Diálogos con el chavismo

3
279

La siguiente es una recopilación de conversaciones, discusiones y argumentos generados en distintas páginas y foros de debate. La intención es que sirva como una pequeña muestra de ciertas ideas presentes en el escenario político venezolano que todos, como ciudadanos, tenemos la responsabilidad de conocer, asimilar y discutir.

1. Si no hay instituciones independientes en Venezuela, como es que el señor Capriles se juramentó y ganó como gobernador en el estado miranda con el mismo CNE, los mismos rectores, las mismas máquinas y los mismos testigos.

Las irregularidades en el CNE, que van desde la falta de depuración del REP hasta la descarada politización* de la institución, han distorsionado por años los resultados electorales. En las elecciones de Octubre también hubo irregularidades, la gran diferencia es que no eran suficientes para alterar la decisión popular. Chávez, con o sin ventajismos, tenía apoyo suficiente para ganar las elecciones. Por eso en su momento, a pesar de las pruebas que se tenían, Capriles reconoció inmediatamente los resultados. Sabía que votos más o votos menos, había perdido.

Con Maduro los márgenes son mucho más estrechos y existe una duda razonable de que las irregularidades hayan podido alterar el resultado. Como prueba mínima los invito a buscar la cédula V 8688182 en la página del CNE.

Apelo a su sentido común y tomando en cuenta todo el contexto, les pregunto: Si un BATMAN puede estar registrado en el CNE (y no es uno, hay cientos) ¿no parece razonable sospechar de la imparcialidad del CNE? Un CNE que ha reiterado que el REP no necesita depuración y que se niega a revisar los cuadernos.

La respuesta entonces es esta: Hay ciertos espacios que deben respetarse para que el sistema democrático le permita al gobierno legitimar sus irregularidades. Nadie, en un país tan polarizado, creería que la oposición no obtuvo ningún gobernador, alcalde, etc. A veces das, donde puedes quitas. Cabe recordar, como ejemplo adicional, que Ledezma ganó la alcaldía e inmediatamente el gobierno creó un nuevo cargo, que le entregó a Jackeline Farías, para despojar a la alcaldía metropolitana de gran parte de su autoridad y competencias.

*Jorge Rodríguez fue rector del CNE y vice presidente de la República, pregunta: ¿En qué país con instituciones independientes se acepta eso? Tibisay Lucena apareció en público con el brazalete que el chavismo utilizó durante la campaña de Maduro en violación flagrante del reglamento electoral. Jaqueline Farías votó con la franela de la campaña que tiene los ojos de Chávez, como esos hay miles de casos.

2. Si no hay árbitros ni balance de poder, ¿Cómo es que existen gobernadores de oposición? ¿Cómo es que existen diputados de oposición? ¿Cómo es que existen canales anti chavistas abiertamente?

La representación y el balance de poder están directamente relacionados con las instituciones. De nuevo, en las últimas elecciones de la Asamblea Nacional, la oposición obtuvo mayor cantidad de votos que el chavismo, sin embargo tienen menos diputados. Esto contradice cualquier noción de proporcionalidad (todos los votos valen lo mismo, el que tiene más gana, o ¿no?) pero fue un proyecto político legitimado, nuevamente, por instituciones politizadas y parcializadas.

Sin embargo, no puede dejarse a un lado el rol de los medios. El gobierno logró consolidar su hegemonía comunicacional, es indudable. El único canal abiertamente de oposición es Globovisión. El chavismo tiene a su disposición una red de al menos 5 canales que transmiten durante todo el día contenido político favorable al gobierno, es decir, propaganda. En estos momentos solo Internet compite con la maquinaria oficial, donde ellos, por supuesto, también tienen presencia.

3. Los diputados opositores, que participaron en el golpe de Abril de 2002, se niegan a reconocer a Maduro aunque fueron elegidos con el mismo CNE. Por eso Diosdado Cabello los desconoce.

A. Un golpe de estado, empleando el término correctamente, se da cuando un grupo utiliza la VIOLENCIA (entiéndase militares, grupos armados, etc) para tomar el poder y arrebatarlo a un gobierno constitucional. Ahora, en 2002 el ministro de la defensa era Lucas Rincón, que actualmente es embajador en Portugal. Ese señor, que era y sigue siendo parte de la revolución, habló frente al país y nos explicó que el Presidente Chávez había renunciado. No voy a entrar a discutir en este espacio lo que sucedió realmente el 11 de abril, pero si algún vocero del gobierno se anima a explicar cómo se da un golpe de estado sin levantamiento militar, sin armas y con el alto mando militar en funciones, tanto así que Chávez fue restituido, una gran cantidad de venezolanos lo agradecerían.

