto al igual que cuando juega la Vinotinto provoco una misma reacción, que no vio el bando político ni nada parecido, provocó un rechazo contundente combinada por una arrechera inimaginable.

Fui mirado por una enorme cara de odio cuando le dije a mis amigos que los aumentos me parecían bien, cuando en realidad me pareció que estaban muy bien. El serivcio de CANTV (empresa del estado) iba a dejar el servicio de Internet estandar en Bs 1200 aproximadamente dos dolares tasa Simadi y un poco más de un dolar tasa paralelo, en mi caso mi servicio telefónico iba a aumentar de Bs 253,50 a Bs 500, en tasa Simadi me iba a quedar el servicio en menos de un dolar y en tasa paralelo en  0,50 centavos de dolares. El servicio de Cable, Teléfono Fijo e Internet no me llegue a enterar cuanto me iba a quedar, e igualmente no importa porque para salvación de los venezolanos el hermoso gobierno Venezolano a través de CONATEL suspendió los aumentos, otra vez los venezolanos se unieron  en júbilo para celebrar esta decisión. Sí, desde la más escualida del Este de Caracas hasta la bachaquera del Sur de Aragua se alegraron por la suspensión de los aumentos.

Bien, yo me tomare la molestia de analizar esto y demostrarle que por esto Venezuela esta condenada no por el gobierno, sino por la filosofía del venezolano.

Venezuela en los últimos años, la han dividido históricamente en los 4 años de dictadura de Marcos Pérez Jiménez, en los cuarenta del puntofijismo y los ya casi dieciocho años de 5ta República, no soy historiador, ni estudiante de alguna Facultad de Humanidades ni FACES, apenas voy por el 2do año de Ingeniería en una Universidad de derecha, solo soy un socialista liberal que le gusta analizar el paisaje, y lo que yo veo es que de esos tres periodos que mencione antes, lo podemos unir en “La Venezuela subsidiada”.

Pérez Jimenez fue un narcisista, parte de esa oleada de militares fascistas que gobernaron y reprimieron a Latinoamérica con el apoyo del norte, Pérez Jimenez es un tema complicada que Jose Ignacio Cabrujas relato de muy buena forma, para que el este interesado de tener una perspectiva justa de este militar le dejo la hermosa tarea de leer a Cabrujas, lo que me quiero enfocar es que con sus superbloques egocentrista, esa educación primaria y secundaria para que pienses pero no demasiado, este hombre formo la semilla del subsidio en Venezuela, que después los adecos y copeyanos mejoraron la técnica para tapar la represión a la izquierda y los enormes casos de corrupción, mi papá me decía que todos eran felices con ese dolar barato que no tenia un buen respaldo, mi profesor era feliz con esos supersalarios de profesor auxiliar a ocho mil dolares al mes en la Venezuela Saudita, pero esa hermosa danza tuvo su traspie con el Caracazo, donde en vez de pacta como gobierno-pueblo de usar los subsidios de manera consciente, para priorizar a los que menos tienen, para dar igualdad de oportunidades en la educación superior y en la Salud. No, solamente hizo la sentencia firme de nunca más aumentar la gasolina, otros servicios públicos y bueno dar nacimiento al caudillo más idiota que tuvo este país: Chávez.

Durante esta 5ta República se hizo el derroche de dinero más horrible de la historia de la nación, bendita corrupción que destruye a la izquierda desde el mismo nacimiento de la República Francesa, tal vez hasta le hicimos competencia a los españoles durante la colonización. Creamos cientos de misiones e igualmente como hizo Pérez Jimenez se les dio educación para que lean y escriban pero no demasiado, las Universidades Bolivarianas, la misión Sucre, La UNEFA no son más que un cruel fraude, la salud pública como los CDI, los barrios adentro y los hospitales son un enorme fraude, por Dios en que cabeza cabe imaginar que de los cubanos se puede aprender de salud si tienen las mismas nociones que los años cincuenta, el caso que algo sea público no significa que sea de calidad, y bueno no vale pena mencionar el desastre que hicimos con la comida y las medicinas. Lo más patético es que hicimos que hasta la propiedad privada fuera un subsidio, el venezolano también se hizo la noción que hasta el cable, el Internet y el teléfono debe ser un subsidio.

El venezolano creo hasta su propia corriente filosófica: del poder ser, a debe ser.

La gasolina debe ser regalada, la vivienda,transporte, cerveza, comida, medicinas, ropa,Internet, teléfono, agua, gas, luz, etc, etc, etc debe ser regalado, sin importar la clase social ni nada. Cuanto todo es de todos, en realidad no hay nada para nadie.

¿Qué la educación superior y salud deben ser públicas? sí, pero no para todos. Una vez un señor me dijo en el metro que el estado debe ser el padre de la casa, saber a quien darle prioridad; él estaba molesto porque a su vecino drogadicto le aprobaron un crédito de un millón a su vecino drogadicto mientras él tiene que parir para alimentar a sus hijos.

No digo que a la clase media y alta se le tenga que marginar, pero dándole libertades de mercado y aperturas de los mismos, sin pisotear a nadie, nos podemos defender solos, yo aún pese las dificultades soy de una clase media relativamente pudiente, y me enorgullezco de eso, yo no necesitaría del estado si el gobierno no hubiera hecho ese desastre con la economía.

Pero lo que quiero transmitir, con esto es que lo peor todavía no ha llegado, cuando caiga este gobierno que no va a pasar de 3 años,  el nuevo gobierno va a asumir un estado endeudado hasta las metras y los recortes van a hacer muy fuertes, se les va a dar libertades económicas para devolver a Venezuela en el mercado mundial y les aseguro que el precio del servicio de Internet va a ser mayor de dos dolares, va a ser mucho mayor. Dudo mucho que el venezolano haya madurado lo suficiente para romper su estúpida filosofía subsidiaria, tengo miedo de que para ese entonces el pueblo salga masivamente a la calle para cortarle la cabeza al nuevo presidente y poner a cualquier militar inepto al poder, cierro mi idea recordando que para Europa lo peor no fue la segunda guerra mundial; fue la post-guerra.

Así que le sugiero a mis amigos entender los aumentos de tarifas para que al menos dentro de 15 años podamos recuperar este país, sino seremos el África de una Latinoadescargamérica que ve para adelante.

 

1 Comentario

  1. Pensé que era la única en dar el visto bueno a los aumentos de los servicios de comunicaciones; me alegra mucho saber que aún quedan mentes pensantes como la tuya que ven más allá de sus narices. Al igual que tú, siento miedo de lo que se avecina, porque lamentablemente esa filosofía de merecer todo al menor costo posible, está más calada en la mente de muchos venezolanos, que ciegamente protestan por el costo de una tarifa telefónica pero se niegan a ver la realidad que nos arropa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here