#CadaVidaImporta

5
85
-Foto: Félix León.
Foto: Félix León.

Ayer sábado 18 de enero se hizo en Toda Venezuela, y en algunos países del mundo, una de las actividades de Yoga más grandes que se ha hecho en los últimos tiempos, llamada Cada Vida Importa. Centenares de yoguis y yoguinis (practicantes de yoga) acordamos a una sola hora, para reunirnos en plazas de principales ciudades de Venezuela, en Caracas fue en la plaza Brión de Chacaíto, y en Mérida, Maracaibo, Pto. Ordaz, Valencia, Barquisimeto, Cumaná, Margarita, Maturín, La Guaira, el Tigre, Anaco, Guanare; y en el resto del mundo, como Miami USA, Weston USA, Barcelona-España, Madrid-España, Panamá, Cartagena-Colombia, Israel, México, Bélgica, Tailandia y la India; para hacer una práctica de Yoga, en pro de la paz y la no-violencia, que cese la inseguridad en nuestro país, y que se respete la vida de cada ser humano y de cada ser viviente en el planeta.

Esta acción se hizo sin agendas políticas, sin banderas partidistas, sin agendas religiosas, sin fanatismos, ni dogmas… simplemente unidos para irradiar amor por este suelo del que somos; por amor al país, a nuestra gente, al planeta, para generar integración, paz, luz, crecimiento, solidaridad, entendimiento. No fue con la intención de hacer una protesta, ni un alzamiento, ni nada parecido, pues todo eso es sinónimo de más violencia, del que no queremos formar parte en ningún momento.

Esta actividad dio pie para que muchos profesores e instructores de yoga de todo el país tomáramos la iniciativa de hacer este tipo de acciones con mayor regularidad, al menos una vez al mes.

GD Star Rating
loading...
#CadaVidaImporta, 4.1 out of 5 based on 9 ratings
Artículo anteriorLa tiranía del hampa y el Estado de indefensión
Artículo siguienteEl consumismo del venezolano como forma de diferenciación transversal
Mido un metro setenta y cinco. Tengo una docena de libros. En mi cuarto hay un altarcito con un Buda. Me gusta el color azul. A veces me despierto alunado. Prefiero los gatos a los perros, porque no existen gatos policías. Soy de acuario, pelo negro. No colecciono nada, guardo la ropa ordenada. Me aburro en las fiestas y soy de pocos amigos. Tengo los ojos color café tostao. Dicen que soy bueno, aunque no sea bautizado, y aún no me llevan las brujas. Nací a las siete y media de la mañana. No creo en ovnis ni en zombies (pero de que vuelan, vuelan). Uso prendas talla "m". Prefiero quedarme en silencio. Duermo del lado derecho y con franela si hace frío. De la vida yo me río, porque no saldré vivo de ella. No uso saco ni corbata, ni me gusta el protocolo. Estoy en buena compañía, pero sé cuidarme solo. No me complico mucho, no me estanco, el que quiera celeste, que mezcle azul y blanco. No tengo adicciones, mas que de leer y estar solo. Antes creía que no tenía miedos, hasta que vi la muerte a milímetros. No me creo ningún macho y soy abstemio, aunque si hay una buena compañía y un vinito se me olvida esto último. Prefiero más a los animales que a la gente. No tengo abolengo y dudo mucho que tendré herencia. Tengo una rodilla que a veces me fastidia. Tengo cosquillas, no las diré hasta que las descubras. No traiciono a mis principios, que son cinco. Me gusta ser muy sincero, por eso no hablo mucho. (Inspirado en una canción del Cuarteto de Nos)

5 Comentarios

  1. @reik: Así es, más de 800 comeflores, sólo en Caracas, cerca de cinco mil en toda Venezuela, sin contar con quienes participaron en otras ciudades del exterior. Todos seguidores de tontos comeflores como León Tolstoi, Henry David Thoreau, Albert Einstein, Bayard Rustin, Martin Luther King, Dalai Lama, Lech Walesa, Nelson Mandela, Desmond Tutu… Entre otros comeflores no tan conocidos…

    ResponderResponder
  2. Y ¡oh maravilla! se logró la paz y la no violencia. Lograron una gran victoria. Bravo.

    ResponderResponder
  3. @Gualberto: Tu comentario demuestra inmadurez. Obviamente no iba a suceder un milagro, no iba a cesar la violencia de inmediato, nada significativo sucede de inmediato. Llamó la atención que de una sola persona, una profesora de yoga en Caracas hace una propuesta dos semanas antes, y se multiplique en todo el mundo.

    Está demostrado que con tu comentario no deseas paz.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here