Ahora, no es válido nombrar a Carmona porque es obvio que su juramentación fue inconstitucional e ilegítima. Pero una cosa es el decreto y otra muy distinta que a Chávez lo tumbaron con un golpe de estado. El día que Lucas Rincón explique qué sucedió ese día, aceptaré la versión oficial del “golpe de estado”. Mientras tanto, el único golpe de estado que reconozco es el del 4 de Febrero de 1992 que al chavismo, convenientemente, le encanta llamar “levantamiento militar”.

B. La oposición no se niega a reconocer a Maduro ni a reconocer los resultados. Se niega a reconocerlos sin una auditoría completa del proceso electoral porque hay bases suficientes, de nuevo, BATMAN, para dudar de la veracidad de los resultados. Si mañana el CNE decidiera revisar los cuadernos y comprobara que Maduro ganó las elecciones limpiamente, la oposición estaría obligada a reconocerlo inmediatamente, y lo haría como lo ha hecho siempre.

Pero incluso suponiendo que los diputados fueran “golpistas” y se negaran a reconocer a Maduro por una pataleta, que no es el caso, Diosdado Cabello no tiene autoridad como presidente de la Asamblea Nacional para retirar el derecho de palabra y arrancar micrófonos. Eso no está contemplado en ninguno de los reglamentos, mucho menos forma parte de sus funciones institucionales. Ahí se evidencia, y es justamente el problema, la politización de una institución imparcial que está al servicio del estado, no de un proyecto político.

Eso responde en parte de otro razonamiento: que como los opositores se niegan a reconocer a Maduro, entonces Cabello puede desconocerlos a ellos. De ese modo, se está justificando políticamente una decisión que viola el reglamento institucional de la AN, es ilegal bajo cualquier circunstancia.

4. Hay que ser cara dura para decir que la auditoría es ficticia cuando se realizaron más de 18 auditorías previas a las votaciones, con la participación de los dos bandos. Una auditoria en caliente, superior al 54 por ciento y ninguna de estas revelo error alguno. Tuvo la presencia de testigos de mesas acreditados en todo el país por todos los partidos políticos.

La auditoría es ficticia porque está imponiendo, sin justificación, cuáles son los elementos del proceso electoral que se evalúan. La “auditoría” que están haciendo sólo comprueba el buen funcionamiento del sistema automatizado que NO es lo que está siendo cuestionado. Los resultados van a coincidir porque esa parte del sistema funciona. Las irregularidades están en otros elementos, como los cuadernos y el registro electoral permanente.

Si admites hacer la auditoría, tienes que hacerla a todo el proceso, no a la parte que tú elijas y que ni siquiera está siendo cuestionada. Lo que la auditoría propuesta por el CNE excluye, es justamente lo que está en reclamo. Eso es una burla, clara y simple.

Es como que yo vaya a un mecánico y le diga: El sistema eléctrico quedó mal reparado, creo que no arreglaste el alternador. Y el tipo responda: Dale, vamos a revisar el sistema eléctrico, pero solo la batería, si tiene carga, el sistema está perfecto.

5. La Fuerza Armada defiende la Patria ¿Cuáles manifestaciones ha reprimido el ejército venezolano? ¡Eso es en Chile, no en Venezuela!

Es cuestión de leer la constitución que tanto dice respetar el chavismo:

“Artículo 328.

La Fuerza Armada Nacional constituye una institución esencialmente profesional, sin militancia política, organizada por el Estado para garantizar la independencia y soberanía de la Nación y asegurar la integridad del espacio geográfico, mediante la defensa militar, la cooperación en el mantenimiento del orden interno y la participación activa en el desarrollo nacional, de acuerdo con esta Constitución y la ley. En el cumplimiento de sus funciones, está al servicio exclusivo de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna.”

No se me ocurre una violación más clara y peligrosa de la constitución que esta, porque son ellos quienes tienen las armas.

