En completa normalidad

1
71

1

el sacerdote ateo
palmea el hombro
al proxeneta evangélico
que brinda unos güisquis
al bohemio abstemio
que le palmea el hombro
al militar anarquista
que felicita
al comunista empresario
que confía todo
al político honesto
que paga bajo la mesa
al periodista imparcial
que se ríe con
el idólatra iconoclasta
que le da un beso
a la reina de belleza feminista
que fornica con
la lesbiana homofóbica
que le cree todo
al dictador demócrata
que declara que la situación
es de completa normalidad

GD Star Rating
loading...
En completa normalidad, 4.8 out of 5 based on 5 ratings
Artículo anteriorLiberar el miedo
Artículo siguiente25 años de la caída del Muro de Berlín
Mido un metro setenta y cinco. Tengo una docena de libros. En mi cuarto hay un altarcito con un Buda. Me gusta el color azul. A veces me despierto alunado. Prefiero los gatos a los perros, porque no existen gatos policías. Soy de acuario, pelo negro. No colecciono nada, guardo la ropa ordenada. Me aburro en las fiestas y soy de pocos amigos. Tengo los ojos color café tostao. Dicen que soy bueno, aunque no sea bautizado, y aún no me llevan las brujas. Nací a las siete y media de la mañana. No creo en ovnis ni en zombies (pero de que vuelan, vuelan). Uso prendas talla "m". Prefiero quedarme en silencio. Duermo del lado derecho y con franela si hace frío. De la vida yo me río, porque no saldré vivo de ella. No uso saco ni corbata, ni me gusta el protocolo. Estoy en buena compañía, pero sé cuidarme solo. No me complico mucho, no me estanco, el que quiera celeste, que mezcle azul y blanco. No tengo adicciones, mas que de leer y estar solo. Antes creía que no tenía miedos, hasta que vi la muerte a milímetros. No me creo ningún macho y soy abstemio, aunque si hay una buena compañía y un vinito se me olvida esto último. Prefiero más a los animales que a la gente. No tengo abolengo y dudo mucho que tendré herencia. Tengo una rodilla que a veces me fastidia. Tengo cosquillas, no las diré hasta que las descubras. No traiciono a mis principios, que son cinco. Me gusta ser muy sincero, por eso no hablo mucho. (Inspirado en una canción del Cuarteto de Nos)

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here