B. La misma orden: “Gas del bueno”, es represiva. El artículo 68 de la constitución PROHÍBE el uso de gas lacrimógeno contra manifestaciones pacíficas:

“Artículo 68.

Los ciudadanos y ciudadanas tienen derecho a manifestar, pacíficamente y sin armas, sin otros requisitos que los que establece la ley.

Se prohibe el uso de armas de fuego y sustancias tóxicas en el control de manifestaciones pacíficas. La ley regulará la actuación de los cuerpos policiales y de seguridad en el control del orden público.”

De todos formas, quedan como evidencia dos situaciones en las que la Guardia Nacional reprimió sin justificación alguna a civiles DESARMADOS.

1. http://www.youtube.com/watch?v=fNF8ijQ7H-4

2. http://www.youtube.com/watch?v=mqK_6LoKPJc

6. La oposición quiere generar una sensación de que no hay estado de derecho para pedir intervención extrajera, claro que hay instituciones.

El CNE hace la auditoría solo a la parte del proceso que no presenta problemas y excluye deliberadamente las que están siendo cuestionadas.

La Asamblea Nacional no solo reconoce a Maduro e ignora todas las pruebas de irregularidades que han presentado, sino que además viola su reglamento arrancando micrófonos y golpeando diputados sin ninguna justificación legal o institucional.

La Fuerza Armada Nacional, con sus consignas a favor de Chávez y del socialismo, viola la constitución y funciona como brazo armado de un proyecto político.

CNE, AN, FAN. Tres de las instituciones más importantes del país, absolutamente politizadas y sometidas por la ideología chavista, despojadas de toda imparcialidad. A eso me refiero cuando digo que los caminos legales se han cerrado. Del TSJ es mejor no hablar, hay magistrados que son militantes del PSUV con carnet activo.

¿Cuál es el mensaje que envían las instituciones cuando funcionan como organismos de legitimación del chavismo?

Es difícil de entender que alguien que defienda la justicia pueda querer instituciones politizadas. Porque, si los gobiernos van y vienen, si a veces ganas y a veces pierdes, ¿quién puede garantizarle a las minorías imparcialidad cuando su bandera no es la que gobierna? ¿Quién puede ponerle frenos a los excesos del poder?

Claro, la idea de fondo es que el chavismo asume que siempre va a gobernar y por eso no importa quién esté, siempre será uno de ellos. “No volverán”, dicen. Eso es lo peligroso de un gobierno que intenta perpetuarse, sea de derecha o de izquierda, contra eso hay que luchar, lo vale todo.

3 Comentarios

  1. Hasta donde sé, el 4 de febrero de 1992, no fue un golpe de estado, fue una intentona. Una acción subversiva, violenta, cruenta, que hoy los chavistas quieren promocionar como digna y ejemplar.

    Con el 11 de abril de 2002, le comenté a un familiar, (no comento mucho este tema con otras personas, debido al fanatismo violento, hay que saber cómo entrarle a la gente). El caso es que comentábamos, el extraño caso del palacio de Miraflores:

    Unos generales llegan a Miraflores, se reúnen con Chávez, y se lo llevan sin la menor resistencia.

    “Que un Chavista me explique eso.”

  2. Estoy de acuerdo en líneas generales con este artículo. Mi única observación es sobre los nombres sospechosos en el REP. A ver, si pienso inflar el registro, la manera menos inteligente de hacerlo es utilizando nombres que muevan a sospecha (Batman, por ejemplo). Es mucho más fácil utilizar nombres invisibles, que se pierdan de vista por lo común. Por lo menos eso haría yo, si mi intención fuera trucar al REP.

  3. @mirco ferri sette: No creo que sea muy razonable evaluar las decisiones del gobierno comparándolas con nuestra lógica. Han demostrado en numerosas ocasiones que el sentido común y la coherencia no se encuentran entre sus prioridades.

    De nuevo, el caso de Batman no es uno, hay más de 200 realiza las búsquedas tu mismo para comprobarlo. Como ese hay otros casos, como la cédula con nombre “Venezuela Socialista Libre”. Lo más preocupante en mi opinión es que incluso con esos nombres absurdos y descarados hayan hecho el fraude sin consecuencias.

    El mensaje parece ser: ¿Por qué esconder el fraude si no hace falta? Las instituciones ignoran los reclamos y la población tampoco protesta.

    Jean Batman Batman es más que suficiente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here